Skip to main content

Full text of "España sagrada. Theatro, geographico-historico de la iglesia de España. Origen, divisions, y terminos de todas sus provincias. Antiguedad, traslaciones, y est ado antiguo y presente de sus sillas, en todos los dominios de España, y Portugal. Con varias dissertaciones criticas, para ilustrar la historia eclesiastica de España"

See other formats


**: :.-z.r< 







W'Já 



.■m. 




y *r**4 



í v. 



'W 



r , 



w- 





p 











V- 



■'-A 



#• 



ESPAÑA 

SAGRADA. 



TOMO XXII. 



ESPAÑA SAGRADA, 

THEATRO GEOGRAPHICO-HISTORICO 

DE LA IGLESIA 



LJ Ht 



Lí 



j r Al v A* 



ORIGEN , DIVISIONES , Y LIMITES 

de todas sus Provincias. Antigüedad, Traslaciones, 

y estado antiguo y presente de sus Sillas, 

con varias Disertaciones cricicas. 

TOMO XXII. 

DE LA IGLESIA DE TUT DESDE SU ORIGEN HASTA 

el Siglo décimo sexto. 

Por el M. R. P. Mro. Fr. H E NR I QU E FLOREZ, 

Ex-Asistente General de las Provincias de España, 

Orden de S. Agustín. 




EN MADRID : Por Antonio Marín. Año de MDCCLXVIL 



CON LICENCIA DE LOS SUPERIORES. 



*-?■ 



'V 



t. 0-1 



A LA SANTA IGLESIA 

DE TU Y. 



<^v 



IL. MO SEÑOR. 




Unquc no huviera pradicado con 
otras Iglesias de Galicia el reconocimiento de mos- 
trar mi gratitud , dedicándolas los Libros de cada 
una •> debiera privilegiar a V. S. lima, en esta de- 
monstracion , por lo mucho que se ha dignado hon- 
rarme , contribuyendo á mis vivos deseos de ser- 
vir- 



virla , sin reserva , ni excepción de quanto ha pa- 
recido conducente para publicar las honoríficas Me- 
morias de los Santos con que el Cielo la ha consagra- 
do, de los insignes Prelados que ha tenido, y de los 
Reales Privilegios, y Donaciones, con que los Monar- 
cas, los Principes, y Fieles la han dotado, Y como na 
ha cedido a ninguna en favorecerme, debo yo publi- 
car mi gratitud como si fuera única, dando las debi- 
das gracias, y fijando estos apuntamientos a las puer- 
tas de su Templo, no tanto para memoria de la pos- 
teridad, como para que sirvan como Edictos de cita y 
convocación a otros , para que formen una cumplida 
obra de sus Grandezas. Yo tendré gran complacencia 
de haber sido ocasión : ofreciendo mientras tanto 
mis conatos, y siempre mis deseos de servir a V. S. K 
como su mas humilde y reconocido siervo. 
Madrid y Abril i. de 1767* 



IL. M< \ SEÑOR. 



Fr. Henr'tque Flora^ 

PRE- 




PREVENCIONES 

ACERCA DE ESTE LIBRO. 




Legamos ya al fin de la Provincia de 
Galicia , cuyo limite con el Reyno de 
Portugal es la Ciudad de Tuy , sita al 
margen del Rio Miño, que divide aquel 
Reyno del de Castilla. Esta es la única 
Provincia cuyos Obispados quedan ya 
recorridos desde el estado primitivo 
hasta el presente , por los motivos ex- 
puestos , de haber sido privilegiado es- 
te Reyno de Galicia en no ser dominado de los Saracenos: 
especie que aun en Flandes publicó el Monge Alberico en 
su Chronicon, elogiando a este Reyno con el aplauso de ser 
la tercera parte de las Españas , firme , é inexpugnable en la 
Fe , sin haber sido avasallado de los Visigodas , ni de los 
Saracenos : Anno DCCXX. Rtgnum vero teriid partís His- 
panurum , quod dicitur Gilhhnsium , quod nec tune Wisigothi, 
nec postea Sarracenz potuerunt subigere , adbtie viget incólume^ 
Ó* Dei protegerte fide mznet inexpugnabile. Esto debe enten- 
derse literalmente en orden a no haber dominado á Gali- 
cia los Saracenos , que no hicieron allí asiento , sino algu- 
nas hostilidades , y correrías. Pero los Visigodos Rieron Se- 
ñores del Reyno después de vencer Leovigildo a los Sue- 
vos : aunque también se verificó no haber sido vencida 

la 



la Provincia en orden a los dogmas : porque aun siendo 
Arianos los Godos , Galicia perseveró firme e incontrasta- 
ble en la Fe , como refirieron á S. Gregorio Turonense los 
Embajadores que vinieron acá de Francia en tiempo de la 
persecución de Leovigildo : Christiani qui nunc apud His->, 
panias comrnorantur y Catbolieam fidem integre servant. lib. VI. 
cap. i8. An. 582. 

La Santa Iglesia de Tuy es una de las mas vivas ca- 
lificaciones del asunto: pues ni la persecución de Leoví- 
gildo , ni las hostilidades de los Moros , ni la crueldad 
de los Normanos ( que llegaron a asolarla ) pudieron alte- 
rar su constancia en los Dogmas , por haberla concedido 
el Cielo Ministros fervorosos y diligentes , que confortados 
por Dios , y protegidos de personas Reales , no solo man- 
tuvieron la Religión , sino que aumentaron el Culto , y 
resarcieron daños , por la devoción y piedad de algunos-. 
Fieles, que acertaron a dar perpetua duración a lo pere- 
cedero , por medio de consagrar sus bienes temporales al 
que sin necesitarlos se digna recibirlos , y ofrece premio 
eterno. 

Pero ha sido poco afortunada esta Santa Iglesia en dar 
á conocer sus excelencias : pues aunque un Obispo , el Se- 
ñor D. Fray Prudencio de Sandoval , escribió un librito 
intitulado Antigüedad de la Ciudad y Iglesia Cathedral de 
Tuy , y de los Obispos que se sibe haya habido en ella > sa^ 
lió muy reducido: porque las ocupaciones del cargo Pas- 
toral , roban las primeras atenciones de los Prelados mas 
zelosos , y no le permitieron examinar despacio los libros 
del Archivo. El Coronista Gil González en lugar de ade- 
lantar , escribió menos. Argaiz se desayró con la infec- 
ción de los fingidos Chronicones : y aunque después de 
acabar el tiempo de aquellas malas semillas, sacó muchos 
frutos buenos de los Archivos ; dio pocos en nuestro asun- 
to , por reducirse el suyo á los Prelados que habian sido 
Monges. 

Con esto procuré yo mover ai limo. Cabildo para que 
adelantase (pues solo el mismo podía conseguirlo) y lo to- 
mó tan como cosa suya , que del todo ha llenado mis de- 
seos. 



seos. Dio ampia comisión al Señor D. Joachin de Santi- 
yan , su Canónigo y Maestrescuela y para seguir conmigo la 
correspondencia : y no puedo ponderar el esmero , la fi- 
neza, y constancia } con que ha sufrido mis impertinencias, 
reduciéndose al molesto empleo de revolver pergaminos, y 
Libros Capitulares antiguos , para hallar lo que nadie bus- 
có : recogiéndolo con mucha diligencia , y honrándome con 
singular benignidad é infatigable zelo : a que cooperó el 
Doctor D. Manuel Clemente Fernandez de Zuñiga , Ar- 
cediano de. Miñor y que aunque pasó a mejor vida en el 
Diciembre immediato , merece consetvar aqui una buena 
memoria , no solo por lo que trabajó felizmente , a causa 
del gran conocimiento que tenia de los documentos del 
Archivo , sino por lo sobresaliente de sus prendas , espe- 
cialmente en humildad y caridad con los pebres , que aho- 
ra le hacen aplaudido , y suspirado de todos. También ha 
contribuido D* Joseph Ramiro de Robles Villarrcel ,. Ca- 
nónigo y Secretario del limo. Prelado > que ha merecido 
suceder al expresado en el Arredianato de Miñor. Este 
me ha remitido noticias muy individuales del Estado pre- 
sente , de que tratamos en la segunda parte de esta Igle- 
sia. A unos y otros tributo las debidas gracias : pues sin 
rales influjos no pudiera el Publico gozar de tan individua- 
les noticias , como por medio de. los referidos Señores le 
ofrecen estos Libros» 

También debo advertir , que como hasta ahora no se 
habían manejado para uso publico los Libros Capitulares 
( que yo llamo Protocolos ) tampoco se conocen las citas de 
Paramin , Lagea , y otros , con cuyos nombres , y expresión 
de libros ó Notas suyas , autorizamos los puntos respecti- 
vos. Estos sugetos eran Notarios públicos del Cabildo , an- 
te quienes se hacian los Acuerdos Capitulares , y por tan- 
to merecen fe , como personas destinadas para dar testimo- 
nio de verdad en las cosas a que estaban presentes. El Señor 
Sandoval no hizo uso de estos Libros , ni aun desfrutó bien 
el Tumbo , ó libro que llamamos de Becerro : por lo que su 
Obra carece de las muchas individualidades manifestadas 
aqui, las quales prueban bien la importancia de semejan- 
tes. 



tes Libros , como minas de preciosos descubrimiento^ 
Otro adelantamiento se ha logrado por medio de reco- 
nocer Pergaminos , que se hallaron sueltos , no compulsados 
en el Libro de Becerro , y por tanto es aqui lo viejo nuevo, 
pues ninguno ha tratado de sus materias , todas muy particu- 
lares, y algunas única luz para desterrar sombras de ignoran- 
cias y de dudas. Por si ocurre necesidad de comprobar al- 
guna especie, se ha tomado la acertada providencia de poner 
á cada uno su numero : y esto es lo que denotamos con las 
citas de Pergaminos sueltos , añadiendo la graduación , ó ca^, 
rader del numero en cada uno. 

De este modo y con tan buenas diligencias se ha podi- 
do adelantar aqui sobre los demás Escritores , formando pri- 
mera y segunda parte , á causa de las muchas memorias des- 
cubiertas > y por varias circunstancias que me obligan á re- 
partir el Theatro de esta Iglesia en dos Tomos. El presente 
abraza desde el principio de la Iglesia hasta el año de 1487. 
esto es , de los Obispos que huvo antes del Siglo décimo 
sexto : y el siguiente empieza por el primero que alcanzó 
aquel Siglo , con todo lo respedivo al estado presente de la 
Ciudad , y la Diócesi, de los Santos con que Dios la en- 
grandeció^ de algunas particularidades dignas de ser escritas. 
Para que cada Tomo pueda ser manejado con menos 
dependiencia del otro , añadimos en cada parte índice de 
las cosas particulares que contiene. 



IN- 



ÍNDICE 

DE LOS 

CAPÍTULOS 

D E ESTE TOMO XXII. 

TRATADO LXI. 
D 



CAPITULO IV. 



E la Iglesia de Tuy. 

Antigüedad de la Sede Tu- 
CAPITULO L dense , y Catalogo de sus 

Obispos. 26. 
Antigüedad , nombre ? y si- 
tuación de la Ciudad de CAPITULO V. 
Tuy. pag. i. 

Estado del Cautiverio. Pro- 
CAPITULO II. íigue Tuy con Titulo d^ 

Obispado. 35. 
Noticia de Aquas Flavlas 

(hoy Chaves) y de si fue CAPITULO VI. 

Obispado. 10. 

Restauración del Obispado 
CAPITULO III. de Tuy , y sus Obispos 

Algunos Pueblos , y Monas- hasta el Siglo XIII. 63. 

terios de esta Diócesi. 15. 
Bayona, y sus Islas. 15. CAPITULO VII. 

Aunona , pueblo. 20. Obispos del Siglo XIII. 103.; 

De los Monasterios anti- 
guos. 21. CAPITULO VIII. 
S. María de Oya. 22. Obispos del Siglo décimo- 
Monasterio de Melón. 24. quarto* 163. 

C&4 



CAPITULO IX, 

Obispos del Siglo -XV. 119. 

De la Colegiata de Valen- 
cia del Miño. 193. 

Arzobispo de Santiago Ad- 
ministrador del Obispado 
de Tuy. 193. 

Fray Antonio de Lisboa es 
nombrado Obispo Admi- 
nistrador. 196. 

Juan Alfonso sucesor de Fr. 



Antonio : y fin del Cis- 
ma. 201, 

Excluyese D. Fr, Pedro de 
Silva. 229. 

Don Diego de Muros , ulti- 
mo de este libro. 233. 

APÉNDICES. 

Escrituras inéditas proprías 
de las materias de este li- 
bro. Pag. 245. y sig. 



ERRATAS. 

Pag. 14. col. 2. Hn. 15. poptünntur , lee populantur. Pag. 
22. col. 2. Un. 8. con el , lee en el. Pag. 9%. col. 1. lin. 34. 
año 1 170. lee 1174. Pag. 11 1. col. 2. lin. 34. acaba , lee 
acabada. Pag. 126.C0I. I. lin. penult. Burqueyra, lee Burguey- 
ra. Pag. 165. col. 2. lin. 10. Galicia, lee, Gaíia. Pag. 210. col. 
1. lin. 36. Oarens , lee Ourens. Pag. 222. col. 2. lin. 23^ 
Canónigos , lee Canónigo. Pag. 233. col. 1 . lin. 24. Catbedra, 
lee Cathedral. 



TRA- 




TRATADO LXL 

DE LA IGLESIA DE TUY. 

CAPITULO I. 

ANTIGÜEDAD , NOMBRE, 
y situación de la Ciudad de Tuy. 







1 





Uchos siglos 
antes de haber Roma , estaba 
ya fundada la Ciudad de 
TUY. Mantiene con la me- 
moria de tanta ancianidad 
la de su fundador , la del 
nombre (sin ninguna muta- 
ción ) y la etimología : cir- 
cunstancias que en muy po- 
cas Ciudades antiguas se con- 
Tom. XXII. 



servan , perpetuadas hasta 
hoy por medio de los Grie- 
gos. 

2 El fundador fue Dio- 
medes , Rey de zy£tolia ( no 
el de Tracia) hijo de Ty- 
deo y Deiphyla : del qual 
escriben los antiguos tan- 
tas hazañas en la guerra de 
Troya , que lo ponderaron 
A con 



% España Sagrad. Trat. 6 1 . Cap. i . 

con las expresiones de haber Galicia, y fundó esta Ciudad, 
llegado a herir á Marte y 3 Todo esto se necesita 
¡Venus ; y sentida la Diosa, prevenir , y añadir que Dio- 
derramó tanta incontinencia medes fue nieto de Oeneo, 
en fsy£giala , muger de Dio- para entender las frases de 
medes, que no se atrevió este los Poetas : pues Silio en el 
á volver mas á su patria , y lib. 3. v. 367. hablando de 
vagueando por algunas par- las Ciudades de España , di- 
tes , llegó hasta la costa de ce de la presente: 
Et quos nunc Gravios violato nomine Grajftm 
Oenea misére demus , vStolaque Tydt. 

ín el lib. 16. v. 369. vuelve á repetir: 

Ipsum totola , vago Diomedi CONDITA , TTDE 
Miserat : exceptum Trojana ab origine equorum. 

4 Dionisio en la Des- de Diomedes a España , por 
Cripcion del mundo se acuer- el motivo expuesto , quando 
¿a también de esta venida dijo en el verso 483. 

Inventes fortis Diomedis confestim insulam, 

Quo Heros concessit inferna Veneris y 

Quando famosissimorum peragravit gentem Ibemm } 

Sua uxoris tecbnis malévola <ty£gialia. 
Habla allí de la isla de Dio- Festo Avieno dice pasó des- 
medes en el Adriático, donde pues de estar enEspaña:v.65 1 . 

Postquam per céleres extorrem traxit Iberos-, 

Conjugis huc dirá misit furor t/Egialia 

5 Y aunque no falta por Dionisio : y en la sen- 
«juien dude , si los Iberos de tencia de Eustathio es terque 
Dionisio significan a los Es- quaterque exoptatos s ó Ion- 
pañoles ; consta ser asi por gissime remotos , si leyeres 
la contracción de Silio , y rrjÁírXs : todo lo qual es pro- 
por el dictado de r^/AA/V^y, prio de la Iberia Española, 
que en la versión propuesta no de la Oriental , por lo 
(famosissimorum ) correspon- que expresamente dice Eusta- 
de al^ de illustrium Iberüm thio ad Iberos , sive Hispa- 
tvyavM ¡Gn'gay usado antes nos. 

De 



Ciudad 

6 De todo esto resulta 
corresponder á Tuy la sen- 
tencia propuesta de ser obra 
de Diomedes , Rey de jfcto- 
lia , por lo que la intitularon 
v£tola : y como el Padre se 
llamó Tydeo , consta la eti- 
mología y motivo de poner- 
la el nombre de Tyde , co- 
mo reconocen Braudand y 
Hofman en sus Diccionarios, 
A Diomede condita , et de pa- 
tris nomine dicla. Weseling 
añade : Silius a Diomede in 
Tydei patris memoriam condi- 
tam fuisse indicat. 

7 Este nombre de Tyde 
perseveraba en el tiempo de 
Plinio, que hablando en el 
cap. 20. libro 4. del Con- 
vento de Braga , dice : A Ci- 
lenis , Conventus Bracarum, 
Heleni , Gravii , Castellum 
TTDE , Gracorum sobolis om- 
nia : donde consta la persua- 
sión de ser colonias de los 
Griegos : y no sé donde halló 
Harduino prueba de que Me- 
l* , ceterisque , Tyde : pues ni 
en Mela hay mención de 
Tuy , ni de Tyde en otros 
fuera de Silio , y Plinio , cu- 
yos nombres expresa. 

8 En Antonino se halla 
ya el nombre de TUDE, 
convertida la Y en U co- 
mo en otras muchas diccio- 
nes , según digimos en la de 



de Tuy. 3 

Astyria, y Asturiá. De aque- 
lla usó también Ptoiomeo, 
ri^oíf , Tuda : y el Tudc 
de Antonino persevera hasta 
hoy. Tal vez se nombró Tu- 
da , como verás en la Tras- 
lación de S. Fructuoso (im- 
presa en el Tomo 20. pag. 
39. ) Usque ad Jlumen Minei, 
quod secus Tudam dejiuit. Con 
esto conocerás que bien in- 
formado estuvo el que , en 
la pag. 57. del Tudense , es- 
cribió que los Suevos lla- 
maron Tuy a la Ciudad de 
Calcidonia , como que de 
ellos provino la voz de Tuy 
en la llamada antes Calcido- 
nia. 

9 La situación de Tuy 
fue como dice Plinio , en el 
territorio de los Gravios, que 
era porción poblada por los 
Griegos , y la capital fue 
Tuy , por lo que Plinio , y 
Ptoiomeo se contentaron con 
nombrar en los Gravios , ó 
Grovios , a esta sola Ciudad. 
De los Gravios hablamos ya 
en el Tomo. 15. El Conven- 
to Juridico á que perteneció, 
fue el de Braga , que empe- 
zaba sobre Pontevedra, dejan- 
do para el de Lugo a los Ci- 
lenos , como nos dice Pli- 
nio. 

10 El Itinerario de An- 
tonino pone a Tuy en un 

A 2 via- 



4 Esparta Sagrad. 

viage de Braga á Astorga, 
con distancia de once le- 
guas menos quarto ( ó 43. 
Millas) de Braga 

A Br 'acara Asturicam. 



LIMIA 
TUDE 



M.P.XIX 
XXVIIII. 



11 Sandoval en el libri- 
ío de la Antigüedad de Tuy 
fol. 8. se queja de que An- 
tonino la ponga entre Bra- 
ga y Astorga , diciendo que 
en ello va muy apartado del 
sitio de Tuy. Pero en esto 
no se hizo cargo Sandoval 
de que Antonino señala qua- 
tro caminos de Braga á As- 
torga , y el ultimo es por 
Tuy : con que si no preten- 
de Sandoval que desde Bra- 
ga no se pueda ir á Tuy, 
ni de aqui a Astorga ; debe- 
rá confesar que el ponerla 
entre aquellas dos Ciudades, 
se reduce á que desde Bra- 
ga se puede ir a Astorga, 
transitando por Tuy , y aun 
por lugares mas remotos, co- 
mo muestra el mismo Itine- 
rario : cuyo fin era señalar 
varios caminos , para que las 
Tropas no causasen el per- 
juicio de incomodar siempre 
á unos mismos pueblos. 

12 El sitio determinado 



Trat, ¿I. Cap. I. 
es a la orilla boreal del Mi- 
ño , por el margen de Gali- 
cia contrapuesto a Portugal, 
quatro , ó cinco leguas antes 
de entrar Miño en el mar, di- 
vidiendo con su curso á Por- 
tugal de Galicia. El Mapa de 
Ptolomeo está muy desorde- 
nado en esta parte , no so- 
lo porque erró los nombres 
de los Rios , trasponiéndo- 
los , sino por haber coloca- 
do a Tuda apartada del mar 
en lo mediterráneo oriental 
con mucha exorbitancia de 
lo que es en realidad , co- 
mo verás en el Tomo 15. 
p. 369. 

13 A cosa de quatro le- 
guas del mar hay la gran 
montaña , llamada de Hoya, 
y Alhoya , de donde nacen 
muchas aguas , que por el 
medio dia riegan un valle 
ameno , pero angosto , pues 
á la falda de la sierra se re- 
duce á medio quarto de le- 
gua en ancho : pero se va 
ensanchando conforme baja 
á la Vega. Esta es un terri- 
torio muy fértil , defendido 
de los ayres del norte por 
la montaña que se eleva en 
aquella parte : el Sol vivifica 
los frutos por la de Oriente 
y mediodía, produciendo mu- 
chos Naranjos , Limones, Ci- 
dras , y varios géneros de 

fru- 



Ciudad 
frutas con abundancia , a cau- 
sa de la templanza del Cie- 
lo , que no admite excesos 
en calores, ni en.frios. 

14 A esta fertilidad de 
tierra se junta la convenien- 
cia del Rio Miño , navega- 
ble por largo espacio , que 
con el beneficio de la pes- 
ca , podia aumentar el del 
comercio. La pesca no es 
precisamente de espinas , si- 
no de oro , en que la dili- 
gencia de los antiguos se 
aplicaba á desfrutar las ri- 
quezas que la naturaleza ar- 
roja a las arenas : y sin con- 
tar las mencionadas por los 
Griegos y Romanos , basta la 
Relación que Ambrosio de 
Morales envió al Rey D. 
Phelipe II. en el año de 1572. 
donde dijo : ,, Aunque no 
5 , es de mi comisión, todavia 
„ quiero decir que se saca 
5, Oro en Tuy del rio Miño: 
„ y el Obispo tiene un grano 
„ del tamaño de un garban- 
5, zo pequeño , que se sacó 
„ habrá dos años : y como 
„ lentejas se sacan hartos , y 
„ es oro purisimo : y el Con- 
„ de de Monterrey arrienda 
,, un sitio de esta ribera en 
,,24. Ducados , ó 24. mil 
„ mrs. ( si bien me acuerdo ) 
„ para solo sacar oro : y sin 
„ duda por falta de indus- 

Tom. XXIL 



de Tuy. 5 

,, tria no se saca todo loque 
„ Plinio encarece de estos 
„ rios. 

15 En este ameno Valle 
pone Sandoval fol. 4. el pri- 
mitivo sitio de la Ciudad. 
Pero el mismo cita en el fol. 
108. una Escritura del fin 
del Siglo XI. que dice estu- 
vo en lo alto : In Castrum, 
et ad montem Aloye , ubi fuit 
Chitas antiquitus condita. En 
el fol. 5. b. refiere Sandoval 
los vestigios de antigua po- 
blación en lo alto de la Sier- 
ra con muros de media le- 
gua en contorno , que tie- 
nen Cubos , y se vé donde 
estaban las puertas , todo for- 
tisimo. Conocense cimientos 
de edificios , y persevera en 
medio una Ermita , dedicada 
al Mártir S. Julián , no muy 
antigua , pero tiene ( dice ) 
piedras de Jaspe preciosas, 
que se trageron de fuera, 
por no haber alli tales can- 
teras. 

\6 No conviene Sando- 
val en que Tuy estuviese 
alli , por ser sitio inaccesi- 
ble , sin agua , ni leña , ni 
caminos , y que en el invier- 
no los ayres y lluvias le ha- 
cen inhabitable. Pero los ves- 
tigios de casas , y muros tan 
fuertes como refiere , deno- 
tan que se habitó. Los egem- 
A 3 pía- 



6 Esparta Sagrada. 

piares de otras poblaciones, 
en sitios encumbrados , sin 
agua , ni leña , cortan la 
instancia que aquí se haga: 
y la misma aspereza de la 
montaña , sería atra&ivo, 
no estorvo , de los que gus- 
taban ediñcar Ciudades en 
lo alto. Tales fueron los mas 
antiguos. 

17 En tiempo de los Go- 
dos parece que la Ciudad 
estaba en lo bajo : pues alli 
dice Sandoval perseveraba, 
después de la ruina causada 
por los Moros , un barrio, 
llamado Buenaventura , cer- 
ca de la Vega del Ouro , que 
dice era las reliquias de 
Tuy: y realmente la ame- 
nidad del sitio llano brinda^ 
ria a dejar la estéril emi- 
nencia , y los Romanos coo- 
perarían a ello , obligando 
á bajar a las llanuras , por 
lo difícil de rendir a los que 
se levantaban contra ellos, 
si estaban en sitios encum- 
brados. 

18 El Arzobispo de To- 
ledo D. Rodrigo , hablando 
de los Reyes Godos Egica y 
Witiza , aplaude a Tuy co- 
mo una de las mas amenas 
Ciudades de Galicia : Qu<e 
est una de amoenioribus Galle- 
tia Civitatibus. El Chronicon 
de Sebastian dice que Egica 



Trat. ¿i. Cap. 1. 

dio a Witiza el Reyno de 
los Suevos , y que la Corte 
fue Tuy, Al referirlo el Ar- 
zobispo expresa la ameni- 
dad , que parece ocasionó 
el ser antepuesta para la re- 
sidencia de la persona Real. 
Sandoval no se contenta con 
hacerla Corte mientras Witi- 
za gobernó el Reyno de 
Galicia , sino que aqui ( di- 
ce ) se crió desde niño , y 
aqui enviaban los Reyes á 
sus hijos a criar 5 sobre lo 
que alega voz de la tierra, 
y que un sitio de aquel 
Valle se llama Pazos de Rey> 
esto es Palacios. Pero como 
en Galicia hay varios sitios 
de aquel nombre , no alcan- 
za para calificar la propues- 
ta acerca de la crianza de 
las personas Reales : y el 
mismo nombre de Palacio 
del Rey se pudo introducir, 
sirviendo la casa para ha- 
bitación del Soberano : y 
asi no prueba que lo fuese 
de los Infantes. Este Palacio 
estaba en la falda de la 
montaña , donde perseveran 
los vestigios del primitivo 
Pueblo. Mantúvose parte de 
aquel Palacio hasta el pre- 
sente Siglo , en que la ava- 
ricia de la piedra para otras 
obras , y del terreno para 
uso de la agricultura, aca- 
bó 



Ciudad de 
bó con lo que no habían 
acabado tantos Siglos. 

19 Morales en su Viage 
reconoce como obra de los 
Griegos „ una Pila de fuente 
„ de quince pies de diame- 
, , tro , y tan honda , que 
„ llena de tierra sirve de Jar- 
„ din , y tiene arbolillos. 
„ Está unos tres estados al- 
„ ta del suelo , y fue una pe- 
,, ña que labraron en elmis- 
,, mo lugar donde estaba, 
„ y cortando después las 
j, peñas y tierra enrededor, 
„ quedó levantada al igual 
„ de una ventana , por donde 
„ se cultiva el Jardin. " Ya 
no persevera mas que la ca- 
sa llamada de la Pila , junto 
á la quai estuvo : y hay 
ancianos que la vieron : pe- 
ro su grandeza , que la ha- 
cía recoger mucha agua y 
no poca inmundicia , la oca- 
sionó su destrucción, para 
evitar el mal olor , y háli- 
tos perjudiciales , que espe- 
cialmente en Verano ocasio- 
naba a las casas vecinas. 

20 Añade Morales , que 
también es de Griegos las 
luchas que mantienen y usan 
en las Ferias, y en otros 
ayuntamientos de gran mu- 
chedumbre. ,, La fiesta que 
,, con esto hacen es cierto 
„ insigne : porque tienen 



Tuy. 7 

, diversos géneros de ma- 
, ña y destreza ; y siendo 
, hombres de grandes fue r- 
, zas , se aprietan algunas 
, veces tanto , que se ve 
, como están a punto de 
, muerte: y entonces se suel- 
, tan por el peligro que sien- 
, ten , porque todo se hace 
, en buena amistad. Luchan 
, en carnes , como Griegos, 
, con solos pañitos : y tie- 
, nen particularidades y le- 
, yes en la fiesta , que mu- 
, cho la regocijan. " Esto 
persevera hasta hoy , aun- 
que no es tan frequente 
como .antes , ni desnudos, 
sino en camisa y calzoncillos. 
Si los dos competidores son 
muy diestros , dura mucho 
la lucha, hasta que rendi- 
dos caen ambos a un tiempo. 
21 Pero acerca del mo- 
do con que explica la for- 
mación y colocación de la 
Pila , no hay seguridad : por- 
que si la Ciudad en lo pri- 
mitivo no estuvo alli , sino 
en la montaña , no corres- 
ponde ser obra de los Grie- 
gos en lo bajo , sino que 
desde arriba la bajaron : ó 
a lo menos que dicha Pila 
no se hizo arriba , sino en 
el sitio donde se conoció , el 
qual no puede probarse con 
vecindario antes del Imperio 
A 4 Ro- 



8 Esparta Sagrada. 

Romano : porque solo á los 
Romanos tenemos funda- 
mento de atribuir la muta- 
ción del sitio primitivo de 
lo alto a la falda , donde 
en tiempo de los Godos hay- 
noticia de población y Pa- 
lacios Reales. 

22 Lo cierto es , que la 
Ciudad estuvo (después de 
abandonar la montaña) en 
el sitio que perseveró con 
nombre del barrio de Bue- 
naventura , mencionado en 
el num. 17. El quai sitio era 
el proprio de la Ciudad an- 
tes del año 1170. en que el 
Rey D. Fernando II. la mu- 
dó donde hoy < Á , á causa 
de que el amíguo no era 
fuerte , y por eso entraban 
los Enemigos por alli , quan- 
do querian hacer hostilida- 
des en Galicia. 

23 Este hecho de la mu- 
tación del sitio abierto a 
otro mas fortalecido , cons- 
ta en la Escritura que men- 
cionaremos sobre aquel año, 
donde nombra Ciudad, anti- 
gua al sitio en que se ha- 
llaba antes , y de donde la 
trasladó á terreno mejor, 
eme -era un alto , donde la 
Iglesia tenia arboles y vi- 
ñas. Aquel antiguo era en 
el barrio llamado Buenaven- 
tura , según consta por los 



Trat. él. Cap.i. 
Fueros que el citado Rey 
D. Fernando II. dio a los 
pobladores del nuevo sitio, 
donde empieza mandando, 
que qualquier morador que sea 
de la Cibdad de BUENAVEN- 
TURA , que dicen agora TUT> 
&c. como verás en el Apén- 
dice, bajo el año 1250. en 
que el Santo Rey D. Fernan- 
do insertó dichos Fueros en 
una Egecutoria , alli estam- 
pada. Por la citada expre- 
sión consta que la Ciudad 
se llamó Buenaventura , 55 
que el Rey quando la mu- 
dó , insistió en el antiguo 
nombre de Tuy. 

24 ,, Sandoval en el fol. 
, 24. dice que desde la aso- 
, lacion de los Moros se ba- 
, jaron las reliquias de la 
, Ciudad ( que el supone 
, fue en la falda de la raon- 
, taña , donde llamaban Pa- 
, zos de Rey ) cerca de una 
, Vega que está a riberas 
, del Miño , y poblaron un 
, lugar que entre la gente 
y vulgar se llamó Buenaven- 
, tura , que debió de ser 
, barrio de la antigua Tuy." 
El nombre de Buenaventura 
le atribuye a la gente vul- 
gar , previniendo que el 
Obispo y su Iglesia , siem- 
pre se llamaron de Tuy. Lo 
cierto es que las Escrituras 

con- 



Ciudad 

conservan aquel nombre de 
Tade , y Tudense , en el 
Obispo y Ciudad , antes de 
D. Fernando II. y esto «apo- 
ya que el nombre de Buena- 
ventura no era mas que en- 
tre los pay sanos : pues las 
Escrituras publicas usaban 
del antiguo y presente. 

25 Debemos pues decir 
que la Ciudad estuvo en el 
sitio , ó barrio , llamado 
Buenaventura , parte de la 
segunda población , que des- 
pués de bajar a la falda de 
la montaña , se alargaba 
hasta allí : y finalmente el 
Rey D. Fernando II. la mu- 
dó donde hoy está , cerca 
de aquel sitio. 

2.6 Según lo qual resul- 
ta , que Tuy empezó , como 
las demás Ciudades antiguas, 
en lo alto de la montaña. 
Después se bajó a la falda, 
por quanto los Romanos 
querían tenerlos mas suge- 
tos , y menos expuestos a 
sublevaciones , que estando 
en alturas les costaba mucho 
el reducirlos a su obedien- 
cia. Esto corresponde al Im- 
perio de Hadriano , según lo 



de Tuy. 9 

notado en el Tomo 7. en las 
situaciones de Comp/uto. En 
tiempo de los Godos perse- 
veraba la Ciudad en aquella 
falda de la montaña , donde 
habia el nombre de Pazos 
de Rey , y se alargaba has- 
ta el sitio llamado Buena- 
ventura , que parece ser lo 
principal que perseveró des- 
pués de las guerras de los 
Moros. 

27 Por la falda de la 
montaña , y sitio de la an- 
tigua Ciudad , hay caserías 
de labradores , con prados, 
heredades , y frutales. Si- 
gue esto hasta Buenaventu- 
ra : y cerca de allí estaba 
el Monasterio de S. Bartbo~ 
lome , donde residia el Obis- 
po. Finalmente se hizo Ca- 
thedral con advocación de 
S. Mar i a , desde el Pontifi- 
cado de D. Alfonso II. y de 
D. Pelayo Melendez : y el 
ReyD. Fernando II. fue el 
que en el año de n 70. re- 
dujo la población al sitio 
en que hoy está , como ve- 
remos al llegar al tiempo 
del estado presente. 



CA. 



io España Sagrad. Trat. 61. Cap. 2, 

CAPITULO II. 

NOTICIA ÍDE AQVAS FLAVIAS 
( hoy Chayes )y de si fue Obispado. 



1 X TO pertenece á Tuy, 
X^ ni á la Galicia ac- 
tual , la Ciudad antigua de 
Aquas-Flavias : pero confi- 
nó con la Diócesi de Tuy 
en el tiempo délos Romanos 
en que la juzgamos con prer- 
rogativa de Prelado : y co- 
mo ya no lo es , conviene 
dejarla mencionada entre las 
Sedes del estado antiguo. 

2 La situación es al mar- 
gen del Rio Tamaga, cerca 
de la raya actual que divi- 
de a Galicia de Portugal , y 
dentro de este Reyno , de- 
bajo de Monte-Rey. Su po- 
blación es hoy de unos qua- 
trocientos vecinos. Tiene 
Iglesia Colegiata , y Vicario 
General , puesto por el Ar- 
zobispo de Braga : y aun- 
que al presente no es Ciu- 
dad , goza de voto en Cor- 
tes. 

3 Su mayor fama fue en 
tiempo de los Romanos : pe- 
ro la mención expresa em- 
pieza por el Itinerario de 
Antonino , en el primer ca- 
mino de Braga á Astorga, 



donde pone la quarta man- 
sión AD AQUAS : y aun- 
que no añade mas dictado, 
consta ser la presente pobla- 
ción , por ñauarse en la vía 
militar de Braga á Astorga, 
con la distancia de 90. mi- 
llas , ó veinte y dos leguas y 
media , correspondientes , no 
al camino actual que es mas 
corto , por ir en via recta, 
sino al de los Romanos por 
el monte Geres , montañas 
muy altas y dilatadas (que 
dividen al Reyno de Portu- 
gal de Galicia ) entre las 
quales se forman algunos Va- 
lles con deleytosa amenidad 
de arboles corpulentos, y ra- 
ros , por conservarse verdes 
en todo el año. Las Monta- 
ñas no impiden que el ca- 
mino sea llano , sin altos ni 
bajos, porque el arte se va- 
lió de muchos giros ( y de 
aqui nombran á esta via la 
Geyra ) Hoy no está practi- 
cado : pero se conoce el buen 
gusto de los antiguos : pues 
sin duda era un camino muy 
deleytable. fin fuerza de aque- 
llos 



fDe Aquas Flautas. 1 1 

ilos grandes giros se alarga- ios Romanos : y aunque al- 



ba la via mas que la a£tual, 
y corresponde á ella la dis- 
tancia señalada en Antonino. 
4 Pero especialmente 
consta ser éste el ad Aquas, 



gunos se inclinan á que fue 
fundación de Vespasiano , no 
lo prueban : porque el dic- 
tado de Flavias fíie común á 
varios pueblos mas antiguos 



por las Piedras grabadas que que Vespasiano , como se vé 
perseveran en este pueblo, pu- en Iria , Brigancio , &c. El 



blicando el nombre AQUAS 
con el dictado de FLAVIAS, 
común a varios pueblos de 
Galicia : y a veces proprio 
de esta Ciudad , de modo 
que con solo decir Flavias se 
entendia por antonomasia es- 
te pueblo , como luego mos- 
traremos , ( al hablar de Ida- 
cio ) y tal vez con solo de- 
cir ad Aquas denotaban la 
misma , según prueba el Iti- 
nerario : y esta es una de 
sus excelencias : pues ha- 
biendo muchos pueblos con 
el nombre de Aquas , enten- 
dían a éste sin mas didado. 

5 El llamarle Antonino 
ad Aquas fue por unas aguas 
calientes que nacen allí , fue- 
ra de los muros , junto al 
Puente que llaman de las Cal- 
das , donde huvo casa de Ba- 
ños , arruinada ya para el 
uso de la Artillería , según 
refiere Carballo da Costa en 
su Corografía Portuguesa, 
Tomo I. pag. 506. 

6 Su nombre puramente 
latino , denota provenir de 



P. Contador conoció bien, 
y expresó esta razón , pero 
se alucinó gravemente , quan- 
do dijo en el Tomo I. de 
las Memorias de Braga , pag. 
274. que el motivo de inti- 
tularse Flavias estas Ciduades 
de Galicia fue por haber ar- 
rivado Vespasiano , ó haber 
visitado esta Provincia, qu an- 
do una tempestad le obligó 
a tomar la Costa de España, 
según refiere Plinio , lib. 3. 
cap. 3. en el fin. Alucinóse 
mucho : pues Plinio no refiere 
que Vespasiano estuviese en 
España , sino que a toda 
ella la concedió el Derecho 
del Lacio , quando se vio 
agitado con las borrascas de 
la República : Universa His- 
panice Vespasianus Imperator 
Augustus jaciatus procellis Rei- 
publicae , Latii jus tribuit. Es- 
tas borrascas de la Repúbli- 
ca , no fueron tempestad que 
padeciese en el mar , sino 
las guerras civiles , agitadas 
por el partido de los Vitelia- 
nos : y el Emperador socor- 

rien- 



i z España Sagrad. 
riéndose con algunas grandes 
sumas de España , para re- 
sarcir los atrasos , la conce- 
dió ei Derecho del Lacio. 
( pues tengo por cierto no 
sería de valde ) Ya la España 
estaba hecha á estos esfuer- 
zos de socorros : pues en 
el año de 15. del Redemp- 
tor refiere Tácito que Espa- 
ña , Francia , y Italia compi- 
tieron sobre resarcir los da- 
ños del Egercito Romano en 
Germania , contribuyendo 
con quanto tenian á la ma- 
no , Armas , Caballos , Oro. 



Trat. 61. Cap. 1. 
i.Ann.c.ji. y determina- 
damente en la guerra civil 
sabemos que España siguió 
ei partido de Vespasiano por 
buenos oficios de Antonio, 
como este mismo afirma en 
la Carta referida por Tácito 
/. Hist. 53. 

7 Desde este tiempo de 
Vespasiano empezó a sobresa- 
lir el nombre de nuestra Ciu- 
dad , y se engrandeció con 
fabricas , llegando a serColo- 
nia, según le pareció a Conta- 
dor por la Inscripción de Gai- 
tero pag, XXIII. que dice asi. 



I. O. M 
V. VL. COR. 
PRO. SALVTE. SVA. ET. SVORVM 
1VL.AVR.DECORAT.DEC.COL 
AQ. FLA. IVL. AEDIL. ET 
M. AVR. FíLlORVM. S. DEC 
COL. AQ. QVES 
V. S. L. M 
PERPETVO. ET. CORIOLANO 
COS 
VIII. IDVS. IVNIAS 

8 Es del año 237. en que dentementc prueba esta pie- 



fueron Cónsules Perpetuo y 
Corneliano ( mal escrito alli 
Coriolano ) Pero aunque á 
Contador le parece queevi- 



dra haber sido nuestra Ciu- 
dad Colonia , y que se inti- 
tulaba IULIA ; puedes qui- 
tar la evidencia , mientras 

no 



©¿ AquasTlatiids. 13 

no pruebe que la piedra ha vento de Braga , pues dice 



bla de Ciudad de España: 
lo que yo niego : porque 
fue puesta en Clausemburg de 
Transilvania , como expresa 
el que la publicó Wolfango 
Laizo lib. 12. sea. de Colo- 
nias P armonía pag. 931. y allí 
establece que había Colonia 
Romana , quam Aquas vivas 
appellabant. La Inscripción no 
intitula a la Ciudad mas que 
Colonia AQuense , como su- 
cede en otra de Grut. p. XII. 
8. llevada a Buda , DECu- 
rio COLOniae AQuensis. 
AEDILis , &c. sin dictado de 
Flavia , ni de Julia : pues las 
letras que después de COL. 
AQ¿_ dicen FLA. IVL. AE- 
DIL , son nombre de FLA- 
vio IVLw , Aedil de la Co- 
lonia , hijo del dedicante Iu- 
lio Aurelio , y hermano del 
otro Marco Aurelio , 
RVM. Suorum : y 
cas los nombres del 
hijo a la Colonia , 
vas el FILIORVM , pues no 
queda mas que uno : pero 
en el modo explicado salen 
dos literalmente. 

9 Las Inscripciones que 
tenemos de Aquasflavias no 
la dicen Colonia , ni lo per- 
mite Plinio. La dada en el 
T. 15. p. 79. prueba perte- 
necía Aquas Flavias al Con- 



FILIO- 

si apli- 

primer 

no sal- 



assi: 

C. CAERECIO 
C. FIL. QVIR 
FVSCO.AQV1FL 
EX. CONVENT 
BRACARAVG 
OMNIB. H. IN 
REP.SVA.FVNC 

Púsose en Tarragona, 
como Capital de la Provin- 
cia. Otras dimos en el Tom. 
4. pag. 312. y 315. y puede 
aplicarse a esta Ciudad la 
del Arquitecto del Pharo de 
la Coruña , por lo dicho en 
el Tom. 19. pag. 14. 

10 En el Siglo V. perse- 
veraba famosa con el mis- 
mo nombre de Aquas Fla- 
vias , como convence el Chro- 
nicon de Idacio sobre el año 
460. de nuestra edición en 
el Tomo 4. Refiere allí de 
si mismo , que los Suevos 
le hicieron prisionero en 
aquella Iglesia : Capto Idatio 
Episcopo séptimo Kal. Angustí 
in Aqua flaviensi Ecclesia. 

n De aqui inferimos el 
principal honor de esta Ciu- 
dad sobre haber sido Obis- 
pado antiguamente : porque 
ésta era donde residía el 
Obispo : aqui le prendieron, 
y aqui volvió quando des- 
pués 



i 4. España Sagrad. 

pues de tres meses le solta- 
ron : Idatius , qui supra , tri- 
bus mensibus captivHatis im- 
pletis... reddit ad Flautas. De 
aqui fue Obispo el mismo 
Idacio. Véase el Tomo 4. 
en el Idacio Ilustrado §. 
IV. num. 58. Y como no 
consta , que este fuese pri- 
mer Obispo , ni era aquel 
tiempo oportuno para esta- 
blecer nuevas Sedes ( pudién- 
dose contentar con mante- 
ner las antiguas) correspon- 
de colocar esta Iglesia entre 
las primitivas , aunque no 
perseveren nombres de otros 
Obispos , pues otras hay que 
por la injuria del tiempo, 
solo ofrecen memoria de un 
Prelado. 

12 Aquel honor perse- 
veró poco tiempo después de 
muerto Idacio : pues quando 
amaneció la paz en la Pro- 
vincia de Galicia por la con- 
versión de los Suevos , ya no 
habia tal Sede : y los Padres 
necesitaron erigir otras nue- 
vas , como digimos en el 
Tomo 4. 

13 El pueblo perseveró 
en todo el tiempo de los Go- 
dos , y después : porque le 
hallamos mencionado en el 
Chronicon de Sebastian so- 
bre D. Alfonso I. de quien 
refiere haber conquistado es- 



Trat. 6 1 . Cap. 2 . 
ta entre otras Ciudades : C/- 
vitates ab eis olim oppresas 
cepit , id est , . . . Viseum , Fla- 
vias : ( ó Flaviam ) y añade 
que matando a los enemigos 
se llevó consigo a los Chris- 
tianos ( por no tener bastan- 
te numero de gente para 
dejarlas aseguradas. ) 

14 La repoblación fue 
hecha por D. Alfonso III. 
como dice Sampiro : Urbes 
namque. . . Flaviensis, Aucensis 
( ó Auriensis ) a Christianis 
populnntur: y aunque añade 
inmediatamente , Et secun- 
dum sententiam Canonicam 
Episcopi ordinantur , esto de- 
be entenderse de las que en 
tiempo de los Godos gozaban 
de Prelado : pues la presente 
de Flavias no le tuvo , y por 
eso no volvió a recibirle. 

15 Volvió la Ciudad al 
poder de los Moros : pero se 
la quitaron en el año de 1 160. 
dos ilustres hermanos Ruy 
López , y Garci López , que 
tomaron el apellido de Cha- 
ves , con el Blasón de cinco 
llaves , según refieren Mén- 
dez Silva , y Carballo da Cos- 
ta. Este añade que el Rey 
D. Dionisio engrandeció la 
Villa , reparando los muros, 
y que la dio fueros su hijo 
el Rey D. Alfonso IV. 

CA- 



Bayona 5 j/ sus Islas» 
CAPITULO III. 



M 



ALGUNOS PUEBLOS , Y MONASTERIOS 
de esta Diócesi» 



Bayona , y sus Islas, 

I Y]?L sitio de Bayona, 
1j en la punta de una 
gran ría del Océano , pro- 
mete que no le tendrían des- 
poblado los antiguos : pero 
hoy es dificultoso averiguar 
el nombre , por la escasez 
de los Geógrafos primeros, 
y liberalidad de los Escri- 
tores modernos. 

2 P linio favorece á los 
que la dan el nombre de 
Abobrica : pues nombrando á 
Tuy , con las Islas Cicas , aña- 
de immediatamente : Insigne 
eppidum Abobrica , y luego 
pone la boca del Miño. To- 
do esto favorece al sitio de 
Bayona en frente de las Is- 
las , y sobre el rio Miño. El 
Pinciano alegó por esta mis- 
ma población á Mela , que 
en el recodo de la costa 
sobre el Miño , donde en- 
tran en el Mar los rios Lerez 
y Ulia , nombra la Ciudad 
Lambriaca , y dice el Pin- 
ciano que debe leerse la 
Abobrica celebrada por Plinto 



como insigne en esta Costa. 

3 Vosio no aprueba esto, 
inclinándose á que el nom- 
bre de Lambriaca , ó Labria- 
ca , provino del monte Lau- 
ro , que domina la boca del 
rio Tambre. Pero en esto 
erró Vosio , exponiendo á 
Mela contra Mela , que cla- 
ramente distingue el sitio de 
Lambriaca del correspondien- 
te ai Sar y Tambre en los 
Presamarcos , sitos mas arriba 
de los Gr ovios en quienes 
fija a Lambriaca : y Bayona 
corresponde a los Grovios, 
no otra de acia el Tambre. 
No puede pues colocarse la 
Lambriaca de Mela , en mas 
oportuno sitio que donde la 
Abobrica de Plinio. 

4 Pero es muy de admi- 
rar el empeño de Vosio en 
culpar a Plinio en esta parte; 
diciendo que trastornó las 
cosas : y Vosio quiere lle- 
var esta Abobrica a los Arta- 
bros , donde Mela coloca la 
Ciudad Adobrica , ó Adrobri- 
ca. Este empeño de Vosio 
necesitaba poderosos funda- 

men- 



1 6 España Sagrad. 

méritos , y no alega ningu- 
no , ni yo descubro apoyo. 
Mela reconoce dos Ciudades: 
una en la Costa Occidental 
de los Grovios , sobre el Mi- 
ño , donde desagua el Le- 
rez , y a esta llama Lam- 
briaca : otra en los Artabros 
y costa Septentrional , donde 
desaguan quatro rios , ( que 
es la costa de la Coruña y 
Ferrol ) y aqui pone a Ado- 
brica. Sitios diversos prueban 
diversos pueblos. Plinio pudo 
nombrar al primero , como 
insigne , y omitir al segun- 
do. - ? Pues en que se funda 
Vosio para hacer uno de 
dos tan separados , y culpar 
á Plinio en lo que no puede 
calificar la culpa ? La Lam- 
briaca de Mela puede ser la 
Abobrica de Plinio , pues ha- 
blan de una Costa : pero la 
Abobrica de Plinio no puede 
confundirse con la Adobrica 
de Mela , siendo tan di- 
versos los sitios. Ni Vosio 
puede autorizar su empeño, 
mientras suponga *( como 
debe ) que Plinio nom- 
bró solo un pueblo , y Mela 
dos : pues dado esto , no 
puede probarse yerro en el 
primero, que pudo hablar del 
uno de Mela , y no del otro. 

5 Según esto la Abobrica 
de Plinio puede ser la Lam- 



Trat, 6 1 . Cap. 3 . 
briaca de Mela , sita por los 
dos en una misma costa de 
los Grovios sobre el Miño: 
pero la de Plinio no puede 
confundirse con la Adobrica 
de Mela en los Artabros. Ce- 
lario (cap. 53. ) cayó en este 
yerro : no advirtiendo , que 
los Grovios distan de los Ar- 
tabros , tanto ( en el caso 
presente) como Bayona de 
la Coruña : y confesando Ce- 
larlo con Harduino que la 
Abobrica de Plinio es Bayo- 
na ; de ningún modo debió 
recurrir a la que Mela pone 
en los Artabros y Costa del 
Septentrión , muy separada 
de Bayona. 

6 Solo resta la variedad de 
los nombres Abobrica y Lam- 
briaca , que parece no pue- 
den convenir a un mismo 
pueblo. Pero esto puede re- 
ducirse al vario modo de 
copiar , y no a que los Au- 
tores hablasen de pueblo di- 
ferente. La razón es , por- 
que ninguno expresa en esta 
costa mas que uno : y co- 
mo Plinio dice ser el insig- 
ne y es preciso confesar que 
del mismo habla Mela , por- 
que no debió nombrar lugar 
obscuro , omitiendo el mas 
sobresaliente. 

7 Si alguno se acordase 
( con motivo de la voz Lam- 

bria» 



Bayona y 
bríaca ) del Flavia Lambris de 
Ptolomeo 5 esto puede apo- 
yar el uso de la voz en aquel 
territorio para algunos pue- 
blos : pero no pueden con- 
fundirse , por ser el presen- 
te de la costa , y aquel medi- 
terráneo , qual es el mencio- 
nado por Ptolomeo mas arri- 
ba de Lugo, como puedes ver 



sus Islas. 17 

en el Mapa del Tomo 1%. 
8 Reducida Abobrica á 
Bayona , puede esta decirse 
la mencionada en la famosa 
Inscripción de Chaves , que 
hablando de las diez Ciuda- 
des , que pertenecen a su 
asunto, pone en segundo lu- 
gar a la de Aobriga , en esta 
forma. 



CIVITATES X 
AQUIFLAVIENSES. AOBRIGENSES. 



Pues aunque la voz parece 
diferente , por faltar la pri- 
mera B de Abobrigenses, 
puede esto sospecharse des- 
cuido de las copias , u del 
cincelador ( si el original 
está asi ) La razón es , por- 
que allí nombran los pue- 
blos mas famosos de aque- 
lla tierra: y como Abobri- 
ga era insigne , puede ser el 
nombrado. Mas si alguno 
pretende que no distase de 
Chaves tanto como Bayona; 
no porfiaremos , pues no 
nos hace falta para el fin 
de que Abobrica se reduz- 
ca a Bayona. 

9 Aqui debe mencionar- 
se lo tratado en el Tomo 14. 
sobre S. Liberata , en cuyas 
Lecciones nos dice el Bre- 
viario a&ual , que Bayona de 

Tom. XXII. 



Tuy se llamaba Balchagia : pe- 
ro ninguno nos dice que apo- 
yo se halla para esto en to- 
da la Antigüedad? ó que his- 
toriador , escritor , Geógrafo 
Griego , ó Latino , mencio- 
nó tal Balchagia? ¿ y donde 
consta que la puso en Ba- 
yona? 

10 Esto no tiene mas fun- 
damento que haberlo escri- 
to asi el delirante , nombra- 
do Julián Pérez; á quien úni- 
camente cita por garante ei 
Sr. Sandoval fol. 41. donde 
después de referir a Ville- 
gas , y al Breviario de Pam- 
plona, que reconocen a S. Li- 
berata y sus hermanas por 
Francesas ; alega a Julián, en 
prueba de que nacieron en 
Bayona : y añade : Todo esto 
que arriba se dijo de Dtxtro, 
B Ju- 



i8 España Sagrad. Trat. 6 i. Cap. 3. 
Julián , y del Lee donar io de nasterio de Oya , dice Am- 



Siguenza , es del P. Gerónimo 
Román de la Higuera , de la 
Compañía de Je sus , para Gas- 
par Alvarez Losada en una de 
sus cartas , escrita en Belmon- 
te en 11. de Setiembre año 
de 1607. con esto se ve por 
dentro la tramoya. Los Por- 
tugueses tomaban para si es- 
tas Santas , diciendo que Bal- 



brosio de Morales (en el Via- 
ge Santo) que usó de estas 
palabras : Et nolumus ut vo- 
cetur (ut antea) Erizana , sed 
imponimus ei nomen Vayona. 
Sandoval en el fol. 142. ha- 
bla de los fueros que dio á 
la Villa D. Alfonso nono en 
el año 1 201. y alega estas 
palabras : Et impono eidem 



chagia era Norba Cesárea (co- villa de novo nomen Bayona. 

mo veras en la Monarquía Supuesta la primera Escritu- 

Lusit. T. 2. lib. 5. c. 17. y ra , no fue D. Alfonso nono 

18. ) Para esto y otras cosas el que impuso este nombre, 

semejantes inventaron un Lay- sino el que le volvió á con- 

mundo: los Castellanos un Ju- firmar. Pero una y otra voz 



lian. Alvarez de Losada y 
Román de la Higuera , fo- 
mentaban ardientemente sus 
deseos: y como no habia mas 
fundamento para recurrir á 
Norba , que a Bayona ; aque- 
llos insistieron en Portugal, 
y estos se pasaron a Galicia. 
Él motivo fue el mismo en 
los unos , que en los otros: 
y asi dirá cada uno , que si 
le falta razón , le sobra vo- 
luntad. Véase el Tomo 14. 
desde la pag. 122. 

1 1 En tiempo de los Re- 
yes de León parece que se 
llamó Erizana , ó Henrizana 
( según la escriben Sandoval, 
y Manrique ) pues quando el 
Emperador D. Alfonso Vil. 
4ió esta población al Mo- 



son para mi desconocidas. 
Molina en la descripción de 
Galicia dice , que ,, antigua- 
„ mente se llamó Voyana, 
„ por un buey que tiene por 
„ armas , y corrupto el vo- 
„ cabio se dice Vayona. Otros 
,, dicen ( añade) que se 11a- 
„ maba Vayona por Vaía, 
„ porque es la mejor playa 
„ del rio „ Todo esto pare- 
ce voluntario , como el re- 
currir a Celtas , que por la 
Bayona de Francia la impu- 
siesen este nombre : pues el 
nombre no es del tiempo de 
los Celtas , sino posterior al 
año 1 1 30. 

12 Lo principal de esta 
Villa es un alto de peñas, 
metido en el mar , con for- 

ti- 



Islas de 
tifkacíon y presidio. El Rey 
D. Alfonso Nono la dio fue- 
ros en el año 1201. y hon- 
ró mucho a los pobladores. 
Ai fin del Siglo quince se 
hizo Iglesia Colegiata , co- 
mo diremos sobre el año 
1482. hablando del Señor 
Obispo D. Diego de Muros. 

Islas de Bayona. 
1 3 Sobre la boca del Mi- 
ño menciona Plinio las Islas 
Cicas , ó Siccas , conforme 
previene Harduino , citando 
algunos Códices. Morales en 
su Viage las describe asi: 
Están ( dice ) metidas en el 
mar mas de una legua. Son 
tres , y todas de grandes 
sierras y peñas : ,, La ma- 
j, yor tiene una legua en lar- 
„ go , y otra quasi en ancho: 
„ tiene muy buenas fuentes 
j, y pastos : tuvo un Monas- 
„ terio de descalzos , llama- 
„ do Santisteban ; está despo- 
„ blado , porque Ingleses Lu- 
„ teranos lo saquearon. La 
„ otra tiene también buen 
„ pasto , y ambas hartos Co- 
„ nejos. La tercera es peque- 
,, ña , y toda de peña taja- 
,> da , y asi quasi inaccesi- 
„ ble. Con no entrar alia 
,, gente y con criar allí mu- 
„ chas aves , hay muchas y 
„ grandes culebras que se 



Bayona. 1 9 

„ mantienen de los huevos 
„ y de los pollitos. 

14 El Sr. Sandovai rol. 
145. dice asi : „ Están a vis- 
„ ta de este lugar tres Islas 
„ que generalmente llaman 
„ de Bayona y y en particular la 
„ que está una legua de 
„ tierra de Morrazos , se 11a- 
„ ma de S. Martin , y es la 
„ mayor : la siguiente se 11a- 
,, ma de Faro , donde el Rey 
„ hizo esta Escritura , están- . 
„ do en una Iglesia que 
„ allí habia dedicada al pro- 
„ tomartir S. Esteban , que 
„ después fue Monasterio de 
„ Frayles tercerones ; y se 
„ llamó S. Esteban de Si as 
„ (nombre corrupto del an- 
,, tiguo de estas Islas que era 
„ Cica , como dice Plinio ) y 
„ era Patronazgo del Obis- 
„ po. Tiene una punta tan 
,, alta esta Isla , que por eso 
,, se llama Faro, porque della 
„ se descubre aquel mar 
,, immenso Océano , que en 
,, travesía , y linea recta, 
,, desde aqui no se le halla 
, , fin , ni se sabe quien a 
„ el haya llegado. La ter- 
„ cera isla mas cercana a 
y, Bayona , se llama S. Payo: 
,, son ásperas , y sin arboles, 
,, tienen fuentes , conejos, 
,, perdices, palomas. Asi San- 
,, do-val. 

B 2 Aña- 



ió España Sagrád.Trat, 61. Cap. 3. 

15 Añade Morales que nonensem saviunt plebem. Es- 



algunos dicen haber prove- 
nido el nombre del pesca- 
do Cecial , por la multitud 
que se toma al derredor de 
estas Islas : y dice podria ser, 
pues Plinio llama Cizas á es- 
tas Islas. 

16 Ptolomeo puso aquí 
las Islas de los Dioses, 
Deorum ínsula , sin que se- 
pamos el motivo de llamar- 
las asi. 

Aunona , pueblo. 

17 En el tiempo de los 
Suevos se descubren nom- 
bres de lugares antes no men- 
cionados: y algunos , aunque 
han llegado a nosotros por 
documento reducido al tiem- 
po de los Suevos , vienen re- 
vestidos de circunstancias que 
permiten recelar si todos per- 
tenecen á su tiempo , ó si 
los expresaron con nombres 
posteriores. 

18 Entre los que refiere 
en Tuy la Escritura intitu- 
lada Concilio Lácense por los 
años de 569. uno es Aunone'-, 



taba a la sazón Áunona ba- 
jo el Imperio de los Roma- 
nos , cuyo nombre traían los 
Godos : y estos ( cuyo Rey, 
era Theudorico ) enviaron 
con aquel motivo una Em- 
bajada al Rey de los Suevos 
Remismundo , pero sin lo- 
grar nada. En el año siguien- 
te duraba todavía la hosti- 
lidad de los Suevos contra 
Aunona. Proseguia también 
en el 469. pues en este (con- 
cluye. Idacio) hicieron los 
Aunonenses paz con el Rey 
de los Suevos: Aunonenses pa~ 
cem cum Rege faciunt Suevo-, 
rum. 

19 Esto prueba la exce- 
lencia del pueblo , que por 
tanto tiempo sufrió las hos- 
tilidades de los Barbaros, 
y logró capitular con el 
Rey. 

20 Pero por lo mismo es 
sensible que no se hallen mas 
noticias del valor de esta 
gente , y de la situación in- 
dividual : pues reduciéndose 
á Idacio las memorias , no 
da luz su Chronicon para 

pueblo de quien Idacio ha- explicar el sitio. La Escritu- 
ce mención frequente en su ra citada del Concilio Lu- 



Chronicon , tratando del año 
466. en que dice haberse 
ensangrentado contra el los 
Suevos : Suevi adversum Au- 



cense (que se pondrá sobre 
el primer Obispo , y queda 
ya estampada en el Tomo 4.) 
solo sirve para reducirla á 

es- 



(De los Monasterios antiguos* 

c> 



2 I 



este Obispado : y el modo 
con que la nombra entre 
los pagos , denota que con 
las guerras había quedado 
muy deteriorada : y no me- 



D. Bermudo II. como eligi- 
mos en el Tomo I. de las 
Reynas ) por haberla ayuda- 
do en quanto la pidió. 

Otro fue el de Veiga de 



jorando de fortuna , fue per- Limia, orilla del Sorga. Otro, 
diendo hasta el nombre. el de S. Pelayo de Paderni: 

y el quarto , el de Pallatini, 
junto al rio Cadabo , terri- 
torio de Braga , que hoy se 
dice Tibaens. 

Muy principal fue otro 
de S. Bartbolome , porque en 
el estuvo la Cathedral des- 
pués de los infortunios que 



De los Monasterios antiguos. 

21 La vida Religiosa tu- 
vo muchos domicilios en el 
Obispado de Tuy : pero las 
variedades de los tiempos al- 
teraron las cosas de tal mo- 



do , que los mas de los Mo- padeció la Ciudad por las in- 
nasterios se extinguieron ; y vasiones de los Barbaros : y 
en algunos solo duran los alli vinieron a parar las reli- 
nombres. No es cosa de núes- quias que el Arzobispo de 
tro asunto principal la de Santiago D. Diego Gelmirez 
Conventos : pero sirve la no- sacó de Portugal ; como re- 
tida general en prueba de fiere la Historia Composte- 



la mucha Christiandad , de- 
voción , y espiritu de peni- 
tencia , que edificaba y po- 
blaba los sitios menos fre- 
quentados del mundo en es- 
ta Diócesi. 

En la Escritura de res- 
tauración de la Sede por la 
Infanta Doña Urraca Fernan- 
dez veras mencionados qua- 
tro Monasterios. 

El de Elvenos , á la ori- 
lla del Miño , termino de 
S. Martin de Ladrones , que 
dice huvo de la Reyna Do- 
ña Velasquida (muger del Rey 
Tom. XXII. 



lana lib. i. c. 15. p. 40. Sane- 
tos in Coznobio S. Bartbolomai y 
quud in suburvio Tuda Civita- 
tis situm est , posuerunt. Hasta 
hoy se verifica arrabal : pe- 
ro ya está unido á la Mesa 
Capitular. 

Barrantes es otro Monas- 
terio , de que haremos des- 
pués varias menciones , sito 
en el Arciprestazgo de Te- 
bra : pero ya unido a la Mesa 
Capitular. 

Pesegueiro en el mismo 
Arciprestazgo , donde predi- 
có S. Pedro González , como 
B3 di- 



22 Esparta Sagrad. Trat. <5r. Cap. 3. 

dice el Escritor de su Vida, Otro huvo una le^ua mas 



que le nombra de Per secarlo, 
qui eo tempore locus solemnis 
habebatur , como diremos en 
su Vida. Conservase la Igle- 
sia antigua : y por estar ya 



abajo de Creciente en la ri- 
bera Occidental del Miño, 
llamado Albeos , y Monaste- 
rio de S. Payo , por la fir- 
me persuasión que hay en 



unido a la Mesa Capitular , y toda, aquella tierra de ha- 
amenazar ruina la Capilla ma- ber sido erigido con el Pa- 



yor , la hizo de nuevo el 
Sr. Obispo actual. 

El de Salceda a tres le- 
guas de Tuy , celebre Mo- 
nasterio duplico , llamado Sa- 
liceta en la Vida de S. Ro- 
sendo , n. 10. y mencionado 
alli con motivo de la Rey- 
na D. Aragonta , que vivió 
en él. Ya unido á la Mesa 
Episcopal. 

S. Salvador de Budiño en 
el Arciprestazgo de Louriña, 
fue Monasterio de Clunia- 
censes , como publica el Ca- 
talogo de los Monasterios de 
España sugetos a Cluni , im- 
preso en la Bibliotheca Clu- 
niacense col. 1746. donde di- 
ce : Prioratus S. Salvatoris de 
Bondino , in Gallicia , Tuden- 
sis Dioecesis , ubi debent esse 
0B0 Monachi , non computato 
Priore , & unus Capellaws 
commensalis. Hoy está unido 
á la Mesa Capitular. 

En la misma se ha incor- 
porado también el Monaste- 
rio de Angoares , sito en el 



trimonio del Mártir S. Pela- 
yo. Trasladáronse sus bienes 
a las Benedictinas de San- 
tiago. 

Santa Baya das donas, (es- 
to es , S. Eulalia ) fue de Se- 
ñoras Benedictinas en Val de 
Miñor : pero se unió á la 
Mesa Capitular. 

Otros se hallan mencio- 
nados : pero bastan los apun- 
tados , para el fin referido. 
Los mas principales de to- 
dos , son los siguientes , que 
existen. 

S. Mari a de Hoya. 

22 Debajo de Bayona, 
entre esta y la boca del Mi- 
ño , tiene su situación á la 
costa del mar Océano occi- 
dental el Monasterio de Ho- 
ya , dentro de la Diócesi de 
Tuy. Ignorase el principio: 
pues aunque Sandoval escri- 
be (en el fol. 120. ) que dio 
principio á este Monasterio 
el Obispo D. Pelayo , por la 



Arciprestazgo de Salvatierra. Escritura que alega del año 

1145 



5". Marta 

1145. no conviene con ello 
otra , mencionada por el mis- 
mo en el fol. 115. que es 
de quince años antes , en 
que el Emperador D. Alfon- 
so VIL dio al Abad D. Pe- 
dro y á los Monges de Ova, 
todo lo que le pertenecía 
en Turonio con el Coto de 
S. Cosmete , año de 11 30. 
Manrique (sobre el año 1 1 Sj . 
Tomo 3. p. 162. ) cita otra 
Escritura del 1137. por la 
qual dio el Emperador el 
lugar de Hoya ( asi escribe 
al que los otros Oya ) al 
Abad y Monges. A esto di- 
ce añadió el Emperador dos 
Monasterios : uno de S. Ma- 
mes de Laurezo , dado a Ho- 
ya en el 11 39. el qual fue 
de Monges negros : otro de 
S. Cosme y S. Damián , cer- 
ca de Bayona , y fue de Er- 
mitaños , concedido en el 
1 140. y ambos desde enton- 
ces unidos con el presente. 

23 Yo quisiera ver estas 
Escrituras para hablar con 
mas seguridad : pues aqui se 
juntan tres casas : y según 
la Escritura de Sandoval fol. 
120. la menos antigua pare- 
ce la de Oya : pues el Abad 
D. Pedro Inicio residia an- 
tes en S. Cosme con Mon- 
ges Ermitaños entre Bayona 
y Tuy : mas por ser tierra 



de Hoya. 2,3 

muy áspera , empezaron a la- 
brar una pequeña Iglesia y 
Monasterio en S. Mames de 
Laurezo: y el Obispo de Tuy 
D. Pelayo protegió aquella 
obra , cediendo al Abad D. 
Pedro Inicio , con acuerdo 
del Cabildo , todo lo que 
pertenecia al derecho Epis- 
copal , y los Diezmos de to- 
das las obras y labores que 
hiciesen alli , y en la otra 
Villa ó Quinta de Oya : Tam 
in ipso loco ( S. Mametis de 
Laurezo ) quam in alia Villa 
vestra, qitce vocaiur Oya. Fe- 
cha a 13. de las Calendas 
de Mayo Era 1183. (año 
1145. ) Y si entonces era 
Oya una Quinta ó Villa ane- 
ja al Monasterio de Laure- 
zo , parece que asi este , co- 
mo el de S. Cosme , fueron 
antes que Oya. 

24 Solo hay el recurso 
de que Hoya fuese la ca- 
sa principal , a quien lla- 
ma aqui vuestra villa y en 
otra del 11 39. vuestro coto 
de Oya. Mas para esto solo 
veo lo que Manrique cita 
de haber tenido Hoya Abad 
y Monges en el 11 37. en 
que D. Alfonso VIL les dio 
el sitio. Lo cierto es que en 
el 1 140. nombra Abad de 
Hoya la Escritura que pon- 
dremos sobre aquel año. 

B 4 Por 



24 España Sagrad. 

25 Por entonces era de 
Monges negros : pero en el 
año de 1 185. abrazó el Cis- 
ter , en cuya Chronologia so- 
bre el expresado año , se lee: 
Eodem anno Abbatia de Oya 
in Híspanla. 

26 La Villa y puerto de 
Bayona había sido concedi- 
da por el Emperador al Mo- 
nasterio de S. Cosme : pero 
como este fue incorporado 
con el de Oya , quedó a el 
agregada Bayona, hasta que 
los Reyes la tomaron para si, 
en fuerza de la importancia 
del sitio, dando recompen- 
sa al Monasterio. 

Monasterio de Melón. 

27 Cerca del confín con 
Ja Diócesi de Orense , no 
lejos de Ribadavia , y den- 
tro del Obispado de Tuy, 
tiene su situación , mas arri- 
ba del Miño , el insigne Mo- 
nasterio de Melón , fundado 
en tiempo , y bajo el insti- 
tuto del esclarecido Padre 
S. Bernardo. 

28 El primer sitio y nom- 
bre fue Barcena. Fundador, 
el Emperador D. Alfonso 
Vil. que como devotísimo 
del S. Padre Bernardo, le pi- 
dió Monges : y el Santo di- 
rigió unos como correspon- 



Trat, 6 1 , Cap. 3 . 
día a su elección , y a la 
Magestad del que se los pi- 
dió. El año fue el 1142. se- 
gún los Anales Cistercienses, 
aunque no exiben la Escri- 
tura de erección , sino otra 
del año 1155. en que el 
Emperador con su muger Do- 
ña Rica ofrece al Monaste- 
rio y a su Abad Giraldo el 
Monte Veduego con todas sus 
pertenencias. Esto fue en el 
dia 27. de Diciembre del 
1 155. y al dia siguiente aña- 
dió otra donación del Cas- 
tro de San Ciprian de mon- 
te Real , en que supone ma- 
yor antigüedad del Monas- 
terio : pues expresa darle con 
los términos antiguos , y se- 
gún tenia la posesión el Mon- 
ge Martin Germundiz , 6 
Germendiz : Cum direcluris 
suis et terminis quos babuit 
antiquitus , et sicut eam tenet 
Monackus vester Martinus Ger- 
mundiz , según refiere Man- 
rique en el Tomo 1. pag. 
436. 

29 Añade que en el 
1 1 60. ya estaba el Monaste- 
rio en Melón , con el mismo 
Abad Giraldo : pues el Rey 
D. Fernando , hijo del Em- 
perador , confirmó y aumen- 
tó la donación de S. Ciprian, 
hablando asi : Tibi Giraldo 
Abbati de Melone. Dada en 

Ce- 



Monasterio 
Celanova día de los Inocen- 
tes año de 1160 al apartar- 
se de la Junta que este Rey- 
tuvo con el de Portugal, co- 
mo expresa la data. 

30 Muerto el Abad Gi- 
raldo , dice Manrique , tuvo 
por sucesor a Martin , hom- 
bre de venerable santidad, 
á quien el Rey , y otros, 
hicieron varias donaciones, 
y entre ellas el lugar y puer- 
to de Vigo , que está al occi- 
dente de Melón , sobre Ba- 
yona. La observancia del 
Monasterio , y el fondo de 
sus rentas , atrajo otros á su 
sugecion , como se vio en el 
de S. Miguel de Canales, de 
que hay Escritura en el To- 
mo 2. de Manrique sobre el 
año 1 1 56. p. 284. Yepes en 
el Tomo 7. fol. 325. b. di- 
ce , que Melón se unió a 
los Reformados de Castilla 
por el año de 1501. 

31 Sandoval en el fol. 
34. de las antigüedades de 
Tuy , quiere que el Monas- 
terio de Melón fuese el Mcl- 
dense , ó Meldenense , don- 
de los fingidos Chronicones 
de Luitprando y Juliano po- 
nen á Santa Pbara antes del 
año 650. Esto le pareció 
muy bien á Argaiz : y á 
mi no me parecerá mal, 
quando descubra pruebas, 



de Melón. 2.5 

que no estriben en -fábulas. 
3 2 ínterin digo , que el 
capricho de aplicar a S. Pha- 
ra a España , no fue mas que 
jugar de la voz Melda de 
la Galia Lugdunense ( hoy 
Meaux ) y aplicarla a Melón: 
sin que ni el Monasterio pre- 
sente tuviese este nombre en 
su principio , (sino el de Bar- 
cena) ni la Santa fuese Es- 
pañola , sino Francesa , como 
refiere Yepes en el Tomo 
2. fol. 41. cap. 4. del año 
617. Pero como se forma- 
ron después los falsos Chro- 
nicones citados , trasforma- 
ron las cosas á su arbitrio: 
y solo les faltó hacer Silla 
Episcopal al Monasterio de 
Melón : pues el hermano 
de Santa Fhara fue Obispo 
Meldense , como refiere Ba- 
ronio sobre el día 7. de Di- 
ciembre con Sigeberto : y 
si por ver a S. Phara in pa- 
go Meldensi , recurren al Mo- 
nasterio de Melón ■■> por oír 
al hermano Episcopus MeU 
densis , .debían hacer Silla 
Episcopal el Monasterio. Es- 
to dista mas de la verdad, 
que la Galia Lugdunense de 
Tuy : y asi no conviene per- 
der tiempo sobre ello, ni en 
referir las increíbles trasfor- 
maciones que para sostener- 
lo hace un moderno , con- 

vir- 



z 6 Es parid Sagrad. Trat. 6 i . Cap. 4. 



virtiendo el nombre de Eus- 
tacio en Anastasio : la Bor- 
goíía , en tierra de Betanzos: 
la Britania , en la de Mon- 
doñedo : el rio Limago de 



Alemania , en el Lima de 
Portugal , y asi de otras 
ridiculas voluntariedades , in- 
dignas de haber sido publica- 
das. 



CAPITULO IV. 

ANTIGÜEDAD DE LA SEDE TUDEXSE, 

y Catalogo de sus Obispos. 



1 PI alguna vez 



hemos 
de adoptar al Poeta 
que dijo , Non habst in no- 
bis fábula fifl.i locum , nunca 
mejor que ahora : pues son 
tantas las fábulas fingidas al 
principio del Siglo prece- 
dente , que no caben aquí. 
Busca allí a S. Epitacio, Obis- 
po que digeron ser de Tuy, 
martirizado en tiempo de 
Nerón. Bajo el mismo Tira- 
no te dirán haber padecido 
en el territorio de Tuy los 
Santos Crisputo y Restituto. 
Luego te pondrán segundo 
Obispo de Tuy a S. Evasio. 
Todo esto , porque quisie- 
ron fingirlo : y pareciendo 
poco, añadieron lo que amon- 
tona Argaiz. 

2 No tengo duda en que 
Tuy es una de las Sedes an- 
tiguas de Galicia , según lo 
que dejamos prevenido en el 
Tomo 4. sobre que no fue 



de las erigidas de nuevo en 
tiempo de los Suevos , sino 
que venia ilustrada con Obis- 
po desde tiempos antiguos: 
y realmente aquel numero 
de Obispos que supone en 
Galicia el Concilio I. Toleda- 
no al fin del Siglo quarto , y 
confirma el Chronicon de 
Idacio en el Siglo quinto, no 
permiten que defraudemos á 
Tuy de Sede Pontificia mas 
antigua : pues esta es una de 
las Ciudades de Galicia re- 
conocida por de la mayor 
antigüedad ( como se vio en 
el cap. 1. ) y ninguna otra 
puede probar exceso. De- 
biendo pues reconocer las 
Sedes Pontificias en pueblos 
sobresalientes ; debe suponer- 
se en Tuy , y publicarla co- 
mo una de las que mas flo- 
recieron en Christiandad,aun- 
que la falta de escritos en 
los primeros Siglos nos pri- 
ve 



Obispos de Tuy. Añila. 2,7 

ve de noticias individuales, cap. 3. del Tratado 3. desde 

3 Algunos han reconoci- el num. 106. pues la Iglesia 

do Obispo de Tuy al famo- de Tuy era mas antigua que 

so Ceponio , a quien junta- el Concilio (celebrado en el 



mente con Idacio' escribió 
una Carta S. Toribio , y el 
Papa S. León Magno le nom- 
bró en la Respuesta a la Car- 
ta del Santo. Yo no descubro 
n¿da contra esto : pero tam- 
poco hailo prueba con que 
establecer a Ceponio en Tuy 
mas que en otra Iglesia de 
Galicia. 



también de las Iglesias 
antiguas. 



AÑILA 
Desde antes del 572, 
algo después. 



hasta 



4 El primer Obispo que 
conserva el nombre , es el 
presente ; sabiéndose que 
precedieron otros , pero ig- 
norando como se llamaron. 
En el Concilio I. Bracaren- 
se hallamos quatro nombres 
de Obispos de Galicia , cu- 
yas Sedes no conocemos. Es- 
tos fueron Ilderico , Tbimo- 
theo , Cotto , y Malioso. Algu- 
no de ellos fue Tíldense: 
pero no aparece prueba en 
favor de uno mas que otro, 

aunque no falta quien escoja ta Iglesia de Lugo para jun- 
á Cotto. tarse a Sínodos. 

5 El reconocer á uno por 8 Ya hemos dicho en 
Tudense, estriva en las prue- varias partes , que antes del 
bas alegadas en el Tomo 4. Concilio II. Bracarense au- 

men- 



año j6i.) y su Obispo pre- 
cedió en el Concilio siguien- 
te al de A:torga , que era 
glesias mas 
Esto prueba que 
Tuy no fue de las Iglesias 
erigidas de nuevo en tiem- 
po de los Suevos , y consi- 
guientemente tenia Obispo 
antes del Concilio I. Br acá- 
rense , aunque ignoramos su 
nombre , como el de los de- 
mas antecesores. 

6 El primero que descu- 
bre el nombre es Añila , es- 
crito Auila en las ediciones 
antiguas, con u por n. Loay- 
sa puso en el texto Auila, 
y al margen Añila , debien- 
do hacerlo al revés , pues 
nuestros Códices escriben 
Añila. 

7 Este concurrió a Bra- 
ga en el año de 572. con- 
vocado para el Concilio II. 
y subscribió en el orden de 
los Obispos Lucenses , esto 
es , de ios que tenian seña- 
lada per Metrópoli la San- 



1 8 Esparta Sagrada 

mentaron los Suevos Obispa- 
dos en Galicia , con la Me- 
trópoli de Lugo y y arregla- 
ron las Sedes que debian 
concurrir z] cada Capital en 
los Concilios annuales , se- 
ñalando Diócesi á cada una, 
por causa de que estableci- 
dos nuevos Obispados , pre- 
cisamente se habían de alte- 
rar los limites que tenían 
los antiguos. 

9 Entonces quedó Tuy 
atribuida a la Metrópoli de 
Lugo , siendo Añila el pri- 
mero que debió concurrir a 
ella para tener Concilio. En- 
tonces señalaron por su Dió- 
cesi a las Iglesias que tenia 
cerca , y Turedo , Tabolela y 
Locoparre , Áureas , Tabúlela, 
Longetude T Carisiano , Marti- 
llaría , Turonio 7 Celessantes 9 
Turnea, ítem pagi , Aunone y 
Sacria, Erbilone , Ganda , Obi- 
nia , & Córtese. XII. Este nu- 
mero está errado. El Tuden- 
se pone sub uno XV. y los ex- 
presados son XVII. Hoy no 
son conocidos estos nombres: 
y las coplas contribuyeron a 
ello , por haber desfigurado 
las voces. El Turonio se men- 
ciona en Escrituras , y hoy 
se dice Toroño. 

i o Estas eran las Parro- 
quias de que Añila debía ser 
Pastor , sin necesitar para ello 



. Trat. 6 1 . Cap. 4. 

que desmembrasen a Braga 
( como escribió un moderno ) 
pues asi Braga como Tuy, 
eran de las Iglesias antiguas, 
en que no tuvieron necesi- 
dad de alterar nada , sino 
dejarlas como estaban. Las 
confinantes con las erigidas 
de nuevo , estas dieron Par- 
roquias a las nuevas : y lo 
harían gustosas , pues el mo- 
tivo de la nueva erección 
era por la demasiada exten- 
sión , que no les permitía 
apacentar a todas sin moles- 
tia. Pero ninguna de las nue- 
vas confinaba con Tuy , se- 
gún prueba lo expuesto en el 
Tom. 4. porque como allí 
vimos , una fue Idaña , otra 
Porto , otra Lamego , ( todas 
debajo de Braga , y por tanto 
muy distantes de Tuy ) la 
quarta fue Britonia , junto a 
Mondoñedo , muy apartada 
de la presente , con otras Se- 
des en medio. 

11 Esta noticia que te- 
nemos de Añila , es primera 
y ultima : sabiéndose única- 
mente lo que se infiere de 
ella : esto es , que vivía en 
el 572. y que fue consagra- 
do algo antes de concurrir 
al Concilio II. Bracarense en 
aquel año , pues firmó como 
mas antiguo que los Obis- 
pos de Astorga y de Brito- 
nia, 



Obispos de Tuy. Neufila. 29 

nía : pero faltando instru- fuerza. Desterraba Obispos: 



memos de los años immedia- 
tos , ignoramos el tiempo que 
yívíó. Parece no fue mucho, 
según la gran antigüedad que 
el sucesor mostró en el año 
de 5 89. como se va á decir. 



NEUF1LA 
Desde antes del 580. 
después del 5 S<?. 



basta 



y colocaba en algunas Igle- 
sias Ministros de su Secfa. 

13 En este desgraciado 
tiempo florecía Neurila , ma- 
nifestando una constancia in- 
superable , a quien ni el ala- 
go , ni el rigor pudieron 
quebrantar. El Rey , tan ar- 
rogante en las armas , como 
en la terquedad de la here- 
hizo 



12 

sidió 

bres que publican ser de 



la 



gente Sueva , que años antes 



gia , nizo la violencia de in- 

Despues de Añila pre- troducir en Tuy Obispo Aria- 

en Tuy Neufila , nom- no : pero compadeciéndose 

Dios del llanto de su Iglesia, 
transformó el theatro. Murió 
elReyherege : sucedióle su 
hijo el muy Catholico Reca- 
redo : triunfó la Fe : con- 
virtiéronse a ella los Aria- 
nos : y Neufila tuvo el glo- 
rioso día en que no solo vio 



abrazó la Religión Catholi- 
ca. Neufila sobresalía en ella, 
y mereció ser elevado á la 
Cathedra Pontificia , quando 
el Reyno de Galicia estaba 
en tranquilidad de Principes 



Catholicos. Tutbose luego prevalecer su constancia , sino 

lo sagrado por inquietud de ceder el competidor Ariano, 

lo civil. El Rey de los Go- y abrazar solemnemente lo 

dos deseaba el dominio de que creyó Neufila. 
toda España : y viendo en- 14 Para esta gloriosa ce- 

flaquecido y turbado el Rey- lebridad hizo el Rey Recare- 

Suevos desde que do congregar el Concilio 

aliado Miro , se Nacional , tercero de Tole- 



no de los 
murió su 
echó sobre Galicia , y la 
agregó a su Reyno en el año 
de 585. Entonces introdujo 
la Seda Ariana de que esta- 
ban dominados los Godos. 
Persiguió a los Catholicos, 
y donde el arte y la prome- 
sa no alcanzaba , anadia la 



do , año de 589. dia 8. de 
Mayo. Concurrieron sesenta 
y dos Obispos de todas las 
Provincias , entre los quales, 
cinco Metropolitanos , y de- 
mas de estos los Vicarios de 
los ausentes. Entre los Obis- 
pos que concurrieron á Tole- 
do, 



3 o EspañaSttgrad. 

do , uno fue Neufila : que 
ocupó el undécimo lugar des- 
pués de los Metropolitanos, 
precediendo á quarenta y seis 
Prelados , cuyo orden ma- 
nifiesta notable antigüedad 
de consagración : y por tan- 
to debe suponerse immediato 
sucesor de Añila , introdu- 
ciéndole antes del 580. 

15 Desde el año 589. en 
adelante no perseveran me- 
morias de . esta Iglesia : y asi 
ignoramos lo que sobrevivió. 

G ARDIN GO 

Desde antes del 589. en 

adelante. 

16 Este es aquel intruso 
Ariano de que hablamos en 
el cap. antecedente. Y este 
es el que abjuró los errores 
de la heregia , abrazando la 
Religión Catholica , como 
pubiicó en las Adas del Con- 
cilio tercero de Toledo : Gar- 
dingus in Cbristi nomine Ci- 
vitatis Tudensis Eps. anatbe- 
matizans h are sis Ariana dog- 
tnata superius damnata , fidem 
banc sanciam Catholicam, quam 
in Ealesiam Catbolicam ve- 
niens credidi , manu mea de 
toto cor de subscripsi. 

17 Convertido á la Fé, 
entró con los demás Padres 
al Concilio : y decretando 



Trat. 6 1 • Cap. 4. 
con ellos los veinte y tres 
Cañones alli establecidos, 
los firmó al fin diciendo: 
Gardingus Tudensis Ecclesia 
Eps. subscripsi. 

18 Desde entonces , esto 
es , desde el 589. quedó Gar- 
dingo reconocido por Obispo 
legitimo. Su primera entrada 
en Tuy no puede anticiparse 
del 585. pues solo desde en- 
tonces pudo Leovigiido intro- 
ducir Ministros de su Seda 
en el dominio de los Suevos. 

19 El orden , con que se 
sentó Gardingo en el Conci- 
lio , muestra que tenia poca 
antigüedad : pues solo prece- 
dió a catorce Obispos , pre- 
cedido de 42. Esto promete 
que pudo sobrevivirá Neufi- 
la : y como ya era Catholi- 
co , proseguirla gobernando a 
Tuy : pero no sabemos hasta 
quando. 

ANASTASIO 
Desde antes del 633. basta, 
cerca del 4.3. 

20 Mucho tiempo corrió 
hasta celebrarse el Concilio 
quarto Nacional en Toledo, 
año de 633. Por tanto no 
sabemos que succesores huvo, 
hasta Anastasio , cuyo nombre 
quedó perpetuado en aquel 
Sínodo , por haber sido uno 
de los sesenta y seis Prela- 
dos 



Obispos de Tiíj, 
dos que concurrieron á To- 
ledo con S. Isidoro , y subs- 
cribió en el num. 51. dicien- 
do : Anastasias Tudensis Eccle- 
sia Eps, subs. Esta corta an- 
tigüedad que mostró en el 
Concilio , denota haber sido 
consagrado no mucho antes. 

21 Volvió segunda vez 
á Toledo para celebrar el 
Concilio sexto en el año de 
638. donde ocupó el lugar 
36. entre 48. precediendo á 
12. menos antiguos. 

2 2 Vivió hasta cerca del 
643. según promete el suce- 
sor , que en el año de 46. 
era de los menos antiguos. 
Y este fue a cuyo Pontifica- 
do atribuyeron los fingidos 
Chronicones las voluntarias 
imposturas que se les antojó, 
como apuntamos en la men- 
ción de Sta. Phara. 

ADIMIRO 

Desde cerca del 643. basta 

antes del 5 3 . 

23 Escribenle algunos 
Códices Ademiro , pero los 
mas Adimiro. Su memoria 
persevera en el Concilio sép- 
timo de Toledo , celebrado 
en el año de 646. en que 
concurrió á la Corte , y 
ocupó el antepenúltimo lu- 
gar , precediendo á dos en- 



Adimiro. 3 1 

tre 30. (como verás en el 
Tomo 6. ) por lo que le 
penemos consagrado poco 
antes , cerca del 643. sin que 
podamos determinar el fin, 
pues consta solamente que 
acabó antes del 53. en que 
tenia sucesor : y aun éste no 
mostró su antigüedad , por 
no haber concurrido en per- 
sona a ningún Concilio. 

BEATO 
Vivid tn el 6 $i, 

24 En el año de 653. fue 
convocado este Obispo para 
el Concilio ofiavo de Tole- 
do. No pudo concurrir en 
persona , pero envió un Pres- 
bítero , llamado Vitorino , ó 
Vi&urino ( como algunos 
Mss. le nombran) para que 
hiciese las veces del Prela- 
do : y este subscribió , co- 
mo Vicario , lo decretado en 
el Sínodo : ViBorinus Presby- 
ter Beati Episcopi Ecclesia Tu~ 
densis SS. El Códice Urge- 
lense escribe en lugar de 
Beati , Benedióii '■> pero todos 
los demás , que conozco, 
usan la voz Beati. 

25 Ni este , ni otro Pre- 
lado suenan en los Concilios 
immediatos : por lo que ig- 
noramos , si huvo otro entre 
Beato y el siguiente , lla- 
mado 

GE- 



3 z España Sagrad. 

GENETIVO 

Desde antes del 670. basta 

terca del%z. 

16 Algunos Mss. escriben 
Gsmtius : pero puede creer- 
se abreviatura de Genetivus, 
por ser esta la voz que pre- 
valece , aunque también se 
halla Genitivus , y Gentivus. 

27 Su nombre empieza a 
sonar en el Concilio tercero 
Bracarense del año 675. en 
que el Metropolitano de Ga- 
licia consiguió del Rey Vam- 
ba el beneplácito de que tu- 
viesen Sinodo , que en mu- 
cho tiempo no habia podido 
congregarse. Este Metropoli- 
tano no tenia ya jurisdicion 
del Duero abajo , por haber 
los Godos reducido la Pro- 
vincia Emeritense a sus pri- 
meros limites , quitando a 
Braga lo que los Suevos la 
habían añadido. Tuy no tu- 
vo en esto mas novedad , que 
el no reconocer ya a Lugo 
por Metrópoli , sino a Braga 
como única , según lo ha- 
bia sido en tiempo antiguo. 

28 Entre todos los Prela- 
dos de Galicia convocados a 
Braga , el mas antiguo era 
este , por lo que ocupó el 
primer lugar después del Me- 
tropolitano Leodegisio , y fir- 



Trat . 6 1 . Cap. 4. 

mó lo decretado , en cstz 
forma : Genetivus ¡n Cbristi 
nomine Ecclesia Tudensis Epis^ 
eopus. 

29 Perseveraba gober- 
nando esta Iglesia en el68i. : 
en que a principio de Enero 
se hallaba en Toledo , con- 
vocado para el Concilio XII. 
y subscribió décimo quarto 
entre los Sufragáneos , como 
uno de los antiguos : y poco 
después falleció , según prue- 
ba el sucesor , de alguna an- 
tigüedad en el año de 83. 
que se llamaba 

O P P A 

Desde cerca del 682. basta 

cerca del 86, 

30 Una sola memoria 
tenemos de este Prelado, 

y es por medio del Con- 
cilio XIII. de Toledo en 
el año de 683. donde se ha- 
lló presente , y subscribió en 
el num. 33. por lo que vien- 
do vivo al antecesor dos años 
antes , en principio del 81. 
colocamos a este cerca del 
82. Pero por poco tiempo: 
pues en el 88. tenia s ••cesor 
en el Concilio XV. y según 
esto fue corto su Pontifica- 
do , con la única memoria 
de haber asistido al Concilio 
XIII. de Toledo. 

El 



Obispos de 

31 El Sr. Sandoval empe- 
zó á discurrir sobre si este 
fue aquel infeliz Prelado 
Oppas , que concurrió a la 
destrucción de España , fa- 
voreciendo al partido de los 
Moros. Alega congeturas, 
que no tienen mas apoyo 
que la alusión de los nom- 
bres. No le pone trasladado 
á Sevilla desde Tuy , ( por- 
que vio que no fue asi ) sino 
de Tuy a Ilici , por cuya 
Iglesia concurrió al Concilio 
XVI. un Obispo , escrito 
Eppa , (que parece ser lo 
mismo que Oppa) y de Ili- 
ci dice pudo pasar a Sevilla. 

32 Esto que en Sando- 
val era adivinar ( como ex- 
presa ) lo aseguró luego Ar- 
gaiz. Pero no debe soste- 
nerse : porque Oppa no pasó 
de Tuy a Ilici : no solo por- 
que en tiempo de los Godos 
no habia traslaciones de su- 
fragáneo á sufragáneo ( como 
digimos en los Tomos V. y 
VI. ) sino porque la memo- 
ria de este Oppa en Tuy cesa 
por muerte , no por trasla- 
ción á Ilici. 

33 La razón es , porque 
si le huviesen trasladado des- 
de Tuy á Ilici , habia de 
sonar aqui , quando acaba 
alli : esto es , que si acaba 
en Tuy en el Concilio pre- 

Tom. XXII. 



Tuy. Oppa. 33 

senté , empezaría á sonar en 
Ilici en el siguiente : y no 
fue assi : pues acaba su me- 
moria en el Concilio del año 
683. y luego entra la del su- 
cesor Adelfio , que presidia 
en Tuy antes del 88. Si Oppa 
huviera pasado a Ilici des- 
pués del 83. debia sonar alli 
quando consta que no vivia 
en Tuy , y tenia sucesor, 
como es preciso diga el que 
le ponga trasladado a Ilici. 
Lo contrario se convence 
por el Concilio XV. del año 
88. en que estuvo Adelfio 
( sucesor de Oppa en Tuy ) y 
otro muy distinto de Oppa 
en Ilici , que se llamaba Emi- 
ta. Aqui ves ocupadas las 
dos Iglesias de Ilici y Tuy, 
en el año de 88. por dos Obis- 
pos muy diversos de Oppa: 
¿Pues donde se hallaba este? 
No en Tuy , donde presidia 
Adelfio. No en Ilici , donde 
vivia Emila. Es pues imagi- 
naria la traslación mencio- 
nada : y Oppa debe decirse 
muerto antes del 88. en que 
tenian Obispos diferentes> 
Tuy , Ilici , y Sevilla. 

34 Argaiz inventó un 
empeño ridiculo , para soste- 
ner a Oppa en Ilici , dicien- 
do que éste presidia alli, 
pero Emila en Dotana. Si en 
aquel Concilio del 88. sonara 
C Oppa 



3 4 España Sagr. 

Oppa Ilicitano , y Emila Do- 
tano, era recurso tolerable: 
pero ¿ quien nombra á Oppa 
Obispo Ilicitano en el Conci- 
lio XV. del año 88 i Ni hay 
quien le mencione alli , ni 
quien le pueda nombrar : por- 
que Emila cierra la puerta, 
expresando en su firma , que 
él mismo era Obispo de Ilici 
y de Dotana : Emila Elicita- 
nce y qui & Dotana Sedis Epis- 
copus. Todo esto debe atrope- 
llar el que sin motivo , ni fun- 
damento , quiera poner en 
Tuy al Oppas destruidor de 
España. 

ADELFIO 

Antes del 688. hasta después 
del 93. 

3 5 Sucedió á Oppa Adel- 
fio antes del año 688. por 
Mayo , en cuyo dia once asis- 
tió al Concilio XV. de Tole- 
do , y firmó con los demás 
Prelados sus decretos. El or- 
den de las firmas no es pun- 
tual en estas Aftas , como se 
ha notado en otras partes : y 
asi las copias actuales no sir- 
ven para investigar el tiem- 
po por orden de las subs- 
cripciones. Ponele Loaysa an- 
tes de once Obispos en el 
num. 50. precediendo al Pa- 
cense , mas antiguo que su 



Trat. 61. Cap. 4. 
antecesor Oppa : lo que con- 
firma el desorden. 

36 Perseveraba Adelfio 
gobernando a Tuy en el año 
de 693. en que volvió á To- 
ledo , y asistió al Concilio 
XVI. subscribiendo en el 
num. 32. de Loaisa , donde 
también hay desorden : pero 
consta su presencia en el 
Concilio. El del año siguien- 
te no conserva nombres de 
los Obispos : pero es creíble 
que asistiesen los mismos 
con poca diferencia. Pero en 
fin esta es suficiente para no 
afirmar lo que no podemos 
probar. 

37 Desde aqui nos falta la 
guia que ofrecen los Conci- 
lios i por lo qual es mejor 
contenernos, que errar. 

38 Por no perder el tiem- 
po , omitimos la torpísima 
ignorancia de los que po- 
niéndose a tratar de estos 
Obispos , introdugeron nom- 
bres no conocidos , sin men- 
cionar a los que publican 
los Concilios. Ni la ignoran- 
cia pudo ser mas crasa , ni el 
indicio de la malicia teme- 
raria mas patente. Con todo 
eso huvo ignorantes , que 
siguiesen á los maliciosos. 

39 En tiempo del Obispo 
Adelfio corresponde la res- 
tauración del Reyno de Ga- 

li- 



Obispos de Tuy. Adclfio. 3$ 

licia , que hizo el Rey Egi- tigando á su marido Witiza, 



ca , poniendo en Tuy a su 
hijo Witiza , para que gober- 
nase el Reyno de los Suevos, 
y el Padre el de los Godos: 
Filium suum Witizanem in 
regno sibi socíum fecit [ Egica ] 
eutnque in C i vítate TüDENSl, 
Provincia Gallada , habitare 
pracepit , ut pater teneret reg- 
num Gotborum , et filius Sue- 
vorum. Asi el Chronicon de 
Sebastian : y añade el Tu- 
dense , que el Rey envió 
allí con su hijo ai Duque 
Fafila , hijo del Rey Chin- 
dasvindo , y Padre de Don 



le hirió éste en la cabeza 
con una clava , y murió de 
resulta. 

40 Luego que falleció el 
Rey Egica , dejó Witiza la 
residencia de Tuy , y se pa- 
só a Toledo , gobernando 
solo todas las Provincias de 
España , pero tan mal , que 
luego dieron en manos de 
los Africanos , cerca del 714. 

41 Lo regular es que 
Adelfio no alcanzase esta 
desgracia , sino otro suce- 
sor : pero ignoramos el nom- 
bre , hallando únicamente la 



Pelayo. Pero el Duque tuvo noticia de que padeció mu- 
cl infortunio de caer en des- chos trabajos , como se va á 
gracia de la Reyna , que ins- decir. 

CAPITULO V. 
ESTADO DEL CAUTIVERIO. 



Prosigue Tuy con titulo de 
Obispado. 



bien infor- 
que notó la 



1 Oí estuvo 
^ mado el 
dotación hecha por la Infan- 
ta D. Urraca ( hermana de 
D. Alfonso VI. ) a la Santa 
Iglesia de Tuy , padeció es- 
ta Iglesia y Ciudad mas in- 
fortunios que otras ( acaso 
por haber vivido allí el in- 



fame Witiza ) El Obispo con 
sus Clérigos fue llevado pri- 
sionero : a unos quitaron la 
vida , a otros vendieron : y 
asolando la Ciudad , quedó 
viuda , y enlutada muchos 
años: Tudensis Sedis tpse Epis- 
copus } qui ib idem norma te- 
nebat , cum ómnibus suis ab 
ipsis inimicis capital i bus duc- 
tus fuit: altos occiderunt ; al ios 
vendiderunt : necnon et ipsam 
C z Ci- 



36 España Sagrad. 

Civitatem ad nibilum redu- 
xerunt : qua plurimis annis vi- 
dua atque lugubris permansit. 
Escribióse esto en el año 
de 1 07 1, sin que hallemos 
otra individualidad , ni con- 
firmación. 

2 La ruina de la Ciudad 
no fue total : no solo porque 
dice perseveró viuda , sino 
porque luego nos dice el 
Chronicon de Sebastian (pues- 
to en el Tomo XIII. ) que 
D. Alfonso I. tomó (entre 
otras Ciudades oprimidas an- 
tes por los Saracenos ) á 
Tuy. Esto fue poco después 
del 740. y se redujo a echar 
de alli á los enemigos , sin 
poder restablecer la gloria 
antigua por medio de res- 
taurar alli la Sede , y añadir 
vecindario : pues como con- 
quistaba mucho , no tenia 
gente para poblarlo todo. 

3 Llegó el reynado de 
D. Ordoño I. al medio del 
Siglo nono : y hallándose ya 
mas desahogado , empezó á 
poblar lo que D. Alfonso 
I. habia conquistado. Una 
de estas Ciudades fue Tuy, 
como expresa el Chronicon 
Albeldense, y el de Sebas- 
tian , que dice : Civitates de- 
sertas , ex quibus Adefonsus 
tnajor ( Alf. I. ) C baldaos eje- 
•erat , iste ( Ordonius I. ) re~ 



Trat. 6 1 . cap. j ; 

populavit , id est , Tudem &c. 
Era pues Tuy una de las de- 
siertas : y desde D. Ordo- 
ño I. empezó á repararse. 

4 Pero no se perficionó 
de modo que pudiese reci- 
bir al Obispo : pues no vol- 
vió á residir alli hasta el 
año de 915. (como luego 
veremos) ni alcanzo el fun- 
damento con que duda un 
moderno , si desde esta re- 
población de D. Ordoño I. 
empezó a residir en Tuy su 
Prelado , quando tuvo pre- 
sente la Escritura de D. Or- 
doño II. que en el año de 
915. declara lo contrario, 
esto es, que hasta entonces 
no volvieron á sus Iglesias 
los Obispos de Tuy y de 
Lamego : Necesse est ut re- 
deant ad suas Sedes. Si ya era 
necesario que volviesen, (por 
estar con Clérigos sus Igle- 
sias ) supone que antes no 
residían en Tuy , ni en La- 
mego. 

5 La materia de esta Es- 
critura es , que por la de- 
vastación de los Saracenos, 
se retiraron algunos Obispos 
al Obispado de Iria , el qual 
ofrecia alguna seguridad, por 
ser ultimo en la situación, 
como el mas retirado de 
los enemigos , por lo que 
apenas fue inquietada su Se- 
de: 



Obispos de Tuy. 1 7 

de : Vix ab impiis inquietata. 7 Según esto los Obis- 

El Obispo Iriense recogió pos que después del año 

con toda humanidad a los 714. tuvieron titulo de Tu- 

afligidos Prelados., y señaló denses, no residieron en Tuy, 

para su manutención algu- sino en la Diócesi del Apos- 

ñas Parroquias , ó Decanias, tol , mantenidos caritativa- 

mientras disponía Dios la mente por el Obispo de Iria 

restauración de sus Iglesias, hasta el año de 915. 

Al Tíldense le dio a Ne- 8 Pero es muy sensible 

mitos , Faro Brecantinos , y la falta de instrumentos que 

Somnaria : Necnon Neminitos hay en aquellos tiempos : y 

( asi dice mi copia ) Faro algunos , aunque nombran 

Bricantinos , et Somnaria, Obispos , callan las Sedes, 

quam obtinuit Episcopus Tu- defraudándonos su noticia 

densis. ( El Nemitos hoy Nen- para la formación de los Ca- 

dos. ) talogos , y Fastos de cada 

6 Llegó el año de pij. Iglesia, 
en que ya se hallaba Tuy 9 Sin embargo de no 
floreciente con Clérigos, res- constar los nombres , debe- 
tablecidos sus antiguos de- mos suponer que persevera- 
rechos : y tratando el Rey ban Obispos con titulo de es- 
la materia con los Obispos ta Sede : pues los hallamos 
que tenia a su lado , resol- adelante , antes de residir en 
vieron , poner allí al Prela- Tuy : y aquella continuación 
do , y que el de Lamego re- supone la existencia anterior, 
sidiese ( por lo mismo ) en su También podrá alguno ale- 
Iglesia , recobrando la del gar para lo mismo el silen- 
Apostol lo que fue suyo: cío del Rey D. Alfonso el 
Et quoniam ex ipsls Epjsco- Casto , que aplicó a Lugo 
pis t qui in sede Iriensi tole- las Iglesias de Braga y Oren- 
rationem usque hodie babue- se ( destruidas ) sin mencio- 
runtfjam Sedes eorum et Eccle- nar la de Tuy , ( confinante 
si<e Christianis Clericis ornato con ellas ) por tener Obispo. 
refalgent , id est , Tudensis, Asi lo insinuó Argaiz. Pera 
simulque Lamecensis; hunc trac- según lo prevenido , no pue- 
tatum figentes cum patribus de atribuirse aquel silencio 
et Episcopis nostris..., necesse a que el Tudense residiese 
est , ut redeant ad suas Sedes, en su Iglesia. Tampoco es 

Tom. XXII. C 3 ver- 



33 España Sagrad. Trat. 6i.Cap. $; 

verdad que Tuy , y no Bra- errada del Privilegio de Le- 

rez , introdujo a Brande rica 



ga y Órense , tuviese Prela- 
dos titulares : pues también 
los hallamos : y asi resta que 
el no mencionar a Tuy fue 
por otro motivo , v. g. por- 
que el Obispo de Lugo no 
tenia fuerzas para gobernar, 
ó poblar , tan vasto territo- 
lio: 6 porque el de Tuy per- 
severaba cuidando con sus 
providencias , y por medio 
de Presbíteros , de los Chris- 
tianos que perseveraban en 
su Diócesi , ó por otro mo- 
tivo cuya noticia no ha lle- 
gado á la nuestra. 



en el 



Desde 



lo 



año de 886. y á Her- 
moygio en el 98. ( como ve- 
rás en la Tabla que propo- 
ne al principio de la Histo- 
ria de Tuy. ) Publicando des- 
pués la obra de los cinco 
Obispos, señaló por Obispo 
de Tuy á D. Diego ( en la 
pag. 249. ) dándole la Era 
928. (año de 890.) y el si- 
guiente. 

11 De aqui resultó que 
otro hiciese tres Diegos de 
solo uno : porque viendo en 
Sandoval a Branderico entre 
el Diego del año 876. y del 
890. infirió que los Diegos 
eran diversos , pues vivió 
entre ellos Branderico. Per- 
suadido después á que la 
El primer nombre de Consagración de la Iglesia 



DIEGO 

antes del 890. 
después del 901. 



basta 



Obispo que después de la 
invasión Saracenica , refiere 
Sandoval , es el de Diego, 
mencionado como Obispo de 
Tuy en elChronicon deSam- 
piro , al tiempo de referir 
los Prelados que concurrie- 



de Santiago fue en el 899. 
necesitó añadir como terce- 
ro al D. Diego que concur- 
rió á ella , pues entre este 
y el del 890. medió Her- 
moygio en el 898. (según 
Sandoval) ó en el 895. se- 



rón á consagrar la Iglesia de gun el fingido Auberto, que 
Santiago , Didacus Tudensis, cubrió con su sombra al Die- 



como verás en nuestro To- 
mo 14. pag. 442. El año que 
le aplica es el de 876. en 
que puso la consagración de 
aquella santa Iglesia. Enga- 
ñado después con la data 



go del 876. por lo que pres- 
cindiendo ya de la existen- 
cia en aquel año en virtud 
de consagrar la Iglesia de 
Santiago, quedó lugar para 
suponer á un Diego en el 

876. 



Obispos de 
8y6. y añadir tercero en el 
año de la consagración. 

12 Todos estos perjui- 
cios nacieron de una mal 
arreglada Chronologia , que 
movió á multiplicar vana- 
mente Diegos , Brandericos, 
y Hermoygios. 

1 3 En todo el Siglo nono 
no consta mas que un Die- 
go , cuya Chronologia debe 
empezar por aquel documen- 
to en que Sandoval autori- 
ce la Era 928. año de 890. 
pues el Diego del 87o. no 
tiene mas apovo que el re- 
ducir á este año la Consa- 
gración de la Iglesia de San- 
tiago , que debe colocarse en 
el 899. según lo que deja- 
mos ya prevenido en los úl- 
timos Tomos. El Chronicon 
Aibeldense que refirió los 
Obispos del año en que es- 
cribía su Autor ( que fue el 
881. según lo dicho en el 
Tomo XIII. ) no expresó al 
de Tuy : parece fue , porque 
á la sazón no le habría. 

14 Por tanto la princi- 
pal acción que sabemos del 
Obispo D. Diego es haber 
sido uno de los que concur- 
rieron a consagrar la Iglesia 
del Apóstol , que el devo- 
to Pvey D. Alfonso III. hi- 
zo labrar de nuevo , cuya 
consagración se efe&uó por 



Tuy. Diego. 39 

diez y siete Obispos en Ma- 
yo del 899. 

15 Once meses después 
pasó la Corte con todos es- 
tos Prelados , y los Condes 
que se hallaron presentes , á 
celebrar en Oviedo un Con- 
cilio , en que hicieron 
Metropolitana aquella Santa 
Iglesia , por Abril del año 
900. y a todo esto asistió 
nuestro Obispo. También se 
halló presente el Avuelo de 
S. Rosendo , Hermenegildo, 
Conde que era de Tuy j 
Portugal , con su hijo D. 
Arias , Conde de Eminio 
( como leerás en Sampiro ) y 
lo advierto , por si algu- 
no saca de aquí confirma- 
ción para que la consagra- 
ción de la Iglesia Apostóli- 
ca fue en el 899. y no en 
el 876. en que no podia el 
Conde Hermenegildo tener 
hijo que fuese también Con- 
de , pues sabemos que vi vi a 
Hermenegildo en el reynado 
de D. Ordoño II. que em- 
pezó en el 914. y le confir- 
mó sus estados. 

16 Al mismo tiempo de- 
terminaron los Padres que 
los Concilios se tuviesen en 
Oviedo : y como las Iglesias 
eran pobres , y varios Pre- 
lados no tenian mas que el 
titulo, señalaron Parroquias 

C 4 pro- 



4-o España, Sagrada, 

proprias del Arzobispo de 
Oviedo , para congrua de los 
Obispos mienrras concurrie- 
sen al Concilio en el tiem- 
po determinado. Ai de Tuy, 
con el de Braga, y Dume, 
aplicaron la Iglesia de S. Ma- 
ría de Lugo , como expresa 
la Escritura publicada en el 
Tomo 14. pag. 401. AdBra- 
farensem Archiephcopum , et 
Dumiensem Epüm. et Tuden- 
sem Epüm. Ecclesiam S. Ma- 
ría de Lugo, De esta Iglesia 
se tratará , quando ( con la 
ayuda de Dios) lleguemos á 
la de Oviedo. 

BRANDERICO 

"Desde antes del 912. basta 

el 14. 

17 No conoció Sando- 
val á este Prelado , hasta que 
impresa la obra de esta Igle- 
sia, le observó en el Privi- 
legio de Lerez , mal redu- 
cido al año 886. y entonces 
le ingirió en el principio 
del libro. Pero ya tenemos 
dicho que el mencionado Pri- 
vilegio no es del Siglo nono, 
sino posterior. 

\% El nombre de Bran- 
derico en Tuy consta por las 
Escrituras del Tomo 4. de 
Yepes : una del 912. en que 
el Rey D. Ordoño II. conce- 



Trdt, 6 1. Cap. $. 
de varios bienes al Monas- 
terio de S. Martin de Santia- 
go , y confirma entre otros 
Obispos Brandericus Tudens, 
Sedis Eps. Otra del 913. con 
la misma confirmación, fol. 
436. según lo qual debe co- 
locarse por este tiempo la 
Escritura de Lerez , que men- 
ciona a Branderico , y otros 
que vivían por ahora , como 
Sabarico , el II. de Mondo- 
ñedo , Recaredo de Lugo, 
Sisnando de Iria , &c. 

19 Acabó poco después 
Branderico : porque en el 
año de 915. por Setiembre, 
tenia sucesor , y al principio 
del año parece que vacaba, 
si alcanza para decir esto, 
el ver que no se nombra 
el Obispo de Tuy en la Es- 
critura con que el Rey D. 
Ordoño II. dispuso en 30. 
de Enero del 915. que resi- 
diese en Tuy su Prelado. 

20 El hecho fue , como 
se dijo arriba , que manteni- 
do antes el Obispo de Tuy 
a costa del Iriense , desde 
ahora se estableció que re- 
sidiese en su Iglesia , por te- 
ner ya Canónigos , y estar 
restablecida su Diócesi. 

21 En el Tumbo de Sa- 
nios (Escr. 46.) veo firma 
de un Obispo Branderico en 
el año de 933. reynando D. 

Ra- 



Obispos de Tuy 

Ramiro II. (cuya es la Escri- 
tura) que empezó en el 931. 
y asi el año corresponde al 
Reynado. Pero ni expresa la 
Sede , ni a la sazón presidia 
en Tuy Obispo llamado Bran- 
derico , sino otro con nom- 
bre de Ermoygio , que firma 
también alli , aunque sin de- 
clarar la Iglesia. El nombre 
de Branderico podia conve- 
nir a otro : pues en el año 
de 881. se llamaba asi el 
Obispo de Lamego. Con que, 
ó el Branderico "del 933. fue 
diverso del que hallamos en 
Tuy veinte años antes , ó 
éste renunciarla la dignidad, 
dando lugar al sucesor. En 
Escritura de Mondoñedo del 
877. veras también un Bran- 
derico Obispo sin expresar 
Iglesia , que acaso era el de 
Lamego : y á lo menos prue- 
ba que el nombre era co- 
mún á otros. 

HERMOYGIO 

Desde el 915. basta después 

del 92 5 . ( en que renunció ) 

vivía en el 9\z. 

22 Muy descuidado an- 
duvo Sandoval , quando es- 
cribió que Hermoygio vivia 
Obispo de Tuy en el año 
de 898. dejando dicho tres 
ojas antes, que fue ele&o ca 



.Hermoygio. 41 

el 915. El Privilegio que 
cita para el año de $9$. es 
el de S. Pedro de Montes, 
inútil para el asunto , a cau- 
sa de estar lleno de confir- 
maciones posteriores : y una 
es la de Hermoygio , que no 
empezó hasta después de 
Branderico. 

23 Este venerable Prela- 
do fue sobrino de aquel tan 
nombrado Nausti , que fue 
Obispo de Coimbra por es- 
pacio de 45. años. También 
era pariente suyo el Obispo 
de Tuy Vimara ( de que ha- 
blaremos después ) cuyo Tío 
fue el presente , como todo 
consta por Escritura de Do- 
ña Sénior , hermana de Vima- 
ra , la qual Escritura es la 
15. del Tumbo de Lugo, 
Era 914. ( año de 976. ) y 
dice asi , hablando de la Vi- 
lla de Busto , quafuit de meo 
germano Domino Vimarano 

Episcopo qua fuerunt de 

meo tio Domino Ermuigia 
Episcopo , quas commutavit 
cum Dno. Nausti Episcopo suo 
tio et nostro avio. Hallábase 
pues esta ilustre familia bien 
heredada en Galicia , muy 
honrada con Mitras , y so- 
bre todo con la sangre del 
insigne Mártir S. Pelayo, co- 
mo luego veremos. 

24 La primera mención 

de 



4 2, España Sagr. Trat. éfi. C¿*/>. j. 
de Hcrmoygio es por medio su antecesor poco antes , y 
de la donación que ei Rey el Rey que ie dio el sitio 
D. Ordoño II. hizo á la S. empezó en el 9 14. Solo hay 
Iglesia de Lugo del Monas- el recurso de que D. Ordoño 
terio de S. Christoval de La- lo hiciese antes de morir su 
brugia , legua y media del Padre y hermano. 
Pontedelimia , en territo- 26 No falta quien afir- 
rio de Tuy , fundado por el me haber sido Hermoygio 
Obispo Hermoygio en here- Obispo de Porto , y que de 
dad del Rey , y cedido al allí pasó a Tuy. Esto ne- 



dominio y protección del 
Monarca por ei mismo Obis- 
po, con derecho hereditario, 
como declara la donación, 
firmada en 1. de Setiembre 
de la Era 953. año de 91 J. 



cesita alguna prueba que 
obligue al asenso : aunque 
si alguna vez se ha de mi- 
rar con poco ceño la trasla- 
ción , es ahora , por la cir- 
cunstancia de que el terri- 



y puesta en los cinco Obis- torio de Portugal no se ha- 
pos de Sandoval , pag. 257. liaba con la seguridad ne- 
Monasterium S. Cbristopbori, 
quod est construdlum in bere- 
ditate riostra a Domno Her- 
moygio Episcopo in territorio 
Tudensi , loco vocato Labru- 
gia ( asi Contador en el To- 
mo 3. de Braga pag. 402. ) 



cesaría para recibir Obis- 
pos : y aunque D. Alfonso 
III. le pobló de ChrLstianos, 
y señaló Prelados (como ex- 
presa ei Chronicon de Se- 
bastian ( num. 4. ) no resi- 
dieron en sus Ciudades , co- 



ripa Limite , et nobts sub tui- mo prueba la de Braga , que 
tione et dominio ab ipso Epis- prosiguió titular : y si ésta 
copo est traditum jure bere- no recibió por entonces (ni 
ditario. muchos años después ) al 

25 Era pues Hermoygio Prelado ( siendo la principal, 
Obispo en el 915. y ya te- como matriz) menos le re- 
ñía fundado y cedido al Rey 
el referido Monasterio. Pero 
este , ó fue muy reducido, 
y de- corta duración en la 
obra > ó le empezó Hermoy- 
gio antes de gobernar a Tuy, 

según muestra el que vivía te se dicen restauradas y po- 

bla- 



cibiria Porto, mas abanzada 
á tierra de los Moros , y 
por tanto , menos segura. 

27 Lo mismo puede in- 
ferirse de la Escritura cita- 
da del 9 1 y. en que solamen- 



Oiispos de Tuy. Hermoygio. 43 
bladas de Clérigos , las Igle- tes sonaba en Porto , y 
sias de Tuy , y de Lamego. si aplicares al dia 17. de 
Añade que desde el 915. ce- Agosto del 915. la Escritu- 
sa la memoria del Obispo ra de Lerez ( firmada por 
de Porto , y no vuelve á Ermogio de Porto ) resulta 
sonar por todo el Siglo , en que en el mismo mes de 
que es firme la de Tuy. Pa- Agosto le colocaron en Tuy. 
rece pues verosimil , que el 29 Argaiz dice que en 
Obispo Hermoygio nombra- el año de 917. firmó como 
do con titulo de Portugalen- Tíldense la Escritura de S. 
se en las Escrituras de los Pedro de Montes : Sub Xpti 
años 912. y sig. ( citadas en nomine Hermoygius Dei jusm 
el cap. antee. ) es el mismo Tudense Seáis Eps. No en- 
que luego suena en Tuy: cuentro cosa en contra : pero 
pues como antes era solo ti- tampoco en favor : pues ( co- 
tular de Porto , y ahora se mo digimos ) la data es del 
colocó Prelado en Tuy, no 89S. la confirmación de Her- 
hicieron injuria a la primera moygio , y de otros , poste- 
en hacer que su Obispo ti- rior : y para determinar que 
tular , ocupase como proprie- se hizo en el 917. se nece- 
tario la de Tuy : y desde sita prueba, 
entonces cesa por mucho 30 La mas notable mc- 
tiempo el titulo de Porto, moria de Hermoygio como 
sonando Hermoygio preci- Obispo de Tuy , es la refe- 
samente como Obispo de rida en el Chronicon de Se- 
Tuy. bastían num. 18. donde ve- 
2$ Desde este año de mos que iba al lado del Rey, 
915. empezó el Obispo de quando pasó al socorro de 
Tuy a residir en su Iglesia, los Navarros , y dando una 
por estar ya poblada la Ciu- sangrienta batalla contra los 
dad,y surtida la Cathedral de Moros en el Valle de Jun~ 
Ministros , según expresa el quera, la perdieron los Chris- 
Privilegio arriba referido. Es- tianos. Entre los prisioneros 
to se resolvió a fin de Ene- file uno nuestro Obispo, con 
ro de aquel año : pero has- Dulcidio de Salamanca , que 
ta Setiembre no suena Her- pasaron á Córdoba : Dúo 
moygio con titulo de Tuy. Episcopi , Dulcidius SalmantL 
Si era el mismo que an- censis , ct Hermogw Tudemis, 

ibL 



4.4 Esparta Sagr, 

ibidem sunt eomprehcnsi , & 
Cordubam adducii. 

3 1 De esta desgracia sa- 
có Dios un gran triunfo. Tra- 
tóse del rescate de los Pre- 
lados , y finalmente se efec- 
tuó , aunque por parte de 
Hermoygio quedó en rehe- 
nes su Sobrino , llamado Pe- 
hgto , por quien Dios logró 
un heroyco triunfo de su Fé 
contra las immundicias de 
Mahoma , como diremos al 
contar su martirio. Fue la 
prisión de Hermoygio muy 
cerca del año 921. ó en el 
mismo : y aunque Sandoval 
confiesa ignoraba el tiempo 
en que salió de la prisión; 
se infiere , por el martirio 
del Sobrino , que fue en el 
año 921. pues el Tío salió 
de Córdoba , quando entró 
por el su Sobrino : y esto fue 
al fin del 21. ó a principio del 
22. como diremos al hablar 
del martirio : Pro isto Hermo- 
gio Episcopo ingressus est subri- 
nus ejus Santtus Pelagius Cor- 
dubam , como escribe Sampi- 
ro. No debe pues atrasarse la 
prisión de Hermoygio , del 
año 92 1. en que a mas tardar 
debe señalarse la batalla de 
Junquera por la primave- 
ra ; a fin que haya tiempo 
para que sintiendo el Obis- 
po lo duro de la prisión, 



Trat. 61. Cap. $. 
tratase del rescate , y llega- 
se el Sobrino a Córdoba en 
fin de aquel año , ó en la 
entrada del siguiente. 

32 Sabemos pues que 
Hermoygio era Tio del San- 
to Mártir Pelagio , a quien 
después del Martirio se en- 
comendarla el Tio con ter- 
nura , no solo por el vincu- 
lo de sangre , sino por ha- 
ber sido ocasión de su coro- 
na. Sabemos también que en 
el 922. habia salido el Obis- 
po de la prisión , ó que sa- 
lió a fin de aquel año , sí 
alguno convenciere que el 
martirio del Sobrino fue en 
25. de Junio del 926. pues 
consta que la prisión duró 
tres años y medio , desde la 
entrada del 22. al 25. por 
Junio , ó á mas tardar desde 
principio del 23. al 26. La 
expresión de Sampiro ( quan- 
do dice que el Rey recobró 
aun vivos a los dos Obispos 
cautivos , aclhuc viventes ad~ 
duxit ) parece indica largo 
tiempo de prisión : pero se- 
gún lo dicho fue corto : y 
asi parece quiso denotar Sam- 
piro , que no murieron pri- 
sioneros , sino que volvieron 
vivos a su reyno. Y real- 
mente el carácter de dos 
Principes de la Iglesia pedia 
que nuestra Corte no aban- 
do- 



Ohispos de Tuy. 
donase su rescate , sino que 
le solicitase con esfuerzo. 

33 El modo con que se 
efectuó la libertad • de Her- 
moygio parece fue , que de- 
mas de las cantidades ajusta- 
das, entregaría unos cauti- 
vos ( que los Moros deseaban) 
y en seguridad de esta pro- 
mesa , quedó el Sobrino en 
rehenes : Vt ipso abeunte cap- 
tivos mitteret , quibus hunc so- 
brinum redimen posset , como 
dice el Rezo antiguo. Parece 
pues que el Niño S. Pelayo 
habia pasado a Córdoba an- 
ticipadamente en compañía 
de otros que iban á tratar 
el rescate de Hermoygio: 
pues si estuviera en Galicia, 
era tan fácil enviar por los 
cautivos prometidos , como 
por el Niño. Es pues mas ve- 
rosímil , que por hallarse allí, 
quedó por prenda. Y asi 
quando Sampiro escribió ( en 
las palabras ya dadas ) que 
el Sobrino entró en Córdoba 
por su Tío , debe entenderse 
que entró por el en la pri- 
sión. 

34 Aunque este contrato 
se reduzca al principio del 
922. parece no habia llega- 
do Hermoygio á Galicia , ó 
á la Corte del Rey D. Or- 
doño , en 1 . de Agosto de 
aquel año : pues ni el nom- 



Hermoygio. 4 5 

bre , ni la Iglesia de este 
Obispo , suena entre los que 
entonces confirmaron la res- 
tauración de Samos. 

35 A principio de Mayo 
del 93 3. confirmó la Escritu- 
ra 46. del Tumbo de Sa- 
mos , diciendo : Sub Xpi. no~ 
mine Hermoigius Dei gratia 
Episcopus confirmat. No de- 
clara su Iglesia (como ni los 
demás ) pero el nombre y el 
tiempo son proprios del pre- 
sente. Lo mismo sucede en 
la Escritura 43. que es dei 
año 938. y en el Tomo 16. 
pag. 437. verás otra firma 
suya del año 937. Sub Xpti 
nomine Hermoigius Eps. o f. 
Tampoco declaró su Iglesia 
en la confirmación de la do- 
tación de Celanova hecha 
por S. Rosendo en el 942. en 
que demás de Obispo se in- 
tituló Confesor : Ego Her- 
moigius Eps. c^ Confessor subs- 
cripsi. Esta Confesión no de- 
nota confesar la fé delante 
del Tirano , ó a lo menos 
no sabemos que padeciese en 
Córdoba por confesar la fé, 
pues la Cárcel fue por mo- 
tivo político de ser prisio- 
nero de guerra , y luego que 
ajustaron el rescate , y se en- 
tregaron rehenes , quedó li- 
bre. Tampoco vemos que se 
intitulase Confesor el otro 

Obis- 



4 6 España Sagr, Tr 

Obispo que fue compañero 
en Ja prisión , y firmó des- 
pués del presente la Escritu- 
ra citada. 

36 Parece pues que de- 
bemos adoptar el concepto 
ya recibido entre nuestros 
Escritores , de que la voz 
Confesor denota el estado Re- 
ligioso del que dejando el 
Mundo abrazaba la confesión, 
ó penitencia Monástica. Esto 
es lo que declara Sampiro, 
quando explicó , que el Rey 
D. Alfonso IV. quiso dejar 
el Siglo , y meterse Religio- 
so , pues para esto dijo que 
le vino voluntad de tomar el 
camino de la Confesión: Huic 
consistenti in Regno voluntas 
venit arripienti viam confes- 
sionis : y luego refiere co- 
mo se hizo Monge en Saha- 
gun. Muchas veces se halla 
en Escrituras la voz de Con- 
fesor, denotando legos que 
abrazaron el estado de Re- 
ligiosos ; y en este sentido 
la explicó Morales. Pero 
también consta que abraza- 
ba la voz al que del Siglo 
pasaba a la Religión , aun- 
que fuese Sacerdote : pues 
tengo Escritura de Samos 
XV. Kal. Od. Era MXI. cu- 
yo otorgante , llamado Kagi- 
tus y firma Confessus necnon 
Presbyter. Otra dice : Arias 



#t* 6 1 • Cap. 5 . 

confessus qui &S ¿cerdos. La 
mismo sucedia , aunque fuese 
Obispo , como verás en el 
Obispo Ansurio de Orense, 
que por haberse retirado ai 
Monasterio de Riba de Sil, 
se dijo de el , que con la 
piadosa Confesión hermoseó 
el camino , ó vida del Se- 
ñor : Faleravit confessio pia. 
Véase la Inscripción del To- 
mo XVII. pag. 68. y como 
esto denotaba la penitencia 
Religiosa , abrazada por con- 
fesión , ó reconocimiento de 
los proprios pecados , se ve 
que podia convenir á todos, 
sin exceptuar á nadie , ni 
hombre , ni muger , ni Rey, 
ni Sacerdote , ni Obispo , de- 
jando a cada uno como es- 
taba , esto es , que si no era 
literato , quedaria lego ; si 
Clérigo , Clérigo. Confirma- 
se el pensamiento, en vista 
de que viviendo Hermoy- 
gio vemos sucesores en la 
Dignidad de Tuy. Consta 
pues , que la renunció : y 
esto , junto con el titulo de 
Confesor , califica, que de* 
jó el Obispado por seguir el 
estado Religioso. 

37 Sandoval dice , que 
el Monasterio , donde Her- 
moygio se retiró , fue S. Es- 
teban de Riba de Sil , a vivir 
con el Santo Abad Franquiia 



Obispos de Tuy. 
y S. Rosendo. Acaso lo ha- 
llaría asi en alguna memoria 
de aquella Casa : pero fuera 
mejor que la hirviera cita- 
do : pues de otra suerte nos 
quedamos sin prueba , por- 
que Hermoygio no se cuenta 
entre aquellos nueve Obis- 
pos que se retiraron á S. Es- 
teban. 

38 Aumenta la necesidad 
de la prueba el ver que aña- 
de haberse retirado luego 
Hermoygio al Monasterio de 
S. Christoval de la Brugia, 
(ó Labruge) que tenia fun- 
dado antes del 915. como di- 
gimos arriba : y para afir- 
mar que al dejar la Digni- 
dad de Tuy no se retiró al 
Monasterio proprio , necesi- 
tamos documentos : asi co- 
mo le alega de haberse re- 
tirado á S. Christoval , en 
vista de que yace alli , don- 
de dice acabó su vida santa- 
mente , y que le veneran 
como Santo en aquella co- 
marca , aunque no le saben 
el nombre. 

39 Sobre esto debia ha- 
berse detenido mas : pues si 
no saben el nombre , ¿ co- 
mo sabremos que es Her- 
moygio? A esto parece res- 
ponde lo siguiente , que vie- 
ne de unos en otros que fue 
Obispo de 'Tuy , y que se re- 



Hermoygio. 47 

cogió alli. (fot. 58. b.) Pero 
si de ningún otro Obispo 
de Tuy puede afirmarse que 
esté enterrado alli ; no sé yo 
como ignoran el nombre. 

40 Aumentase la fuerza 
de la instancia con la noti- 
cia ( ignorada por el Sr. San- 
doval ) de que el Venerable 
Naustio , Obispo de Tuy , se 
retiró al Monasterio de La- 
brugia , y desde alli gober- 
nó el Obispado , como lue- 
go veremos. De este puede 
sospecharse ser el enterrado 
alli, donde hizo la residen- 
cia : pero tampoco consta : y 
basta para que la tradición de 
haber residido alli un Obis- 
po de Tuy , no se aplique 
precisamente a Hermoygio. 

41 En fin perseveró el 
Sepulcro , ( añade Sandoval ) 
elevado de la tierra hasta el 
año 1560. en que D. Fr. 
Bartholome de los Mártires, 
santo Arzobispo de Braga, 
visitando aquella Iglesia t y 
no sabiendo ciertamente qual 
era el cuerpo alli sepultado, 
mandó poner la sepultura 
rasa por tierra. Con todo eso 
no faltó la devoción de los 
Portugueses : y lo mismo 
( dice ) hicieron los Obispos 
de Tuy , quando la tierra de 
la Brugia era de su jurisdi- 
cion ( pues aunque D. Ordo- 
ño 



a. 8 España Sagr. 

ño II. donó aquel Monaste- 
rio a la S. Iglesia de Lugo, 
volvió a la de Tuy en el año 

42 Cosa muy verosímil 
es el que el fundador del 
Monasterio fuese enterrado 
alli : pero si en el Siglo XVI. 
no halló el Sr. Arzobispo 
de Braga (Santo y Do£to) 
fundamento para conservar 
la sepultura levantada del 
suelo , ni consta el nombre, 
ni otra particularidad con 
certeza ', menos podremos hoy 
probar seguridades , no so- 
lamente del culto , pero ni 
de otras particulares circuns- 
tancias. 

43 Daniel Papebroquio 
sobre el dia 26. de Junio en 
el Apéndice al Martirio de 
S. Pelayo , trata de Hermoy- 
gio : y no hallando apoyo 
suficiente para darle titulo 
de Santo , (como Tajnayo 
en su Martyrologio ) se con- 
tentó con titulo de Venera- 
ble. Aprueba alli la ancia- 
nidad que Roswitba , Monja 
de Saxonia , atribuye al que 
llama Padre de S. Pelayo , ca- 
lificando los muchos años con 
el Privilegio citado del año 
898. Pero en esto se engañó 
con otros : pues la firma 
que hay alli de Hermoygio 
es confirmación hecha por 



Trat. 61 . Cap. e. 

el y otros posteriores : dá 
suerte , que verás alli tres 
Obispos de Astorga. ( a cu- 
ya jurisdicion pertenece el 
documento ) Por lo mismo 
argüyó contra Brandaon , (de- 
biendo ser contra Brito ) di- 
ciendo que en el año de 913. 
ya era Obispo Hermoygio. 
Esto salía bien del antece- 
dente referido : pero como 
es falso que presidiese en Tuy 
en el 898. ( en que era Obis- 
po Diego ) asi lo es el año 
de 91 3. en que vivia Bran- 
derico : y empezando su Pon- 
tificado desde el 915. no 
sirve el principio del Obis- 
pado para prueba de sus mu- 
chos años en el 921. Ni era 
correspondiente que un Pre- 
lado sin fuerzas por la vejez, 
siguiese la campaña. Demás 
de esto confiesa Papebroquio 
haber sobrevivido Hermoy- 
gio hasta el año en que con- 
firmó la dotación de Celano- 
va , mal reducida al 931. y 
propria del 942. y dado esto, 
no debió Papebroquio enca- 
recer con Roswitha la vejez 
y pocas fuerzas que tenia 
en el 921. el que vivia mas 
de veinte años después. 

44 No veo que traten 
los Autores del tiempo en 
que dejó Hermoygio la Dig- 
nidad. Parece mu]¿ creiblc 

ha- 



Obispos de Tuy 
haber sido después del mar- verás 



Naustio. 



tirio de su Sobrino , cuyo 
glorioso rriunfo , en un niño 
de trece años y. medio , en- 
cendería el animo del Prela- 
do en amor de los bienes 
celestiales , y desprecio de 
los terrenos : para cuyo fin 
era muy correspondiente el 
medio de renunciar la Dig- 
nidad , y seguir la peniten- 
cia Religiosa. Dado esto, 
fue después del 92 5. y antes 
del 27. en que tenia sucesor, 
como veremos. Vivia en el 
942. que son 27. años des- 
de su entrada en Tuy : y 
no ha quedado memoria del 
año en que murió. 

NAUSTIO 
Desde cerca del 926. 

45 Esta es la primera 
Vez que se oye en el publi- 
co el nombre de Naustio en- 
tre los Obispos de Tuy , co- 
nocido antes solamente en 



49 

en las Escrituras del 
Tomo 18. sobre los años 91 6. 
21. y 22. Pero este no pro- 
mete ser el de Tuy , por- 
que entonces presidia aquí 
Hermoygio , según prueba 
lo que acabamos de decir: 
y consiguientemente debe 
aquel reducirse a otra Igle- 
sia , y poner en esta al pre- 
sente algunos años después, 
por lo dicho , y lo que se 
añadirá. 

47 Que huvo aquí un Obis- 
po Naustio no se puede dudar, 
en vista de una Escritura ori- 
ginal descubierta con motivo 
del nuevo reconocimiento que 
la Sta. Iglesia hace para con- 
tribuir a mis buenos deseos de 
servirla , y me la franqueó 
el Señor D. Joachin de San- 
tiyan , Canónigo y Maestres- 
cuela , Diputado por el limo. 
Cabildo para mi correspon- 
diencia. Esta Escritura no 
se compulsó en el Tumbo, 
y por tanto la ignoró el Sr.. 



otro insigne Prelado de Co- Obispo Sandoval , y dejó de 



imbra , de quien hablamos 
en el Tomo 14. refiriendo el 
Pontificado que gozó por es- 
pacio de 45. años , hasta el 
de 912. en que acabó. 

46 En los años siguien- 
tes persevera el nombre de 
Nausti en un Obispo que 
no declara su Iglesia , como 

Tom.XXIL 



conocer a este y otro Obis- 
po. Ponesmosla en el Apén- 
dice sobre el año 11 12. en 
que se publicó la noticia. 

48 Dice pues , que con 
motivo de hallarse Tuy a la 
orilla del Miño , entraban 
los Normanos y Saracenos por 
el rio , y causaban muchos 
D da- 



España Sagr. Trat. éi. Cap. $ . 



daños á la Ciudad. El vene- 
rable Obispo Naustio se reti- 
ró de allí por evitar este 
continuo sobresalto , y fue 
á vivir al Monasterio de La- 
brugia , gobernando desde 
allí su Diócesi. Este Monas- 
terio fue edificado por el 
Obispo Hermoygio : y con- 
siguientemente vivió Naustio 
después : por lo que no 
puede introducirse en el Ca- 
talogo , hasta la renuncia 
del antecesor : y por lo 
mismo prevenimos poco an- 
tes , que el Nausti de los 
años 916. y 22. no puede ser 
el presente , pues este flo- 
reció después. 

49 Prosigue la Escritura 
diciendo , que Naustio Obis- 
po de Tuy , retirado á La- 
brugia , commutó con el Rey 
D. Alfonso una Villa por 
otra que - el Rey le dio en- 
tre los rios Limia y Ancora 
dentro de su Obispado , lla- 
mada Vinea. No dice mas 
del Obispo , prosiguiendo moygio) a que 
con lo que mira á esta Vi- retiro. Tampoco 
lia, sobre lo que al punto 
refiere que después de este 
Venerable Obispo huvo otros, 
y entre ellos uno llamado 
Alfonso , que dio en présta- 
mo la mencionada Villa á un 
Privado suyo ; el qual, 
muerto el Obispo , la retu- 



vo como si fuera propría,. 
continuando sus hijos en ia 
misma injusticia , a causa de 
que las sediciones y guer-, 
ras impidieron que Tuy pro- 
siguiese con Prelados des- 
pués de fallecer Alfonso , y 
vacando largo tiempo la Se- 
de , se valieron de aquella 
vacante los injustos poseso- 
res , hasta que el Obispo 
D. Alfonso II. recobró la 
Villa en el año de 11 12. en 
la conformidad que diremos 
allí. 

50 Todo este proceso ca- 
lifica , que el Obispo Naus- 
tio debe reconocerse en Tuy 
por los años de 925. en que 
empezó a reynar D. Alfonso 
IV. con quien hizo el true- 
que referido , dándole por 
la Villa de Vinea otra en la 
orilla del rio Nelón. AD. 
Alfonso III. no debes recur- 
rir , pues no habia en su 
tiempo el Monasterio de La- 
brugia , ( fundado por Her- 
Naustio se 
debes re- 
currir a D. Alfonso V. ( que 
empezó a reynar en el año 
de 999.) porque desde en- 
tonces no hay lugar para los 
varios Obispos que la Es- 
critura dice sucedieron á 
Naustio , y para el largo 
tiempo de Vacante , que hu- 
vo 



Obispos de Tuy. Naustio. $ i 

vo después de ellos , la qual no sabiéndose que Naustio 
se acabó en el 1071. Fuera 
de que la Escritura del año 
1024. que es • del mismo 
Rey D. Alfonso V. (puesta 
en el Tomo 19. ) refiere es- 
tar ya destruida y vacante 
esta Diócesi , por lo que la 
aplicó a Santiago : y asi no 
puede reducirse Naustio al 
tiempo de D. Alfonso V. 
sino precisamente del quarto: 
y como este gobernó muy 
poco tiempo en los años de 
925. y siguiente ; debemos 
introducir a Naustio por los 
años del 926. y reducir su 
memoria al cahge referido 
con el Rey. 

51 El nombre , y Sede 
que nos manifiesta la Escri- 
tura , es muy de estimar, 
por quanto si no por ella 
quedaba Naustio sepultado 
en el olvido. Dos veces que 
habla de el , le da titulo 
de Venerable : pero del mismo 
modo honra al Obispo ac- 
tual D. Alfonso II. que vivia 
al otorgarse la Escritura en 
el 1 1 12. y asi parece que 
el didado apela sobre la 
Dignidad. Digo esto por si 
alguno pretende ser este el 



muriese alli , es mas verosí- 
mil recurrir al fundador , en 
caso de no haber mas que 
un Obispo sepultado en aque- 
lla Iglesia : y como esto no 
es fácil de averiguar , tam- 
poco lo es el decidir cuyo 
sea el sepulcro que huvo alli. 
Según lo publicado , es mas 
autorizable recurrir á Her- 
moygio , que por el cauti- 
verio , por el parentesco con 
S. Pelayo, y por la Confe- 
sión , se hizo mas memo- 
rable. 

52 Y advierte que aun- 
que huvo en Tuy el nom- 
bre del Obispo Naustio , no 
es este , sino el de Coim- 
bra , el citado en el num. 2. 
del antecesor : porque Her- 
moygio se dice alli Sobrino de 
Nausti j lo que favorece mas 
al de Coimbra ya difunto, 
quando Hermoygio empezó 
a ser Obispo , que al suce- 
sor en Tuy ( que es el Naus- 
tio presente.) 

53 Podra alguno esta- 
ñar no ver aqui citados Pri- 
vilegios confirmados por Na- 
ustio Obispo de Tuy , como 
acostumbramos referir sobre 



Obispo enterrado en el Mo- otros Obispos en confirma- 
nasterio de Labrugia , y te- cion del tiempo en que vi- 
nido por Santo , como refe- vieron. Pero ahora no tengo 
rimos sobre Hermoygio : pues presente ninguna confirma- 

D 2 cion 



5 2 España Sagr. Trat, 6 1 . Cap. $ . 

cion hecha en el año de 926. dio Oveco á Naustio : pero 
y sig. con el nombre de vivió poco tiempo , pues 
Obispo de esta Iglesia. Acá- luego hay noticia del que 
so vivió poco : y las turba- le sucedió , llamado 



ciones entre los hijos del 
Rey D. Ordoño II. impidie- 
ron la concesión de Privile- 
gios , ó la concurrencia de 
Prelados para confirmar los 
otorgados. 

OVECO 

Vivía en el 935. 

54 Después de Naustio 
dice la Escritura menciona- 
da , que presidieron en Tuy 
varios Obispos por espacio 
de tiempos. No los nom- 
bra y pero uno de ellos fue 
Oveco » ( voz que Sandoval 



VIMARA , ó SAN 

Bimarasio 

Desde antes delg^j. basta 

después del 42.. 

56 Todavía vivía Her- 
moygio j pues en la dotación 
del Monasterio de Peñalva 
( impresa en el Tom. \6. 
pag. 437. ) firma con el pre- 
sente : primero Hermoigius 
Eps. y después de otros, 
Vimara Tudensis Eps. Fue esto 
en el año de 937. y la mis- 
ma concurrencia de los dos 
se halla en la dotación de 



reduce a Diego, y Argaiz á Celanova, año dep42. don- 
Eneco ) Era nombre bastante de el ultimo Obispo confir 



usado entre los antiguos , y 
se halla en las terminacio^- 
nes de Ove.cus , y Oveco en 
el caso primero. 

55 El tiempo en que vi- 
vió , le declara una Escritu- 
ra de D. Ramiro II. hecha 
á favor de S. Isidro de Due- 
ñas en la Era 973. año de 
5)35. que entre otros fue con- 
firmada por Oveco Tudensis 
Sedis Episcopus , como refie- 
re Sandoval en esta Iglesia. 
Esto fue después de D. Al- 
fonso IV. y por tanto suce- 



mante es Vimara Tudensis Eps. 
En el año antes firmó otra 
( con Dulcidio de Salamanca, 
compañero de Hermoygio, 
pero sin este ) la qual es del 
año 941. puesta en el Tom. 
5«deYepes fol. 438. Vimara 
Tudensis Eps. conf, 

57 Sandoval escribió que 
Vimara se retiró a S. Este- 
ban de Ribas de Sil , y que 
es uno de los nueve Obis- 
pos , cuyas Reliquias se ve- 
neran alli como de Santos. 
Argaiz le siguió : pero no 

ale- 



Obispos de Tuj. Vimara , o S. Bimario. 5 5 
alegan pruebas. Todo parece en S. Vicente de Oviedo , y 



se funda en el nombre de Bi- 
tnarasio , que tiene uno de 
aquellos nueve Santos , y le 
reputaron por lo mismo que 
¡Vimara. Pero la memoria 
que dicen huvo en S. Este- 
ban sobre los títulos de Obis- 
pados que tuvieron , da á 
Bimarasio el de Orense : y 
si en aquella Iglesia viéra- 
mos Obispo de tal nombre, 
quedaba todo firme. Pero 
no conocemos tal memoria. 
La publicada de S. Esteban 
no convence , por 
muy exacta , como 
lo dicho en el Tom. 17. pag 
71. Hallando pues en Tuy 
un Vimara indubitable , y 
siendo fácil nombrarle Vi- 
marasio , y escribirle con B. 
es probable que este sea el 
Santo. La declinación del 
nombre de Vimara , era á lo 
Gothico, Vimaranis , y Vi- 
marano , como veras en la 
Escritura citada sobre el 
Obispo Hermoygio n.2. cuyo 
Sobrino fue el presente. 



no ser 
muestra 

en 



que la Iglesia citada es de la 
costa de Asturias, donde esta- 
ba sepultado el Obispo Adul- 
fo , Tío del Obispo Vimara, 
y de Alfonso. Al nombrar a 
Vimara no expresa que sea 
el Obispo de Tuy. El tiempo 
le favorece. Y si fue el pre- 
sente , diremos que había 
renunciado : pues confirmó 
aquella Escritura eí sucesor 
Baltario. Por tanto si cons- 
tare que Vimara vivia en S. 
Esteban de Ribas del Sil por 
los años de 9 48. diremos que 
se retiró allí , y que fue 
uno de los nueve Obispos, 
que allí se veneran como 
Santos. 

5:9 De este tiempo es la 
memoria que Ambrosio de 
Morales refiere en el libro 
16. fol. 230. de una Inscrip- 
ción en la Ermita de S. Ma- 
ría de la Salceda , a tres le- 
guas de Tuy , arrimada a las 
ruinas de un Monasterio du- 
plice , las quales muestran 
haber sido muy notable , la- 



5 8 Añade Argaiz que de- brado de piedras de sillería, 
jó el Obispado cerca del 949. y que todavía conservaba la 

forma de la Iglesia , Claus- 
tro , y otras piezas. En aque- 
lla Ermita se hallaron dos Se- 
pulcros , uno de los quales 
tenia esta Inscripción: 



en cuyo año renunció el Pa- 
tronato de la Iglesia de S. 
Juan de Neba en su herma- 
no Alfonso. Sandoval refiere 
esta Escritura en el sucesor 
Baltario , diciendo que existe 
Tom. XXII 



I>3 



IN 



54 España Sagr. Trat* ¿i.Cap. f. 



IN HOC TVMVLO REQV1ESCIT 
FAMVLVS DEI HERMENEG1LDVS 
QVI OBIIT D1E QV1NTA FERIA 
QV1NTO NONAS NOVEMBRIS 
_ ERA DCCCCLXXXI. 
FRES ET SÓRORES ORATE PRO NOS 



Reparó bien Morales en 
que Noviembre no tiene 
quinto Nonas , sino quarto , y 
que podría alguno pensar de- 
bía escribirse Idus , y no 
Nonas. Mas yo ( dice ) tras- 
lado fielmente lo que hallo. 
Lo cierto es que el dia V, 
Idus de la Era 98 t. fue Jue- 
ves , y asi le quadra la feria 
V. del fallecimiento. El año 
fue el 943. 

60 Añade también Mo- 
rales , que el vulgo decía 
estar alli enterrado S. Er- 
menegildo y la Reyna su ma- 
dre : y este es nuevo con- 
vencimiento del poco apre- 
cio que merecen las opinio- 
nes vulgares : pues esta que 
parecía autorizarse con la ins- 
cripción de aquel Siervo de 
Dios Hermenegildo , conven- 
ce por la misma inscripción 
la temeridad de los que apli- 
can al Santo Rey el sepulcro 
del que murió trecientos 
años después. 



6\ El final de la Inscrip- 
ción referida prueba que el 
Monasterio era duplice : y 
este es el de Saliceta , donde 
digimos arriba , que se ha- 
bía retirado la Reyna Doña 
Aragonta , Parienta de San. 
Rosendo. 

BALTARIO 
Vivía en el 949. 

6i En el año de 949. a. 
7. de Mayo , ya presidia en 
Tuy el Obispo Baltario , se- 
gún consta por la Escritura 
de que acabamos de hablar, 
num. 58. donde hay confir- 
mación en esta forma : Sub 
Xpii. nomine B altar ius De i 
gra. Eps. Tudensis Sedis } Scrip- 
sit , a confirmat locum S. Ma- 
ría in Legione. Esto parece 
denota , que la Escritura fue 
otorgada en León. La voz 
scripsit no es cosa regular: 
pero asi ofrece la firma San- 
doval. 

El 



Obispos de Tuy 

" 63 El nombre de Barita- 
rio se menciona por aquel 
tiempo en varios documen- 
tos : ya de los .Morales de 
S. Gregorio copiados por el 
Monge Baltario en el Mo- 
nasterio de S. Vicente (de 
que habla Morales sobre el 
año 94 t. ) ya del Abad Bal- 
tario , que en el año de 938. 
confirmó la Escritura mencio- 
nada por Yepes Tomo 4. 
fol. 287. ya de otros ante- 
cedentes y posteriores. Pero 
siendo frequente el nombre, 
no basta para determinar que 
el primero , mas que el se- 
gundo (ó ai revés) ascen- 
diese á esta Sede. 

64 La Escritura 93. de 
Samos , es donación del Pres- 
bítero Baltario en el año de 
951. que firma antes del 
Obispo D. Diego, por quan- 
to el Presbítero es el otor- 
gante. Sandoval menciona 
otra Escritura de 8. de las 
Calendas de Junio año de 
953. sin decir donde existe, 
ni si la mención apela so- 
bre el nombre y Sede de 
Baltario , ó en confirmación 
de la materia que había re- 
ferido. Lo primero parece 
mas del caso : pero es difí- 
cil componer aquel año , si 
en el antecedente era ya 
Obispo Viiiulfo , según lo 
que se va á decir. 



. S, Viiiulfo. $ $ 

S. VILIULFO 

Desde el 952. hasta cerca del 
70. en que se retiró. 

65 La primera mención 
que el Sr. Sandoval ofrece 
del Obispo Viiiulfo , es de 
una Escritura de la Real Co- 
legiata de Guimaraens en 
Portugal , en el libro que 
llaman de D. Muma , a VIL 
de las Kalendas de Febrero 
de la Era 957. y Sandoval 
dice es año de Christo : Sub 
Redemptoris ele mentí a Viliul- 
fus Prastil Tudensis. Mas no 
le informaron bien : pues la 
data no se ha de tomar por 
año , ni es la Era que allí 
propone , sino la impresa por 
el Canónigo Estazo pag. 6. 
de las Antigüedades de Por- 
tugal : Notum die VII. Klas 
Februarias Era D. CCCC. 
2. XVII. que Estazo redujo 
á la Era 957. año de 929. 
no debiendo entender sino 
la Era 997. tomando en 
cuenta el rasgo de la X des- 
pués de la L ( figurada allí 
como ,2.) 

65 La razón es , por la 
firma del presente Obispo, 
que no lo era en el 929. que 
juzgó Estazo , tomando' al 
40. por 10. y ai contrario, 
graduando al X de 40. por 
D4 el 



$6 España Sagr. Trat. éi.Cap. y; 

el rasgo ( que comunmente por la Escritura 126. 
desptecian los 



del 



copiantes ) 
sale todo puntual , no solo 
por el Obispo Viliulfo , si- 
no por firmar en primer 
lugar S. Rosendo , prece- 
diendo á Sisnando de Iria, 
lo que no se verificaba en 
el 929. de Estazo (pues no 
presidia entonces en Iria nin- 
gún Sisnando) y en el 959. vi- 
via Sisnando II. á quien S. 
Rosendo precedió con razón, 
por mas antiguo. Confirmase 



Tumbo de Sanios. 

69 También debe apli- 
carse á nuestro Obispo la 
memoria citada por Castella 
fol. 308. b. en que confirma 
Viliulpbus Tudensis Episcopus y 
pues aunque la Era allí cita- 
da es 9 69. que creyó ser 
año de Christo , deshizo Ar- 
gaiz el yerro , notando el 
rasgo de la X que es 40. y 
resulta la Era 999. año de 
961. en que vivia nuestro 



también por esto la mala in- Obispo : y es nueva compro- 
teligencia en que estriban bacion del mal principio en 
los recursos de tomar Era 
por años. Y asi la mención 
de Viliulfo en aquella Escri- 
tura , se debe colocar en el 
5>59. Era 997. 

67 La primera me pare- 
ce la del año 952. en que 



que se funda la voluntaria 
opinión de tomar Eras por 
años. 

70 La Escritura 39. de 
Sanios es del año 962. en 
que el Rey D. Sancho el 
Gordo confirmó todos los 



.Viliulfo como Obispo Tuden- Privilegios concedidos a di- 
se confirmó la dotación del cho Monasterio por sus an- 



Monasterio de Sobrado hecha 
por los Condes D. Hermene- 
gildo y su muger , como di- 
gimos en el Tomo 19. y 
luego entra la citada del 
año 959. 

68 En el año de 95o. 
tuvo S. Rosendo un pleyto 
con el Abad de Samos : y 
reduciéndose á concordia, la 
firmaron el Rey D. Sancho, 
y nuestro Obispo : Sub divi- 
na ckmentia Viliulfus Tuden- 
sis Episcopus ¿>f. Asi consta 



tecesores desde el tiempo de 
D. Fruela. Confirmaron S. 
Rosendo Obispo , Viliulfo 
Tudense , Sisnando de Iria, 
Ermegildo de Lugo , y Fre- 
dulfo de Orense. 

7 1 Quando el Santo Con- 
de D. Osorio hizo juntar los 
Obispos para la fundación 
del Monasterio de Lorenza- 
na en el año de 969. con- 
currió con los demás Viliul- 
fo , que confirmó la dota- 
ción, expresando solo el nom- 
bre 



Obispos Je Tuy. S. Viliulfo. 5 7 

bre y dignidad , Viliulfus Ó 4 elementorum Viliulphus Tu- 
Episcopus rf. sin declarar la densis Seáis Epis. conf 



Sede , como tampoco decla- 
raron otros : pero correspon- 
de al presente , en virtud de 
hallarle vivo antes y después 
de aquel año : porque en el 
976. confirmó la Escritura 



73 De suerte que el 
nombre de Viliulfo consta 
en esta Iglesia por espacio 
de 40. años según las men- 
ciones referidas. La dura- 
ción no es cosa irregular en 



15. del Tumbo de Lugo, aquel tiempo. La antigüedad 
que se otorgó en aquel año: que mostraba el orden de 



Viliulfus Epus. Tudensis. of 
Y en el 993. persevera su 
nombre en la Escritura 40. 
del Tumbo de Samos , don- 



las confirmaciones , prueba 
ser un mismo Obispo el de 
las ultimas memorias , sin 
que se descubra fundamen- 



de expresó la Sede , firman- to para introducir dos per- 
do primero entre todos los sonas con su nombre. 
Obispos : Sub , X nomine 74 Aquí acabó SandovaL 
Viliulfus Tudense Seáis Eps. la serie de los Prelados mas 
of. y lo mismo en la de Ce- antiguos de Tuy , recono- 
lanova de aquel año, men- ciendo vacante de mas de 

setenta años , que no empe- 
zó por ahora , ni fue de tan- 
ta duración , como se va á 
decir. 

75 De Viliultb refiere y 
admite haberse retirado al 
Monasterio de S. Esteban de 
Ribas de Sil , por quanto su 
nombre es uno de los nueve 
que quando se descubrieron 



cionada en el Tomo 19. 

72 En este año cerró las 
memorias de Viliulfo Sando- 
val : pero el mismo Tumbo 
ofrece otra confirmación en 
la Escritura 6. de la Era 
1035. (año de 997. ) en que 
íirma también primero con 
expresión del Titulo : In no- 
mine Dni Viliulfus Tudensis 



Episcopus of. Y todavia pro- los Santos cuerpos se halla- 
sigue su nombre y Sede en ron escritos en un pergami- 
la Era 1037. (a-ño de 999.) no muy viejo , que estaba 
en que confirmó la dotación con las Santas Reliquias. Aña- 
de S. Lorenzo de Carbona- de que otros dicen haber 
rio , como verás en Yepes sido Viliulfo Obispo de Oren- 
Tomo 5. Escrit. 7. donde fir- se: pero no se hallará (dice) 
ina ; Sub opifice rerum omnium tal Obispo entre los que 

Oren- 



5 8 España Sagr. 

Orense ha tenido. Morales, 
y Yepes hacen a Viliulfo 
Obispo de Iria. Argaiz dice 
que esto nació de una memo- 
ria simple que tenia el Mo- 
nasterio de S. Esteban : mas 
tengase por cierto ( aírade ) 
que no se escribió con dili- 
gencia , ni merece crédito. 
Acaso la memoria, ó perga- 
mino viejo, se reducia a los 
nombres de aquellos Santos 
Obispos : y alguno poco ins- 
truido añadió los títulos de 
Iglesias : pero la de Iria no 
favorece al presente : pues 
no ha tenido Obispo Viliulfo 
desde que se restauró aquel 
Monasterio. Y viendo que en 
ninguna consta firmemente, 
sino en Tuy, a ésta le de- 
jaremos reducido. 

76 Deseando Viliulfo me- 
ditar de asiento en los bie- 
nes inamisibles que se lo- 
gran por el desprecio de to- 
do lo terreno , escogió vivir 
entre los Monges de S. Es- 
teban , que habían ya sido 
envidia de otros Santos Obis- 
pos : y desempeñó con.tanto 
acierto la resolucion,que aca- 
bó con fama de Santidad, en 
que hasta hoy persevera, 
siendo uno de los nueve á 
quienes tributa culto aquel 
Santo Monasterio. 

77 HalLandose Viliulfo 



Trat, 6 1 . Cap. ¿ . 
retirado de la dignidad, con- 
firmó ( como S. Rosendo des- 
pués de vivir en Celanova) 
los últimos Privilegios que 
dejamos citados , desde el 
año de 70. en adelante: pues 
habiendo sido por entonces 
la invasión de los Norma- 
nos , puede ponerse cerca de 
aquel año la reclusión de 
Viliulfo en el Convento. 

PELAGIO 

Vivía al fin del Siglo X. 

ALFONSO 

Vivía al principio del XI. 

78 Por espacio de 78. 
años reconoció Sandoval va- 
cante en esta Iglesia , dicien- 
do que desde el 993. al de 
1 07 1. no halló memoria de 
Obispos , sino una Tabla 
que después de Viliulfo ex- 
presaba a Pelayo y Alonso , y 
se decia estar copiada de 
otra muy antigua. Pero como 
no lo probaba , ni Sandoval 
encontró memoria de ellos, 
persistió en su vacante. 

79 A los nombres de es- 
tos dos Prelados añadió años 
aquella Tabla , dando al pri- 
mero el de 1034. y al segun- 
do el de 1070. Esto fue aña- 
dido por alguno que no es- 
tuvo bien informado de la 

va- 



Obispos de Tiiy. Alfonso. 5 9 

vacante prolongada de Tuy, sucesores intermedios , el 



y por tanto llenó con estos 
dos todo el espacio que hu- 
vo desde Viliultb a Georgio y 
que empezó en el 1071. 

80 Pero una cosa es los 
años añadidos , y otra la 
existencia de los Prelados. 



Obispo D. Alfonso I. antes 
de la prolongada Vacante 
que padeció esta Iglesia , co- 
mo refiere el mismo docu- 
mento : y consiguientemente 
sale bien autorizado reco- 
nocer después de Naustio al 



Los años son mal imagina- referido Pelayo antecesor de 

dos : pues en aquella supo- Alfonso , y ambos después 

sicion no huviera antes de de Viliulfo 
Georgio la vacante de mu- 



chos años que ciertamente 
padeció Tuy , como luego 
veremos. La existencia de 
estos Obispos se debe confe- 
sar , y admitir la Tabla an- 
tigua en quanto a los nom- 
bres referidos : pues aunque 
el de Pelayo no tiene des- 
cubierta otra calificación , la 
hay de Alfonso : y la verdad 
de este , autoriza la existen- 
cia del otro , resultando por 
la combinación , que D. Pe- 
layo vivió al fin del vSiglo 
X. D. Alfonso al principio 
del XI. como se va á pro- 
bar. 

Del mencionado Alfonso I. 

81 La Escritura referida 
en el Obispo Naustio , y 
puesta en el Apéndice , es 
una irrefragable prueba de 
haber presidido en Tuy des- 
pués de Naustio con varios 



, con antecesion 
de la Vacante , que huvo des- 
pués de Alfonso. 

82 De este afirma la 
mencionada Escritura , que 
estimó mucho a un familiar, 
ó Criado, llamado Ñuño Sua- 
rez , a quien dio en présta- 
mo la Villa de Vine a , que 
Naustio recibió del Rey D. 
Alfonso ( IV. ) por cambio 
de otra. Mientras vivió el 
Obispo , guardó Ñuño Sua- 
rez el debido reconocimien- 
to por aquella Villa : pero 
muerto D. Alfonso , y si- 
guiéndose larga vacante de 
la Sede , la mantuvo como 
si fuera Villa prepria , y del 
mismo modo prosiguieron sus 
hijos hasta el año de 11 12. 
en que la recobró D.Alfonso 
II. como luego veremos. 

83 Esta es la narración 
de la Escritura , por cuya 
luz descubrimos lo que es- 
taba en tinieblas , acerca de 
los dos Alfonsos 3 y el he- 
cho 



6o España Sagr. Trat. 61. Cap. y. 
cho del presente sobre el 1022.) en que el Rey. D. 
préstamo de la Villa de Vinea, Alfonso V. da á Riquilo U 
con la noticia de que flore- Villa de Gaderanes , junto á 
ció antes de la Vacante , que Cazanocos ( hoy Cazanuecos ) 
empezó después de su falle- entre los rios Ürbico y Esto- 
cimiento , por motivo de las la. Las firmas son : Adefonsus 
guerras , y sediciones ocasio- Rex. Xemenus Asturicens. Eps, 
nadas por entonces en aquel Nunus Legionens. Eps. Vistra- 
territorio , las quales priva- rius Iriense Apostolice Sedis 
ron de Pastor a Tuy , dejan- Eps. Suarius Dumiense , Lucen- 
dola en viudedad por largo se , Auriense , et TUDENSE 
tiempo : Mortuo autem Aie- Sedis Eps. Asi la copió por 
fonso seditiones et pralia muU su mano el Canónigo D. 
t& in térra evenerunt , et Se- Carlos Epinos , con los Aba- 
des Tudensis longo tempore si- des , y ricos hombres que 
ne Pastore permansit. Estas confirman. Por ahora solo 
guerras corresponden a inva- hace al caso el ver al Obis- 
siones de los Normanos, que po Dumiense intitularse Tu- 
como dice el documento, dense : sin duda porque des- 
entraban por el rio Miño, tituida Tuy de Pastor , en- 
y cebaban su furia en la comendaron aquel territorio 
Ciudad. Sus entradas fueron ( y otros ) al Obispo Du- 
muchas en diferentes tiem- miense. 
pos : y asi por ellas no po- 85 Esto duró muy poco: 
dras inferir la Chronologia pues a los dos años después 
del suceso presente. a g re gó el Rey la Diócesi de 
84 Pero otros documen- Tuy a Santiago , por no po- 
tos persuaden que esto fue der restablecer el territorio, 
antes del 1024. Tengo uno como veremos en el Titulo 
del 1022. en que el Obispo siguiente. Todo esto prueba 
Pumiense Suario se dice de- que la falta de Prelado en 
mas de Dumiense , Lucense, Tuy fue antes del 1022. 
Auriense , y Tudense. Esta es $6 La Escritura del Apen- 
Escritura Original en perga- dice sobre el año 1071. re- 
mino de caracteres Góticos, fiere , que los Normanos lle- 
que persevera en la S. Igle- varón cautivo al ObÍ5po de 
sia de León , su data 14. Tuy con todos los suyos, 
Kal. Sept. Era MLX. (año matando á unos , vendiendo 



Obispos de Tuy, Alfonso. 61 

á otros, y dejando destruida jo que murió en el de 1112. 
la Ciudad. Yo no sé , si el reconociendo en este una 
Obispo de esta desgracia fue crecida edad , v. g. de ochen- 



D. Alfonso : pero me incli- 
no a que si : porque la pri- 
mera Escritura pone la va- 
cante de Tuy después de mo- 
rir D. Alfonso , diciendo 
que pasó mucho tiempo sin 
haber otro Obispo , y por 
eso Ñuño Suarez. y sus hijos 
mantuvieron como propria 
la Villa , por no haber quien 
reclamase contra ellos. Según 
esto fue D. Alfonso el ultimo 
Prelado hasta la restauración 
hecha en el año de 1071. 

87 El tiempo en que flo- 
reció fue antes del 1022. 
en que sabemos estaba ya 
vacante la Sede , y agrega- 
do el territorio al Dumien- 
se , y después á Santiago. 
Antes de la agregación pa- 



ta anos , lo que en aquel 
tiempo no era irregular , ni 
aun lo es hoy en Galicia. 
Dado esto debemos recono- 
cer á D. Alfonso I. en la 
Sede Tudense al principio 
del Siglo XI. repartiendo en- 
tre el , y D. Pelayo el espa- 
cio que huvo desde Viliulfo 
en adelante. 

Vacante de la Iglesia de Tuy. 

88 La situación de Tuy 
junto al mar en margen de 
un rio navegable , que en 
riempo de paz y en estado 
de florecer el comercio ,. po- 
día engrandecerla con opu- 
lencia , fue ocasión de infor- 
tunios , por la vecindad de 



saron algunos años desde la los Normanos , que entraban 
falta del Obispo : pero es por el río , á robar y des- 



preciso insistir en el princi- 
pio del Siglo undécimo pa- 
ra reconocer al Prelado en la 
Sede disponiendo de la Vi- 
lla de Vine a a favor de su 
familiar Ñuño Suarez , en 
vista de que el hijo de este 
murió cien años después en 
el de 11 12. : lo que obliga 
a decir que en el año de 
10 1 2. era mozo Ñuño Sua- 
xez , y tuvo después al hi- 



truir la tierra. El miedo de 
aquellas irrupciones obligó 
al Obispo Naustio a residir 
en Labrugia : pero vueltos 
á Tuy otros Obispos , tuvo 
el ultimo la desgracia de ser 
llevado prisionero. Los ene- 
migos arruinaron la Ciudad, 
dejando su territorio en tan 
deplorable estado, que no pu- 
do manrener Obispo en mu- 
cho tiempo. 

En- 



ó z España Sagr. Trat. 6 1 . Cap. $ . 

89 Entonces empezó aque- tensión de 60. años que ad- 



mitimos para la Vacante en 
las expresiones de viuda mu-% 
chos años , y largo tiempo sin 
Pastor , porque en esto se 
ha de mirar a los comprin- 
cipios de otras circunstan- 
cias , las quales prueban en 
la Vacante el espacio referi- 
do : y en la acción del Rey 
( sobre la restauración ) no 
puede el mucho tiempo lle- 
gar a 25. años que al re- 
ferirlo llevaba de reynado, 
pues de allí has de quitar 
los años de la invasión y de 
la repulsa de los enemigos, 
los muchos años que da á 
la vacante , y lo que dice 
pasó en tratar sobre el res- 
tablecimiento de las Sedes. 
Sirva esta prevención para 
otros lances , ocurriendo al 
que repare en el diverso 
modo de entender unas mis- 
mas frases de mucho tiempo, 
y muchos anos , en mayor y 
menor dilatación : pues esto 
se toma de los diversos com- 
principios que acompañan á 
Escritura del 1024. se nom - í° s sucesos , y hacen Chro- 
bran Leodemanos , ó Leode- nologia muy diversa, ya de 
monios)y pasado mucho tiem* 12. ya de 60. años. 



lia larga vacante que men- 
ciona la Escritura del año 
1 07 1. Plurímis annis vidua 
atque lugubris permansit. En- 
tonces quedó Tuy sin Pas- 
tor , por largo tiempo , co- 
mo afirma la que refiere a 
Naustio y D. Alfonso I. 
Longo tempore sine Pastore 
permansit. Duró el luto has- 
ta el año de 1071. en que la 
Infanta D. Urraca puso fin á 
la dilatada soledad,como afir- 
ma la Escritura de aquel año. 

90 Según esto conocerás 
el mal informe del que en 
la Tabla de Obispos ( ya ci- 
tada ) puso a los dos últimos 
los años del 1034. y 1070. 
como para llenar el espacio 
que debió estar vacio , en 
virtud de la Vacante conti- 
nuada desde cerca del 1012. 
al de 1 07 1. por espacio de 
unos 60. años. 

91 En aquel intermedio 
reynó D. Alfonso V. y aun- 
que echó fuera' de Galicia 
a los Normanos , ( que en la 



po procuró restaurar Sedes 
antiguas , no lo hizo en la 
de Tuy. El mucho tiempo que 
dice habia pasado , no le 
has de entender con la ex- 



92 Aunque el Rey tenia 
el buen deseo de restaurar 
Obispados , no lo hizo con 
el de Tuy , por ser el ulti- 
mo de Galicia, y hallar total- 

men- 



Obispos de Tuy< Alfonso. 6$ 
mente destruida la Ciudad, rebaño será mejor goberna- 
Mas para que los residuos do .aumentando que supri- 
no pereciesen , agregó la miendo Pastores : y no pa- 
Sede a Santiago con todo lo rece lo mejor disminuir Ma- 
que fue proprio del Obispo, yorales, quando se acrecien- 
como refiere la Escritura tan los rebaños. El Buen Pas- 
publicada en el Tomo 19. tor dio la norma de que 
sobre el año 1024. puedan llamar á cada Ové- 
93 Desde entonces por ja por su nombre. Esto se 
espacio de 47. años quedó logra mas seguramente ha- 
Tuy sin Prelado proprio, ciendo de un gran rebaño 
dando el poco fruto que la dos , que amontonando dos 
dejaron , a otro , que ni plan- en uno. Asi vimos a los an- 
tó la viña , ni la habia la- tiguos multiplicar Obispados 
brado : y lo peor es que el y Provincias. Asi también 
Rey hizo la agregación pa- lo practicaron en Tuy , vol- 
ra siempre : Ut ibi maneat viendo á separarla de San- 
fer s&cula cunóla: lo que des- tiago, y colocando en la Sede 
pues justamente desprecia- Prelado proprio , como mos- 
rotí otros Reyes : porque el trará el cap. sig. 

CAPITULO VI. 

RESTAURACIÓN DEL OBISPADO ©£ TUT, 
y sus Obispos hastm el Siglo KIIL 

GEORGIO , ó JORGE al bien de las Iglesias (según 

Desde fin del 1070. digimos en la Obra de las 

Reynas ) tomó por su cuenta 

1 A Qü e ^ a larga vacan- restituir á su debido honor 

±\. te que padeció es- la Sede Pontificia de Tuy 

ta Santa Iglesia desde la hos- con bienes , que sirviesen a 

tilidad de los Normanos, du- la congrua sustentación del 

ró hasta el tiempo de la In- Prelado y de los Ministros, 

fanta Doña Urraca , herma- 2 El Obispo á quien se 

na del Rey D. Alfonso VI. fió el restablecimiento , se 

que como consagrada toda llamaba Georgias, varón ilus- 
tra- 



6^ España Sagr. 

trado con las prendas que 
podían desearse , con gran 
zeio del culto , y con espí- 
ritu de observancia Regu- 
lar , en cuya forma planti- 
ficó su Iglesia , haciéndola 
brillar , y resplandeciendo 
el sobre todos , como ex- 
presa la misma Infanta , que 
habiendo llorado el largo 
desamparo de la Iglesia , can- 
tó su prosperidad con estas 
clausulas : Postea prosperante 
Divina misericordia . . , per 
cultorem suum Pontifican Geor- 
gium est illuminata , &• in 
normam Regularem canónico 
dogmate posita. Y después: 
Concedo ad pradiftam Sedem, 
& ad Pontifican Georgium, 
qui in ipsa Ecclesia claret. 

3 Esta norma Regular en 
que el Prelado dispuso la 
Iglesia , tuvo acaso por mo- 
tivo el hallarse entonces co- 
locada en un Monasterio 
cercano al barrio de Sta. Eu- 
femia , cuyo titular era S. 
Bartholome , con los Santos 
Sixto , Lorenzo , y Hipólito: 
lo que fue causa de que la In- 
fanta hiciese á Dios las dona- 
ciones por intercesión de aque- 
llos Santos no porque la Ca- 
thedral de Tuy fuese de aque- 
lla advocación: pues la misma 
donante expresa en el prin- 
cipio de la Escritura , que la 



Trat. 6 1 . Cap. ¿. 
Cathedral de Túy se había 
edificado en honor de la Vir- 
gen María : Aula celsa Ma- 
ri*. . . in cujus honore adifi- 
cata est Sedes Cathedralis Tu- 
densis, 

4 Aquella Cathedral fue 
arruinada en la desolación 
de la Ciudad , que dio mo- 
tivo a la falta de Obispo , ni 
se pudo restaurar hasta mu- 
chos años después. ínterin 
sirvió el Monasterio que es- 
taba en el Arraval de Tuy, 
del qual habla ( como arriba 
digimos) la Escritura de la 
Traslación de S. Fructuoso, 
estampada en el Tom. XV. 
pag. 408. donde dice , que 
pusieron las Sagradas Reli- 
quias : In C cenobio S. Bartbo- 
lomai , quod in suburbio Tudce 
Civitatis situm est , reposue- 
runt. Este Monasterio guar- 
daba la Regla de S. Benito, 
como expresa el Emperador 
D. Alfonso en Privilegio da- 
do ai Obispo D. Peiayo en 
el año de 11 38. Vobis Dno 
Pelagio Tudense Epo. & Mo- 
ñachis vestris in Christo secun- 
dum Regulam S. Benedifii vi- 
ventibus. Es documento in- 
édito , remitido por el Sr. 
Maestrescuela Santiyan , y le 
volveremos á tocar sobre 
aquel año. 

$ El documento de la 

res- 



Obispos de Tuy. Georgio , 6 Jorge. 



«y 



restauración de la Sede es 
de 13. de Enero del 1071. por 
lo que podemos reconocer á 
D. Jorge en la Dignidad á 
fin del año precedente : pues 
algún espacio de dias nece- 
sitó para establecer la nor- 
ma referida. 

6 La Infanta viendo cum- 
plidos sus deseos , dio á la 
Iglesia de Tuy la mitad de 
el Monasterio de Elvenos, 
que está en la ribera del Mi- 
ño , y termino del lugar 
llamado S. Martin de Ladro- 
nes en territorio de Tuy , con 
todas sus pertenencias , y 
quantos moraren en su ter- 
mino. Este Monasterio dice 
que se le dio Doña Velas- 
quida , del modo que a ella 
la vino por herencia , y se 
le dio a la Infanta , porque 
siempre la ayudó en quanto 
la pidió. 

7 Concedió también á 
D. Jorge la tercera parte del 
Monasterio de Veiga de Limia> 
que está á las orillas del 
Sorga : y la mitad del Mo- 
nasterio de S. Payo de Pader- 
ni y del modo que está en 
su circuito con la Villa de 
Prado , conforme se divide 
por medio del rio Miño , con 
sus pesqueras , personas , y 
quanto tiene. ítem la mitad 
del Monasterio Pallatino, que 
Tom. XXII, 



está a la orilla del Cadabo, 
en territorio de Braga con 
todas sus pertenencias (este 
Monasterio es hoy el de T/~ 
baens a una legua de Braga, 
Cabeza de la Orden de San 
Benito en Portugal , como 
escribe Sandoval. ) 

8 Donó también la Infan- 
ta á esta Sede la heredad de 
Gutier Muñiz , que fue de 
Elvira Muñiz , cediéndola por 
entero con todos sus terri- 
torios , asi en Limia , como 
en Portugal , y en el Valle 
del rio Vue , fuera de Ville- 
lasola , que está en el Valle 
de Vice ( hoy Valdevez, ) que 
yo Urraca ( dice ) di a aquel 
lugar de Santiago Apóstol : y. 
ésta hacienda me la dio 
( añade ) la dicha Elvira Mu- 
ñiz de buena voluntad , por 
lo que la ayudé en quanto 
se valió de mi : y del modo 
que ella me la cedió , la 
concedo yo á la Sede Tu- 
dense , y al Obispo D. Jorge, 
que resplandece en ella. A 
este le ruega mande hacer 
Oraciones por su alma , y 
por las de sus Padres , los 
Reyes D. Fernando , y Doña 
Sancha. Otorgó la Escritura 
en el dia de los Idus de Ene- 
ro de la Era mil ciento y 
nueve (año 1071.) 

9 Después de la firma de 

E la 



¿6 España Sagr. 1 

la Infanta está en segundo 
lugar la de su hermano el 
Rey D. Alfonso , que según 
esto se habia apoderado del 
Reyno de Galicia , que go- 
bernaba su hermano D. Gar- 
cía : pues aunque sospeché 
si sería confirmación poste- 
rior , me avisan perseverar 
el pergamino original , en 
que la firma del Rey está 
immediata a la de su herma- 
na , siguiendo luego los 
Obispos. 

i o En vista de esto re- 
sulta , que á principio de Ene- 
ro del 1 07 1, estaba apode- 
rado de Galicia el Rey D. 
Alfonso , a quien su herma- 
no D. Sancho venció en aquel 
mismo año , ( acaso en la Pri- 
mavera) y por solicitud de 
la mencionada Infanta Doña 
Urraca su hermana , que le 
habia criado , y miraba con 
amor de Madre , convino el 
Rey D. Sancho en que sa- 
liese desterrado al dominio 
de los Moros , y entonces 
pasó a Toledo , donde pudo 
estar mas de un año , hasta 
Odtubre del siguiente , en 
que murió D. Sancho , y 
volvió á reynar D. Alfonso 
por los buenos oficios de su 
hermana. 

11 Una Escritura que 
menciona Sandoval en el rol. 



rát. o I . Cap. 6. 
27. de los 5. Reyes , dice 
que a23.de Noviembre del 
1 07 1. reynaba en León , y 
en Galicia D. Alfonso : y sí 
no hay yerro en la Era , ó 
en el mes , debe ponerse 
después el vencimiento de 
D. Sancho contra D. Alfon- 
so , y el destierro de este. 
Otra que cita alli mismo del 
referido año a 10. de Mayo 
dice reynaba en Castilla y 
en Galicia D. Sancho con la 
Reyna Doña Alberta : lo 
que solo puede concordarse 
diciendo , que por haber da- 
do D. Alfonso paso por su 
Reyno a D. Sancho en la 
guerra contra D. García , par- 
tieron la Provincia , y que- 
dó por D. Alfonso esta par- 
te de Tuy. D. Garcia quedó 
preso hasta la muerte. 

12 A este Rey D. Garcia 
Fernandez aplica Sandoval 
una donación , que dice hi- 
zo a esta Iglesia , y a su 
Obispo D.Jorge, del Coto 
de Villar de Moros ( en la co- 
marca de Valencia de Tuy. ) 
Redúcela al mismo año de 
1 07 1. sin nombrar mes , y 
dice se conserva en el Archi- 
vo Arzobispal de Braga , y 
que luego confirmó la misma 
donación su hermano D. Al- 
fonso. Pero como en el día 
13. de Enero de aquel año 

per- 



Obispos deTuy. Aderico. éj 

pertenecía Tuy á D. Alfonso, hallaba ya presidiendo en 



podemos recelar que Ja do- 
nación de D. García como 
¿ley de Galicia y Portugal 
no sea del mismo año , sino 
del antecedente , descuidán- 
dose el copiante en añadir 
unidad al final de la Éfci. 

13 Logró pues el Obispo 
D. Jorge ver restaurada aque- 
lla Sta. Iglesia después de tan- 
tos años de desamparo : y 
tuvo el gozo de ver como 
la acrecentaba en bienes la 
devotísima Infanta Doña Ur- 
raca. Pero desfrutó poco tiem- 
po la Dignidad después del 
1 07 1. porque al año siguien- 
te ya consta sucesor. 

ADERICO 

Desde el fin del 1072. hasta 

después del 95. 

14 Con variedad anda es- 
crito el nombre de Aderico, 
Auderico , Arderico , y Du- 
derico , y todos denotan 
una misma persona , que su- 
cedió a D. Jorge en el año 



Tuy Aderico , como notó 
Argaiz : pero equivocó a la 
Señora que hizo aquella Es- 
critura al Monasterio de Chan- 
tada , con otra bienhechora 
de la Iglesia de Tuy : am- 
bas se llamaron Ermesendaí 
pero aquella fue hija del 
Conde D. Ñuño ; esta de 
Menendo Méndez , como ex- 
presa una y otra en sus Es- 
crituras. La de Tuy se halla 
en el fol. 158. del Tumbo: 
y por ella sabemos que Do- 
ña Hermesenda Menendez 
dio al Obispo Aderico ( asi le 
escribe ) y á su Iglesia , sita 
en el Monasterio de S. Bar- 
tholomé , la de S. Félix de 
Zeleiros , y la de S. Miguel 
de Viliati. Fecha en 14. de 
las Calendas de Junio Era 
11 12. que fue el año 1074. 

1 5- Con el mismo nombre 
de Aderico veras a nuestro 
Obispo confirmando la Escri- 
tura que en el año de 1080. 
hizo el Rey D. Alfonso VI. 
á favor del Monasterio de 
de 1072. como se infiere por Sahagun (estampada en San- 
la Escritura 4. del Tomo 6. doval fol. 58. del mismo Mo- 



de Yepes , confirmada por 
Dudericus Tudensis Eps. conf. 
y otorgada a 6. de Enero 
del año 1073. por cuyo día 
retrocedemos al mes y año 
precedente , en cuyo fin se 



nasterio : Adericus Tudensis 
Ec ele si a Eps. conf. ) y otra 
del Monasterio de San Ro- 
mán de Neyva en el 1088. 
con la misma firma , y 
nombre de Adericus , como 
E 2 re- 



6 3 Esparta Sagr. Tr 

refiere Sandoval en el fol. 
iop. de Tuy. 

Este Obispo fue uno 
de los que en el año de 
1088. concurrieron a seña- 
lar los limites de los Obis- 
pados de Osma , y Burgos en 
el Concilio de Husillos , co- 
mo expresa el exordio , y 
las firmas : Ego Adericus Tu- 
densis Eps. confirmo. 

17 Este fue el primer Se- 
ñor de la Ciudad de Tuy 
con sus términos por dona- 
ción que le hizo de ella el 
Conde D. Ramón , marido 
de la Infanta Doña Urraca 
(después Reyna) a 11. de 
Febrero de la Era 1133. 
(año 1095.) según consta 
de la Escritura del Tumbo, 
f. 108. Sandoval cita esta do- 
nación como confirmatoria de 
otra hecha sobre lo mismo 
diez años antes por el Con- 
de D. Ramón con su muger 
la Infanta Doña Urraca en 1 1. 
de Diciembre del año 1085. 
Entre las memorias que me 
remitió la Sta. Iglesia , no 
hay razón de tal Escritura: 
y como en el año de 1085. 
no podía la Infanta Doña 
Urraca tener mas que qua- 
tro años , parece reparable 
que el Conde la intitulase su 
muger : y que siendo uno mis- 
mo el donante , necesitase Es- 



at. 61. Cap. ¿. 

critura nueva de confirmar lo 
otorgado : pues las confir- 
maciones son de Principes 
sucesivos , ü de uno mismo 
que con motivo de otra do- 
nación ratifica lo concedido 
antes. Si la Escritura del 
1085. fuera original proba- 
ra lo prevenido en el Tomo 
1 . de las Reynas , acerca del 
pronto desposorio del Conde 
con la Infanta. Pero nada del 
Tumbo es original. 

17 Y adviértase , que en 
el Tumbo precede esta Es- 
critura en el fol 77. con la 
data 3. Id. Febr. Era 1163. 
que fue el año 1125.cn que 
no habia tal Conde D. Ra- 
món , (muerto mucho an- 
tes) y esto hace notorio lo 
que suelen errar los co- 
piantes de los Tumbos : y 
en el caso presente se cor- 
rige la primera data por la 
segunda , dejando reducida 
la Escritura al año 1095. ad- 
vierte también que refirien- 
do alli los términos de la 
Ciudad , declara el Conde: 
Et venitur in Castrum & ad 
monte m Aloya , ubi fuit Ci- 
vitas antiquitus condita , Ó* 
ubi sunt reliquia S. Juliani 
reposita. Lo mismo veremos 
repetido en adelante. 

18 En tiempo de este 
Obispo floreció en Tuy D. 

Cres- 



Obispos de Tuy, Alfonso II. 69 

Cresconio , Abad del Monas- años de Obispado : pero no 
terio de S. Bartholome , don- 
de residía la Sede , (como 
arriba digimos ) y tenia la 
Abadia en el año de 1092. 
en que 'fue ele&o Obispo de 
Coimbra , según refiere el 
documento alegado por Lei- 
ta5Ferreyra en el Catalogo 
de los Obispos Conimbricen- 
ses , pag. 45. Consagróle en 
Coimbra el Arzobispo de 
Toledo D. Bernardo , asis- 
tiendo nuestro presente Obis- 
po Aderico } y D. Pedro de 
Orense. 

19 En la Historia Com- 
postelana tenemos una me- 
moria de Aderico en el año 
de 1093. P ues compadecido 
el Conde D. Ramón de lo 
que padecia la Iglesia de 
Santiago por la corta dura- 
ción de los Prelados , y por 
la mala conducta de los Ad- 
ministradores , consultó con 
nuestro Obispo , y con los 
de Lugo , Mondoñedo , y 
Orense , sobre el restable- 
cimiento : y resolvieron po- 
ner á D. Diego Gelmirez en 
la inspección , y dirección 
de la Diócesi , como cum- 
plió; hasta la consagración 
de nuevo Obispo , según re- 
ferimos en su Vida. 

20 En el año de 1095". 
llevaba ya Aderico unos 23. 

Tm. XXII. 



consta lo que sobrevivió, 
por no descubrirse el fin. El 
principio del sucesor denota 
que falleció poco después del 
1095'. P ues i l° s cinco años 
presidia ya en Tuy , como 
se va á decir. 

21 Demás del referido 
D. Cresconio , que de Abad 
del Monasterio de S. Bartho- 
lome de Tuy pasó a Obispo 
de Coimbra ; concedió eL 
Cielo á nuestra Iglesia de 
Tuy , que en tiempo de es- 
te Obispo Aderico , naciese 
en esta Diócesi S. Teotonio, 
originario de la misma Ciu- 
dad , como veremos al tra- 
tar de los Santos de este 
Obispado en el Tomo si- 
guiente. 

ALFONSO II. 

Desde cerca del 1 100. basta 

el 1 1 30. 

22 El titulo de Segundo 
que damos a Don Alfonso 
consta con certeza y expre- 
sión en la Escritura mencio- 
nada en Naustio , y en D. 
Alfonso I. donde dice , que el 
Venerable Obispo de Tuy 
el segundo Alfonso concurrió 
a las Exequias de Suero Nu- 
ñez : Episcopus Tudensis vene- 
rabilis secundus Adefonsus : y 

E l Con 



7 o España Sagr.Yrat. ¿i. Cap. 6. 

con razón expresa el nom- me persuado hallarse consa- 
bre de Segundo , porque an- grado antes del mil y cien- 
tes nombró al Obispo Al- to por Junio , en vista de 
fbnso (que fue el I. ) y por- que á i. de Julio se halló con. 
que no equivocasen a uno otros en la elección de D. 
con otro , llamó segundo al Diego Gelmirez Obispo de 
presente , que distó muchos Santiago , como refiere la 
años del primero. Historia Compostelana lib. 2. 
23 Monge y Abad de cap. 2. Coram Episcopis Gal- 



Sahagun dice Sandoval que 
era D. Alfonso , quando as- 
cendió a esta Mitra. Eran 
comunes entonces las pro- 
mociones de Monges á las 
Sedes : mas para establecer 
la presente , se necesitan prue- 



letia , qui interfuerunt eleBio- 
ni ejus 9 videlicet , D. Aurien- 
si , A. Tudensi , G. Mindu- 
niensi. Este fue Alfonso de 
Tuy : pues aunque el ante- 
cesor Aderico conviene tam- 
bién con la A. no se con- 



bas: pues si en la Era n 43. tentaron con ella , por no 
y 1155. (año de 1105. y ser voz trivial, y daban to- 
do el nombre , como se vio 
al nombrarle aquella Histo- 
ria en el libro 1. sobre el 
año 1093. donde se escribe 
por todas letras Auderico: 



1 117.) se hallaba Monge 
D. Alfonso (como apunta 
Sandoval ) no fue este el 
promovido á Tuy , que años 
antes se hallaba ya en la 

Sede. Yepes tampoco le nom- mas para Alfonso , como era 
bra en el Catalogo de los nombre común , se conten- 
Abades de Sahagun en el taban con la primera letra: 
Tomo 3. Y aunque se halle y en esta conformidad pro- 
entre aquellos Monges al- sigue aquella Historia con la 
guno que a fin del Siglo XI. A. sola , quando nombra al 



se llamase Alfonso , no bas- 
ta para la identidad con el 
presente , por quanto habia 
muchas personas de aquel 
nombre. 



presente D. Alfonso en los 
años siguientes. 

25 Ni es cosa de estra- 
ñar que D. Alfonso presi- 
diese en Tuy en el año de 



24 Sin embargo de no 1100. pues a los dos años 
estar conocida en publico le hallamos con certeza en 
memoria de este Obispo an- esta Iglesia : y al contrario 
tes del 16» de Enero del 1 105. se necesitan mas pruebas para 

Ade- 



Obisp. de Tuy. Alfonso II. 7 1 

que en el año de titutam secundum pracepta Ca- 



Aderico , que en 
1095. digimos tenia ya 23. 
años de Pontificado : y lo 
regular es sobrevivir poco, 
ó a lo menos no alargar 
años sin pruebas. La citada 
de la Compostelana favorece 
mas al principio de D. Al- 
fonso , que ai fin de Aderi- 
co, por lo dicho. 

26 La primera mención 
que hallo de este Prelado 
con firmeza , es en el año de 
H02. confirmando una do- 
nación de la Infanta Doña 
Urraca , hija de Alfonso VI. 
a. un fiel criado suyo Ero 



nonum , Ecclesia Bracarensi y 
refíoribusque ejus perpetuo me 
exhibiturum promitto , & su- 
per altare propria manu fir- 
mo. Asi la ofrece Sandoval 
tomada del Tumbo viejo de 
Braga, que llaman Líber fi- 
dei S. Bracarensis Ecclesia . Y 
aunque el titulo dice : Pro- 
fessio Adefonsi Tudensis Epi. 
Bracarensi Ecclesia sub Mau- 
ricio Archiepiscopo , notó bien 
Argaiz el yerro de recurrir 
al Arzobispo D. Mauricio 
( sucesor de S. Giraldo ) que 
ciertamente no presidia en 
Armentar iz , y Doña Colum- Braga , quando fue consagra- 



ba su muger , de la Iglesia 
de Sta. María de Lama , en 
el Valle de Armenia junto al 
rio Neira. La data fue en 9. 
de las Cal. de Noviembre 
Era 1 140. {año de 1102.) y 
la confirman Diego II. de 
Santiago (que es el Gelmi- 
rez ) Pedro de Lugo , Die- 
go de Orense , y Alfonso de 
Tuy. Persevera en el Tumbo 
de Samos , Escritura 22. 
27 Como Tuy pertenecía 



do Obispo D. Alfonso , ni 
en algunos años después, 
hasta el de 1 1 10. y asi debe 
reconocerse hecha la Profe- 
sión a S. Giraldo , no lejos 
del año mil y ciento. 

28 A 16. de Enero del 
año 1 105. confirmó D. Al- 
fonso la Escritura ( mencio- 
nada por Sandoval ) que el 
Conde D. Ramón , con su 
muger la Infanta Doña Urra- 
ca , hizo a favor del Monas- 
a la Metrópoli de Braga, terio de S. Juan del Poyo (jun- 
prestó obediencia al Arzobis- to a Pontevedra ) Y al otro 



po , en esta forma : Ego 
Adefonsus S. E f Tudensis nunc 
ordinandus Episcopus 1 subjec- 
tionem a reverentiam & obe- 
dientiam a SS. Patribus cons- 



ano confirmó la del mismo 
Conde a Pelayo Gómez , dán- 
dole el Coto de Villana , co- 
mo se ve en el Tumbo de 
esta Iglesia fol. 41. La data 
E 4 fue 



7 z España Sagrad. 

fue á ocho de las Calendas 
de Junio Era 1144. año de 
1106. 

29 Otra confirmación hi- 
zo en el año de 1109. del 
Coto de Ferraría de Paliares, 
señalado á favor de la Con- 
desa Doña Mayor Gontrode 
Rodríguez por el Rey D. 
Alonso en 8. de los Idus de 
Enero , cuya Escritura origi- 
nal persevera en Samos , y 
confirma Adefonsus Tudensis 
Episcopus. 

30 Hallábase en Galicia 
la Reyna Doña Urraca en el 
año de 11 12. y llegó hasta 
Tuy , donde por bien de su 
alma y las de sus padres, 
concedió al Obispo D. Al- 
fonso , y á su Iglesia , las 
¡Villas de Sta. Marina de Are- 
nas , Espíemelo , y lo de- 
mas que refiere la Escritura 
del Apéndice , confirmada 
en el año 1228. Esto fue por 
Abril. En Mayo estaba la 
Reyna en Samos , y acom- 
pañándola el Obispo D. Al- 
fonso , confirmó alli una Es- 
critura a favor del Monaste- 
rio sobre injurias que pade- 
cía por parte de la Villa de 
Parada , y dice la Reyna: 
Ego Urraca accepi de vobis 
XXXVI. marcos de plata , & 
dúos caballos óptimos cum suis 
sellís , fy suis f reñís , ad con- 



Trae. 6 1 . Cap. 6. 

firmandam cartulam testamen- 
ti , &c. Faéía , &c. II. Kal. 
Junii Era M. C. L. Entre 
otros , Adefonsus Tudensis 
Episcopus confirmo. 

31 En aquel año logró 
D. Alfonso restaurar la Villa 
de Vinca con todas sus de- 
pendiencias , que desde la 
muerte de D. Alfonso I. es- 
taban anejadas en los hijos 
de Ñuño Suarez. D. Alfonso 
hizo diligencias por reco- 
brar sus derechos : y en 
efecto concurriendo a las 
exequias de Suero Nuñez , hi- 
jo del expresado Ñuño , con- 
siguió lo que deseaba. La 
Villa con las Iglesias de Sta. 
Maria de Ancora , y de Vilate, 
que la pertenecían j estaba 
repartida entre los Nietos, 
y Nietas' del referido Ñuño 
Suarez , y la muger de Sue- 
ro Nuñez : pero todos cedie- 
ron al Obispo , y a su Igle- 
sia , las partes que cada 
uno poseía , conociendo que 
no tenían derecho , ni le tu- 
vieron sus padres y avuelo: 
por lo que hicieron la res- 
titución , pidiendo , que á 
unos y otros perdonasen el 
pecado , y que en las con- 
sagraciones de Iglesias , or- 
denaciones r de Clérigos , y 
en sus particulares Oracio- 
nes , rogasen á Dios por 

las 



Obispos de Tuy. Alfonso II. 73 

de todos ellos. D. Mauricio no lo podía ha- 



las almas 

32 Hizose la Escritura á 
tres de las Nonas de Setiem- 
bre Era 1 150. que fue año 
de 1 1 12. confirmándola el 
Arzobispo de Braga D. Mau- 
ricio (luego Antipapa) con 
Arcedianos de su Iglesia , el 
Obispo de Tuy D. Alfonso 
con sus Arcedianos ( cinco 
de cada Iglesia) y algunos 
Obispos, Condes , y Señores. 
La muger del difunto Suero 
Nuñez , llamada D. Maria, 
añadió una postdata , en que Santiago a 17 
exceptuó de la Donación las bre del n 14 
dos Iglesias dependientes de 
Vinea , y que sus hijos tuvie- 
sen la mitad de aquella par- 
te de la Villa mientras vi- 
viesen , volviendo á la Sede 
después de muertos. Véase la 



cer , por estar suspendido 
del oficio , como expresa la 
Historia Compostelana lib. 1. 
cap. 97. y sig. 

34 En el mismo año asis- 
tieron los Obispos de Gali- 
cia , excepto el Composte- 
lano , al Concilio celebrado 
en Valencia á 25. de Odubre: 
pero no pudiendo concurrir 
a León para otro celebrado 
allí en 18. de Odubre del 
siguiente ; se juntaron en 

de Noviem- 
y aprobaron 
establecido en León, co- 
mo digimos en el Tomo 19. 
pag. 247. Uno de los Obispos 
fue D. Alfonso de Tuy. 

35 En el ano de 11 15. 
hizo Monnio Romaniz do- 



lo 



Escritura en el Apéndice so- nación de la Iglesia de Kana- 
bre el año ni2.Num. II. bales al Monasterio de S. 
33 La Iglesia de Lugo Pedro de Valverde : y auto- 
eligió por su Obispo en el rizó la Escritura diciendo 
año de 11 13. al Capellán de que reynaba D. Urraca, y 
la Reyna , llamado D. Pe- que en Santiago presidia el 



dro : y dando cuenta al Ar- 
zobispo de Toledo , que era 
Legado Apostólico , escribió 
este al Prelado de Santiago 
con los de Mondoñedo,Oren- 
se , y nuestro D. Alfonso, 
para que examinasen la elec- 
ción, si habia sido canónica, 



Obispo D. Diego , en Lu- 
go D. Pedro , en Orense D. 
Diego , en Tuy D. Alfonso, 
y en Mondoñedo D. Ñuño. 
(Es Escritura Gothica , en 
el Archivo del Monasterio 
de Monforte. ) 

3 ó El Arzobispo de Bra- 



y en tal caso le consagrasen: ga D. Mauricio hasia toma- 
pues el Arzobispo de Braga do en préstamo los bienes 

que 



74 Esparta Sagr, Trat. 61. Cap. 6. 
que la Iglesia de Santiago hizo á nuestro D. Alfonso, 



tenia en Portugal. El sucesor 
D. Pelayo los quería man- 
tener violentamente. El Com- 
postelano D. Diego Gelmi- 
rez defendía con valor sus 
derechos. En este litigio 
nombró Jueces el Arzobis- 
po de Toledo como Legado 
Apostólico , y el uno rué 
nuestro Obispo D. Alfonso. 
Concurrieron todos a Tuy 
en el año 1118. a 1. de Se- 
tiembre para el examen : pe- 
ro nada se efe&uó , por no 
querer asistir el Bracarense, 
ni sugetarse ai juicio de los 
Obispos ( que eran el de 
Orense y Lugo con el nues- 
tro ) según todo consta de 
la Historia Compostelana en 
el Cap. ult. del lib. 1. y 
cap. 6. del lib. 2. 

37 Por aquel tiempo ha- 
bía sucedido una desgracia 
en que Pelayo Diaz mató 
á un hombre dentro de la 



dándole á el y a su Iglesia 
la quarta parte de la de Pa~ 
déme , y de Valladares , lo 
que ofreció por el hijo 5 y 
añadió por si misma la quar- 
ta de la Iglesia y Villa de 
S. Vicente , y el Casal de 
Deba. Referidas las primeras 
dice : Do eas pro filio meo 
Pelagio Didaci , qui peccatis 
exigentibus hominem quemdam 
interfecit in Ecclesia S. Jaco- 
bi de Pensó , & ob banc cau- 
sam convenerunt vobis in Con- 
cilio Generali habito ab Arcbie- 
piscopo Compostellano Domno 
Didaco in Monasterio S. Bar- 
tholomai cum aliis sex Epis~ 
copis , daré vestra Sedi Eccle- 
siam quam violavit &c. Fecha 
Jdib. April. Era 1156. (año 
1 1 18. ) Persevera en el Tum- 
bo de la Iglesia fol. 182. 
El Titulo de Arzobispo que 
el Notario dio aqui al Com- 
postelano , correspondió a la 



Iglesia de Pensó. Juntáronse pretensión en que a&ualmen- 
á Concilio en la Iglesia de te se hallaba , obtenido ya 



Tuy (que estaba en el Mo- 
nasterio de S. Bartolomé) el 
Prelado de Santiago con 
otros seis Obispos , y man- 
daron diese á la Sede la 
Iglesia que habia violado, 
como refiere Onega ( ó Iñi- 
ga) Fernandez , madre del 
homicida , en Escritura que 



el Palio y esencion de toda 
Metrópoli : pero hasta los 
dos años siguientes no se in- 
tituló Arzobispo en pro- 
priedad. 

38 Con la traslación de 
la Metrópoli de Merida á 
Santiago en el año de 1120. 
logró también el Arzobis- 
po 



Obispos de Tuy. Alfonso II. 75 

po ser Legado Pontificio en dra de Tuy reducida á la 



aquella Provincia y en la 
de Braga. Por esto , y a fin 
de egercitar su honor publi- 
có Concilio de ambas Pro- 
vincias á fin del 1 120. para 
Santiago en el dia 9. del 
Enero siguiente. Uno de los 
Obispos convocados fue D. 
Alfonso de Tuy : pero no sa- 
bemos si concurrió : porque 
algunos faltaron, y ni entre 
unos , ni otros menciona la 
Compostelana al Tíldense, 
sino solo entre los convoca- 
dos. 

39 Por aquel tiempo vi- 
no a Santiago el Cardenal 
Boso como Legado Pontificio, 
y allí concurrió a obsequiar- 
le entre otros D. Alfonso, 
asistiendo también a la con- 



Iglesia del Monasterio de S. 
Bartholome como empeza- 
mos a decir al tratar del 
Obispo D. Jorge, y desean- 
do D. Alfonso tener Iglesia 
Cathedral , la fabrico de 
nuevo , según infirió Argaiz 
por la Escritura de la Reyna 
de Portugal D. Teresa , que 
en el año de 1125. confir- 
mó a esta Iglesia quanto la 
habia dado el Rey Theodo- 
miro (según dice el Notario) 
Testamentum Regis Tbeodomi- 
ri Ecchsia Tudensi quondam 
faSium &c Todo lo alli in- 
cluido dice que lo da y 
confirma á la Iglesia de la 
Sede de Tuy Santa Maria: 
Ecclesia S. Maria Tudensis Se- 
áis : y aqui está la reflexión 



sagracion del Obispo de Abi- de Argaiz sobre haber labra- 



la D. Sancho , como dice la 
Compostelana lib. 2. cap. 37. 
sobre el año de 1 1 2 1 . En el 
siguiente expresa haber con- 
currido D. Alfonso de Tuy 



do D. Alfonso la nueva Ca- 
thedral : pues la precedente 
era la del Monasterio dedi- 
cada a S. Bartholome ; y ésta, 
a S. Maria , como repite 



al Concilio Compostelano, luego la Escríaira ( que po- 
que se tuvo a 8. de los Idus nemos en el Apéndice ) lo 



de Marzo Era 1 160. que fue 
el año de 11 22. a 8. de Mar- 
zo. Y a los dos años con- 
currió alli a otro que se tu- 
vo en medio de la Quares- 
ma,añode 1124, como di- 
ce en el cap. 64. 
40 Hallábase la Cathe- 



que da a entender haberse 
empezado a labrar Cathe- 
dral , que desde lo antiguo 
fue dedicada a la Virgen, 
pero dustruida por los Nor- 
manos no pudo restaurarse 
hasta ahora. 

41 Yo no sé si satisfará 

a 



y 6 España Sag>\ 

á todos este pensamiento de 
Argaiz : pues en el año de 
1 07 1, (mucho antes del pre- 
sente Obispo ) vimos que la 
Infanta Doña Urraca Fernan- 
dez daba titulo de S. María 
á la Cathedral de Tuy ( aquí 
num. 13.) y estaba la residen- 
cia de la Sede en el Monas- 
terio de S. Bartolomé : sin 
duda porque el infortunio 
casual de la material fabrica 
no se opone , ni destruye lo 
formal : y estando erigida la 
Sede con invocación de S. 
Maria , la misma debe per- 
severar , aunque el Prelado 
y su Cabildo residan en una 
Parroquia de otra invoca- 
ción , mientras vuelvan á res- 
tablecer su Cathedral : por- 
que aquello es interino : y 
como persevera , aun enton- 
ces , lo formal de la Sede; 
del mismo modo mantiene su 
antigua invocación. En los 
años siguientes veremos men- 
ción de la obra de la Ca- 
thedral , como que andaba 
en movimiento (año de 
i 145.) y no se concluyó 
hasta reynar la Madre de S. 
Fernando , Doña Berengue- 
la la Grande en tiempo del 
Obispo D. Esteban Egea. Y 
á vista de aquello en ade- 
lante , no veo bastante fun- 
damento de que huviese por 



Trat. 6 1. Cap. 6. 
ahora Cathedral de S. María. 

42 El Privilegio mencio- 
nado de la Reyna D. Teresa 
es como inventario de los 
bienes que a la sazón poseía: 
la Iglesia , por lo que con- 
viene referirlos : y son los 
siguientes : La Ciudad de 
Tuy : la Iglesia de S. Mari- 
na de Arcucelos , a la orilla 
del Limia : la de S. Chris- 
toval de Labrugia (fundóla 
el Obispo Hermoigio , y así 
quando el Notario la contó 
entre las concesiones del Rey 
Theodomiro , manifestó ha- 
blar por su arbitrio ) la quar- 
ta del Villar de Ancora en 
la marina : la Iglesia del Vi- 
llar de Moros en la ribera 
del Miño : la mitad de S. 
Maria de Colina en Coira: 
la de S. Maria de Palacios 
en el Valle de Vice ( hoy 
Valdevez ) la de Gándara, 
ribera del Miño : la de Pa- 
derni ai mismo Rio, como 
también la de S. Vicente : y 
todo esto con sus cotos y 
pertenencias. Esto fue con- 
firmar lo que tenia la Igle- 
sia en virtud de varios bien- 
hechores , como arriba se ha 
visto. 

43 Añade , que puedan 
llevar por todo el reyno de 
Portugal sus géneros , gana- 
dos , y provisiones , sin pa- 
gar 



Obispos de Tuy. 
gar portazgos : que los gana- 
dos de la Iglesia y Canóni- 
gos puedan usar de los pas- 
tos sin exceptuar mas que los 
sembrados : que nadie pue- 
da pescar, en el Miño desde 
Lazoiro hasta la embocadu- 
ra en el mar sin licencia de 
la Iglesia ; y que sola esta 
tenga en el puerto de Tuy 
nave de transporte y carga: 
que en el coto de Azar , y 
en los demás de la Iglesia, 
sola ella tenga vasallos. 

44 A estas gracias aña- 
dió la donación de la Villa 
de S. Pedro de 'torre , qui- 
tándola del dominio Real, y 
cediéndola al Obispo D. Al- 
fonso , yáS. Maria de Tuy. 
Fecha en 3. de Setiembre 
de la Era 1163. año de 1125. 
y firmada por la Reyna y 
su hijo el Infante D. Al- 
fonso , con el Arzobispo de 
Braga D. Pelayo , y varios 
Señores. De alli a un mes 
dio al mismo Obispo el Mo- 
nasterio y Iglesia de S. Cos- 
me y S. Damián en el Va- 
lle de Vez, para que se ha- 
gan alli Ordenes , y los Or- 
denados la encomendasen a 
Dios. ítem , la Iglesia de S. 
Miguel de Aurega , junto al 
rio Limia, con carga de que 
el Obispo la diga alli una 
Misa } si pudiere. Mas : para 



Alfonso II. 77 

su vestuario , y para que el 
Obispo y sucesores la tengan 
presente en sus Sacrificios, 
les dio cinco Casales en 
Truite (comarca de Valencia 
del Miño ) su data en 4. de 
Octubre del mismo año, con 
las mismas firmas. 

45 Todo esto parece da 
á entender que en el año de 
1 125. se hallaba la Portu- 
guesa apoderada de Tuy , y 
que por tanto miraba por la 
Exaltación de la Sede. La 
Historia Compostelana da á 
entender lo mismo , refirien- 
do del Rey D. Alfonso VIL 
que expelido de Castilla el 
Rey de Aragón , dispuso ir 
contra su tia Doña Teresa 
Reyna de Portugal , la qual 
valiéndose de las guerras de 
Castilla , se iba ensoberve- 
ciendo , y no hacia ningún 
servicio al Rey en cuyo 
nombre debia gobernar ei 
Estado j antes viéndose con 
gente y caudales traspasaba 
sus limites , invadiendo los 
confines de Galicia , Tuy, 
y otros lugares comarcanos: 
Nullum Regi servitium de reg- 
no quod ab tilo t enere debcbat y 
exhibere dignabatur : imo vi T 
ris , armis , atque opibus po- 
tens , fines Gallada ornato 
exercitu invade bat , et C i vita- 
tes atque castra Portugalia 

ad- 



7 8 España Sagr. 

adjacentia , Tudam scilket , et 
alia suo juri , atque dominio 
violenter subjugabat. (Tomo 
20. pag. 445. bajo el año 
1126.) Asi poseia a Tuy en 
el año 1 125. de la referida 
donación : y después veremos 
lo mismo : porque como esta 
Ciudad era la mas confinan- 
te con Portugal , se arroja- 
ban prontamente sobre ella 
los enemigos quando mo- 
vían guerra. El Obispo D. 
Alfonso experimentó tan de- 
vota y liberal a esta Seño- 
ra , como publica el Privile- 
gio referido. 

46 Alcanzó D. Alfonso 
el año de n 30. en que a 
4. de Febrero se halló en el 
Concilio de Carrion , referi- 
do en la Compostelana : y 
aunque allí no expresa el 
nombre de los Obispos, cons- 
tan por la Escritura otorga- 
da en el mismo Concilio, 
impresa en Colmenares pag. 
i\6. de la Historia de Sego- 
via , donde nuestro Obispo 
D. Alfonso se escribe por la 
primera letra A. Tudensi. Aqui 
acaba la memoria del Prela- 
do , habiendo gobernado su 
Iglesia por espacio de trein- 
ta años con zelo y utilidad. 

47 Al tiempo de este 
Prelado podemos reducir unas 
memorias de la Reyna de 



Trat. 61. cap. 6. 
Portugal D. Teresa , hija de 
Alfonso VI. referidas en la 
Monarquía Lusitana l ib. 13. 
cap. 17. por estas palabras: 
Ítem dixerunt , que em esta, 
Igreja de Azer bao de ter 
hum Capellán que cante cada 
dia Missa pela Rainha Dona 
Tareja ; & por todolos outros 
Reís de sa generazdo , Ó" que 
o Bispo de Tuy ha de facer ca- 
da anno em Azer i terceyra 
das ordens , & todos- os Cléri- 
gos , que abi ordenar , debem 
meter d Rainha Dona Tareja, 
& a sua geraza'Ó , in Oratio- 
nibus , & in Missis , assim 
como lis mandar o Bispo. Et 
dixerunt , que o Obispo ha de 
cantar cada anno huma Missa 
por alma dessa Rainha in S. 
Miguel da Veiga , & de todos 
aquelles Reis que pos ella vie- 
rem. ítem dixerunt , que por 
ista esmola , (¿* por outras que 
a dita Rainha deu a Sé de 
Tui , am a trazer huma barca 
de merce no porto de Tuy, 
em que passem sem prezo 
aquelles que em ella quizere 
passar , por sa alma , & de 
todos aquelles que depos ella 
vierem de sa geraza'Ó. E mais 
abaixo : El Rey D. Sancho I. 
deu a Se de Tuy sessenta ma- 
ravedís que metessem en vinhas, 
que ó emmentassem cada dia 
em orazon a, colazon. E i 

Rainha 



Obispos de Tuy. Pelayo Melendez 79 
H&inía Dona Tareja deu por ron los dependientes del Me- 
tropolitano de Santiago des- 
de su primera erección has- 
ta las guerras del Rey D. 
Juan I. de Portugal , como 
digimos en el Tomo XVIII. 
La Profesión de obediencia 
fue la misma que la expre- 
sada en el antecesor con la 
diferencia que en la de aquel 
se lee mine oráinandus Epis- 
copus , y en la de este nunc 
ordinatus , ( Debe anteponer- 
se Ordinandus , porque este 
juramento se hace antes del 
Examen Canónico , que pre- 
cede á la Consagración) Tam- 
bién añadió después de los 
Arzobispos de Braga en -ge- 
neral la expresión de Don 
Pelayo , que era el Prelado 
a&ual. 

50 Acerca del año en 
que fue la consagración, pro- 
pone Argaiz el de 11 30. 
entre Abril y Junio , por 
ver en Sandoval una Escri- 
tura confirmada por Pelagius 
Eps. Tudensis en 27. de Ju- 
nio de aquel año. La Escri- 
tura es del Rey D. Alfonso 
VII. dando al Monasterio de 
Hoya lo que le pertenecía 
en tierra de Turonio, esto es, 
S. Cosmete , cuyo coto des- 
linda : y añade a Erizan a , y 
Varedo con sus términos. San- 
doval leyó Era 1168. que 

fue 



sa alma a o Bispo de Tuy dous 
casaes para seu vestir , que 
metesse cada dia • oraza'o por 
ella, & por sa gerazon sobre 
sa mensa. ítem dixerunt , que 
Azer he couto por padroes , & 
que o coutou a Rainha Dona 
Tareja. Todo esto correspon- 
de con lo ya referido. 

PELAYO MELENDEZ 

Desde el año 11 31. hasta 
el 1555. 

48 Después de D. Al- 
fonso entró en la dignidad 
D. Pelayo Melendez , cuyo 
apellido se infiere de una 
Escritura en que el mismo 

-Obispo nombra hermano su- 
yo á Suero Melendez ( co- 
mo diremos sobre el año 
1 150.) y por tanto aplicó 
Argaiz el mismo apellido al 
Obispo. En Privilegios del 
Monasterio de Hoya confir- 
tna por estos años un Suero 
Melendez : lo que le supone 
de familia muy distinguida. 

49 Consagróle su Arzo- 
bispo de Braga D. Pelayo: 
porque aunque el de Com- 
postela era ya Metropolitano, 
no pertenecían a su jurisdi- 
cion los Obispos de Galicia, 
sino los de la Provincia Eme- 
ritense , quienes solos fue- 



España Sagr. Trat. 6 1 . Cap. 6. 
año 1 1 30. pero la el Rosal : y en este año de 

31. fijamos el principio de 
D. Pelayo , sabiendo que el 
antecesor vivia en el año an- 
tecedente. 

52 La Chronica de Ca- 



3o 

fue el 

copia remitida por el R. P. 
Abad de aquel Monasterio 
Fr. Chrisostomo Morales, di- 
ce Era millesima centesima 
sesuagesima ofíava , cuya voz 



sesuagesima denota septuagesi- nonigos Reglares de N. P. S. 
ma y y no sexagésima , como Agustín en Portugal dice lib. 
prueba la u propria del num. 6. c. 9. que acabado el Mo- 
70. y no del 60. y mas prin- nasterio de Paderne junto al 
cipaímente lo comprueba , el Miño , a media legua de 
que confirma aquella Escri- Melgazo) por los años de 
tura Martinus Auriensis Eps. Christo n 30. dedicó su Igle- 
el qual no era Obispo de sia nuestro Obispo D. Pe- 
Orense en el año 11 30 sino layo á 6. de Agosto. No 
después ( como convence lo 
dicho en el Tomo 17. ) y 
asi no debe leerse sexagési- 
ma , sino septuagésima , que 
fue el año 11 40. y por lo 
mismo no sirve esta Escri- 
tura para el tiempo en que 
empezó D. Pelayo a ser Obis- 
po. Manrique en sus Anales 
Tomo 3. pag. 162. habla de 
la misma Escritura , enten- 
diéndola no de la Era 11 68. 



alega texto ; y si aquello 
constara por Escritura , in- 
trodugeramos a D. Pelayo 
en el tal año. Pero el modo 
de explicarse por los anos de 
1 1 30. permite que acabada 
la Iglesia por aquel tiempo, 
poco mas , ó menos , la con- 
sagrase el Prelado poco des- 
pués , en el 31. ó 32. No 
sirve pues la noticia para 
fijar el principio de este 



sino precisamente de la 78. Obispo , sino para saber que 
( que aqui damos ) sin nom- dedicó la Iglesia del men- 



brar cosa en contra. 

51 La primera mención 
de D. Pelayo como Obispo 
«s la que Sandoval refiere 
del 30. de Julio Era 11 69. 
(año de 1131. ) por haber 
dado Alfonso Nuñcz á Ñuño 



cionado Monasterio de Par 
derne , labrado por una Con- 
desa Doña Paterna , de con- 
sejo de nuestro Obispo ( a 
caso antes de serlo , como 
hace sospechar el que a prin- 
cipio de su Pontificado , es- 



Mendcz y al Obispo de Tuy taba ya fabricada la Iglesia) 
D. Pelayo , una heredad en El Obispo dio aili a esta Se- 
ño- 



Obispos de Tuy. Pelayo Melendcz. 8 i 

ñora el Abito de Religiosa, Villa de Portugal , debia ser 
con otras quatro hijas , y diversa , por que con la pro- 
parientas , de la Ciudad de pria no resarcia la Iglesia ios 
Tuy , pues la Casa empezó daños que la hicieron los 
para mugeres : pero en el Portugueses , sino que ya se 
Siglo siguiente ya era de huviese enagenado por otro 
Canónigos , y labrada nue- medio, 
va Iglesia , la consagró otro 54 Del mismo año es la 
Obispo de Tuy , como diré- donación que el Emperador 
mos sobre el año 1264. h* zo * ^* P^kyo Prior de 

5:2 La situación de Tuy S. Cosme y S. Damián, des- 
en frontera de Portugal la de el rio Vaynet al Portilla 
ocasionaba detrimentos,quan- de Anca , cuya Escritura con- 
do empezaban guerras : pero firmó D. Pelayo Obispo de Tuy P 
como los Principes eran muy según dice Sandovai , que 
piadosos, los resarcian luego, añade estaba en Tuy el Em- 
Asi le sucedió a D. Alfonso perador con su muger la Em- 
I. de Portugal , que como peratriz D. Berenguela en el 
dice la Historia latina de dia de la fecha , 27. de Ju- 
D. Alfonso VII. se apode- nio de la Era 1175. a %° ¿ e 
ró de Tuy : pero hechas des- 1 1 37. y tercero de su Corona- 
pues las paces , y restituidas cion Imperial en León : lo 
mutuamente las Fortalezas, que fue asi : pues coronado 
dio al Obispo D. Pelayo , y en 26. de Mayo del 35. em- 
á su Iglesia , la Villa de Vi- pezó su año tercero desde 
nea en Portugal , para satis- 26. de Mayo del 37. y este 
facion de los daños que la corría por Junio del mismo 
hizo durante la guerra , y año. 

por bien de su alma. La 55 Al tratar del Obispo 
data fue a dos de las calen- antecesor empezamos á nom- 
das de Noviembre Era 1175. brar la fabrica de la Cate- 
( año de 1137. ) ^rai ^e Tuy , consagrada á 

53 Ei nombre de Vinca Dios con invocación de S. 
le vimos en la Villa reco- Marta. Mientras ésta se po- 
brada por el Obispo D. Al- nía en estado de celebrar en 
fonso en el n 12. como pro- ella los divinos Oficios , se 
pria que era de la Dignidad: hadan en el Monasterio de 
y asi la que ahora se dice S. Bartolomé, Orden de S. 

rom. XXII. F Be- 



8 z España Sagr. Trat. 6 1 . Cap. 6. 

Benito. Habia de llegar con ees Prior ( que después de 



el tiempo la residencia en la 
nueva fabrica : y queriendo 
D. Pelayo que los Canóni- 
gos no viviesen sin Orden 
y sin Regla 5 escogió la de 



acabar la vida Regular se 
llamó Dean) los Arcedianos 
Martin, y Alfonso, con otros 
tres Sacerdotes Ramiro, Gon- 
zalo , y Pedro. Estos seis con 



nuestro Gran Padre S. Agus- el Obispo empezaron á guar- 



tm. 

56 Para que tuviese fir- 
meza , se ofreció por pri- 
mero en observarla. Escogió 
á los que vio mas fervoro- 
sos en la fe , para que le 
acompañasen : y habiéndolo 
consultado con personas de 
autoridad , y aprobando su 
resolución los Principes y el 
Emperador 5 introdujo en los 
Canónigos la Regla de N. P. 
S. Agustin día ultimo de 
Febrero de la Era 11 76. año 
de 1 1 38. dando a la Cano- 
nical , ó Canongia la mitad 
de sus bienes , de las here- 
dades de la Iglesia , y de la 
Dignidad , en tai conformi- 
dad que desde aquel dia en 
adelante quedase aplicada á 
la Canonical la mitad de 
quanto adquiriese este Obis- 
po y todos sus sucesores. So- 
bre esto otorgó Escritura en 
el dia y año referido , fir- 
mada por el Emperador y 
Emperatriz , por el mismo 
Obispo , y ofreciéndose á 
aguardar lo mismo el Arce- 
diano Pelayo , ele&o enton- 



dar la Vida Regular de S. 
Agustin : y a la misma se 
arreglarían los Canónigos que 
nombrasen después. 

57 Una Escritura del año 
1 1 38 en 18. de Diciembre, 
que persevera suelta , fuera 
del Tumbo , en Tuy , refie- 
re que el Emperador D. 
Alfonso hizo Coto en todos 
los términos proprios del Mo- 
nasterio de Barrantes , y es- 
to fue Vobis Domno Pelagio 
Tudensi Episcopo , et Monacbis 
vestris in Cbristo secundum 
Regulam S. BenediBi vive?)' 
tibusy como verás en el Apén- 
dice: sin que por la expre- 
sión del Obispo , et Monacbis 
vestris , resulte ser Monges 
Eenedi&inos los Canónigos, 
pues ya constan Canónigos 
Reglares antes de esta Es- 
critura. El motivo de hablar 
asi el Emperador fue por- 
que el Obispo D. Pelayo era 
por su persona uno de los 
Patronos , herederos , ó Fun- 
dadores , como prueba la Es- 
critura del Apéndice año de 
1 1 51. y asi el Monasterio 

de 



Obispos de 7uy. Pe 
de Barrantes era suyo , y á 
los Monges los dice vestris 
por lo mismo: pero no te- 
nían conexión con los Ca- 
nónigos , á cuya Mesa no 
perteneció aquel Monasterio 
hasta Siglos después. 

58 En el año de 11 39. 
á 17. de Abril dio el Empe- 
rador al Monasterio de Hoya 
el de S. Mames de Lourezo, 
acotando sus términos. Uno 
de los confirmadores fue el 
Obispo D. Pelayo , como 
prueba el Apéndice. Y ad- 
vierte , que asi en esta , co- 
mo en la precedente Escri- 
tura de Barrantes por Di- 
ciembre del año anteceden- 
te 1 1 38. afirma el Notario 
ser año VI. desde que el 
Emperador recibió primera 
vez. la Corona Imperial. 
Aquel año VI. debe leerse 
IV. porque se coronó prime- 
ra vez en León á 26. de Ma- 
yo del 1 135. desde cuyo dia 
ai de la fecha no corria mas 
que el año IV. porque este 
empezaba y corria desde 26. 
de Mayo del 38. hasta 25. 
de Mayo del 39. en cuyo 
espacio se hicieron las dos 
Escrituras mencionadas , la 
primera en Diciembre del 
38. y la segunda en Abril 
del 39. Invirtieron pues los 
copiantes de estas y otras 



layo Melendez. 8 3 

Escrituras el IV. en VI. tras- 
tornando los números. Esta 
Coronación fue en León , y 
fue la primera vez : la segun- 
da corresponde á Toledo. 

59 Añade la Escritura que 
imperaba en Toledo , León, 
Zaragoza , Najara , Castilla, 
Galicia , Barcelona , y en 
Proentia huta el monte Geni- 
co. En otras del año 45. aña- 
de á Pamplona trans Alpes, 
usque ad montem Genicum y 
que no sé qual es , dice el 
Sr. Sandoval. Pero aquel 
monte , después de Trans 
Alpes corresponde del otro 
lado del Pirineo en la Fran- 
cia : porque la voz Alpes se 
aplicaba desde la decadencia 
del Imperio a los Pirineos (y 
á todo monte alto) lo que 
prevengo porque no recurras 
á los Alpes que dividen la 
Italia de Francia. Acaso pre- 
tenderá alguno poner el mon- 
te Genico , ó Genito ( como 
tal vez se escribe ) en la par- 
te de Bayona , que no falta 
quien diga se llamó Gennus. 
Ortelio cita haberlo dicho 
alguno , nescio quo auóíore. 
Ferrario en su Lexicón geo- 
grapbicum pone al margen, 
Vet. In. que parece denota 
el apoyo de Vetus Inscriptio: 
pero no la conocemos. El 
monte Genico al otro lado 
F2 de 



84 Esparta Sagr. Trat. 61 .Cap. 6. 



de los Pirineos se acerca 
mucho al nombre de Gennus 
en Bayona , si alguno autori- 
za tal nombre en la Ciudad, 
y el referido monte. 

60 Pero yo me inclino 
mas a la Provenza : porque 
después de nombrarla , ex- 
presa el Emperador al mon- 
te Genico : Barcelona , Proen- 
tta us que ad montem Gente unr. 
y por si alguno estraña y 
duda , como se verifica que 
el Rey imperase de la parte 
de allá de los Pirineos hasta 
la Provenza , digo .que la ju- 
risdicion y titulo es constan- 
te , no solo por la autori- 
dad de estas y otras Escritu- 
ras , sino por la Chronica la- 
tina de Alfonso VIL que di- 
mos en el Tomo XXI. p.345. 
n. 26. donde expresa haberse 
extendido la jurisdicion del 
Emperador desde el Mar 
Océano de Galicia hasta el 
lio Ródano : Et fa¿ii sunt 
termini Regni Adefonsi Regís 
Legionis a mare magno Océa- 
no , quod est a Patrono S. Ja- 
cobí , usque ad fluvium Ro- 
dani. 

61 Allí mismo explica 
el modo con que se verifi- 
có esta dilatación , no por 
derecho de conquista , sino 
por excelencia de su Coro- 



pues se hicieron Vasallos su- 
yos el Rey de Navarra D. 
Garcia , el Rey de los Sara- 
cenos Zafadola , el Conde 
de Barcelona D. Ramón , el 
Conde de TolosaD. Alfonso, 
el de Montepesulano Guiller- 
mo , y otros varios Condes, 
y Duques de Francia hasta 
los Pi&avienses , los quales 
vinieron á ofrecerse á su 
obediencia , y recibieron pre- 
ciosos dones de oro , plata, 
armas, caballos, y le obe- 
decían y eran sugetos en to- 
do : Et omnes subditi sunt 
ti , c^ obediebant incun&is, 
como dice la mencionada 
Chronica , que por lo mismo 
refiere haber recibido Coro- 
na , y titulo de Emperador. 
Por éste se verifica la ex- 
presión de que imperaba 
hasta la Provenza y monte 
Genico : y que este no debe 
reducirse a la parte de Ba- 
yona , sino acia el Ródano 
y Provenza. 

6z Gobernaba la tierra 
de Turonio el Conde D. Gó- 
mez : y traspasando como 
poderoso los limites de lo 
que le pertenecia , se apode- 
ró como tirano de algunos 
bienes proprios de la Iglesia, 
entre los quales se nombra 
el Castillo de Entienza. D. 



fta , y grandeza del Rey no: Pelayo sacó la cara como 

cor- 



Obispos de Tuy 

correspondía á su zelo , 
dio queja al Emperador, 
quien sentenció a favor del 
Obispo en el año de 1140. 
prometiendo que pasaría allá 
para quitar los tiranos de la 
tierra. Hallábase en aquel 
año en Zamora a 5. de las 
Kal. de Jul. Era 1178. y en- 



Pclayo Melendez. 8 r 

y za para defensa de la Ciu- 
dad , y ahora se la cedió al 
Obispo. Demás de esto le 
concedió el rio desde Lazoy- 
ro hasta el mar , sin que nin- 
guno pudiese tener Nave de 
transporte en el puerto de 
Tuy , sino el Obispo. 

64 ítem , le concedió el 



tonces firmó un Privilegio Realengo de Benvibre , con 



dando al Abad de Hoya D. 
Pedro la Ermita de S. Cosme 
con su coto , y la Villa de 
Erizana, y Varedo con sus tér- 
minos y derechos Reales, 
como propone la Escritura 
en el Apéndice , confirmada 
por nuestro Obispo Don Pe- 
layo. 

63 A los dos años síg. se 
hallaba el Obispo en Car- 
rion con el Emperador por 
Agosto , en cuyo mes lo- 
gró un copioso privilegio, 
confirmándole quanto el Con- 
de D. Ramón y Reyna Doña 
Urraca concedieron a la Sta. 
Iglesia de Tuy , con el Seño- 
río de la Ciudad , sus cotos, 
y quanto en ellos pertene- 
cía al derecho Real , de suer- 
te que la Iglesia pusiese los 
Jueces , sin entremeterse otra 
Justicia, y que el portazgo 
de la Ciudad fuese suyo. El 
Emperador habia fabricado 
junto al Campanario de la 
Iglesia una Torre de Fortale- 

tom, XXII, 



el Castillo de Sta. Elena en 
en tierra de Miñor , con to- 
dos sus anejos , y que sus 
ganados puedan pastar en 
todos los sitios donde no 
haya sembrados. Esta gran 
donación hizo el Emperador 
por remedio de su alma, 
para la estabilidad de su Im- 
perio , y a fin que Obispo 
y Canónigos sean leales va- 
sallos suyos , y de los Re- 
yes sucesores. Sandoval dice 
otorgada en Tuy : pero 



fue 



la Escritura tiene la data en 
Carrion en el mes de Agos- 
to , estando presente el mis- 
mo Obispo , y D. Pedro 
Abad de Cluni , Era 11 80. 
que fue el año den 42. por 
Agosto. Véase la Escritura 
en elApend. 

65 Andaban por ahora 
los Monges de Hoya ocupa- 
dos en labrar Monasterio 
en S. Mámete de Lourezo: 
y bien afecto el Obispo D. 
Pelayo á la población que 
F 3 allí 



8 6 España Sagr. Tt 

allí hacían , la fomentó con- 
cediéndoles con acuerdo de 
los Canónigos los derechos 
pontificales , y los diezmos 
de todo lo que cultivasen, 
sin que tuviesen que pagar 
nada , a excepción de los 
Votos de Santiago. Agradeci- 
dos los Monges contribuye- 
ron con dos Marcos de pla- 
ta para la obra de la Ca- 
thedral , in opus Bcclesia , S, 
Maria faciendum. Esta es 
mención autentica de que á 
la sazón se estaba ya fabri- 
cando la obra de la Cathe- 
dral deTuy con su antigua 
invocación de Santa Maria, 
de que empezamos á ha- 
blar sobre el Obispo D. Al- 
fonso II. Ahora consta cier- 
tamente el que andaba tai 
Obra. El Cabildo tenia ya 
la Regla de N. P. S. Agustín 
( como digimos ) y por to- 
dos firmó esta donación el 
Prior , tres Arcedianos , tres 
Canónigos , y luego añade 
la Escritura , Omnis Conven- 
tus Canonicorum confirmat: 
prueba de que habia mas 
de los siete referidos. Véase 
la Escritura en el Apéndice 
bajo el año 1145. 

66 Sandoval nombra al 
Abad de Hoya ( a cuyo Mo- 
nasterio se hizo esta dona- 
ción ) Pedro Inicíense. La co- 



at. 61. Cap. 6. 
pia que yo he recibido de 
Hoya , le llama Pedro Lai- 
ciense. Reflexiona también 
aquel Autor en lo antiguo 
que es pagar el Voto de San- 
tiago y expresado en esta Es- 
critura : pero en el Tom. XX. 
verás otras pruebas mas an- 
tiguas. 

6j A los diez días des- 
pués de hacer el Obispo 
aquella donación á los Mon- 
ges , logró otra á su favor 
( verificándose que el que da 
por amor de Dios , luego re- 
cibe ) pues un Presbítero lla- 
mado Juan García , junta- 
mente con Ñuño Méndez, 
dio a D. Pelayo y sucesores 
la Iglesia de Morgandans a 
3. de lasKal. de Mayo del 
mismo año 114J. según cons- 
ta por el Tumbo fol. 38. 

68 Habia una Religiosa, 
llamada Doña Aura Bellide, 
que vivía con otras : y que- 
riendo fundar un Monasterio 
Benedictino en la Villa de 
Sta. Eulalia , territorio de 
Morgadanes , ó M'ogardos, 
obtuvo del Emperador dona- 
ción de la misma Villa para 
la fundación , confirmándola 
el Obispo D. Pelayo con 
otros, dia 2 3.. de Abril, tertio 
mense post mortem Imperatricis 
Berengaria , Era 1 187. año 
1 149. Dada en Salamanca. La 

no- 



Obisp. deTuy. Pelayo Melendez.' 8 j 

nota de la muerte de la Empe- le ponen Sandoval y Argaiz, 
ratriz sale bien : porque falle- sino en el siguiente , en que 
ció en Febrero de aquel año desdé Segovia pasó el Empe- 
1149. como digimos en el rador a Palencia , y alii le 

dio por Marzo , confirmán- 
dole entre otros D. Pelayo, 
como verás en la Escritura 
del Apéndice. 

70 Vivia este Prelado en 
ultimo de Enero del n 52. 
en que el Obispo D. Pelayo 
y su Cabildo otorgaion Car- 
ta de foro de un Casal de 



Tomo. 1. de las Reynas. 

69 A los dos años des- 
pués logró el Obispo D. Pe- 
layo con su hermano D. 
Suero Melendez , Juan Ti- 
rante , y otros parientes, 
restaurar el Monasterio de S. 
Salvador de Barrantes (que 
acaso fue arruinado en las 



hostilidades de Almanzor ) y Pesegueyro. Sin interponer 

mas clausula , ni año , aña- 
de Sandoval que en Sede va- 
cante era Prior de esta Igle- 
sia D. Ñuño , v Abad de S. 
Bartholome D. Pedro , y que 
reynaba en Portugal D. Al- 
fonso , y D. Fernando en 
León , que asi lo dice una 
Escritura del Monasterio de 
Hoya. Esto refiere Sandoval 
bajo el año 1152. y si de 
este habla la mencionada Es- 
critura de Hoya , parece ha- 
ber muerto entonces nuestro 
Obispo , pues cuenta Vacan- 
te la Sede. 

71 Pero récelo que no 
sea de tal año la Escritura, 
porque el nombre del Obis- 
po D. Pelayo prosigue en los 
años immediatos de 1154. y 
55. en Escrituras publicadas 
por Sandoval ( cinco Reyes 
sobre el primer año) y en 
F4 Man- 



habiendo traído al Abad D. 
Gudino , lograron que el 
Emperador acotase el Monas- 
terio. Fue la data en Palen- 
cia a 14. de Marzo Era 1 189. 
( año de 1 1 5 1 . ) anno quo lm- 
perator pugnauit cum \illU 
Muzmitis super Cor duba , & 
devicit eos. Fue aquella vic- 
toria en el año de 1150. 
como expresa el Privilegio 
de aquel año dado en Se- 
govia por Diciembre , pu- 
blicado en Colmenares : pe- 
ro en el siguiente continua- 
ban contando año de la Vic- 
toria hasta el dia en que se 
logró : y por tanto en Mar- 
zo del 51. decían todavía 
que corria el año , como 
hemos notado muchas veces. 
Esto convence que la data 
del presente Privilegio no 
fue en el año de 50. en que 



8 8 España Sagr. Trat. 6 1 . Cap. 6. 

Manrique Tomo. i. pag. 436. Pelayo el Prior era antes Ar- 



(que es del segundo 11 55. ) 
ni se halla mención de suce- 
sos en aquellos años , sino 
después del 55. y asi no tene- 
mos fundamento descubierto 
para la muerte de D. Pelayo 



cediano : Pelagii Archidiaconi 
tune eleóli Prioris : Martin , y 
Alfonso , se dicen Arcedianos'. 
Ramiro , Gonzalo , y Pedro, 
tienen titulo de Sacerdotes : y 
estos son los primeros que 



en el 51. porque decir que abrazaron la vida reglar Sub 

este es otro Pelayo , necesi- manu Pelagii Episcopi. Véase 

ta pruebas convincentes , que la Escritura VI. del Apéndice. 
ha visto Tuy , pues no 



no 



reconoce por ahora dos Pe- ISIDORO 

layos. Diremos pues (mien- Desde el 11 56. basta el de 67» 
tras no conste con certeza 



no 
otra cosa) que el presente 
alcanzó el año de 1 1 55. y 
aun asi no tenemos mas que 
24. de Pontificado , espacio 
en aquel tiempo nada irre- 
gular. 

Por estos tiempos flore- 
cía S. Tbeotonio primer Prior 
y fundador del Convento 
de Sta. Cruz de Coimbra, 
descendiente de Tuy , como 
apuntamos en el num. 21. 



73 Después de D. Pela- 
yo introdujo Sandovalá D. 
Juan , que yo no admito, 
por creer que le equivocó 
con el sucesor de D. Isido- 
ro , llamado Juan : y el mis- 
mo Sandoval duda si es de 
el Sucesor la Profesión de 
Obediencia que hay en el 
Tumbo de Braga hecha a su 
Arzobispo por D. Juan de 
Tuy , á causa de no tener 
72 Los primeros Capitu- data. Según lo qual no sirve 
lares que nos constan , quan- aquel documento para ha- 
do empezó la Iglesia a ser cer antecesor de D. Isidoro 
Reglar, son los siguientes: Pe- á D. Juan , pues el mismo 
layo , Prior : Martin , Arce- que le alega , reconoce po- 
diano : Vimara , Arcediano: der aplicarse al sucesor. 
Alfonso, Arcediano : Diego, 74 Fuera de esta Profe- 
Canonigo : Ramiro , Canoni- sion confiesa no hallar sino 
go : Gonzalo , Canónigo 5 co- una sola Escritura que hable 
mo expresa la Escritura del de D.Juan, en 1. de Diciem- 
Apendice bajo el año 1145. bre de la Era 1194* ( 4 ^° ¿* 
La de el 1 1 38. declara , que 11 56. ) por la qual el Em- 

pe- 



Obispos de Tuy. Isidoro. 
perador D. Alfonso con sus bre 
hijos D. Sancho y D. Fer- 
nando , y la Emperatriz Do- 
ña Rica , estando en Palen- 
cia , confirmó y tomó en su 
protección lo que tenia el 
Obispo y Cabildo , aproban- 
do la división de bienes que 
habían hecho entre sí. A 
esto se reduce lo que alega 
en favor del Obispo D. Juan, 

Lal punto introduce a Isi- 
ro en el año de 1158. 
75 Esto se funda en yer- 
ro de una Copia en el Tum- 
bo, Escritura 10. fol. 13. b. 
donde hay confirmación de 
la mencionada por Sando- 
val , y dada por el Empera- 
dor a D.Juan Obispo de Tuy. 
según la razón que se me 
ha remitido. Pero conozco 
haber yerro , porque el mis- 
mo Tumbo pone el Privile- 
gio referido en el fol. 192. 
( que fue el confirmado des- 
pués por D.Alfonso X. en la 
Escritura propuesta en el fol. 
13. b. ) y aqui dicela Escri- 
tura , que fue otorgada a 
petición del Obispo de Tuy D. 
Isidoro i fecha, en Valencia 
Era 1194. q. dum Kal. Dec, 
y la misma fecha propone 
la Escritura del citado fol. 
13. en Patencia Era 11 94. a 
q. dü Kal. Dec. y por referir 
Sandoval el di a 1. de Diciem- 



*9 

quoto die 



consta leyó 
Kal. Decembris. En unos y en 
otros es la materia una mis- 
ma : una la fecha : y por 
tanto debe ser el Obispo uno 
mismo , pues en un dia y pa- 
ra un mismo negocio no he- 
mos de admitir dos Obispos. 
Consta pues que erró el co- 
piante , quando en una mis- 
ma Escritura nombró al Obis- 
po de Tuy Juan en el fol .13. 
y Isidoro en el 192. resultan- 
do de todo , que el poner 
á D. Juan sucesor de D. Pe- 
layo , en el año de 115 6. 
no tiene mas fundamento que 
el referido del que inconside- 
radamente escribió una vez 
Juan , donde otra Isidoro, 
acaso por empezar ambos 
nombres con I. Pero que se 
debe sostener el de Isidoro, 
consta no solo por ser este 
el que va prosiguiendo en 
las Escrituras , sino por ha- 
llarle en el Obispo de Tuy. 
un mes antes de otorgarse la 
referida (en que introduge- 
ron el nombre de Juan ) co- 
mo prueba el Privilegio de 
Mondoñedo , publicado en 
elTom. 18. pag. 354. el qual 
es del mismo año 11 56. por 
Noviembre , confirmado por 
el Obispo de Tuy Isidoro : y 
consiguientemente este , y no 
otro , es el del primer dia 

del 



90 España Sag>\ Trat. 61. Cap. ¿. 

del mes siguiente. quencia dispuso D. Isidoro 

j6 De el dice el P. D. hacer partición formal , se- 
Manuei Caetano de Sousa ñalando lo correspondiente á 
(en lapag. 177. del Cátalo- la Dignidad y Cabildo en 
logo impreso en el Tomo V. iguales porciones : y efec- 
de la Academia de Lisboa ) tuada la división a satisfac- 
que fue Portugués , y Cano- cion de las partes , solicitó 
nigo de Sta. Cruz de Coim- autorizarla con Privilegio con- 
bra. Consagróle como pro- firmatorio del Emperador : y 
prío Metropolitano el Braca- por quanto muchos bienes 
rense D. Juan Peculiar , y estaban del otro lado del Mí- 
persevera la Profesión de obe- ño en territorio del Rey de 
diencia , que le hizo D. Isi- Portugal , sacaron también 
doro , en el Tumbo de Bra- consentimiento de aquel Mo- 
narca ; y expresando su be- 
neplácito , confirmó el nues- 
tro la partición efe&uada, 
entre Obispo y Cabildo , y 
la autorizaron con su firma 
los hijos del Emperador , y 
su hermana Doña Sancha, 
con muchos Señores , y Pre- 
lados , uno de los quales fue 



ga, aunque sin data. 

77 Su primera mención 
es la citada del Tomo 18. a 
9. de Noviembre del año 
1 156. La segunda , la ale- 
gada del 1. de Diciembre 
año den^ó. en que el Em- 
perador D. Alfonso otorgó 
el Privilegio conservado en 



el Tumbo de Tuy fol. 192. Isidoro Obispo de Tuy , según 
y dado a petición del Obispo razón que se me envia : pues 



D. Isidoro. Su materia es con 
firmar la división de bienes 
hecha entre el Obispo , y 
Cabildo. Sobre esto debe re- 
novarse la memoria de lo 
dispuesto por el Obispo D. 
Pelayo , quando introdujo 
la Regla de N. P. S. Agustín 



la Escritura del Apéndice no 
pone los Obispos , por estar 
inserta en la confirmación 
del Rey D. Alfonso el Sabio. 
78 La primera memoria 
que ofrece Sandoval , es una 
Escritura de Hoya confirma- 
da por Isidoro Obispo de 



en los Canónigos , mandan- Tuy con los Canónigos de 



do que perteneciese a su 
Mesa la mitad de los bienes 
del Obispado , presentes y 
por venir. En cuya conse- 



Sta. Maria , y por el Abad 
D. Pelayo con sus Monges, 
a 6. de Marzo del año 1 158. 
Y en el mismo año á 2 2 . de 

Oc- 



Obispos de 

Octubre dice confirmó otra 
en Astorga , declarándose en 
ella que era segundo año de 
la muerte del Emperador ; y 
asi fue , pues murió en Se- 
tiembre del 1 1 57. También 
confirmó D. Isidoro otra Es- 
critura de Astorga en 27. de 
Julio del año 11 59. referida 
por Sandoval. 

79 La memoria mas no- 
table fue en el año de 11 60. 
á fin de Enero , en que el 
Obispo tuvo unos grandes 
huespedes enTuy , convie- 
ne a saber el Rey de Portu- 
gal D. Alfonso , el Conde de 
Barcelona D. Ramón , con 
varios Prelados , y Señores, 
que concurrieron alli para el 
contrato de casamiento ajus- 
tado entre el heredero del 
Conde de Barcelona y la hija 
del Rey de Portugal Doña 
Mafalda : y dice la Escritu- 
ra que se hizo en Tuy en 
presencia de los menciona- 
dos : In Tudensi Civitate III. 
Kal. Febr, Era 1198. presen- 
te me Comité Barcinonensi cum 
Rege Portugalite , presente 
ttiam Joanne Bracarensi Ar- 
tbiep. & Vilhelmo Barcinonen- 
si Epo. & Petra Casaraugus- 
tano , $« Menendo Lamecensi 
Epo. necnpn & Isidoro Tuden- 
si Epo. como propone Bran- 
dao en su Monarquía Lusi- 



Tuy. Isidoro. £ 1 

tana sobre el año 1160. lib. 
10. cap. 41. 

80 En el mismo año con- 
firmó D. Isidoro la Escritura 
que publicamos en el Tomo 
17. pag.2 58. y Sandoval men- 
ciona otra del ano 1161. que 
fue dada a Samos en el ter- 
cer año de la muerte del Em- 
perador en el puerto del Mu- 
radal , y en que empezó a 
reynar su hijo D. Fernando: 
pero debe leerse año IIII. y 
no III. pues la muerte fue 
en el 57. 

81 Prosigue la memoria 
del Prelado hasta el año de 

1 1 66. en que á 14. de Di- 
ciembre hizo la Condesa Fro- 
nila donación de la Quinta de 
Caballeros al Monasterio de 
Feaens , riberas del Miño cer- 
ca de Melgazo, regnante Rege 
D. Alfonso in Portugalia , in 
Sede Tudensi Isidoro. 

82 Aqui acaba Sandoval 
las memorias del Obispo : y 
como faltaban pocos dias des- 
de el referido hasta el año 

1 1 67. podemos creer le al- 
canzó D. Isidoro , y que por 
entonces falleció : pues el 
sucesor parece empezó en 
el sig. 1 1 68. 



JUAN 



9* 



España, Sagw Trat, 6 1 • Cap. 6. 



JUAN I. 

Desde el nó8. basta después 

del 72. 

83 Aqui corresponde el 
nombre del Obispo D. Juan, 
( que algunos pusieron antes 
de D. Isidoro ) como arriba 
probamos. 

84 Don Manuel Caetano 
de Sousa en el Catalogo de 
Obispos Portugueses fuera de 
Portugal, pag. 210. dice que 
fue Canónigo Reglar de Sta. 
Cruz de Coimbra , Maestres- 
Cuela de Tuy , sucesor de 
D. Pelayo según unos , y de 
D. Isidoro según otros : en 
lo que Sousa no supo lo que 
debia establecer , ni yo lo 
estraño , pues le faltaban do- 
cumentos. Lo que estraño 
es el titulo de Maestrescue- 
la de Tuy , y que le llama 
Dom Rodrigo Joan : pues ni en 
Escrituras , ni en nuestros 
Escritores , se le conoce mas 
que con el nombre de Juan. 

85 La Chronica de los 
Canónigos Reglares de Co- 
imbra, por el P. Santa Ma- 
ría , dice en elLib. n. cap. 
28. que quando el Obispo 
D. Pelayo introdujo en la 



de Coimbra , que le envíase 
uno de sus Canónigos para 
Maestrescuela de su Iglesia, 
y que el Santo le envió á 
D. Rodrigo Joan , que de 
Maestrescuela subió a la Mi- 
tra. Yo no veo tal Digni- 
dad de Maestrescuela en las 
primeras Escrituras de la Se- 
de Regular , sino Prior , y 
Arcedianos, y ninguno Ro- 
drigo : ni este nombre se co- 
noce entre los Obispos de 
Tuy por estos tiempos. 

$6 Añade Sousa , que 
llegan sus memorias al año 
1 152. lo que no está bien 
dicho : pues a lo mas pu- 
diera haber referido que em- 
pezaban en aquel año , se- 
gún los que le hacen suce- 
sor immediato de D. Pelayo, 
pues este ocupa los años 
precedentes al de 52. Pero 
como prosigue aun después 
el nombre de D. Pelayo, 
resulta que D. Juan no pue- 
de introducirse por aquel 
tiempo , sino después de D. 
Isidoro. 

87 Empieza su mención 
en Escritura de 28. de Mar- 
zo del 1 169. y por ser prin- 
cipio de año , puede sospe- 
charse que empezó en el 



Cathedrai de Tuy la Regla de de 68. cerca del qual le in- 
N. P. S. Agustin , pidió a S. troducimos. La Escritura es 
Teotonio , Prior de S. Cruz del Rey D. Alfonso de Por- 

tu- 



OH pos de Tuy. Juan I. P3 

tugal , que muerto elEmpe- vitas antiquitus tondito. , ca- 



rador su primo , traspaso el 
limite del Miño , y se apo- 
deró de Tuy , y otros pue- 
blos hasta mas arriba de 
Pontevedra. Por esto en el 
año de 6o. vino alli á efec- 
tuar con el Conde de Barce- 
lona el contrato ya referido. 
Con la grandeza de animo y 
valor Marcial juntaba aquel 
Monarca gran piedad para 



ubi asservantur reliquia S.Ju- 
liani. Confirmó también to- 
das las donaciones y liber- 
tades que su madre Doña 
Teresa , y D. Alfonso su 
avuelo } habian dado a esta 
Iglesia : y que los vecinos 
de Tuy no tengan otro Se- 
ñor que el Obispo, ni ven- 
dan casas sin licencia del 
Prelado. Fecha. 5 . Kal. April. 



lo sagrado : y si el fuego de Era 1 207. ( año de 1 169.) 



la guerra atropellaba alguna 
Vez la immunidad de la Igle- 
sia , luego lo resarcía , como 
se vio en Tuy : pues habién- 
dola sitiado y violado, (pro 
Ecclesia Tudensi , quam obsedí 
<^ violavi , como dice una 
Escritura de Braga mencio- 
nada en Sandoval ) lo resar- 
ció luego. 

88 Primeramente dio al 
Obispo D.Juan y a su Igle- 
sia de Tuy el Realengo de 
Benevivere con diez y siete 
Casales , y otras cosas. Aña- 
dió cinco barcos que el Rey 
tenia en Vigo , con los mari- 
neros que los debían gober- 
nar : y confirmó el Señorío 
de la Ciudad de Tuy con sus 
cotos y términos , que de- 
marca muy por menor , di- 
ciendo entre otras clausulas, 
Et venitur ad castrum Ó* ad 
montem Aloya 3 ubi fuit C/- 



89 El Rey de León D. 
Fernando procuró recobrar 
lo que el de Portugal le ha- 
bía quitado por esta parte 
de Tuy hasta el Castillo de 
Cedofeita ( sobre Pontevedra) 
Vino con su gente , y mila- 
grosamente se apoderó de 
aquel Castillo , por lo que le 
donó a Santiago , á quien 
atribuyeron la conquista , en 
la conformidad que refiere 
Sandoval. Pasó el Rey ade- 
lante , y recobró á Tuy 
prontamente , pues en el 
mismo año de 1170. trató de 
mejorarla de sitio , á causa 
de no ser fuerte el antiguo, 
de lo que resultaba al reyno 
el perjuicio de entrar por 
alli los enemigos : y para 
evitar los daños resolvió el 
Rey con los de su Consejo 
mudar la Ciudad á sitio mas 
alto , (pero cercano) que 

era 



9 4- España Sagr, Tr 

era un monte donde el Obis- 
po y Cabildo tenían planta- 
dos arboles y Viñas. 

90 Arrancado todo , edi- 
ficó alli la Ciudad en el si- 
tio donde persevera , aña- 
diendo murallas , que la die- 
sen mas fortaleza. Como el 
fundo era de la Iglesia , la 
reintegró con las Villas de 
Ulbaria , Sala , S. Martin de 
Burreiros , S. Maria de Vico, 
y otras Iglesias , dejando a 
la Cathedrai con la posesión 
de la Ciudad y de sus co- 
tos, conforme la poseía an- 
tes , para cuya firmeza nom- 
bra los términos y lugares, 
entre los quales expresa el 
Castillo de Soberoso , el de 
Morgadanes , &c. con el lu- 
gar que se llamaba Civitas 
antiqua , todo esto pro bere- 
áltate vestra qua Civitatem 
fundavimus , y porque el 
Obispo le sirvió con do- 
cientos Áureos. Fecha en la 
Era 1208. (año de 1170. ) 
como expresa el Tumbo fol, 
37. donde la inserta en con- 
firmación hecha por el Rey 
D. Alfonso , hijo del otor- 
gante D. Fernando. En el fol, 
171. señala la dataenTuy 
en el mes de Marzo del ex- 
presado año. Una y otra Es- 
critura va en el Apendica 
bajo el año 1170. 



at. 6\. Cap. <. 

91 El Rey S. Fernando 
refiere (en la Sentencia que 
damos en el Apéndice bajo 
el año 1250. ) la traslación 
que su Avuelo el Rey D. 
Fernando hizo de la Ciudad 
á lugar mas fuerte , y aña- 
de que entonces la dio fue- 
ros y costumbres : Los del 
Concejo de Tuy mostráronme 
una Carta del Rey D. Fer- 
nando , mió avuelo , de Cos- 
tumbres et de Fueros que dio 
a los pobladores de Tuy , quan- 
do mandó la puebla de un lo- 
gar ó estaba , a otro lugar 
mas fuerte , ó agora está Po- 
nense estos Fueros en la ci- 
tada Escritura del Apéndice. 

92 En el mismo mes y 
año , estando el Rey en Tuy, 
concedió a la Iglesia de Mon- 
doñedo el Castillo de Forte- 
la , cuyo Privilegio confirmó 
entre otros Obispos el pre- 
sente. Y lo mismo verás en 
el que publicamos sobre As- 
torga, del año 1170. a 15. 
de las Calendas de Noviem- 
bre , estando ya el Rey en 
Toro. ítem , confirmó el de 
el Bulario de Santiago , Es- 
critura 1. del año 1171. da- 
do en León por Febrero : y 
otra de 15. de Julio del 
72. publicada alli bajo el 
año 1223. Escrit. 4. pag. 79. 

93 Referida la mutación 

de 



Obispos de Tuj. Juan I. 9 ? 
de la Ciudad en el 11 70. Escritura original de Mon- 
concluye Sandovai que llega doñedo á 15. de las Kalendas 
la memoria de D. Juan al de Abril (18. de Marzo del 
año 1 180. Era 1218. Luego 1170. ) un mismo año , pe- 
introduce sucesor cinco años ro mes diverso : porque el 
antes de acabar la memoria suceso de la prisión del Rey, 
de D. Juan : lo que procu- se tomaba por Época , cuyo 
ró disolver , recurriendo á año abrazaba los doce me- 
que D. Juan renunció en D. ses de dia a dia , concurrien- 



Bertrando. 

94 Esto no tiene mas 
prueba , que la suposición 



do con el 69. y el 70. y 
por esto una Escritura de 
Astorga (16. entre las Rea- 



de. haber llegado D. Juan al les ) fecha en Salamanca en 
año de 80. lo que no fue Julio Era 1207. (año 1169.) 
asi , ni tiene mas fúndame n- dice en el mismo ano en que 
to que el yerro de leer Era ti Rey D. Fernando hizo pri- 
12 18. en lugar de 1208. co- sionero al Rey de Portugal en 
mo se convence por la data Badajoz. Otra de Orense a 7. 
que ofrece Sandovai del 1. de las Calendas de Agosto. 
de Abril , ano en el qual D. Era 1207. pone ser ano de 
Fernando famosísimo Rey y glo- la citada prisión. Y lo mis- 
riosamente prendió a D. Alfon- mo una de los fueros de 
so Rey de Portugal en Bada- Pontevedra. El año del su- 
joz. Esto no corresponde a ceso fue este de n 69. an- 
la Era 1218. sino a la 1208. tes de Julio : pero en el si- 
en que lo propone con ex- guíente de n 70. contaban 
presión el Tumbo de Tuy el año de aquel hecho has- 
fol. 36. y 74. Escritura 29. y ta el dia en que acaba el 
59. Kal.April.Era MCCVIII. año de la prisión. 
Eq anno quo idem famosissi- 95 Según esto fue el su- 
mv.s Rex Fernandus gloriosissi- ceso en el año de 1169. y 
me cepit A. Regem Portugalen- no en el de 68. en que le 
sem in Badalloutio. Aqui ves pone el Chronicon Lusitano 
repetida en dos copias la del Tomo 14. pag. 415. don- 
Era 1208. La misma , con de la Era 1206. debe ser 
la misma expresión de ha- MCCVII. (A. 1169. ) y no 
ber cogido al Rey de Portu- VI. como propone Brandrxm 
gal en Badajoz , propone otra lib. 15. c. 13. La razón es, 

por- 



96 Esparta Sagr. Trat. tfi. Cap. 6. 

porque vemos Escrituras de nado 41. (que imprimió en 
cinco diversas Ciudades (As- el Apéndice 1. ) y que no 
torga , Mondoñedo , Orense, se prueba el 6¿. por la Es- 
Pontevedra y Tuy ) comes- critura que alega : pues esta 
tes en que la prisión fue en dice fue dada en Noviembre 
el año 1 169. cuya Época de la Era 1207. (año de 
corria en el de 70. hasta el 11 69. ) quando el Rey vino de 
día en que se cumplia el Badajoz , y yacia enfermo en 
año del suceso , y por tan- los baños de Alafoens. Todo 
to las del año 69. y las del esto prueba que la prisión 
70. expresaban ser el de la fue en el 69. antes de Ju- 
prision. lio ( nombrado en la Escritu- 

96 Confirmase lo mismo, ra de Astorga del mismo 
porque el Chronicon añade año ) en el qual por Setiem- 
fue en el año 41. del reynado bre estaba ya en Portugal 
de D. Alfonso I. que em- en los baños de Alafoens 
pezó a gobernar a Portugal (según otra Escritura citada 
en el año de 112S. según por Brandaó en el cap. 14.) 
propone Brandao lib. 9. cap. y permanecía allí por No- 
16. y 17. y si al 28. aña- viembre , según la antece- 
des 41. resulta el 69. y no dente. Con que si no quie- 
el 68. Lo mismo convencen ren suponer preso al Rey 
las Escrituras que en el año por mas de un año , deben 
de 70. mantienen ser el año admitir que la victoria fue 
de la prisión : y si huviera en el 1 1 69. cerca de Junio: 
acontecido en el de 68. no y pasados unos dias se hicie- 
podia el año de esta Época ron las paces , volviendo el 
concurrir con el 70. sino so- de Portugal lo que había 
lo con el de 69. Pero ha- quitado al de Castilla ( la Li- 
biendo sido en este , corria mía , y Turonio ) y con es- 
cn los primeros meses del to volvió luego el Portugués 
70. hasta Abril , ó poco á su rey no : Suis protinus 
mas. redonatus dice el Arzobispo 

97 Brandao lib. 11. c. 13. de Toledo lib. 7. cap. 6. des- 
siguiendo el Chronicon re- pues de mencionar la prisión, 
ferido , tiró á sostener el año Este protinus no admite el 
de 68. no reparando en que espacio de mas de un año, 
no salia bien el año del rey- que no era necesario : pues 

vien- 



Obispos de Tuji. Beltran. 97 

viéndose prisionero el Rey en el qual acaba la memo- 
de Portugal , y que el núes- ría , y poco después teni a su- 
tro se contentaba con reco- cesor , llamado 
brar lo que fue suyo , en 
pocos días se efe&uarian las 
paces. Para esto basta desde 
cerca de Junio a Agosto : y 
en efe&o en Setiembre ve- 
nios ya al Rey de Portugal 
libre en su reyno , vuelto 
alia de Badajoz , y usando 
del beneficio de los baños, 
en el año de 1169. 

98 De todo esto resulta 
que la Escritura mencionada 
por Sandoval con el año de 
1180. y nombre del Obispo 
D. Juan , no es de aquel 



año , sino del 11 70. como 
convence la Era declarada en 
el Tumbo (1208. ) y el su- 
ceso de la prisión del Rey 
de Portugal , acontecido en 



BERTRANDO , 6 BELTRAN 

Desde antes del i 17 4. basta 

el de 87. 

99 También á este Pre- 
lado le publican Portugués, 
y Canónigo de S. Cruz de 
Coimbra. La Chronica ci- 
tada en el antecesor , escri- 
ta por el Canónigo D. Ni- 
colás de S. Maria , dice que 
S. Teotonio envió este con 
el antecesor ai Obispo de 
Tuy D. Pelayo. No hallo 
dificultad en esto : y en efec- 
to el libro de Óbitos /de S. 
Cruz de Coimbra ( de que 
hablaremos después ) le nom- 
bra firmemente Canónigo 



el año antecedente (Era 1207. Reglar de aquella santa Ca- 
año 1 169. ) pero no acabado sa. 



el año en Abril del 11 70. 
en que se otorgó la Escri- 
tura , y por tanto no sirve 
para averiguar la duración 



100 vSousa en el Catalo- 
go de Obispos Portugueses 
fuera de Portugal pag. 125. 
le nombra Bernardo , sin que 



del Pontificado de D. Juan haya tal nombre en los Au- 
(que sabemos vivía en los tores que cita , sino el de 



anos siguientes 1171. y 72. 
según las Escrituras ya ci- 
tadas) y mucho menos pa- 
ra decir que D. Juan renun- 
ció la Dignidad , y que vi- 
via en el año de 80. pues 
solo nos consta el año de 72. 
vi Tom.XXIL 



Remando , ó Bertrano. En 
Escrituras se lee Bertrandus, 
Beltranus , Bertranus &c. 
pero nunca veo el de Ber- 
nardo. Es errata , que al fin 
atribuyó al Impresor con las 
demás que notó. Añade que 
G hav 



9 8 Esparta Sagr. Ti 

hay memorias suyas desde 
el año 1 1 8o. y en esto da 
á entender que procedió con 
poco examen : pues Sando- 
vaJ , a quien cita , ofrece la 
Profesión de Obediencia que 
hizo al Arzobispo de Braga 
D. Juan ( Peculiar ) como a 
su "Metropolitano : y. aquel 
Prelado falleció cinco años 
antes del 8o. Demás de es- 
to el mismo Sandoval empie- 
za seis años antes , por el 
de 1 1 74. refiriendo Escritu- 
ra del Monasterio de Feaes 
otorgada en aquel año con 
la data de Regnantc in Por- 
tugalia Rege Alfonso , et ejus 
filio D. Sancio , sedente Tude 
Episcopo Baltrano. La Mo- 
narquía Lusitana Tomo 3. 
Escritura 23. propone otra 
del mismo año por Abril, 
confirmada por el mismo 
Obispo : Beltranus Tudensis 
Eps. conf. y asi no deben em- 
pezar sus memorias por el 
año 1 180. sino por el de 
1 174. y a vista de que en 
Abril le vemos consagrado, 
podemos sospechar que en 
el año antecedente presidie- 
se ya en Tuy. 

ioi En el 1 170. confir- 
mó una Escritura de Oviedo, 
en que el Rey concedió al 
Obispo D. Rodrigo , y al 
jCabildo , el Monasterio de 



ctt. 61, Cap. 6. 
Caravia en el Valle de Co- 
lunga , cerca del mar. Fecha 
á 1. de Enero en Ledesma: 
Beltrandus Eps. Tudensis conf 
cuya copia tengo en mi es- 
tudio. Confirmo también la 
Escritura de Mondoñedo , que 
apuntamos en aquella Iglesia 
sobre el año 1179. Tomo 18. 
pag. 140. 

102 Por Julio del 1 1 80. 
estando en Salamanca el Rey 
D. Fernando , otorgó con su 
hijo D. Alfonso un Privile- 
gio á favor de D. Beltran 
y de su Iglesia , concediendo 
la mitad de la Iglesia de Co- 
mesaña , y la mitad de la de 
Santa Eulalia Ciuitanis con 
dos Casales en la misma Vi- 
lla , y otros bienes , referidos 
en la Escritura del Tumbo 
fol. 56. Otra en el fol. 78. 
del mismo año , mes , y lu- 
gar, en que le concedió la 
mitad de la Iglesia y Coto 
de Paramos. 

103 Fue este año muy 
propicio para nuestra Iglesia: 
porque en el obtuvo D. Bel- 
tran del mismo Rey otro Pri- 
vilegio en Zamora por Agos- 
to, donde le concedió el Cas- 
tillo de S. Elena en tierra de 
Miñor , la mitad de la Igle- 
sia de Villacoba , los cotos de 
Benevivere y Beade , con to- 
do el realengo de Saxamon- 

dt. 



Obispos de 
de. ítem , el Monasterio de 
Salceda , y que reciban la 
medida mas pequeña (que 
llamaban Coclear)- de quan- 
tos granos se vendían en la 
plaza de Tuy , trigo , ceba- 
da , mijo , para que con es- 
to levanten el Obispo D. Bel- 
tran y su Cabildo Alcázar y 
Torre junto al Palacio Epis- 
copal de Tuy , y . para la fa- 
brica de la Cathedral : Con- 
cedo vobis prxfato Episcopo 
Bertrando , & Capitulo Tuden- 
si , ut faciatis Alcázar $• 
Turrem juxta domos Episcopi 
in Ttida , & Episcopus habeat 
Mam in pace absque omni 
contradiólione , & accipiatis 
singula codearla de úngulis 
buccis qua venduntur in foro 
Tudensi temper , tam de fru- 
mento , quam de bordeo , quam 
de Siligine , quam de milito, 
quam de quolibet alio grano, 
ad reficiendum ipsum Alcaza- 
rem , $* Ecclesiam S. Maria 
Tudensis. Asi Sandoval , bajo 
la Era 1218. (año de 1180.) 
El índice que yo tengo de 
Escrituras de Tuy , pone la 
Era 1 2 17. (leyendo unos al 
fin VII. otros VIII.) Eo anno, 
quando Rex Fernandus Regem 
Sanclium Portugalensem Cam~ 
pali bello devicit. De esta 
Vi&oria campal no hacen 
mención los Historiadores,ha- 



Tuy. Beltran. 99 

biendo sido tan sobresalien- 
te , que se tomó como Épo- 
ca en los públicos monumen- 
tos : pues orra de Astorga 
mencionada en el Tomo ió. 
sobre el año de 1 1 80. po- 
ne la misma expresión de ser 
el ano en que el Rey D. Fer- 
nando venció en batalla cam- 
pal d D. Sancho Rey de Por- 
tugal. 

104 De este año de 80. 
y de algunos siguientes hay 
varias confirmaciones en Es- 
crituras de los Biliarios de Al- 
cantara y Santiago , donde 
escriben a nuestro Obispo 
Beltrando , y Bertrando. A 
fin del año 83. hizo Con- 
cordia con D. Pedro Pérez 
sobre pleyto movido entre 
el padre del referido D. Pe- 
dro y el Obispo D. Pelayo. 

105 Uno de los males 
ocasionados por la guerra, 
fue que el Rey de Portugal 
D. Sancho cercó y violó la 
Iglesia de S. Maria de Tuy: 
pero como era Catholico, 
resarció la irreverencia y da- 
ño con una Real Donación, 
en que dio a la Santa Igle- 
sia , al Obispo D. Beltran, 
y Canónigos , las Iglesias de 
S. Salvador de Macedo , S. Pe- 
dro de Gandera , y S. Nico- 
lás de Contos , con todas sus 
pertenencias Eclesiásticas y 

G2 Ci- 



i óo España Sagr. Tyat, 6 1 . Cap. 6. 



Civiles , voz Regia , y lo 
perteneciente al Realengo y 
Castilla* , según que existe 
entre el rio Miño y Castillo 
de Lanioso. Fecha en Coim- 
bra a i . de Julio de la Era 
1224. ( año 1186.) firmada 
por el Rey con su muger, 
y tres hijos , confirmada por 
el Arzobispo de Braga i con 
seis Obispos , y muchos Ca- 
balleros. Hallase entre Per- 
gaminos sueltos , Num. 13. 
106 Sandoval menciona 
una Escritura del Monasterio 



nasterio de S. Cruz de Coim- 
bra , que pone su falleci- 
miento en los Idus de Abril: 
Idibus Aprilis obiit Domnus' 
Bertrandus Episcopus Tudensis, 
Canonicus S. Crucis. Sandoval 
copió esta clausula , sin la 
expresión de haber sido Ca- 
nónigo de S. Cruz de Coim- 
bra , y lo que es mas estra- 
ño , añade que solo refiere 
el dia , sin apuntar el año. 
Esto no es asi : pues le ex- 
presa : y omitiéndole Sando- 
val ( como el haber sido Ca- 



de Hoya , dada en el año de nonigo Reglar de S. Cruz ) 
1 185. y añade que le no'm- da á entender que se guió 



bran otras de Oviedo en el 
año de 87. 90. 91. aunque 
temo (dice) están erradas las 
datas. No declara el motivo 
del temor , siendo asi que 
en su libro no hay otro 



por informe , ó copia dimi- 
nuta , que no apuntó mas 
que el dia , el nombre , y 
el Titulo de Obispo. 

108 El mencionado libro 
de Aniversarios , Óbitos , ó 



Obispo hasta el año de 92. Martirologio ( según varios 
por Junio. Yo admito la modos de citarle ) añade 



mención del año 87. en sus 
primeros Meses : pero no las 
del 90. y 91. porque en el 
año de 1188. por Mayo , ya 
tenia Tuy otro Obispo elec- 
to , como veremos í en el su- 
cesor : y asi no puede alar- 
garse la memoria de D. Bel- 
tran , mas que hasta el año 
de 87. a 13. de Abril. 

107 Este es el dia de su 
fallecimiento , según el libro 
de Aniversarios en el Mo- 



immediatamente después de 
las palabras referidas , el 
año , ó Era de la .muerte, 
que dice fue: Era MCCXXIX. 
Esto corresponde al año 
1 191. pero no lo podemos 
calificar : por quanto quatro 
años antes hallamos ele&o 
sucesor llamado Pedro: y por 
tanto sabemos que D. Ber- 
trando habia ya fallecido 
en el año de 11 88. Era 
MCCXXVI. según lo qual 

hay 



Óhispos de Ttty. Pedro I. 101 

hay yerro en la Era del li- el Padre , a excepción del 
bro de los Óbitos , que alar- Burgo de Puente del miño 
ga su vida hasta 13. de Abril con la mitad del Valle de 

Ornia , que reservó para si, 
dando a los Caballeros la 
Villa de Estriana , y firman- 
do la Escritura en Zamora 
a 4. de las Nonas de Mayo 
de la Era 1226. (año 1188.) 
Confirman los Prelados , y 
entre ellos Petrus Tudensis 
eleélus conf. según propone 
el Bulario de Santiago sobre 
el citado año , pag. 43 . por 
lo que debe introducirse D. 
Pedro desde el año 88. en 
adelante. 

ni En el de 90. confir- 
mó la Escritura que publi- 
camos en Orense Tom. 17. 
pag. 261. y dos años des- 
pués dieron al Obispo D. 



del 1191. y deben reducir- 
se al 1 187. porque en 4. de 
Mayo del siguiente hallamos 
á Tuy con sucesor: y como de 
13.de Abril a 4-de Mayo hay 
muy corto espacio , parece 
mas probable recurrir á di- 
versos años , de modo que 
falleciese D. Bertrando en el 
1187. y en el siguiente tu- 
viese sucesor. 

109 A este Pontificado 
podemos reducir la limosna 
que el Rey D. Sancho de 
Portugal hizo á la Iglesia 
de Tuy en los sesenta ma- 
ravedís y que la dio para em- 
plearlos en Viñas ( acaso por 
los daños que la hizo en la 



guerra mencionada.) Véase la Pedro , y a su Iglesia , Pedro 
AJemoria al fin del num. 47. Pelaez y su muger Elvira 



Venegas , la Iglesia de Bur- 
go novo de Miñor , y qui- 
nientas Pejotas ( Pescadas ) 
cada año. Fecha 4. Kal. 0&. 
Era 1230. (28. de Setiembre 
del 92.) y se conserva en 
el Tumbo fol. 220. b. En 
el mismo año se hizo otra 
Escritura del Monasterio de 
Hoya , que concluye dicien- 
do rey naba D. Alfonso , & 
León , y al punto confirmó Episcopo Petro episcopante in, 
al Orden de Santiago todos Tuda , & Joanne Pelagii Ca- 
los Privilegios concedidos por pite de Baca villicante in ea- 
Tom. XXIL G 3 dem 



PEDRO I. 

Desde el 1188. hasta el 1 205. 

110 Hasta el año de £2. 
no introduce Sandoval a D. 
Pedro : pero ya estaba elec- 
to á principios del año 1188, 
en que recien muerto el Rey 
D. Fernando , le sucedió su 
hijo D. Alfonso , nono de 



i o z España Sagrad. Trat. 6 1 . Cap. 6, 

dem patria : donde reflexiona sal en Mosende. Fecha á 22. 

Sandoval en la antigüedad de Agosto Era 1237. rey- 

del apellido Cabeza de Vaca nando D. Alfonso en León, 

en el reyno de León. D. Sancho en Portugal , y 

112 Prosigue la memo- siendo Obispo de Tuy D. 
ria de D. Pedro en los años Pedro. {Tumbo ful. 67. b. y 
de 94. y 96. por medio de 204. ) En Octubre de aquel 
la Escritura que publicamos año confirmó el Privilegio 
en Orense , y otra mencio- que publicamos en el Tomo 
nada en Sandoval. 18. de Mondoñedo , pag. 

113 En el año de 1199* 3^7« 

logró el Cabildo de Tuy 114 Dedicóse D. Pedro 

unas donaciones que le hi- á consagrar Iglesias : y en el 

cieron dos Religiosas de S. año de 1201. consagró la del 

Eulalia , ó S. Baya , con li- Monasterio de S. Claudio, 

cencia de la Abadesa D. riberas del Limia , comarca 

Mayor Pelaez , concediendo- de Valencia en Portugal, 

le la quarta parte de la Vi- donde pusieron la Inscrip- 

11a llamada Rial , y un Ca- cion. 

SUB ERA MCCXXXIX PETRUS EPISCOPUS 
TUDENSIS CONSECRAVIT HANC 
ECCLESIAM IN HONOREM SANCTI CLAUDIL 

115 En el mismo año Era 1242. mense Junio Pe- 
de 1 201. se pobló Bayona, trus Episcopus Tudensis con- 
como digimos en la pag. 19. secravit hoc Altare in honor em 
y en el siguiente confirmó D. Martini. 
D. Pedro el Privilegio de 116 Por Noviembre del 
Mondoñedo , publicado en el mismo año de 1204. el Ca- 
Tomo 18. bajo el año de bildo y el Arzobispo de San- 
1202. Por Junio del 1204. tiago D. Pedro III. hizo una 
consagró el Altar de S. Mar- Escritura de Concordia con 
tin de la Peña de la Reyna, el Cabildo y Obispo de Tuy 
en la misma comarca , co- D. Pedro, concediendo aquel 
mo consta por otro rotulo á este la tercera parte de 
que refiere Sandoval ( como los Votos de Santiago en el 
el antecedente ) y dice asi: Obispado de Tuy , por aten- 
ción 



Obispos de 

cíon al cuidado que el Obis- 
po y Cabildo ponían en su 
cobranza , y a fin que en 
adelante se recogiesen fiel- 
mente por los ministros de 
las dos Iglesias , ayudándo- 
se unos a otros. Firman los 
Prelados , y los principales 
Ministros de ambas Cathe- 
drales, D. Suero, Dean de Tuyi 
D. Juan , Cantor \ D. Juan 
Arcediano ; D.Juan , Canóni- 
go : Z>. Alfonso Pérez , Arce- 



Tuy. Suario. 103 

diano ; alternando con otros 
de Santiago. ( Tumbo fol. 
165. b.) 

117 Llegan las memo- 
rias de D. Pedro hasta el 
año 1205. en que a 13. de 
Enero confirmó el Privile- 
gio mencionado por Sando- 
val , que añade murió sin 
duda en aquel año , pues en 
el siguiente tenia sucesor. 

Capitulares , los que se 
acaban de nombrar. 



CAPITULO VII. 
OBISPOS (DEL SIGLO XII I. 



SUERO , ó SUARIO 
Desde el 1206. al de 12 15. 



M 



'UY defe&uosa salió 
en esta parte la 
edición de Sandoval , que en 
el fol. 141. dice hallará D. 
Suero Obispo de Tuy en el 
año 1206. y al empezar á 
hablar de el , en el fol. 146. 
pone ai margen elañoi2oi. 
y empieza diciendo , lo qual 
parece por una Escritura be- 
cha en este año , sin expre- 
sarle en el texto. Para en- 
tender el contexto necesitas 
desatender las cinco ojas, 
que ingirió entre D. Pedro 
y D. Suero , ( sobre la pobla- 



ción de Bayona ) y juntar el 
fin del primer Obispo con el 
principio del segundo , en es- 
ta forma : En el año de 1206. 
bailo ser Obispo D. Suero : Lo 
qual parece por una Escritura 
becba en este año en León. 
Unido asi el fin de D. Pedro 
con el principio de D. Sue- 
ro, hace sentido la materia, 
y resulta que el año men- 
cionado en este , es el expre- 
sado en aquel , 1206. 

2 Dos años antes vimos 
el nombre de Suero en el 
Dean de Tuy : y acaso fue 
este el que ascendió a la Se- 
de , según la costumbre de 
elegir Prelados de los mis- 
G 4 nios 



104 España Sagr. Trat. 61. Cap. 7. 

mos Prebendados del Cabil- Iglesia de Astorga , del ano 
do. Argaiz lo afirma: y añade 12 15. a 23. de Marzo, don- 
que fue Canónigo Reglar de de enrre los Obispos se lee, 
S. Agustín : lo que era gene- Suerio Tudensi : y en aquel 



ral a todos los Canónigos de 
Tuy. 

3 No veo expresión del 
Obispo D. Suero en la Razón 
de Escrituras que me remi- 
tió la S. Iglesia acerca de 
este tiempo : pues una del 
año 1 206. en que el Rey D. 
Alfonso confirmó lo que ha- 
bia dado a esta Iglesia de lo 



año murió , pues por Octu- 
bre tenia sucesor , que á la 
sazón se intitulaba eleilo , y, 
se llamó 

JUAN PÉREZ 
Desde el 12 15. al 17. 

5 El apellido de D. Juan 
consta por Escritura del Tum- 
que tenia en Soutelo y en Pa- bo fol. 40. b. donde se nom- 
ramos , no declara el Obis- bra Joannes Petri , manifes- 
po : y falta año en otra tando que el padre se Hama- 
que nombra al Obispo D. ba Pedro. Añade que era 
Suero por medio de una Es- elec~ío Obispo de Tuy , y la data 
critura en que la Condesa es en 1 7. de Oóiubre del año 
D. María , y D. Urraca Fer- 121 5. Entonces le concedió 
nandez le dieron la mitad de el Rey D. Alfonso la Iglesia 
la Iglesia de Setados. Una y de Sta. María de Salceda , es- 
otra Escritura se hallan in- tando enCastel-rodrigo. San- 



sertas en confirmaciones pos- 
teriores , ( Fol. 17. y 66. del 
Tumbo) por lo que acaso 
las faltan las circunstancias 
del nombre y tiempo , que 
eran del asunto. 

4 Sandoval cita tres Es- 
crituras de los Monasterios 
Ozo , y Oya , que nombran 
al Obispo D. Suero en los 
años de 12 11. 13. y 14. con- 
fesando que no ha visto 
otra memoria. Yo la tengo 
ya publicada en el Tomo 16. 



doval no vio esta Escritura, 
( aunque está repetida en el 
fol. 11. del Tumbo ) pues 
confiesa no conocer mas que 
una de Hoya, dada a 12. de 
Abril del 1217. refiriendo 
que presidia en Tuy el Obis- 
po D. Juan. 

Gozó muy poco la Dig- 
nidad : pues al año siguien- 
te 1 218. por Abril ya tenia 
sucesor , cuyo nombre fue 



ES- 



^ 



"Ohisp. de Tuy. 



ESTEBAN EGEA 

Desde el 1 2 1 8. basta el 3 9. 

6 También declaran las 
Escrituras el apellido de D. 
Esteban , que fue Bgéa , aca- 
so por ser el padre Egidio. 

7 Hallábase presidiendo 
en Tuy á principios del año 
1 2 18. según resulta por do- 
nación que le hizo a 13. de 
Abril D. Alfonso II. Rey de 
Portugal en Santarén dia de 
Parasceve (que fue el referi- 
do , pues la Pascua cayó en 
aquel año de 18. a 15. de 
Abril) y entonces concedió 
á D. Esteban Egea Obispo de 
Tuy , ya su Iglesia , la 
decima de los derechos Rea- 
les que pertenecían a la Co- 
rona en la Diócesi de Tuy 
dentro de Portugal : y notó 
bien Sandoval las circunstan- 
cias que expresa la donación 
de ser hecha por amor de 
Dios y de su Madre , por 
remedio de su alma , y por 
amor del Maestro Egidio 
Cardenal , y de D. Godino 
Dean de Braga , y del Maes- 
tre Vicente , Dean de Lis- 
boa, y del Maestro Lanfranco: 
y el ver interesados á tantos 
Señores Portugueses , puede 
hacer sospechar , si era co- 
nocido y paysano suyo D. 



Esteban Egéa. io$ 

Esteban. Este Privilegio se 
conserva en el Tumbo , fol. 
66. y se repitió en el fol. 76. 

8 Logró también D. Es- 
teban que el Rey de León 
y Galicia D. Alfonso le con- 
firmase los Privilegios de su 
Iglesia en diferentes años 
desde el 12 18. al de 28. Y 
en el de 31. obtuvo del 
Abad de Teis Menendo Nu- 
ñez , la mitad de la Iglesia 
de S. Salvador de Teis , co- 
mo prueba la Escritura del 
Tumbo fol. 67. 

9 Esto es lo que refie- 
ren los documentos de su 
Iglesia. En la Monarquía Lu- 
sitana lib. 13. c. 24. hay una 
Escritura del año 1222. por 
la qual sabemos que el Obis- 
po de Tuy se hallaba en 
Santarén con el Rey de Por- 
tugal D. Alfonso II. y mu- 
chos Prelados y Señores , en 
cuya presencia dice el Rey 
que otorga la Escritura á 
favor derDean de Lisboa D. 
Vicente ( arriba nombrado ) 
y uno de los Obispos expre- 
sados es el de Tuy : pero con 
el yerro de escribirle Suerio: 
pues estando alli los nombres 
de los Prelados por la pri- 
mera letra solamente , y 
siendo la del nuestro S. la 
expuso mal algún copiante, 
escribiendo Suerius por Su- 

pba- 



io6 España Sagr. Trat. 61. Cap, 7. 
phanus , como convence lo qual , y no en el de 16. 
expuesto , sobre que el Obis- correspondió firmar el Obis- 
po de Tuy antes y después po D. Esteban, 
del 1222. se llamaba Ste- 12 Obtuvo este Prelado 
phanus. el Coto de Nigran por do- 
lo Por lo mismo fue el nación de la Condesa D. Ma- 
mprésente á quien el Papa ria Fernandez : pero no cons- 
Honorio III. mandó en el año ta el año , por hallarse la 
de mi. que pasase á Portu- noticia en confirmación pos- 
gal , acompañando a los terior , como diremos sobre 
Obispos de Palencia y As- el año 1243. donde le intí- 
torga , para reprimir los ex- tulan pi* recordationis. 
cesos que los Ministros del 1 3 Este es el que gober- 
Rey cometían contra el Ar- naba a Tuy al tiempo de es- 
zobispo de Braga , como re- cribir su historia el que le 
fiere la Carta impresa en la sucedió en la Mitra , D. 
Monarquia Lusitana lib. 13. Lucas , Diácono de León, 
cap. 23. Chronista de^ la Reyna D. 
11 En el fol. 17. del Berenguela la Grande , ma- 
Tumbo hay Escritura con dre de S. Temando : el qual 
nombre de este Obispo D. refiere la felicidad que el 
Esteban , por la qual sabe- reyno y los Prelados goza- 
mos que el Rey D. Alfonso ban en aquella envidiable 
IX. estando en Benavente a constitución , donde los Re- 
15. de Agosto , confirmó la yes afianzaban la prosperi- 
donacion , hecha por el mis- dad de sus armas y vasa- 
mo Rey a la Iglesia de Tuy, líos , por la exaltación del 
de quanto tenia en Soutelo y culto del Rey de Reyes , y 
en Paramos , año de 1206. aumento de su Iglesia. Los 
La confirmación que hizo en Prelados valiéndose de la 
Benavente fue en el año de protección y liberalidad de 
1228. pues aunque el Tum- ambos Reyes , de Castilla, 
bo pone la Era 1254. ( a "° Y ^ e León , y especiaimen- 
de 1 2 1 6. ) reconocido á ins- te de la magnifica Reyna D. 
rancia mia el Original por Berenguela , consagraban á 
el Señor Maestrescuela San- Dios Templos ilustres , co- 
tiyans consta la Era 1266. mo se vio en Toledo, Bur- 
que es el año 1228. en el gos , Valladolid , Osma , As- 

tor- 



Obispos de Tuy. 
torga , Orense , y Zamora. 
Asi lo testifica el referido 
Chronista , que vivia y es- 
cribía a la sazón-: y por lo 
que mira a nuestra Iglesia, 
dice : Generosus etiam Ste- 
pbanus Tudemis Episcopus ejus- 
dem Eccksiam magnis lapi- 
dibus consummavit , & ad 
consecrationem usquc perduxit 

(P a g- 113- ) 

14 Ya vimos que se es- 
taba fabricando la nueva Ca- 
thedral en honor de S. María 
en el Pontificado de D. Pe- 
layo Melendez. Proseguia no 
tan conforme al deseo , quan- 
to a la escasez de los tiem- 
pos : pero después que rey- 
nó en León la madre de S. 
Fernando , y quando este 
por solicitud de los Obispos 
entró pacificamente en el 
reyno de su padre : promo- 
vió D. Esteban la fabrica del 
Templo con una tal activi- 
dad , que logró perficio- 
narla felizmente y con fir- 
meza por uso de grandes pie- 
dras (magnis lapidibus consum- 
mavit ) 

15 Viendo D. Esteban 
acabado lo que ninguno vio, 
hizo solemne Consagración de 
la Santa Iglesia , como afir- 
ma el que le sucedió. Ce- 
lebrase esta fiesta annual- 
mente en el dia dos de Di- 



Esteban Egéa. ro7 

cicmbre , según Sandoval. 
Pero el Kalendario perpetuo 
del año 1578. la pone a 1. 
de Diciembre : y lo mismo 
el de 1688. publicado por 
eISr. Obispo D. Alfonso Ga- 
laz Torrero. El precedente 
añade fuit beri • y prueba 
que la Consagración se hizo 
en dia de S. Andrés , ultimo 
de Noviembre : pero no cons- 
ta el año. 

16 En el Monasterio de 
Hoya hay Escrituras de ven- 
ta , de la Era 1270. (año de 
1232. ) que expresan era 
Obispo de Tuy D. Esteban, 
y que en Castilla y León 
reynaba D. Fernando ( el 
Santo ) 

17 Sandoval añade , que 
D. Esteban se halló con S. 
Fernando en la toma de Cór- 
doba , y fue uno de los que 
consagraron la Cathedral. La 
conquista fue en el año de 
1236. y todavía sobrevivió 
el Prelado tres años , hasta 
el de 39. en que por Mayo 
le nombra una Escritura del 
Monasterio de Feaés , ( cita- 
da por Sandoval) como Pre- 
sidente en la Sede Tíldense: 
y poco después falleció , por- 
que en el mismo año tenia 
sucesor por Diciembre : y 
este fue 

Lü- 



i o 8 España Sagr. 

LUCAS 

Noticias y Escritos de D. Lu- 
cas antes de ser Obispo. 

1 8 Este es el famoso Es- 
critor que frequentemente 
citan los Autores con titulo 
de el Tudensc , apropriado 
no por Patria , sino por dig- 
nidad de la Sede , á que le 
ensalzó la fama de su nom- 
bre , merecida por lo mu- 
cho que sirvió a la Iglesia y 
al Reyno , librándole de 
errores pestilentes , que al- 
gunos hereges Albigenses 
iban introduciendo en la 
gente sencilla de León , y 
por los Escritos que le hi- 
cieron ilustre. Estos nos da- 
rán mucho que hacer , y 
deshacer , por lo poco y 
mal controvertidos que an- 
dan entre los Autores , y 
por quanto la fama del pre- 
sente nació mas de la pluma, 
que de la Mitra, 

19 Acerca de la, patria 
no podemos señalar otra que 
León j coma resulta, de su 
Obra contra los Albigenses 
¡ib. 3. cap. 9. donde hablan- 
do de un caso ( que luego 
referiremos como proprio 
de su persona ) confiesa que 
desde Ploma volvió pronta- 
mente á la Patria : y el re- 



Trat. 6 1 . Cap. 7. 
greso fue a la Ciudad de' 
León : Cum esset in Santfa 
urbe Romana , ^ d narranti- 
bus disceret qua fiebant inci- 
vítate Legíonensi , turbatus 
est valde , & repedare ad pa- 
tríam festinavit. 

20 Convienen los Auto- 
res en que fue Canónigo 
Reglar de S. Isidro de León: 
y añade Manzano en la His- 
toria de aquella Real Casa 
( ¡ib. 3 . de la Vida de S. Isidoro 
cap. 18. ) que guardó aili vi- 
da Regular por espacio de 
28. años : según lo qual en- 
tró en aquel Real Convento 
en el año de 1 201. reynan- 
do en León D. Alfonso IX. 
y su muger Doña Berengue- 
la , Madre de S. Fernando, 
que habia ya nacido. Esto 
va en suposición de que los 
28. años deCanongía en S. 
Isidro de León se cuenten 
hasta la elevación á la Mi- 
tra : pero si acabaron antes, 
pasando D. Lucas a nuestra 
Iglesia ( que era también de 
Canónigos Reglares ) y sir- 
viendo aqui la Dignidad de 
Maestrescuela , de que di- 
cen ascendió a la Sede; en 
tal caso debe anteponerse el 
año de su entrada enS. Isi- 
dro de León , tanto quanto 
durase la residencia enTu^ 
como Canónigo, 

Apar- 



Obispos de Tvy. Lucas. 109 

21 Apartado del mundo, das de virtud que el Santo 
y consagrado á la vida Re- 



gular , aprovechaba D. Lu- 
cas el tiempo , que después 
del Coro le quedaba , en lec- 
ción de la divina Escritura, 
y de los Santos Padres 3 es- 



penetraria ennoblecían su es- 
píritu , quando puso en sus 
manos la hija de sus entra- 
ñas tan amada. Con este lo- 
gró D. Lucas una tan estre- 
cha amistad , que no falta 




cular devoción , como con- 
vence su obra De altera Vi- 
ta , donde muestra la suma 
familiaridad , manejo , y 
aprovechamiento que tenia 
en la Ley del Señor , y en 
los escritos de estos Santos 
Doctores. Aquel continuo 
meditar en las palabras de 
Dios , le hizo dar fruto á 
su tiempo , sacando de lo 
que tenia athesorado en su 
pecho un gran zelo por la 
Fé , dirigido por Ciencia , y 



los Milagros de S. Isidoro , co- 
mo luego veremos , apun- 
tándolo ahora para que se 
vea la veneración y amor 
con que obsequiaba a aquel 
santo Varón Fr. Suero Gó- 
mez. 

23 Lo mismo le suce- 
dió , en quanto al trato fa- 
miliar , con el Santísimo Fr. 
Elias , compañero y sucesor 
del Seraphico Padre S. Fran- 
cisco : pues el mismo D.- 
Lucas refiere en su obra 



animado por caridad de las contra los Albigenses libro 3. 

almas , según luego veremos, cap. 14. y 15. varios casos 

22 Con las grandes lu- que el mismo le contó : Qua 

ees de talentos juntaba una narrante viro sanÜissimo fra- 



devota propensión a los eger- 
cicios de virtud , por lo que 
trataba con las principales 
personas de aquel tiempo, 
como se vio en el Venera- 
ble Padre Fr. Suero Gómez, 
Compañero del Patriarca S. 
Domingo , y primer Provin- 
cial de España , con lo que 
se dice bien las grandes pren- 



tre Helia , suecessore beatissi- 
mi Patris Francisci , didici. Y 
todo esto califica la devota 
propensión que tenia á tra- 
tar familiarmente con per- 
sonas de espíritu : y si t\ 
no fuera devoto , huyera de 
las personas religiosas. 

24 Como la Casa en que 
servia á Dios D. Lucas, tie- 
ne 



1 1 o España Sdgr, Trat. ¿i. Cap, 7. 

ne por titular al Doctor de rendido. Tomó luego ía piu- 
las Españas S. Isidoro , con- ma y obedeció , disculpan- 
trajo su Canónigo muy estre- dose humildemente de su po- 
co saber y falta de elegan- 



cha devoción con el Santo, 
y la llegó á manifestar sir- 
viéndole con la pluma , á 
fin que pues Dios le dio ta- 
lentos , no estuviesen ocio- 
sos , y al tiempo que des- 
ahogaba la abundancia de 
su pecho , encendiese en la 
misma devoción a los demás. 
El incentivo provino de otros 
muy aféelos al Santo , el R. 
P. Fr. Suero , Provincial del 
esclarecido orden de Predi- 
cadores , y del Abad del mis- 
mo Monasterio de S. Isidoro, 
llamado D. Martin. Estos 
viendo la erudición y pie- 
dad de D. Lucas , empezaron 
á soplar el fuego que le 
abrasaba , para que la lla- 
ma acalorase á otros , y le 
persuadieron á que escri- 
biese las maravillas que hizo 
Dios por intercesión de S. 
Isidoro , desde que fue tras- 
ladado de Sevilla á León por 
espacio de Siglo y medio, 



cia en et estilo , como refie- 
re en la Carta á Fr. Suero, 
que vemos á la frente de la 
Obra. Allí expresa que el 
referido Padre , y el Abad 
D. Martin , le movieron á 
escribir esta Obra , sin men- 
cionar mas impulso que el 
de los dos : por lo que no 
podemos seguir al Autor de 
la traducción Castellana de 

a 
que dicen ae la 
Reyna Doña Berenguela ha- 
ber mandado a D. Lucas re- 
copilar los dichos Milagros: 
á lo que no me incliao siu 
mas pruebas : pues el que 
nombra a los dos referidos, 



los mismos Milagros , y 
Mariana que dicen de 



no omitiera á la Reyna , ( sí 
esta huviera influido ) por 
ser recomendación de . la 
Obra , y ceder en gloria 
del Santo Doclor S. Isidoro, 
que una Reyna , y tal Rey- 
na , se declarase procurado- 
esto es , desde el 1063. hasta ra , y Agente , en el proce- 



despues del 1200. a fin que 
el tiempo no borrase lo que 
para mayor gloria de Dios y 
de sus Santos , debia eterni- 
zar nuestra memoria. 

25 Poco huvo que ven- 
cer en el apasionado mas 



so de las maravillas del 
Santo. 

26 Que D. Lucas escri- 
bió Milagros hechos por in- 
tercesión de S. Isidoro , no 
se puede dudar , no solo por 
ver su nombre en dicha Obra, 

si- 



Oh 



bis pos de Tuy. Lucas. 1 1 1 

confesarlo el mis- ya Arzobispo de Santiago. Este 
fue D. Pedro IV. á quien 11a- 



sino por 

mo en otra que escribió 
contra los hereges , como 
ahora veremos. 

27 Pero acerca de quan- 
do la escribió , puede ha- 
ber dudas ; ó á lo menos 
íio he visto que nuestros Es- 
critores expliquen el orden y 
tiempo de sus Escritos : y es 
punto de algunas dificulta- 
des , pero preciso para quien 
escriba su Vida : pues debe 
referir los sucesos con el 
orden correspondiente al 
tiempo, no como masa con- 
fusa , ni poniendo primero 
lo que hizo lo ultimo : y 
como esta Chronologia pen- 



man el Nigromántico , que 
en el año de 1208. se halla 
presidiendo en Santiago , y 
vivió hasta el 1224. ^ n aquel 
espacio intermedio empezó 
D. Lucas esta Obra , rey- 
nando en León D. Alfonso 
IX. hijo de D. Fernando II. 
como confiesa el Autor en el 
cap. 42. y se verificaba en 
el año v. g. de 1 207. ( des- 
de el 1 188. en que empezó 
á reynar) hasta el 1230. en 
que falleció. 

29 Sin embargo de estar 
escribiendo el cap. 42. quan- 
do reynaba D. Alfonso IX. 
de de otras no averiguadas, (antes del 1230.) no tenia 
se acrecienta la dificultad, acabada la Obra después de 
en tanto grado que unas fallecer aquel Rey , esto es, 
destruyen el trabajo efectúa- después del 1230. Asi consta 
do por otras , como he pa- por el Prologo de los libros 



decido yo en la investiga- 
ción de estos puntos , y por 
tanto deseo utilizar á quien 
pretenda acrisolar la mate- 
ria. 

28 Empezó D. Lucas a 
escribir los Milagros de S. 
Isidoro , quando era Arzobis- 
po de Santiago el que antes 
presidió en León , llamado 
D. Pedro* Asi lo dice, el 
mismo en el Prologo , D. Pe- 
dro Obispo que fue de León, 
& agora por sus méritos es 



que escribió contra los he- 
reges , donde confiesa tener 
empezada aquella Obra , pe- 
ro que por entonces suspen- 
día continuarla : Seponens ad 
tempus prosequi ea qua de mí- 
raculis S. Isidori Confessoris 
c&ptram enarrare , &c. Te- 
nia pues empezada , y no 
acaba , la Obra , antes de 
escribir contra los hereges 
cerca del año 1234. como 
luego diremos : pero suspen- 
dió la continuación , por 

ocur- 



ii2 España Sagrad. 

ocurrir prontamente á la 
mayor necesidad de curar 
la infección causada entre 
ios Fieles por las malas doc- 
trinas de los hereges. 

30 Tampoco parece la 
tenia concluida en el año de 
1236. en que acaba el Chro- 
nicon escrito de orden de la 
Reyna D. Berenguela la 
Grande , como veremos: 
pues aili (pag. 95. del To- 
mo 4. de la España ilustrada) 
dice , que si algún docto 
escribiese aquellos Milagros, 
compondría no pequeños vo- 
lúmenes de libros : Tot mira- 
cula ad laudem Christiani no- 
minis declarantur , ut si quis 
peritus ea membranis traderet, 
non mínima conficeret libro- 
rum volumina. Esta clausula 
está tomada de otro Autor 
mas antiguo que escribió 
la Traslación de S. Isidoro 
desde Sevilla á León , estam- 
pada en el Tomo nono. Adop- 
tóla D. Lucas, por no tener 
todavía efectuada la obra 
de los Milagros : pues si los 
tuviera ya escritos , parece 
que no hablaria asi , sino 
remitiéndose á su libro. 

31 Aun de aqui pudiera 
alguno sospechar que D. Lu- 
cas no escribió tales Mila- 
gros, si no fuera tan indu- 
bitable como convencen las 



Trat. 61. Cap. 7. 

palabras alegadas en el n. 29. 
donde el mismo que escribe 
alli contra los Albigenses, 
confiesa estaba tratando de 
los Milagros : y como el. Au- 
tor de aquellas controversias 
fue D. Lucas ; no podemos 
dudar que este mismo habia 
empezado á escribir los Mi- 
lagros que obraba Dios en 
León por medio de su esco- 
gido Do&or S. Isidoro. 

32 A lo que D. Lucas 
propone en el principio de 
aquel escrito contra los he- 
reges , corresponde lo que 
dice en el fin : pues allí 
hace misterio de que fuese 
uno mismo el que propuso 
referir los Milagros de San 
Isidoro , y el que tomó la 
pluma contra ellos : D/w- 
nitus credo faflum , ut qui 
B. Patris Isidori miracula 
proposui in laudem Dni. de- 
clarare ; eorum quoque calli- 
ditates detegerem , &c. 

33 Asi acaba la Obra, 
llena de autoridades del San- 
to , pero insistiendo en el 
proposito de referir sus Mi- 
lagros : cuya expresión de 
proposui denota , que no te- 
nia concluido el Escrito , pe- 
ro no , que no le huviese 
empezado 5 pues en las pala- 
bras del Prologo lo afirma, 
cozperam marrare. 

Se- 



Obispos de Tuy. Lucas. 1 1 3 

34 Según esto lo que 
luego escribe en el Chroni- Sale D. Lucas en Peregrina- 
ción , acerca de si alguno se cion ajerusalen. Casos nota- 
dedicara a referir ■ los Mila- bles , y Escritos contra los 
gros ; debe entenderse de hereges Albigenses. 
todos y y dejar al proposito 

de D. Lucas los mas sobre- 35 Era en aquel tiempo 

salientes , sin que el se re- muy frequente el egercicio 

mitiese a lo que tenia ya de ir en Peregrinación a los 

escrito , por no estar acaba- Santos lugares de Roma , y 

do , aun en aquel año de Jerusalen , y uno de los 

1236. Pero es mny verosi- que tomaron aquel trabajo 



mil que desocupado luego, 
concluyese esta obra : pri- 
mera y ultima : primera en 
empezarla , ultima en con- 
cluirla : y la de mas dura- 
ción : pues según lo preve- 
nido , la tuvo sin acabar 
desde principio del Siglo ( en 
cuyo año de siete pone Me- 
drano la muerte del Abad 
D. Martin II. á quien corres 



fue D. Lucas , como refiere 
Mariana , sin dar pruebas: 
pero como a el le debemos 
la publicación de la obra 
contra los Albigenses , pa- 
rece se fundó en ella : pues 
alli refiere D. Lucas su vía- 
ge a Roma , y al Oriente. 

36 El mismo Autor vindi- 
ca el egercicio de visitar los 
Santos lugares , libro 2. cap. 



ponde haber sido el que la 2. y 6, por las muchas pe- 
mandó escribir ) y en el de nalidades que ocurren en la 



1236. no la tenia acabada, 
por las ocupaciones que ocur- 
rieron , de las quales solo 
conocemos su viage al Orien- 
te , el Escrito contra los Al- 
bigenses , y la historia que 
la Reyna le encargó , de 
que iremos hablando en lo 
siguiente. 



tom. XXII. 



peregrinación , y pueden sa- 
crificarse a Dios en peniten- 
cia de los pecados : pero 
acerca de los que viven cer- 
rados en sus Claustros , pro- 
cedió con mucha cautela, 
no sea que el enemigo por 
defraudar mayores bienes» 
sugiera la salida del Conven- 
to. Según esto la peregrina- 
ción de D. Lucas estaria bien 
examinada por los Prelados, 
y acaso ellos le enviarian 
H con 



114 España Sagr. 

con esperanza de mayores 
bienes. 

37 Estuvo en Francia, en 
Roma , en la Grecia , en Ar- 
menia , en Constantinopla, 
en Tarso de Olida , en Na- 
zareth , y en otras varias 
partes del' Oriente , como 
el mismo refiere en su Obra 
contra los hereges en la qual 
se aprovechó de la peregri- 
nación , alegando contra ellos 
varias pruebas de lo que vio 
en muchas partes , como su- 
cede en el libro 2. cap. 10. 
acerca de la forma de la 
Cruz , que vio en Roma en 
manos del Papa Gregorio nono, 
de quien dice recibió con 
otros muchos la bendición en 
dia de Jueves Santo. 

38 En el cap. n. tratan- 
do de los quatro Clavos de 
la Cruz del Redentor , ase- 
gura que asi lo autoriza la 
costumbre de la Iglesia Ro- 
mana , asi la Iglesia Griega, 
asi los Armenios , y Orien- 
tales , como vio por sus mis- 
mos ojos : Sic tenet Ecclesi* 
Romana consuetudo preclara: 
hoc Gr¿ecorum ¿^ Armenorum, 
necnon Orientallum , ut pro- 
priis vidi oculis, credit Ec- 
sia. Confiesa también allí, 
que vio los quatro Clavos, 
uno en el Monasterio de S. 
Dionisio de Francia : otro en 



Trat. éi. Cap. 7. 

la Iglesia de Nazareth ( pues- 
to alli por Constantino ) otro 
en Tarso de Ciiicia : y el 
quarto en Constantinopla: 
Ipse quoque dicljs Clavos in 
locis supra scriptis vidi , ¿^ 
suppliciter adoravi. Por cuyas 
expresiones sabemos no solo 
la peregrinación de D. Lu- 
cas , sino la prudente y de- 
vota reflexión con que mi- 
raba las cosas , no como quien 
va a ver por diversión , sino 
para aprovechar en luces in- 
telectuales y en penalidades 
de virtud. 

39 En todo este tiempo 
se mantuvo en aquel gra- 
do de Diácono que manifies- 
ta después en la Obra de la 
Historia : por lo que en la 
escrita después de este viage 
contra los Albigenses , per- 
siste en el mismo grado , re- 
firiendo sucesos que diremos 
ser proprios , aunque los 
cuenta en cabeza de cierto 
Diácono ; y este es el único 
titulo que manifiestan sus 
obras. 

40 Tenia ya empezada 
la obra de los Milagros de 
S. Isidoro , como se ha visto: 
ahora sobrevino motivo de 
un nuevo escrito que le hizo 
suspender la de los Mila- 
gros : por quanto varios he- 
reges sembraron errores en 

la 



Obispos 

la Ciudad de León mientras 
D. Lucas andaba fuera de 
España : y llegando la noti- 
cia a nuestro Diácono estan- 
do en Roma ; al punto acce- 
lcró su regreso , por librar 
á la patria del contagio , co- 
mo lo consiguió, no sin apro- 
bación del Cielo , acrecen- 
tando otro bien de ilustrar 
á la Iglesia con tres libros que 
de resulta escribió contra los 
bereges Albigenses , de cuyos 
libros vamos extractando no- 



ticias , y la fundamental pa- 
nos la 
3. cap. 



ra el caso presente 
refiere el mismo libro 
IX. en esta forma: 

41 Murió en León su 
Obispo D. Rodrigo ( en ocho 
de Marzo del año 1232.) 
Discordaban los Clérigos 
ele&ores acerca de sucesor: 
y valiéndose los hereges de 
la falta de Pastor , procura- 
ron pervertir las Ovejas , in- 
ventando falsos milagros , pa- 
ra burlarse de los verdade- 
ros, y apartar a los Fieles del 
culto de los Santos. El mo- 
do fue el siguiente. 

42 En un sitio ímmun- 
do de la Ciudad de León 
estrba sepultado un herege, 
llamado Arnaldo , ( muerto 
16. años antes) y un malva- 
do que mató a traycion á su 
tío. Habia allí una fuente. 



de Tuy. Lucas. 115 

Los hereges echaron sangre 
en ella , para decir que la 
agua se convirtió en sangre: 
y sobornando con dinero á 
algunos que se fingian cie- 
gos, cojos , enfermos &c. de- 
cían quedar sanos con beber 
aquella agua. A la voz de 
estos falsos milagros se si- 
guió la maldad de desenter- 
rar los huesos del referido 
herege Arnaldo , que' decian 
haber sido un santísimo Már- 
tir , ( y acaso fue aquel he- 
rege el muerto en León por 
manos del Demonio , pues 
se llamaba Arnaldo , como 
refiere D. Lucas en el^ cap. 
17. ) A esta maldad añadie- 
ron la de fabricar una Ca- 
pilla sobre la fuente , pro- 
pasándose á querer elevar 
también los huesos del tray- 
dor homicida , que decian 
haber sido un Abad santí- 



simo. 

43 Mezcláronse en todo 
esto algunos sencillos Cléri- 
gos , engañados por la astu- 
cia de los hereges : y luego 
empezaron los malvados á 
descubrir sus invenciones pa- 
ra burlarse de los Santos y 
milagros de los Catholicos, 
que decian ser como los re- 
feridos. De este modo en- 
gañaron- a muchos , remo- 
viéndolos del culto de los 
H 2 San- 



lió España Sagr, 

Santos , y haciéndolos creer 
que había mas santidad y 
milagros en aquel sitio soez, 
y huesos mencionados, que 
en las Iglesias y Santos de 
los Catholicos. Los Obispos 
comarcanos , los Padres Pre- 
dicadores , y los Menores, 
trabajaron mucho contra to- 
dos los que iban á sitio tan 
detestable : pero el enemigo 
habia cegado a muchos. 

44 Supo este deplorable 
estado de la Ciudad de León 
el Diácono , que á la sazón 
estaba en Roma : y como 
amante de la Fe , é impla- 
cable contra la heregia , vi- 
no prontamente a su Patria, 
á fin de librarla de tan exe- 
crable maldad. Informado 
puntualmente de la infección, 
quedó como fuera de si , y 
empezó á echar en cara á 
los Ciudadanos , que se ha- 
cian fautores de los here- 
des j y que de la Ciudad de 
Sonde procedian las leyes de 
la justicia , como cabeza del 
Reyno , brotaba la heregia 
en desdoro de toda España. 
Predicaba con tal ardor, que 
temieron sus amigos no le 
matasen los contrarios : pero 
el intrépido en la causa de 
Dios clamaba sin cesar , y 
estrechaba á la Justicia de 
la Ciudad sobre que borra- 



Trát. 6 té Cap. 7. 
sen semejante infamia , ha- 
ciendo demoler la Capilla 
sacrilega , y quemar los hue- 
sos de los infelices que allí 
se veneraban. Aprovechóse 
de otra circunstancia en que 
desde el principio de aque- 
lla infame veneración , no 
llovió por espacio de diez 
meses , y por la sequedad vi- 
vían sin esperanza de cose- 
cha. El Diácono les amones- 
tó , que no esperasen benig- 
nidad del Cielo, mientras no 
borrasen de su tierra la man- 
cha de aquel maldito tem- 
plo. 

45 Como el mal de la 
aridez era patente , y el per- 
juicio general ; le preguntó 
el Presidente, si daria Dios 
agua en caso de arruinar la 
fabrica? El Diácono inflama- 
do de Fe , respondió , que 
si le daban comisión para 
destruirlo todo , les prometía 
en nombre de Jesu Christo, 
y bajo la pena de sus bienes 
y cuerpo , que dentro de 
ocho dias recibirían lluvia 
en abundancia. Con esto le 
concedieron que lo arruina- 
se todo como le pareciese: 
y deshecho en el dia si- 
guiente á impulso de la gen- 
te que llevó, demolió lo que 
no debia haberse levantado: 
y al fin se oyó un estruen- 
do 



Obispos de 

do entré la madera derri- 
bada , como que el Diablo 
dejaba á disgusto suyo aquel 
lugar. 

46 Al otro día huvo en 
la Ciudad un incendio , que 
agitado de un gran viento 
que corria, destruyó machas 
casas. Encendiéronse con es- 
to los hereges contra el, Diá- 
cono. Buscáronle algunos pa- 
ra matarle , como reo por 
lo hecho , ó desecho , y que 
en lugar de la agua prome- 
tida , vino fuego. Burlábanse 
de los Clérigos , pues iban ya 
pasando siete dias sin la llu- 
via : pero mirando Dios a su 
pueblo y a la palabra del 
Diácono con misericordia, 
por ser las circunstancias im- 
portantes al culto de sus 
Templos 5 envió al o&avo 
dia ( que era el termino se- 
ñalado ) tanta abundancia de 
agua , que los desconfiados 
de cosecha , la consiguieron 
grande. Esto acabó de sen- 
tenciar el pleyto : y dando 
nuevos brios al Diácono, 
concitó contra los hereges 
tal persecución , que se vie- 
ron precisados a huir, y que- 
dó purificada la Ciudad , co- 
mo refiere el mismo en el 
capitulo puesto aqui en el 
Apéndice ( sobre el año 
1235.) cerca del qual parece 
Tom. XXIL 



Tii)'. Lucas. 117 

fue suceso , como luego ve- 
remos.;* 

47 Este Diácono era el 
mismo D. Lucas , como re- 
conocen Mariana , y D. Ni- 
colás Antonio , no porque 
el Escritor lo confiese , sino 
por darlo a entender tedo 
el contexto : pues escribien- 
do contra los hereges , tuvo 
por bien no citarse a si 
mismo , sino referir modes- 
tamente la acción en cabe- 
za de un Diácono ( cuyo gra- 
do era el suyo ) y este di- 
ce, que vino desde Roma. 
Todo esto era verdad , y í 
todo favorece a D. Lucas, 
que en la misma Obra con- 
fiesa haber estado en Roma: 
pero como cedia en honor; 
proprio , por el ardor Ca- 
tholico que dice le inflama- * 
ba , por el zelo con que 
abrevió su regreso a la pa-í 
tria , y por la lluvia obteni- 
da del Cielo para el triun- 
fo 5 anduvo muy prudente y 
humilde en no contar el su- 
ceso como proprio , ganan- 
do mas aplauso en el silen- 
cio , que si huviera querido 
aplaudirse por si mismo: por- 
que el que no se alaba en 
lo recomendable , empeña á 
los demás en su alabanza : así 
como el que lo hace 5 pierde 
por la suya la de todos. 

H 3 Aquel 



n8 Esparta Sdgr. Trat. éi.Cap, 7. 

48 Aquel mismo silen- era al modo de amizcle. Ar- 
rio de D. Lucas en no ex- rojabanlas por los montes, 
presar el nombre del que hi- donde andaban pastores : y 
zo una acción tan gloriosa, llevándolas estos a los Cle- 
califica ser propria : porque rigos , pervertían a muchos, 
no podía ignorar como se por incluirse alli perdón de 
llamaba , ni le debia defrau- todos los pecados a los que 
dar con silencio el mérito las copiasen , ó leyesen. Nun- 
en caso de ser otro : pero ca menos pereza en leer y 
habiendo sido el mismo , ca- en escribir : y nunca menos 
lió el nombre para que la ayunos , y Confesiones , por- 
posteridad le descubra con que todo lo juzgaban per- 
elogios, donado con aquellas diabo- 

49 De este mismo titu- licas Esquelas. 

lo de un Diácono , con la 51 Sabido esto por aquel 

misma circunstancia de lo cierto Diácono , cuya mente 

encendido que estaba en el estaba abrasada con llama 

amor de la divina Ley , hor- de la divina Ley , procedió 

ror de la heregia , y ocul- de orden del Obispo de León 

tacion del nombre 5 usa en D. Arnaldo , (1) a investigar 

otros sucesos de la misma la mano que sembraba por 

materia , por lo que corres- los montes tan malditas se- 

ponde aplicarlos a el. millas. Saliendo pues con 

50 Propasáronse los here- otros compañeros a ojear 
ges a escribir unas Esquelas, aquellos lobos , premió 
en que proponiendo algunas Dios el zelo de su Fe, 
verdades Evangélicas , (como haciendo que una serpiente 
siempre acostumbran los mas mordiese cruelmente en un 
astutos ) vaciaban sus erro- bosque al infeliz que iba 
res contra las Tradiciones, sembrando las Esquelas. A 
contra los ayunos , y Con- la hora siguiente , pasando 
fesion Sacramental. Decíanse por alli el Diácono y su gen- 
bajadas del Cielo , y mos- te , oyeron gemidos de hom- 
trabanlo en un suave olor bre • en aquel bosque : y acer- 
que despedían , por haber- candóse á la voz , hallaron 
las estregado con Musco, que uno de los hereges , carga- 
do 

(1) i?. Arnaldo empez.b á presidir en Letn en el año de 1x34» 



Obispos de 
do de las Cartas del Diablo. 
Tragcronle ante el Obispo 
D. Arnaldo : y exortandole 
el Prelado con divinas doc- 
trinas , abrazó la Fe , y nos 
descubrió ( dice D. Lucas ) las 
diabólicas astucias y escon- 
drijos de los hereges , ala- 
bando el á Dios de que se 
huviese valido de la serpien- 
te mencionada , para librar- 
le del Cautiverio del De- 
monio. Véase en el Apéndi- 
ce lo que dice en el libro 
3. c. 18. 

52 Otro caso refiere en 
cabeza de cierto mancebo en 
tiempo del Obispo de León 
D. Rodrigo : y aunque no 
añade el titulo de Diácono, 
confiesa que aborrecia la he- 
regia mas que á la muerte: 
y esto puede referirse al mis- 
mo que declara arder en 
zelo de Fe , y que detestaba 
el error de los hereges , mas 
que todos los precipicios (por 
lo que ya digimos se deno- 
taba el mismo) Viendo el 
Obispo D. Rodrigo ( que 
presidia en León desde el 
año 1210. al de 1232.) la 
novedad de no concurrir los 
Fieles á la Iglesia con luces, 
según acostumbraban; fue in- 
formado por el zeloso de que 
hablamos , de las fábulas que 
fingían y propalaban los he- 



Tuy, Lucas. 110 

reges para concitar a los se- 
glares contra los Clérigos, 
y contra la devoción de lle- 
var velas a la Iglesia. Con 
esto fueron descubiertos los 
autores de la maldad , casti- 
gados , y desterrados de 
León , costando bastante tra- 
bajo el curar la infección. 
Asi D. Lucas en el libro 
3. contra los Albigenses 
cap. 7. 

53 Todo esto fue hecho 
y escrito antes de ser Obis- 
po D. Lucas : porque ha- 
blando en el libro 3. cap. 
X. del respeto que debe- 
mos tener á los Prelados 
de la Iglesia , los reconoce 
por Padres espirituales , con- 
fesándose hijo : Eorum nos 
Spirituales filios profitemur, lo 
que no digera, si fuera ya. 
uno de los Padres. 

54 Lo mismo convence 
el tiempo en que escribió 
esta Obra : sobre lo qual hay 
alguna dificultad , que con- 
viene disolver , por la cone- 
xión con los demás Escritos, 
pues aqui menciona el de los 
Milagros de S. Isidoro como 
empezado , y por tanto no 
puede establecerse la con- 
clusión de aquella Obra , sin 
resolver el tiempo de la pre- 
sente, ítem , no podras re- 
ferir el orden de sus traba- 

H 4 ¿os, 



no España Sagr. Trat. ¿i. Cap. y. 

j os , no afianzando el de es- tomada Medellin : y aquella 

te : porque el Chronicon Era , y la conquista de Me- 

acaba en el año de 1236. dellin , fueron el año de 

y no sabremos qual fue an- 1234. como no se puede 

tes , ó después , sin averiguar dudar. Entonces y en el día 

el tiempo en que impugnó a de la fecha , a 24. de Abril, 

los hereges. vacaba la Iglesia de Lcon, 

55 Según lo que anda como afirma el Privilegio, 
publicado acerca de la muer- que entre las firmas de los 
te del Obispo de León D. Obispos confirmantes dice: 
Rodrigo , en 8. de Marzo Ecclesia Legionensis vacat. Ha- 
del 1237. resulraba que la bia pues fallecido antes el 
Impugnación de los Albigen- Obispo D. Rodrigo , que vi- 
ses , escrita después de fa- via en el 123 1. y confir-* 
llecer aquel Obispo ( por lo mó otro Privilegio publica- 
dicho num. 41.) correspon- do sobre aquel año en el 
dia al .año de 1238. quan- mismo Bulario de Alcántara* 
do ya estaba publicado el donde existe el de la vacan- 
Chronicon , y por consi- te de que hablamos , como 
guíente debia ponerse antes en otro del mismo año de 
aquella Historia ( de que no 12 34. a 10. de Agosto , don- 
hemos hablado todavia ) co- de, hay la misma expresión 
mo observé , y seguí quan- de que León vacaba : y pa- 
do empecé a examinar las ra mayor confirmación aña- 
cosas de D. Lucas. Después do tercer Privilegio , dado 
vi perdido mi trabajo : por- en el mismo año de 34. ár 
que D. Rodrigo Obispo de doce de Diciembre , donde 
León , que influyó mucho en consta el sucesor Amoldo, 
que S. Fernando ocupase el que alli firma solo como 
Trono de León , en el año eleflo calificándose con esto 
de 1230. (como refiere el que D. Rodrigo vivia en eí 
mismo D. Lucas en el Chro- 1231. y que había fallecido 
nicon ) no vivia por Abril antes del 34. lo que prueba 
del 1234. ser falso lo publicado , de 

56 Asi consta por Privi- que vivió hasta Marzo del 
legio otorgado al Orden de 37. 

Alcántara en 24. de Abril de 57 Para mayor seguridad 

la Era 1272. año en que fue acudí a la Santa Iglesia de 

León, 



Obispos de Tu y. Lucas-. 
León , y el Canónigo D. 
Carlos Espinos examinó con 
la puntualidad y esmero que 
acostumbra , el Epitafio del 
Obispo D. Rodrigo , que 
ocasionó las dudas , y aun 
el yerro , por salir mil pu- 
blicado en Gil González 
con la Era 1275. ( que daba 
el año 1237.) VIH. Idus 



III 



en algunos Autores sobre los 
la S. Iglesia de 
León , 



pues 
Martii : y no hay tal cosa en Rodrigo. 



Fastos de 

ya omitiendo á D. 
Arnaldo ( de quien habla D. 
Lucas ) ya poniéndole antes 
que á D. Rodrigo > como les 
sucedió a Gil González , y 
á Argaiz: siendo asi que D. 
Arnaldo suena electo des- 
de la vacante de D. 



el Sepulcro, sino : SUB ERA 
M.CC.L.XX. ET_Q^ T° 
( quoto ) VIII. ID 5 MR. {Era 
1270. et quoto , oElavo Idus 
Martii (lo que da el año 
1232. y todo sale puntual 
con los Privilegios mencio- 
nados , que le ponen vivo 
en el 31. y vacante la Igle- 
sia en el 34. ( como lo es- 
taba desde ocho de Marzo 
del 32.) de donde resulta 
una gran confirmación de la 
vacante larga, que D. Lucas 
refiere después de fallecer 
D. Rodrigo, por no conve- 
nir los electores , y por fal- 
ta de Pastor hicieron mas 
daño en el rebaño los lobos. 
La vacante consta en lo ex- 
puesto , desde Marzo del 32. 
hasta después de Agosto del 
34. que son dos años y me- 
dio : viudedad muy perju- 
dicial para la Iglesia. De 
aqui resulta también prueba 
del gran desorden que hay 



58 Con esto se averigua 
que la Capilla erigida por 
los hereges de resulta de la, 
muerte de D. Rodrigo, no 
se puede atrasar al año de 
1237. sino ponerla cerca del 
33. y después el Escrito de 
D. Lucas contra los hereges. 
La razón es, porque el Autor 
confiesa , que desde aquella 
diabólica perversión hasta su 
regreso de Roma , habían ya 
pasado diez, meses sin llover, 
y que estaba perdida la es- 
peranza de la cosecha , lo 
que no corresponde al año 
de la vacante empezada por 
Marzo , pues en aquella tier- 
ra la estación de recoger los 
frutos es por Julio , entre el 
quai y Marzo no hay diez 
meses. Debemos pue ; decir 
que el regreso del Diácono 
desde Roma a Leo ti , fue 
cerca de Junio del 1233. 
y que el supersticioso cuito 
de los hereges , inventado en 



122 España Sagr. Tv 
la vacante de D. Rodrigo, 
empezó después de Marzo 
del 32. Creció en el 33. 
¡Vino por entonces el Diá- 
cono : y en el 34. corres- 
ponde reconocer lo fuerte 
de la oposición , y el tomar 
la pluma contra los hereges, 
continuada en el 35. pues 
cita al Obispo D. Arnaido, 
que empezó en el 34. des- 
pués de Agosto. 

59 Esta es una investi- 
gación muy útil , pues de 
ella pende la Chronologia de 
las Obras de D. Lucas , por 
el enlace que tiene con el 
principio y fin sobre la de 
los Milagros , tiempo de es- 
cribir contra los hereges , y 
precedencia á los libros de 
la Historia , de que vamos á 
hablar : porque esta acaba 
en el año de 36. : y la pre- 
sente corresponde al 34. y 
35. por quanto enfervoriza- 
do el Diácono contra los he- 
reges , y viendo el contagio 
que ocasionaban sus errores; 
no podía su zelo permitir 
inficionasen mas , sino apli- 
carse como buen medico á 
sanar y precaver. Por esto 
suspendió concluir la obra 
de los Milagros , como ex- 
presa en el libro contra los 
hereges : Seponens ad tempus 
prosequi ea qua de miraculis 



r (xt. 61. Cap. 7. 

S. Isidori Confessoris c&peram 
enarrare : y por lo mismo 
suspendió también la Obra 
del Chronicon de España, 
que la Reyna Doña Beren- 
guela le tenia encargado, 
porque esta de curar los 
daños era la mas urgente. 

Escribe D. Lucas el Chronicon 
de España. 

60 Vivió este ilustre 
Varón en los Reynados que 
Doña Berenguela la Grande 
tuvo en el Reyno de León, 
el primero como muger del 
Rey D. Alfonso IX. y el 
segundo como madre de su 
hijo S. Fernando. Asi la ma- 
dre , como el hijo fueron de 
aquellos Monarcas que no 
ciñen su atención a esta , ó 
aquella esfera , sino a quan- 
to puede engrandecer el ho- 
nor de su Reyno. Velaban 
sobre todo : animaban al Sol- 
dado para usar de las lan- 
zas contra los enemigos de 
la fe , y al do&o para mo- 
ver la pluma en recomen- 
dación de los sucesos , pro- 
prios , y de sus ascendien- 
tes. A este fin nombraron 
historiadores que perpetua- 
sen las proezas de los Re- 
yes de España : S. Fernando 
por Castilla , al Arzobispo 

de 



Obispos de 
de Toledo D. Rodrigo : y 
la madre por León , al Ca- 
nónigo D. Lucas , a quien 
conocía no solo por la fa- 
ma , sino por el trato , co- 
mo promete la frequencia de 
los Reyes en S. Isidro de 
León (junto al qual fabri- 
có la misma Reyna su pa- 
lacio , como refiere D. Lu- 
cas ) y según la devota co- 
municación que tenian los 
Reyes con las principales per- 
sonas Religiosas. 

6\ Aquella gran Señora, 
sabiendo que S. Isidoro y 
otros escribieron Chronicas 
de España , que andaban se- 
paradas , y no estaban cum- 
plidas hasta sus dias '•> man- 
dó al Diácono y Canónigo 
D. Lucas , que de todos la 
formase una Historia. Asi lo 
expresa el mismo en los Pró- 
logos : pues en el primero 
dice : Astrifiis ( acaso astric- 
tus ) praceptis gloriosissima 
ac prudentísima Regina D. 
Berengaria.... hanc pramisi 
prafationem. Y en el segun- 
do : Ipsa enim..., mibi LUCa^dE 
indigno Diácono , ut boc per- 
ficerem imperavit. A vista de 
Jo qual no debió decir San- 
doval , dicen que fue D. Lu- 
cas Coronista de la pruden- 
tísima D. Berenguela. Debió 
afirmarlo : pues hay prueba 



Tuy. Lucas. 123 

jurídica por confesión de la 
parte. 

62 Obedeció D. Lucas en 
escribir su historia, recogien- 
do las compuestas por S. 
Isidoro , S. Julián , Sebastian 
Obispo de Salamanca, Sam- 
piro de Astorga , Pelayo de 
Oviedo , y la alargó hasta 
su tiempo , esto es , hasta el 
año 1236. en que acaba, 
refiriendo la conquista de 
Córdoba , efectuada por S. 
Fernando en aquel año , y 
siete antes de concluir su 
obra el Arzobispo de Tole- 
do D. Rodrigo : por lo que 
si quando convienen en la 
frase , pretende alguno que 
el uno tuviese al otro por 
delante 5 no debe afirmar es- 
to de D. Lucas , sino del Ar- 
zobispo , que acabando su 
obra siete años después , ad- 
mite la sospecha de que el 
Rey le encargase escribir 
después que la Reyna Madre 
encomendó al Canónigo la 
suya. 

63 Verdad es que el Ar- 
zobispo tenia menos lugar, 
por andar al lado de la Cor- 
te con frequencia : pero tam- 
bién D. Lucas ocupó mucho 
tiempo en escribir las otras 
obras referidas , y en cami- 
nar por el Oriente y Occi- 
dente. Digo esto ,. por pare- 
cer 



124 España Sagr. Tr 
ser verosímil que la Reyna 
no le mandó escribir des- 
pués del año 1235. en que 
ponemos la impugnación de 
los hereges ( 6 a lo menos, 
decimos no fue antes ) por- 
que en menos de un año no 
hay lugar para escribir y 
formalizar una obra tan lar- 
ga y de tales circunstancias: 
pues aunque hallaba com- 
puestas las Chronicas de los 
Escritores referidos , no se 
contentó con exibirlas como 
sus Autores las hicieron , si- 
no que las interpoló , ponién- 
dolas a su modo , y aña- 
diendo lo que le pareció. 

64 Esto en el Chronicon 
de S. Isidoro ha causado 
mucho perjuicio : pues los 
que no tienen por delante lo 
del Santo , como está en sus 
Obras 5 creen de S. Isidoro 
lo puesto alli bajo su nom- 
bre. A este modo mezcló 
lo ageno en lo proprio , y 
cosas que no eran suyas lo 
parecen , por no citar Au- 
tores : de suerte que no co- 
nocerás al Autor original de 
cada cosa , mientras no estés 
instruido en lo escrito sobre 
el punto por los antiguos. 
Nada de esto es creíble fue- 
se hecho con siniestra inten- 
ción , porque el candor y 
amor de la verdad que D. 



at. 61. Cap. 7. 
Lucas man ifiesta en sus Obras, 
y defiende en el libro 2. 
contra los hereges cap. 1 1. 
no permite imaginar tal in- 
juria. Yo lo defiero a un 
afecto de sencillez , en que' 
prevenido al principio el fin 
de componer una historia 
donde estuviesen recogidos 
los demás Escritores , se con- 
tentó con aquella prevención, 
y los puso y glosó como le 
pareció, que estarían mejor. 
6$ Las individualidades 
confirmatorias de lo dicho 
son muchas, y mas proprias 
de quien tome por asunto 
hacer nueva edición , que de 
las noticias presentes de si* 
vida. Aqui hablamos del 
escrito como obra y efecto 
de sus tareas , y por el or- 
den de sucesos , que según 
lo dicho , es posterior a la 
impugnación de los hereges: 
como también para mostrar 
que la Reyna le mandó es- 
cribir antes de pasar al Orien- 
te : pues desde su regreso en 
el 1233. y con el tiempo 
que gastó gloriosamente con- 
tra los enemigos de la Igle- 
sia , no parece hay lugar 
para que en el año de 36. 
acabase la obra , como ella 
promete en su final , sin re- 
ferir el casamiento del Rey 
efe&uado en el 37. y otros 

he- 



Obispos de Tuy. Lucas. 12$ 

hechos que no pudiera omi- después de ser Obispo , co 



tir si estuviera escribiendo 
después del 36. Parece pues 
que en el 36. la presentó á 
la Reyna , y se fue publi- 
cando por medio de varias 



copias , sin que 



el Autor 



cuidase de añadirla , por es- 
tar ya publicada , y acaso 
por dedicarse á concluir los 
Milagros de S. Isidoro , que 
según lo prevenido en el 
num. 30. y 32. no tenia aca- 
bados." Poco después empe- 
zó á ser Obispo , y el cui- 
dado de los negocios pro- 
prios le hizo no cuidar de 
los ágenos. 

66 Nada de esto tuvie- 
ron presente Hensquenio y 
Papebroquio , quando en la 
vida de S. Isidoro num. 3. 
admitieron que el Chronicon 
y otras cosas fuesen escritas 
por D. Lucas ya Obispo , y 
mas metido en edad que 
quando compuso la Vida y 
Traslación de S. Isidoro (de 
cuyo Autor tratan en aquel 
numero ) Esto no puede ad- 
mitirse , no solo porque el 
Chronicon acaba tres años 
antes de ser Obispo D. Lu- 
cas, sino por decir el mismo 
en el principio, que era Diá- 
cono , como vimos en el num. 
61. y asi no debe ser oido 
quien le defiera esta Obra 



mo notó bien D. Nicolás An- 
tonio. Las otras obras que 
los citados añaden demás del 
Chronicon ( Chronicon vero 
muncli aliaque composita essc 
ab eodem jam seniore & Epis- 
copo Tudensi , &c. ) estas no 
sabemos quales son : pues 
no constan mas que las re- 
feridas , y todas son anterio- 
res á la Mitra. 

67 Después de publicar 
el Chronicon , se dedicó á 
concluir la Obra de los Mi- 
lagros : pues ya vimos en el 
num. 30. que al tiempo de 
escribir el Chronicon , no la 
tenia efectuada. Por esto de- 
cimos que habiendo sido la 
primera que emprendió , se 
concluyó la ultima. Esto de 
los milagros se entiende de 
una obra escrita determina- 
damente con este asunto. 
Otra hay de Vida y Trasla- 
ción de S. Isidoro , que aca- 
ba con algunos milagros: pe- 
ro esta no la citamos con 
nombre de Milagros , sino de 
Traslación. De ella hablare- 
mos después entre las edi-* 
ciones del Tudense : por quan- 
to no ofrece principio cier- 
to sobre el tiempo. 



EUc- 



12 6 España Sagr. Tr 

Elección de Don Lucas 

en Obispo de Tuy. 

Desde el 1239. hasta el 1249. 

al fin. 

68 Las Obras y Escritos 
referidos hicieron á D. Lu- 
cas uno de los Varones mas 
visibles de España : por lo 
que vacando la Santa Iglesia 
de Tuy , pusieron todos los 
ojos en su persona , y le eli- 
gieron para la Dignidad Epis- 
copal. Era ya Rey de León 
el Santo D. Fernando , des- 
de ocho años antes : vivia y 
era como alma del Reyno la 
Madre del Rey Santo , que 
mandó escribir a D. Lucas la 
historia que la presentó tres 
años antes. Con esto debemos 
suponerla complacida de la 
elección para la Mitra. 

69 Hallábase D. Lucas 
en la dignidad de Maestrees- 
cuela de esta S. Iglesia, quan- 
do le eligieron para ocupar 
la Sedo. , según consta por 
Escritura en que Pedro Pe- 
laez con su muger Ozenda, 
y la hija Elvira , vendió á 
D. Martin , Abad del Mo- 
nasterio de Santa Maria de 
Oya , toda la hacienda que 
tenia en la Villa de Bur- 
queyra por precio de docien- 
tos y ochenta sueldos de Mo- 



at. 61. Cap. 7. 

neda de León , por Diciem- 
bre de la Era 1277. que fue 
el año de 1239. y se auto- 
riza la data con la expresión 
siguiente : Rege nostro Fer- 
nando in Castella & in Legio- 
ne regnante. EkBo Tudensi L. 
Mtgistro Scbolarum , donde 
vemos la dignidad de Maes- 
tre escuela en el Obispo elec- 
to D. Lucas , cuyo nombre 
denotan por la primera le- 
tra , según era común en 
aquel tiempo. En el mismo 
año , por Mayo , vivia el an- 
tecesor : pero en Diciembre 
estaba eleSlo D. Lucas , cu- 
yos notorios méritos, y ser- 
vicios a la Iglesia, no per- 
mitirían dilación en elegir 
persona que ocupase la Se- 
de. Esta es la primera men- 
ción en quanto Obispo : des- 
pués ocurren muchas. 

70 La Escritura 51. del 
Tumbo de esta S. Iglesia, 
que es del año 1241. a 6+ 
de los Idus de Mayo , refie- 
re su memoria por medio de 
una confirmación en que 
Martin Arias aprobó a fa- 
vor del Obispo D. Lucas y 
de su Iglesia , la donación 
que hizo al antecesor D. 
Suero , la Condesa Doña 
Maria Fernandez , con otra 
D. Urraca , dando la mitad 
de la Iglesia de Setados. 



Oh 



de Ti 

71 En el 
1 242. hizo una concordia D. 
Lucas con la Iglesia de S. 



Ba/a de Gondariz , -acerca de 
la Procuración por razón de 
la Visita , como persevera 
en el Tumbo fol. 252. Escri- 
tura 144. Y en el mismo año 



bis pos de luy. Lucas. § %y 

ano siguiente, en el Tumbo fol. 63. 

73 Sandoval en la Vida 
del sucesor menciona otra 
composición entre el Obispo 
D. Lucas y el Monasterio 
de S. Juan de Longovares , 4. 
Non. Jun. Era 1 28 1 . ( que es 
año de 43.) Firman demás 



agregó al Cabildo y Digni- del Obispo tres Arcedianos, 
dad de Labrugia el Monas- y uno fue Egidius Petri Ar- 



terio de S. Christoval de La- 
brugia : aunque hoy ( dice 
el Sr. Sandoval ) carece de 
esta renta, por estar en tierra 



chidiaconus Tudensis , a quien 
luego veremos Obispo. 

74 La Condesa D. Maria 
Fernandez había dado at 



de Portugal , comarca de Va- Obispo D. Esteban de hiena, 



lencia. 

Entonces concedió D. 
Lucas a D. Juan Suarez por 
el tiempo de su vida los Ca- 
sales de Palacio en Setados, 
y debajo de la Carreira , con 
la condición de que después 
de sus dias vuelvan á la Igle- 
sia de Tuy , a la qual cedió 
D. Juan el Patronato que te- 
nia en la Iglesia de Valeije, 
y el que tuviere en la de 
Setados. Fecha en la Era 
1280. a 8. de las Kal. de 
Abril. Tumbo fol. 59. b. 
72 Habia disensión sobre 



memoria el Coto de Nigran 
con otros bienes , que para- 
ron en su hijo D. Ñuño Pe- 
laez , Canónigo de Tuy : y 
este volvió a reconocer aque- 
lla donación presidiendo D. 
Lucas , en la Era 1281. ( año 
de 1243. ) a 8. de las Kal. de 
Setiembre. Sandoval pone Ja 
Era 82. El Tumbo , fol. 197. 
la 81. 

75 Era D. Lucas amante 
de la concordia , por lo que 
demás de las referidas , hizo 
otra en el 1 244. con el Prela- 
do de la Ramallosa sobre de- 



derechos de la Iglesia de Rum- rechos de aquella Iglesia : pa- 
pecilla entre el Abad de Teans ra cuya mayor firmeza sacó 



y la Santa Iglesia de Tuy: 
pero D. Lucas con el Cabil- 
do hizo Escritura de conve- 
nio entre las partes a 7. de 
Junio del 1243. Y Preverá 



consentimiento del Rey S. 
Fernando , y de su muger 
segunda la Reyna D. Juana, 
como refiere el Tumbo fol. 64. 
76 Aumentó luego D. 

Lu- 



n8 España Sagr. Trat. 61. Cap. 7. 

Lucas los bienes de laDig- de la Era 1286. (que fué cí 

nidad por compra , y por ce- año 1248. ) firmando el Obis- 

sion : pues un Pergamino de po D. Lucas , y otros. Por 

los sueltos , num.38. incluye Enero del mismo año nos 

venta del Casal de las Lxgeas propone el Bulario de Alcan- 

en el Valle de Miñor a fa- tara a D. Lucas confirmando 



vor de D. Lucas , Obispo de 
Tuy , en 15. de las Kal. de 
Setiembre del año 1244. re Y~ 
nando ( dice ) en España D. 
Fernando con su Madre D. 
Berenguela , y su muger D. 
Juana , y teniendo a Toroño 
por parte del Rey , D. Fer- 
nando Joanes. 

77 En Abril del ano 
1245. compró a Doña Do- 
minga el Casal de Outeiro en 
tierra de Nigran : y dentro 
del mismo mes y año le 
hizo donación Menendo Nu- 

ñez de la mitad de la Igle- con armas en la Iglesia , ver- 
sia de S. Salvador de "teis , co- tieron las lamparas , y come- 
mo consta por Escrituras del tieron muchos desacatos con- 
Tumbo , fol. 203. y 208. En tra lo sagrado y politico. El 
este año confirmó nuestro Obispo D. Lucas puso la de- 



un Privilegio que el Santo 
Rey D. Fernando otorgó al 
dicho Orden Militar dia 5. 
estando en el Egercito junto 
a- Sevilla : y en el mismo año 
tuvieron todos el gozo de 
conquistar la Ciudad. 

89 La Justicia y Regi- 
miento de Tuy empezaron á 
moverse contra el Prelado y 
Cabildo sobre el Señorio de 
la Ciudad. El modo fue muy 
indecente, usando de malas 
palabras contra ellos , y de 
peores obras : pues entraron 



Obispo un Privilegio dado 
por S. Fernando al Orden de 
Alcántara , y otro deCala- 
trava. 

78 Otra concordia hizo 
D.Lucas en el año de 1248. 
con el Abad del Monasterio 
de S. Lorenzo de Carboeiro 
sobre derechos de S. Pedro 
de Be tro ( que hoy pertenece 
á S. Martin de Santiago ) y 



manda ante el Rey : pero no 
alcanzó la sentencia , previ- 
niéndole la muerte. 

80 Sandoval menciona 
una Carta de foro , que D. 
Lucas hizo a favor de D. 
Juan Xuarez en 1. de Abril 
del año 1250. y en esta su- 
posición era preciso decir, 
que sobrevivió pocos dias: 
pues como veremos en el su- 



sc otorgó en Tuy por Abril cesor ( donde pertenece tra- 
tar 



Obispos de 

tar del mencionado pleyto 
del Obispo contra la Ciu- 
dad ) había ya Prelado en 
15. de Mayo del .año 1250. 
El espacio es tan estrecho, 
que empecé a dudar viviese 
D. Lucas a 1. de Abril del 
1250. y en efe£to consulta- 
da la duda , y descubierta 
la Escritura Original , halla- 
mos que se equivocó Sando- 
val , aplicando a la Era de 
80. el 8. de las Calendas. 
Pero el original separa bien 
lo uno de lo otro , no solo 
por el punto y distancia en- 
tre el MCCLXXX. y el VIII. 
Kls. sino porque sobre el 
VIII. añade una O que es 
decir ottavo Kakndas , y esto 
no permite que el VIII. se 
aplique a la Era , pues en- 
tonces debia acabar en a 
( ottogesimA oEiava ) Por esto 
aplicamos la memoria al año 
11242. Era 1280. oóiavo Ka- 
hndas Aprilis : (25. de Mar- 
zo) y no a la Era 1288. 
(año 1250. ) en 1. de Abril: 
y asi es preciso reconocer- 
le ya difunto en Abril del 
1250. porque hallamos con- 
sagrado sucesor , y en paci- 
fica posesión , por aquel tiem- 
po. El pleito mencionado, 
la pesquisa hecha por S. Fer- 
nando para la sentencia , y 
las diligencias que precedie- 
Tom. XXIT. 



Tuy, Lucas. 1 29 

ron á la tal pesquisa , antes 
del 15. de Mayo del 1250- 
precisan á reconocer la muer- 
te del Obispo D. Lucas a 
fin del 1249. 

81 Lo cierto es que D, 
Lucas alcanzó un tiempo 
feliz , por las gloriosas con- 
quistas con que el Rey S. Fer- 
nando aumentó los bienes de 
la Iglesia , y haber tratada 
con el Santo, no solo quan- 
do Rey , sino mientras era 
Infante de León , en cuya 
Capital vivieron ambos. 

82 Logró también comu- 
nicación con otro Santo de 
sus dias , Fr. Pedro González, 
del Orden de Predicadores, 
a quien fue muy devoto por 
su predicación y maravillas 
que obraba Dios en el. Pudo 
el Obispo mostrar su devo- 
ción , por el favor con que 
el Cielo dispuso que la Ciu- 
dad de Tuy fuese ennoble- 
cida con el cuerpo de este 
glorioso Padre en tiempo de 
D. Lucas , pues murió el San- 
to en Tuy en el año de 1 246. 
El Prelado se esmeró en asis- 
tir a su Entierro : y mandó 
que le enterrasen á el en la 
sepultura inmediata a la del 
Santo , deseando conseguir 
su patrocinio por aquella in- 
mediación al santo cuerpo: 
v asi lo cumplieron sus Tes- 

I ta- 



130 España Sagr. Trat t 6 1 . Cap. 7. 

tamentarios. Esto fue oca- aquella obra del Chronicon 
sion para un nuevo milagro siendo Diácono de Tuy : y el 
con que el Cielo quiso non- titulo de Diácono solo nos 



rar al Santo Fr. Pedro : pues 
sin industria humana se vio 
luego apartada de la sepul- 
tura del Santo la de D. Lu- 
cas : dando a entender el 
Cielo que los Justos son co- 
mo las Estrellas , muy diver- 
sas en la claridad 5 y dife- 
rentes méritos piden mansión 
diversa. 

83 Del Santo trataremos 
después : ahora cerraremos 
el asunto , hablando de las 
ediciones que han tenido las 
obras de D. Lucas , pues son 
posteriores a la Dignidad de 
Obispo : y esto ha dado oca- 
sión a que algunos expresen 
la Dignidad en obras escri- 
tas quando no la tenia , y 
por ver en el titulo de la 
obra el de Obispo , puede al- 



consta en León , en Tuy el 
de Obispo , pero después de 
los Escritos : y asi lo mas 
proprio es decir : Luca Dia- 
coni Legionensis , postea Tu- 
densis Episcopi. 

Ediciones de las obras del 
Tudense , y si es suya 
la Vida y Traslación de 
S. Isidoro. 

84 La primera obra lati- 
na de D. Lucas , que se dio 
á luz , fue el Chronicon , ó 
la Historia de España , eti 
Francfort año de 1608. en el 
Tomo 4. de la España ilus- 
trada : y esta es la única 
edición que tenemos : por 
lo que fuera muy útil hacer 
otra , separando al Autor , de 



guno imaginar que la escri- aquella Colección , y cote- 
bió después de consagrado, jando algunos manuscritos 



Pero todas las que conoce- 
mos fueron anteriores : y 
por tanto no es proprio el ti- 
tulo de la Biblioteca Patrum, 
que en la obra contra los 
Albigenses dice , Luca Tu- 
densis Episcopi : y menos el 
de la España ilustrada en el 
Catalogo del Tomo 4. Luca 
Diaconi Tudensis : donde cre- 
erá alguno haber escrito 



para mayor exactitud de 
números y clausulas : pero 
cuidando principalmente de 
hacer anatomía de la Obra, 
y previniendo lo que perte- 
nece a cada Autor :< pues 
( como ya digimos ) no puede 
el que no está versado en 
los antiguos , discernir lo 
que toca a cada uno , ni 
saber si D.Lucas habla por 

sí, 



Obispos de Tuy> Lucas. 131 

, 6 con otro , aun quando que de ningún modo me per- 
trata de materia ya histo- suado a que esto lo hiciese 



si. 

de materia 
riada. 

85 También se pone allí 
lo no escrito por otro , co- 
mo si lo huviera escrito, 
v. g. quando refiere en nom- 
bre de S. Ildefonso la conti- 
nuación a S. Isidoro , que no den hoy adoptar , por la di- 
se puede admitir bajo tal ferencia de los tiempos : pues 
nombre , como notamos en hoy se miran las cosas con 
el Tomo 5. hablando de los mas luz. Entonces se creía 
Escritos de S. Ildefonso. Lúe- mas , y se probaba menos, 
go ingiere lo que el Obispo Adoptaban lo que andaba re- 
de Oviedo D. Pelayo escri- cibido , y no buscaban quan- 



con siniestra intención , sino 
por juzgarlo mejor , sin mi- 
rar escrupulosamente las ma- 
terias. 

87 Muchas cosas de las 
que tiene proprias no se pue- 



bió sobre la partición de 
Obispados que atribuyó al 
Rey Bamba , sin declarar 
cuyo es lo referido alli des- 
de que dice acaba S. Ilde- 
fonso , hasta introducir lo 
escrito por S. Julián , que 
acaba en el mismo Bamba. 

8ó Desde aqui , dice el 
Cl. D. Nicolás Antonio , Lú- 
ea omnia sunt : pero no juz- 
gues por esto , que ya va 
solo D. Lucas ( como prome- 
te el decir que todo es suyo) 
Por mas de trecientos años 
hay Autores a quienes siguió 
D. Lucas , aunque interpo- 
lándolos y poniéndolos en su 
estilo , como hizo en lo 
precedente , quando le pare- 
ció conveniente , y solo en 
este sentido puede decirse 
todo suyo. Vuelvo á decir 



do y ú de quien se originó la 
especie. Por esto no les cul- 
pamos aun donde es preciso 
rebatirlos , en cosas aparta- 
das de su tiempo : pero en 
las coetáneas , ó cercanas, 
tienen aquel gran peso de 
autoridad correspondiente á 
un hombre todo de bien : y 
en las antiguas gozan la re- 
comendación de no encon- 
trarse en ellos las ficciones 
que después del Siglo XV. 
nos quisieron vender como 
verdades , y fuera de ellas 
se verifica lo que de este , y 
de los Rodrigos de Toledo y 
Palencia , escribió el insigne 
Matamoros , Quam d deliciis 
longe y tam ab ineptiis procul. 

88 Esta obra del Chro- 
nicon anda también tradu- 
cida en lengua vulgar , pero 
1 2 ma- 



i 3 2 Esparta Sagr. 

manuscrita , no impresa , en 
mi noticia. D. Nicolás An- 
tonio no asiente a que la 
traducción fuese del mismo 
D. Lucas , por quanto llega 
hasta el principio de reynar 
D. Alfonso X. Entonces no 
solo habia muerto la Rey na 
D. Berenguela ( que hizo es- 
cribir la Historia) sino el 
mismo D. Lucas que falleció 
antes de S. Fernando : y no 
teniendo la obra advertencia 
desde la conquista de Cór- 
doba ( en que acabó el Au- 
tor de la latina ) parece que 
todo fue de otro. Yo cuido 
poco de traducciones : por- 
que el Autor debe citarse 
en el idioma proprio en 
que escribió : y la versión 
es para el ignorante de la 
lengua original , que quan- 
do no es formada por el 
mismo Escritor (como hizo 
Mariana ) solo sirve para dar 
noticia de que otro la juzgó 
digna de traducción. 

89 La otra obra impresa 
de D. Lucas es la ya referi- 
da contra los errores de los 
Albigenses , intitulada De al- 
tera vita , fideique controver- 
sias , repartida en tres li- 
bros , y capitulos, por Maria- 
na , á quien debemos la pu- 
blicación , por medio del P. 
Andrés Scoto , que desde 



Tt'dt. 6 1 . Cetp. 7. 

Antuerpia dirigió la obra 
al P. Jacobo Grctsero en 1. 
de Marzo del año 1 609. D. 
Nicolás Antonio cita dos 
ediciones en quarto , hechas 
en Munich , y en Ingolstad, 
año de 161 2. La Bibliothe- 
ca de los Padres impresa en 
Colonia año de 161 8. la re- 
produjo en su Tomo 13. pag. 
228. y después la reimprimió 
la de Anison. 

90 También anda publi- 
cada en latin otra pequeña 
obra de la Vida y Traslación 
de S. Isidoro , remitida por 
D. Nicolás Antonio a los Pa- 
dres Hensquenio y Papebro- 
quio , copiada de un Ms. de 
Toledo , y dada a luz por 
dichos Padres sobre el dia 

4. de Abril en la Vida de 

5. Isidoro , con notas pro- 
prias y del mismo D. Ni- 
colás. Este se inclinó a que 
no era obra de D. Lucas: 
porque su estilo es diverso 
del Chronicon , y hay di- 
versidad en los dictámenes. 
Aqui deriva el nombre de 
Híspanla ab Hispali : a la 
madre deS. Isidoro la llama 
Turtura : del Rey Leovigil- 
do habla mas duramente que 
el Chronicon , donde dis- 
curre de todo lo expresado 
aqui , con mucha diferencia: 
pues la voz Hispania la de- 
da- 



duce de is , 

uno ) pan ( todo ) y i a (Es- 
trella ) quasi sola tota Stella. 
La madre de S. Isidoro es 
Tbeodora : y asi de otras di- 
versidades ( dice D. Nicolás ) 
que fácilmente ocurrirán al 
que lea estas obras. Y aun- 
que en ambas sz hallan igual- 
mente algunas cosas , pudie- 
ron ser tomadas por el se- 
gundo Autor del que escri- 
bió primero. 

91 No adoptaron los Pa- 
dres Antuerpienses el dicta- 
men que D. Nicolás les de- 
claró en su Carta : y dicen 
que si alguno atribuye á D. 
Lucas esta obra quando mo- 
zo en el Convento de S. Isi- 
dro , y el Chronicon al tiem- 
po en que era Obispo , y 
ya en edad mas madura 5 no 
disentirán de esta congetu- 
ra. Pero hoy deben disen- 
tir : constando que el Chro- 
nicon no le hizo quando 
Obispo , como arriba eligi- 
mos. Y aunque D. Nicolás 
cedió en la Bibliotheca , al 
hablar de D. Lucas , lib. 8. 
c. 3. num. 69. exceptuó este 
recurso , de que no se diga 
el Chronicon escrito quando 
Obispo. Según esto la Vida 
y Traslación , . de que habla- 
mos , se escribieron en di- 
versa edad ( á cuya diferen- 

Tom. XXII. 



Obispos de Tuy, Lucas. 133 

(que dice es cia queda reducida la solu- 
ción de los 



argumentos pro- 
puestos , sobre que el Au- 
tor de la- Vida y Chronicon 
son diversos ) 

92 Pero yo no veo prue- 
bas de que la Vida de S. 
Isidoro se escribiese en edad 
notablemete diversa de la 
que tenia quando escribió 
el Chronicon. Porque una y 
otra deben ponerse antes de 
ser Obispo : el Chronicon; 
porque le escribió , quando 
Diácono , en el 1236. como 
arriba digimos : la Vida; 
porque ésta es la que se le 
aplica , quando mozo : y 
esto es lo que pide pruebas, 
que no dan , y yo quisiera 
acrisolar la materia : para lo 
qual debo advertir , que en 
el año de 1 235. no habia con- 
cluido D. Lucas la obra que 
tenia empezada sobre los 
Milagros de S. Isidoro , como 
vimos desde el num. 29. en 
adelante. De esto podrá al- 
guno inferir que no habia 
escrito D. Lucas quando mo- 
zo , la Vida de S. Isidoro de 
que hablamos : pues esta 
Vida es del mismo Autor 
que escribió la Traslación del 
cuerpo del Santo , ( allí adjun- 
ta) como reconoce D. Ni- 
colás , diciendo , que am- 
bas , ó ninguna se le deben 
I 3 atri- 



1 3 4- España Sagr. 
atribuir : y en ellas vemos 
copiadas unas mismas clau- 
sulas , como convence el nu- 
mero 32. de la Vida , y el 
num. 2. de la Traslación ( en 
Hensquenio) La Traslación 
acaba refiriendo algunos Mi- 
lagros , incluidos en la de 
este asunto : y si los Mila- 
gros no estaban escritos 
quando el Chronicon 5 tam- 
poco la Vida y Traslación. 
No pueden pues atribuírsele 
quando mozo. 

93 Adviértase también 
que en el Tomo IX. pusimos 
una Traslación del cuerpo del 
Santo desde Sevilla á León, 
muy diversa de la estampa- 
da por Hensquenio , y que 
de ningún modo puede atri- 
buirse á D. Lucas : porque 
el Autor de aquella dice en 
el num. 5. haber oido lo allí 
expresado de los mismos que 
hicieron la Traslación (año 
de 1063 ) Mira loquar : ab 
bis tamen qui interfuere , me 
reminiscor audisse : y esto no 
pudo convenir á D. Lucas, 
por haber distado cosa de 
Siglo y medio. Son pues di- 
versos Autores los de la Tras- 
lación de mi Tomo 9. y de 
la impresa por Hensquenio: 
pero el de esta tuvo presen- 
te al primero ( que es el mas 
antiguo) pues copió las pa- 



Trat. 61. Cap. 7. 
labras que aquel puso éñ 
el num. S. hablando de los 
milagros del Santo : Ut si 
aliquis peritus litteris ea tra- 
deret , non mínima librorum 
volumina confie eret : sed par- 
tim imperitia , partim negli- 
gentia , silentio sunt obtefta. 
Estas ultimas palabras están 
copiadas a la letra en la edi- 
ción de Hensquenio cap. 4. 
al fin del num. 19. las pri- 
meras en el Chronicon de 
D. Lucas , como verás en las 
palabras dadas aqui num. 30. 
y asi consta que D. Lucas y 
el Autor de la Traslación im- 
presa por Hensquenio , tu- 
vieron por delante las Ac- 
tas de la Traslación de S. 
Isidoro, que dejamos publi- 
cadas en el Tomo IX. pero 
el de Hensquenio , aunque se 
quejó , (como el mas anti- 
guo ) de la impericia y ne- 
gligencia con que estaban 
por escribir los Milagros de 
el Santo > añadió como mas 
moderno , que queria refe- 
rir algunos : Partim imperi- 
tia y partim negligentia , si- 
lentio sunt obtefia. Pauca ta- 
men de multis stylofideli tra- 
dere duximns esse dignum : y 
con esto empieza á referir 
algunos milagros , quantos 
le parecieron suficientes por 
entonces : pero en el libro 

que 



Obispos de 
que tenemos separado de Mi- 
lagros, hay muchos mas, por- 
que este era lugar proprio 
para explayarse en ellos. 

94 Lo principal es , que 
el Autor de esta Traslación 
estampada en Hensquenio, 
donde refiere algunos mila- 
gros , es el mismo D. Lu- 
cas , como convence el co- 
tejo de estos con los impre- 
sos en el libro de los Mi- 
lagros ; donde , aunque tie- 
nen diferente orden , constan 
ser unos mismos en lo his- 
toriado , con unas mismas 
palabras en la substancia : y 
si tuviéramos el libro de los 
Milagros conforme le escri- 
bió D. Lucas en latin , se 
vieran unas mismas voces li- 
teralmente alli , y en los mi- 
lagros insertos al fin de 
la Traslación estampada en 
Hensquenio. Yo he procu- 
rado ver la obra manuscrita 
de los Milagros en latin : y 
todas las diligencias han si- 
do en vano , por que no se 
descubre : pero sin esto he 
cotejado algunos de los mi- 
lagros impresos por Hensque- 
nio con los impresos en ro- 
mance en la Obra de aquel 
asunto ( de que hablaremos 
ahora ) y veo que el Castella- 
no del libro de los Milagros, 
es traslación á la letra del 



Tuy. Lucas. 13$ 

latin de la Traslación. Por 
eso digo que si tuviéramos 
el libro de los Milagros en 
latin , viéramos ser literal- 
mente los mismos de la Tras- 
lación , con unas mismas vo- 
ces : pues el que desee po- 
ner estos en Castellano , lo 
hallará ya hecho en el li- 
bro de los Milagros tradu- 
cidos en vulgar en el libro 
impreso sobre el asunto. 

95 Esto convence que 
D. Lucas es Autor de la 
Traslación impresa en Hens- 
quenio : porque lo es del 
libro de los Milagros : y 
un mismo Autor escribió 
este libro , y los milagros de 
la Traslación : porque los 
pensamientos , las clausulas, 
y las voces materiales son 
unas mismas , con un mismo 
orden en el principio , con- 
tinuación , y fin de los pe- 
riodos : sin otra diferencia 
que ser menos los puestos 
al fin de la Traslación , que 
los referidos en el libro que 
solo tomó por asunto los Mi- 
lagros. 

96 Añado , que D. Lu- 
cas tiene en el Chronicon 
las mismas sentencias raras, 
que en la Vida y traslación 
de Hensquenio : v. g. en 
ambos verás que D. Alfonso 
el Casto por acuerdo de Car- 
I4 los 



i 3 6 España Sagrad* 

los Magno hizo Metropoli- 
tana la Iglesia de Santiago 
con aprobación del Papa. 
Asi el Chronicon pag. 75. 
Asi la Traslación Cap. 1. 
num. 3. que igualmente aña- 
den haberse dispuesto en- 
tonces guardar en Santiago, 
y en todas las Iglesias de 
España , la Regla de S. Isi- 
doro : Ut hoc esset Hispania 
sublevatio , cujus ne^lefiio ex- 
titerat ei causa deje¿Íionis : pa- 
labras que ut jacent , se ha- 
llan en ambos escritos , y 
prueban que el autor es uno 
mismo. 

97 Apoya este recurso 
( de ser todo de D. Lucas ) 
el que obras de Vida , Tras- 
lación , y Milagros de S. Isi- 
doro , deben atribuirse á Es- 
critor del Convento de S. Isi- 
doro de León ( donde el 
cuerpo fue trasladado , y ha- 
ce Dios los Milagros ) mien- 
tras no haya prueba para 
otro fuera de aquel Conven- 
to. Aqui solo consta D. Lu- 
cas : y este no podia igno- 
rar si otro de la misma Real 
Casa mas antiguo escribió 
del asunto ; ni otro diverso 
de el , y posterior, ignoraría 
á D. Lucas. Tampoco si dos 
escribiesen á un tiempo : y 
asi no podemos reconocer 
en León otro mas antiguo, 



Trat. 61. Cap. 7. 
coetáneo * ó posterior , que 
escribiese los Milagros : y 
sabiendo que D. Lucas lo 
hizo 3 a este se debe atri- 
buir lo que Hay en el asun- 
to. 

98 El de los Milagros en 
que acaba la Traslación , es 
tan uno con la Vida , que no 
parece probable el recono- 
cer en ella diverso Autor : y 
aunque algunos modernos 
los distingan , es necesario 
que lo prueben : lo que no 
hacen : porque si hay cosas 
que disgusten en la Vida, 
también las hay en la Tras- 
lación , y lo mas es que los 
fundamentos porque Mora- 
les ¡ib. 12. c n.fol. 128; se 
movió a negar fuese de D. 
Lucas la Vida ( admitiendo 
¡a Traslación y Milagros ) esos 
mismos le debieran mover 
para negarle los Milagros, 
y el Chronicon (lo que no 
hizo , ni es negable ) pues 
aquellos mismos fundamen- 
tos se hallan en el Chroni- 
con : el 1. sobre que S. Isi- 
doro fue Autor de los li- 
bros de Avicena , y que al 
Santo sucedió Theodisclo es- 
ta en el Chronicon pag. 53. 
el 2. del viage de S. Isidoro 
á Roma ; la venida de Ma- 
homa a España j y su fuga 
por quererle prender S. Isi- 

o- 



Obispos de 
doro , lo pone el Chroni- 
con pag. 54. y no menos 
que en nombre de S. Ilde- 
fonso : y en los- Milagros 
desde el Cap. 83. Lo de las 
Candelas incombustibles lo po- 
ne D. Lucas en la Obra de 
los Milagros Cap. 22. Con- 
que si estos y el Chronicon 
son suyos , no se le puede 
negar aquella vida : porque 
en aquellos refiere lo mismo 
que se propone en esta : y 
creo que si Morales lo hu- 
viera reflexionado y coteja- 
do , no excluyera la Vida: 
porque todo lo que allí le 
disgusta , se halla en los es- 
critos que admitió como pro- 
prios de D. Lucas: y aquellas 
estrañezas , que hoy , y en 
tiempo de Morales , se "re- 
putan desatinos , sin ninguna 
sombra de verdad ; no alcan- 
zan para negar a D. Lucas 
la obra donde se hallen; 
porque solo prueban lo des- 
figuradas que llegaron las es- 
pecies a sus dias , la senci- 
llez con que las adoptaban, 
y el poco escrúpulo con que 
las referian : como v. g. que 
Cario M. y el Papa hicie- 
ron Metropolitana la Iglesia 
de Santiago : cosa que hoy 
es ciertamente falsa. 

99 Adviértase que los 
Padres Antuerpienses no se 



Tuy, Lucas. 137 

atrevieron a imprimir en la 
Vida al fin del num. 19. lo 
que allí se seguia acerca de 
la venida de Mahoma a Es- 
paña , porque D. Nicolás 
Antonio lo reputaba falso: 
pero estaba en el Ms. Yo 
no alcanzo el motivo de su- 
primirlo, en obra que reco- 
nocen de D. Lucas , viendo 
que este adoptó aquello mis- 
rao en el Chronicon ( coifio 
lo vieron ) pues si consta en 
obra propria , ¿ que motivo 
hay para excluirlo de otra 
del Autor ? Si en una parte 
se reputa falso ; no es ver- 
dad en la otra. Si aqui se 
admite ; ¿ porque se excluye 
aíli ? No es agena de la men- 
te del Autor , la especie que 
sabemos haber escrito el mis- 
mo. 

100 De todo esto resul- 
ta que van lejos de la vero- 
similitud y de verdad los 
que distinguen Autor en es- 
tas obras : pues no tienen 
fundamento para excluir una, 
sín excluirlas todas : y los 
alegatos prueban la identi- 
dad de la pluma , pues igual- 
mente se hallan en escritos 
legítimos de D. Lucas , y no 
en otros. Es pues uno mismo 
el que escribió Vida de S. 
Isidoro , Traslación , Mila- 
gros j y Chronicon. Ni pa- 
re- 



138 España Sagr. Trat. 61. Cap, 7. 
rece que el que historiaba tra que una determinada- 
Traslación y Milagros hacia 
obra perfe&a sin referir la 
Vida , y decir quien fue el 
trasladado y de tan podero- 
sa intercesión con Dios. 

toi Ya digimos arriba 
que tardó muchos años en 
escribir esta Obra de los Mi- 
lagros. A esta como funda- 
mento precedió la Vida , ó 
se siguió como complemen- 
to. Todavia no me asegu- 
ro en una de las dos cosas. 
Me parece que la Obra gran- 
de escrita por empeño de 
Fr. Suero y del Abad D. 
Martin , es diversa de la Vi- 



mente fue primero. 

102 Los Milagros Escri- 
tos por empeño del Abad 
y de Fr. Suero , son la obra 
que empezó primero (como 
arriba digimos) en compa- 
ración de la escrita contra 
los hereges , y del Chroni- 
con : pero podia tener com- 
puesta la Vida del S. Doc- 
tor , y hacer luego asunto 
de los Milagros ; y al revés, 
podia tenerlos escritos a la 
larga? y componer luego una 
vida mas extensa que la an- 
tepuesta á los Milagros : y 
en esta es donde se conten- 



da publicada por Hensque- tó con referir pauca de mul- 
nio : pues esta es mas dila- tis , como sucede en la de 
tada : la impresa en román- Hensquenio , mucho mas di- 
ce antes de los Milagros es latada que la impresa en la 
mas breve ; y aunque esto Obra de los Miraglos , que 
pudiera atribuirse al Tra- es la publicada en Castella- 
duftor 5 el mayor fundamen- no. El que admita esto, pue- 
to para la distinción es , que de poner primero a la exten- 
la impresa por Hensquenio sa de los Miraglos , y decir 
acaba con pocos milagros: que por esto no se alargó 
la otra pone muchísimos : y en ellos en la obra larga de 
esto no corresponde á una la vida , por tenerlos ya es- 
misma obra , ni alcanza pa- critos. Bueno fuera que allí 
ra saber qual precedió , pues digese esto ( de que el mis- 
donde escribió largamente mo habia escrito los Mila- 



la Vida , pudo contentarse 
con algunos Milagros : y en 
la que eran estos el asunto, 
pudo abreviar la Vida : y 
cada cosa de estas no mues- 



gros por extenso ) pero no 
quiso citarse , por no serle 
preciso. 

103 Esto va en suposi- 
ción de que la Obra pu- 

bli- 



Obispos de Tuy, 
blícada en Castellano , no 
sea abreviada por el Traduc- 
tor , como sospechó D. Ni- 
colás Antonio en la Carta 
escrita á los Padres Antuer- 
pienses , Vita bac , aut illius 
compendium ( de quo nil cer- 
tum aut compertum babeo) 
vulgar i sermone excusum olim 
fuisse dicitur. Confiesa no vio 
esta obra, y por eso habla 
con el dicitur. Si el Traduc- 
tor no la abrevió ( como 
promete , confesando , que ni 
quita , ni añade cosa substan- 
cial ) resulta ser (diversa de 
la publicada por Hensquenio 
en latin , por ser aquella mas 
breve , y no poder decirse 
trasladada una de otra : y 
en este presupuesto dudamos 
qual seria primero. Pero si 
el Traductor se contentó con 
tomar la substancia ( como 
por otro lado promete el 
que algunas veces cita á D. 
Lucas , y se explica dicien- 
do, que vuelve al proposi- 
to de la vida del Santo , y 
que dice su historia) si la 
abrevió , cesa la duda : pues 
no hay mas que una Vida, 
y esta es la latina de Hens- 
quenio. 

104 Prescindiendo de la 
condicional , de si abrevió, 
ó no , el Tradu&or ; digo, 
que como hoy existen la Vi- 



Lucas. 139 

da y Traslación, en Hens- 
quenio , y en el libro de los 
Mir agios , son diversas Obras: 
una de la vida á la larga, 
con la Traslación del cuerpo 
mas por extenso , pero po- 
cos Milagros. Otra en qae 
abrevió lo primero , y alar- 
gó lo segundo : pues en la 
que tomó por asunto los 
Milagros , no podia conten- 
tarse con once , quando son 
de mucho mas copioso nu- 
mero los allí referidos. Esto 
me persuade á reconocer co- 
mo dos estos escritos. Uno, 
y el primero , el de los Mi- 
lagros a la larga , en que 
antepuso breve noticia de la 
Vida y Traslación : otro des- 
pués , escribiendo una Vida 
mas a la larga , y apuntan- 
do solamente unos Milagros. 
Aqui adoptó unos dictáme- 
nes diversos del Chronicon, 
acaso por juzgar uno y otro 
probable, ó por reputar lo 
ultimo mejor , como cosas 
escritas en diferentes tiem- 
pos. 

Libro de la Vida y Milagros 

de S. Isidoro impreso en 

Castellano. 

105 Este es el libro que 
parece no vio D. Nicolás 
Antonio. Este es el que ci- 
tó 



iao España Sagr. Trat. éi.Cap. 7. 
tó Ambrosio de Morales , y „ Cuerpo de la Ciudad de 



otros posteriores, Morgado, 
Padilla, Gil González &c. los 
quales no vieron el latino, 
que D. Nicolás remitió á 
los Padres Antuerpienses, 
por no haberse impreso en 
aquel tiempo. Este de len- 
gua vulgar es del que aca- 
bamos de hablar, reconocien- 
do ai original latino de don- 
de se tradujo, por obra pro- 
pria de D. Lucas , y la pri- 
mera de todas , pero diversa 
de la estampada en latin. La 
presente solo se halla en Cas- 
tellano. La edición fue en 
Salamanca , concluida en 2. 
de Enero del año 1525. co- 
mo declara la ultima oja. 
La primera tiene la estam- 
pa de S. Isidoro con el Ca- 
nónigo de León S. Martin: 
la 2. dice asi: 

106 „ Comienza la his- 
„ toria del muy bienaventura 



„ Sevilía á la Ciudad de 

„ León. Y después de toda 

„ la dicha historia se sigue 

,, el libro principal de los 

,, mir agios del mismo Santo 

,, Isidro. Lo quai todo fue 

,, sacado á la letra de las 

„ historias originales & mas 

„ autenticas que están escrip- 

,, tas por los bienaventura- 

,, dos Sant Alifonso Arzo- 

„ bispo de Toledo \ & Sant 

,, Braulio Obispo de Zara- 

,, goza , Discípulos de Sant 

,, Isidro , & por otros anti- 

„ guos que escribieron , su 

„ historia , la qual fue ansí 

„ sacada & trasladada de la- 

„ tin en romance por un Re- 

„ ligioso Canónigo Reglar 

„ del su Monasterio de Sane- 

„ to Isidro de León , que 

„ fue el mismo que roman- 

„ ceo el dicho libro princi- 

,, pal de sus miraglos , sin 



„ do S. Isidro Arzobispo de „ quitar ni añadir cosa algu 
„ Sevilla , Primado & Doc- „ na substancial, como se ha- 



,, tor excellentisimo de nues- 
„ tras Españas , la qual se di- 
„ vide en tres partes. En la 
„ primera se contiene su vi- 
„ da & origen. En la segun- 



„ liará cotejando esta vulgar 
„ trasladacion con los dichos 
„ originales que son escriptos 
„ en buena latinidad. 

107 Este Canónigo Re- 



„ da su glorioso pasamiento glar , tradudor de la obra en 

„ de este siglo a la perpe- lengua Castellana , no pu- 

„ tua bienaventuranza. En blicó su nombre : pero Gil 

„ la tercera se contiene la González , y D. Nicolás An- 

,, trasladacion de su santo tonio le nombran Juan de 
' Ro- 



Obispos de Tuj. Lucas. 141 

Robles. Hallóse presente á la „ nares. De manera quel dí- 



Traslacion de S. Martin, 
Canónigo de la misma Real 
Casa, en 13. de Marzo del 
15 13. como el mismo Au- 
tor refiere en el Cap. 76. 
del libro de los Milagros 
que imprimió á los once 
años siguientes , en quarto, 
y tiene 132. ojas. En la 
22. refiere que la Obra 
latina fue escrita „ de letra 
„ gruesa en pergamino para 
„ el dicho Monesterio de 
„ Sant Isidro : y estando allí 
„ vino el Rey D. Juan el 
3 , Segundo á "la dicha Ciu- 
? , dad de León , & llevó 



r# cho libro ha faltado del 
„ dicho Monasterio por mu- 
„ cho tiempo. E aunque des- 
„ pues se halló en el dicho 
„ Colegio , no se pudo co- 
„ brar el dicho Original, 
,, pero fue de alli fielmen- 
„ te trasladado y traido al 
„ dicho Monasterio de Sant 
„ Isidro. E agora un Cano- 
„ nigo de la dicha Casa qui- 
„ so tomar trabajo de tras- 
„ ladarlo de latin en roman- 
„ ce &c. „ ( Aquel traslado 
fiel es el que yo solicitaba, 
y no parece) 

108 Esta obra puede ilus- 



„ prestado el dicho libro , & trar algo de lo que no se en- 

„ antes que lo hiciese vol- 

„ .ver al dicho Monasterio, 

„ falleció el dicho Rey D. 

,, Juan , & hovolo el Rey 

„ D. Enrique su hijo : & 

„ después la Reyna Doña 

,, Isabel de eterna memoria, 

,, su hermana , hija del di- 

„ cho Rey D. Juan: & quan- 

,, do ella falleció , vino el di- 

? , cho libro a poder del Ar- 

,, zobispo de Toledo D. Fray 

„ Francisco Ximenez , Car- 

„ denal de España que se 

„ nombraba. El quai hizo 

,, poner el dicho libro ori- 

,, ginal en h Libreria del 

„ Colegio nuevo & grande 



tienda bien en los milagros 
impresos en latin después de 
su vida , y Traslación : por- 
lo que yo tengo al margen 
de una y otra las citas res- 
pectivas de la Castellana á 
la latina , y ai revés : v. g. 
en la Obra latina num. 27. 
se cita el cap. 78. de los 
Mir agios en Castellano , por 
la qual percivirás lo que allí 
se dice de Salí avia partibus, 
que en la Castellana es de 
tierra de Saldaría :' y lo que 
después añade Sita dignosci- 
tur incepta ( sin sentido ) aquí 
dice en tierra de Cepeda : y 
asi de otros nombres que no 



„ que hizo en Alcalá de He- pudieron conocer los Padres 

An- 



1 4 * Esparta Sagr. 7rat. 6i t Cap, 7. 
Antuerpienses , por no tener po , hasta el Reynado de 
presente la Obra Castellana. D. Alfonso IX. y de Doña 
109 En rigor no debe- Berenguela , juntando los del 



mos atribuir a D. Lucas la 
escritura original de todos 
estos Milagros : pues el mis- 
mo dice en la Carta ai R. 
P. Fr. Suero (puesta en el 



Canónigo de S. Isidro , lla- 
mado D. Martin , cuya Vida 
ingirió alli , por motivo de 
un milagro que el Santo hi- 
zo con el. Este milagro se 



fol. XXIII. ) que era compe- refiere en el Cap. 52. El sí- 

lido ,, á escrevir, ó recopi- guíente empieza con la Vi- 

„ lar los miraglos escriptos da y milagros del Canónigo 

por nuestros antepasados <&c. ,, S. Martin , que ocupan has- 

segun lo qual ya habia es- ta el Cap. 75. que acaba: 

critos algunos : y si reparas Deo gratias y previene el 



en lo dicho num. 93. sobre 
la queja de D. Lucas , en 
que los milagros partim im- 
peritia , partim negligentia , si- 
leniio sunt obteEla , arguyen- 
do contra esto con lo pre- 
sente , de que ya estaban es- 
critos por los antepasados ; di- 
remos , que aquello se en- 
tiende de algunos 5 y escri- 
tos separadamente , sin ha- 
ber ninguno tomado por asun- 
to el historiarlos , ó formar 
obra en que se juntasen : y 
D. Lucas lo hizo por si á 



Tradu&or : Aqui se acaba el 
libro principal de los miraglos 
de Sant Isidoro , que recopila 
el Obispo D. Lucas de Tuy. 

110 Sigúese el Cap. j6. 
en que el Traductor puso la 
Traslación del Canónigo S. 
Martin , hecha en el año de 
1 5 13. y al fin de este Cap. 
76. añade : Siguense algunos 
Miraglos de S. Isidro , que en 
el dicho su Monasterio se ba- 
ilan escriptos en ciertos libros 
antiguos de mucha autoridad. 
Estos libros (en lo que hoy, 



instancias del P. Provincial y desde lejos , podemos" dis- 
de S. Domingo , y de D. currir) son los dos que de- 



Martin , Abad de S. Isi- 
dro de Léon , formando 
el libro que tenemos de 
Miraglos , donde recogió 
los esparcidos , escritos 
por otros mas antiguos , y 
añadió otros de su tiem- 



jamos mencionados, de la Vi- 
da larga de S. Isidoro , y de 
la Traslación : pues alli se 
leen los mismos que en la 
edición de Hensquenio : y 
luego ingiere el Tradu&or 
un Capitulo , ( que es el 8 1 .) 

ci- 



Obispos de Tuy. Lucas. 143 

citando , para lo allí referí- de D. Lucas , la Chronica, 



do á las Chronicas antiguas 
de España (sobre la conquis- 
ta de Merida con protección 
de S. Isidoro , y la pacifica- 
ción de la Ciudad de León a 
favor de S. Fernando , quán- 
do murió si} padre ) todo 
lo qual es tomado del Chro- 
nicon de D. Lucas pag. 114. 
y 115. y el Cap. tz. tiene 
esta prevención : Los miraglos 
que de aqui adelante se siguen, 
son d la letra sacados de la his- 
toria original de la Vida per- 
feclissima Ó 4 transito glorioso 
Ó* Traslación maravillosa del 
muy bienaventurado Confesor, 
Do£lor & Iwz de las Espa- 
das Sant Isidoro. Aqui es- 
tan los milagros contenidos 
en la edición de Hensquenio: 
y aqui ves expresamente que 
los sacó el Traductor de lo 
escrito en aquella Vida , y 
Traslación : todo lo qual es 



y la Vida y Traslación de 
S. Isidoro , conforme el la 
escribió , no como anda pu- 
blicada en Hensquenio : pues 
ya digimos que suprimió lo 
que tuvo por falso , acerca 
de Mahoma 5 y lo mismo 
hizo con otro caso de un 
Dragón espantoso, que en la 
Obra de los Miraglos se si- 
gue al de Mahoma , y son 
los Capítulos 85. y 86. de 
aquel libro. 

112 El reputar esto co- 
mo falso no debió obligar 
á suprimirlo sin mención: 
pues otras cosas hay alli , y 
en el Chronicon de D. Lu- 
cas , tan agenas de la verdad 
como aquellas : y en algu- 
nas se puede convencer la 
falsedad , mejor que en el 
caso del Dragón : y con to- 
do eso no se omiten , ni de- 
ben suprimirse : porque aun- 



obra de D. Lucas ( como arri- que hoy con mas luces , y 
ba mostramos ) sin que obste con mejores fuentes , descu- 



el no citarle expresamente: 
al modo que no le cita 
en lo de Merida , y de León 
(aqui mencionado ) y está 
sacado á la letra de la Chro- 
nica de D. Lucas. 



bran los doctos ser ficcionesj 
conducen para cabal concep- 
to de lo que fue el Autor, 
su índole , su modo de juz- 
gar y discurrir , con el carác- 
ter , luces , ó sombras del 



ni Con esto vemos que Siglo en que vivió : pues no 
los ciertos libros de mucha pesando esto , como no se ha 
autoridad , de donde dice sa- pesado , resultan unos di&a- 
có aquellos miraglos, son los menes opuestos á las reali- 

da- 



1 44 España Sagr. Trat. 6 1 . Cap. 7. 
dades, creyendo digno de to- cosas de sus días , pero no 



do aprecio á lo que solo me- 
rece compasión: y se causa 
una como especie de escán- 
dalo en que no se defiera 
autoridad á quien no la me- 
rece , confundiendo el nom- 



en materias muy remotas de 
su edad , en las quales ha- 
blaron no por vista de Au- 
tores , ó documentos origi- 
nales , sino conforme imagi- 
naron , ó por lo que andaba 



bre de la venerable antigüe- ya desfigurado y recibido en 
dad con unos cuentos anti- sus dias. Esto es lo que al 



guos que no tienen mas pa- 
dre que al ignorante vulgo, 
heredando unos hijos cré- 
dulos á unos avuelos incapa- 
ces de discernir entre lo 
verdadero y lo falso. 

113 Los que no conocen 



presente palpamos en D. Lu- 
cas , en la Vida de S. Isido- 
ro , en lo que ingirió en el 
Chronicon del Santo , en lo 
que atribuyó a S. Ildefonso, 
y en lo que escribió en su 
Historia , fuera de lo cerca- 



la Antigüedad en sus origina- no al proprio Siglo 5 pues en 
les , no pueden sentenciar si aquello hay tales cosas , que 
el Retrato de la Copia está algunos aun de sus panegi- 
puntual : creen vera efigie á ristas , no se atrevieron á 
lo mas, desfigurado 5 y co- copiarlas , ó las expresaron 
piandose unos á otros, queda indignas de todo crédito, 
á los docientos,ó másanos, nj Esto (como ya he- 
graduado de irrefragable au- mos dicho ) no se verificó 
toridad por aclamación uni- en D. Lucas por mala fé , si- 
versal, lo introducido por no por obscuridad de aquel 
ridicula novedad. tiempo , bondad y sencillez 
114 Digo esto para ocur- del sugeto. Pero hoy no es 
rir a los elogios que algu- razón que perjudique, tenien- 
nos , sin distinguir materias, do por verdad quanto escri- 
y sin luces para juzgar, des- bió ; sino por verdadero, que 
perdician, calificando la gran- hay muchas cosas age ñas de 
de autoridad de este , y de la verdad , otras conformes 



otros Autores •, a quienes 
gradúan de suma recomen- 
dación , fama , celebridad , y 
crédito en la Histotia : lo 
que solo les corresponde en 



con ella : para cuya direc- 
ción no veo regla mas se- 
gura y mas breve , que dis- 
tinguir lo antiguo de lo mo- 
derno: en lo antiguo, ma- 
ne- 



Obispos de Tity. Lucas. 14.5 

nejar los historiadores de Cbronicon de España:pero ins- 
aquel tiempo en sus obras, tando mas la Obra contra los 
no en D. Lucas , que las in- hereges , antepuso aquella, 
terpoló : y en lo correspon- y concluyó esta en el año 



diente a su edad , renovar 
los elogios que le han da- 
do , apoyar su autoridad, no 
dudar de su buena fe : y en 
general aplaudir su erudición 
en las sagradas letras , en los 
Santos Padres , Jerónimo, 
Agustino , Gregorio , y Isi- 
doro : su gran amor a las 
cosas de virtud , su Religión, 
su zelo por el servicio de 
Dios , culto de los Santos, 



de 1236. 

Después finalizó los Mi- 
lagros de S. Isidoro , escri- 
biendo la Vida, y Traslación del 
Santo: de que hay dos egem- 
plares , uno mas largo que 
otro : al principio del libro 
de los Milagros impresos en 
Castellano > y en Hensque- 
nio en latin. Este acaba re- 
firiendo algunos milagros: 
aquel los pone a la larga. 



é infatigable perseguidor de La Vida y Traslación es Obra 
los hereges , cuyas prerro- diversa del libro de los Mi- 
gativas obligaron al Escritor lagros : pero ambas del 
antiguo de la Vida de S. Tudense, y todas siendo Dia- 
Pedro González , a intitu- 
larle Venerable Padre , Obispo 
de Santa memoria , como ve- 
rás en el Apéndice de la se- 
gunda parte , continuación 
de este Catalogo. 



Epilogo , y tiempo de las Obras 
del Tudense. 

La primera Obra que 
empezó D. Lucas fue la de 



cono en León. 

GIL P E R E Z DE CERVEYRA 

Desde el 1250. al de 74. 

por Mayo. 

116 Como Tuy no era 
solamente confín del Reyno 
de Portugal , sino que tenia 
la parte meridional de su 
Diócesi dentro de aquel Rey- 
no i habia proporción de que 



los Milagros de S. Isidoro. Es- algunos Eclesiásticos Portu- 
ta fue la ultima que acabó, gueses sirviesen a esta Igle- 



La segunda fue contra los 
Albigenses , escrita cerca del 
año de 1234. y en el 55. 

Antes de esta empezó el 

Tom. XXII. 



sia como a propria Matriz. 
Uno de ellos fue D. Gil Pé- 
rez , hijo de D. Pedro Eanes 
de Cerveyra , y de Doña : 
K Dor- 



1^6 España Sagr. 

Dordia Ramón , como escri- 
be el Conde de Barcelos D. 
Pedro en su Nobiliario , tit. 
36. de D. Moni no Viegas el 
Gaseo , al fin , en el Apelli- 
do de Cerveyra , donde afir- 
ma que Pedro Annez de Cer- 
veyra casó con D. Dordia Rey- 
monda , y tuvo a D. Gil Pé- 
rez de Cerveyra Obispo de 
Tuy , y a D. Alonso , y D. 
Gonzalo. De la madre , Do- 
ña Dordia , trata en el Tit. 
45. num. 5. mostrándose la 
nobleza de D. Gil por una 
y otra linea. 

117 Fue D. Gil Arcedia- 
no de Tuy , y como tal fir- 
mó la concordia hecha entre 
su Iglesia y el Monasterio de 
Longovares en el año de 
1243. expresando el nombre, 
apellido de Pérez , y digni- 
dad de Arcediano , como 
vimos sobre aquel año. Su 
distinguida nobleza , litera- 
tura , prudencia , honestidad, 
y rasgos de potencias , con 
zelo por el bien de la Igle- 
sia , le hicieron digno de 
que faltando D. Lucas a fin 
del 1249. pusiesen en el sus 
ojos los electores , y le nom- 
braron Obispo. Esto fue con 
poca detención : pues á me- 
diado de Mayo del año 1250. 
ya era Obispo D. Gil, se- 
gún prueba el proceso del 



Trat. 6 1 . Cap. 7. 
pleyto movido contra el an- 
tecesor , en que el Rey S. 
Fernando mandó á las partes 
que compareciesen ante el 
para la Pascua de Espirita 
Santo (que fue á 15. de 
Mayo en aquel año ) y uno 
de los concurrentes fue el 
Obispo D. Gil. 

118 La Sentencia salió a 
favor de la Iglesia , multan- 
do el Rey al Concejo de la 
Ciudad , á que diese al 
Obispo y Cabildo mil ma- 
ravedís : y que el Justicia 
Pedro Melendez y Fernán 
Xuarez con Pedro Palomo, 
caudillos de la sedición , en 
un dia de fiesta fuesen a la 
Cathedral descalzos en pa- 
ños de lino con sogas a la 
garganta cada uno , y el 
Obispo les dé la penitencia 
congruente. Añade el Santo 
Rey , que haría mayor cas- 
tigo en los del Concejo de 
Tuy , sino fuera por tener 
entendido , que el Obispo 
D. Lucas y el Cabildo ex- 
cedieron en el modo de 
tratar al Concejo. El seño- 
río de la Ciudad quedó de- 
clarado a favor del Obispo, 
de suerte que todos los ve-r. 
cinos eran sus vasallos , y 
el Prelado lo era del Rey, 
obligado por tanto a servirle 
en paz y en guerra , y dar- 
le 



Obispos de Tuy. Gil Pcrez de Cerveyra. i 47 

le la Moneda forera , el con- año 1. de aquella Época hasta 



ducho , ó conducto , &c. 
como expresa mas a la larga 
la Escritura del Apéndice, 
dada a 4. de Junio de la 
Era 1288. año de 1250. 

119 En ella mandó in- 
sertar el Santo Rey , y per- 
petuó , los Fueros y Costum- 
bres , que su A vuelo el Rey 
D. Fernando II. dio a los ve- 
cinos de Tuy , quando mudó 
la población al sitio actual: 



*3- 

en 



de Noviembre del 49. 
que empezaba el 2. y 



duraba hasta 23. de Noviem- 
bre del 50. y como Junio del 
50. cae dentro de este cur- 
so ; no hay duda en que 
el Privilegio se otorgó den- 
tro del año segundo , y no 
en el tercero. 

121 Asi lo expresa bien 
la Sentencia del Santo Rey, 
dada en Sevilla a favor del 



los quales Fueros se pueden Obispo D. Gil y su Iglesia 

ver alli , con el reconoci- de Tuy , contra la Justicia 

miento y omenage del Obis- y Regimiento de la Ciudad 

po D. Gil , y demás partes ( de que hemos hablado ) 

litigantes , que se obligaron cuya Egecutoria se logró en 

á guardar para siempre todo el dia 4. de Julio del mis- 

lo alli contenido en la Ege- mo año 1250. Anno secundo, 



cutoria dada por el Santo. 

120 Por entonces conce- 
dió también el Santo Rey 
Fueros d Sevilla , y entre 
Otros confirmó nuestro Obis- 
po el Privilegio , dado á 
15. de Junio de la Era 1288. 



quo vicloriosissimus Rex Fer- 
randus cepit Sibillam , eodem 
regnmte & Xpto. iiij die Jn~ 
lij Era MCCLXXXVIII. Este 
Privilegio tiene dos copias 
en el Tumbo , Num. 17. y 
115. contestes en la datare- 



( año de 12 5 o.) y publicado ferida de año segundo de la 



en Ortiz de Zuñiga , aunque 
con el yerro de ser año ter- 
cero desde aquel en que el 
gloriosísimo Rey Fernando 
ganó la nobilisima Ciudad de 
Sevilla : pues en Junio del 
año 1250. no corria año ter- 
cero y sino segundo : porque 
rendida la Ciudad á 23. de 
Noviembre del 48. corria el 



toma de Sevilla : y aunque 
no lo estuvieran , se conven- 
ce , por el dia y año de la 
Época 5 pues el año tercero 
no empezaba hasta 23. de 
Noviembre del 1250. por lo 
que ninguna Escritura otor- 
gada antes de aquel dia, 
podía contar año tercero: 
sabiéndose que semejantes 
K 2 com- 



148 España Sagr. Trat. 6 1 . Cap. 7 . 

computos por sucesos memo- Egidio , Vicario Regís. Este 



rabies , no procedían como 
los años Julianos , de Enero 
á Enero , sino de dia á día. 

122 Sirva esto para luz 
de tales datas , no en per- 
juicio ai bien merecido ho- 
nor de mi amado y escla- 
recido Varón , Autor de. 
los Anales de Sevilla , cuya 
obra es de las mas bien li- 
madas y plausibles que te- 
nemos. Sirva contra los en- 
vidiosos , que por qualquiera 
desliz , ó circunstancia en 
que no fijan su principal in- 
tención los Escritores de mé- 
rito , forman los maldicientes 
idea sobre el todo , y quie- 
ren inducir a otros al des- 
doro ,, por no tolerar su en- 
vidia mas que el aplauso 
proprio. 

123 Asegurado D, Gil 
en sus derechos , y castiga- 
dos los inquietos , prosiguió 

gobernando en paz su Igle- enviaron mal copiada. El Ca- 
sia por muchos años : y nonigo Reglar D. Nicolás de 



Rey era D. Alfonso X. ( hi- 
jo de S. Fernando ) que se- 
gún la referida expresión de 
Vicario , habia dado sus ve- 
ces al Obispo D. Gil en aque- 
lla Provincia. 

125 Aquella Iglesia del 
Monasterio de Paderne en 
Portugal , ( junto á Melga- 
zo.) de que hablamos sobre 
el año 1 13 1. era pequeña 
para la mucha gente que 
concurría : y habiendo un 
Prior de grande espíritu, 
llamado D. Juan Pérez , la 
derrivó , y levantó otra nue- 
va mas capaz , concluida en 
el año de 1264. Convidó á 
nuestro Obispo D. Gil para 
la Consagración , y la hizo 
en el dia de la Transfigura- 
ción del Señor , Era 1302. 
que fue el año de 1264. á 
seis de Agosto. Sandoval ci- 
ta esta memoria : pero se la 



en ellos persevera repetido 
su nombre en varios Privile- 
gios , de Segovia , del Orden 
de Alcántara , de Calatrava, 
y otros , desde el año 1250. 
al de 73. 

124 Uno del Monasterio 
de Oya , dado en la Era 
1294. (año de 1256. ) dice 
que era Obispo en Tuy Dño. 



Sta. María la dio mejor en 
su Chronica de Canónigos 
Reglares lib. 6. cap. 9- en 
esta forma : Dcdicatio Egidii 
Episcopi in ista Ecclesia tern- 
porejoannis Petri Prioris. Era 
M.CCC.II. VIII. Idus Au- 
guJIi , que son el dia y año 
referido 6. de Agosto fiel 
1264. 

En 



Obispos de Tuy. Gil P 

126 En su tiempo (año 
de I2ó"2. ) commutó el Rey- 
de Portugal D. Alfonso III. 
el Patronato que el Cabildo 
de Tuy tenia sobre la Iglesia 
de Sta. María de Vina , y 
otros bienes ; dando en true- 
que la mitad del Patronato 
de Afifi f y de la Iglesia de 
Sí y como propone el mismo 
Sandoval. Del año 1270. per- 
severa un Pergamino suelto 
( num. 6. ) en que hay men- 
ción de D. Egidio Obispo de 
Tuy , Era 1308. 

127 Vivía D. Gil en 24. 
de Octubre del año 1273. en 
que una Escritura de Oya 
dice presidia en Tuy , y que 
gobernaba en Toronio D. 
Jaan Fernandez. Llegó al 
año siguiente , en que por 
Mayo falleció , como con- 
vence el documento de la 
elección del sucesor. En tiem- 
po de este Prelado fue Dean 
D. Ñuño Pérez , que le suce- 
dió en la Mitra , como ve- 
remos. 

128 En este Pontificado 
empezaron a fundar los Pa- 
dres Predicadores en el sitio 
primero que tuvieron , lla- 
mado hoy la Capilla de la 
Misericordia , y antes el a~ 
torio y seg un expresa la Ter- 
cera parte de la Historia de 
Sto. Domingo cap. 38. §. V. 

Tom.XXlI. 



erez dcCerveyra. 149 
confesando allí el Autor n$ 
constar el tiempo en que se 
fundó el primer sitio. Pero 
añade , que en la relación 
enviada a la Provincia consta 
se fundó en la Era 1 328. (que 
es el año 1290.) La prueba 
que añade , no es de fun- 
darse entonces (supone ya 
Convento ) y si constara ha- 
berse fundado en aquel año; 
debia haber borrado lo que 
después añadió , diciendo 
no constar. Pero yo hallo que 
consta , por los informes re- 
cibidos del R. P. Presentado, 
Prior del actual Convento, 
Fr. Lorenzo Pontones , según 
los quales resulta haber em- 
pezado la fundación en el 
año de 1272. con poca dife- 
rencia , si huvo alguna : y la 
prueba es la siguiente. 

129 Los Capitulares de 
la Ciudad de Tuy llamaron 
á los Padres Predicadores, 
bien esperanzados de los pro- 
gresos espirituales que su 
predicación y egemplos oca- 
sionarían ai Pueblo , y les 
dieron el referido sitio para 
la fundación. Lo mismo fue 
empezarla , que encontrar 
oposición de parte del Obis- 
po y Cabildo. Acudieron los 
Religiosos al Juez Apostóli- 
co , que era entonces el Se- 
ñor ObLpo de León : y no 
K 3 obe- 



i <o España Sagr. Trat. 61. Cap. y. 

obedecido este, por decir que 
habia ya acabado su autori- 
dad , recurrieron al Papa 
Gregorio X. quien nombró 
Jueces á los Arcedianos de 
Castela , y de Limia en 
Orense, y al Canónigo Este- 
ban Juan , para que los tres 



juntos , o 



los dos ( como 
asi fue ) sentenciasen la cau- 
sa , como lo hicieron , á fa- 
vor de los Religiosos , á 
quienes mandaron proseguir 
la fundación. La Bula del 
Papa se dio en el año tercero 
de su Pontificado ( no me ex- 
presan el mes ) y como em- 
pezó en i. de Setiembre del 
1 27 1, corrió su año 3. des- 
de 1. de Setiembre del 73. en 
adelante : y por tanto de- 
bemos reconocer la entrada 
de los Padres en Tuy en el 
72. para dar lugar al prin- 
cipio de la fundación , y 
seguir los recursos expresa- 
dos , que á lo menos necesi- 
tan un año. 

Lograda la sentencia 
á fin del 73. ó en 74. labra- 
ron el primer Convento en 
el referido sitio , donde vi- 
vieron hasta el año de 1330. 
sobre el qual hablaremos 
del achual. 

130 Este Obispo D. Gil 
fue el que viendo los mu- 
chos Milagros que hacia Dios 



por intercesión de su siervo 
el Santo Fr. Pedro González 
( conocido por el nombre de 
Telmo ) empezó a hacer 
Proceso , y logró formar 
Autos de muchos , que po- 
nemos en el Tomo siguiente 
(donde pertenecen los Santos 
de este Obispado ) con las 
particularidades allí expues- 
tas. 

En su tiempo constan Ca- 
pitulares , D. Ñuño Pérez, 
Dean : D. Fernando Iañez, 
Arcediano : yD. Arias Paz, 
Canónigo. 

NUñO PÉREZ. 

Desde eli2jq. basta eldejj. 

131 Muerto y sepultado 
D. Gil, se juntó el Cabildo 
de Tuy para elegir sucesor, 
en el año de 1274. al otro 
dia de Pascua del Espiritu 
Santo ( que en aquel año 
fue el 20. de Mayo , Pascua 
de Resurrección en 1. de 
Abril ) y unánimes pusieron 
los ojos en la venerable per- 
sona del Dean , llamado D. 
Ñuño Pérez , como expresa 
la Carta remitida por el Ca- 
bildo a su MetropoÜ de Bra- 
ga , que dice asi : Noveri- 
tis , quod Ecclesia Tudensis^ 
post mortem Reverendi Patris 
Domini Bgidn , bon<e memo- 

rU 



Obispos de Tuy. Nuno Pérez. i 5 i 

ri<£ Episcopi , ejusdem pastoris Vicario dio su confirmación 

en el dia Jueves 14. de Junio 
del mismo año 1274. como 
todo consta por el Tumbo 
fol. 209. b. En 16. de Setiem- 
bre del mismo año perseve- 
raba con titulo de eleSio , se- 
gún Escritura mencionada 
por Sandoval , que añade 
llega su memoria hasta ul- 
timo de Mayo del 1276. y 
que no le vio nombrado de 
alli adelante. 

133 Su Pontificado fue 
muy corto : pues a los qua- 
tro años después de su elec- 
ción , ya presidia en Tuy 
el sucesor D. Fernando , sin 
constar la entrada, si empe- 
zó en el 77. En este vacaba 
Tuy por la Escritura 184. de 
Berganza : pero no tiene 
mes , ni dia. El Autor puso 
al margen el año de 1277. 
por ser la data en el año 25. 
del reynado de D. Alfonso 
X. Este empezó en 1. de Ju- 
nio del 1252. Añadidos los 
25. prueba que fue después 



sohtio destituía , corpore ip- 
slus tradito sepultura , pra- 
fixaque die , scilicet, sequenti 
die post festum Pentecostés pro- 
xime prateritum , ad eligen- 
dum d nobis Capitulo Tudensi y 
vocatis ómnibus , qui volue- 
runt , potuerunt & debuerunt 
commode interesse , ut morís 
est , & consuetudinis Tudensis 
Ecclesia ; Nos Capitulara su- 
pradióium celebrata Missa Sanc- 
ti Spiritus , & pulsata campa- 
na pro Capitulo congregando 
( ut moris est) convenimus in 
Capitulo nostro ad eleóiionem 
de futuro Pont i fice celebran- 
dam : & invocata Spiritus 
SanSli gratia omnes unanimi- 
ter , & concorditer conveni- 
mus , e^ oculos nostros du- 
ximus in venerabilem virum 
Donum Nunum Petri , ejus- 
dem Ecclesia Decanum, &c. 

132 Acetada la elección, 
salieron con el ele&o can- 
tando el Te Deum Laudamus 
hasta el Altar mayor : y 



luego enviaron dos Prebenda- deli. de Junio del 1277. Al 
dos a Braga , dando cuenta, tiempo de otorgarse el Pri- 
por la Carta referida , de lo vilegio vacaba Tuy , y por 
practicado , y pidiendo con- eso introducimos al sucesor 
firmacion. El Arzobispo se en el de 78. 
hallaba fuera de España , con- 
vocado para el Concilio Ge- 
neral Lugdunense , que se ce- 
lebraba á la sazón : peio el 

K^. FER- 



España Sagrad. Trat. óiXap.y. 

car á D. Fernando la Escri- 
tura citada , que es Titulo 
de presentación de la Iglesia 
de Nigran , dado por el Obis- 
po en 15?. de Noviembre 
del 1278. 

Fue 



152 



FERNANDO ARIAS 

Desde el 1278. hasta el de 85. 
ó principio del siguiente. 



134 En el año de 1278. 
ya estaba consagrado y pre- 
sidia en Tuy el Obispo D. 
Fernando , como prueba el 
Privilegio publicado por Col- 
menares sobre aquel año en 
la historia de Segovia pag. 
230. dado allí por el Rey D. 
Alfonso el Sabio a 27 de 
Setiembre de la Era 13 \6. 
( año ^1278. ) y confirmado 
entre otros por nuestro Obis- 
po : D. Ferrando Obispo de 
T'uy conf. 

135 Con esto se mues- 
tra el yerro de la Escritura 
96. del Tumbo de Tuy á 
13. de las Calendas de Di- 
ciembre (19. de Noviembre) 
de la misma Era 13 16. y 
del mismo año de 1278. 
donde suena el nombre de 
D.Juan en el Obispo otor- 
gante : siendo asi que en 
Privilegio original de dos me- 
ses antes consta ser el Obispo 
D. Fernando , que desde en- 
tonces prosigue con el mis- 
mo nombre en documentos 
de alli adelante. Ni es sola 
esta la equivocación de nom- 
bres que hay en el Tumbo: 
pero desecha , resulta apli- 



136 



D. Fernando 
muy afe&o a la Rey na D. 
Beatriz , hija de D. Alfon- 
so el Sabio , y madre del 
Rey D. Dionisio de Portu- 
gal : por lo que hizo muchos 
servicios a la madre y al hijo: 
y de aqui parece se infiere 
que anduvo en la Corte de 
la Reyna D. Beatriz y del 
Rey su marido D. Alfonso 
III. de Portugal , padre del 
expresado D. Dionisio. Este 
al punto que empezó a rey- 
nar en el año de 1279. re- 
muneró á D. Fernando lo 
mucho que le había servido 
a el y a su madre , y le 
dio el patronato de la Igle- 
sia de Aurega para el y pa- 
ra sus sucesores : Ego Dioni- 
sius Rex pradióius , volens in 
persona di£li Episcopi pro mul- 
to servitio quod mibi & Do- 
na Beatrici , serenissima ma- 
tri mea impendit 5 eidem Ó 4 
Ecclesia sua y cunólisque suc- 
cessoribus &c. Dat. Colimb. 
5. die Oólob. Rege mandante. 
Era MCCCXVII. (año 1279.) 
como propone Sandoval. 
137 Al mismo tiempo 

que 



Obispos de Tuy. 
que D. Fernando adelantaba 
sus bienes por la jurisdicion 
de Portugal , velaba en pro- 
moverlos por Castilla : y 
consiguió varios Privilegios á 
su favor. Uno del Rey D. 
Alfonso el Sabio, para que 
ninguno pueda entrar a alo- 
jarse en las Casas del Obis- 
po y Cabildo , no solo den- 
tro de la Ciudad , sino en 
las que cada uno de los Ca- 
pitulares tiene en toda la 
Diócesi. Diose en Sevilla á 
28. de Julio del 1279. Otro 
en la misma Ciudad a 5. de 
Agosto del mismo año , en 
confirmación de la partición 
de bienes hecha entre el 
Obispo D. Juan y el Cabil- 
do año de 1156. {Tumbo 
fol. 13.) 

138 Los disgustos del 
reyno con el modo de pro- 
ceder del Rey D. Alfonso, 
llegaron á declararse en Abril 
del año 1282. sugetandose 
al Infante D. Sancho : y uno 
de los Prelados que abraza- 
ron aquel partido , fue D. 
Fernando Arias , Obispo de 
Tuy : pues a este Prelado 
( con el expresado apellido ) 
y a su Iglesia, confirmó el 
dicho Infante en Valladolid 
án. de Mayo del 1282. to- 
dos los Privilegios concedi- 
dos á esta Iglesia por su Pa- 



Fernando Arias. 153 

dre y Avuelos D. Fernando, 
y D. Alfonso. 

139 Después en Cuellar 
á 20. de Mayo del 1282. ra- 
tificó el Privilegio que su 
Padre les concedió sobre la 
esencion de alojamiento. Asi 
el Tumbo en los fol. 1 1 5 . y 
22. con la Era 1320. (que 
fue el referido año de 1282.) 
lo que advierto para el que 
en la primera Escritura lea 
con Sandoval el año antes 
(Era 1 319.) lo que no fue 
asi : pues hasta el año de 
82. no despachó Privilegios 
D. Sancho , y solo en aquel 
empezó , por haberle reco- 
nocido el reyno por Sobe- 
rano , como digimos en el 
Tomo 2. de las Reynas Ca- 
tholicas. Al punto que el 
Obispo D. Fernando vio nue- 
vo Rey ( aunque el Infante 
no tomó aquel nombre mien- 
tras el Padre vivió ) acudió 
a pedir confirmación de sus 
Privilegios , como practica- 
ban al entrar nuevo Princi- 
pe , y logró el expediente 
como deseaba. 

140 Persevera su nom- 
bre en confirmaciones de va- 
rios Privilegios del año 81. 
y 84. en el Bulario de Cala- 
trava , y en el de Alcánta- 
ra , con varias Escrituras de 
Ova , que le nombran pre- 

si- 



1^4- España Sagr, Tr 
sidiendo en Tuy , y que en 
Toronio gobernaba D. Juan 
Fernandez. La ultima es de 
ii. de julio del año 1285. 
y es creibie alcanzó el prin- 
cipio del siguiente , y que 
por entonces murió : pues 
en Marzo y Mayo de aquel 
año 1286. vacaba, Tuy , co- 
mo expresan dos Escrituras 
mencionadas en Sandoval: 
una que fue confirmación 
de los Privilegios de S. Ma- 
ría de Aguilar de Campó ; y 
otra de una Fortaleza perte- 
neciente a la Sta. Iglesia de 
Braga : en las quales dice 
el Notario , que Tuy vacaba. 



JUAN 



DE 



FERNANDEZ 

Sotomayor. 

Desde el 1286. hasta Junio 

del 1323. 

141 Juntáronse en éste 
ilustrisimo Varón las muy no- 
bles familias de Sotomayor, 
y Castro de Fornelos : por- 
que su Padre D. Alvaro Pé- 
rez de Sotomayor era biz- 
nieto de D. Payo Méndez 
Soredea , de quien vienen 
los Sotomayores : y su Madre 
D. Inés Annes fue hija de 
D. Juan Fernandez de Castro, 
de quienes trata el Nobilia- 
rio del Conde D. Pedro ( pag. 
153. y 390. de la edición de 



dt. 61. Cap. 7. 

Madrid ) y aquí dice , que 
el presente fue hijo de los 
expresados : D.Juan Fernán* 
dez , casado y viudo , fue 
Obispo de Tuy. Añade en la 
sucesión de su hermano ma- 
yor, que su hijo Juan Fer- 
nandez ( sobrino del presen- 
te ) fue Canónigo en Tuy : y 
es creibie le introdugese el 
Tío , de quien hablamos. 

142 No declara el men- 
cionado Conde el casamiento 
que hizo D. Juan Fernandez, 
sino que enviudó , y llegó 
á ser Obispo de esta Iglesia. 
La muerte de la muger , y 
las experiencias proprias 
mientras anduvo por el Si- 
glo , le aumentarían desenga- 
ños del mundo , y le obli- 
garon a retirarse a sagrado. 
Lo muy distinguido de su 
persona movió al Cabildo 
de nuestra Iglesia para ele- 
girle por Prelado , y la ex- 
periencia aseguró el acierto, 
pues salió uno de los mas 
ilustres Obispos. 

1 43 Su elección fue cer- 
ca de Marzo del 85. en que 
vacaba Tuy : y aunque en 
Mayo también suena vacan- 
te ( como digimos ) podemos 
suponer hecha la elección, 
(y no la consagración ) por 
quanto á 10. del mes si- 
guiente suena ya D. Juan 

Óbis- 



Obispos de Tuy. Juan Fernandez. i c 5 

de Tuy en 10. de pasando allá desde Burgos, 

donde estaba á 10. de Junio, 



Obispo de luy en 10. 
Junio del 1286. y si no es- 
tuviera ele&o en Mayo , no 
pudieran haberse ' efectuado 
tan presto las diligencias pre- 
vias para intitularse Obispo 
sin restricción. 

144 Hallábase ya D. San- 
cho reynando solo por muer- 
te de su Padre : y el nuevo 
Obispo D. Juan obtuvo que 
el Rey confirmase los Privi- 
legios de su Iglesia en Bur- 
gos a 10. de Junio del 86. 
como refiere Sandoval. A 8. 
de Julio del mismo año con- 
firmó el Rey, en Villafranca 
de Valcarcel , otros Privile- 
gios , y entre los Obispos 
subscribe D. Joban Obispo de 
Tuy , en Berganza pag. 494. 
y en Argote rol. 156. b. don- 
de no sé como después de 
firmar D. Juan Obispo de Tuy 
entre los Obispos del reyno 
de León , pone al fin : Gil 
de Laguez Obispo de Tuy , sin 
haber confirmación , ni mas 
data que la principal del 
año , lugar , y dia referi- 
do. El mismo D. Juan con- 
firmó otro Privilegio de As- 
torga, dado en Zamora á 4. 
de Agosto de aquel año 
1286. 

145 También se hallaba 
el Rey en Zamora a 1. de 



a 10. 

según consta por confirma- 
ción de Privilegios del Obis- 
po y de la Iglesia de Tuy, 
firmados en aquellos sitios y 
dias (Tumbo fot. 16. y 109.) 

146 A principio del mis- 
mo año 1287. se hallaba ya 
D. Juan con la gracia de ser 
Notario Mayor de Andalucía, 
y como tal le envió el Rey 
D. Sancho una Cédula para 
que ( con el Arzobispo elec- 
to de Sevilla D. Ferran Pé- 
rez , Notario mayor en Cas- 
tilla desde que tuvo la Sede 
de Siguenza ) pasase á reco- 
nocer los lugares que fueron 
de Segovia en el Real de 
Manzanares , antes que el 
Rey su Padre los tomase : y 
conforme averiguasen la ver- 
dad , sentenciasen , como lo 
hicieron a 30. de Marzo de 
la Era 1325. (año de 1287. ) 
poniendo en la Cabezera 
Nos D. Fernán Pérez por 
la gracia de Dios eleflo de 
Sevilla , e Notario del Rey en 
Castiella , e Nos D.Joan , por 
esa mesma , Obispo de Tuy , e 
Notario del Andalucía , &c 
como verás en la Historia 
de Segovia sobre aquel año 
pag. 235. ) y de paso pue- 
des corregir el yerro que 



Julio del año siguiente 1287. hay á las tres planas siguien- 
tes 



i $6 España Sagrad, 
tes , de que el Arzobispo de 
Sevilla D. Raymundo murió 
en Agosto del 88. pues allí 
mismo consta que a princi- 
pios del año antecedente ha- 
bía ya electo sucesor ) 

147 Por el referido do- 
cumento corregirás también 
á Sandoval , que dice haber 
dado el Rey a D. Juan esta 
Notaría mayor en Vallado- 
lid á once de Abnl de la 
Era 1326. ( ano 1288.) lo 
que no fue entonces , pues 
ya tenia la Notaría a prin- 
cipio del año antecedente, 
como se ha visto. Equivo- 
cóse Sandoval , viendo en 
Escritura del referido día, 
que el Rey nombra al Obis- 
po D. Juan su Notario en 
Andalucía : y lo qae es ex- 
presión de gracia concedida 
anticipadamente , creyó ser 
Escritura por la quú le ha- 
cia la merced. La Escritura 
se halla en el Tumbo fol. 
42. b. fecha en Vailadolid 
á once de Abril del año 
1283. y por ella concede el 
Rey D. Sancho á D. Juan 
Obispo de Tuy , su Notario 
en Andalucía , que ponga 
Juez y Merino en el Aba- 
dengo de Salceda, y en el Co- 
to de Villaza , como los po- 
nía en ios demás Cotos de 
su Iglesia. Esta misma es la 



Trat, 61. Cap. 7. 

materia que reñere Sando- 
val , y asi consta se equivo- 
có por aquella Escritura. Ert 
el año de 1284. ten i a I a No- 
taría de And.ilucia el Obis- 
po de Calahorra D. Mirtin, 
y perseveraba en ella á 8. 
de Julio del 8 6. según los 
Privilegios citados en aquel 
año ( de Berganza y Argote ) 
Pero faltando luego el Obispo 
de Calahorra, conhrió el Rey 
al nuestro aquel empleo. 

48 Seguía D. Juan al 
Rey , como su Notario , y 
fue uno de los que en Al- 
faro trataron sobre infor- 
mar al Rey en los negocios 
de Francia y Aragón en el 
ano de 1288. quando fue 
muerto el Conde D. Lope 
de Haro , como refiere la 
Chronica en el Cap. 5. pues 
aunque no expresa el nom- 
bre ( diciendo el Obispo de 
Tuy ) por el año consta ser 
el presente 

Prosiguen desde aquí muy 
frequentes las memorias de 
D. Juan por haber vivido 
muchos años. Tocaremos las 
mas notables. 

149 En el año de 91. 
compró varios bienes á Juan 
Estevez , y a su muger Ri- 
ca Fernandez : y la Escri- 
tura se otorgó en Salvatierra 
á 4. de Junio de aquel año. 



Obisp. de Tuy. Juan Fernandez. 1*7 

El Abad de Oya pre- su Iglesia , fecha en Valla- 
sentó la mitad del beneficio dolid a 12. de Agosto del 
curado de S. Maria de Ba- 1295. año 1. del Rey : y 
yona ( vacante por muerte en particular sacó confirma- 
del Redor ) y el Obispo cion de la Donación del 
D. Juan hizo la colación en Castillo de Santella y C>- 
7. de Setiembre del mis- mam en tierra de Toroño, 
mo año 1291. frontera de Portugal, según 
Nota , que en el Tum- consta en el Tumbo fol. 84. 
bo fol. 200. b. hay unaEscri- y sig. Y también confirmó 
tura del 1293. con firma del en aquel año el Privilegio 
Obispo D. Martin Fernán- Real sobre que nadie se 
dez. Es errata del copiante, entrometiese , ni impidiese 
que no entendió bien la ci- las elecciones que hacían los 
fra del pergamino , recono- Eclesiásticos , ni tomasen sus 
cido nuevamente : y por lo bienes , ni pudiesen prender 
que se va diciendo , consta a los Clérigos, 
proseguir por muchos años 15 1 En 22. de Febrero 
el mismo Obispo D. Juan, del año 1 296. obtuvo Privi- 
que viene gobernando. legio del Rey D. Fernan- 
150 Muerto el Rey D. do IV. con la Reyna D. 
Sancho en 25. de Abril del Maria su Madre, y con el 
1295. y sucediendole su hi- Infante D. Henrique su Tio 
jo D. Fernando IV. bajo la y Tutor , donde el Rey di- 
Tutela de su madre D. Ma- ce , que su Madre le mostró 
ria la Grande , Reyna Go- una Carta del Rey D. San- 
bernadora , consiguió nuestro cho su Padre , en que cons- 
Obispo D. Juan el empleo taba tener D. Juan y su Igle- 
de Chanciller de la Reyna, sia Privilegios de los Reyes 
como prueban los Privile- sobre percebir la mitad de 
gios que confirmaba expre- todas las monedas , se virios, 
sando aquel titulo ( en Ar- y pechos , que los Reyes 
gote fol. 165. b. y en Ber- tomaban de los hombres y. 
ganza pag. 496. que son de vasallos de dicha Iglesia, 
los años 95. y 99.) Enton- cuyo Privilegio confirmó el 
ees , como empezaba nuevo expresado Rey D. Fernando 
Rey, logró D. Juan confir- al Obispo D. Juan, Chanci- 
macion de los Privilegios de 11er de la Reyna su Madre, 

' en 



158 España Sagr. 

en el referido año , mes , y 
día. Persevera entre los Per- 
gaminos sueltos , num. 24. 

152 Sirvió mucho D. 
Juan a la Reyna D. Maria 
en los gravísimos negocios 
que ocurrieron después de 
morir el Rey D. Sancho : y 
fue uno de los nombrados 
para las Paces de Alcañizas, 
hechas en 12. de Setiembre 
del 1297. entre nuestro Rey 
D. Fernando IV. y D. Dio- 
nisio de Portugal , cuyo ins- 
trumento se imprimió en el 
libro 17. de la Monarquía 
Lusitana cap. 39. usando 
alli nuestro Rey entre otros 
Titulos el de Rey de Algar- 
be (como otros muchos su- 
cesores ) y diciendo otorga- 
ba la Escritura con consejo 
é otorgamiento y por auto- 
ridad de la Reyna D. Ma- 
ria su madre , del Infante 
D. Henrique su Tio y Tu- 
tor , y de los Infantes D. 
Pedro y D. Phelipe sus her- 
manos , D. Diego de Haro, 
Señor de Vizcaya , D. San- 
cho hijo del Infante D. Pe- 
dro , D. Juan Obispo de Tuy 
y de otros grandes Señores. 
Siguióse el casamiento del 
Rey D. Fernando con la In- 
fanta de Portugal D. Cons- 
tanza , que desde Alcañizas 
pasó a Castilla. 



7rat. 61. Cap. 7. 

153 Agradecida la Rey- 
na D. Maria a los servicios 
de D. Juan , los premió en 
aquel mismo ano de 97.' en 
que a 12. de Noviembre 
recibió el Obispo un Privi- 
legio firmado en Toro, por 
el qual el Rey D. Fernan- 
do , con su muger la Rey- 
na D. Constanza , concedió 
a D. Juan , Chanciller de la 
Reyna Doña Maria , su Ma- 
dre , y á su Iglesia de Tuy, 
los patronatos é Iglesias de 
Rebirdechan , Morgadam , y 
Ramal/osa , como se vé en 
el Tumbo fol. 22. b. 

154 En el ano de 1300. 
perseveraba D. Juan Gban- 
ciller de la Reyna , como ex- 
presa la confirmación del 
Privilegio dado al Orden de 
Calatrava , y publicado so- 
bre aquel año en el Bula- 
rio. Alli hay otro del año 
1301. en que D. Juan Obis- 
po de Tuy se intitula No- 
tario Mayor del Rey no de León: 
pero al año siguiente pasó 
este empleo al Obispo de 
Astorga D. Alfonso , como 
declara la Confirmación del 
Privilegio concedido al Or- 
den de Alcántara en aquel 
año. 

155 A 17. de Agosto del 
1 30 1. otorgó D. Fernando 
de Castro , Pertiguero ma- 
yor 



Obispos de Tuy. 
yor de Santiago , una Escri- 
tura , donde dice , que por 
los muchos daños , robos , é 
injurias , que sin. razón , ni 
derecho hizo contra D. 
Juan y su Iglesia , les dona 
para siempre quanto tiene y 
Je pertenece en el Coto de 
Caldelas tierra de ToroHo en 
ribera del Miño , con el Pa- 
tronato de la Iglesia de S. 
Martin del mismo Caldelas. 
Fecha en Zamora , dia ya 
expresado , presente el Obis- 
po de Coria D. Alfonso , con 
otros muchos Señores , y pi- 
de al Rey y Reyna man- 
den poner allí su Sello. Per- 
gam, suelt. num. 7. 

156 Entre las varias me- 
morias que hay del Obispo 
Don Juan en documentos de 
Castilla , deben contarse las 
que tocan a Portugal , pues 
como tenia Diócesi dentro 
de aquel reyno , mandaba 
alli como en proprio terri- 
torio , y para arreglarle con 
todo lo restante , dispuso 
que los Clérigos de alli no 
hiciesen Escrituras de ins- 
trumentos públicos , sino por 
medio de los Notarios de 
Tuy. Esto les pareció a los 
Eclesiásticos de aquella par- 
te muy gravoso : y no apro- 
vechando su representación 
ante el Tribunal del Prela- 



Juan Fernandez. 159 

do , dieron cuenta ai Rey 
D. Dionisio , quien los pro- 
tegió expidiendo Real decre- 
to en Coimbra á 1. de Di- 
ciembre del 1307. por el qual 
mandó que no pudiesen otor- 
gar instrumentos ante aque- 
llos Notarios , y que los 
asi escriturados fuesen nu- 
los. 

157 Duró poco la com- 
petencia , que acabó en con- 
cordias : una entre el Obis- 
po D. Juan y los Vecinos 
de Valencia , sobre bienes 
pertenecientes al Obispo en 
Portugal , confirmada por el 
Rey D. Dionisio en 28. de 
Diciembre del 1307. y exis- 
te entre los Pergaminos suel- 
tos , num. 19. Otra entre ei 
Rey y el Obispo , hacien- 
do una permuta de Iglesias, 
favorable á la Corona , y á 
la Mitra. El Obispo cedió al 
Rey los Patronatos de S. 
Maria de Monzón , y de 
Castro Loboreyro , que tenia 
en Portugal : el Rey dio al 
Prelado los de Vi ana , de S. 
Christina de Me adela , S. 
Martin de Moimenta de Val- 
devez , de la Iglesia de Lara, 
Ermita de Pena de la Reyna, 
y la mitad de los Patronatos 
de Parada de Valdevez , S. 
Maria de Moreyra , S. Juan 
de la Portel la , S. Juan de 

Sil- 



i 6o España Sap\ 
Silva , S. Christina de Men- 
trestido , y S. Verisimo de 
Lucio. Fecha á i. de Enero 
del año 1308. Con esto que- 
dó la Iglesia de Tuy mas 
acrecentada , y el Rey de 
Portugal mas asegurado , co- 
mo refiere el libro 18. de 
la Monarquía Lusitana en 
los Cap. 29. y 30. Sandoval 
vio este trueque en Escritu- 
ra de Braga , y dice que ya 
en sus días era todo aquello 
de Portugal. 

158 Por estos tiempos 
andaba ya movida la Causa 
de los Templarios : y aun- 
que en los de España no se 
averiguaron los vicios que 
en los de otros reynos , fue- 
ron extinguidos en el año 
de 1 3 12. en el Concilio fré- 
nense. Por Octubre del año 
de diez propone Aguirre 
el Concilio celebrado para 
aquel examen en Salamanca 
por el Arzobispo de San- 
tiago , y uno de los Obis- 
pos presentes fue D. Juan de 
Tuy , como leerás alli : y 
este mismo consta en la Es- 
critura del Convenio que los 
Obispos hicieron entre si 
para ayudarse unos a otros 
en defensa de sus Iglesias, 
y para congregarse a Conci- 
lios. Véase la Escritura en ei 
Tomo 18. sobre el año 13 10. 



Trat. 61, Cap. 7. 

159 Nuestro Obispo fue 
al Concilio Viérteme , y asis- 
tió alli , como prueba la 
Escritura publicada en el To- 
mo 6. de la Monarquía Lu- 
sitana lib. 18. c. 34. en que 
vemos á D. Juan Obispo de 
Tuy concediendo con otros 
Patriarcas y Prelados del 
Concilio , Indulgencias para 
los que visiten la Iglesia de 
S. Cruz de Coimbra. Datum 
Viena in Concilio Generali 
Nonas Maii anno Dni 13 12. 
Con ei Tudense asistieron á* 
la misma concesión el Ar- 
zobispo de Braga D. Mar- 
tin , el de Santiago D. Rodri- 
go , con los Obispos Esteban 
de Porto , Pedro de Salaman- 
ca , Giraldo de Palencia , y, 
Gonzalo de León. 

160 Desde el año 13 12. 
empezó eí reynado de D. 
Alfonso XI. por muerte de 
su Padre D. Fernando. Las 
Iglesias y Ciudades sacaron 
en ei nuevo gobierno con- 
firmaciones de sus Privile- 
gios : y por medio de aque- 
llas Escrituras prosigue la 
memoria de D. Juan , asi en 
confirmaciones de lo perte- 
neciente a su Iglesia , como 
en firmas de lo otorgado á 
otras. 

161 Del año 1320. hay 
en el Tumbo , fol. 172. una 

Do- 



Oh! í pos de Tu y. 
Donación del Coto de Cal- 
dcas , hecho en Dueñas por 
Doña Violante , hija del Rey 
D. Sancho ( y de D. María 
de Ucero ) en 15. de Diciem- 
bre de aquel año. Sandoval 
pone esta Escritura en nom- 
bre del hijo de Doña Vio- 
lante : y dice que hizo la 
donación de aquel Coto en 
satisfacción de los daños que 
su padre causó al Obispo de 
Tuy y a su Iglesia. El hecho 
fue , que D. Violante dio 
aquel Coto a su hijo en 15. 
de Diciembre del 1320. y 
el hijo D. Pedro Fernandez 
de Castro le cedió a la Igle- 
sia en 15. de Agosto del 
21. insertando allí la dona- 
ción de su madre. Esta se hi- 
zo en Dueñas : la del hijo 
en Tuy : y antes hallamos 
que el Padre estando en Za- 
mora habia hecho la misma 



Juan Fernandez. 16 1 
Donación en el 1301. como 
allí digimos. Puede ser que 
no se hiciese la entrega por 
entonces, y el hijo la efectuó. 

162 Persevera la memo- 
ria del Obispo D. Juan has- 
ta el año 1323. ( Era 1361. ) 
en que hizo Testamento : y 
fundó quatro Capellanías en 
el Coro de la Santa Iglesia, 
para que digan Misas por su 
alma , y por las del Rey D. 
Sancho y de su muger la 
Reyna D. Maria. Fecha en 
14. de Junio del 1323. (Tum- 
bo fol. 136. ) 

163 Este mismo dia fue 
el ultimo de- su vida , como 
atestigua una piedra encon- 
trada por los criados del Se- 
ñor Obispo Sandoval en la 
huerta de su Palacio , la qual 
apareció con perfecta con- 
servación , pero salió mal im- 
presa, en esta forma: 



INNUMERIS : ANNIS : SUBCUMBERUNT 
MORTE. IOKIS : NOBILITAS : MORES : SI 
MUL : ET QUOS : GESIT : HONORES : ISTE 
LIBENS : PAVIT : HOSTES : CAROS : ET 
EGENOS : ET LÓCULOS : P L E N O S : DI 
MISIT: QUANDO MI GR AVIT : FUNDE 
PRECES : TUDA : TANTO : IAM : PRESUL 
E NADA : QUOD : CUM^PIA : SIBI PARCAT. 
B: VIRGO. MARÍA : AMEN : QU I S E D I T 
XXXVIII. ANNIS : & CESSIT : XI- 
III. DIE : MENSIS : IUNIJ : ERA MCC 
C : LXI. C. PROLE. 
Tom. XXII. L 



No 



1 6 2, 'Estría Sagr. 

No resume Sandoval los años 
en explicación de la piedra, 
para que conozcamos si los 
números propuestos en la 
impresión , son los copiados 
originalmente de la piedra: 
pues los referidos no corres- 
ponden a lo dicho de que 
empezó en el 1286. porque 
si a estos añades los 38. que 
dice presidió en la Sede, 
resultaba la muerte en el 
año de 1324. Era 1362. Y 
si del 1323. en que murió, 
rebajas los 38. sale el prin- 
cipio en el 1285. y esto no 
fue asi : pues ( como vimos ) 
vacaba Tuy en Marzo y Ma- 



Trat. éi. Cap. 7. 

yo del siguiente , 8ó. y por 
consiguiente no se dice bien, 
en rigor y pr-opriedad , que 
tenia Obispo desde el año 
antecedente, 85. Parece pues, 
que solo podemos admitir 
XXXVII. años de Pontifica- 
do , desde el 1286. al de 
1323. Solicitado nuevo re- 
conocimiento de la piedra, 
para salir de estas dudas; 
tenemos el sentimiento de 
no perseverar , ó no descu- 
brirse hasta ahora , por mas 
diligencias que se han hecho. 
El Epitafio debe distri- 
buirse y corregirse á este 
modo 



Innumeris annis subcumberunt morte Jobannis 

Nobilitas , mores , simul & quos gesit honores, 

Iste libens pavit bostes , caros & egenos, 

Et lóculos plenos dimisit , quando migravit. 

Funde preces Tuda , tanto jam Prasule nuda, 

Quod cum Cbristo pía sibi parcat B. Virgo María. Amen. 

Qui sedit XXXVII. annis , & cessit XIV. die 

mensis Junii. Era MCCCLXI. 

En tiempo de este Prela- tuvo el Deanato de Porro, 

do fue Canónigo de Tuy el Obispado de Lisboa , y Ar- 

Ilustrisimo Señor D. Gonza- zobispado de Braga , como 

loPereyra, que después ob- prevenimos en el Tomo 21. 



CA- 



Obispos (leTuy.Fr. Bernardo Guido. 163 

CAPITULO VIII. 
0B1SV0S DEL SIGLO (DÉCIMO QUJ^TO. 



Fr. BERNARDO GUIDO 

Desde fin del 1323. basta 

el medio del 24. 

1 T7STA es la primera 
kj vez , que suena este 
Prelado entre los Obispos 
de Tuy , por no hallarse 
conocido en los Catálogos, 
á causa del poco tiempo que 
lo fue , y no haber estado 
en su Iglesia, ni en España. 
2 Era Francés , de la 
Diócesi Lemovicense. Abra- 
zó el instituto de Predicado- 
res : y concluida la carrera 
de estudios empezó la de 
Prioratos , que tuvo en los 
Conventos Albiense, de Car- 
casona , Castrense , y Lemo- 
vicense. Hicieronle Inquisi- 
dor de Tolosa , y Procura- 
dor en la Curia Pontificia. 
El Papa Juan XXII. cono- 
ció sus grandes talentos , y 
le envió a pacificar algunas 
turbaciones en Italia , y en 
Francia : todo lo qual de- 
sempeñó tan á satisfacion del 
Sumo Pontífice , que le pre- 
mió , elevándole á la dig- 
nidad Episcopal. 



3 La primera Mitra que 
le dio , fue la de Tuy , co- 
mo expresa el Escritor coe- 
táneo que epilogó su vida, 
publicada por Labbe Tomo 
2. Bibliothecae Mss. pag. 
512. y en Echar d en el To- 
mo 1. de los Escritores del 
Orden de Predicadores pag. 
576. Facías fuit per eumdem 
D,im. Joannem Papam XXII. 
in regno CastelU primo TU- 
DENSIS Episcopus. La ex- 
presión in regno CastelU de- 
nota que la Sede pertenecía 
a los dominios del Rey de 
Castilla , no que Tuy sea 
parte de ella. El titulo de 
Obispo Tuiense le verás tam- 
bién en Labbe Tomo 1. de 
la Bibliotheca de Mss. en el 
índice de la Obra de Sanftis 
escrita por nuestro Obispo, 
y publicada alli, dond e dice, 
Bernardi Guidonis..,. Ep : scopz 
primum TUDENSIS , ac dein- 
de Lutavensis &c. 

4 El año de esta pro- 
moción ai Obispado de Tuy 
no fue ( como de suyo afir- 
.ma Echard ) en el 1324. sí- 
no en el antecedente , al 

L 2 pun- 



1 6 4 España Sag\ Tr 
punto que llegó á Aviñon 
el aviso de la vacante de 
Tuy por muerte de D. Juan, 
que falleció en 14. de Junio 
del 23. y llegada la noticia 
á Aviííon nombró el Papa a 
Fr. Bernardo : lo que po- 
día estar efectuado pocos me- 
ses después de la muerte del 
antecesor , dentro del mis- 
mo año de 1323. Entonces 
avisaria a la Iglesia de Tuy 
el nuevo electo , participan- 
do su elección : y tomada la 
posesión , nombró Proviso- 
res del Obispado , que go- 
bernasen en su ausencia , co- 
mo consta entre los Perga- 
minos de Pedro de Lagea, 
donde persevera el juramen- 
to hecho por los Provisores 
del Obispo D. Fr. Bernaldo, 
que residía en la Curia del 
Papa , sobre guardar los Pri- 
vilegios , y costumbres de la 
Iglesia. Estos instrumentos es- 
tan casi ilegibles: pero consta 
el juramento hecho en 13. de 
Febrero de la Era 1362. (año 
1324. ) y siendo esto al prin- 
cipio del año , corresponde 
la elección y posesión al 
23. desde el qual informán- 
dose el nuevo ele&o estran- 
gero de personas hábiles y 
oportunas , nombró quien 
gobernase por el. 

5 En otro pergamino de 



■at. 61. Cap. 8. 
los de Lagea , fol. 46. b. 
constan el Maestre Guido, 
Arcediano de Cerveira en la 
Iglesia de Tuy , y Maestre 
Almerinque , Vigairos e Pro- 
curadores Generales do honra- 
do P. y Sr. D. Fr. Bernaldo, 
por la gracia de Deus Bispo 
de Tuy. Es un convenio entre 
estos y el Cabildo sobre la 
pertenencia del Monasterio 
de Pesegueiro. Supone no 
haber venido á Tuy el Obis- 
po , y menciona a los dos 
antecesores D. Ñuño , y D. 
Juan. Es de 27. de Marzo 
del 1324. 

6 No vio su Iglesia D. 
Bernardo , gozándola poco 
tiempo : pues dice el citado 
Escritor de su Vida , que 
antes de cumplir un año le 
promovió el mismo Papa al 
Obispado Lodovense , ( Luta- 
vense , ó Leutuvense ) que es 
de la Galia Narbonense : Pri- 
mo Tudensis Episcopus , ac de- 
inde infra annum per eum- 
dem translatus , o5io fere 
annis Episcopatui prafuit Lodo- 
ven si. 

7 Esta traslación estaba 
ya efectuada en el año de 
1324. a 20. de Julio: pues 
en trece de las Calendas de 
Agosto de aquel año dedi- 
có al Papa la Quarta parte 
de su Espejo Santoral , inti- 

tu- 



OFispós Je Tuy. Fr. 
tulandose Obispo Lodoven- 
se ( como vemos en la mis- 
ma Dedicatoria , y Respues- 
ta del Papa , impresas en la 
Bibliotheca de Labbe Tomo 
2. pag. 513.) Esto corres- 
ponde a lo prevenido , de 
que antes de un año fue 
promovido de la Iglesia de 
Tuy : y como estaba consa- 
grado a Titulo de esta Igle- 
sia j prontamente pudo inti- 
tularse Obispo de la segunda. 
8 Corresponde también 
á la Chronologia que lleva- 
mos : pues presidiendo en 
Tuy a fin del 1323. y tras- 
ladado a mediado del siguien- 
te , sale todo puntual con lo 
antecedente y posterior (que 
se expondrá ) y se verifica 
que antes de cumplir un 
año en Tuy , acabó. 

9 Puede esta S. Iglesia 
preciarse de haber tenido tai 
Prelado , sintiendo que no 
fuese por mas tiempo , y con 
presencia real : pues su gran- 
de espíritu , sus dotes , cien- 
cia , y virtudes , le hicieron 
recomendable en vida , y 
después de ella , en tanto 
grado , que vivo y muerto 
se dice haber hecho mila- 
gros , como propone la ulti- 
ma plana del Tomo 2. de 
Labbe. 

10 Su aplicación a la plu- 
Tom. XXII. 



Bernardo Guido. 1 ¿ $ 

ma fue tan notable , que en 
el Convento de S. Domin- 
go de Tolosa perseveran 
nueve Tomos en fol. mss. 
sobre cuyas materias puede 
verse el citado Echard. Lab- 
be publicó algunos Trata- 
dos, y otros salieron sueltos. 

1 1 El Tomo sexto de la 
Galicia Cbristiana col. 554. 
refiere bien en nuestro Obis- 
po el año de 1323. para la 
Iglesia de Tuy, y el 24. para 
la siguiente : y si cotejas el 
dia en que vacó la Iglesia 
Leutebense , a que fue pro- 
movido , y el dia en que 
se expidió la Bula , hallarás 
que en el dia 20. de Julio 
del 24. fue trasladado el que 
dejó vacante la Iglesia de 
Lodeve , y en el mismo dia 
fue provisto en ella nuestro 
D. Bernardo : y en el mis- 
mo firmó la dedicatoria ya 
citada : pues todo esto es 
de una misma data. Por tan- 
to sabemos que D. Bernar- 
do tuvo á su cargo la Igle- 
sia de Tuy hasta el dia 20. 
de Julio del 1 3 24. desde el 
qual no pertenece a nuestra 
Iglesia. 

12 Por no tener noticia 
de este Obispo , resultaba 
una larga vacante en los 
Fastos Tudenses , desde la 
muerte de D. Juan Fernan- 

L 3 dez: 



\66 E r paña Ságfi. Ti 
dez : pero ahora va puntual 
la sucesión de D. Fr. Ber- 
nardo con D. Juan , y del 
immediato al presente , que 
en el mismo año de 1324. 
por Agosto tenia nombrado 
sucesor , que fue el siguiente 

FR. SIMÓN 
Desde el 1324. basta el 27. 

13 Poco , ó nada , hay 
asegurado acerca de este 
Obispo entre los Escritores: 
mucho , mal digerido y ofus- 
cado. Lo cierto es, que em- 
pezó por la vacante del ya 
expresado Fr. Bernardo , y 
que fue ele&o para Tuy en 
el mismo dia de ser aquel 
promovido a otra Iglesia (13. 
de las Calendas de Agosto, 
20. de Julio) del 1324. In- 
dicción séptima 5 pues asi 
consta por la Bula de pro- 
moción , dada en aquel dia, 
donde el Papa declara : Nu- 
per siquidem vacante Ecclesia 
Tudensi per translationem per 
nos faflam de Ven. fratre nos- 
tro Bernaldo Lodovensi , olim 
tudensi Episcopo.... te ad pra- 
diElam Ecclesiam tr ansferimus , 
teque ipsi Ecclesia Tudensi pra- 
ferimus in Episcopum. Aqui 
ves claro la vacante de Tuy 
por la promoción de Fr. Ber- 
nardo , y la sucesión de Fr. 



■U. 61, Cap. 8. 

Simón , sucesor immediato. 

14 También es cierto, 
que este D. Fr. Simón se ha- 
llaba Obispo de Badajoz, 
quando fue ele&o para Tuy, 
pues asi lo expresa la mis- 
ma Bula : ln te , tune Pa- 
censem Episcopum convertimus 
aciem nostra mentís. Intenden- 
tes igitur.... ae sper antes, quod 
tu qui Ecclesia Pacensi lau- 
dabiliter prafuisti , eamdem 
TUDENSEM Ecclesiam... sa- 
lubriter & utiliter guberna- 
bis.... te ad pradióiam &c. 
( como arriba ) Datum Ave- 
nioni XIH. Kal. Aug. Ponti- 
ficatus nostri anno Vil II. 

(nono) 1324* 

15 Sábese también que 
D. Fr. Simón estaba en Avi- 
ñon en Agosto de aquel año: 
pues a 18. de aquel mes 
firmó allí el nombramiento 
de Vicarios Generales del 
Obispado de Tuy , expresan- 
do a sus familiares D. Ce- 
lestino de Verona , Do&or 
en Leyes , Canónigo Regi- 
nense , y Menendo Garcia, 
Ovetensis Dioecesis , Clericos 
familiares nostros. Datum Ó* 

aclum in hospitio habitatio- 
nis n ostra Auenioni Anno 
MCCCXXIIII. Indiclione 
VIL die XVIII. mensisAug. 
Pontificatus SS. Dni. nri.Joan. 
Papa XXII. anno VIIII. 

A 



1 6 A 23. de Setiembre 
del mismo año 1 3 24. pre- 
sentaron al Cabildo de Tuy 
los Venerables ' Celestino 
Dean , y Arias Pérez Canó- 
nigo , las Bulas del Sr. Obis- 
po ( ya apuntadas ) que em- 
piezan : Ven. Fr. Simoni Epis- 
copo Tudensi.... Nuper siqui- 
dem &c. como arriba. Y asi 
mismo presentaron el Poder 
y nombramiento en que di- 
cho Sr. Obispo Fr. Simón los 
nombraba Vicarios Genera- 
les , según todo consta por 
el libro de Lagea , que se 
halla en el Archivo. 

17 El Señor Obispo San- 
doval no manejó estos li- 
bros. Omitió al Obispo D. 
Fr. Bernardo immediato an- 
tecesor de D. Fr. Simón , ni 
conoció en este la Sede que 
ocupó antes en Badajoz , ni 
la Religión que profesó. Am- 
bas cosas andan muy ofus- 
cadas en otros , á cuya noti- 
cia llegaron. Unos le hacen 
Franciscano : otros Mercena- 
rio. 

18 Cardoso sobre el dia 
25. de Marzo intentó man- 
tener el segundo partido, 
corrigiendo la voz Minorum 
en Mcrcenariorum ; y luego 
quiso contentar á unos y 

(i) Afart'trilogio Tomo 6, fag, 324, 



Obispos de Tuy, Fr. Simón. 



i*7 



otros , diciendo que acaso 
pasó de una Religión a otra. 
La corrección está mal idea- 
da : porque no dicen las Bu- 
las de los Papas Ordo Mer- 
cenariorum ( como dicen Or- 
do Minorum ) ni el transito 
de una Religión a otra debe 
admitirse por sospecha , si- 
no con grave fundamento. 

19 Estas competencias no 
empiezan por el Teatro Ecle- 
siástico de Tuy , sino por 
Badajoz. , de cuya Iglesia fue 
trasladado a la nuestra un 
Obispo llamado D. Fr. Simón: 
por lo que la duda es pro- 
pria de la Iglesia de Bada- 
joz. Su Canónigo D. Rodri- 
go Dosma , en los Discursos 
Patrios , no conoció mas que 
un D. Fr. Simón , pero no 
declara su profesión. Otros 
ponen en Tuy al Francisca- 
no. Tamayo lo promueve á 
Badajoz : (i) Gil González, 
á Tuy : aqui expresa el ins- 
tituto Franciscano : en Ba- 
dajoz, ninguno. « 

20 El Canónigo Peniten- 
ciaro de Badajoz D. Juan 
Solano en la Historia Ms. de 
aquella S. Iglesia , ocurre á 
esto, poniendo alli dos Obis- 
pos de este nombre , cada 
uno de los institutos referi- 

L 4 dos 

Catalogo de Obi/pos de Tu/, 



i 6 8 España Sagrad. 

dos : D. Fr. Simón Francisca- 
no en el año 1308. A los 
tres años después introdu- 
ce al Obispo D. Bernabé, en 
8. de Junio del i^n.yen 
Marzo del 13. á D. Fr. Si- 
món Mercenario : al qual atri- 
buye la traslación a Tuy 
en el 1324. En el año si- 
guiente pone en Badajoz 
otro sucesor llamado D. Ber- 
nabé , gobernando ya por 
Enero del 1325. 

21 Yo temo que hay al- 
gunas equivocaciones en la 
materia sobre los Simones y 
Bernabees de Badajoz : por 
ser muy irregular ( é increí- 
ble sin pruebas) que en tan re- 
ducido espacio huviese qua- 
tro Obispos , los dos llama- 
dos Simones , ambos Religio- 
sos , y ambos alternativa- 
mente sucedidos por otros 
dos Obispos también sino- 
nomos , y también de nom- 
bres poco vulgares , como 
son los Simones y Bernabees. 
No ^s necesario reducir es- 
to á examen por ahora, ni 
tratar si el P. Fr. Simón del 
sagrado Orden de la Mer- 
ced , fuese Obispo de Bada- 
joz : pues no fue este el tras- 
ladado a Tuy , como sin fun- 
damento escribió Salmerón 
en sus Recuerdos Históricos 
por el Orden de N. Señora 



Trat. 6 1 . Cap. 8 . 
de la Merced , suponiendo, 
como otros , lo que debian 
probar , y errando la Chro- 
nologia , no por malicia , si- 
no por la candidez del tiem- 
po , poco escrupuloso en la 
Critica. El D. Fr. Simón tras- 
ladado de Badajoz a Tuy fue 
del Orden de S. Francisco, 
como se hace indubitable 
por las Bulas Pontificias que 
hablan de el , y citan Cardo- 
so , y Solano 5 aunque temo 
no las vieron : pues Cardoso 
erró mucho acerca del Obis- 
po antecesor en Badajoz, y 
del tiempo : y ni uno , ni 
otro repararon en que el 
promovido a Tuy , no era 
Mercenario , sino del Orden 
de los Menores. 

22 Para esto debemos 
empezar por Badajoz , don- 
de por muerte del Obispo 
D. Bernardo , y del Dean 
electo , que falleció antes de 
ser confirmada la elección* 
nombraron Obispo a D. Gar- 
cía , Chantre de la misma 
Iglesia. Turbóse la elección 
por un Canónigo que dio su 
voto a D. Alfonso , Chan- 
tre de Sevilla. D. García y 
D. Alfonso apelaron , y se 
fueron al Papa Clemente V. 
quien viendo el negocio de- 
vuelto al derecho , de su po- 
testad , los hizo renunciar 

el 



Ohispos de Tuy. Fr. Simón. i¿9 

el que tenian : y para que (Tumbo fol. ,9. )A los dos 



la Iglesia de Badajoz no 
padeciese perjuicios en ma- 
yor vacante , nombró , des- 



años después estaba en Avi- 
ñon , donde a 4. de las Cal; 
de Abril del año 1 3 1 3 . con- 



pues de un examen diligen- cedió algunas Indulgencias á 
te , al R. P. Fr. Simón del los que en tales y tales días 



Orden de Menores , en quien 
concurrían todas las prendas 
necesarias. Mandó al Obis- 
po Albanense que le consa- 
grase : y expidió la Bula (en 
que refiere lo expuesto ) en 
Aviñon á 15. de Julio , año 
quarto de su Pontificado 5 que 
fue el de 1308. (pues em- 
pezó en 5. de Junio del 1305. 



visitasen la Cathedral de Ba- 
dajoz , ó ayudasen á la fa- 
brica , como propone el 
mencionado Solano. 

24 Llegó el tiempo de 
que D. Fr. - Simón , Obispo 
de Badajoz , fuese trasladado 
a Tuy en el año de 1324. 
y antes de apartarse de la 
primera Iglesia , teniendo ya 



y su año quarto corria des- titulo de Obispo Tudense, acu- 
de 5. de Junio del 1308. en dio al Papa (que era Juan 
adelante ) Véase la Bula en XXII. ) pidiéndole licencia 
el Apéndice. para testar , ó disponer li- 
23 Y advierte que en tremente de los bienes mue- 
España se reputaba Badajoz bles y frutos que le corres- 
vacante a 20. de Febrero pondian en la Iglesia de Ba- 



del año sig. 1309. según ex- 
presa el Privilegio dado en- 
tonces en Madrid al Orden 
de Calatrava : acaso porque 
hecha la provisión en Avi- 
ñon por el Papa , se detu- 
vo alli el Prelado algún tiem- 
po , sin dar cuenta al Rey. 
Pero luego hay pruebas de 
la Sede de Badajoz. En Tuy 
hay Escritura de 14. de 
Abril de la Era 1341. (año 
de 13 1 1.) que entre los con- 
firmantes nombra a D. Fr. 
Simón Obispo de Badajoz. 



dajoz en aquel año. El Pa- 
pa le concedió licencia para 
ello, sin embargo de que ha- 
bía profesado el Orden de 
los Menores : Non obstante 
quod Ordinis Minorum prof es- 
sor existís : previniendo que 
no dejase deudas en la Igle- 
sia Pacense , que actualmen- 
te gozaba , y reservase al- 
guna porción congrua para 
el que en ella Je sucediese 
(pues ya tenia acetada la 
promoción a Tuy , y el Pa- 
pa le da este titulo . en la 

di- 



1 70 Esparta Sagr. 
dirección de la, Carta : Simo- 
ni Episcopo fUDENSI.) La 
data fue en Aviñon 3. No- 
nas Decembr. anno 9. que 
fue a 3. de Diciembre del 
año 1324. (pues empezó en 
7. de Agosto del 13 16. y 
por tanto duraba su año 
nono desde 7. de Agosto del 
24. hasta el año siguiente, 
y en aquel intermedio por 
Diciembre fue ki data ) Véa- 
se en el Apéndice , Num. 
XX. 

25 Tienes pues a D. Fr. 
Simón , Franciscano , Obispo 
de Badajoz , ó Pacense , des- 
de Julio del año de S. El 
mismo nombre , con el mis- 
mo instituto , persevera en 
el de 24. en el Obispo de 
Badajoz , que va a serlo de 
Tuy. Yo no necesito dete- 
nerme a dificultar , ó esta- 
blecer , como se compone 
meter en este intermedio en 
Badajoz dos Obispos total- 
mente diversos : uno Berna- 
be : otro Simón : y este di- 
verso del referido , por ser 
de Religión diversa , donde 
no puede Cardoso identifi- 
car la persona , diciendo que 
de un Orden pasó a otro: 
pues el Obispo que halla- 
mos en Badajoz, siempre es 
del mismo Orden de los Me- 
nores. Prescindiendo digo 



Trat. 61 • Cap. 8. 

de las dificultades que al- 
guno quiera excitar sobre la 
S. Iglesia de Badajoz , tene- 
mos llano el campo de la de 
Tuy : pues el Obispo D. Fr. 
Simón, que para dejar aque- 
lla y venir á esta , sacó li- 
cencia de poder testar de 
bienes muebles , fue Francis- 
cano , como asegura el Pa- 
pa : Ordints Minorum prof es- 
sor existís. Esta declaración 
Pontificia no tiene igual au- 
toridad en quantos quieren 
sostener otro instituto en el 
promovido de Badajoz a Tuy: 
pues el Papa estaria bien 
asegurado del mismo que 
pretendia la facultad de tes- 
tar , sobre la circunstancia 
de que era profeso Francis- 
cano: y ninguno puede hoy 
asegurar la Profesión del 
Obispo promovido , mejor 
que el Papa promovente. 

26 Tenemos pues que el 
Obispo de Badajoz , trasla- 
dado a Tuy , fue D. Fr. Si- 
món , del Orden de S. Fran- 
cisco. Tenemos , que en el 
año 1324. por Diciembre no 
se habla desprendido de la 
Iglesia Pacense ( de bonis mo- 
bilibus Ecclesi<£ Pacensis quam 
nunc babes ) sin embargo de 
estar electo para Tuy , des- 
de 20. de Julio , y tener ya 
Vicarios por Setiembre. El 

ser 



Obispos de Tuy, 
ser la data en 3. de Diciem- 
bre del 24. prueba que no se 
apartó de Badajoz ( quam nunc 
babes ) hasta después de lo- 
grar la licencia para testar. 

27 Muerto el Obispo D. 
Juan a 14. de Junio del 1323. 
no tenian los Autores noticia 
de sucesor immediato hasta 
el tiempo del presente , por 
110 conocer a D. Fr. Bernar- 
do , y asi había una vacante 
de año y medio , ó al doble, 
según la Chronologia de San- 
doval , que no reconoce Obis- 
po en Tuy desde el 23. al 26. 
Ahora tenemos ocupado aquel 
espacio desde fin del 23. al 
medio del 24. con D. Fr. Ber- 
nardo : y desde Setiembre 
del 1324. empieza la noticia 
de D. Fr. Simón en Tuy. En 
el año siguiente (a fin de 
Enero 'del 25. ) tenia ya. 
Badajoz otro sucesor , llama- 
do Bernabé. Esto basta para 
aclarar varias dudas , y ase- 
gurar cosas ciertas en las di- 
ficultades que por estos años 
ocurren en los Fastos de Ba- 
dajoz. 

28 Ya hemos averiguado, 
que de cierto fue D. Fr. 
Simón promovido de allí a 
Tuy , y no al revés , como 
se andaba dudando en los 
Autores. Sábese también que 
el trasladado de Badajoz a 



Fr. Simón. 171 

Tuy , fue del Orden de los 
Menores , y no de la Mer- 
ced. 

29 Sus memorias en Tuy 
se hallan repetidas en el 
Tumbo , y empiezan en 11. 
de Febrero del 1326. en 
que el Rey D. Alfonso XI. 
confirmó en las Cortes de 
Valladolid todos los Privile- 
gios concedidos por sus an- 
tecesores a todas las Iglesias, 
y Monasterios. Era 1364. 
En 22. del mismo mes y año, 
dio á D. Fr. Simón otra con- 
firmación de los Privilegios 
de su Iglesia. Y en 28. de 
Julio concedió que las Igle- 
sias y Monasterios no paga- 
sen Alcabala de los bienes 
que comprasen. [Tumbo fol. 
18. 31.^80) En todos firma 
D. Fr. Simón Obispo de Tuy> 
aunque Berganza no puso el 
Fr. en el Privilegio que im- 
primió de aquel año. 

30 No tenemos otras 
memorias seguras de este 
Obispo : y solo sabemos que 
a los dos años habia ya otro 
en Tuy , como veremos. Sola- 
no pone la Inscripción que 
tiene su Retrato en el Con- 
vento del Orden de la Mer- 
ced en Xerez de la Fronte- 
ra , que copió y le remitió 
el R. P. Fr. Pedro de S. Ce- 
cilio , donde se dice murió 

ilus- 



172 España Sagr, Trat, €1. Cap. 3. 
ilustre en santidad y mila- de los Menores , que el Papa 
gros a 25. de Mayo del 1329. asegura en este Obispo : pues 
No veo prueba de ello ; an- contra el que se dice muer- 
tes descubro oposición : pues to en 25. de Mayo del 1329. 
en Febrero del año antece- milita lo siguiente (por ver 



dente presidia otro en Tuy: 
y como allí se supone del 
Orden de la Merced , hijo 
de aquella Casa , y vimos 
que el D. Fr. Simón de Tuy 
era Franciscano ; no pode- 
mos asegurarnos de sus no- 
ticias. 

31 Por tanto no hemos 
tocado el apellido , ni pa- 
tria, que refieren los Auto- 
res ; pues unos declarando 
el Orden de S. Francisco , le 
hacen de Lisboa : otros ha- 
blando del Mercenario , di- 
cen nació en Coimbra. A 
este le aplican el apellido 
de Sous.i , que otros dan al 
Franciscano. A este no le 



antes de aquel año , diverso 
Obispo en Tuy ) 

RODRIGO 

Desde el 1328. basta el 

de 1335. 

32 A los diez y seis días 
de Febrero de la Era 1366. y 
año décimo sexto del reynado 
de D. Alfonso XI. ( que fue 
el año 1328.) presidia ya en 
Tuy su Obispo D. Rodrigo, 
como prueba el Privilegio 
que con las referidas notas 
Chronologicas otorgó «el Rey 
en Córdoba á favor de los 
Religiosos Agustinos (impre- 
so por Herrera en la Histo- 



añade ningún apellido Sola- ria del Convento de Salaman- 

no , que diferenció las per- ca pag. 84.) D. Rodrigo , Obis- 

sonas y profesiones. Yo no po de Tuy , conf. Esta es nue- 

dudo que huvo por este va calificación de que el an- 



tiempo un ilustre Portugués, 
que abrazó el sagrado insti- 
tuto de la Merced , y fue 
muy venerable Religioso 



tecesor no vivia en el ano 
siguiente por Mayo. Puede 
ser que aquel Ven. Padre Fr. 
Simón , del Sagrado Militar 



pero que éste subió a la Se- Orden de la Merced, falle- 
de Pacense , y de alli pasó ciese en 25. de Mayo del 



á la de Tuy , no lo puedo 
asegurar , mientras no vea 
documentos , superiores a los 
referidos en favor del Orden 



29. y como a este le atri- 
buyeron las Mitras del Fran- 
ciscano ; aplicaron al Obispo 
de Tuy el dia y año de la 

muer- 



Obispos de Tuy. Rodrigo. 173 

muerte del Mercenario. Mas se expidió la Bula en el año 



por lo dicho consta , que 
D. Fr. Simón tenia sucesor a 
la entrada del 28. y por tan- 
to sabemos haber fallecido 
el antecesor en el 27. pues 
algún tiempo fue preciso pa- 



quarto de aquel Pontificado 
( cuyo año quarto empezó 
desde 7. de Agosto del año 
1 3 19. al 20.) Los informes 
que he recibido atribuyen 
la impetración de esta Bula 



ra que después de vacar Tuy, al Obispo D. Rodrigo : pero 
consagrasen al presente , que esto no se compone con la 



por Febrero del 1328. presi- 
dia , y confirmaba Privile- 
gios en la conformidad que 
los demás Prelados. 

33 En el año de 1329. 
confirmó D. Rodrigo el Pri- 
vilegio de S. Maria de Agui- 
lar de Campó , que cita San- 
dovai , dado en Valladolid 
á 2. de Setiembre. Y al otro 
año declaró el Abad de Azere 
( en Valdevez. , comarca de 
Valencia del Miño ) que de- 
bía al Obispo de Tuy D. 
Rodrigo , dos Yantares de 
censo en cada año , según 
Escritura de Braga , men- 
cionada por Sandoval. 

34 Este Señor Obispo 
protegió a los Padres Predi- 
cadores de Tuy , de cuya 
primera entrada en la Ciu- 
dad hablamos sobre el año 
de 1272. El sitio que toma- 
ron , era , demás de estre- 
cho , muy incommodo para 
la habitación. Sacaron Bula 
del Papa Juan XXII. para 
mudar el Convento, y dice 



data del año quarto del Papa 
Juan XXII. en que no era 
Obispo D. Rodrigo , ni lo 
fue en algunos años. Por tan- 
to si influyó D. Rodrigo co- 
mo Obispo de Tuy , debe- 
mos suponer en la Bula , no 
año IV. sino año XIV. y así 
lo expresa la Historia del 
Orden de Predicadores Par- 
te 3. cap. 38. §. V. dando á 
la Bula el año XIV. del Pa- 
pa Juan XXII. cuyo año sale 
bien con el Pontificado de 
D. Rodrigo : pues aquel año 
empezó en 7. de Agosto del 
1329. en que ya D. Rodrigo 
era Obispo de Tuy. 

35 Lo cierto es , que el 
Prelado protegió la causa, 
aprobando la compra que los 
Religiosos hicieron del sitio 
llamado de Restrillo extramu- 
ros de la Ciudad , donde se 
traslado , y existe hoy el 
Convento. La compra se hi- 
zo a una Señora viuda , ve- 
cina de Tuy , llamada Este- 
banía Añez. El Obispo D. 

Ro- 



Esparta Sagr. Trat. 6 1 . Cap. 3 . 
aprobó la venta, con letreros al lado de uno 

pues al del Reli- 



174 

Rodrigo 

mandando hacer la entrega 
al tiempo que se hallaba de 
visita en Paderne en la Era 
de 1366. (año de 1328. ) se- 
gún testimonio de Pedro Fer- 
nandez , Notario Apostólico. 
36 Hizose la nueva fa- 



y otro 

gioso dice : ESTE : HE. 
FREÍ : MARTINO : DE: 
VALENTIA. Por el de la 
muger : ESTA : HE: DVRA- 
NCIA : _ PERES : FR AI- 
RA : D : SA : Do Debajo de 



brica en el año de 1330. con aquellas figutas hay en qua- 

limosnas de los fieles , y en dro aparte , la de un Reli- 

especial de una Señora , lia- gioso Dominico en pie , por 

mada Durando. Pérez , veci- cuya espalda y debajo del 

na de Valencia , madre que letrero de Fr. Martin , dice 

fue del R. P. Mro. Fr. Mar- en muchas abreviaturas: IstE: 

tin de Valencia , Provincial E¿¿ : FRater : D9 ominieusí 

de España del Orden de Pre- De : VALentia ( las letras pe- 

dicadores , según consta por quenas son añadidas aquí, 



varios instrumentos , y por 
una Lapida que se halla a la 
puerta del Salón y paño del 
Claustro que corre a la Sa- 
cristía , en cuya puerta es- 
tá figurado un Religioso 
Dominico , y al otro lado 
una muger con toca y capa: 



para que se perciva la clau- 
sula ) Esta figura señala con 
el dedo derecho acia la iz- 
quierda , donde ( debajo del 
letrero de Durancia ) se gra- 
bó ( también con abreviatu- 
ras ) lo siguiente: 






ET 



ISTA:DOMÚ: FECIT : FIErI : FR : DO.9 (Dominicus) 
DE VALECIA: A°: Di : M° : XXXo :XXXo : 
Vro: A»IwA:DURÁCIE : PETrI : ET : Pro : 
A«I^A:FR*ÍS:MARTINI:QuONDx\^PrIORIS: 
ProVfCIALIS : HUÍ: PraeDlcTE: Du Rancfe: 



Pro: Anlrn A: FRIS: DOw/»/CI: ;>SVBrINI:PrEDicTE: DE 

7: CO^NATl: ProVlCIAU : PrEDicTI : ET : ISTE 

ProVTCl ALIS : F VIT : F//i VS : O N E S T A T I 

S • ET : RELIGIOIS: ET: FVIT : SPECVLVM 

Pr^LATORV : JVSTICIE : z : HVMIL1TATIS 

Don- 



ObíSpOS de Tuy 
Donde ponemos dos puntos, 
hay tres , y una raya entre 
cada renglón , que divide al 
de arriba del de abajo. 

37 Aqui vemos auctor 
de la obra áFr. Domingo de 
Valencia, en el año de 1330. 
dos años después de comprar 
el sitio en el de T328. En el 
siguiente a 5. de Marzo , dio 
el Cabildo Poder al Obispo 
D. Rodrigo , para arreglar 
en nombre suyo lo que de- 
bían observar los Religiosos, 
que según la mencionada 
Historia de Predicadores , fue 
acerca de sepulturas : y se 
efe&uó la concordia por el 
Obispo con los Religiosos en 
Santiago a 27. de Marzo del 
1329. En el siguiente dice 
la Inscripción alegada , que 
se hizo la Casa. 

38 Luego consiguió el 
Obispo D. Rodrigo , que el 
Rey D. Alfonso XI. después 
de coronado solemnemente 
con la Reyna D. María , con- 
firmase todos sus Privilegios 
en Valladolid á 28. de Di- 
ciembre del año 1 3 3 1. cor- 
riendo el veinteno año del 
Reynado de D. Alfonso , co- 
mo dice el Privilegio , y era 
asi , pues empezó en 7. de 
Setiembre del 1 3 1 2. y en Di- 
ciembre del 31. corría su año 
20. hasta 6. de Setiembre 



. Rodrigo. 1 7 ^ 

del 32. Confirmó el Privile- 
gio el mismo Obispo D. Ro- 
drigo con otros muchos 
Prelados , y Señores. ( Tumbo 
foi.jo. y 114. ) Y el mismo 
Obispo confirmó en aquel 
año otros Privilegios dados 
al Orden de Calatrava , U be- 
da , Alcántara , y Segovia: 
como también otro de mi 
Convento de Cordova , dado 
en el año ^1333. en confir- 
mación del arriba referido, 
según consta en el lugar ci- 
tado. Y en aquel año conce- 
dió el Rey al Obispo de Tuy 
y su Cabildo , con los Vasa- 
llos que tenían , la libertad 
de no pagar Tantáres , co- 
mo refiere la Escritura del 
Ttunbo fol. 2. y 17. 

39 Al año siguiente 1334. 
le dio el Cabildo un Poder, 
dia ultimo de Febrero , para 
que pudiese proveer qual- 
quiera Canonicato , Preben- 
da , ó Dignidad , siempre 
que vacase, según el fol. 1. 
de los instrumentos de La- 
gea. Hallábase D. Rodrigo 
en Tuy, dia 17. de Diciem- 
bre , Era 1372. [año de 1334.) 
viviendo en las casas llama- 
das de Olivaría , en las qua- 
les firmó una colación del 
Monasterio de Azere en Val- 
devez , como refiere Sando- 
val por una memoria de 

Bra- 



1 7 6 Esparta Sag>\ 

Braga : Afium & datum Tude 
in domibus de Olivaría , ubi 
modo moratur diflus dominus 
Episcopus die 17. Decembris 

Era 1372. 

40 En el año de 35. vivía 
D. Rodrigo por Enero segun 
el Privilegio que menciona 
Sandoval , dado a Gutierre 
González Quijada. 

41 Pero desde aqui ocur- 
ren encuentros de mencio- 
nes : porque el Bulado de 
Alcántara en Privilegio del 
37. por Abril , ofrece con- 
firmando a D. Rodrigo , Obis- 
po de Tuy. Argote de Molina 
en el fol. 200. de su Noble- 
za del Andalucía da en Pri- 
vilegio del 35. á D. Alonso 
Obispo de Tuy. Argaiz pone 
antes de este D. Alonso del 
año 35. a otro D. Gonzalo: 
de suerte que a un mismo 
tiempo resultan presidiendo 
en Tuy quatro Obispos , des- 
de el año de 35. al 37. pues 
á los tres referidos debes aña- 
dir el quarto , que Sandoval 
pone en el año intermedio 
(1336) llamado D. Garda, 
que en el fol. 169. dice vi- 
vía en Abril de la Era 1374. 
(que fue el año 1336.) 

42 Estas cosas bien se 
ve que ho pueden verificar- 
se como aqui suenan, por ser 
repugnantes , é incompati- 



Tvat. 61. Cap. 8. 
bles. Sin duda provino de 
entender mal Lis Escrituras 
en quanto al nombre del 
Obispo , acaso denotado por 
la primera letra , que mal 
formada , ó no bien enten- 
dida por los copiantes , oca- 
sionó tan ridicula multipli- 
cación de nombres. 

43 Lo cierto es , que el 
Obispo D. Rodrigo falleció 
antes del 1. de Mayo áú 
1335. porque en aquel día 
se hizo inventario de las al- 
hajas , y se entregaron al 
Cabildo , por los ejecutores 
do testamento de noso Sr, D. 
Rodrigo Bispo que foy , como 
existe en el Archivo en el 
libro de Pedro Lagea fol. 
17. Allí hay también otro 
instrumento del dia 5. del 
mismo mes y año (Era 1373.) 
en que D. Ñuño González, 
Chantre , se dice Vicario de 
Tuy Sede vagante : el qual 
prosigue con el mismo em- 
pleo en 25. de Octubre de 
aquel año See vagante , se- 
gun autorización hecha por 
el expresado Lagsa sobre un 
foro , que existe en el cita- 
do libro : y asi no queda 
duda en haber acabado D. 
Rodrigo antes de Mayo del 
1335. confirmándose por es- 
to el poco esmero de los 
números y nombres que en 

las 



Obispos de 
las impresiones andan por 
este tiempo atribuidos al 
Obispo de Tuy en las men- 
cionadas Escrituras. 

Chantre D. Ñuño Gonzá- 
lez. D. Pedro Suarez , Arce- 
diano de Limia. 

GARCÍA i. 
Desde cerca del 1 3 3 6, al 48. 

44 Si halláramos esmero 
en lo que vSandoval refiere 
sobre este Obispo , empeza- 
ra su memoria por el año de 
1336. en que á 14. de Abril 
Lunes de la Era 1374. dice 
confirmó un Privilegio dado 
en Burgos por el Rey D. 
Alfonso XI. Pero ni aquel 
día fue Lunes , ni el año de 
36. corresponde ai método 
chronologico , pues le men- 
ciona después de referir su 
primera memoria en el 37. 
(que tampoco es de aquel 
año, sino del 39. como lue- 
go veremos) Por esta poca 
exa&itud no debemos fiarnos 
de tales números. 

45 Ya vimos que vacaba 
la Sede por Mayo , y Octu- 
bre del 35. Prosiguió la va- 
cante en Marzo del 36. en 
cuyo dia 28. otorgó el Rey 
D. Alfonso XI. en Vallado- 
lid un Privilegio , para que 
ningún Merino entre en Tuy, 
ni lleve Yantares. Este Pri- 

Tomo XXII. 



Tuy. Garda I. 177 

vilegio está insertado en el 
Tumbo fol. 40. y en el dice 
el Rey , que Pedro Suarez, 
Arcediano de Limia en la 
Iglesia de Orense , receptor 
de los bienes del Obispado de 
Tuy , se nos querelló , &c. Sí 
no vacara por entonces , hu- 
viera hecho la querella el 
Obispo , ó a lo menos otro 
procurador en su nombre, 
sin necesitar que un Arce- 
diano de Orense recibiese 
los bienes del Obispado de 
Tuy. Esta voz de receptor de 
los bienes de la Mitra , pu- 
blica también la vacante , por 
ser una de las providencias 
acostumbradas en faltando 
el Prelado , como expresa el 
documento que pondremos 
sobre el año 1423. 

46 En aquel año de 1335. 
ó muy cerca , sucedió á D. 
Rodrigo el presente D. Gar- 
cía , que un instrumento in- 
cluido en el Pergamino suel- 
to , del num. 3. dice tuvo 
por antecesor a D. Rodrigo, 
y con esto se desvanecen 
los nombres de otros Obis- 
pos que suenan entre los 
dos , como prevenimos en 
el num. 41. antecedente. La 
materia del Pergamino citado 
es una decisión en la Curia 
Romana en virtud de apela- 
ción contra ios procedimien- 
M tos 



178 Esparta Sagt, 

tos de un Egecutor Apostó- 
lico , hecha por el Obispo 
y Cabildo de Tuy , sobre 
provisión del Beneficio de 
Maacedo , conferida por ;el 
Obispo D. Rodrigo y Cabil- 
do , y seguida la apelación 
por el Obispo D. García con 
su Iglesia. La sentencia de- 
claró pertenecerles la pro- 
visión del dicho Beneficio : y 
esto fue en el año de 1338. 
de lo que infiero presidia 
D. Garcia en Tuy cerca del 
3<5. pues debemos suponer 
algún espacio notable entre 
enviar apoderados a Roma, 
comparecer las partes , y 
vencer las demoras que en 
Cortes grandes ocurren an- 
tes de la Sentencia por la 
multitud de los negocios. 
Lograda pues la decisión en 
el 38. corresponde la pose- 
sión del apelante a Roma, 
cerca del 36. quando ya la 
vacante del antecesor lleva- 
ba mas de un año : espacio, 
que sin pruebas muy urgen- 
tes , no debe prolongarse. 

47 Este fue el que se ha- 
lló en la Junta tenida en 
Compostela , por el Arzobis- 
po de Santiago D. Martin, 
con D. Vasco , Obispo de 
Orense , D. Garda , de Tuy y 
D. Juan de Lugo , y D. Al- 
varo de Silves : los quales se 



Trat. 61. Cap. 8. 
juntaron en el Monasterio de 
S. Martin de Santiago , a fin 
de ocurrir a las injusticias" 
que hadan los robadores y 
tiranos , y excomulgar a los 
que maltratasen a los Ecle- 
siásticos. Esta es la Junta de 
que habla Sandoval sobre 
el año 1337. diciendo con- 
currió á ella D. Pedro Fer- 
nandez de Castro , ( Perti- 
guero mayor de la tierra 
de Santiago , Mayordomo 
mayor del Rey , y Adelan- 
tado de la Frontera ) y que 
duró la Junta desde el mes 
de Noviembre del año de 
Christo 1337. hasta 9. de 
Mayo de 1340. Yo creo ha- 
ber errata : asi por lo in- 
creíble de durar tres años 
una Junta de Obispos , como 
porque en el índice que ten- 
go del Tumbo , se pone la 
data de la junta , ó concor- 
dia referida , fecha en San- 
tiago Sobado 23. de Noviem- 
bre , Era 1 377. ( que fue el 
año 1 3 39. y no el 37.) aunque 
para sacar el Sábado, debe le- 
erse 13. no 23. de Noviembre. 
48 Los Prelados supli- 
caron al Rey ( añade Sando- 
val ) confirmase esta Escritu- 
ra , como lo hizo , y la man- 
dó guardar en todo el Rey- 
no. La confirmación fue he- 
cha en dos de Enero de la 

Era 



Obispos de Tuy. 

Era siguiente 1378. (año de 
1340.) Tumbo foL 254. Se- 
gún esto los Prelados con- 
currieron á Santiago por 
Otoño del 1339. y acabaron 
su Junta en 23. de Noviem- 
bre del mismo año : y á 
los cinquenta días la confir- 
mó y promulgó el Rey. 

49 Esto sale mas arre- 
glado que los tres años de 
duración referidos por el ci- 
tado Escritor , que la em- 
pieza en el 37. y por tanto 
no podemos fiarnos de aque- 
llos números : ni en virtud de 
aquel documento resulta pre- 
sidir en Tuy D. Garcia hasta 
el 1339. 

50 Después ocurren otras 
menciones seguras , (demás 
de la Sentencia ganada en 
Roma en el 38. ) por la ape- 
lación sobre la provisión 
mencionada del Beneficio de 
Alaacedo , cuya egecucion 
se hizo en el 1341. 

51 En el mismo año de 
41. el Arzobispo de Santia- 
go D. Martin dio a nuestro 
Obispo Titulo de Provisor 
y Vicario general en lo es- 
piritual y temporal con ple- 
nas facultades , como prue- 
ba el Pergamino suelto del 
num. 30. Confirmó después 
D. Garcia el Privilegio dado 
al Orden de Calatrava año 



García I. 179 

de 1342. Y en el siguiente, 
el estampado por Herrera á 
favor de mi Convento de 
Dueñas en la Historia del de 
Salamanca , pag. 19. 

52 Por este tiempo hos- 
pedó nuestro Prelado al limo, 
de Porto D. Pedro Alfonso, 
que habia sido Obispo de 
Astorga , y vuelto a Portu- 
gal , le dieron la Sede Por- 
tugalense , cuyos derechos 
defendió varonilmente con- 
tra las violencias de la Cor- 
te : y peligrando allá su vi- 
da , vino a Tuy , hallando 
en nuestro Obispo quanta 
benignidad deseaba : pues 
demás de un benévolo hos- 
pedage , le concedió licen- 
cia para que desde allí con- 
tinuase en egercer jurisdi- 
cion contra los violentado- 
res de su Iglesia , como di- 
gimos en el Tomo prece- 
dente. 

53 Excitóse nuevo liti- 
gio sobre el Beneficio de S. 
Salvador de M.i.uédo , y fue 
la Causa al Tribunal del Pa- 
pa , que estaba en Aviñon. 
El Cardenal Auditor , llama- 
do Juan , sentenció a favor 
del Obispo de Tuy D. Gar- 
cia en 25. de Ovílubre del ana 
1346. Indi&ion 14. año quin- 
to del Papa Clemente VI. co- 
mo se ve en el Tumbo f. 266. 

M2 Por 



i 8o España Sagr. 

54 Por Agosto del año 
1347. hizo colación del Be- 
neficio de S. Mamed de Lo- 
reza en un Clérigo del Rosal, 
llamado Alfonso : y al otro 
año falleció : pues en 1. de 
Odubre del 1348. vacábala 
Sede , según consta por 
colación del Beneficio de 
Mogaes , hecha en Sede va- 
rante por el Dean D. Diego 
Alvarez , y el Canónigo D. 
Gómez Prego , Vicarios Ge- 
nerales , cuya Escritura men- 
ciona Sandoval. Yo hallo 
otras que a 20. de Agosto, 
24. de Odubre , y 19. de 
Diciembre expresan la Va- 
cante. 

55 Por ella sabemos los 
nombres de los dos Capitu- 
lares referidos : Dean D. Die- 
go , y Canónigo D. Gómez, 
que luego fue Dean , y Obis- 
po , como se va á decir. 

GÓMEZ PREGO 
Desde el 1 349. al 51. 

56 Por el nombre de D. 
Gómez le pareció a Sando- 
val haber subido a la Mi- 
tra el Canónigo que en la 
Sede vacante fue Vicario 
General : y es cosa muy 
verosímil : pues lo común 
era colocar en la Sede á uno 
de los que servían en la 



Trat. 61. Cap. 8. 
misma Iglesia : y el nombre 
( que no es común ) le favo- 
rece. 

57 Este D. Gómez , que 
con apellido de Prego se lee 
Canónigo y Vicario Gene- 
ral Sede vacante en Odubre 
del 48. suena Dean y Vica- 
rio General en la misma Se- 
de vacante a 19. de Diciem- 
bre de aquel año , en que 
dio un Titulo y Colación de 
la tercera parte sin cura de 
S. Lorenzo de Salzidos , se- 
gún Pergamino entre los 
sueltos , num. 27. y esto 
prueba haber pasado al Dea- 
nato después de D. Diego 
Alvarez entre Odubre y Di- 
ciembre del mismo año 1348. 
vacante la Sede : y quando 
la ocupó, era Dean , por lo 
que siendo Obispo le damos 
el apellido de Prego , que 
en la vacante hallamos en 
el Dean de Tuy D. Gómez. 

58 Después de eledo 
pasó a Francia a la Corte del 
Papa en Aviñon , y acaso 
se consagró alli : pues en 
20. de Abril del año 1349. 
despachó en Aviñon el Obis- 
po D. Gómez una Presenta- 
ción del Beneficio de la Guar- 
da , la qual se halla en el 
Tumbo fol. 269. Del mes an- 
tecedente hay un Foro hecho 
por el Cabildo y Obispo D. 

Go- 






Obispos de Tuy. 
Gómez, sobre un Casal en 
San y día 4. de Marzo de 
la Era 1387. (año de 1349.) 

59 En Escrituras perte- 
necientes al Monasterio de 
Barrantes ( unido a la Ca- 
thedral de Tuy ) hay algunas 
menciones del Obispo D. 
Gómez. La principal es, 
que á 24. de Febrero del 
ano 13 5 1. dio una sentencia 
á favor de aquel Monaste- 
rio sobre ciertos, bienes que 
le pertenecían en Guillerey, 
Valle de Miñor , y en otras 
partes. {Tumbo fol. 30. ) 
Acabó en aquel año , pues 
prontamente le sucedió 

JUAN DE CASTRO 

Desde el 1351. basta después 

del 83. 

60 El apellido de Castro 
le sacó Sandoval de una 
memoria conservada en el 
Tumbo de Braga del año 
1362. a 25. de Agosto, en 
que dice este Obispo : Ad 
pr£sentationem Monasterii de 
Feaes ordinis Cisterciensis , & 
fratrum meorum de Castro : lo 
que no sé si alcanza para 
asegurar la familia. Previe- 
ne Sandoval que estos Cas- 
tros no son los de seis, y trece 
Róeles , sino otros mezclados 
con Xuarez , y Caldas. 

Tom. XXII. 



Juan de Castro. 1 8 r 

61 Cardoso , y otros, le 
hacen Portugués : lo que no 
es de estrañar : pero fuera 
bueno alegasen las pruebas. 
Su primera mención la pone 
Sandoval en el año 1354. 
Pero consta presidia antes 
en Tuy por Setiembre del 
51. en que fueron las Cor- 
tes del Rey D. Pedro en 
Valladolid : y en los varios 
Privilegios que se confirma- 
ron en aquellas Cortes , es 
uno de los Obispos mencio- 
nados D. Juan Obispo de 
Tuy , como veris en Ber- 
ganza , Biliario de Calatra- 
va , y otros. Pero el mismo 
Tumbo de Tuy incluye en 
el fol. 290. mención de las 
citadas Cortes de Vallado- 
lid , en que a petición del 
Obispo D. Juan , y de su 
Cabildo confirmó el Rey D. 
Pedro los Privilegios que en 
la misma Ciudad de Vallado- 
lid habia concedido el Rey 
su Padre en 28. de Diciem- 
bre de la Era 1369. (año 
de 133 1.) ai Obispo y Ca- 
bildo de que hablamos. Esta 
confirmación del Rey D. Pe- 
dro fue a 15. de Octubre del 
5 1. en las mencionadas Cortes: 
y asi por documento de la 
misma Iglesia pudo Sandoval 
haber introducido al Obispo 
D. Juan desde el año 51. 

M 3 Pro- 



i 8 i Esparta Sagr. T¡ 

62 Prosigue muy conti- 
nuada su memoria por mas 
de treinta años , en que go- 
bernó esta Iglesia. En el 
1354. ^izo una Confirma- 
ción de la Iglesia de Ver- 
doejo a favor del Clérigo 
Juan Pérez en Tuy en el 
mes de Agosto. Su Provisor 
Lope Rodriguez dio senten- 
cia sobre la Sincúra de Jil- 
gueras a 27. de Ottubre del 
55. (Tumbo f oh 206. ) Tam- 
bién consta el nombre de su 
Vicario general D. Juan 
González, Canónigo de Tuy, 
por copia suya autorizada, 
sobre Donación que el Ca- 
nónigo Duran Eanes hizo al 
Cabildo , en 8. de Junio del 
año 1 3 5<5. y por Testimo- 
nio dado con su autoridad 
en el 1357. SODre e ^ Privi- 
legio de que ningún Meri- 
no entre en Tuy , ni lleve 
Yantares , concedido por el 
Rey D. Alfonso en Valla- 
dolid a 28. de Marzo del 
año 1336. (fol. 40. ) 

6 i De aquel año 1357. 
persevera en el libro del 
Secretario Lagea fol. 46, un 
Mandamiento del Obispo D. 
Juan , sobre que viniesen á 
residir en la Iglesia los Ca- 
nónigos ausentes. Por Enero 
del 1360. era Vicario gene- 
ral del Obispo , el Dean D. 



at. 6 1 . Cap. 8 . 
Domingo Domínguez , que 
prosiguió en el mismo em- 
pleo hasta el año 1362. en 
que a 23. de Junio hay 
memoria de el , y esta es 
la ultima , sabiéndose que fa- 
lleció poco después s porque 
en 24. de Noviembre del 
1 3 62. dio el Obispo D s Juan 
una Sentencia como Juez ar- 
bitro , sobre bienes que que- 
daron del Dean referido. 
(Fol. 235.) 

64 Por Setiembre era 
Juez en la Audiencia del hon- 
rado Padre y Señor D. Juan--, 
Obispo de Tuy , el Canónigo 
D. Juan Pérez , según Es- 
critura autorizada por él en 
6. de aquel mes y año 1360. 
En el siguiente era Juez de 
la misma Audiencia el Chan- 
tre D. Alvaro Pérez , quien 
como tal Juez mandó cum- 
plir una sentencia dada en 
el 1357. a f avor de los Bar- 
queros de Tuy por el Ca- 
nónigo y Provisor D. Juan 
González , que salió fuera 
de alli en servicio del Señor 
Obispo , y por eso la con- 
firmó y mandó cumplir el ex- 
presado Chantre como Juez, 
según todo consta en Perga- 
mino de los sueltos, num. 26. 

65 Confirmó D. Juan la 
Escritura del año 1367. pu- 
blicada en la Historia de Se- 
gó- 



Obispos de Tuy. 

govia sobre aquel año. Y 
á 3. de Agosto del año si- 
guiente dio Titulo de Ja 
tercera parte con cura de 
S. Maria de Vigo , vacante 
por renuncia hecha en sus 
manos. Del 69. y 70. alega 
Sandoval otras confirmacio- 
nes de mercedes hechas por 
el Rey D. Henrique II. es- 
tando en Braganza ( en guer- 
ra contra Portugal) y en Se- 
villa. El Obispo habia ser- 
vido bien al Rey en la guer- 
ra contra Portugal. Su Igle- 
sia padeció algunos perjui- 
cios de parte de los que se 
ladearon á favor de los ene- 
migos : y deseando el Rey 
premiar servicios , y resar- 
cir los daños , concedió a 
D. Juan el Castillo de En- 
tienda , en tierra de Toro- 
ño. Este nombre de Toroño, 
ú Turonio , tan repetido en 
Escrituras , denota el terri- 
torio de Tuy desde el Mi- 
ño arriba , cogiendo desde 
el confín de Portugal acia 
el Norte de Ova , entre el 
qual Monasterio y Tuy fue 
Turonio , donde hoy Torro- 
ña , mas cerca de Oya , que 
de Tuy. Por aquella voz se 
denotaba la Comandancia de 
esta jurisdicion ; por lo que 
varias Escrituras de Oya ex- 
presaban que fulano presidia 



Juan de Castro. 183 
en Turonio : y en la pag. 
157. verás aqui aplicada a 
la tierra de Toroño la fron- 
tera de Portugal : en la pag. 
159. que la tierra de Toro- 
ño abrazaba la ribera del 
Miño, uno y otro acia el Nor- 
te del rio. 

Concedió también el Rey 
á nuestro Obispo y su Igle- 
sia , demás de este Castillo 
de Entienza en tierra de To- 
roño , la Villa de la Guar- 
da con sus términos , coto, 
y alfoz : item el Coto de 
Coya con su baylío : y la Vi- 
lla de Villavieja de Redonde- 
la , que fueron de los Tem- 
plarios. Donó esto el Rey 
en el Real de sobre Braga, 
con el cargo de un Aniver- 
sario cada año por S. Ma- 
ria de Setiembre : y lo con- 
firmó en las Cortes de Toro 
con su hijo primogénito D. 
Juan a 4. de Setiembre Era 
1409. ( ano 1 371. ) Es la pri- 
mera Escritura del Tumbo. 

66 En el año de 74. era 
Provisor de este Obispo el 
Arcediano de Labruja D. 
Pedro Fernandez : el qual á 
dos de Marzo dio sentencia 
contra los Abades de Saxa- 
monde para que pagasen 
annualmente 54. sueldos Leo- 
neses por razón de Censoría. 
67 El Señor Obispo y 
M4 Ca- 



i 8 4- España Sagr.Trat, 61. Cap. 8. 

Cabildo proveyeron una No- 69 A fin de Mayo de 
taría en 25. de Enero de la aquel año murió el Rey D. 
Era 1413. (año 1375.) y Henriquc II. y sucediendole 
á 9. de Abril Juan Béfete- su hijo D. Juan I. tuvo 
ria , Tesorero de Cartagena, Cortes en Burgos. Concurrió 
Procurador y egecutor del el Obispo D. Juan : y ob- 
Testamento del Em. Sr. Car- tuvo confirmación de los 
denal D. Guillen , Arcediano Privilegios de su Iglesia en 
que fue de Cerveira en la Agosto del mismo año 1379. 
Iglesia de Tuy , fundó en Confirmando los de otras 
ella un Aniversario por el Iglesias , Monasterios, y Ciu- 
dicho Señor Cardenal de dades , como era costumbre, 
Roma , según consta por el según verás en la Historia 
libro del Archivo de Ñuño de mi Convento de Salaman- 
Gonzalez , Secretario del Ca- ca pag. 5. y en el Tomo 
bildo , fol. 29. 2. de Berganza : á fin de 

68 Del año jj. mencio- cuyos Privilegios declara el 
na Sandoval una Escritura Notario mayor ser año pri- 
en que el Obispo D. Juan mero del Rey. 
dio a su Iglesia ciertos bie- 70 Desde este año de 
nes en Val de Lorina, y Arcos, 1379. cesa en Sandoval la 
para que hirviese Capellanes, mención del Obispo D. Juan: 
En este año era Dean y por lo que Jorge Cardoso 
Vicario General por el Obis- (sobre el dia 21.de Abril 
po D. Juan , Giraldo Eanes, de su Agiologio Lusitano ) 
que como tal autorizó co- aplica al mismo tiempo la 
pia de la sentencia dada a renuncia del Obispado , ó 
favor de los Barqueros de que entonces se retiró a vi- 
Tuy. da solitaria con los Ermita- 

Vivia todavía D. Juan ños de la Sierra de Osa. La 
en el año de 1379. en que ocasión fue, que el Papa 
tenia por Vicario General al Gregorio XI. dio orden al 
Dean D. Giraldo Eanes , y Obispo de Coimbra D. Pe- 
este dio una sentencia , en dro Tenorio , y a nuestro 
que declaró estar obligados Obispo D. Juan , con el 
los feligreses de S. Bartho- Dean ( ó Chantre ) de Bra- 
lome a retejar el Monasterio, ga , para examinar é infor- 
Fecha en 4. de Julio del 79. marle del modo de vivir 

los 



Obispos de Tuy, 
los Ermitaños de la Pobre 
Vida. La resulta fue de mucha 
edificación , por la rara po- 
breza y observancia ; de que 
enamorado el Obispo D. 
Juan ( dice ) se fue a vivir 
con ellos , dando un raro 
egemplo de menosprecio del 
mundo, y siguiéndole muchas 
personas distinguidas , entre 
las quales sobresalió el Dean 
de Ebora D. Gil Martínez, 



Juan de Castro 185 

faltan las memorias del Obis- 
po , es muy falso : pues en 
el Tomo 8. de la Monarquía 
Lusitana lib. 23. c. 1. hay 
confirmación de Don Juan 
Obispo de Tuy en 14. de 
Febrero del 1 3 8 1 . En Tuy 
perseveran instrumentos del 
año siguiente 82. por Ene- 
ro , en las Notas del Secre- 
tario , que era el del Cabil- 
do en aquel año , Esteban 



de quien habla Cardoso en Suarez , fol. 10. y por Agos- 

el lugar citado. to dia 15. viernes, en que 

71 Para esto no alega el Obispo D. Juan con acuer- 

documentos que lo prueben, do del Cabildo anejó el 



Brandao en la Tercera par- 
te de la Monarquía Lusitana 
libro 8. cap. ult. trata de es- 
tos Ermitaños de la Sierra de 
Ossa , y menciona entre los 
Visitadores Generales de Es- 
paña nombrados por el Papa 
Gregorio XI. a nuestro Obis- 
po D. Juan : pero no añade 
lo que Cardoso. D. Manuel 



Préstamo de Valladares á la 
Tesoreria , como se ve en 
el libro , ó Notas del Secre- 
tario Ñuño González fol. 60. 
Estos Protocolos no los ma- 
nejó el Sr. Sandoval , y por 
eso omitió muchas memo- 
rias de sus antecesores, oca- 
sionando que Cardoso y 
otros presumiesen no habia 



Caetano de Sousa en el Ca- en Tuy mas documentos que 
talogo de Obispos Portugue- los mencionados por su Obis- 
ses fuera de' Portugal ( im- po. Pero vemos lo contrario, 
preso en el Tomo V. de la porque duran tres años des- 
Academia Portuguesa pag. pues de lo conocido por San- 
168.) adopta lo dicho por doval: y prosiguen en el año 
Cardoso acerca del Obispo siguiente 1383.a 23. de Se- 
D. Juan , sin mas pruebas. tiembre en las Cortes de Se- 



72 Yo creo que esto no 
va bien fundado : y si estri- 
va en lo que dice Cardoso, 
de que desde el año 1379. 



govia (en que se abrogó el 
computo de la Era Españo- 
la ) donde nuestro Obispo 
D. Juan se lee confirmando 



un 



1 8 6 España $agr, Ti'dt. 6 1 . Cap. 8 . 
un Privilegio concedido á la estaba gobernando como an- 
S. Iglesia de Oviedo ( entre tes su Obispado. 
los que yo tengo ) D. Juan 74 Llebaba ya mas de 



Obispo de Tuy conf. 

73 En el libro citado, 
23. de la Monarquía Lusita- 
na y cap. 1. hay impresa una 
Carta en nombre del Obis- 
po de Tuy D. Juan de Cas- 
tro , que supone ya muer- 



treinta y dos anos de Prela- 
cia : y por tanto se hallaba 
en edad no proporcionada 
para empezar una vida aus- 
tera en que no se habia 
criado. Esto que para los 
esfuerzos maravillosos de la 



to al Rey de Portugal D. divina gracia no es estorvo, 
Fernando , que falleció en el debe contenernos á nosotros 
1383. á 21. de Octubre, se- para no establecer su retiro 
gun el mismo Autor ; y con- a vida solitaria , mientras no 
siguientemente la Carta men- veamos pruebas que lo per- 
donada fue posterior , y su- suadan. 



pone a D. Juan en Tuy á 
fin del 83. ó principio del 
84. según la materia. Pero 
no tiene fecha la tal Carta, 
ni la respuesta ; ni vio el 
Escritor Fr. Manuel de los 
Santos los originales , sino 
copia de mano de Brandao: 
por lo que prescindiendo de 
si fueron inventadas para 
engrandecer la madre del 
bastardo Rey D. Juan , y 
baciar en la respuesta las 



75 Los Capitulares , que 
en este Pontificado constan 
por las memorias referidas, 
son los siguientes : D. Do- 
mingo Dominguez , Dean. 
D. Giraldo Eanes , también 
Dean. D. Pedro Fernandez, 
Arcediano de Labruja. D. 
Alvaro Pérez , Chantre. D. 
Juan González , Canónigo y 
Vicario del Obispo. D. Juan 
Pérez , Canónigo , y Juez en 
la Audiencia Episcopal. Du- 



inve&ivas que por aquellos ran Eanes , Canónigo. Provi- 
tiempos estancaban los pe- sores , el Arcediano referido, 
chos Portugueses contra los y D. Lope Rodriguez. 
Castellanos i no es necesario 76 También debe apli- 
carse á este Pontificado el 
Arcedianato que tuvo en 
nuestra Iglesia el Cardenal 
Guillen y mencionado en la 
memoria del num. 67, que 

por 



argüir con aquella Carta la 
falsedad de haber renuncia- 
do D. Juan el Obispado por 
los años de 1379- pues en 
el 82. y 85. sabemos que 



Obispos Je Tuy. Diego Anaya, 187 

por su Testamento fundó el antecesor , según los do- 

aqui un Aniversario. Acaso cimientos alegados, 

fue este Cardenal D. Fr. 79 Sandoval menciona 

Guillermo Sudre , -del Orden Escritura de 19. de Julio 

de S. Domingo , que falle- del 87. en que se nombra 

ció en el 1373. y el tiem- el Obispo de Tuy D.Diego, 

po fue proporcionado para 80 Del mismo año a 5. 

que á la entrada del 35. de Noviembre hay Escritu- 

cumpliese el Testamentario ra en el Tumbo fol. 245. 

la voluntad del difunto. por la qual sabemos tenia 

77 Desde el año 1383. el Obispo D. Diego por 
se acabó el antiguo compu- Provisor al Tbesorero D. Apa- 
to de España por Eras , y ricio Pérez , y éste dio sen- 
empezó el de los años de tencia a favor del Cabildo 
Cbristo. sobre que recibiese cada año 

seis libras de Blancas en ra- 

DIEGO ANAYA zon de Censoría por la Er- 

y Maldonado mita de S. Miguel del 

Después del 13S3. basta el 90. Monte. 

Promovido. 81 Ascendió este Prela- 
do a muchas Mitras , Oren- 

78 Ya digimos en el To- se , Salamanca , Cuenca , y 
mo 1 7. que este ilustrisimo Sevilla. La primera de todas 
Varón fue natural de Sa- fue la de Tuy , no conoci- 
lamanca, y Maestro del Prin- da por algunos , y mal co- 
cipe D. Henrique 111. y del locada por otros después de 
Infante D. Fernando , Rey la de Orense. Las Escritu- 
despues de Aragón. Lo mu- ras de las dos Iglesias con- 
cho que sobresalia su meri- vencen haber sido primero 
to , le hizo digno de aseen- la de Tuy : pues aqui le te- 
der a esta Mitra, vacante nemos en el año de 1387. 
por el fin de D. Juan. Pero y hasta el 90. no empezó 
como no sabemos el año fijo en Orense. 

en que D. Juan acabó ; ig- 82 El mismo en su Tes- 
noramos el puntual en que tamento pone primero la de 
empezó D. Diego , sabien- Tuy , como verás en el To- 
do únicamente que fue des- mo 17. pag. 141. donde 
pues del 83. en que vivia expresa haber recibido pres- 
ta- 



1 3 8 España Sagr. 7rat. 6 1 . Cap. 8 . 

tada del Abad de Oya cier- bildo i que el dicho Arcediano 

ta cantidad de pan , y no su hermano por poder que lie 

tenia presente si la habia para elo dera ó Señor D. 

pagado : por lo que manda García de Vaamonde Bispo que 

abonar y satisfacer lo que fora de Lugo , en sendo Obrs- 

mostrare el Abad del di- po de esta dita Iglesia j e eso 

cho Monasterio. mesmo por poder do dito Ca- 

83 Añade hablando de bildo de esta Iglesia , cobrara 
la presente Iglesia , la clau- é houvera de Collego da Iglesia 
sula siguiente : ítem manda- e Cídade de Salamanca , un 
mos que den a la Iglesia de Pontifical , que ó Señor D. 
Tuy , donde nos fuimos Prela- Diego ( cuia alma Deus aja ) 
do , un Anillo nuestro Ponti- Arzobispo de Sevilla , levara 

fical , de Oro , que tiene un de esta Iglesia de Tuy , quan- 

Zafir y ciertas piedras precio- do déla fora Bispo é Prela- 

sas ; por quanto nos tomamos do : o qual Pontifical. en- 

un Pontifical de la dicha Egle- tregou a dito Señor Obispo e) 
sia , el qual andando en núes- Cabildo &c. 
tros caminos se perdió en núes- 85 Perseveraba en Tuy 
tro poderlo. Esto lo dijo en á 11. de Junio del año 1390. 
el año de 1437. en que fa- en que el Dean , y Vica- 
lleció Arzobispo de Sevilla: rio del Sr. Obispo D. Die- 
y como ultima voluntad en go , llamado Lope Fe man- 
que murió pocos dias des- dez , dio sentencia sobre ei 
pues , la cumplirían sus Tes- derecho de percibir el Ca- 
tamentarios. bildo Luctuosas en Villaza, 

84 Después de escrito según el libro del Secretario 
esto, he averiguado , que pa- Ñuño González , fol. 74. 
recio el Pontifical , y le re- %6 Mantúvose poco tiem- 
cobró nuestra Iglesia , pues po en esta Dignidad : pues 
entre las Notas de paramin en el mismo año de 1 390. 
se halla una del año 1445. por Octubre era ya Obispo 
á 9. de Febrero , del tenor de Orense , como probamos 
siguiente: El dicho Diego de en ei Tomo 17. pag. 140. 
Cordido Hermano de Nicolás El estar ya consagrado es- 
Martinez de la Campana, cusaba las dilaciones preci- 
Arcediano de Miñor , dejo al sas en otro que empezase de 
Señor Obispo D. Luis y al Ca~ nuevo. Desde entonces no 

per- 



Obispos de Tuy 4 

pertenecen á Tuy sus accio- 
nes , que deben distribuirse 
en cada Iglesia conforme las 
iba practicando. 

Capitulares. Don Lope 
Fernandez , Dean. D. Apari- 
cio Pérez , Tesorero. 

i 

JUAN RAMÍREZ 

de Guzman. 
Desde el 1 3 9 1 . basta el 94. 

87 Oydor de la Au- 
diencia Real refiere Sando- 
val que era D. Juan , sin 
añadir otra individualidad, 
ni mas prueba de la noti- 
cia. 

88 Una Escritura del 
Tumbo al fol. 124. nos de- 
clara el nombre , y apelli- 
dos de Ramírez de Guzman, 
con varias particularidades, 
y una es que en tiempo de 
ía guerra fue tomada Tuy 
por los Portugueses , pero 
luego la recobró el Rey D. 
Juan I. 

89 Sábese que en las 
Cortes de Guadalajara perdo- 
nó el Rey a unos Caballe- 
ros de Tuy que trataron 
con los Portugueses la en- 
trega de la Ciudad. Véase la 
Chronica del Rey D. Juan, 
Año 11. Cap. 5. y Año 12. 
Cap. 3. 

90 Murió este Rey.á 9. 



Juan Ramir ez. 18? 
de Octubre del 1390. El 
Obispo antecesor de Tuy 
D. Diego Anaya se hallaba 
en aquel mes promovido á 
Orense. Carecía Tuy de Pre- 
lado en ocasión que por las 
turbaciones del Estado podía 
recelarse perjuicio á la Co- 
rona , por ser esta Ciudad 
frontera y como llave del 
Reyno en el confín de Ga- 
licia y Portugal. El Arzobis- 
po de Santiago , D. Juan 
García Manrique , ocurrió 
a los riesgos , y se metió en 
Tuy para asegurarla : lo que 
fue providencia recomenda- 
ble , aunque no desinteresa- 
da : pues apoderado del Al- 
cazar Episcopal , se intituló 
Obispo de la Ciudad , reci- 
biendo homenage de los Ciu- 
dadanos , á quienes se la fió 
al tiempo de salir , obligán- 
doles á que no la entrega- 
rían , ni recibirían , á otro 
mas que a el. 

91 A este tiempo se ha- 
llaba eleóio Obispo de Tuy 
D. Juan Ramírez , que con- 
currió a las Cortes de Ma- 
drid , y aqui obtuvo Provi- 
sión del Rey D. Henrique 
III. (hijo del difunto D. 
Juan ) para que dicho elec- 
to D. Juan fuese integrado 
y entregado'' en el Señorío 
de la Ciudad de Tuy., y de 

sus 



1 90 España Sd£>'. Ti 
sus Cotos, alzando á los Ciu- 
dadanos el homenage rendi- 
do, al Señor Arzobispo de 
Santiago. Dada en Madrid 
á 9. de Marzo del año 1391. 
Hace mención de esto la 
citada Escritura del Tumbo 
fol. 124. b. 

92 Juntáronse otras Cor- 
tes en Burgos : y entre los 
Obispos que confirmaron en 
ellas Privilegios , uno fue D. 
Juan , Obispo de Tuy ,. según 
consta por la Escritura 197. 
del Tomo 2. de Berganza. 
Dada en las Cortes de Bur- 
gos á 20. de Febrero del 
año 1392. 

93 En Diciembre del 
mismo año eran Vicarios 
Generales de este Señor 
Obispo el Dean D. Lope Fer- 
nandez, y D. Lope Rodrí- 
guez, Racionero , según cons- 
ta por clausula de Testa- 
mento que como tales Vi- 
carios autorizaton /en Tuy á 
19. de Diciembre del 1392. 
conservada en el Pergamino 
suelto num. 31. 

94 Otra Escritura men- 
ciona Sandoval de 27. de 
O&ubre del 93. y prosigue 
aplicando otras al Obispo 
D. Juan desde el 9j. hasta 
el de 1 41 4. en que me pa- 
rece que no se informó bien, 
y el motivo fue haber suce- 



dí, éi. Cap. 8. 

dido a este D. Juan otro 
del mismo nombre , y es 
fácil en tales circunstancias 
equivocar las personas , quan- 
do no occurre principio dis- 
tintivo. 

95 En el caso presente 
le descubro en Escritura del 
año 1394. la qual expresa 
que vacaba la Sede, y ha- 
biendo fallecido el Canónigo 
D. Esteban Dominguez, que 
dejaba algunas cosas al Ca- 
bildo , mandaron el Dean, 
y Tesorero , Provisores en 
la Sede vacante , sacar del 
Testamento las Clausulas res- 
pectivas al Cabildo. Esto fue 
en el año 1394. a 16. de 
Diciembre , día Miércoles , co- 
mo expresa la Escritura ; y 
la Feria sale bien , como 
prueba la letra Dominical 
D. propria de aquel año. 
(Tumbo fol. 208. ) 

96 Según esto no pode- 
mos decir que era una mis- 
ma persona la del Obispo 
D. Juan , que gobernaba an- 
tes á Tuy , y la que des- 
pués suena con el mismo 
nombre : porque la vacante 
del 1394. convence ser otro 
Obispo el que gobernó á 
Tuy en los años siguien- 
tes. 

97 Acabó pues D. Juan 
Ramírez de Guzman en el 

año 



Obispos de Tuy. Juan Fernandez; 191 
año de 94. antes del 16.de 98 Capitulares 2 D. Lope 

Diciembre : habiendo em- Fernandez, Dean:D. Esteban 

pezado en su tiempo la di- Domínguez, Canónigo : D. 

visión de Canónigos que se Lope Rodríguez , Racione- 

mudaron a Valencia , como ro y Vicario del Obispo con 

diremos en el sucesor. el Dean. 

CAPITULO IX. 









OBISPOS © E L SIGLO X F. 



JUAN FERNANDEZ 
de Sotomayor II. de estos 

apellidos. 

Después del 1 394. hasta el de 

1423. 



L 



AS memorias que 
ocurran después del 
año 1494. con nombre de 
D. Juan Obispo de Tuy , no 
deben aplicarse á D. Juan 
Ramírez , por lo dicho im- 
mediatamente , sino al suce- 
sor , llamado también D. 
Juan , pero distinguido en 
algunas Escrituras (que ale- 
garemos ) con el apellido de 
Fernandez y y Sotomayor. Sá- 
bese por las memorias que 
expresaremos , haber sido so- 
brino del Obispo D. Juan 
( num. 8. ) pero como prece- 
dieron dos de aquel nombre, 
no sabemos a quien aplicar- 
le. Ambos eran de apelli- 
dos ilustres. La madre se 



llamó Doña Inés Alvarez, 
como luego Veremos (num. 

3i- ) 

2 Este desfrutó la Sede 

por mucho mas tiempo que 
el antecesor. Sandoval equi- 
vocado con los nombres (se- 
gún lo prevenido) no dis- 
tinguió el principio de su 
Pontificado , ni conoció el 
fin , alargando aqui , lo atra- 
sado alli : y confundiendo 
sucesos que aun según la 
Chronologia que propone, 
debió haber atribuido á di- 
versas personas. 

3 Si vacaba Tuy en 16. 
de Diciembre del 94. ( como 
digimos ) empezó después es- 
te D. Juan , que prosigue 
con el mismo nombre mu- 
chos años. La primera men- 
ción que hallo de este Pre- 
lado es en Argote de Moli- 
na lib. 2. c. 164. fol. 269. 
en el Privilegio cuyos con- 

fir- 



1 9 z Esparta Sagr. 
Armadores expresa sobre el 
año 1395. y uno es D.Juan 
Obispo de Tuy. Del año 97. 
ofrece Sandoval otra memo- 
ria por medio de una cola- 
ción de la mitad de Gura 
de S. Maria de la Guarda, 
hecha por Juan Fernandez 
de Soto , Vicario General del 
Obispo D. Juan. Añade otras 
de los años 1409. 10. y 12. 
pertenecientes á la Iglesia 
de Bayona. 

4 El Tumbo al fol. 256. 
propone un Titulo de la mi- 
tad sin cura de S. Maria de 
la Guarda, dado por ei Obis- 
po D. Juan á 26. de Julio 
del año 141 4. 

$ Al año siguiente acre- 
centó bienes ei Obispo por 
compra, y por donación: pues 
D. Teresa Alvarez , vecina 
de Bayona , le vendió ei lu- 
gar de Vilanova en Pórtelas, 
cuya Escritura fue otorgada 
en 27. de Diciembre del año 
141 5. y en ella nombra al 
Obispo D. Juan Fernandez. 
de Sotomayor (Tumbo fol. 
79. ) Otra al fol. 304. que 
es del mismo año en 15. de 
Febrero , usa el nombre de 
D. Juan de Sotomayor , supri- 
miendo el Fernandez. Por ella 
Je hizo donación Doña Al- 
donza Ans de los bienes que 
tenia en S. Baya de Camos. 



Trat, 61 . Cap. 9. 

6 En el año siguiente 
compró ei Prelado á Vasco 
Fernandez el Casal de Sem- 
hade en Pesegueyro. Fecha en 
Tuy a 15. de Julio del año 
141 6. y aqui vuelve a nom- 
brarse el Obispo D. Juan 
Fernandez, de Sotomayor (Tum- 
bo fol. 213.) prueba clara 
de que suprimian el Fernan- 
dez , quando les parecía, por 
ser mas particular el apelli- 
do de Sotomayor , sin que 
por aquella supresión pue- 
das imaginar diferencia en 
la persona , pues dentro de 
un mismo espacio la ves es- 
crita de uno y otro modo. 

7 En ei Protocolo cono- 
cido por nombre de Paramin 
hay mención de varios de- 
pendientes del Obispo D. 
Juan por este tiempo : El 
Camarero D. Gonzalo Gó- 
mez : Vasco Fernandez , su 
Escudero , de quien hay do- 
nación de unas Casas : y un 
Foro á su Portero Afonso 
González. En el 141 8. se ex- 
presan el Arcediano de Mí- 
ñor D. Juan Miguellez , y 
D. Esteban Suarez , Theso- 
rero , ambos Vicarios gene- 
rales del Obispo D. Juan. 

S Por este tiempo anda- 
ba fabricando en la Cathe- 
dral el Prelado una Capilla 
con invocación de S. Andrés: 






Obispos de Tuy, 
y para ir cumpliendo la vo- 
luntad con que la hacia , dio 
al Cabildo en 22. de No- 
viembre del año Í419. cier- 
tos bienes y caudales , que 
huvo de merced del Señor 
Rey D. Juan que Deus man- 
tena , e de merced del Rey D. 
Fernando de Aragón en quanto 
foi vivo , y con ellos fundó 
12. Aniversarios cada año 
en la mencionada Capilla 
que estaba haciendo , y de- 
clara que mientras viva, fue- 
sen con los Responsos y Pro- 
cesión á la Sepultura do ya- 
cía su Tío D. Juan , Bispo que 
foy de Tuy \ dentro en o Coro 
da dióia Iglesia , como se ve 
en el libro de Paramin fol. 
22. y por aqui se infiere 
haber vivido en la Corte del 
Rey D. Juan I. sirviéndole 
con acceptacion del Monar- 
ca , y de su hijo el Infante 
D. Fernando ( que murió 
después Rey de Aragón en 
el 141 6. ) continuando en 
favorecerle el Rey D. Juan 
II. ( que era eí reynante al 
tiempo de esta Escritura ) 
pues a los buenos servicios 
corresponden las mercedes 
que aqui les atribuye. La 
Capilla estaba ya concluida, 
á fin del 1420. según re- 
sulta por Escritura en el 
Tumbo fol. 294. en que á 
Tom. XXII. 



Juan Fernandez. 193 
1. de Febrero del siguiente 
dio el Provisor posesión de 
todos los bienes que la per- 
tenecían : lo que la supone 
concluida. 

De la Colegiata de Valencia 
del Miño. 

Arzobispo de Santiago Ad- 
ministrador del Obispado 
de Tuy. 

9 Ardia en tiempo de 
nuestro Obispo D. Juan el 
Cisma encendido en el Siglo 
pasado por los Antipapas. 
No estaban apagadas las ce- 
nizas de la guerra entre 
Castilla y Portugal , que por 
estas fronteras de Galicia 
era mas ocasionada a los in- 
cendios. Calentábanse al fue- 
go los ánimos resfriados en 
la fidelidad : y acalorando 
ideas de inquietud, rompie- 
ron las balanzas de la justi- 
cia , tomando para si lo que 
no era suyo. 

10 El Obispo de Tuy 
tenia puestos Vicarios en las 
jurisdiciones de tierra de 
Portugal entre el Miño y 
Limia. Uno era D. Juan 
Alonso , Sochantre de Tuy: 
otros, los Canónigos D. Gon- 
zalo Martínez , y D. . Juan 
Rodríguez de Felgueyra. Es- 

N tos 



i ^ 4. España Sagr. ir 
tos con D. Alvaro Alonso, 
Arcediano de Cervera ; con 
D. Rodrigo Xuarez , Arce- 
diano de Labrugia , y otros 
Canónigos y Racioneros, se- 
guían el partido de Urbano 
¡VI. y Bonifacio IX. contra 
el de Clemente VIL que pre- 
valecía por entonces en otros 
desde el año 13 Si. en que 
el Rey D. Juan I. de Cas- 
tilla publicó su Real Decre- 
to á favor del referido Cle- 
mente VIL corno digimos en 
el Tomo 17. pag. 139* y 
perseverando los expresados 
Canónigos en aquella reso- 
lución , se fueron á Valencia 
del Miño en el año de 1392. 
y en la Parroquia de S. Es- 
teban (que es la de dentro 
de los muros ) fijaron su re- 
sidencia. 

11 Aili nombraron por 
Superior a un D. Tortbio, 
el qual administraba las Igle- 
sias , Abadías y Conventos, 
que entre Miño y Limia 
pertenecían á la Santa Igle- 
sia de Tuy , y llegaban á 
numero de 230. Fulminaban 
censuras contra ellos los 
Obispos de Tuy , como di- 
ce Antonio Carbalho da Cos- 
ta en el Tomo 1. de la Co- 
rografía Portuguesa pag. 273. 
pero el favor del Rey D. 
Juan I. de Portugal, y el par- 



at. 61. Cap. 9. 

tido de los Papas que se- 
guían , los daba quanta se- 
guridad podían desear en 
ambos fueros. 

1 2 Muerto aquel D. To- 
ribio en los mismos dias del 
Cisma , nombraron (dice 
Sandoval) los rebeldes de Va- 
lencia por su Prelado al Ar- 
zobispo de Santiago, que in- 
debidamente recibió lo que 
le ofrecieron , y puso en su 
nombre un Vicario , y nom- 
bró dos Arcedianos , uno de 
Cervera, y otro de Labru- 
gia , y ordenó algunos Ca- 
nonicatos y Prebendas , entre 
los quales repartió los diez- 
mos y bienes , que la Igle- 
sia de Tuy tenia en Portu- 
gal. Asi Sandoval. 

1 3 Quien lea esto creerá, 
que asi como arriba vimos al 
a&ual Arzobispo de Santiago 
introducido en Tuy, también 
ahora este quería mandar en 
ella desde Santiago : y no 
fue asi : pues ya no residía 
en Galicia : y sobre esto de- 
bemos advertir que por aho- 
ra andaba el Arzobispo de 
Santiago D. Juan García 
Manrique fatigado con el 
valimiento que el Arzobis- 
po de Toledo D. Pedro Te- 
norio gozaba con el Rey 
desde que le recibió en Ules- 
cas en el 1394. Amanecían 

ca- 



Obispos de Tuy. Juan Fernandez. 1 9 5 

cada día nuevas nieblas de 15 Como estas Iglesias 
desazones , que en el pecho eran del Reyno de Portugal, 
de un hombre grande , Go- á que se pasó el Arzobis- 
bernador antes del Reyno, po , le dieron la Administra- 
influyeron tantos sinsabores, cion Eclesiástica de todas , y 
y displicencias , que se apar- luego la del Obispado de 
tó de la Corte , y aun del Coimbra , por lo que el mis- 
Rey no , y se fue á Portugal mo se intitulaba en el año 
en el año de 1395. 1403. Arzobispo de Santiago \ 
14 A este atribuyen al- y Administrador perpetuo de 
gunos la fundación de la Co- los Obispados de Coimbra , y 
legial mencionada de S. Es- Tuy , como refiere en el Ca- 
teban de Valencia : pero se- talogo de los Obispos de 
gun lo prevenido , ya esta- Coimbra Leyta5 Ferreyra. 
ba introducida , y solo cor- Esta Administración del Obis- 
responde al Arzobispo D. pado de Tuy corresponde á 
Juan la formalidad que in- la porción sita dentro de 
trodujo de que los referidos Portugal : pues lo demás so- 
Canonigos digesen las horas bre el Miño reconocia al 
Canónicas de comunidad, verdadero Obispo de Tuy 
( como afirma el citado Car- D. Juan Fernandez. Pero el 
balho da Costa) y aunque Arzobispo aplicado al par- 
Cardoso expresa (sobre el tido de los de Valencia, no 
dia 23. de Enero) que fun- distinguía territorio , y sin 
do aquella Colegiata , y los restricción se intitulaba Ad- 
Arcedianatos de Cerveyra , y ministrador del Obispado de 
Labruja ', tampoco debe en- Tuy. En el 1396. tenia por 
tenderse de primer estable- Provisor á D. Lope Rodri- 
cimiento 5 pues arriba vimos guez Arcediano de Montes, 
citado al Arcediano de La- quien como tal dio una 
bruja en el año de 1374. Y Sentencia sobre reparar la 
á lo mas seria anejar á Va- Iglesia de S. Pedro de fa- 
lencia aquellos dos Arcedia- gueiras , que existe en el 
natos , que pertenecían al Pergamino num. 17. y esto 
territorio desmembrado de debe tenerse presente , por 
Tuy en la vanda meridio- la estrañeza que causa en- 
nal del Miño , en que cae contrar un Arzobispo de 
Valencia. Santiago Administrador per- 

N 2 pe- 



i í? 6 Es paría Sagr. 

petuo del Obispado de Tuy, 
al tiempo de vivir en pose- 
sión su legitimo Obispo. 

Fr. Antonio de Lisboa es nom- 
brado Obispo Administrador, 

\6 Esto perseveró en 
aquella conformidad mien- 
tras vivió el Arzobispo re- 
ferido , que no tiene memo- 
lia conocida posterior al año 
1404. „ Muerto el Arzobispo 
„ eligieron los de Valencia 
„ por Superior a un Fr. Anto- 
,, nio Frayle fugitivo de los 
„ Ermitaños de S. Agustín: 
„ y este Frayle loco y de- 
„ satinado se llamó Obispo de 
„ Tuy , y murió en su per- 
„ tinacia. Sucedióle en la Vi- 
5 , caria Juan Alonso. Asi el 
Sr. Sandoval , que no cita 
pruebas , y como la materia 
era por sí muy odiosa a la Dig- 
nidad Episcopal , es disculpa- 
ble este Sr. Obispo en la ve- 
hemencia con que recargó 
al mencionado Frayle. 

17 Pero las circunstan- 
cias permiten discurrir con 
menos acrimonia , ya que el 
Sr. Obispo no prueba , ni 
expone el sentido de sus 
clausulas : pues la de fugiti- 
vo puede verificarse del mo- 
do que en el Sr. Arzobispo 



Trat. Si. Cap. 9. 
de Santiago , quando huya 
a Portugal , y con el mismo 
motivo que ( entre otros ) se 
refieren de , aquel- llustrisi- 
mo, (1) que fue tener por 
mas seguro el partido del 
Papa que residía en Roma, 
á quien reconocia Portugal; 
y ' no al Antipapa de Avi- 
ñon , que era el recibido 
en Castilla. Este mismo in- 
ductivo pudo tener Fr. An- 
tonio , que como hombre de 
letras y reputación , no po- 
día aquietarse en obedecer 
al Antipapa : y acaso fue 
uno de los que siguieron al 
Arzobispo de Santiago en la 
fuga a Portugal : pues an- 
dando en la Comitiva del Ar- 
zobispo, habia mas propor- 
ción para que los Canónigos 
de Valencia conociesen sus 
prendas , y por muy recomen- 
dables le nombrasen ( muerto 
el Arzobispo ) por su Gefe. 

18 Lo cierto es , que 
el nombrarle por su Prelado 
los Canónigos y Dignidades 
de Valencia , deshace la cen- 
sura de loco y desatinado 
que pronunció el Obispo: 
pues no es imaginable que 
a ser tal ■, le nombrasen su- 
perior los Canónigos : por- 
que habiendo entre ellos al- 
gunos Arcedianos , y no de- 
bien- 



j(i) D. Fernán Pertz. de Guarnan en ¡es Varones ¡lustres cap, 1 1 . 



Obispos de Tuy. Juan Fernandez. 197 
biendo decir que todos eran los de su Obediencia , y es- 
locos y desatinados ; era co- pecialmente para el Reyno 
mo natural el impulso de de Portugal , como opuesto 
elegir a uno del mismo Ca- al de Castilla , que tenia re- 
bildo ,por Prelado , según cibido al de Aviñon , con 
acostumbraban las Iglesias : y Francia , y Aragón. Supuesta 
no hacer esto , sino nom- la gracia Pontificia y consa- 
brar a un Frayle ; parece da graclon , no era loco y desatí- 
á entender mucha ciencia y nado el que tomase titulo de 
prudencia en el sugeto , á Tuy , como el antecesor se 
cuya vista no era otro Ca- decia Administrador perpetuo 
pitular digno de presidirlos, de este Obispado : no Obispo, 

19 El motivo de seguir por serlo de Compostela: 
al Papa Romano el Frayle pero Fr. Antonio que no te- 
como los Canónigos , pudo nia otra Esposa , podia lla- 
estrechar mucho al Religio- marse Obispo , como refiere 
so en la reputación de los Sandoval que lo hizo. 
Capitulares , pues convenían 21 El Maestro Fr. Luis 
en una misma Obediencia: Torrelli en el Tomo sexto 
y muy lejos de ser aquel de los Siglos Agustinianos, 
partido vituperable en el dice sobre el año 1402. que 
Frayle , ni en los Canónigos, el Antipapa Benedicto XIII. 
consta haber sido el legiti- prometió el Obispado Tu- 
mo : con que si por esto dense de Galicia en la parte 
huyó , ó fue fugitivo , no de Diócesi que pertenecía á 
debe publicarse loco y des- la Corona de Portugal , á 
atinado. un celebre Theologo de aque- 

20 El titulo de Obispo lia nobilísima Provincia Lu- 
de Tuy que tomó ( según sitana , llamado Fr. Antonio y 
Sandoval ) supone consagra- de quien hace mención San- 
ción , sin la qual ninguno doval. No alega documen- 
se llama Obispo : y esta no to : y según lo que vamos 
se la negarían los Obispos a referir , equivocó al An- 
de Portugal que seguían el tipapa Benedi&o con sus com- 
partido contrario de Castilla petidores. 

en obedecer al Papa que re- 22 El Padre D. Manuel 

sidia en Roma , el qual era Caetano de Sousa le pone 

tan benévolo en gracias para como Obispo de Tuy en el 

Tom. XXII. N 3 Ca- 



x 9 8 España Sag)\ Tr 

Catalogo de los Prelados 
Portugueses fuera de Portu- 
gal : y aunque no tuvo ju- 
risdicion fuera de aquel Rey- 
no , consta era Portugués , y 
le añade el apellido, nom- 
brándole D. Fr. Antonio de 
Lisboa , y que fue electo 
Obispo de Tuy y de Valen- 
cia en tiempo del Cisma de 
Benedicto XIII. De el dice 
habla el Ilustrisimo D. Fr. 
Alejo de Meneses en el Ca- 
talogo de los Agustinos , hi- 
jos del Convento de Lisboa, 
que llegaron a ser Obispos. 
Según lo qual consta haber 
profesado en nuestro Con- 
vento de Lisboa , y que fue- 
ra de Tuy es reputado como 
Obispo , electo con aquel 
Titulo , y que se mantuvo 
en el hasta morir , según 
testifica Sandoval. Si era Por- 
tugués , no puede autorizar 
lo fugitivo en quien se man- 
tiene en su Provincia. 

23 El Chronista Fr. Ge- 
rónimo Román , que escri- 
bió antes de Sandoval , y 
anduvo por Braga , Tuy , y 
la misma Valencia del Miño, 
habla de esto en su Historia 
ms. de Braga libro 2. cap. 1 2. 
de este modo : „ También 
„ la Iglesia de Tuy estuvo di- 
„ visa de manera que algu- 
,, na de la Clereciade aquel 



a,t. éi. Cap. 9. 
„ Obispado se pasó a Va- 
„ lencia de Miño , que está 
„ a la otra parte del dicho 
„ rio Miño : y allí hacian 
„ el Oficio divino como en 
„ la Cathedral , y alli fue 
„ favorecida por los Sumos 
„ Pontífices á que obedecía 
„ Portugal , porque en todo 
„ procuraban agradar a los 
„que seguian su Partido. A 
„ esta ocasión Bonifacio , que 
„ sucedió á Urbano , dicho 
„ Noveno , concedió cosas 
„ muy grandes a los Reyes 
„ de Portugal , entre las qua- 
„ les fue hacer a Lisboa 
„ Arzobispal , que era cosa 
„ que antes habia procura- 
„ do , y nunca salido con 
„ ella , y por este orden se 
„ hallan muchos Breves de 
,, estos Pontífices para losRe- 
„ yes y Prelados de este 
,, Rey no. Fueron los prime- 
„ ros Clérigos que vinieron 
„ a Valencia Alonso Yañez, 
„ Abad deTorviscoso 5 Al- 
„ varo González , Abad de 
„ Riva de Moro ; y Martin 
„ Barreros , y otros muchos 
„ Canónigos que eran en la 
,, dicha Iglesia de Tuy. Esto 
,, pasó año de 1381. que 
„ fue el quarto año del Pon- 
„ tificado del Urbano. 

24 „ Estos Canónigos co- 
,, mo vieron que no se po- 

„ dian 



>» 



Obispos de Tuy. Juan Fernandez . 199 
dían conservar sin una Ca- „ de Tuy , pero son como 



„ beza y Administrador , eli- 
,, gieron de entre sí uno 11a- 
„ mado Toribh ,• para que 
„ administrase todo lo que 
„ en la parte de Portugal te- 
„ nian ios Obispos de Tuy: 
„ de manera que en esta 
„ parte lo tuvieron por le- 
„ gitimo Prelado , y las Par- 
,, roquias , y Monasterios de 
„ Monges , y Monjas ( que 
„ eran muchos ) le dieron la 
„ obediencia. Murió el dicho 
„ Toribio Administrador per- 
„ maneciendo la cisma 5 y la 
„ dicha Clerecía de Valencia, 
„ que representaba el Obis- 
„ pado de Tuy , eligió en su 
„ lugar un Juan ( que es 11a- 
„ mado en un Breve de Mar- 
„ tino V. Arzobispo Compos- 
„ telano ) y tuvo sus Canoni- 
„ gos y Clerecia en la Iglesia 
,, de S. Estevan de Valencia, 
„ adonde estuvo después la 
„ Silla como Cathedral. Este 
„ crió muchas Prebendas, en- 
,, tre las quales fueron dos 
„ Arcedianazgos , uno de 
,) Cervera, y otro de Abru- 
3 , ja , porque los habia en la 
„ Iglesia de Tuy ; y desde 
„ ahora se quedaron para la 
„ Metropolitana de Braga, 
,, porque sus rentas estaban 
„ dentro de Portugal , y tam- 
„ bien las hay en la Iglesia 



titulares. Y no solo crió 
estas Dignidades , mas otro 
mayor numero de Canóni- 
gos y Beneficiados , y apli- 
có para esto todo lo que 
tenian el Obispo y Cabil- 
do de Tuy en Portugal. 
Este murió en el fin del 
Pontificado de Bonifacio 
IX. en los años de 1402. 
Sucedióle en la Adminis- 
tración un Religioso de la 
Orden de los Ermitaños de 
S. Augustin , llamado Fr. 
Antonio , el qual adminis- 
tró la Iglesia de Valencia 
con la autoridad de sus 
predecesores , hallando fa- 
vor en Gregorio XII. y 
Juan XXII. a quienes tenia 
Portugal por mas legitimos 
Pontífices. 

25 „ Murió el Fr. Anto- 
nio , y los Canónigos de 
Valencia nombraron por su 
Administrador a un So- 
chantre de la Iglesia del 
Puerto , llamado Juan Alon- 
so , el qual se tuvo fuerte 
contra las Censuras de Mar- 
tino V. que ya era Papa 
universal por la renuncia- 
ción de Gregorio XII. y 
Juan XXII. y deposición 
de Benedi&o XIII. Este no 
solo no obedeció al Obis- 
po de Tuy , como se lo 
N 4 ^ man- 



>> 



2oo España Sagr. Ty 
,, mandaba el Papa , mas re- 
„ sistió bravamente , y crió 
„ mas Canónigos , y hallase 
„ que en su tiempo huvo 
„ estos Prebendados. El Ad- 
„ ministrador Juan Alonso, 
„ Sochantre del Puerto; Gon- 
,, zalo Martinez ; Juan Ro- 
„ driguez de Fulguera, Cano- 
„ nigos,y Vicarios Generales 
,, de la dicha Iglesia en el 
„ distrito de Portugal ; Alva- 
„ ro Alfonso , Arcediano de 
„ Cervera i Rodrigo Yañez, 
„ Arcediano de Abruja, Ro- 
„ drigo Estevan > Juan Do- 
„ minguez ; Gómez Marti- 
„ nez ; Domingo Estavanez; 
„ Lorenzo Correa > Gonzalo 
„ Velazquez 5 Martin Alonso; 
„ Juan Domínguez ; Juan 
„ Fernandez ; y Juan Alonso, 
„ todos Canónigos. Y de la 
„ misma manera crió Racio- 
v ñeros y Capellanes. Llegó 
„ la cosa á tanto que el 
„ Obispo y Cabildo de Tuy 
„ desesperó de jamas cobrar 
„ lo que tenia en Portugal. 
„ Reclamó acabada la Cis- 
„ ma al Papa Martino V. mas 
„ por espacio de cinco años 
„ nunca despachó nada , por- 
„ que las guerras de entre 
„ Portugal y Castilla estaban 
„ siempre en pie: y el Rey D. 
„ Juan de Portugal andando 
„ prospero con los sucesos de 



at. 6 1. Ca[>, 9. 
„ la guerra, contradecía fuer- 
„ témeme a que no le entra- 
„ sen Casiellanos en su Rey- 
„ no, y aunque expidió Mar- 
„ tino V. sus Breves tan rl- 
,, gurosos quales yo en mí 
„ vida los he leido ; Tuy se 
„ quedó sin lo que era suyo, 
„ y asi esta contienda duró 
„ hasta los tiempos de Eu- 
„ genio IV. el qual la acabó/ 4 
Hasta aquí Román. 

2 6 Los Canónigos que 
refiere al fin , son los men- 
cionados por Sandoval en el 
principio de la Colegiata , y^ 
no nombra este Escritor á 
los que Román expresa en 
el num. 23. según lo qual pa- 
rece ser este Chronista mas 
individual en la materia, 
como lo es en los apellidos 
que les da , Iañez , y Velaz- 
quez , donde Sandoval pone 
Xuarez , y Vázquez : pues 
los de Román son los expre- 
sados en la Bula de Martino 
V. que ponemos en el Apén- 
dice. El favor que dice halló 
Fr. Antonio en los Papas Gre- 
gorio XII. y Juan XXII. de- 
nota que presidia en Valen- 
cia por los años de 1406. y 
los quatro siguientes , en que 
empezaron aquellos Papas. 



Juan 



Obispos de Tuy. J 

Juan Alfonso sucesor de Fr. 
Antonio : y fin del 
Cisma,. 

27 Muerto Fr. Antonio 
de Lisboa eligieron los resi- 
dentes en Valencia a D.Juan 
Alfonso , que se dice Sochan- 
tre de la Iglesia de Porto , en 
los documentos referidos. 
Este se hallaba presidiendo 
en Valencia como Adminis- 
trador y Obispo Tudense an- 
tes del año 1423. en que 
el Papa Martin V. dio senten- 
cia contra el a favor del Obis- 
po D. Juan. Perseveraba el 
tal D. Juan Alfonso como Ad- 
ministrador del Obispado , y 
ocupando lugar entre los 
Obispos de Portugal , en el 
año de 1426. en que fue lla- 
mado por el Arzobispo de 
Braga D. Fernando de la 
Guerra para el Concilio que 
tuvo en la Metrópoli contra 
las violencias que hacia á 
los Eclesiásticos el Rey D. 
Juan I. Concurrieron los Obis- 
pos de Porto , Lamego , Co- 
inibra , y entre estos dos 
últimos nombra D. Rodrigo 
Acuña a D. Juan Alfonso Ad- 
ministrador del Obispado de 
Tuy en la parte de Portugah 
con lo que se convence ha- 
llarse reconocido Obispo por 



uan Fernandez. 201 

los Portugueses : pues le die- 
ron lugar entre los Obispos. 
De esto tratamos en el To- 
mo precedente sobre el año 
expresado , con motivo del 
Obispo que concurrió por 
Porto : ahora para autori- 
zar lo respectivo á Tuy. 

28 Después que el Papa 
Martin V. dio fin por su pa- 
cifica elección al prolonga- 
do Cisma , procuró el Obis- 
po de Tuy D. Juan de Soto- 
mayor ( de quien vamos 
hablando ) recobrar lo que 
en la tormenta del Cisma 
perdió su Iglesia. ( Sandoval 
atribuyó este conato a D. 
Juan de Guzman , ó al pre- 
sente , sin asegurarse en uno: 
pero debemos insistir en este:, 
pues el otro habia muerto 
antes de la elección de Mar- 
tin V. ) 

29 Quejóse pues el Obis- 
po ante el Sumo Pontífice del 
gravisimo perjuicio padeci- 
do por su Iglesia en la des- 
membración de su Diócesi: 
y como el Cisma no debía 
dar ley , y el derecho y 
posesión de la Sede Tudense 
por debajo del Miño era no- 
torio •■> expidió el Papa un 
Breve de los mas urgentes 
que se han visto , para que 
los de Valencia restituyesen 
á la Iglesia de Tuy quanto 

ha- 



zoz España Sagr. trat. 6 1 . Cap. 9 . 

habían usurpado , y volvíe- el Maestrescuela D. Esteban 



sen a la Obediencia de su 
legitimo Prelado. A este fin 
imploró el auxilio del brazo 
secular , empeñando a los 
Principes hijos del Rey D. 
Juan de Portugal , demás de 
las execraciones , y penas 
fulminadas contra los ino- 
bedientes , si dentro del ter- 
mino señalado no vuelven á 
la antigua obediencia del 
Obispo , restituyendo quanto 
habian usurpado. Fecha en 
23. de Enero del año 1423. 
de Christo , sexto de su Pon- 
tificado , Indicción I. ( Tumbo 
fol. 182. ) 

Remitióme el Cabildo la 
Bula original , que es dilata- 
disima , por las continuas re- 
peticiones con que el Nota- 
rio hace pesada la formula, 
sobre las continuas abrevia- 
turas , que gastada la tinta, 
y maltratado el pergamino 
por las muchas dobleces (pues 
es piel de marca mayor ) 
hicieron molestísima la Co- 
pia. Alli verás muchas indi- 
vidualidades , de haber em- 
pezado esta causa el Carde- 
nal Lucido 5 de proseguirla el 
Obispo Ele&ense D. Pedro; 
de los nombres de todos los 
residentes en Valencia del 
Miño > del Procurador del 
Obispo y Cabildo de Tuy 



Trigo , ó Enrici ( pues de 
ambos modos leemos el ape- 
llido , y ambos se hallan en 
otros ) con las demás particu. 
laridades que declara la Bula. 
30 No parece dudable 
que letras tan urgentes , des- 
pués de pacificada la Iglesia, 
huvieran tenido el debido 
efecto , en caso de pertenecer 
los territorios a un mismo 
Soberano : pero flaqueó el 
Templo por la tierra. Esta 
pertenecía á un Rey muy 
empeñado en dejar indepen- 
dientes de Castilla sus Esta- 
dos , á cuyo fin trabajó 
quanto pudo por separar de 
los Obispados de Badajoz, 
Ciudad Rodrigo , y Tuy, 
quanto poseían en Portugal: 
y aunque por ahora no con- 
vino Roma en el todo , lo- 
gró que fuesen gobernados 
por Administradores que re- 
sidiesen dentro de Portugal, 
como dice Sandoval fol. 178. 
Después se anejó este terri- 
torio al Obispo de Ceuta, 
como diremos sobre el año 
1444. y finalmente á Braga, 
en que persevera. 

31 Manteníase D. Juan 
Obispo de Tuy en Mayo del 
año 1423. pues en el Proto- 
colo de Paramin se halla Fo- 
ro de aquel año sobre una 

he- 



Obisp. deTuy Juan Fernandez. 203 

heredad , en cuyos deslindes te de los Testamentarios, 
hay noticia de la madre del 
Obispo D. Juan , la qual nos 
dice haberse llamado Inés 
Alvarez , y á la sazón esta- 
ba ya difunta : E des contra 
dita Cidade (dice) topaba 
con heredade que so'ia de tra- 
ger Inés Alvarez , madre que 



Otro Pergamino suelto num. 
21. expresa Sede vacante en 
20. de Diciembre del mismo 
año. 

33 Pero todavía se de- 
termina mas el asunto con 
noticia individual del año, 
mes , y dia en que falleció 



foy do Señor D. Juan , Bispo el Obispo , descubierto en el 
que ora era de Tuy , e que Protocolo de Paramin , en 



agora o ditto Señor Bispo 
tragia. Fecha en 5. de Mayo 
del año 1423. (Fol. 46.) 

"Declarase el año y dia de la 

muerte de este Obispo 

D.Juan. 

3 2 Llega ( dice Sandoval) 
la memoria de D. Juan Fer- 
nandez de Sotomayor hasta 
el año de 1432. Pero no se in- 
formó bien , pues en el Tum- 
bo al fol. 288. hay una Car- 



cuyo fol. 119. hay este 
Acuerdo del Cabildo ; Por 
quanto o Sr. D.Juan de Souto 
Mayor de boa memoria , Bispo 
que f ora deTuy , se finara des- 
te mundo para Deus , e fora 
sepultado ó dia luns primeiro 
que ora pasara , que eran 1 5. 
días do dito Mes de Novem- 
bro , en a sua Cápela nova 
que el comenzara facer en a 
ditta Iglesia ; segund o dereito 
€ costume lies conviña é era 
necessario primeir amenté face- 



ta de pago del Convento de ren Vicarios d See vagante e 

Sto. Domingo , dada a los utro si Receptores para rece- 

Testamentarios del Obispo de her e recaudar , e procurar 

Tuy D. Juan de Sotomayor, os bens da Mesa Obispal da 

de tres mil y docientos ma- dtBa Iglesia e Obispado &c. 
ravedises , mandados por el 34 Aqui vemos que fue 

dicho Obispo para hacer allí sepultado en 15. de Noviem- 

una Capilla conla carga de bre del 1423. pues al dia 



un Aniversario. Fecha en 1 8. 
de Octubre del 1424. Habia 
pues fallecido el Obispo cu- 
ya clausula de Testamento 



.siguiente , Martes del mismo 
mes y año se acordó en Ca- 
bildo lo expuesto , declara- 
da la Sede vacante , que pro- 



estaba ya cumplida por par- siguió asi por algunos me- 
ses, 



104- España Sagr. Trat. ¿ 1 . Cap. 9 . 

ses , según otros Acuerdos, autorizadas por el Provisor 



en los quales se trató de 
enviar Cartas y Mensageros 
al Rey sobre la Elección y 
Postulación de Obispo , he- 
cha por el Cabildo en la 
persona del Chantre de Oren- 
se sobrino del Duque de Ar- 
jona. No se puede sacar 
mas del Acuerdo , según me 
informan : pero sabemos por 
lo dicho en Orense , y en 
Mondoñedo , que el Chan- 
tre de Orense en este tiem- 
po era D. Pedro Henriquez, 
de quien volveremos a ha- 
blar en el Obispo siguiente: 
notando ahora la utilidad de 
nombrar en esta Obra los 
Capitulares que se hallen , a 
fin de servir la noticia para 
otras materias : pues vemos 
en el caso presente el fruto 
de la prevención , no pu- 
diendo averiguarse por otro 
medio quien fue ele&o por 
el Cabildo de Tuy (aunque 
no tuvo efecto , como ve- 
remos ) 

35 Perseveraba la Sede 
vacante en el año siguiente 
por Julio , como resulta por 
copia de otras clausulas del 
Testamento del Obispo , por 
las quales mandó sus bienes 



Sede vacante a 30. de Julio 
del año 1425. como se ve 
en el Tumbo fol. 295. A vis- 
ta de cuyos documentos no 
debió Sandoval alargar tanto 
la vida de D. Juan , pues 
tenia el Tumbo a la mano, 
y lo que es mas de estra- 
ñar , introduce al sucesor en 
el año de 1430. con lo que 
no es componible perseve- 
rase el presente dos años 
después. El caso es que hu- 
vo otro D. Juan el 1432. co- 
mo veremos luego. 

36 En tiempo de este 
Prelado era Arcediano de La- 
bruja D. Pedro Fernandez, 
que en el Protocolo , dicho 
de Paramin , fol. 1 . se dice 
Vicario de Dean , puesto 
por el Obispo en el año 
141 3. Dos años después se 
expresa Dean , Provisor , y 
Vicario del Obispo Giraldo 
Yanes , que otorgó en el 
141 5. una Concordia sobre 
bienes y herencia del Dean 
D. Domingo Dominguez : y 
asi constan dos Deanes. 7V- 
sorero de Tuy fue Don Este- 
ban Suarez , que en 3. de 
Enero del 141 9. dio Senten- 
cia , como Vicario General 



á la Capilla de S. Andrés en del Sr. Obispo D. Juan a fa- 
esta Cathedral : y las men- vor del Monasterio de Angoa- 
cionadas clausulas se hallan res sobre paga de renta. En 

el 



Obispos de Tuy. D 
el de 141 8. y 22. era Arce- 
diano de Mi ñor , y Vicario 
del vSr. Obispo D. Juan , D. 
Juan Miguel iez. Y en el 24. 
se hallaba Canónigo , Pro- 
visor , y Vicario General Se- 
de vacante D. Nicolás Do- 
mínguez , que tuvo el mismo 
cargo en tiempo dei Em. 
Cardenal Cervantes año de 
1438. En el 25. era Chan- 
tre , y Provisor D. Alonso 
Domínguez , con el prece- 
dente. 

DIEGO RAPADO 
En el 1425. Promovido. 

37 Enterrado el Obispo 
D. Juan , y nombrados los 
Vicarios y Receptores Sede 
Vacante , eligió el Cabildo 
de Tuy por su Prelado al 
Chantre de Orense , sobrino 
del Duque de Arjona , como 
refiere el Protocolo ya cita- 
do , sin poder, averiguarse 
mas por aquel medio. El 
•.Chantre de Orense era por 
entonces el Señor D. Pedro 
Henriquez , como vimos -so- 
bre aquella Iglesia , y en el 
Tomo 18. sobre el año 1426. 
en que de Chantre de Oren- 
se fue electo Obispo de Mon- 
doñedo. Alli se dice el Pa- , 
dre hermano del Duque, de 
Arjona , y ; por consiguiente 



ego Rapado. 205- 

el hijo era su sobrino , co- 
mo asegura la presente no- 
ticia. 

• 38 El libro de Orense 
alegado sobre Mondoñedo 
Convence , que por Octubre 
del 1426. perseveraba Chan- 
tre de Orense D. Pedro Hen- 
riquez , pero electo ya Obis- 
po de Mondoñedo , y consi- 
guientemente inferimos que 
la elección y postulación pa- 
ra Obispo de Tuy en fin del 
1423. no tuvo efecto. Igno- 
rase el motivo. Alguna cosa 
huvo muy notable : pues 
hecha tal elección , sabe- 
mos que proseguía Tuy en 
su vacante desde el 23. y 24. 
hasta el 25. en que por Fe- 
brero leemos eran Provisores 
Sede Vacante el Chantre D. 
Alonso Domínguez , y el 
Canónigo D. Nicolás Domín- 
guez , y como ya digimos 
en el antecesor num. 35. du- 
raba la Vacante a fin de Ju- 
lio del 25. Esto convence, 
que huvo algún grave es- 
torvo para no dar cumpli- 
miento a la elección mencio- 
nada. 

. 39 Pero crece la estra- 
ñeza , y ocurre mas fuerte 
dific-ulrad en vista de la Bu- 
la Pontificia alegada en el 
Tom. 17. donde vimos... , que 
en 19, de Julio del 1425. 

pro- 



i o 6 España Sagrad, 

promovió el Papa a Orense 
a D. Diego Rapado , Obispo 
que era de Tuy : Ad te Epis- 
copum Tudensem apud eamdem 
Sedem constitutum... qui eidem 
Tudenú Ecclesia haftenus lau- 
dabiliter prafuisti ; eamdem 
Auriensem Eeclesiam seles & 
poteris auftore Dño. fideliter 
gubernare , convertimus octe- 
tos &c. Era pues D. Diego 
Obispo de Tuy antes del 
dia 19. de Julio del año 
1425. en que fue promovi- 
do á Orense. 

40 Pero ? como se com- 
pone con esto la vacante que 
leemos en Tuy por Febrero 
de aquel mismo año , y á 
fin de Julio ? Dirás , que po- 
día el Papa haber hecho á 
D. Diego Obispo de Tuy an- 
tes de saberlo esta Iglesia, 
pues D. Diego estaba en Ro- 
ma , como expresa la Bula: 
Apud eamdem Sedem (Apos- 
tolicam ) constitutum. Sea asi. 
Pero resta otra dificultad} 
en vista de asegurar el Papa, 
que D. Diego presidió lau- 
dablemente en la Iglesia de 
Tuy antes de ser promovido 
( en 19. de Julio del 25. ) á 
Orense : Qui eidem Tudensi 
Ecclesia haflenus laudabiliter 
prafuisti. Presidir en Tuy 
sin tomar posesión , no pa- 
rece verificable : y menos, 



Trat. 6iXap. 9. 
que tomada posesión , lo 
ignorase la Iglesia , y se in- 
titulase vacante , como se 
intitulaba a 30. de Julio de 
aquel mismo año de 2$. 

41 A esto no hallo mas 
salida , que decir pusieron 
( en la copia de la vacante ) 
Julio por Junio : y aun así 
andamos muy escasos de tiem- 
po , para verificar en 19. de 
Julio la expresión de que D. 
Diego habia presidido lau- 
dablemente en Tuy : pues 
se reducia a pocos días. Pe- 
ro como estaba en Roma, 
huvo proporción para decir- 
lo en vista dd buen proce- 
der de la persona , y que 
hallándose en la formula de 
promoción de un Obispado 
á otro la expresión de bacle- 
nus laudabiliter prafuisti , no 
quisieron , ni era necesario 
alterarla. 

42 Según esto vivia D. 
Diego en Roma , no solo 
quando fue promovido á 
Orense , sino quando le hi- 
cieron de Tuy , en cuyo Ti- 
tulo perseveró muy poco, 
según la vacante continuada; 
desde fin del 23. y princi- 
pios del 25. 

43 Infiérese también, que 
ó no llegó a hacerse en Ro- 
ma la postulación para la 
Mitra de Tuy en la persona 

de 



Obispos de Tuj] 
de D. Pedro Henriquez, 
Chantre de Orense ; ó fue 
desatendida , por conocer ya 
la Curia Romana - al presen- 
te D. Diego : y acaso de- 
seando honrarle , y que es- 
to se hiciese por la via or- 
dinaria de pedirlo el Cabil- 
do , se dilató la vacante, 
por las precisas detenciones 
para llegar desde Roma a 
Tuy la recomendación de la 
persona , y volver alia la res- 
puesta , vencidas las dificul- 
tades que ocurriesen. 

44 Esto parece lo mas 
suave y verosímil para sal- 
var sin corte las dificultades 
propuestas , de hallarse elec- 
to para Tuy el Chantre de 
Orense a fines del 23. de 
proseguir Ja Vacante hasta 
mediado del 25. de ver que 
no salió provisto el electo 
expresado : y que D. Diego 
Rapado fue promovido ( es- 
tando en Roma ) de la Igle- 
sia de Tuy a la de Orense, 
quando poco antes duraba 
en Tuy la vacante , de suer- 
te que muriendo entonces 
en Roma el Obispo de Oren- 
se (en el 1425.) se la die- 
ron , quando parece estaba 
recien confirmado en la de 
Tuy , mudándole de allí, 
acaso por evitar las displi- 
cencias , que huviesen re- 



Diego Rapado. 207 

sultado de no confirmar al 
Chantre electo por el Cabildo. 
Puede ser que publica- 
das estas dificultades se des- 
cubra con mas luces mejor 
rumbo. 

45 Hasta hoy nadie ha 
conocido entre los Prelados 
de Tuy á este D. Diego 
Rapado ( de quien hablamos 
ya en el Tomo 17. por ha- 
ber oceurrido primero aque- 
lla Iglesia de Orense en el 
orden que seguimos de Al- 
fabeto ) y realmente no des- 
cubro mención suya entre 
los documentos de Tuy , si- 
no solo en la mencionada 
Bula de promoverle desde 
aqui a Orense en el mismo 
mes de Julio del 25. en que 
tenemos la noticia de Tuy. 
Pero aunque fuese por muy 
corto espacio el ser Obispo 
de Tuy , debemos admitir 
fue bastante para decir el 
Papa que presidió en ella: 
y que en efecto la gozó 
algún tiempo se convence, 
por quanto después de es- 
tar en Orense, pleyteó por 
los frutos respectivos , como 
diremos en el sucesor. 

46 Capitulares. D. Alfon- 
so Domínguez , Chantre: 
Don Nicolás Domínguez, Ca- 
nónigo , Provisores en la va- 
cante del antecesor. 

RO- 



208 España Sagrad, 

RODRIGO II. DE TORRES 
Desdi el 1427. basta el 30. 

Excluyese el Cardenal Henri- 
que Guillermo. 

4.7 Promovido á Orense 
D. Diego , quedó Tuy va- 
cante desde el día 19. de 
Julio del 1425. en que fir- 
mó el Papa la promoción. 
Duraba la vacante no solo 
en Marzo y Julio del año 
siguiente 26. sino en Enero 
del 27. pues de todos es- 
tos meses perseveran docu- 
mentos de la Sede vacante 
en el Protocolo 1. de Para- 
min fol. 183. Pero en aquel 
año de 1427. ya huvo Pre- 
lado , llamado D. Rodrigo de 
Torres , cuyo apellido , hasta 
hoy no conocido , persevera 
-en el libro 2. de Paramin, 
al tiempo de referir el Ca- 
bildo que se tuvo en la Va- 
cante, como luego diremos. 

4S Sandoval ofrece por 
sucesor de D. Juan Fernan- 
dez de Sotomayor a Enrico 
Guillelmo Cardenal en el año 
de 1430. diciendo, que siem- 
pre estuvo en Roma , y nun- 
ca vio. la Iglesia de Tuy. 
Añade , haber dado princi- 
pio á la unión de Monaste- 
rios , concluida después para 



Trat, 61. Cap, 9. 

gran aumento de esta Igle-» 
sia : y cita para ello una 
Tabla. 

49 No se informó bien 
en . ponerle immediato al Se- 
ñor Sotomayor , pues vemos 
dos sucesores muy diversos: 
pero es mas de estrañar que 
admitiese en Tuy por Obis-? 
po a semejante Cardenal, sin 
ofrecer pruebas seguras. 

50 Yo no puedo adop- 
tar tal Prelado, lo i. por no 
ver entre los Cardenales de 
esta edad ningún Enrique 
Guillelmo que siempre resi- 
diese en Roma : lo z. por no 
haber Escritura que le men- 
cione : lo 3. por ser falso, 
que en el año de 1430. pre- 
sidiese en Tuy el Cardenal 
Enrique ( pues sin duda pre- 
sidia entonces el Cardenal 
D. Juan , como diremos ) 
lo 4. porque Sandoval no es- 
tuvo asegurado en la espe- 
cie , quando. introdujo en el 
1430. al Cardenal Enrico , ha- 
biendo dicho en la misma 
plana , que el antecesor al- 
canzó -hasta el de 32. que 
son dos años después. Lo <$. 
porque la especie que le 
aplica sobre la unión de 
Monasterios , empezó y se 
efe&uó en tiempo del Car- 
denal D. Juan ; y asi la in- 
troducción del Cardenal En- 



ri- 



Obispos de Tuy 

rico Gulllelmo supone algu- 
na grave equivocación : ó 
á lo menos no debemos adop- 
tarla , mientras no veamos 
otros mejores documentos. 

51 Finalmente milita con- 
tra aquel Cardenal el tiem- 
po de los sucesores del Se- 
ñor Sotomayor , de que has- 
ta hoy no ha tenido el pu- 
blico instrucción fundada en 
cosa segura , y se debe arre- 
glar por lo expuesto , y por 
las Escrituras siguientes. Es- 
pecialmente por la que da- 
remos sobre el pleyto mo- 
vido entre D. Rodrigo de 
Torres ( Obispo actual ) y el 
Obispo de Orense ( D. Die- 
go Rapado ) que pasó allí 
desde Tuy , y pretendía los 
frutos , ó bienes , que por 
muerte del antecesor D. Juan 
Fernandez de Sotomayor, ul- 
timo Obispo que fue de Tuy, 
perrenecian al siguiente : y 
viendo que D. Juan fue el 
ultimo Prelado , como expre- 
sa el documento ; no puede 
admitirse otro Obispo entre 
el y D. Diego , que era el 
Obispo de Orense litigante. 

52 En 2. de Setiembre 
del 1427. estaba ya Obispo 
de Tuy D. Rodrigo , cuyo 
Provisor y Vicario general 
D. Pedro González de Cas- 
troverde , Bachiller en De- 

Tom. XXII, 



> b ~ 209 



. Rodrigo II. 

cretos, sirvió de testigo con 
Alfonso Ruiz , Procurador 
de dicho Sr. Obispo , en 
una Concordia otorgada en 
aquel dia entre el Cabildo 
y Alvaro de Barrantes , que 
existe en el libro 2. del Se- 
cretario Juan Rodríguez, que 
es el apellidado Paramin. 

53 En el año siguiente 
hizo el Obispo D. Rodrigo 
algunas presentaciones : una 
de la mitad sin cura de la 
Guarda , autorizado el Titu- 
lo por el expresado Provisor 
en 20, de Mayo del año 
1428; como se ve en el 
Tumbo fol. 256. sin que 
pueda tolerarse el año de 
1433. impreso por Sandoval: 
pues en aquel año, y algu- 
nos antes, no vivia este Obis- 
po. El yerro de Sandoval fue 
acrecentado en los que le 
copiaron. 

54 La otra presentación 
fue del Arcedianato de Mon- 
tes y Canonicato en Alvaro 
de Pintan , fecha en 6. de 
Julio del mismo año 1428. 
Este Arcedianato de Mrates 
suena por es:e tiempo en el 
ya mencionado Procurador 
general del Obispo Alfonso 
Ruiz , que se halla con se- 
gundo apellido de Marcbena 
en el mismo año y mes ( sin 
conocerse el dia, que seria 
O el 



2 i o Esparta Sagr, Tr 
el primero , ó segundo , se- 
gún lo dicho , de proveerse 
en otro el dia 6. ) y en Mar- 
zo del año siguiente se di- 
ce Provisor del Obispo con 
D. Pedro González. 

55 La materia en que le 
nombran Procurador y Pro- 
visor del Obispo D. Rodri- 
go á este D. Alfonso Ruiz 
fue , que como tal Procura- 
dor dio Poder con el Ca- 
bildo sobre Cartas que o 
Bfspo de Ourens quería ganar y 
ou ganara del Rey sobre ra- 
zón dos bens que fincaron do 
Bispo D. Juan ultimo Prela- 
do , que estaban en contenda 
tntre o dito no so Señor o Bis- 
po , e o dito Bispo de Ourens, 
como refiere el libro z. de 
Paramin fol. 21. Esto fue en 
Julio del 1428. Ai fol. 89. 
se lee otra especie sobre la 
misma materia en el dia 
28. de Julio del 1430. en 
que se juntó Cabildo , y 
diseron que Pedro Pardo Pro- 
curador do Bispo de Ourens 
lie presentara una sentencia 
t Carta egecutoria por... Juez 
dado por lo Papa en razón 
dos bens e frutos que o Bis- 
pado rendera depois que fora 
proveudo do dito Bispado de 
T'uy o dito Bispo de Oarens 
ata que fora trasladado d o di- 
to Bispado de Ourens : e Car- 



at. 61. Cap. 9. 

tas de nosso Sr. el Rey para 
as Justicias que as f ¿cesen 
cumplir. <&c. 

56 Esto confirma lo arri- 
ba prevenido acerca de que 
D. Diego Rapado estuvo 
proveído algún tiempo en es- 
ta Sede , y por tanto pre- 
tendió los bienes respecti- 
vos á la Mitra desde el fin 
del Obispo antecesor Don 
Juan Fernandez de Sotoma- 
yor. Pero en vista de que 
el presente D. Rodrigo liti- 
gó sobre los mismos bienes; 
debemos también reconocer 
que huvo motivo probable 
para la contienda : v. g. que 
provisto D. Diego en Ro- 
ma no llegase a recibir pa- 
cifica posesión 5 ó cosa se- 
mejante , no conocida hoy: 
suficiente para que por la 
confirmación Pontificia ale- 
gase D. Diego su derecho , y 
D. Rodrigo le pusiese en 
contienda , si no fue acom- 
pañado con las demás cir- 
cunstancias acostumbradas. 
D. Diego siguió la causa en 
Roma , y sentenció a su fa- 
vor el Juez delegado por 
el Papa , quando ya había 
fallecido el Obispo D. Ro- 
drigo : y como el Rey man- 
dó también que se cumplie- 
se , debemos suponer logró 
el efe&o. 

Otra 



Obispos de Tuy* Rodrigo II. 1 1 1 

57 Otra materia en que Censuras : ni por que se dila- 



se cita D. Alfonso Ruiz de 
Marchena como Provisor del 
Obispo D. Rodrigo , es un 
Pleyto de Tuy sobre el Obis- 
pado que jaz en Porto : acer- 
ca de lo qual determinaron 



taron tanto las honras del 
Arzobispo D. Juan Alanri- 
que , que parece ser el mis- 
mo que desde Santiago se 
pasó a Portugal , como digi- 
mos arriba , al hablar del 



el Obispo y Cabildo enviar Obispado en Valencia del 
Mensageros al Rey , y jun- Miño. 



58 



tamente sobre asunto de la 
Canonización de S. Pedro 
González Telmo. La compe- 
tencia entre los dos Obispa- 
dos llegó a términos de que que hablando del año 1430. 
por letras Pontificias se pu- dia 21. de Febrero , Martes, 



Poco gozó la Sede 
D. Rodrigo: pues en el libro 
2. de Paramin hay un Acuer- 
do del Cabildo fol. 80. en 



siese Entredicho en Tuy , sus- 
pendiéndole en algunos días, 
como fue en ei Domingo 
de Ramos del 1429. y des- 
pués de Pascua el Jueves 
ultimo dia de Marzo , en 
que el mencionado D. Al- 
fonso con D. Pedro Gonzá- 
lez , Provisores del Obispo 
D. Rodrigo , y el Chantre, 
suspendieron las amonesta- 
ciones de la excomunión de 
los de Porto hasta el lunes 
siguiente , por las Honras 



se dice : Enton o dióio Ca- 
bildo por quanto o Bispo D. 
Rodrigo de Torres Bispo ulti- 
mo que fora da dióla Iglesia 
se finara de este mundo para 
Deus , segundo de lo f oran cer- 
tos en dia 1. pasado -, que por 
ende a elles convina de poer 
Vicario é recebedures a See va- 
gante &c. consiguientemente 
nombraron por Receptores ¿ 
Vasco Lorenzo. y Gómez Correa, 
Canónigos : y por Provisores 
al Maestre-escuela Esteban 



que habían de hacer al Ar- Trigo , / a Esteban Suarez 
zobispo D. Juan Manrique: Tbesorero. Esta feria y dia de 
como también en el dia 23. Mes corresponden con el año 
Abril del mismo año, señalado 1430. en que fue 

letra Dominical A. y por 
tanto sabemos cayó en Mar- 
tes el expresado dia 21. de 



de 

en que todavía duraba ei 
Entredicho de ios de Porto, 
según todo consta en el li- 
bro 2. de Paramin. No sa- 
bemos el motivo de estas 



Febrero : lo que advertimos 
á fin de que se reconozca 
O 2 por 



2 12, Esparta Sagr. Trat. 6 1 . Cap. 9 . 

por buena esta data por la Trigo , y el Thesorero D. 
harmonía de unos números Esteban Suarez. Por Recep- 
con otros : y se anteponga a tores de los bknes de la 
otra fecha del Tumbo rol. Mitra eligieron a los Cano- 
83. donde en 5. de Abril nigos D. Vasco Lorenzo , y/ 
del 29. se dice Vacante la D. Gómez Correa. 
Sede : lo que no puede sos- 6o Según esto no estuvo 
tenerse en vista de el cita- bien informado Sandoval, 
do Protocolo , que en 23. quando alargó la Vida de ' 
de Abril del mismo año de D. Rodrigo hasta el año de 
29. expresa al Provisor del 33. por el yerro arriba men- 
Señor Obispo D. Rodrigo: cionado : ni el copiante de 
y por consiguiente no va- la Escritura publicada en el 
caba la Sede a principio de Bulario de Alcántara sobre 
aquel mes : ni vacó hasta 1. el año 1429. en que pone 
de Febrero del año siguien- confirmando un Privilegio de 
te 1430. en cuyo año , y aquel año á D. Juan Obis- 
21. de aquel mes , huvo Ca- po de Tuy : pues en vista 
bildo para nombrar Vica- de lo referido , el nombre de 
rió , y Receptores Sede Va- nuestro Prelado en aquel año 
cante. no empezaba por J. sino por 
59 De camino inferimos R. y solo en el año siguien- 
que falleció D. Rodrigo en te 1430. debe admirtirse el 
sitio algo distante de Tuy: nombre de D. Juan en el 
pues no juntaron Cabildo pa- Tudense , como veremos ha- 
rá nombrar Ministros en la berse llamado el sucesor. 
Sede Vacante hasta 21. de 61 Capitulares. D. Alfon- 
Febrero , habiendo fallecido so Ruiz de Marchena Ar- 
el Obispo en el dia 1 . ( co- cediano de Montes , Procu- 
mó expresa el Acuerdo, de- rador , y Provisor del Obis- 
clarando que estaban ciertos po. D. Alvaro de Pintan, 
de su muerte ) Todo lo qual Canónigo y Arcediano de 
asegura que falleció fuera de Montes. D. Pedro González 
alli con alguna distancia, de Castroverde , Provisor. 
Los Ministros nombrados en Don Alfonso Domínguez, 
el Cabildo por Provisores Chantre , y Provisor Sede 
en la Sede vacante fueron el vacante del 1425. con el 
Maestre- escuela D. Esteban Canónigo D. Nicolás Do- 
mi n- 



Ohispos de Tuy. Cardenal D. Juan; zi$ 

mínguez. En la vacante del de Zuñiga da á Galicia la 
30. era Maestre-escuela D. cuna de sus mayores : a Lo- 
Esteban Trigo : Tesorero D. ra, los bienes que alli tenían 
Esteban Suarez , Provisores, sus Padres : y a Sevilla el 
Canónigos , Don Vasco Lo- nacimiento del hijo , por sig- 
renzo , y D. Gómez Correa, niñearlo asi algunas Escri- 
turas. 
CARDENAL D. JUAN 64 Tampoco anduvo 

de Cervantes averiguado el Padre : pues 

Desde el 1430. basta el de 38. Gil González escribe , que 

fue Ruy Gómez de Cervan- 

62 Poco conocida ha sí- tes , Prior del Orden de S. 
do la Mitra de Tuy en es- Juan : contra lo que Ortiz 
te Eminentísimo Prelado , no alega , que por el Orden no 
solo por los varios Estran- podía tener hijo legitimo: 
geros que hablaron de sus y hallando en Escrituras 
dignidades , y no conocieron nombrada á Doña Violante 
esta , sino por los domesti- de Cervantes como herma- 
eos : pues Gil González, na de nuestro Prelado , con- 
quando escribió sobre las cluyó ser hijo legitimo de 
Iglesias de Abila y Sevilla D. Gonzalo Gómez de Cer- 
( que tuvo este gran Va- vantes , Veintiquatro de Se- 
rón ) no conoció la presen- villa , y de su muger Doña 
te , como ni Colmenares en Beatriz López de Bocanegra, 
la de Segovia ( que también fundadores de la Capilla de 
gobernó ) ni Ortiz de Zuñi- Jesús Nazareno en la Par- 
ga , y Argaiz ,. en la de la roquial de Todos Santos. 

S. Iglesia de Sevilla sobre ¿5 Dedicóse a letras D. 

el año 1449. en que empe- Juan , y cursó con tanto 

zó á gobernarla. Sandoval aprovechamiento, que se gra- 

tampoco conoció en nuestro duó en ambos Derechos , por 

Obispo las promociones á Se- lo que Panvinio en la Obra 

govia y Sevilla , pues dice de los Papas y Cardenales 

que murió Obispo de Abila. le nombra DD, Doólor. Con 

63 También huvo varié- la nobleza y letras se pro- 
dad sobre la patria , si fue porcionó para la Dignidad 
Galicia , si Lora , si Sevilla, de Arcediano en la S. iglesia 
Pero el muy ilustre Ortiz de Sevilla : y pasando á Ita- 

fom. XXII O 3 Ha 



2,14. España Sagr. Tí 
lia mereció por lo muy so- 
bresaliente de sus prendas, 
que el Papa Martin V. le 
hiciese Cardenal con titulo 
de S. Pedro ad Vincula en 
el año de 1426. en la crea- 
ción que unos -llaman segun- 
da, y otros quarta. 

66 Ya digimos vacaba 
Tuy a fin de Febrero del 
año 1430. Pero en el mismo 
año estaba ya ocupada la 
Sede en 10. de Noviembre 
por el Obispo D. Juan , que 
en aquel dia se lee en dos 
Privilegios del Biliario de 
Alcántara. En 16. de aquel 
mes tenia por Provisor al 
Maestrescuela D. Esteban 
Trigo , con D. Gonzalo Me- 
dina ( que era Juez de Mon- 
doñedo ) sus Vicarios y 
Procuradores : y como tal 
se quejó en Cabildo el Maes- 
trescuela contra D. Vasco 
Lorenzo ( que digimos fue 
nombrado Receptor de los 
bienes del Obispado en la 
Sede vacante ) sobre que no 
le queria dar sin orden del 
Cabildo lo que le pedia en 
nombre del Señor Cardenal 
como su Procurador y Pro- 
visor. El Cabildo respondió 
que ya tenia dado orden, 
según consta por el Protoco- 
lo 2. de Paramin fol. 97. b. 
En la hoja siguiente expre- 



rcit, él. Cap. 9. 

sa , que en 2. de Diciembre 
Sábado del mismo año 1430. 
el mismo Maestrescuela co- 
mo Provisor del Señor Car- 
denal hizo con el Cabildo 
arrendamiento de las Martí- 
niegas de la Guarda. 

67 Manteníase el Carde- 
nal en Italia , y fue enviado 
por el Papa a Basilea con 
motivo del Concilio empe- 
zado en el 143 1. y le ve- 
ras alli citado en la Sesión 
sexta del año 1432. a 6. de 
Setiembre , con nombre de 
Joannis tituli S. Petri ad Vin- 
cula Presbyteri Cardinalis : y 
para que conste la identidad 
con nuestro Obispo , sirve 
otra memoria del mismo li- 
bro 2. de Paramin fol. 104. 
en que a 13. de Mayo del 
143 1. nombra al dicho Maes- 
trescuela como Procurador 
y Provisor del Reverendo en 
Xpto. Padre y Señor D. Juan 
Cardenal de S. Pedro , perpe- 
tuo Administrador de esta Igle- 
sia. Lo mismo en la Escri- 
tura 105. del Tumbo , que 
es un apeo de bienes en 
Salvatierra , hecho con au- 
toridad del Provisor del 
Obispo de Tuy D. Juan y 
Cardenal de S. Pedro ad 
Vincula r en 15. de Agosto 
del año 1432. 

68 Informado el Carde- 
nal 



Obispos de Tuj. 
nal Obispo , del estado de 
las rentas de la Iglesia , y 
del numero de Canónigos, 
conoció la variedad que oca- 
siona el curso de los tiem-$ 
pos , y que como estos se 
mudan , es preciso atempe- 
rarse a ellos. Por tanto ha- 
biendo antes treinta y seis 
Canónigos , los redujo al nu- 
mero de 25. sacando en 
nombre suyo y del Cabil- 
do Bula del Papa Eugenio 
IV. para esta reducción , co- 
metida al Obispo de Orense 
D. Diego , dada en Floren- 
cia á 1. de Junio del año 
1435. quinto del Sumo Pon- 
tífice. {Tumbo fol. 227.) 

69 No alcanzó esta pro- 
videncia : y el Cabildo con 
su Obispo tomó otra de unir 
á la Iglesia algunos Monas- 
terios. Estos fueron los de 
S. Bartholome , S. Pedro de 
Angoares , S. Salvador de 
Barrantes ( Benedictinos ) y 
S. Salvador de Budiño, ( Clu- 
niacense ) Expidió el Papa 
la Bula de esta unión en el 
mismo sitio y dia que la 
precedente , cometiéndola al 
mismo Obispo de Orense, 
como se ve en el Tumbo foL 
278. Pasóse mas de un año 
en la egecucion ; pero que- 
dó efectuada en 6. de Se- 
tiembre del año siguiente 



Cardenal D. Juan 1 1 $ 

1436. Tampoco esto bastó, 
y el Papa dio segunda Bula 
en el 1444. reduciendo á 
23. el numero de Prebendas. 
70 Sandoval empieza y 
acaba los sucesos de este 
Prelado en el año de 1436. 
en que era ( dice ) su Pro- 
visor D. Juan de Pontevedra, 
Abad de Lerez de la Or- 
den de S. Benito , y Cape- 
llán del Rey. Añade , que 
llega la memoria del Obispo 
D. Juan hasta el 44. y que 
murió Obispo de Abila. To- 
do esto es falso : y no tie- 
ne disculpa en omitir las me- 
morias que constan en el 
Tumbo , mas importantes 
que la expresión del Provi- 
sor. Aun esta salió muy di- 
minuta según los documen- 
tos que pudo haber recono- 
cido , pues le nombra en el 
año en que acabó 1436. 
Quatro años antes era ya 
Vicario , Procurador y Pro- 
visor del Cardenal el expre- 
sado Abad de Lerez , que 
en el dia 14. de Abril del 
1432. presentó al Cabildo 
estos poderes , como expresa 
el mencionado libro de Pa- 
ramin fol. 129. y añade 
otras memorias concernien- 
tes ai expresado Abad : con- 
viene á saber , que substitu- 
yó sus veces en el Canónigo 
O 4 de 



2, i 6 España Sagr. T 

de Tuy D. Gonzalo Estevez: 
y que murió el Abad en el 
1436. recibiendo el Cabildo 
la noticia en Jueves , 19. 
de Julio de aquel año. 

71 Desde el anteceden- 
te hay memoria de Juan de 
Xerez Procurador del Carde- 
nal D. Juan , que tenia la 
misma Procuración en Enero 
del 38. También hay noti- 
cia de Martin Espejo , Cria- 
do y Procurador del Carde- 
nal D. Juan : y aquel Canó- 
nigo D. Gonzalo Estevez, 
que digimos egercia el em- 
pleo de Provisor, y Vicario 
por el Abad de Lerez en 
29. de Mayo del 36. prosi- 
guió después de muerto el 
Abad : pues como tal auto- 
rizó un Foro en 18. de Ene- 
ro del 37. pero por Marzo 
del mismo año nombró el 
Cardenal por Provisor al 
Canónigo D. Nicolás Do- 
mínguez. 

72 En el Tumbo hay 
otras menciones del Carde- 
nal. Una en el fol. 224. 
que es autorización del Vi- 
cario general del Obispo Car- 
denal de S. Pedro , acerca de 
una Donación hecha al Ca- 
bildo por Pedro Alvarez de 
Sotomayor , de varios Co- 
tos y Casales en S. Martí- 
ño. Fecha en 29. de Mayo 



at. 6í.C"p 9» 

del 1456. La segunda es 
contrato sobre el Coto de 
S. Antoiño , perteneciente a 
la Capilla de S. Andrés, au- 
torizado por el referido Pro- 
visor , en 3. de Julio de 
aquel año. ( Tumbo fol. 

3°5- ) 

73 Prosigue la mención 

del Cardenal Obispo de Tuy 
D. Juan en el año 1437. por 
medio de una Egecutoria del 
Papa Eugenio , cometida al 
Obispo de Burgos , ai Dean 
de Astorga , y al Provisor 
de Santiago , para que pro- 
tejan al referido Obispo y, 
Cabildo de Tuy en la po- 
sesión del Coto de Coya. 
Dada en Bolonia en los Idus 
de Abril del 1437. Y con " 
servada en el Tumbo foL: 
272. 

74 En aquel año de 
1437. á 25. de Noviembre 
huvo un Acuerdo Capitular, 
en que se propuso , que el 
Rey habia avisado , que el 
Sr. Cardenal estaba promo- 
vido á la Iglesia de Abila, 
y que estaba nombrado pa- 
ra la nuestra el Arcediano de 
Reyna : en vista de lo qual 
pusieron por Vicario a Nico- 
lás Domínguez : y por Re- 
ceptores á Ñuño Pérez , y 
Juan Camina. 

75 Esto no llegó á efec- 

to 



Obispos de Tuy. Cardenal D. Juan. 217 
to por ahora : pues en 15. dades , oposiciones, y yer- 
de Enero del siguiente 1438. ros que hay en los Autores 
el arriba mencionado Juan sobre esto : pues Sandoval le 
de Xerez , Procurador del mantiene en Tuy hasta Ju- 
Cardenal , mostró al Cabildo rúo del 44. en que se apar- 
Carta de su Eminencia en ta mucho de la verdad : por- 
que decia no hallarse en que entonces tenia ya el 
posesión del Obispado de Cardenal segundo sucesor en 
Abila , y requirió al Cabil- Tuy con Vacante interme- 
do le volviesen a la pose- dia en el 41. como luego 
sion de este Obispado , y veremos : y asi repugna 
asi se hizo. Paramin lib. 2. que tres años después del 
fol. 132. 41. perseverase la memoria 
76 Por tanto vemos en de aquel cuyo immediato 
el pergamino suelto del num. sucesor habia ya acabado. 
29. que en 8. de Marzo 77 Como Sandoval atra- 
del mismo año de 38. se só el Pontificado de Don 
mantenía Obispo de Tuy: Juan en Tuy 5 otros le acor- 
pues entonces el Canónigo tan. Baste mencionar a Cian- 
D. Nicolás Domínguez , Pro- ca , que en la Vida de S. 
visor del Sr. D. Juan Carde- Segundo , fol. 87. b. intro- 
nal Obispo de Tuy , autorizó duce el Cardenal en Abi- 
como tal la copia de un la, como Administrador del 
Foro : noticia muy impor- Obispado en el año de 1436. 
tante , no solo para desha- lo que se falsifica por lo 
cer el encuentro con la Va- expuesto : pues en aquel y 
cante mencionada del año en el año siguiente perseve- 
antecedente 37. y apoyar raba gobernando a Tuy, y 
que no tuvo efe&o , y con- prosiguió hasta Marzo de 
tinuó el Cardenal en admi- 38. por no haber entrado en 
nistrar á Tuy hasta princi- posesión de Abila, a que es- 
pió de Marzo del 38. sino taba promovido desde fin 
principalmente para estable- del antecedente. Pero en 
cer la Chronologia de las aquel mismo mes de Mar- 
Mitras de este Eminentísimo zo del 38. empezó a gober- 
en Tuy , y Abila con Ins- nar la Iglesia de Abila, de- 
trumentos Originales , y des- jando la nuestra vacante, se- 
hacer por ellos las perplegi- gun consta por el lib. 2. de 

Pa- 



2 1 8 Esparta Sagr. Trat. 6 1 . Cap. $. 
Paramin fol. 137. en que el 79 Hasta este día con- 



Cabildo estaba ya cierto en 
el día 24. de Marzo , Lunes 
del 1438. que el Cardenal 
de S. Pedro era ya Adminis- 
trador , y estaba en pose- 
sión del Obispado de Abi- 
la : por lo que nombró Vi- 
carios Sede vacante al Arce- 
diano de Montes D. Fernan- 
do Vázquez , y ai Canónigo 
D. Nicolás Domínguez , que 
prosiguieron en el cargo sede 
vacante todo aquel año , y 
algunos meses del siguiente 
hasta 22. de Marzo , en cuyo 
dia 22. declararon con el Ca- 



tinuó la vacante por trasla- 
ción del Cardenal D. Juan á 
la Sta. Iglesia de Abila : y 
según lo dicho resulta que 
presidió en Tuy desde el 
1430. hasta Marzo del 38. 
por no haber tenido efecto 
la nominación para Abila ea 
Noviembre del 37. Desde 24. 
de Marzo del 38. dejó va- 
cante nuestra Iglesia , puesto 
ya en posesión de la de 
Abila. 

80 En el año de 1440. 
le nombra la Chronica del 
Rey D. Juan II. Cap. 216. 



bildo por dia de fiesta el de como Obispo de Abila dicien- 
S. Bernardo, como todo cons- do que veló y dijo Misa á 
ta por el lib. 3. de Paramin, los Principes D. Henrique IV. 



y otras Escrituras. 

78 En el dia siguiente 
23. de Marzo del 1439. Ni- 
colás Martínez de la Cam- 
pana, Canónigo de Sevilla, 
Capellán del Rey, Provisor 
y Vicario General , presen- 
tó letras do Papa de como/o- 



y Doña Blanca , quando se 
casaron. Dos años después 
commutó el Obispado de 
Abila con el de Segovia : y; 
por quanto el primero era 
de mas renta que el segundo, 
señalaron al Cardenal D. Juan 
una pensión de mil doblas 



ra proveudo do Bispado de Tuy Castellanas sobre el Obispa- 



Garcia Martínez, de Vaamon- 
de , é Carta del Rey como lie 
mandaba , que o ouvesen por 
Prelado , e o recebesen e acu- 
disen con seus dereitos. E mos- 
trou letra e poder como b dito 
Señor Obispo fecera a el dito 
Nicolás Martínez, Provisor 
Procurador e Vigairo.fol. 24. 



do de Osma con licencia del 
Papa , según expresa la re- 
ferida Chronica en el Cap. 
37. del Año 42. (De paso 
puedes corregir el nombre de 
D. Pedro estampado allí en 
lugar de D.Juan , que era el 
proprio del Obispo , Carde- 
nal de S. Pedro ) Y si en el 

año 



Obispos de Tuy. Cardenal D. Juan. 219 
ano de 1442. era ya Obispo y tan sobresaliente en la cien- 



de Segovia , dejado el Obis- 
pado de Abila para otro 5 se 
convence bien la* repugnan- 
cia de que perseverase Obis- 
po de Tuy hasta el 44. co- 
mo escribió Sandoval , mal 
informado. 

81 Tampoco tuvo razón 
en decir que el Cardenal 
D. Juan murió Obispo de 
Abila ; pues de allí pasó a 
Segovia : y después en el 
144S. fue ele&o por el Ca- 
bildo de la Sta. Iglesia de Se- 
villa por Arzobispo , cuya 
Dignidad administró glorio- 
samente hasta 25. de Noviem- 
bre del 1453. en que pasó 
á mejor vida. 

82 Por lo dicho se de- 
ben corregir los Autores que 
hablando de Cardenales, atri- 
buyeron al presente la pur- 
pura : Ex Episcopo Abulenst 
Segoviensis , ¿"n post Burgen- 
sis : y aunque algunos aña- 
den Arcbiep. Hispalensisj 
ninguno pone Tudensis , di- 
minutos en su omisión, so- 
brados en el titulo de Bur- 
gensis y é improprios en el 
modo de explicar la conse- 
cución del Capelo ex Episco- 
po &c. pues no adquirió la 
Purpura después de aquellas 
Mitras , sino antes de todas, 
siendo Arcediano de Sevilla, 



cía de los Derechos , como 
convence el premio del Pon- 
tifice. Después de ser Car- 
denal obtuvo y gobernó por 
cosa de ocho años la Iglesia 
de Tuy , primera entre to- 
das las que administró , aun- 
que no le veo en España 
por entonces. 

83 Tamayo sobre el 1. 
de Diciembre Tomo 6. pag. 
3 2 5 . le dio la Purpura estan- 
do Obispo de Abila. Intro- 
dujole en Tuy en el 1435» 
de que dice se apartó en el 
42. y que dejó el de Abila 
en el 44. teniendo en esto 
mas yerros , que clausulas: 
pues sobre omitir a Segovia, 
erró los tiempos , como con- 
vence lo expuesto. 

84 Compendiado , ase- 
gura el Capelo antes de los 
Obispados en el año de 
1426. La Mitra de Tuy, 
primera de todas , en el 1429. 
hasta cerca del 38. en que 
estaba promovido a Abila, 
y en el 42. pasó a Segovia. 
En esta Dignidad le dio el 
Papa Eugenio IV. el Obispa- 
do Ostiense, y Veliternense 
de Italia en el 1446. por 
Marzo, (vacante desde el 
año antecedente por muerte 
del Obispo Ostiense el Carde- 
nal Antonio Corrario) D&de 

el 



zio España Sagr. 

el 1449. gobernó ia Sta. Igle- 
sia de Sevilla hasta la muerte. 
85 Capitulares. D. Este- 
ban Trigo , Maestrescuela, 
y Provisor , con D. Gonzalo 
<lc Medina. El D. Esteban (de 
quien en lo antecedente se 
han hecho varias menciones ) 
fue Procurador del Obispo , y 
Cabildo en Roma al tiempo 
del gran pieyto con la Cole- 
giata de Valencia año de 
1423. como verás en la Bu- 
la del Apéndice : pero aun- 
que alli se lee , ya con el 
apellido de Enrici , ya de 
Tritici ; debe este prevale- 
cer , en vista de los instru- 
mentos que en Castellano le 
intitulan Trigo : y lo mismo 
es en lengua vulgar de Trigo, 
que en latin Tritici. Canóni- 
gos , D. Gonzalo Este vez, D. 
Nicolás Domínguez , D. Ñu- 
ño Pérez , y D. Juan Camina. 
Arcediano de Montes D. Fer- 
nando Vázquez. Provisor , el 
Abad de Lerez desde el 1432. 
al 36. en que murió. 

GARCÍA II. MARTÍNEZ 

de Vaamonde 

Desde el 1439. al 41. 

Promovido. 

86 Este parece aquel 

que en el 1437- ( num. 74. 
precedente ) leímos Arcedia- 



Trat. 61. Cap. 9. 

no de Reyna (Dignidad eií 
la Sta. Iglesia de Sevilla , y 
también en la de Santiago) 
que por Noviembre de aquel 
año estaba nombrado para 
suceder . en Tuy al Cardenal 
Cervantes. Pero como no 
tuvo efe&o la promoción 
del Cardenal hasta Marzo del 
38. tampoco se promovió la 
nominación del Arcediano de 
Reyna hasta después. Obte- 
nidas las Bulas , las presentó 
en el Cabildo a 23. de Mar- 
zo del 39. el Canónigo de 
Sevilla D. Nicolás Martínez 
de la Campana , que iba ya 
nombrado Procurador , Vi- 
cario , y Provisor del nuevo 
Obispo D. García Martínez 
de Vaamonde , según vimos 
en el num. 73. No declaran 
aqui la Dignidad de Arce- 
diano de Reyna , ni alli el 
nombre , ni apellido de la 
persona : pero las circuns- 
tancias de que eran Capitu- 
lares de la Sta. Iglesia de Se- 
villa el Prelado precedente, 
y el que vino á traer las 
Bulas como Provisor del ac- 
tual , persuaden que este D. 
García era el Arcediano ya 
nombrado de I\,cyna. 

87 Esto no ha sido co- 
nocido por los que escribie- 
ron de los Obispos de Tuy. 
Ni aun el nombre conocie- 
ron 



Obispos de Tuy. 
ron Sandoval , y Gil Gonzá- 
lez. Argaiz solo conoció el 
nombre de Garcia. Este sue- 
le escribirse por la primera 
Ierra , y tal vez con una 
abreviatura que parece Co- 
mún a Gonzalo , y por tan- 
to han introducido en los 
Fastos de Lugo ( donde fue 
promovido , aunque no lo 
conocen los Autores ) ambos 
nombres de Gonzalo y Gar- 
cia con el apellido de Vaa- 
monde , haciendo de uno dos 
Obispos. Pero el nombre fue 
Garcia , según convencen va- 
rias Escrituras ciertas en la 
voz : y por el Acuerdo puesto 
en el num. 78. prec. sabernos 
que fue admitido por Obispo 
de Tuy €1123. de Marzo del 
1439. en que presentó le- 
tras del Papa , y Carta del 
Rey , el Canónigo de Sevi- 
lla y Capellán de S. M. Don 
Nicolás Martinez de la Cam- 
pana , juntamente con el Po- 
der y nombramiento hecho 
por el Obispo D. Garcia , de 
que el mismo D. Nicolás 
fuese Procurador , Vicario , y 
Provisor suyo , como allí 
expresan. 

88 Prontamente . salió de 
España el Obispo , para asis- 
tir al Concilio.. General de 
Florencia , concluido en el 
dia 6. de Julio de aquel año, 



Garcia II. 2 2, 1 

y es nuestro Prelado uno de 
los que leemos en las firmas: 
Ego Garsias Episcopus Tudensis 
subscripsi. Acompañóle Gre- 
gorio , Obispo de Granada. 

Sp Padecieron mucho los 
pobres en este tiempo , no 
, tanto por la ausencia de los 
Prelados , como por una. 
grande esterilidad , y su com- 
pañera la mortandad ; que 
nos dejó referida un curioso 
en el forro del Protocolo de 
Ñuño González , donde se; 
lee : Annis 1438. & 1439. 
fuit mortalitas & fames , ta- 
liter quod mensura bucei tri- 
tici ad centum & decem mo- 
rabitinos , & centum & sexa- 
ginta. ... lo demás no se pue- 
de leer. 

90 Vuelto el Prelado á 
España , después de conclui- 
do el Concilio , tenia por 
Provisor y Vicario General 
al Maestrescuela D. Esteban 
Trigo , el qual en 28. de 
Junio del 1440. efe&uó una 
concordia entre la Dignidad 
Episcopal , Cabildo y Clere- 
cía de Tuy , acerca de el 
Subsidio concedido por el 
Papa Eugenio IV. ai Rey, 
para la guerra contra los Mo- 
ros de Granada , según cons- 
ta por el pergamino suelto 
num. 11, Y en el mismo año, 
á 27. de Setiembre , firmó 

el 



2 2 z España Sagrad. 
el Obispo en Valladolid un 
Poder en que nombró por 
Administrador de todo lo 
perteneciente á la Mesa Epis- 
copal , a D. Nicolás Domín- 
guez , Canónigo de Tuy , y 
Abad de Bayona j con D. 
Gómez Correa , también Ca- 
nónigo , y Abad de la Guar- 
da 5 y Gonzalo Martinez, 
Notario del Rey : cuyo Po- 
der fue presentado en Ca- 
bildo á 14. de O&ubre de 
aquel año. 

91 Por su fecha en Va- 
lladolid sabemos que D. Gar- 
cía de Vaamonde volvió á 
España después del Concilio 
General, y s:guia la Corte, 
que se hallaba en Vallado- 
lid en aquel año con moti- 
vo de la boda del Principe 
de Asturias D. Henrique IV. 
y en 24. de Octubre del mis- 
mo año firmó el Obispo en 
Tudela de Duero Poder para 
la provisión de una Notaría 
y Escribanía de Tuy , que 
el Maestrescuela , su Provi- 
sor , hizo en virtud de aquel 
poder , y de consentimiento 
de el Cabildo , en 4. de Ene- 
ro del 1441. según el lib. 3. 
de Paramin fol. 41. 

92 El mismo Provisor au- 
torizó un Foro en 6. de Abril 
de aquel año de 41. por lo 
que sabemos perseveraba 



Trat. ¿1. Cap. 9, 

Obispo de nuestra Iglesia: 
pero duró muy poco , con 
residencia corta ( si tuvo al- 
guna) no solo por el viage 
á Italia , y seguimiento de 
la Corte , sino porque ^a Ju- 
nio del mismo año de 41. 
estaba ya en posesión del 
Obispado de Lugo , según 
consta por acuerdo Capitu- 
lar de aquel año en 23. de 
Junio , Viernes Víspera de S. 
Juan , en que el Notario Pa- 
ramin afirma fol. 66. que por 
quanto D. García Vaamonde 
Obispo que fuera de esta 
Iglesia estaba ya en posesión 
del Obispada de Lugo, eli- 
gieron por Vicario Sede Va- 
cante al Bachiller en Decre- 
tos D. Esteban Rodríguez, 
Dean ; y aD. Gómez Cor- 
rea , Canónigos. 

93 En el fol. siguiente 
hace mención de haber pa- 
sado el mismo Obispo a Lu- 
go , y nombró el Cabildo 
Receptores de las Rentas del 
Obispado. Y a 1. de Julio el 
referido Bachiller y Vicario 
General Sede Vacante aprobó 
una permuta del Beneficio 
entre los Curas de Sta. Mari- 
na de Cabral , y de S. Mar- 
tin de Salceda. Pero en el 
Martes , ultimo dia de aquel 
mes , presentó al Cabildo 
Ruy Suarez de Deza Cartas 

del 



Obispos de Tuy. Lu 
del Rey , anunciando que D. 
Luis de Pimentel estaba elec- 
to Obispo de Tuy : y asi 
desde aqui empezará el nom- 
bre de D. Luis , que prosi- 
guió algún tiempo con titulo 
de Electo. 

94 Capitulares, D. Esteban 
Rodríguez , Dean : D. Este- 
ban Trigo , Maestrescuela, 
Provisores que fueron del 
Obispo , y Sede Vacante: 
D. Nicolás Domínguez , y 
D. Gonzalo Correa , Canóni- 
gos : D. Nicolás Martínez de 
la Campana , Canónigo de 
Sevilla , Vicario , y Provisor 
de Tuy , que luego consta 
Arcediano deMiñor , y que 
tenia un hermano llamado 
Diego de Cordido : y este 
Arcediano recobró el Ponti- 
fical que el Sr . Anaya sacó 
de Tuy , como digimos en 
su Pontificado. 

LUIS DE PIMENTEL 
Desde el 1442. basta el 67. 

95 Trasladado á Lugo 
D. García , le sucedió en 
Tuy D. Luis de Pimentel, 
que se hallaba ya con la 
gracia del Rey para esta Se- 
de en 1. de Julio del 41. 
como digimos en el ante- 
cesor. Sábese el dia efecti- 
vo en que empezó á ser Obis- 



is de Pimentel. 223 
po por el libro 3. de Para- 
min fol. 85. donde consta 
que a trece de Abril del ano 
1442. fue recibido por eskclo 
confirmado D. Luis de Pimen- 
tel por letras do Papa , presen- 
tadas por García López , Bachi- 
ller en Decretos seu Procura- 
dor , Piovisor , é Vicario. Y 
siete dias después hizo el 
dicho Sr. Obispo el Juramen- 
to de guardar los Estatutos, 
Privilegios y costumbres de 
esta Iglesia. 

96 De dos años después 
perseveran Escrituras de fo- 
ros , en que nombran eleóio 
y confirmado Obispo de Tuy 
a D. Luis de Pimentel : en 
virtud de lo qual no debe 
tomarse en rigor la voz de 
eleólo , que el Papa Eugenio 
IV. aplicó a nuestro Obispo 
en Bula dada á 12. de Enero 
del 44. sino tomarla lata- 
mente , por lo mismo que 
Prelado de Tuy , pues antes 
le intitulaban elecío y con- 
firmado. En la mencionada 

Bula eximió el Papa Euge- 
nio IV. a los Eclesiásticos 
de contribuir a la composi- 
ción de las murallas , hacer 
centinelas , y otras cosas 
proprias de los seglares. Esta 
Bula persevera suelta en el 
Archivo , num. 8. 

97 Era D. Luis muy no- 

ble 



224 España Sagr. Tí 
ble por la sangre del Padre, 
que fue el tercer Conde de 
Benavente D. Alfonso Pimen- 
tel , padre del quarto Conde 
D.Rodrigo Alfonso , como 
refiere Berdum en los Dere- 
chos de los Condes de Bena- 
vente a la Grandeza de Pri- 
mera Clase , fol. 15. Algunas 
Escrituras expresan en nues- 
tro Obispo el apellido de 
Pimentel. 

98 El numero de Canó- 
nigos , que sobre el año de 
35. vimos reducido áveintei- 
cinco , no saneaba todavía 
los perjuicios del tiempo, 
por lo que el Obispo y Ca- 
bildo obtuvieron Bula de 
Eugenio IV. para extinguir 
dos Canonicatos , y que fue- 
sen 23. Dada en Roma á 6. 
de las Calendas de Febrero 
del año 1444. {Tumbo fol. 
265. ) 

99 Aquellas competen- 
cias movidas por el Reyno de 
Portugal sobre apartar de 
Tuy las Iglesias que seguian 
á la de Valencia del Miño, 
fueron tomando cada dia mas 
cuerpo desde el Rey D. Juan 
I. Los Embajadores dirigidos 
al Papa en tiempo del Con- 
cilio de Basilea , sirvieron á 
la Santa Sede ( en el negocio 
de ir á recibir al Empera- 
dor del Oriente , e infgr- 



at. 61. Cap. 9. 
marle , para el Concilio Ge- 
neral empezado en Ferrara, y 
concluido en Florencia ) con 
satisfacción del Pontífice. 
Dieron parte á su Corte de 
la buena disposición en que 
se hallaba la de Roma para 
las peticiones de que hasta 
alli no logró sus deseos Por- 
tugal , sobre desmembrar de 
los Obispados de Castilla lo 
que tenían dentro de aquel 
Reyno , por la oposición 
hecha de nuestra parte. 

100 Envió Portugal á 
Ruy de Acuña , Prior de 
Guimaraens , con el Provin- 
cial del Carmen, el Maestro 
Fr. Juan , para solicitar ex- 
pediente a estos negocios, 
en que se mezclaba también 
la independiencia de las Or- 
denes Militares de Portugal 
con los Maestres de Casti- 
lla , a quienes hasta ahora 
reconocían como superiores 
las de aquel Reyno. Costó 
algún tiempo la negociación:, 
pero en fin la constancia 
allanó las dificultades , y así 
las Ordenes de Santiago , y 
de Avis , como las Iglesias 
dentro de Portugal , se des- 
membraron totalmente de los 
Maestres y Obispos de 
Castilla. 

101 La Colegial de 
Valencia quedó sin depen- 

dien- 



Obispos de Tuy. García II. 
díencía de Tuy desde el año Administratores 

Obispo 



1 44 1, y luego tuvo 
con titulo de Ceuta , por 
quanto desde el año 1421. 
erigió Martin V. aquella Ciu- 
dad en Sede , poniendo por 
Obispo al que lo era Titu- 
lar de Marruecos , llamado 
Fr. Aymaro , del Orden de 
S. Francisco , Confesor del 
Rey D. Juan I. y de la Reyna 
D. Pheíipa. Vuelto de Ro- 
ma el Provincial (ya nom- 
brado del Carmen ) con el 
buen despacho de las Pre- 
tensiones , le hizo Obispo 
de Ceuta el Rey D. Alfonso 
¡V. y como las rentas eran 
cortas , le aplicaron estas 
Iglesias de Valencia , que 
acababan de separar de Tuy, 
con otras desmembradas de 
Badajoz. 

102 Esto fue por Bula de 
Eugenio IV. en el año de 
1444. como propone Sando- 
val: Nos igitur circumflexis un. 
dique mentís nostra oculis, 
quomodo dotem Sedium coope- 
rationc in lis congrua , & ac- 
commoda posset succedere pro- 
visto , proinde considerantes, 
quod certa partes Pacensis , ¿V 
Tudensis Dioecesium infra dic- 
torum Regnorum límites con- 
sistentes y per speciales in spi- 
ritualibus , & temporalibus, 
per difiam Sedem 

Tom. XXII. 



i2 S 

Portugalen- 
ses ex dispositione ipsius Se- 
dis a nonnullis retroaBis tem- 
poribus recle gubernata fue- 
runt , tumque regebantur , ¿v 
gubernabantur ,prout etiam de 
pr asentí reguntur , & guber- 
nantur , ac quod sub suorum 
Episcoporum regiminibus ve- 
risimiliter pervenire non debe- 
rent , quodque Episcopus , Ca- 
nonici , & persona pradiBi y 
decentius vivere , Ó* commo- 
dius eadem onera supportare 
possent y si diBa partes ab 
ipsis Pacensis , Ó* Tudemis 
Ecclesiis , in Regnis Castella, 
& Legionis constituía , de- 
monstrata prafata Ecclesia Sep- 
tensi cum ómnibus juribus , ¿^ 
pertinentiis suis , ad díalas Pa- 
censem , & Tudensem Ecclc- 
sias pertinentibus , eidem Sep- 
tensi Ecclesia in perpetuum 
incorporarentur , annefíeren- 
tur , & unirentur necessitati- 
bus & indigentiis Episcopio 
Capituli Canonicorum , ¿7° per- 
sonar um pradiBorum , necnon 
saluti animarum illorum , qui 
ipsam Civitatem Septensem in- 
babitabant , consulere volentes y 
ex pramissis , & certis aliis, 
quas prasentibus pro expressis 
baberi volumus causis , auBo- 
ritate Apoflolica ex certa nos- 
tra scientia , & de Apostoli- 
deputatos ca potestatis plenitudine , serie 



116 España Sagr. Trat. 6 1 . Cap, 9. 

prasentium partes pr¿di£ias in en las Metrópolis de Braga , y 
Regno Portugalia existentes, Compostela : reconociendo 



quarum cujuslibet fruElus , red- 
ditus , Ó" proventus ad diftas 
Pacensis , & Tudensis Eccle- 
sias pertinentes , septingenta- 
rum librarum Turoncnsium 
parvorum , secundum commu- 
nem extimationem valorem an- 
nuum , ut etiam accepimus, non 
exeedunt , cum ómnibus juri- 
bus y & pertinentiis supradic- 
tis , á Pacensis , é^ Tudensis 
Ecclesiis prafatis penitus & 
omnino demembramus , sepa* 
ramus , Ó* segregamus , cas- 
que pro Dicecesi , ac ipsarum 
fruiius , redditus , ¿f proven- 
tus pradiElos pro dote eidem 
Septensi Ecclesice deputamus, 
& assignamus , &c. 

103 Cesó pues desde el 
tiempo del presente Obispo 
D. Luis todo el reconoci- 
miento y dependiencia que 
las Parroquias sitas dentro de 
Portugal tenian antiguamen- 
te de la Tudense , causando 
esta novedad la mutación 
de los tiempos por la varie- 



a esta las de Galicia , que 
antes eran proprias de la 
primera 5 y á Braga las de 
Lusitania , correspondientes 
á Merida , que fueron atri- 
buidas a Santiago. De suerte 
que desde ahora no tuvieron 
que acudir á Braga los Obis- 
pos de Galicia para sus Consa- 
graciones , ni Concilios , sino 
precisamente á Santiago. Es 
creible huviese acerca de 
esto acuerdo del Pontífice: 
pero hasta hoy no he visto 
quien le alegue. 

104 En el año de 1445. 
dio D. Luis Titulo de la 
sincura de Mougas , ó Mogaes 
por presentación del Cabil- 
do. Y éste en el mismo año 
eligió por Dean a D. Henri- 
que Pimentel , hijo del Con- 
de de Benavente D. Alfonso: 
y el Obispo hizo la Cola- 
ción a dicho D. Henrique su 
hermano. Por Julio del 51. 
confirió los Beneficios de Sa- 
xamonde , y Villavieja y y 



dad y diferencias de los Prin- dio una Pesquera del rio Mi- 



opes : pues ninguno mira 
bien que el estrangero tenga 
jurisdicion , visite , y sen- 
tencie dentro de sus domi- 
nios. Por tanto corresponde 
á este espacio la Época de 
la mutación de Sufragáneos 



ño en foro a Ruy y Alvaro 
Lorenzo. El Cabildo obtuvo 
en el año siguiente letras de 
la Sagrada Rota citatorias 
contra el Obispo D. Luis, 
por haber hecho provisio- 
nes en los Monasterios de S. 

Bar- 



Obispos de Tuy 
Bartholome de Tuy , y S. Pe- 
dro de Angoares , pertenecien- 
tes al Cabildo. ( Pergamino 
suelto n. 12. ) 

105 Sandoval menciona 
otra Provisión que hizo en el 
1456. sin decir de que. Yo 
hallo una Memoria de aquel 
año , en que a 5. de Junio 
el Canónigo Ruy Fernandez 
hizo dimisión de la Viña que 
tenia aforada del Cabildo en 
la Manteigada , diciendo que 
quando veu sobre esta Cida- 
de noso Señor D. Luis Pimen- 
tal , Bispo de Tuy poderosa- 
mente con as gentes de armas 
a pe e a cabalo abrirá , e des- 
truirá a dita Viña , &c. Asi 
las Notas de los Secretarios 
del Cabildo Fernán González, 
y Alvaro Vázquez, fol. 21. 

106 Pero no declaran el 
motivo de aquella commo- 
cion. Puédese recelar , que 
desde entonces se retiró de 
la Ciudad : pues en Julio de 
aquel año hizo el Cabildo 
una protesta sobre que no le 
perjudicase el no presentar 
ai ReyD. Henrique IV. sus 
Privilegios para la confirma- 
ción , por quanto el Obispo 
D. Luis Pimentcl quando se 
partirá desta Cidade , levara, 
certos privilegios que pertes- 
cian a dita Iglesia , e os non 
podía haber de el , &c. Este 



. Garda II. 227 

desvio seguido a disgusto 
que hizo tomar las armas, 
da a entender alguna reso- 
lución enfadosa : y en efecto 
hallamos después que el Obis- 
po residía en Sta. Maria del 
Valle , Diócesi de Astorga, 
y allí dice Sandoval que fa- 
lleció , expresando que salió 
huyendo de la persecución 
movida por el Conde de Ca- 
mina contra la Ciudad de 
Tuy , y de su tierra. En es- 
tos devates seria la destruc- 
ción de la Viña arriba men- 
cionada : por lo que pode- 
mos atribuir la gente de guer- 
ra ( allí referida ) al mismo 
fin de repeler la fuerza del 
Conde contra los derechos 
de su Iglesia. 

T07 En el mismo año de 
56. tenia el Obispo por Pro- 
visor y Vicario ai P. Fr. Ro- 
drigo de Ribadavia , del Or- 
den de Predicadores , que en 
11. de Setiembre hizo cola- 
ción de la mitad sin cura 
del Beneficio de Tameiga , que 
habia presentado el Cabildo. 
108 Excitóse por este 
tiempo contienda entre el 
Comendador de S. Juan de 
Ribadavia , Cabildo , y va- 
rios Abades , acerca de Diez- 
mos y otros derechos El 
Obispo envió Poder al Teso- 
rero de la Iglesia de Tuy D. 
P 2 Gar- 



z 2 8 España Sagr. 

Garcia López Dalvarez , para 
componer las competencias, 
hallándose en el Monasterio 
de Sta. María del Valle ( ya 
citado) a 20. de Julio del 
1459. Y en Agosto del mis- 
mo año dio Titulo de Juez 
de la Ciudad de Tuy a D. 
Vasco Camina , confirmando 
el Rey aquel Titulo en Ma- 
drid á 11. de Enero del si- 
guiente 1460. 

109 Volvió el Obispo D. 
Luis á dar Titulo de Provi- 
sor al expresado P. Fr. Rodri- 
go , fecha en Sta. María del 
Valle Jueves 1 1 . de O&ubre 
del 1459. y presentó el Ti- 
tulo al Cabildo en 28. de 
Enero del 60. Por Noviembre 
del mismo año de 60. se in- 
titula Provisor del dicho 
Obispo el Canónigo D. Luis 
Vieyra , que prosigue con 
el mismo empleo por el Sr. 
Obispo D. Luis Pimentel en 
el año de 1464. en que por 
Odubre aprobó como tal 
Provisor con Juan Martínez 
de Zamora , Mayordomo del 
Prelado , el estatuto de can- 
tar las O. O. con la solem- 
nidad y hachas acostumbra- 
das. En el mes antecedente, 
á 8. de Setiembre del mismo 
año de 64. era también Vica- 
rio del Reverendo Sr, Obispo 
D. Luis Pimentel el Canónigo 



Trat. 61. Cap. 9. 
D. Juan González , que eri 
aquel dia y año hizo cola- 
ción de un Canonicato. A 
los dos años después dura en 
en el 1466. el nombre de 
Luis Vieyra , como Provisor 
del mismo Obispo , y el ya 
citado Mayordomo Zamora, 
en los libros de los Secreta- 
rios del Cabildo González , y, 
Vázquez. 

110 Hemos referido es- 
tas memorias , no solo por 
juntar las conocidas de este 
Obispo , sino por ocurrir á 
los yerros introducidos en los 
libros , por los que no las 
vieron : pues Sandoval pone 
su muerte después de referir 
la ultima memoria en el año 
de 56. sin disculpa en no ha- 
ber reconocido , ya que no 
los Protocolos mencionados, 
a lo menos el Tumbo , en 
cuyo fol. 270. hay dos tes- 
timonios de que perseveraba 
Obispo de Tuy en el año de 
14.66. (diez después del ul- 
timo en Sandoval) donde 
consta un Breve del Papa Pau- 
lo II. cometido al Abad del 
Monasterio de Melón , para 
que viese un Memorial del 
Cabildo sobre unir a la Me- 
sa Capitular el Beneficio sin 
cura de la Guarda , y si ha- 
llase verídicos los informes, 
efectuase la unión. Dado en 

Ro- 



9 í^ 



Ohlspos de Tuy. García II. % * 

de las Calendas D. Ruy Fernandez. D. Juan 
González , y D. Luis Vieyra, 
Canónigos. El mismo Vieyra, 
y el P. Fr. Rodrigo de Riba- 
davia , Provisores. 



Excluyese D. Fr. Pedro de 

Silva. 



Roma á 17 

de Junio del año 1466. El 
Abad lo halló todo puntual, 
y aprobó la unión en 14. de 
O&ubre de aquel año. Asi este 
documento , como el Breve 
declaran , que era Obispo D. 
Luis : por lo que no debe 
quedar duda en que el Sr. 
Pimentel vivia en el 1466. 

mucho después del aplicado que Sandoval quitó ai Ponti- 
á su muerte por Sandoval, ficado de D. Luis , por no 
por Tamayo ( T. ó.pag. 325.) haber visto los documentos 
y por Argaiz. Este señala el referidos , ocasionó otro per- 
de 1459. (acaso, estampó el juicio de introducir luego 
é. de aquellos al revés , que por Obispo de Tuy a D. Fr. 

Pedro de Silva , confesando 
halló 



114 Demás de ios añ 



anos 



forma un 9.) 

ni Dicen murió en el 
Obispado de Astorga en Sta. 
Marta del Valle. Este es el si- 
tio donde algunos años an- 
tes vimos firmaba los docu- 
mentos alegados. 

112 No consta el dia fijo 
ele la muerte : pero viéndo- 
le Obispo después del 13. de 
Odubre del 1466. reduci- 
mos el fin al de 67. porque 
en el siguiente ya habia otro 
Prelado , como veremos. Go- 
bernó á Tuy por cosa de 
25. años, con los disgustos 
-ya apuntados de las persecu- 
ciones de su Iglesia. 

113 Capitulares. D. Hen- 
rique Pimentel , Dean , her- 



que no nano memoria , m 
papel en esta Iglesia que le 
nombre su Obispo , . mas de 
lo . que dice la Tabla , la 
qual le expresa fuera de tiem- 
po , esto es , antepuesto á 
quatro ó cinco Obispos que 
le precedieron. Con todo 
eso le admite Sandoval , y 
le pone después de D. Luis 
Pimentel en el año 1460. 
por decir Mariana , que fue 
Obispo, de Tuy , y después 
de Badajoz. 

1 1 5 Pero ya 
en el Tomo 17. 
que no huvo tal 
Tuy , sino en Orense. Ah^ 
ra se convence, que, y la 
mano del Obispo. D. García nerle aqui Mfói Sandoval,, 
i^opez Dalvarez , Tesorero. Tabla cir~ p x pro- 

Tom.XXII. * 



apuntamos 

pag. 1 <5o. 

Obispo en 



¿30 España Sagr. Trat. ét. Cap. 9. 
provino de alguna equivo- atenta , y se va prosígulen- 



cacion : pues el Sr. Silva 
perseveraba Obispo de Oren- 
se en el 1462. en el qual, y 
quatro años después , tene- 
mos ocupada la Sede Tílden- 
se con el Sr. Pimentel. Sil- 
va pasó a Badajoz en aquel 
año de 62. y Pimentel se 
mantuvo por algunos años 
en Tuy. Es pues falso que 
aquí sucediese el Señor Sil- 
va , que murió Obispo de 
Badajoz. 

1 1 6 Por estos y otros se- 
mejantes convencimientos co- 
nocerás la autoridad de al- 
gunas Tablas , ó Catálogos de 
Obispos , que suele haber 
en las Catedrales , y no po- 
cos las miran como reliquias 
de indubitable fe , no mere- 
ciendo mas crédito que el 
de los fundamentos por don- 



do lo empezado con mejo- 
res luces , por la diferencia 
del tiempo menos obscuro, 
y por nuevas diligencias, 
mas exa¿tas. 

RODRIGO DE VERGARA 

Desde el 1468. al 72. en 

que fue promovido. 

117 Solo quien tome por 
asunto la materia , conocerá 
la obscuridad , incertidum- 
bre , perplegidades , y sumo 
desaliño que hay en los Es- 
critores acerca de este Obis- 
po : pues mientras mas pre- 
tenda profundizar , para ha- 
llar tierra firme , encontrará 
en lo publicado mas estorvos 
con dispendio de tiempo, 
trabajo, y sufrimiento. Al- 
gunos no reconocen en D. 



de se guió el formador, pues Rodrigo mas Silla que la de 
regularmente son obra de León , recibida estando en 

Roma por Agente del Rey 
D. Henrique IV. y que allí 
fue consagrado , como refie- 
re Garivay sobre el año 
1468. y Gil González en el 
Teatro de León. 

118 Sandoval no vio pa- 
pel que le nombrase Obis- 
po de Tuy , sino la Tabla, 
que dicele pone en el 1470. 
Sé (dice) que en el 69. era 
Obispo de Tuy D. Diego de 

Mh- 



algun individuo de la misma 
Catedral, que de docientos 
años acá se dedicó á com- 
ponerlas según mejor le pa- 
reció : unas veces con bue- 
nos documentos , pero otras 
no : y lo mas que se las de- 
be conceder , es creerlas, 
quando no hay nada en con- 
tra : pero habiéndolo ( co- 
mo en el caso presente ) se 
las hace una cortesía muy 



Obispos de Tuy. Rodrigo de Vergara. 231 

Muros : y dado esto, no de- tario de la Silla Apostólica, 
bió poner al margen del y el Papa Paulo II. le hizo 
primer año de D. Rodrigo Administrador perpetuo de 
el mismo 69. en- que dice la Iglesia de Tuy , sin per- 
lo era D. Diego : ni la Ta- mitir que viniese á residir 
bla debió recurrir al año de en ella , por quanto el Pa- 
70. en D. Rodrigo , si en pa necesitaba su presencia en 
el antecedente presidia ya la Curia Romana. Entonces 
el sucesor. Lo cierto es, que el Señor D. Rodrigo parti- 
Sandoval no supo el principio cipo esto á la Iglesia , rela- 
de D. Diego de Muros, que donándolo en el nombra- 
no lo era en el 69. y asi miento de Provisor y Vica- 
queda este año franco para rio general en lo espiritual 
D. Rodrigo, sin el estorvo y temporal de este Obispa- 
de que Sandoval le atribu- do que hizo en el vene ra- 
ya a otro : pues no supo ble Varón D. Juan de Uzar- 
aquel Autor el Obispo que raga , perpetuo Beneficiado 
presidia en Tuy en aquel de la Parroquial de S. Pe- 
año, dro de Vergara , Diócesi de 
119 Yo perdí quanto Calahorra. Fecha en Roma 
trabajé sobre esto por lo á 1. de Junio del año 146$. 
publicado , y por los prl- Asi consta en instrumento 
meros documentos remitidos latino conservado en un Qua- 
por el limo. Cabildo , en derno maltratado del Cañó- 
los quales vacaban estos años, nigo D. Luis de Vieyra 
Pero logrando que los Se- ( ya citado ) fol. 1. 
ñores Diputados tomasen el 121 En vista de que an- 
trabajo de reconocer Proto- tes de Junio del 6%. le com- 
eólos , puedo ya asegurar en pelia el Papa á residir en la 
Tuy la presidencia de Don Curia Romana ( como refie- 
Rodrigo de Vergara , y el re el citado instrumento ) 
tiempo que por ellos re- sabemos que ya tenia la 
sulta. prelacia de esta Iglesia , da- 
120 Sábese, que en prin- da en Administración porta 
Cipio del año 146S. tenía ya ausencia > y por tanto su 
D.Rodrigo a su cargo el Obis- promoción y consagración 
pado de Tuy, estando en Ro- no se puede atrasar de los 
ma,donde se hallaba Protono- primeros meses de aquel año, 

P4 pues 



z$z España, Sagr. Trat. 61. Cap. 9. 
pues antes de Junio parece tero , el Tesorero de la 
procuró pasar a Tuy , y el Iglesia de Tuy D. Arias Me- 
Papa le detuvo en su Curia, lendez de Valle , como VI- 
El motivo de hallarse en cario General del mismo Se- 
Roma pudo ser el referido ñor D. Rodrigo. Aqui acá- 
por los ya citados , de que ban las memorias conocidas 
el Rey D. Henrique le te- en Tuy , que prometen ha- 
nia alli para tratar los ne- ber alcanzado el año de 71. 
gocios de la Corona. Gil por ver presidia aqui al aca- 
Gonzalez dice que fue na- bar el año precedente : y 
tural de Logroño. debemos conservarle por to- 

122 Sábese que el ex- do el año para trasladarle á 
presado Uzarraga Provisor León en el siguiente : pues 
del Rmo. Señor D. Rodrigo el Obispo á quien alli suce- 
dí- Vergara , Protonotario de dio , murió en 2. de No- 
la Silla Apostólica , y perpe- viembre del 1471. como 
tuo Administrador de la Igle- afirma el Epitafio , mencio- 
sia de "tuy , confirió a Al va- nado en Argaiz. Según esto 
ro Mallo el Beneficio y Par- es verdad , que estando en 
roquia de S. Baya de Alca- Roma le dieron el Obispá- 
is en 8. de Febrero del do de León (pues no vino 
año 146,9. y a D. Vasco de á Tuy , dispensada la resi- 
Marzoo, Arcediano de Mon- dencia por el Papa ) pero no 
tes, el Beneficio curado de fue primera Sede , sino se- 
Santiago de Pontellas , con gunda , y ultima. La pro- 
perpetua unión de este Be- moción a León corresponde 
neficio a la Cathedral , en á fin del 71. ó principio del 
16. de Marzo del mismo 72. según lo expuesto, 
año. 124 Capitulares. D. Vas- 

123 Perseveraba D. Ro- co de Marzoo , Arcediano 
drigo administrando nuestra de Montes.z= Chantre , Don 
Iglesia a fin del año 1470. Ñuño Goyanes.= Tesorero, 
en que a 30. de Diciembre D. Arias Melendez de Va- 
habia renunciado el Chan- lle.= Provisor y Vicario ge- 
tre D. Ñuño Goyanes la ral del Obispo , D. Juan 
mitad de la Iglesia de S. de Uzarraga. 
Miguel de Oya , y la presentó 
en Arias Fernandez , Presby- 

DIE- 



Obispos de Tuy. Diego de Muros; 133 

ron Diego Rodríguez de 
Muros , y Leonor de Vene- 
ro : que Fr. Juan de Granada 
( después Mártir ) le dio en 
Ka II 'adalid el Habito de Nues- 
tra Señora de la Merced: 
que fue gran Theologo y ¡ 
Predicador de fama ; Co- 
mendador de Segovia , To- 
ledo , Valladolid , Guadala- 
jara , y Provincial. 

127 Muy de otra suerte 
escribió el citado Salmerón, 
diciendo que fue natural de 
Galicia , hijo del Colegio de 
Salamanca, y Comendador de 
H uete por los años de mil 
quatrocientos ochenta y ocho, 
y se llamaba el Bachiller 
Fray Diego de Muros , en 
Escrituras autenticas , que 
yo ( dice ) he visto en aquel 
Convento. Si esto es asi , no 
podemos identificar al Obis- 
po de Tuy D. Diego de Mu- 
ros con el Religioso Merce- 
nario : porque quando éste 
se hallaba Comendador de 
Huete , ya aquel tenia la 
Mitra algunos años antes 
( seis a lo menos ) y esto 
convence personas diferen- 
tes. 

128 Acaso tiene yerro el 
año que por letras ( no por 
números ) aplica a la Prela- 
cia de Huete : pues la plana 
del asunto salió plagada de 

JU- 



DIEGO DE MUROS 

Desde el 1472. hasta el 87. 
Promovido. 

125 Poca seguridad tie- 
nen las noticias que veo pu- 
blicadas de este Obispo. San- 
doval no le reconoció Re- 
ligioso. Tampoco Gil Gon- 
zález , ai hablar de Ciudad- 
Rodrigo. Después escribió 
de Tuy : y aquí le nombra 
Don Fray Diego , Religioso 
de N. Señora de la Merced, 
sin hacerse cargo de lo que 
publicó antes. Pero el Epi- 
tafio que pone en una y 
otra parte , carece en am- 
bas de la palabra Frater, 
que añade el Mro. Fr. Mar- 
cos Salmerón en sus Recuer- 
dos históricos por el sagrado 
Orden de la Merced , pag. 
239. y no hizo bien en aña- 
dir el Frater : pues hasta 
hoy persevera la inscripción 
en la Capilla mayor de la 
Cathedra de Ciudad-Rodri- 
go , y solo dice , Dñs. Di- 
dacus de Muros , sin vestigio 
de Frater y ni lugar para ello, 
como me asegura quien por 
instancia mia la ha recono- 
cido. 

126 Gil González en Tuy, 
dice nació en Burgos año de 
141 o. y que sus Padres fue- 



234 España Sagr. Trat. 61. Cap. 9. 
intolerables anachronismos, sin tener presentes muchos 
poniéndole Comendador de documentos de cada Archi- 
Huete veintiquatro años des- vo , es difícil discernir coa 
pues del que dice tuvo Si- seguridad lo perteneciente á 
nodo como Obispo en el cada uno : v. g. si el de Tuy, 
1464. (por letras ) Refiere su si el de Canarias, si el de 
muerte año de 1492. ( es- Mondoñedo , tuvo las Aba- 
tampandole en el Epitafio) días de Sobrado , y de S. 
y dice gobernó el Obispa- Martin de Santiago , que se 
do de Ciudad-Rodrigo des- aplican á D. Diego de Mu- 
de el 89. al noventa y nue- ros. La Chronologia era un 
ve (esto es , siete años des- hilo de oro para salir del la- 
pues de muerto ) De una berinto , si los Escritores im- 
falta de diligencia y de re- presos la usaran con firme-» 
flexión tan notable , poca za : pero es tanta la incuria 
seguridad puede sacarse. y desaliño , que fuera per- 

129 Desde el Tomo 18. der tiempo el hablar desús 
empezamos a prevenir la tiempos, 
confusión que hay bajo el 130 Lo que ahora fue- 
nombre de D. Diego de Mu- ra mas del caso es asegurar 
ros , por otra persona del en D. Diego de Muros el 
mismo nombre y apellido, instituto del sagrado Ordea 
Obispo de Mondoñedo , y de la Merced , que los mo- 
acaso otra que gobernó la demos afirman , pero no le 
Iglesia de Canarias , desde prueban. El Señor Sandoval, 
el 1493. según se escribe, que empezó a presidir en 
En esta suposición hay tres Tuy desde el 1608. y pu- 
Diegos de Muros coetáneos: blicó la Historia de su Igle- 
el de Tuy , que gobernaba sia a los dos años siguientes, 
esta Iglesia , antes que el no conoció á D. Die^o como 
de Cañarías, y murió antes Religioso Mercenario , ni 
que aquel. El de Canarias, como Religioso , pues no usó 
y el de Mondoñedo , que del Fray , sino precisamen- 
como vimos en el Tomo te de D. Diego de Muros. 
18. son diversos. Si real- Gil González que imprimió 
mente vivian al fin del Si- el Thcatro de Ciudad-Ro- 
gio XV. estos tres , hay mo- drigo ocho años después en 
tivo para confundirlos : y el 16 18. y nombra a Don 

Die- 



Obispos de Tuy, Diego de Muros. 2^5 

Diego de Muros como que en las Escrituras de Tuy 

Obispo de Tuy , traslada- no le veo nombrar D. Fray 

do a Ciudad-Rodrigo , tam- Diego , sino precisamente D. 

poco le conoció como Reli- Diego , como a los demás 

gioso. que no profesaron Religión: 

131 Pero treinta y dos y vimos que en el Francis- 
años después estampó la cano decían D. Fray Simón. 
Obra de Tuy, en el 1650. Demás de esto , el mismo 
y alli le hizo Religioso del Obispo en una Constitución 
Orden de la Merced , sin (que pondremos sobre el año 
mencionar lo escrito antece- de 84. ) se dice, del Con- 
dentemente. Salmerón impri- se jo del Rey , é Oidor de la 
mió sus Recuerdos Históricos su Audiencia : cuya expresión 
en Valencia año de 1646. de Oidor denota haber se- 
seis antes que Gil González guido la Carrera de Juez 
estampase el Tomo 3 . donde en Audiencia Real : y es- 
trata de Tuy : mas no parece to no corresponde á Reli- 
que este vio á Salmerón: gioso. 

pues da a D. Fr. Diego pa- 133 Sandovai menciona 
tria , y prelacias diversas, sin una Escritura en confirma- 
asomo de duda. Parece pues cion de Privilegios de los lu- 
que entre el 30. y el 46. gares Uxa , Castro , Ezcari, 
nació la noticia del estado y Balganón , expedida por 
Religioso del Obispo D. los Reyes Católicos en Se- 
Diego ; y se formaron al- villa a 26. de Noviembre 
gunos lienzos de pintura con del año 1484 y confirmada 
su Retrato y dictados , co- por el Obispo de Tuy D. 
mo sucedió por aquel tiem- Fray Diego Muñoz. Con- 
po con el Retrato de D. Fr. fiesa no haber visto memo- 
Simon de Sousa en Xerez, ria de tal frayíe , y que no 
dándole el titulo de Obispo sabe como podia ser Obispo 
de Tuy , que no tuvo el del al tiempo que lo era Don 
sagrado Orden Militar de la Diego de Muros : por lo que 
Merced , como arriba digi- sospecha fuese algún embus- 
mos. te del Conde de Cami- 

132 Lo que mas me de- ña, que perseguía cruelmente 
tiene para confesar a Don esta Iglesia , y en aque- 
Diego como Religioso es, Ha turbación elegirían á este 

Fr. 



%2 6 Esparta Sagr. Trat.61. Cap. y. 

Fr. Diego Muñoz , que nun- la perturbación que acerca 

ca entró en la Iglesia de de las posesiones de su Mo- 

Tuy , ni de el ( dice ) hay nasterio le querían hacer el 

aqui memoria. Obispo de Tuy D. Diego 

134 Argaiz interpreta que de Muros, y Frey Gonzalo 
en lugar de Fr. Diego Mu- de Parada ( Notas del Cano- 
ñoz se ha de leer Fr. Diego nigo Fernán Pérez lib. i.fol. 
de Muros , y alega para 247. ) Otra Escritura es de 
esto al mencionado Salmerón. 6. de Setiembre del mismo 
Pero mientras no haya otra año , fecha en Bayona de 
prueba , quedamos sin nin- Miñor , por la qual D. Juan 
guna, añadiendo por lo apun- Pardo Provisor y Vicario 
tado , el recelo de si inter- general del Reverendo Sr. Obís- 
vino en el asunto alguna po D. Diego de Alaros , dio 
equivocación con el Fray de Titulo del Beneficio de Ce- 
Muñoz , y el Fray de Mu- santes a Fernando Cota , y 
ros. Lo cierto es que las persevera en el pergamino 
Escrituras de Tuy proponen suelto , num. 14. 

firme y succesivamente por 136 La mas notable Es- 
Obispo a D. Diego de Mu- critura es de los Reyes Ca- 
ros desde el 80. en adelan- tholicos , confirmando una 
te ( como it emos diciendo ) y concordia hecha entre el 
por tanto en el 84. no hu- Obispo expresado , y el Con- 
vo otro Prelado legitimo mas de de Camina D. Pedro Al- 
que D. Diego de Muros : y varez de Sotomayor , cuya 
lo demás será yerro de plu- persecución contra Tuy men- 
ina , ó algún intruso , si el donamos bajo el titulo de 
Obispo Muñoz , ó el Fr. D. Luis de Pimentel. Por la 
Diego de Muros , se con- tal Concordia restituyó el 
vencen personas diferentes. Conde al Obispo D. Diego, 

135 La primera Escritu- y a su Cabildo , el Seño- 
ra de Tuy que menciona a rio de Tuy , que con otros 
su Obispo D. Diego de Mu- derechos habia quitado a la 
ros es de 13. de Mayo (otra Iglesia. Fecha en Córdoba 
del 19.) del año 1480. por a 6. de Junio año de 1482. 
medio de unas protestas en y se conserva en el Tumbo 
que el Abad de Oya apeló fol. 56. 

al Rey, y a Roma, contra 137 Este convenio en ma- 
te- 



Obispos de Tuj¡ t 
teria de tanta importancia, 
y en que el usurpador lle- 
vaba mas de treinta años de 
posesión , precisamente ne- 
cesitó algún tiempo para 
vencer estorvos , ablandar 
ánimos , y afianzar Dere- 
chos : por lo que habiendo 
sido D. Diego el litigante, 
debemos reconocerle consa- 
grado en Tuy con notable 
anticipación al año de 82. 
en que efe&uó la concordia: 
y en vista de referir el mis- 
mo en una Constitución de 
aquel año , que trabajó diez 
años con mucha fatiga de 
su persona y gasto de cau- 
dales , por redimir la Ciu- 
dad y Obispado de las ti- 
ranías que por tantos años 
padeció \ resulta que empe- 
zó muy cerca del 1472. en 
que el antecesor D. Ro- 
drigo pasó a León. La ra- 
zón es , porque la negocia- 
ción duró diez años ( según 
lo dicho) y habiéndose fir- 
mado la concordia en el 
1482. inferimos que empezó 
cerca del 72. ó en el mis- 
mo , en que el antecesor fue 
promovido a León , ó tomó 
posesión. 

138 Antes de efectuar 
esta concordia había ya ade- 
lantado el zelo del Señor 
Muros la solemnidad del 



Diego de Muros. 2,37 

culto divino , aumentando 
dos Racioneros , por medio 
de unir a la Mesa Capitular 
para este fin la mitad del 
Beneficio sincura de Sobrada, 
y otra de Gándara , que al 
punto proveyó en Alfonso 
Lorenzo , y Lope Alfonso, 
Clérigos del Coro , en 18. 
de Abril del año 1482. co- 
mo expresa el libro 1. del 
Canónigo D. Fernando Pé- 
rez fol. 81. 

139 Del año 1483. per- 
severan dos memorias de es- 
te Obispo en el Tumbo : una 
del 14. de Junio en que 
D. Diego de Muros y el 
Cabildo hicieron Foro de un 
Ca^al en Tortóreos a favor 
de Pedro de Agrobo. Otra 
del dia n. de Julio , sobre 
limites entre Tomiño y Estás 
con acuerdo del Provisor de 
D. Diego de Muros. 

144 Entre los Pergaminos 
descubiertos para formar es- 
te libro , hay uno del mis- 
mo año de 83. á 1. de Mar- 
zo , que es Foro otorgado 
por D. Alfonso de Nespe- 
reira Thesorero de la Santa 
Iglesia , como Procurador 
del Sr. Obispo Muros. ( Es- 
te Pergamino se ha rotula- 
do con el num. 1. ) 

141 Los años primeros 
en que no ocurren memo- 
ria^ 



23S España Sagr, 

rías , los gastó el Prelado en 
solicitudes de su Iglesia, fue- 
ra de ella , no solo frequen- 
tando la Corte de los Re- 
yes Catholicos para sacar 
Egecutoria de sus Derechos, 
sino pasando á la del Papa, 
y volviendo como zeloso 
Pastor á libertar sus Ovejas 
de las injustas violencias, que 
padecian por los tiranos 
usurpadores , y guerras de 
Castilla y Portugal : entre 
cuyos desordenes queriendo 
el amante Prelado libertar 
á sus subditos , fue preso 
por los Enemigos , y lleva- 
do á Portugal , donde sin 
respeto al venerable carác- 
ter de un Principe de la 
Iglesia , le cerraron en una 
Jaula , oprimiéndole con 
hierros , y haciéndole pade- 
cer muchos trabajos , como 
el mismo refiere en la Cons- 
titución ( arriba mencionada) 
del año 1482. en cuyo ti- 
tulo 2. dice asi: 

142 „ ítem , por quanto 
„ la nuestra Iglesia Cathedral 
„ de Tuy , Cibdad , e Obis- 
„ pado estuvo treinta e tres 
„ años , poco mas ó menos 
„ tiempo tiranizada, forzada, 
„ é ocupada , que en ella no 
„ entró Obispo , nin Perlado, 
„ nin Vicario suio , salvo con 
„ consintimicnto de los que 



Trat, 6i. Cap. 9. 

la tenían ocupada , para- 
que el tal Vicario ficiese 
lo que ellos mandasen , c 
quisiesen , e duró tanto á 
tiranía , que ya los que 
la tenían, la tenían por su- 
ya propria , diciendo que 
la tenían por merced del 
Rey , é ge la habia dado, 
segund que a todos es 
notorio. Sobre lo qual Nos 
de diez años d esta parte, 
abemos trabajado , é pro- 
curado con grande fatiga 
de nuestra persona , é gas- 
to de nuestra hacienda, 
por librar la dicha Igle- 
sia , Cibdad , e Obispado, 
yendo a Roma , continuan- 
do la Corte del Rey , e 
Reyna nuestros Señores, e 
aun veniendo una vez en 
tiempo de las guerras pa- 
sadas entre Castilla , e Por- 
tugal á esta nuestra Cib- 
dad por la librar , é tor- 
nar al Señorío de la Igle- 
sia , fuemos preso , é le- 
vado a Portugal , donde 
cstobimos preso quince 
meses en jaula , é en fier- 
ros , donde padecimos 
muchos trabajos. E agora 
&c. " ( como prosigue 
abajo. ) 

143 En aquella tribula- 
ción escribió una Carta á 
Hernando de Pulgar , que 

tie- 



2 39 



Obispos de TuJ. Diego de Muros. 

tiene impresa la respuesta en dio de la gente , que lleva- 
ba , cuyo Gefe era Pay Ve- 



los Claros Varones de España, 
Letra VIII. donde entre otras 
cosas le dice : „ Pensays vos 
„ Señor que ese vuestro in- 
„ genio tan sotil , esa vues- 
„ tra anima tan apta y de- 
„ dicada por su abilidad pa- 
„ ra gozar de la verdadera 



lioso , y este llevó al Pre- 



lado preso al monte con es- 
cándalo de la Iglesia , y 
grandes afrentas del Prelado: 
por lo que el sucesor D. Pe- 
dro Beltran en Sínodo Dio- 
cesano estableció con todo 
„ claridad , habia de quedar el Clero, que los descendien- 
en esta vida sin premia de tes del referido Velloso has- 
ta la quarta generación, no 
pudiesen tener Beneficio, ren- 
tas , ni fueros en todo el 
Obispado , como prueba la 



„ trabajos que la limpiasen 
„ porque limpia torne al lu- 
„ gar limpio donde vino? No 
j, lo creays. 



144 

le 



El Obispo en su Car- Constitución del Apéndice. 



ta le decia , que no encon- 
traron otro crimen en su per- 
sona , sino que habia repreen- 
dido en Sermones la entra- 
da del Rey de Portugal en 
Castilla. Por esto sabemos 
que predicaba. 

145 Libre en fin el Pre- 
lado de la prisión , y con- 
cluidas las guerras de Portu- 
gal después del 1476. prosi- 
guió en la solicitud de re- 
cobrar sus derechos contra 
el Conde de Camina , (que 
se llegó a intitular Vizcon- 
de de Tuy) En esto pade- 
ció lo que no se podia ima- 
ginar : pues entrando una vez 
el Vizconde de Tuy en el 
Palacio del Obispo con pre- 
texto de familiaridad, le ma- 
jiiató y sacó preso por ine- 



mma fue 
tecientos 
obligado 



146 Sacó en fin Dios al 
Obispo con triunfo de sus 
enemigos. El Conde de Ca- 
condenado en se- 
mil maravedís, y 
a restituir quanto 
habia usurpado, en cuya con- 
sequencia se le entregó á 
D. Diego en 5. de Mayo 
del año 1482. lo que fue su- 
yo , esto es , la Iglesia , la 
Ciudad , y a los tres dias el 
Señorio y Jurisdicion, como 
refiere el mismo Obispo im- 
mediatamente después de las 
palabras alegadas : ,, e agora 
„ ( dice ) plugo á nuestro 
„ Señor , que la dicha nues- 
„ tra Iglesia fuese librada, e 
,, esta nuestra Cibdad tornada 
,, a su verdadero Señorio , é 
„ todo nuestro Obispado : lo 

„ qual 



1 4o Esparta Sagr. Trat. 6 1 . Cap. $1 

qual se fizo á cinco dias da es la que vamos refíríen- 



„ del mes de Mayo pasado, 
„ en el qual dia á Nos fue 
„ entregada la dicha nuestra 
„ Iglesia é Cibdad : é luego 
„ dende á tres dias , que fue- 
„ ron ocho dias del mes de 
„ Mayo , nos fue dejado é 
„ desembargado é demitido 
„ el Señorío , rentas , vasa- 
„ líos , é jurisdicion, que es- 
„ taba tomada a nos , é a la 
„ nuestra Iglesia , asi Mesa 
„ Obispal , como Capitular, 
„ segund que pasó por un 
„ contrato , que entre nos 
„ é el Conde de Camina, 
„ que tenia la dicha Cibdad, 
„ e se llamaba Vizconde de- 
„ lia , pasó sobre la dicha 
„ razón , el qual fue confir- 



do : donde después de lo 
alegado , prosigue asi. 

148 „ Por ende , e por- 
„ que verdaderamente cree- 
„ mos que esto fue milagro- 
„ sámente fecho , é la gloria 
„ e honra dello toda sea de 
„ Dios , de quien proceden 
„ todos los bienes , e proce- 
,, ¿ió este j e porque esta 
„ Iglesia tovo por Patrón a! 
,, glorioso Dodor Santo 
„ Agostin , en cuya Reli- 
„ gion é Abito , primero fue 
„ fundada , ca fue de Cano- 
„ nigos Regulares 5 é aquel 
„ dia que esta Iglesia fue 
„ trasladada de la tiranía á 
„ su verdadero Señorío , (que 
„ fue á los dichos cinco dias 



„ mado é aprobado por los ?> del dicho mes de Mayo J 

„ dichos Rey é Reyna núes- „ era el dia de la Traslada- 

„ tros Señores , sobre ello ?í cion ( Conversión ) de Santo 

,, fecho. " ( esto fue en 6. „ Agostin : asimismo dia de 

de Junio , como vimos en el ,, la gloriosa S. Catherina de 

num. 136. de la primera Es- „ Sena , Virgen, e Peniten- 



critura ) 

147 Viéndose el Obispo 



„ te , de la Orden de los 
„ Predicadores , de la Orden 



en pacifica posesión de la ,, de la Penitencia vulgar- 

Diocesi, resolvió tener Sino- ,, mente nombrada ; estable- 

do , para ir poniendo reme- ,, cemos , ordenamos , é man- 

dios á los desordenes prece- „ damos. , que este dicho 

dentes , como empezó a ,, dia que son cinco de Mayo, 

cumplir en el día quatro de ,, se guarde en todo nuestro 

Noviembre del año 1482. y „ Obispado , e se faga la 

entre las Constituciones pu- „ fiesta... é non se faga labor 

blicadas en el dia 6. la según- „ por mar , ni por tierra, &c. 

Lo 



Obispos de Tuy. 
148 Lo mismo ordenó 
acerca del dia ocho en ho- 
nor de S. Miguel : conclu- 
yendo que en cada Lunes 
primero de Mes , se cante 
después de Prima , Misa de 
los Angeles , con la oración 
segunda de S. Agustín , y la 
tercera de Santa Cathalina. 
Para esto obligó al que tu- 
viese el Monasterio de Tomi- 
ño , á repartir entre los Be- 
neficiados , presentes a las 
dichas doce Misas , cierta 
cantidad : todo con acuerdo 
y consentimiento del Cabil- 
do , por causa de los mu- 
chos gastos que el Prelado 
hizo en libertar y recobrar 
la Iglesia , sin pedirla nada, 
antes ^ien , habiendo reco- 
brado los Monasterios de Be- 
diño , Tomiño , Santa Baya, 
Barrantes , y el Beneficio de 
la Guarda 5 los restituyó al 
Cabildo , como expresa en 
la referida Constitución. 

149 Ocurrió también el 
zeloso Prelado á los daños 
ocasionados por la falta de 
Justicia , volviéndola á res- 
tablecer , a cuyo fin publi- 
có en 27. de Diciembre del 
año 1484. un Estatuto , que 
persevera en el fol. 25. de 
sus Constituciones Sinodales, 
acerca del Gobierno de la 
Ciudad , donde dice : „ Nos 

Tomo XXII. 



Diego de Muros. a 41 
„ D. Diego de Muros por la 
„ graciado Dios é de la Igle- 
,, sia de Roma , Obispo de 
,, Tuy , del Consejo del Rey 
„ e Reyna nuestros Señores, 
„ é Oidor de la su Audien- 
,, cia , considerando el gran- 
,, de defecto de Justicia que 
„ ha habido en la nuestra 
„ Ciudad de Tuy de 35. años 
„ á esta parte , en el qual 
„ tiempo la dicha nuestra 
,, Ciudad padeció muchos 
,, males é dagnos , robos , é 
,, muertes de vecinos , en 
,, manera que ha venido qua- 
,, si en despoblación , é tan 
,, grand deminucion de lo que 
„ solia ser , que non tiene 
,, semblante nin aparencia de 
„ Cibdad , é todo esto por 
,, mengua de justicia , que 
„ en los dichos tiempos en 
„ la dicha nuestra Cibdad ha 
„ habido , estando como ha 
„ estado opresa , é tiraniza- 
„ da , é apartada de su ver- 
„ dadero é antiguo Señorío, 
„ que es de la dicha nuestra 
,, Iglesia e Perlado de ella: 
„ é pues que a Dios nuestro 
„ Señor por su clemencia é 
„ piedad plugo que en nues- 
„ tros dias la dicha nuestra 
„ Cibdad , tornase , é fuese 
„ restituida á nuestro verda- 
,, dero é antiguo Señorío, 
„ e de nuestra Iglesia , se- 



2i2 España Sagrad. 

„ gund que era justicia é ra- 
„ zon , queriéndonos confor- 
,, mar con los Costumbres an- 
,, tiguos que en la dicha 
,, nuestra Cibdad solían ser, 
3 , é con los buenos usos , é 
„ ordenanzas de las otras Cib- 
„ dades , Villas , é Lugares 
„ de aqueste Reyno de Ga- 
„ licia , que son asimismo 
„ del Señorío de las Iglesias 
„ comarcanas de Santiago, 
„ Lugo , Orens , e Mon- 
„ dañedo , establecemos , or- 
„ namos , & mandamos &c. " 
150 Desde el año 1484. 
consta su Provisor D. Santos 
de Cisneros , que se intitula 
Canónigo de Astorga y de 
Tuy : y en el año siguiente 
hizo el Obispo y Cabildo 
una concordia con la Villa 
de Valencia sobre las Barcas 
del Miño en Tuy. Al otro 
año 1 48 6. mandó el expre- 
sado Provisor dar al Cabildo 
copia autorizada de la con- 
cordia referida en el Dean 
del año 141 5. Este D. San- 
tos perseveraba Provisor en 
19. de Enero del 87. Pero en 
aquel año parece salió de 
Tuy el Obispo D. Diego (por 
lo que se dirá) pues aun- 
que en el Tumbo fol. 245. 
veo que el Tesorero D. Apa- 
ricio Pérez sentenció como 
Provisor de D. Diego en 5. 



Trat. 61 .Cap. 9. 
de Noviembre del 87. que el 
Cabildo percibiese cada año 
seis libras de Blancas por En- 
censorias de la Ermita de S. 
Miguel del Monte , recelo 
yerro en el año , mes , ó 
nombre del Obispo : porque 
antes del 5. de Noviembre 
del 87. consta ya presidien- 
do en Tuy el sucesor D. Pe- 
dro Beltran en 13. de Octu- 
bre de aquel año : pues en 
aquel dia el Provisor del 
Obispo Beltran confirió Ti- 
tulo del Beneficio de S. Ma- 
med de Guillerey a Juan de 
Louzado , a quien dio aquel 
Beneficio el Señor Obispo 
Muros , pero no despachó 
el Titulo , que ahora dio el 
Provisor del S. Beltran , y 
se llamaba Morguet Juan, 
como previene el libro del 
Notario del Cabildo Lope de 
Montes : en el quai hay otra 
confirmación del asunto : pues 
á 29. de Noviembre del mis- 
mo año de 87. consta otro 
Provisor del mismo Obispo 
Beltran , que concedió di- 
misorias a Juan Martínez, 
Clérigo de Tuy. Tenemos 
pues dos instrumentos origi- 
nales de que en el año de 
87. desde Odubre era ya 
Obispo de Tuy el sucesor 
del Sr. Muros : y estos de- 
ben prevalecer contra uno 

del 



Olispi de Tuy Diego de Muros. 243 



del Tumbo , que no es ori- 
ginal , sino hecho por co- 
piante que descubre otros 
yerros 



Según esto acabó en 



por librar la Iglesia de vio- 
lentos usurpadores, y repa- 
rar los daños ocasionados por 
largas violencias. Pero des- 
frutó poco tiempo el descan- 



Tuy el Sr. Muros en el 1487. so de la segunda Iglesia , pa- 
en que por O&ubre halla- sando á mejor vida en el 
mos sucesor , trasladado aquel 
á Ciudad-rodrigo , después de 
gobernar a Tuy , quince 
años, con perpetuas fatigas, 



dia 9. de Diciembre del año 
1491. como expresa el Epi- 
tafio , que anda mal publi- 
cado , y dice asi: 



HIC REQU1ESCIT DNS. DIDACUS 
DE MUROS. EPS. HUJUS ECCL. 

Obiic quinto Idus Decembris mx salutis anno 
M.QuadringencesimOj nonagesimo,primo. 



152 En su Testamento 
mandó a la Sta. Iglesia de 
Tuy cien mil mrs. de los se- 
tecientos mil que le debia 
el Conde de Camina : pre- 
viniendo que no entregasen 
al Conde la fortaleza de 
Fornelos , mientras no pagase 
á la Cathedrai de Tuy la 
cantidad que la dejaba man- 
dada , como refiere Sando- 
val. Sobre la Clausula de esta 
manda hizo luego protesta 
el sucesor , como diremos 
sobre el año 97. 

153 El Papa Sixto IV. 
unió a la Mesa Episcopal la 
Iglesia de Sta. María de Ba~ 
yona : y el Señor Muros la 
erigió Colegiata en el Sínodo 



que celebró año de 1482. 
poniendo allí dos Abades, 
catorce Racioneros , y un Sa- 
cristán. El sucesor D. Pedro 
Beltran arregló esto de otro 
modo , como diremos en su 
Pontificado bajo el año 1491. 
en el Tomo siguiente. 

154 También fue este Sr. 
Obispo Muros el que dio pos- 
sesión a los Padres Domini- 
cos de la Iglesia de S. Juan 
de Porto , ( que el Obispo de 
Monopoli en la tercera parte 
de la Historia de S. Domin- 
go cap. 38. §. 5. llama de 
S. Terson ) que estaba imme- 
diata ai sitio de los Padres, 
y allí fabricaron la Iglesia 
del Convento. Pertenecía 
0^2 aque- 



144- España Sagr , Tr 
aquella Iglesia á la Dignidad 
del Maestrescuela : y aun- 
que el adtual consintió ; se 
opuso el Maestrescuela suce- 
sor , por los derechos de los 
diezmos , ( pues era Parro- 
quia ) y por quanto se priva- 
ba a los feligreses de la ad- 
ministración de Sacramentos 
en su misma Iglesia. Final- 
mente se hizo permuta y 



at. 61. Cap. 9. 

concordia , que aprobó el 
Obispo sucesor en el año de 
1498. y quedaron los Padres 
Predicadores en pacifica po- 
sesión. 

Capitulares. D. Alfonso 
Nespereyra , Tesorero. D. 
Fernando Pérez , Canónigo. 
D. Juan Pardo , Provisor y 
Vicario. D. Santos Cisneros, 
Provisor , y Canónigo. 



LO RESTANTE YA EN EL TOMO SIGUIENTE. 




APEN- 



¿4J 

APÉNDICE 

DE ESCRITURAS INÉDITAS. 

Siguiendo el método de estilo de Notarios en aquel 
ofrecer Escrituras en tiempo 5 sin mezclar nueva 
prueba de las cosas referí- mano mas que en algún dip- 
das en el cuerpo de la Obra; tongo , ó caso que no altere 
damos aqui por entero las lo formal del concepto. A 
que allí solo mencionamos, este es al que debes aten- 
ó extractamos , por no dis- der , no ai mal latin : por- 
traer mucho el orden y re- que no se alegan para re- 
lación de las materias. glas de Grammatica , sino 
Proponense con sus malos en prueba de lo que preten- 
latines , como existen , para demos persuadir con legití- 
que veas la obscuridad , y mos documentos. 

I. 

Urraca Infantisa > AlfonsiVl. sóror 3 Ferdinandi I. filia 9 

Tudensem Ecclesiam Monasteriis & hereditatibus 

locupletat. Era 1109. ann. 1071. 

OMnipotens fa£tor omnium rerum , Rex saiculorum for« 
tis , qui cum Patre & Spiritu San&o intemporalis , & 
coeternus xternaliter regnas : qui regis populos paxiterque 
& regna gubernas , cui candoris ad instar lumine clarent 
Hila Casli , ante quem térra tremit , cui tártara serviunt: 
qui rábidas magna virrute frarnas mundi , marisque , pro- 
celias j cui visibilia cedunt , & invisibilia famulantur , quem 
ante sascula famulantur : & credimus á Patre genitum Ver- 
bum , oraculorum cxlestium annunciatum , & Archangelí 
annuntiatione de Spiritu Sancto intra Virginia pudoris aula 
Tom.XXIl. Q^ cel- 



z\6 España Sagrada. 

celsa: Maria: conceptum , cui gaudium nativitas in Ca:lis con- 
centu Caelestium , ac sublimium potestatum miüena lingua 
laudavit , & in térra cohors laudavit hominum bonx volun- 
tatis , & gloriam dedit , in cujus honore a:dificata est Se- 
des Cathedralis Tudensis : Ego quidem exigua servorum, 
vel ancillarum Domini ancilla Orracha in Deo Dei filio sem- 
piternam salutem. Amen. In novissimo quoque tempore mi- 
sertus Dominas populo suo , quem primus creaverat , misit 
fiiium suum ad térras natum de muliere , qui ante sécu- 
la genitus stitit á Patre , & in fine sxculorum ortum de 
Virgine absque conceptu Patris , ambas in illo generatio- 
nes mirabiles : illa namque sine matre ; ista vero absque 
Patre : quod de Patre natum est , fecit nos : quod autem de 
matre , redemit nos : ortus de Patre ut essemus ; natus de ma- 
tre , ne periremus : & protulit de ambobus personis Pa- 
tris , Filiique , procedens Spiritus Sandus , ut Trinitas specia- 
liter demonstretur , Pater scilicet , Filius scilicet , atque 
Spiritus Sandus , non ut tres Déos esse credatur , sed unus 
est in utraque persona Deus. Ipse autem dilexit nos , & 
tradidit semetipsum pro nobis , passus est , mortuus , & 
sepultus. Tertia die resurrexit vivus a mortuis : videnti- 
bus cundís ascendit in Caelum , & venturus est iterum in 
gloria , ut judicet vivos & mortuos , reddere unicuique se- 
cündum opera sua : ipsi namque laus , honor , & gloria, " 
atque virtus in unitate sempiterna: vitae in sxcula saeculo- 
rum. iterum Amen. Ut ad te devotio nostra per intercessio- 
nem Beati Apostoli Bartholomaei , simulque & Sandorum 
Sixti Episcopi , Laurentii Archidiaconi , & Ipoliti ducis 
martyrum , munda & immaculata permaneat, & tibi Domi- 
no mens nostra maneat in tuo amore fixa ; ut per hoc quod 
oíferimus digno sandoque de populo tuo Patrono nostro 
valeamus evadere adversantium mansiones aerium potes- 
tatum , & tibi placeré nitimur consortium optantes. 

2 Antiquorum etenim relatione cognoscimus omnem His- 
pa niam a Christianis esse possessam, & per unamquamque 
Provinciam Ecclesiis sedibus ab Episcopis perornatam : non 

lon- 

NermtilJa bic barbare ¡cripta , latinitati i? congruo sensui accommedavimuí. 



Apéndice. 1. 247 

longo post tcmpore crcscentibus ómnibus peccatis Leodc- 
moniorum pars marítima est disipata : & quoniam Tuden- 
sis Sedis ipse Episcopus , qui ibidem norma tcnebat , cum óm- 
nibus suis ab ipsis inimicis capitalibus duclus fuit : alios occi- 
derunt, aiios vendiderunt : necnon & ipsam Civitatem ad nihi- 
lum reduxerunt , qua: plurimis annis vidua atque lugubris per- 
mansit. Postea quidem prosperante Divina misericordia , qu¿c 
disponit omnia suaviter, ac regit universa , per cuitorem 
suum Pontificem Georgium cst illuminata , & in normam re- 
gularem canónico dogmate posita. Confero in eodem loco 
pro vi&u & vestimento fidelium ibi degentium , Monas- 
terium de Elvenos medietatem , quod est in littore Minei, 
& subcontermino oppidi quod nuncupant SanBum Marti- 
num de herrones , territorio Tudensi , cum suis attestationi- 
bus , & praiscntationibus ómnibus , ut ubicumque , qua:cum- 
que potueritis invenire cum ómnibus in toto gyro commo- 
rantibus. Ipsum autem Monasterium dedit mihi Domina Ve- 
lasquida , quomodo venit ad eam in sua portione pacatum 
inter suos heredes per cartam: & ideo dedit mihi , quo- 
niam adjuvi eam semper in omnes a&iones suas , & ia 
ómnibus in quibus illa mihi dixit. 

3 ítem concedo ad hunc locum de illo San&o Monas- 
terio de Veiga de Limia , quod est in littore Sorga , tertiam 
partem integram cum ómnibus adjun&ionibus suis & attes- 
tationibus ubicumque jus suum potueritis invenire. De Mo- 
nasterio Sandi Pelagii de Paderni medietatem , quomodo 
cst per gyrum cum Villa quaí vocatur Prado , quomodo di- 
viditur per médium alveum Minei , cum. suis piscariis , & 
cum suis hominibus , & cum ómnibus suis. Do ei etiam me- 
dietatem Monasterii Pallatini , quod est in littore de Cada- 
bo , territorio Bracarensi , cum suis attestationibus , & cum 
ómnibus illis quac ad ipsum spectant. Concedo etiam in pra% 
di&a vSede hereditatem de Gutierre Muñiz , qua; fuit de Gel- 
vira Muñiz , ad integrum ubicumque eam potueritis inve- 
nire in utrisque territoriis , sic in Limia , quomodo in 
Portugali , & in Valle de ilumine Vice extra Villelasola qua: 
jacet in Valle de Vice , quam dedi Ego Orracha ad illum lo- 
cum San&i Jacobi Apostoli. Istam hereditatem dedit mihi 

Qjf jam 



248 Esparta Sagrada. 

jam dida Gelvira Muñiz spontanea volúntate , pro quo ad- 
juvi illam in ómnibus quaxumque mihi dixit : & sicut illa 
ad me dedit ipsam hereditatem , ita ego Orracha do & 
concedo ad pra'didam Sedem Tudénsem & , ad Pontificem 
Georgium , qui in ipsa Ecclesia claret. Concedo sic Monas- 
teria , quomodo & Ecclesias , & vicos , & homines. Om- 
nia ista concedo firmiter , qua: ad ipsam Dominam ubique 
pertinebant , ut habeat illa perhenniter pro remedio ani- 
ma: mea: , & pro peccatis Patris mei bonse memorias Fernan- 
di Principis , & pro remedio matris mea: Domina: Sancia: Re- 
gina:, cui sit requies sempiterna per omnia sécula Amen. 

4 Tu quoque Georgi hujus aula: Episcope preces jubeas 
fundere Christo , ut post corpus meum depositum conce- 
dat mihi réquiem , ut non sim condemnata in alterna sac- 
cula. Oro oro te vernule ó Sande Dei Apostóle Bartholo- 
ma:e , qui sorte deditus es Licaonix , ut si quis aliquis 
Regís , aut quadibet potestas , hunc meum fadum in parvo, 
aut in magno , conveliere voluerit , ut tu cum ómnibus 
Sandis , dum cum Christo ad judicium veneris , ut vocem 
Ecclesia: tua: intendas , & ipsum tibí tua:que domui con- 
temptorem facias demergi in tartatum cum diabolo & an- 
gelis ejus , & cum Datam & Aviron , Judxque Scharioth 
partem habeat in alterna dampnatione , & pareat pro damp- 
nis vel jure transitorie omnia de quo agitur in duplo vel 
triplo , & ad partem Regis judicantis^auri talenta duo:& ha:c 
Scriptúra in cundís diebus perhenniter maneat robore pra> 
fixa sub die ipsius Idus Januarii. 

ERA. TC. VHII. 

Ego Orraca hoc testamentum fieri concupiví , elegí , & 
ürmavi , & gratias pió Redemptori adclamavi , ita manu 
propria signavi atque confirmavi. 

Sub Almífica Dei potentia De Ecclesia B. Jacobi Ap. Jus- 

Adefonsus Rex cof. clamundus Aschiprsb. cnf. 

Sub Xpi. protec- Gundisalvus Pres- 

tione Froilanus Fredínandus Abb. biter. cnf. 

Ovetensis Eccle- de Dmños. Seos. 

sia: Eps. Dnf. cnf. 

Sub Nu- Vi- 



SubXpi. adminicu- 
lo Pelagio Legio- 

nensis Eps. cnf. 
Sub Divino Fagilo 

Xpi. imperio 

G e o r g i u s 

Tudensis Ec- 

clesiae Eps. 

cóf. 
Süb Dñi. mía. 

Gundisalvus 

Menindensis 

EccIesiasEps. 

cof. 
Sub trino & 

vero Deo 

Didacus Iri- 

ensis Eccle- 

sias Eps. cof. 
Sub nutu Di- 
vino Petrus 

Bracharen— 

sis Ecclesias 

Eps. cnf. 
$ub Christi 

imperio Pe- 
trus Lame- 

censis Eccle 

six Eps. cnf. 
Sub Dñi. mia. 

Ederonius 

A u r i e n s ís 

Ecclesia: Eps 
- cnf. 
Petrus Gun- 

salviz cnf. 
Martino Gundísalvíz pri- 
micerio Dñ. cnf. 

¡Gun- 



Jpendice. 

Nunius Abbas Ce- 
las novas cof. 



249 

yirnaredus presh. 
cnf. 



Abb. 
de Cimite- 
rio Ante al- 
tarlos cof. 



Adufus Abb. 
de Monaste- 
rio S. Mar- 
tini Epi. cof. 

Muninus Abb. 
S. Laurenti 
de Carbona- 
rio cof. 

Ranemirus 
Abb. cnf. 



Froga 
cóf. 



Abb» 



Froilani presb. 
cnf. 



Petrus presb. 
cnf. 



Ranemirus 
presb. cnf. 



Sendemírus- 
Arch. cóf. 



Stefanus 
Dcñus. cnf. 



Fagildus Dc- 
nus. cnf. 



.Martinus Dc- 
ñus. cnf. 

Petrus Dcñus. 
cnf. 

Joannes Dcñ. 
cnf. 



Vermudus 
Comes, af. 



Ferdenando 
Fernandiz 
Comes Cnf. 



Petrus Ansu- 
riz Comes 
cnf. 



Pelagío Pelaíz 
filii Comes 
cf. 



Martinus pro- 
lis Adfonsr 

Armiger Re 

gis Df. 

Roderic us 
Ovequiz fi- 
lii Comes ?f. 



Gul- 



iro Esparta Sagrada. 

Gundisalvo Judíce conf. 
Menindus Judice cnf. 
MartinoRodrigiz cnf. 
Arias Didaci. cnf. 
Pelagio Didaci cnf. 



Guldercs Ts. 

Aloitu Ts. 

Joanne Ts. 
Gundisalvus. Ts. 

Petrus Ts. 

Nunus Ts. 

Aloitus Ts. 

Vcremudus Ts. 



«a 

6 

n 
O 

c 

ex, 
o 



o 

H 



o 
u 

W 

a 

1-4 



II. 

Notitia de Naustio Episcopo Tudensi , deque Alfonso I. 

if II, ítem de Ec desús recuperatis 5 Vinca pr¿t- 

cipue. Era 1 1 50. ann. 1 1 1 2. 

NOtum sit ómnibus hominibus tarn majoribus quam ml- 
noribus , quia Tuda Civitas Episcopalis , fluvium, 
quod Mineum vocatur , juxta se haberc dicitur , per quod 
Sarraceni & Normanni frequentius solebant intrare , & Qvi- 
tatem Tudensem multis pracliis undique impugnare. Qua- 

prop- 



JpC7idice. II. 251 

propter venerabilis Naustius , Dci gratia urbis Tudcnsis Epis- 
copus , Sarracenorum & Normannorum impugnationes de- 
clinans ad Monasterium Labrugia dirrugium fecit. In quo 
propter hujusmodi * metum demoratus est , Episcopatum in- 
tégrum Tudensem in jure suo tenens. Qui nimirum quam- 
dam Villam in ripa cujusdam fiuvii , scilicet Nelonis dicitur 
habuisse , de qua videlicet cum nobiii Rege Adephonso con- 
cambium fecit , & pro ea aliam Villam , que Vinca vocatur, 
inter Ancoram & Limiam , in Episcopio scilicet suo existen- 
tem , ab egregio Rege accepit. Cui vero Pontifici venera- 
bili alii plures Pontirices per temporum curricula successe- 
runt : inter quos extitit quidam Episcopus nomine Adefon- 
sus , qui quemdam alumnum suum , scilicet Nunonem Sua- 
rii , quem ab infantia nutrivit , multum dilexit , & ei Vil- 
lam supradi&am , videlicet Vineam , in prestimonium con- 
cessit > quam Episcopo vívente ipse Nuno possedit. Mortuo 
autem Adefonso Episcopo seditiones & prelia multa in tér- 
ra certe evenerunt, & Sedes Tudensis longo tempore sine 
Pastore permansit , & Villam videlicet Vfrieam in presti- 
monio datam Nuno Suarii sibi presumptuosé retinuit , at- 
que post mortem suam filiis suis quasi propriam heredi- 
tatem Ecclesie beneficium illicite distribuir , & ita Sedes 
Tudensis quod sui juris erat injuste amissit. Quod quidem 
prestimonium filii & filia: ejus inter se diviserunt , & qua- 
si hereditario jure retinentes , illud temeré possederunt. 

2 Accidit itaque ut filius ejus , scilicet Suarius Nunonis, 
moreretur , & Episcopus Tudensis venerabilis secundus Ade- 
fonsus ad exequias ejus veniret : qui hereditatem suprame- 
moratam , qua Ecclesia Tudensis diuturno tempore injurióse 
caruerat , tota intentione requisivit. Et certe uxor ejus 
Dona Maria , & filii ejus Nuno , Menendus , Pelagius , & 
ejus filia; Tarasia , Sañcia, quartam partem ipsius Ville , & 
iterum quartam partem Ecclesie Sánete Marie in eadem Vil- 
la constitute , necnon quartam partem Ecclesie San&e Ma- 
rie de Ancora , & quartam partem Sánele Marie de Vilate, 
que ad eamdem Villam pertinet , pro remedio anime Do- 
ni Suarii , & sicut justicia exigebat , ei quiete reddiderunt: 
tali tamen tenore , ut in consecrationibus Ecclesiarum , & 

in 



2 r 2 Escaria Sagrada. 

in ordinatíonibus Clericorum , & in siús propriís oratíoní- 
bus , animam ejus in memoriam haberent. Palla eriam , só- 
ror Doni Suarii , & filia Nunonis Suarii , inde partem simí- 
liter tenens , patrem suum & se deliquisse recognovit : & 
eidem Episcopo suam quartam partem & Villa; & Ecclesias 
simili modo concessit. Prasterea Menendus Pelagii , & sóror 
ejus Mayor Pelagii, rilii Guntinas Nunonis , ut peccatum paren- 
tum suorum deleretur , & ut ipsi á Deo misericordiam conse- 
querentur, ipsi eidem Episcopo de quarta ipsius Villas & Ec- 
clesiarum singulas tertias concesserunt. 

3 Gelvira etiam sóror Dóni Suarii & Donas Pallan , & filia 
Nunonis Suarii , quartam integram ejusdem Villas Vine a & Ec- 
elesias ibi constituía; injuste tenens , una cum filiis suis Pe- 
lagío Nunone Suario, & filia Onega, pro remedio animas 
patris sui , & ut a Díío* misericordiam consequeretur , ip- 
sam quartam & Villas & Ecclesias integram Sedi Tudensi, 
& eidem Episcopo Dono. Adcfonso , concessit. 

In nomine Stas. & individuas Trinitatis Patris & Filií 
& Spirirus Sancti : Ego María fámula Dei una cum filiis & 
filiabus meis Nunone , Menendo , Pelagio , Tarasia , Sancia* 
& ego Palla fámula Dei , proles Nunonis Suarii , & ego Me- 
nendus Pelagii , & ego Major Pelagii 4 

& ego Gelvira Nunonis Sua- 
rii filia, una cum filiis & filia mea , Pelagio , Nunone,» 
Suario , Onega 

Sánela; Marías Sedis Tudensis , & Sando Christophoro La-» 
brugise , & vobis Dono Adefonso Tudensi Episcopo damus 
& concedimus partes & rationes quas nobis accidunt de vil- 
la quas dicitur Vine a , & de Ecclesiis similiter quas ad eam- 
dem villam pertinent , quam videlicet Vineam parentes 
nostri & nos ipsi usque ad hoc tempus injuste tenuimus; 
tali conditione , ut nos ipsos & parentes nostros de hujus- 
modi peccato absolvatis , & ut pro remedio animas D5ní 
Suarii & nostrarum preces & orationes Deo omnipotenti fa- 
ciatis. Sicut igitur Scriptura superiori definitum & deter- 
minatum habetur , nos ita Sanftas Marías , & San&o Chris- 
tophoro , & vobis , & successoribus vestris pro remedio 
animarum nostrarum , Villam illam & Ecclesias ex toto di- 
mita- 



*53 

, ita ab hac die de 



Apéndice. II, 

mittimus , & concedimus , & donamus 
jure nostro auferamr , & in vestrum jus deinceps restitua- 
tur. Si autem , quod fieri non credimus , aliquis homo ve- 
nerit , vel venerimu's , tam de propinquis -.de extra- 
neis contra hoc fattum nostrum ad irrumpendum , in pri- 
mis sit excomunicatus , & cum Jada traditore habeat parti- 

cipium 

f . . & pariat Episcopo Tudensi decem milia_ solidorum. 

Fa&a series Testamenti iij ñs. StbrisEraM. C. L. a 



Ego Mauricius 
Dei gra.Bra- 
ccarensium 
Archlepisco- 
pus oí. 

Ego Didacus 
Compostella 
ñus Eps. se- 
cundas. . oí. 

Ego Adefon- 
sus Tudensis 
Dei gra. 
Eps oí. 

Ego Didacus 
Auriensis 
Eps oí. 

Ego Penus Lu- 
censisEps.of. 

Ego Pelagius 
Austoricen- 
3Js Eps. . cf. 



15 " 

Petrus. .ot. 



Ego 



Comes 
Suarius. oí. 



EgoMunioAr Ej;o Comes 

chidiaconus 

Braccaien- 

sis oí. 

£cro Beman- 

dus Archi- 

diaconus.^f. 
Ego Pelagius 

Archiciiaco- 

nus. . . . of. 
Ego Vimara 

Avchidiaco- 

nus. . . . oí. 
Ego Kegnal- 

dus Archi- 

díaconus.of". 
Ego Adcfon- 

sus Tuiien- 

sis Archi- 

diaconus.of. 
Ego Martinrs 

Archidiato- 

nus oí. 

Ego Pelagius Ego 

Archidiaco- P 

ñus. . . . oí. 
Ego Johannes 

Archiuiaco- 

nus. . . . oí. 
Ego Veremun 

dus Archi- 

¿iaconus,;>f. 



Ego Comes 
Gutiers..Df, 



Ego Comes 
Rodericus.of. 



Comes 
ctrus. . oí. 



EgoNuno. of. 

Ego Pelagius 

Siurii. . .oí. 



Ego Menen- 
dus Vene- 
gas. . . . oí. 

Ego Pelagius 
Pelagii. '.oí. 

Ego Mendus 
Didaci. .oí. 



Ego Pelagius 
Didaci. ,of. 



Ego Egas Pe- 
lagii. . . oí. 



Petrus testis. 
Sancius testis. 



Godesteus.ts» 



Fernand.s ts. 



Pelagius. ts. 



Sisnand. s pbtr. qu¡ 
ñtr. 



Ego Dfia María de hoc quod cum filiis meis in 
testamento vobis concesseram 3 duas Eccle- 
sias excipio , & eas de Testamento subtraho 3 
sciUcetEcclesias de Ancora & deVilale 3 8i filii 
mei teneant medietatem illius partís villar, 
id est Vinea? , quam vobis donaveram, in vita 
sua, & post obitum suum ad Sedem unde fuíc 
rever tatur. &. 



z j 4. España Sagrada. 

ni. 

Regina ©. Urraca Tudd existens 5 EcclesU Villas de 

Arenas, Spinicelo, ^ ¿/¿i ? donaYit , Er¿ 1 1 jo. 

4«w. 11 12. 

Qua postea Adefinsus nonus confirmavit Era 1266. ann.\ix%. 

QUoniam cera res est tam fragilis , quam putribills , id- 
circo Ego Adefonsus Dei gratia Rex Legionis & Galla*- 
■" ciae instrumentum donationis Villar de San&a Marina 
de Arenas y & Villar de Spinicello , necnon totius juris quod 
ad vocem Regiam pertinebat ab anta * de Sta. Columba 
usque ad antam de Figueiroia , & deLaur usque ad Sanc- 
tum Julianum de Alogia , & de Rio de molinis usque ad 
petram fitam , quac est super Pesigarium 5 instrumentum 
etiam donationis quarta*- partis de Veiga de Tuda de Lour 
usque ad fontanam majorem , olim Deo & Ecclesiae Tu- 
densi a bonac memoria: Regina Doña Urraca concessum, in- 
novans & confirmans ad perpetuam rei msmoriam , & ut 
donatio ipsa robur obtineat perpetuas firmitatis & confir- 
mationis sub bulla plúmbea de verbo ad verbum jussi prae- 
sentibus annotari. Tenor autem instrumenti ipsius est iste: 
Sub gratia Omnipotentis genitoris qui omnia ex nibih 
ereavit , scilicet Patris & Filii & Spiritus Saníii , a quo pro- 
cedunt , Ó* ad quem omnia bona redeunt , qui est faSior om~ 
ritum rerum , sine quo nibil in natura ordine existere potest, 
quique est fortis atqut inexpugnabilis adjutor in omni pressu- 
ra eorum qui sperant in illum ; Ego Urraca totius Hispanice 
Regina post mortem Patris mei Regís Doñi Adefonsi , veni ad 
Tudam , & pietate commota pro mea & parentum meorum 
anima do & concedo una cum filio meo Rege Dño Adefonso 

Eccle- 

(*) Anta, ídem ac Antes , de quibut Servius Georg.i, v. 417. Dicuntur 
Anta a lapidibus eminencioribus. 



A 'pendí ce. III. ¿ y j 

Ecc¡esi<£ Sanc~i<e Maria , & eidrm Episcopo Dño Adefonso , & 
Canonicis ibi in pr asentí & in futuro deservientibus , Villam 
de Sanóla Marina de Arenas per términos & ¡oca antiqua y 
& Villam de Spinicelo cum ómnibus adjunclionibus suis , & 
quidquid babeo de illa anta de Sánela Columba usque in illam 
antam de super Figueircla , $- de Latir usque in Sanflum Jti- 
lianum de Alogia , & de Rio de Molinis usque in petram fitam 
qua est super Pesigarium , si-ve homines , si ve hereditates de re- 
galengo , si-ve de infantatico , sive de Comitatu , bauzas mon- 
tes ab integro , sicut super ius scriptum est , ¿^ ad Regale jus 
pertinet , cum sao Karitele , Ó" sua voce , eo bonore quo ego 
babeo babeatis vos supradicli per sacula cúnela Amen. Addi- 
tis adhuc Ecclesia supradicla quartam partem de illa Veiga de 
Tuda de Laur , usque in fontanam majorem , babeatis & possi- 
deatis avo perenni per sacula cunóla Amen. Faclum est Testa- 
mentum subEraM. C. L. qt.o lili. Kal. Maii. EgoUrraca to- Anno 
tius Hispania Regina una cum filio meo Rege Dm A. boc Testa- llllm 
mentum , quod fieri jussimus , propriis manibus roboravimus. 
Martinus Sanclijacobi Canonicus , & eo Umpore in Curia Re- 
gina Notarius , jussu Regina scripsit. r^ 

Nulli igitur omnino hominum liceat hanc meas inno- 
vationis & confirmadoras cartam infringere , vel ei ausu 
temerario contraire : quod qui prxsumpserit iram Dei om- 
nipotentes , & Regiam indienationem incurrat , & quantum 
invasserit, duplo componat, oí pro ausu temerario Regia? partí 
in pcenam mille morabitinos exolvat. Fa&a K.a apud Benaven- 
tum XI. die Augusti Era M. CC. LXVI. Bernardo existente 
Compostellano Archiepiscopo : Joanne Ovetensi Episcopo: 
Roderico Legionensi Epo : Nunone Astoricensi Epo. . . Au- 
riensi Epo. * Michaele Lucensi Epo. Stephano Tudensi Epo. 
Martino Minduniensi Epo. Infante Dño Petro existente Ma- 
yordomo Dni Regis , Tenente Legionem , Taurum , Zamo- 
ram , Extrematuram , Tráserram , & Limíam. Dono Roderico 
Signífero Dñí. Regis tenente Ovetum , Astoricam , Majori- 
cam , * & Benaventum. Dño Roderico Gómez tenente Mon- Ma 
tem Rosum, Montem nigrum , & Trastamara. Dono Fernando ga y ° f 

Gu- 

(*) Aurientis Ephcopus eo annt iii%, Laurtntius vocabatuu 



2 5 6 España Sagrada, 

Gutierriz ténenre perticam Sandi Jacob!. Dono Petro Petrí 
Magistro Scholarum Auriensi , & Canónico Compostcllano 
existente Cancellario Doñi Regís. Martinus Ferütn Scriptor 
Dñi Regís scripsit. 

IV. 

Triloilegia , <& dotatio a (Domina Tarasia y Tortuga- 

lensium diña Regina y in gratiam 5. Ecclesia 

Tudensis. Era 1 1 6 3 . ann. 1125. 

1 TN nomine Sanda: & individux Trinitatis Patris , & 

Filii , & Spiritus Sandi Amen. Ego Tarasia Regina, 
Adefonsi Imperatoris filia , testamentum Regís Teodomirí 
Ecclesia: Tudensi quondam fadum de Ecclesiis , & heredi- 
tatibus Deo favente concedo , & confirmo , & Ecclesias 
infrascriptas , qua: in ipsius donatione continentur , Eccle- 
sia: Sanche Maria: Tudensis Sedis Episcopo de ipsa 

sede cum totis suis pertinentiis perpetuo habendas concedo 
ob remedium animan mese , & remissionem peccatorum meo- 
rum , quarum nomina ha:c sunt. 

2 In primis Ecclesia S. Marina: de Áremelo integra cum 
ómnibus pertinentiis suis in ripa Limia:. Ecclesia S. Christo- 
fori integra in Labrujia cum suo capto , & cum ómnibus 
pertinentiis suis : quarta pars Ecclesia: Sanda: Maria: de Vi- 
llar de An -ora in Marítima cum totis suis pertinentiis. Ec- 
clesia S. Eulalia: de Vilar de Mauris integra cum suo cau- 
to in ripa Minei , & cum ómnibus pertinentiis suis. Me- 
dietas Ecclesia: S. María: de Colina in Coira cum ómnibus 
pertinentiis suis. Ecclesia S. Maria: de Palatios in Valle de 
iVice integra cum ómnibus pertinendis suis. Ecclesia S. 
Salvatoris áeGandera integra cum suo cauto & cum óm- 
nibus pertinentiis suis in ripa Minei. Do etiam vobis , & 
cundís successoribus vestris in perpetuum Ecclesiam S. Pe- 
lagii de integram in ripa Minei cum ómnibus perti- 
nentiis suis. Similiter do vobis Ecclesiam S. Vicentii in ripa 
Minei integram cum ómnibus pertinentiis suis perpetuo 
possidendam. Con- 



Apéndice IV, z$y 

3 Concedo etíam vobis 8c Eccle síx Tudensís Sedis m 
perpetuum. . . .& pañis , vinum , cibaria , animalia , vesti- 
menta , sive ea ex donatione , sive pr etio adquisieritis , vel 
de labore vestro habueritis , libere & absque pedagio de- 
ferantur per totum Regnum Portugalia; ad Ecclesiam S. Ma- 
ri^ Tudensis Sedis : prxterea animalia vestra , & hominum 
vestrorum libere pascantur in ómnibus cautis , & residías, 
praterquam in locis cultis , & defensis clausis : incauto 
etiam vobis flumen Minei a Villa de Lazoiro usque ad fau- 
cem ipsius Minei, ita quod nullus audeat piscare in ipso 
ilumine sine Maiordomo vestro , 8c nullus habeat navera 
conduditiam in portu de Tuda exceptis vobis , 8c nullus 
habeat vasallos in cauto vestro de Azar , nec in alus cau- 
tis , 8c possessionibus vestris sine mandato vestro. Incauto 
etiam vobis , 8c cundis successoribus vestris villam de S. 
Petro de Turri , ita quod nullus Comes , seu Majorinus, 
vel subricius , aut galinarius , vel cujuscumque dignitatis 
homo , sive ex parte Regia sive ex aliqua , nullus audeat 
in ipsam Villam , nec in términos ejus intrare , sive pig- 
norare , vel aliquid auferre sine mandato vestro. Et do 
vobis, 8c Ecclesias S. Maria; Tudensis , & cundis successoribus 
vestris hereditario jure quantum in ipsa Villa speratur ad 
jus Regium pertinere , habeatis vos Episcopus Dominus Ad- 
fonsus , & Ecclesia Tudensis firmiter , & successores vestrl 
omnia suprascripta similiter de toto Castellatico , & de to- 
ta voce Regia per infinita saxula saxulorum. Itaque ab isto 

die de meo jure successorum meorum sint ablata , 8c 

in dominio S. Maris Tudensis Sedis sint tradita , atque 
coníirmata. 

4 Si quís tamen , quod fieri minime credo , tam de 
meis propinquis , quam extrañéis contra hoc fadum nos- 
trum venire tentaverit. . . . . S. Ecclesia? sit segregatus , 8c 
ciim Juda proditore perpetim damnatus , & Episcopo Tu- 
densi sex miile solidos persolvat , 8c hoc nostrum fadum 
semper firmum maneat. FadaKarta vel Testamencum do- 
nationis sub Era M. C. LX. III. Nonas Septembris. Ego pra% 
fata Regina T. hanc Donationis Kartam , vel Testamentnm 
propria manu roboro , Menendus propria? Aula; Notator de- 
Tom. XXII. K pin- 



253 España Sagrada. 

pinxi. Ego Pelagius Bracarcnsis Archieps confirmo. Ego In- 
fans Adfonsus ipsius Regina: filias conf. Ego Comes Ferran- 
dus conf. Ego Comes Gomes conf. Ego Ferrandus Johani- 
des conf. Qui presentes fuerunt , & viderunt , <k" audie- 
xunt , Petrus Testis. Pelagius Testis. Martinus Testis. Ta- 
rasia Regina confirmavit. 

V. 

Áli& ejusdem fygink donat iones* Eodem anuo, 

IN nomine Sánela; & individua; Trinitatis , Patris , & Filií 
& Spiritus San&i. Amen. Ego Tarasia Regina , Adefonsi 
Imperatoris filia , do & concedo Ecclesia; S. Maria; Tu- 
densi , & Dono Adefonso Episcopo de ipsa Sede , Monas- 
terium quoddam , quod est in Valle de Vez nomine Azar, 
ob remedium anima; mea; , & remissionem peccatorum meo- 
rum. Do autem illud cum ipsa Ecclesia San&orum Cosma;, 
& Damiani , & cum suo cauto integré per totos términos, 
& divisiones suas , cum Ecclesiis , & totis hereditatibus suis, 
quas intra vel extra términos suos habet , vel habere po- 
tuerit. Habeatis vos Episcopus Domnus Adefonsus , & Eccle- 
sia Tudensis firmiter, & successores vestri tam Monaste- 
rium , quam cautum totis pertinentiis suis liberum de toto 
Castellatico , & de tota voce Regia per infinita saeculorum 
sa;cula. Ita ut ab isto die de meo jure, & de Regio jure 
successorum meorum sit ablatum , & in dominio S. Ma- 
ría; Tudensis Sedis sit traditum , atque confirmatum. Sí 
quis enim , quod fieri minime credo , tam de meis pro- 
pinquis, quam de extrañéis, contra hoc facl:um nostrum ad~ 
versitatis eidem Monasterio , aut aliquid intulerit , aut illud 
ab Ecclesia S. Maria; Tudensis alienare voluerit , sive alie- 
naverit ; persolvat Episcopo Tudensis Ecclesia; VI. mille so- 
lidos , & insuper quidquid de Monasterio , vel de cauto 
abstulerit in quadruplum a Regio jure eidem Monasterio 
persolvere cogatur integrato prius Monasterio , vel cauto. 

2 Hoc autem feci Ego Regina Tarasia , ut Episcopus 
qui in Tudensi Sede fuerit, per singulos annos in eodem 

Mo- 



Apéndice V. % j 9 

Monasterio pro remedio anima; mea; ordinationem Clerico- 
rum faciat , si non fuerit nimium prxpeditus , aut chris- 
mationem hominum , & mulierum , & eisdem Clericis quí 
ibidem fuerint ordinati pro anima mea Missas celebrare 
pra;cipiat , & illis qui ibidem chrismdti fuerint , pro me 
orare & praefatum Monasterium honorifice possideat. 

3 Do etiam & concedo Ecclesia; S. Marías Tudensis 
Sedis , & vobis Episcopo Domño Adefonso Ecclesiam S. 
Michaelis de Aurega in ripa Limias , ut semper ibi per sin- 
gulos annos , si potueritis , semel ín atino Missam pro ani- 
ma mea celebretis , & possideatis ipsam Ecclesiam semper 
cum ómnibus pertinentiis suis. Do etiam vobis & cundís 
successoribus vestris Episcopis quinqué Casalia in Truite 
cum tota voce Regia , ut habeatis inde semper vos Epis- 
copus , & successores vestri, proprii corporis indumenta , & 
semper post mensam vestram , & in Missis vestris ad Deum 
faciatis memoriam anima: mea;. Si quis tamen , quod fierí 
minime credo , tam de meis propinquis , quam extrañéis 
contra hoc fadum nostrum venire tentaverit , a liminibus 
S. Ecclesias sit segregatus , & cum Juda proditore perpe- 
tim damnatus , & Episcopo Tudensi VI. mille solidos per- 
solvat , & hoc nostrum fadum semper firmum ma- 
neat. Fada Karta , vel Testamentum Donationis sub Era 
M.C.L.X.III. I1II. Nonas Odobris. Ego prxfata Regina T. 
hanc Donationis K. vel Testamentum propria manu robo- 
ravi. Menendus propria; Aula; Notator depinxi. Ego Pela- 
gius Bracharensis Archiepiscopus conf. Ego Infans Adfon- 
sus ipsius Regina; filius conf. Ego Comes Fernandus conf. 
Ego Comes Gómez conf. Qui presentes fuerunt , & vide- 
runt & audierunt. Petrus Testis. Pelagius Testis. Martinus 
Testis. Tarasia Regina confirmavit. 

4 Ego Adefonsus Tudensis Episcopus una cum Capí- 
tulo ejusdem, & cum Clericis meis , vobis egregia; Dmñas 
Tarasia;, pro me , & pro cundís successoribus meis , omnia 
supra scripta perpetuo firmiter observare promitto , sicut 
Dornñas , ac Regina:. 



R2 Pr- 



i6o Esparta Sagrada. 

vi. 



(Pelagius Episcopus Tudensem Ecclesiam ^egularem 

effiát secundum tf^egulam S. f\ N. Augustini 

Episcopi. Era izy6, an % 1138. 

IN nomine Santo & individuas Trinítatis , Patris & Fí- 
lii , & Spiritus Sandi. Amen. Fundamentum aliud , ut 
ait Apostolus , nemo potest poneré praster id quod positum 
est , quod est Christus Jesús. Supra hoc itaque fundamen- 
tum Pelagius Dei gratia Tudensis Episcopus sedificare aliquid 
cupiens ad laudem & gloriam nominis Christi , & ad ho- 
nestatem Ecclesias suas in conversionem bonorum morum, 
& in remissionem delidorum , in eadem Ecclesia sua una 
cum quibusdam Clericorum , & audoritate Principum térras, 
assensuque bonorum hominum sub Regia audoritate , Ca- 
nonicam Regularem Audore Deo instituit. In primis siqui- 
dem eidem ordini Deo militaturum se subdidit , atque alios 
quos in fide Christi ferventiores vidit , sibi sociavit. De- 
dit ergo eidem Canónicas medietatem omnium facultatum 
suarum , omniumque hereditatum , quas ad ipsius Ecclesia? 
pertinent : medietatem etiam totius sui Episcopatus , talí 
scilicet ratione , ut ab hoc tempore omnium quas adeptus 
fuerit , tam ipse , quam successores ipsius , semper eidem 
Canónica: medietatem tribuant , & ipsi Canonici in ordine 
S. Augustini perseverent , atque Pastori suo secundum Re- 
gulam obediant , & ille eos digne & honeste , prout de- 
cet , honore disponat , & tradet. Ego A. * Dei gratia To- 
letanus Imperator , & uxor mea Domna B. * in hac K. pro- 
priis manibus quod fieri jussimus , roboramus , & signum 
imponimus. Ego Pelagius Episcopus , quod fieri constituí 
signo manus proprias roboravi. Fada serie Scripturae Cano- 
Bicíe in manu Pelagii Archidiaconi tune eledi Prioris , & 

in 

* * Adefenms VII, & Btrtngar'm, 



Y 



Apéndice VTl, %€\ 

ín manu Martín! Archidiaconi , & Adefonsí Archídiaconí, 
& Ramiri Sacerdotis , & Gundisalvi Sacerdotis , & Pctrí 
Sacerdotis , qui ipsam Canonicam fecerunt sub manu Pelagií 
Episcopi._Era M. C. L. XX. VI. & quotum quod erk 
secundo Kl. Martii. 

VII. 

Adefonsus Vil. Imperator HispanU , términos Wi- 

nasterii de Barrantes confirmat. Er¿ 1176. 

ann. 113 8. 

IN nomine Dñí Amen. Ego Adefonsus Del gratía Híspa- 
niarum Imperator una cum conjuge mea Dña Berenga- 
ria pro redemptione animan meas & parentum meorum fa- 
ció capto concessionis & confirmationis Vobis Domno Pe- 
lagio Tudense Episcopo , & Monachis vestris in Christo se- 
cundum Regulam S. Benedi&i viventibus , tam prssentibus, 
quam futuris , de illo Monasterio quod est S. Salvatoris de 
Barrantes : * capto vos illo Monasterio per suos términos 
cum quatuor Villis , qux ibi includuntur : est autem ipsum 
terminum quomodo dividitur inter Villar de Barrantes, & 
inde ad Montem Acutum , & inde per lombum de Coba- 
dusum , & inde per Soberareo Ventoso , & inde á ilumi- 
ne de Fumas , & inde a Gata Seeida , & inde per cima 
de pineales veteros , & in á Serraseca , & inde a Castro 
malo , & inde revertente unde incipitur. Hoc itaque prse- 
di&um Monasterium S. Salvatoris ita vobis capto & otor- 

to , ut hereditario jure vos , & successores vestri teneatis 
l habeatis , & nemini ñeque mihi , ñeque alii , pro illo 
Monasterio cum suis Villis , & cum suis terminis respon- 
deatis. 

Sí quis vero de mea gente vel de aliena , hoc radum 
ínflexerit , sit á Deo maledictus , & inferno cum Juda tra- 

di- 

(*) Hujus Monasterij berts erat hit Pclagtut EpifCtput , ttti Scriptura testatur 
Num. XII, consulenda. 

Tom. XXII. R 3 



i6z España Sagrada» 

ditore perpetua: damnationi subje&us. Insuper quod inva- 
serit duplum vobis reddat : Imperator i vero bis mille mora- 
bitinos. Fa£ta_Carta in Compostella XV. Kal. Januarii 
Era mlla. C. Lxx VI. Adefonsus Imperator Castellaa , Gallé- 
ela: , Barcelonix, Proentia usque montem Genicum. (i) Ego 
Adefonsus Imperator hanc Cartam jussi fieri , propria ma- 
nu mea robora vi & confirmavi in anno VI. (2) quo corona- 
tus fui primitus. Hujus rei sunt testes & Confirmatores: 
Didacus Muniz Majordomus Df: Comes Gómez eo tem- 
pore ipsam terram manu Imperatoris tenente of. & quan- 
tum ibi habeo dimitto. Fernandus Joannis Df : Bernardus 
Petri of : Didacus Sedis Compostellana: Archiepiscopus 
of. Martinus Auriensis Epus of : Godinus regen- 
te , & Abbate ioso Monasterio , ipso que plus ómnibus 
hic laboravit , Df: Suerius Menendi of: Joannes Tirante oí: 
Petrus Scriptor jussu Hugonis Cancelarii Imperatoris hanc 
Cartam scripsit & confirmavit. 

Joannes Fernandiz Canonicus Ecclesia: B. Jacobi Scrip- 
tor Imperatoris scripsit. 

VIII. 

Ídem ^ex Adefonsus Monasterio de Oya concedit alte- 

rum S. Mamctis cum tota jurisdiftione > cujus 

confirmat limites. Era 1 1 77. ¿iw. 1139. 

IN nomine Domini : Ego Adefonsus Dei gratia Hispa- 
niarum Imperator , una cum conjuge mea Domña Be- 
rengaria pro redemptione animan mese & parentum meorum 
fació coutum concessionis & conrirmationis vobis Domino 
Petro Abbati , & Monachis vestris in Christo , scilicet se- 

cun- 

(1) Vtde pag. 83. col. i. 

(2) Lege IV. juxta di¿Ja pag, 83. 

Infra etiam Num. XII. de hoc agitur Monasterio : constatque Godinum ( seu Gu- 
dinum ) ejus Abbatem male a terree domino , er ejus Picaño , h.tbitum. Sed he- 
redlbus quidquid ad ipsot pertinebat dimittentibus, Regiaque accedente auttoritatt; 
Monasterium iuí juris faclum quiete deinceps vitam duxit Religiosam. 



Apéndice Vñl. 163 

cundum regulam S. Benedictt viventibus , tam prasentibus 
quam futuris , de illo Monasterio quod est S. Mametis de 
Lourezo , quod est de nostra hereditate. Couto vobis illud 
Monasterium per suos términos cum duabus Villis , qua: 
ibi includuntur. Est autem ipsum terminum quomodo divi- 
ditur inter ipso vestro couto de Oya , quomodo dividitur 
pro couto de Serra seca , & inde per Castrum malum , de 
inde ad Penido nigro , & inde ad Sobeiras quinqué , & 
índe ad Exbigada , & inde ad custodias , & inde ad 
petras Luparias , & inde ad unam petram qnx stat in 
Penido qui dicitur Cobdo , & inde per Valle usque 
ad Figueiro , & inde per Valle usque ad petram in qua 
stat Crux , quas est inter Figueros , & Porto zelo jux- 
ta viam qux venit per marinam & inde ad mare. Hoc 
itaque prasdichim Monasterium Sandi Mametis ita vo- 
bis couto , & outorgo hereditario jure , ut vos & successo- 
res vestri teneatis , & habsatis , & nernini • ñeque mihi, 
ñeque alii pro illo Monasterio cum suis Villis , & cum 
suis terminis , respondeatis. 

Si quis vero de mea gente , vel de aliena hoc meum 
fadtum infregerit , sit maledictus , & cura Juda proditore 
perpetuar damnationi subje&us. Insuper quod invaserit in 
duplum vobis redat. Imperatori vero bis mille marabiti- 
nos. Fa&a Carta in San&o ¡Facundo , quinto decim o Kalen- 
das Maii. Era Millesima centesima septuagésima séptima. 
Adefonso Imperatore imperante in Toieto , in Legione, in 
Saragoza , & Najara , Castilla , & Galicia, Barcelona , Proen- 
tia usque montem Genicum. (i) Ego Adefonsus Imperator 
hanc Cartam , quam jussi fieri ,• propria manu roboravi & 
confirmavi tft in anno VI. * quo coronatus fui primitus. Hu- 
jus rci sunt testes & Conñrmatores, Comes Rodericus Gon- 
zalviz confirmavit. Comes Osorius Martinez confírmavit. 
Comes Ferrandus confirmavit. Comes P^odericus Petriz con- 
firmavit. Melendus Bofin confirmavit. Didacus Compostella- 
nae Sedis Archiepiscopus confirmavit. Petrus Segoviensis Epis- 

co- 

(0 V'tde pag. 83, 
(*J Lege &. 

R4 



2 ¿4 España S 'agrada, 

copus confirmavít. Pelagius Tudensis Episcopus confirmavít. 
Didacus Munioz Majordomus confirmavít. Didacus Froila 
Alvarez coníirmavit. Suero Melendez confirmavít. Ñuño 
Melendez confirmavít. Joannes Tírate confirmavít. Gómez 
scripsit , & confirmavít jussu Hugonis Cancelarii Impera- 
toris of. 

IX. 

Alia ejusdem Regís donado in gratiam Monasterii de 

Oya 5 sal. de Eremitorio S. Cosmetis <tS Villa 

Erizana. Era wjZ.an. 1140. 

SUB Dei nomine & virtute Spiritus San&i. Ego Ade- 
fonsus gratia Dei Hispaniae Imperator , una cum con- 
juge mea Imperatrice Domina Berengaria , pro Dei amore, 
& animae meae , & parentum meorum pace ac salute , fació 
Cartam donationis, & confirmationis Deo , & Ecclesiae S. 
María de Oya , vobisque Domno Petro ejus loci Abbati, 
& fratribus vestris Monachis ibi sub Regula Beati Bene- 
di&i degentibus , praesentibus & futuris , totum hoc quod 
ad me jure Regio pertinet in térra de Toronio , id est 
Eremita S. Cosmetis cum suo couto , & cum suis terminis, 
quomodo dividitur cum Varedo , & cum Vayna , & cum 
Moradi , & cum Belsar. Et isti sunt termini , videlicet : cum 
Varedo dividitur per valle qui dicitur de Estremam , quo- 
modo vadit ad Piam de Cercaría : & cum Moradi , & cum 
Vayna dividitur de ipsa Pía de Cercaría ad Armadam, quac 
dicitur de Bidueiro , ubi sunt Cruces in petris in via quae 
vadit ad Moradi , & de ipsis Crucibus quomodo vadit ad 
Auterium quod est super viam , quae vadit ad Belsar , ubi 
stat quídam Crux in petra , & de ípsa Cruce quomodo 
vadit ad Petram forcatam , & de ipsa Petra forcata ad Ar- 
cam qua; dicitur de Sobereira , & deinde ad petram quas 
dicitur de Baleam , & de dida petra ad Montem rotun- 
dum , & deinde ad Arcam de Montouto , & deinde ad 
Grovam , & vertitur ad supradi&am vallem de Estremam. 

Si- 



Apéndice IX. 265 

2 Similiter do vobis Erizana , & Varedo , cum termí- 
nis & direduris suis , & cum ómnibus lilis cautis , quas 
mei omnimode juris sunt , & mihi in ipsas Villas perti- 
nent. Eo vero modo hoc totum quod in supra nominatis 
Villis habeo & ad me pertinet , Vobis pramcminato Abba- 
ti Domino Petro , & per vos Ecclesias Vestras Sandas Ma- 
rías , & fratribus vestris Monachis prassentibus & futuris do- 
no , quatenus illud vos , & vestri successores in perpetuum 
possideatis , absque omni infestatione, & gravamine aliquo, 
& ad utilitatem , & honorem vestras Ecclesia: faciatis inde 
quidquid volueritis absque meo , & omnium meorum he- 
redum hominum contradido. 

3 Si quis vero in posterum de meo , vel de alieno ge- 
nere huic meas donationi contrarius venerit , & eam dis- 
rumperit , sit á Deo maledidus , & in Inferno cum Juda 
proditore sine fine damnatus , nisi digne emendaverit. Et 
pedet Regias parti mille maravitinos auri , & hereditatem 
Ecclesias Sandas Marias jam didas , & fratribus ibi existen- 
tibus duplatam restituat. Fada Carta in Zamora quinto Ka- 
lendas Julii Era millesima centesima septuagésima odava. 
Prasnominato Imperatore tune imperante in Toleto , Legio- 
ne , Saragocia , Najara , Castella , Gallecia. Ego Adefonsus 
Imperator hanc Cartam quam jussi fieri , confirmo , & 
manu mea roboro. Pelagius Tudensis Episcopus confirmar. 
Martinus Auriensis Episcopus conf. Petrus Segoviensis Epis- 
copus confirm. Comes Gomes conf. Comes Fernandus conf. 
Comes Rodericus Velaz conf. Guterrez Fernandez Maior- 
domus conf. Rodericus Fernandez conf. Ferrandus Joannes 
conf. Ferrandus Nuñez conf. Pelagius Curvus conf. Raimun- 
dus Joannes conf. Ferrandus Gómez conf. Pelagius testis. 
Joannes testis. Martinus testis. Giraldus scripsit jussu Ma- 
gistri Hugonis Cancelarii Imperatoris. 



ídem 



z66 España Sagrada. 

x. 

ídem lmferator Adefonsus omnia qudt Carentes <& AYt 

Ecclesid contulerant Tudensi confirmat y O* alia 

adjicit.Era 1180. an. 1141. 

QUIA quandiu vivimus , peccata multiplicare non cessa- 
mus > contra unaquxque vitia singula Dominus oppo- 
r suit medicamema •■> ut tenacibus largitatem , iracun- 
dis mansuetudinem , elatis praxiperet humilitatem. Idcirco 
ego Adefonsus Hispaniarum Imperator una cura uxore mea 
Dña Berengaria , sapienter intelligens & intelligendo com- 
plere satagens pro salute mea , & parentum meorum , illud 
donum quod Pater meus Comes Dñs. Raimundus, & Mater 
mea Regina Dña Urraca , sea etiam Avi mei de Civitate 
Tudensi , & de ómnibus cautis eidem Ecclesiae pro salute 
animarum suarum fecere , Deo au&ore confirmo , & si quid 
in Tudensi Civitate , seu in cautis ejusdem Sedis mihi Re- 
gio jure pertinet , totum , quidquid illud sit , vobis Dño 
Pelagio ejusdem Sedis Episcopo , & vestris successoribus, 
& Canonicis dono , & in perpetuum habendum concedo, 
videlicet ut integram habeatis potestatem , & donationem 
super Civitatem Tudensem , & super Cives ejusdem , & su- 
per nomines de ómnibus cautis vestris , & ut recipiatis pie- 
ne calupnias vestras ab illis , tam parvas , quam magnas. 
Et ipsi numquam habeant alium dominum , ñeque yendant 
domos , nec hereditates snas aliis Santtuariis vel militibus, 
aut aliis hominibus majoribus se , qui possint male parare 
dire&uras vestras , & ut recipiatis jantares moderatos ab 
hominibus de singulis cautis vestris. Prarterea nullus Ma- 
jorinus aut subricius, aut gallinarius , nec pro furto, nec 
pro rauso , nec pro homicidio , nec pro forcia , nec pro 
calupnia aliqua intret in cautos vestros , ñeque in Civi- 
tatem Tudensem , nisi quando a vobis fuerit vocatus : & 
quando vos vocaveritis eum pro justitia facienda, habeatis 

vos 



J pendí ce 2¿. 167 

vos medietatém de calupniis , & de alia medietate , det 
vobis decimam. 

2 Do etiam yobis potestatem ponendi Judices tam in 
Civitate Tudensi, quam in ómnibus cautis vestris , qui omnes 
emergentes causas tam in Civitate, quam in eisdem cautis 
judicent secundum consuetudinem Regni : & nullus audeat 
pignorare , ñeque in Civitate , ñeque in cautis vestris sine 
majordomo vestro. Incauto etiam vobis omnes Vacarías 
vestras , ut ñeque Comes , ñeque Majorinus aliquis in eis 
audeat pignorare , ñeque calupniam aliquam accipere. Do 
etiam vobis portaticum de Portu ipsius Civitatis , & incau- 
to vobis ipsum fiumen á fauce Minei usque ad Villam de 
Lazoiro , ut nuilus in eo pignoret sine majordomo vestro, 
& omnes mercatores cum mercaturis suis securi eant , & 
securi veniant ad ipsam Civitatem. Et nullus habeat na- 
vem ccndu&itiam in ipso portu exceptis vobis. 

3 Do etiam vobis , & in perpetuum confirmo Turrem 
Mam quam feci fieri in Tudensi Civitate juxta vestrum 
Campanile , propter defensionem Regni nostri , ut tam 
turris illa , quam Civitas Tudensis cum teto in ea jure Re- 
gio numquam á vestro dominio sit excepta. Et do vobis 
hereditario jure totum Regalengum & infantaticum de cau- 
to vestro de Benevivere , & de ómnibus alus cautis vestris, 
tam in vinias , & in terris cultis , quam incultis , tam in 
monte , & in baucis , quam in fonte. Concedo etiam vobis 
ut animalia vestra & pecudes libere pascantur , tam in 
cundís cautis , quam etiam in resiis , prseterquam in locis 
cultis & defensis. Prxterea de illis qux ad victum & ves- 
titum vestrum & Canonicorum vestrorum pertinent , unde- 
cumque deferantur , in toto Imperio nostro nullum peda- 
gium , sive portaticum exigatur. 

4 Adjiciendo etiam do vobis in perpetuum hereditario 
jure Castellum S. Helena in térra de Mineor , cum ómnibus 
suis direduris & terminis , sicut eos habere , vel habuisse 
dignoscitur , montibus , vallibus , egresibus , & ingresibus, 
terris , vineis , pratis , aquis , pasquis , molinis , hortis , & 
cum ómnibus alus rebus eidem Castello pertinentibus, quo- 
cumque loco potuerint inveniri. Hoc autem fació pro re- 
me- 



2¿8 España Sagrada. 

medio anímac mese , & parentum meorum , & ad stabilíta- 
tem Regni & Imperii mei , & ut vos Episcope Dñe Pela- 
gi , & cundí successores vestri , tam Episcopi quam Cano- 
nlci Tudenses , skis fideles sabditi mei , & cundorum suc- 
cessorum meorum , tam de Civitate Tudensi , quam de 
Castello praedido. Hanc confirmationem & donationem 
quam Ecciesiae Tudensi , & Domno Peiagio ejusdem loci 
Episcopo fació , Deo teste confirmo , & omni tempore fir- 
mam & stabilem , liberam & quietam esse concedo. 

5 Si quis autem de meo vei de alieno genere huíc 
mea: Donationi & confirmationi postmodum contrarius ve- 
nerit, & eam disruperit, perenni anathemate percussus in 
inferno cum Juda proditore, & Datam & Abiron in per- 
petuum tormentetur , nisi resipuerit. Pedet insuper pro te- 
merario ausu Regix potestati mille libras auri , & dupla- 
tum reddat quod in ipsa Civitate vel in ipsis cautis vio- 
lenter acceperit , aut alias Episcopo Tudensi vel Canoni- 
cis ejusdem violentiam intuierit. 

6 Fada Carta Carrione presente Dono Peiagio Tuden- 
si Episcopo , & Dono Petro Cluniacensis Ecclesix Abbate 
Era M. C. LXXX. mense Augusto , praedido Imperatore 
Adefonso imperante in Toleto , Legione , Saragocia , Na- 
jara , Castella , & Gallecia. Ego Adefonsus Imperator hanc 
Cartam quam cum uxore mea B. jussi fieri confirmo , & 
manu mea roboro. Raimundus Toletanus Archiepiscopus 
conf. Petrus Secoviens. Epus conf. Petrus Palentinus Epus 
conf. Joannes Legionens. Eps. conf. Martinus Auriensis 
Epus conf. Comes Ferrandus de Gallecia of. Comes Rode- 
ricus Velez of. Ferrandus Joannis Df. Pelagius Curvus of. 
Didacus Monioz Majordomus Imperatoris Df. Rodericus 
Fernandez of. Lop. López de Carrione of. Pontius de Mi- 
nerva Alferiz Imperatoris :>f. Geraldus scripsit jussu Ma- 
gistri Hugonis Cancellarii Imperatoris, 



r«- 



Apéndice XI. 169 

XI. 

Tudensis Episcopus Telagius Monasterio de Oya con~ 

donat quidquid ad jus Pontificóle spefiat tam in S. 

Mámete de Loure^p , quam in Villa de Oja > i?, 

pertinentiis ejus. Era 1 1 8 3 . un, 1 1 4 5 . 

IN nomine Santo & individua: Trinitatis , Patris & Fílü 
& Spiritus San&i amen. Ego Pelagius Dei gratia Tu- 
densis Episcopus , una cum consensu totius Conventus Ca- 
nonicorum Ecclesix Sánela: Marise Tudensis , Cartam do- 
uationis , vel dimissionis facimus vobis Abbati Domino Pe- 
tro Laiciensi, (1) & ómnibus fratribus vestrx congregationis, 
tam pratsentibus , quam & vestris successoribus , Pontifical! 
jure illius Ecclesiola: S. Mametis de Lourezo , quam vos mo- 
do incipitis populare & Monasterium faceré , ut ñeque nos, 
ñeque succesores nostri , amplius de Ecclesiola illa , vel 
Monasterio , ulterius jam aliquid requirant , excepto voto S. 
Jacobi , & cera. (2) Huic etiam donationi adicimus omnium 
laborum vestrorum decimas , tam in ipso loco , quam in 
alia Villa vestra qux vocatur Oya , vel ubicumque labora- 
veritis manibus vel operariis vestris , ut libere eas habeatis 
Vos & successores vestri. Et ob hoc accepimus a vobis duas 
marcas argenti in opus Ecclesiae S. Marías faciendum. Sí 
quis tamen , quod fieri non credimus , & injustum esse de- 
cernimus , contra hoc factum nostrum aliquid violentias 
admittere tentaverit ; & anathemati subjaceat , & quidquid 
pra^sumpserit in quadruplum componat , & insuper Regias 
potestati mille marabitinos persolvere cogatur. 

Fac~ta serie testamenti in Era millesima centesima ottua- 
gesima tertia die tertio décimo Kalendas Maii. Adefonso 

Im- 

(1) Al. Laianensi,& Iniciensi. 

(2) Qu<*iam sal. ceras pauto, d\B* Bragal: a Bracawsi, ctti {ut mmtn 
mnu'tt) ptHdcbaíf.r Metrópoli. 



270 España Sagrada, 

Imperatore imperante in Toleto , & in Legione , 5c ín Ga- 
llecia , & in Ca:saraugusta , & in Pampilona , trans Alpe 
usque ad montem Genicum. In Turonio vero Comité Do- 
mino Gómez , & Fernando Joannis. Ego Pelagias Episco- 
pus quod fieri jussi 1%, hoc signo coníirmo. Pclagius Prior 
conf. Martinus Archidiaconus conf. Vimara Archidiaconus 
conf. Adefonsus Archidiaconus conf. Didacus Canonicus 
conf. Ramirus Canonicus conf. Gundisalvus Canonicus conf. 
Omnis Conventus Canonicorum 'conf. Comes Dominus Gó- 
mez conf. Fernandus Joannis conf. Suerius Mcnendiz conf. 
Joannes Fernandiz conf. Joannes Tirante conf. Arias Sava- 
riguiz conf. Oduarius Savariguiz conf. Qui presentes fue- 
runt , & vocatos * Petrus testis. Joannes testis. Fernandus 
testis. Martinus testis. Nuñus testis. Petrus qui notavit. 

XII. 

^estauratio Monasteru de Barrantes , i? donatio lili 
facía ab Imperatore Era 1 1 8$>* añ. irji. 

IN diebus illis quando Ecclesia S. Salvatorís de Barrantes 
non erat traftata sicut decebat , quia parochiani erant 
in ea , locuti sunt heredes illius Ecclesix , ut acciperent 
consilium bonum, quomodo potuissent in illa habitare Mo- 
nachi habentes habitum S. Benedi&i , & viverent secundum 
posse illius regulariter. Tune Episcopus Domnus Pelagius, 
& Suerius Menendi duxerunt Abbatem Dñum Gudinum, 
& constituerunt eum Abbatem illius Monasterii. Dominí 
terrsc & Vicarii ejus faciebant malum ilii Abbati : iile co- 
gitavit in corde suo qualiter potuisset habere captum illud 
Monasterium , & vocavit omnes heredes ipsius domus , sci- 

li- 

(*) Vocatos : Vulgari scilicet patrii sermona styh , in quem jam Latinus de~ 
clinaverat : in os quippe vulgaris lingua terminat quos latina in ti : v. g. per- 
fetti , perfc&oi : vocati, llamados: inde Notarius pro vocati vocatos scripsit, 
uti in leq, scriptura supranominatos ( ». j.) ubi supranominati latine 
dicendum. 



Apéndice XII. 171 

Hcet , Donum Episcopum Pelagium , & Suerium Menendi 
fratrem ejus, & Joannem Tirantem , & omnes parentes suos, 
qui ibi erant heredes , & omnes alios filios illius Ecclesiae 
qui non erant in heredes. Et ómnibus illis placuit, & ha- 
buerunt inde gaudium magnum , & acceperunt insimul con- 
silium , ut omnes rogarent Comitem Dónum Gómez , qui 
erat Dominus térras \ & darent ei de sua pecunia , ut ad- 
juvaret eos. Ule promisit eos adjuvare , si darent ei cen- 
tum marabitinos , & illis placuit , & promiscrunt ei daré 
illos centum marabitinos. Tune viderunt omnes inter se 
cum illo Comité Dono Gómez, ut iret iile Abbas D5nus 
Gudinus ad Imperatorem, ut concederet illud. 

2 Et fuit Abbas ille ad Imperatorem per consilium eo- 
rum , & dixit ei sicut habebat in corde suo de illo capto. 
Et placuit iili Imperatori , & dixit ille , quod si ipsi om- 
nes heredes captasent quantum ibi habebant , & dimississent 
ad ipsum praedittum Monasterium , ille captabat ad ipsum 
Monasterium quantum ibi habebat. Et dixit ille Imperaron 
Ego capto decimam partem de quanta voce ibi habeo, 
& de omni calupnia quaj Regias voci debetur , ut detur 
ipsi Monasterio illa decima pars. Alias novem partes alí- 
fero , ut non dentur ulli homini , pro anima mea , & pro 
anima íiliorum meorum , & nepotum meorum. Et venit 
Abbas Dónus Gudinus cum isto mandato & cum Portario 
Imperatoris , & fecit Concilium cum Comité Dono Gómez, 
& cum ómnibus heredibus illius Monasterii , & dixit Por- 
tarais ille , quod si omnes heredes illius Monasterii dimis- 
sissent & captassent quantum ibi habebant ad ipsum jam 
pra:dic~tum Monasterium, ut numquam in ipsum facerent 
malum , Imperator captabat ei quantum ibi habebat. 

3 Tune vocaverunt omnes milites heredes , & omnes 
alios heredes ipsius Monasterii , & congregad sunt in illo 
Monasterio cum illo Comité Dono Gómez , & placuit Co- 
miti & ómnibus heredibus Monasterii de mandato Impe- 
ratoris , & dixerunt sic insimul : Ab isto die dimiftimus 5c 
abrenuntiamus quantum habemus in ipso Monasterio jam 

# su- 

V'ide jupra Num. 111, 



zyt España Sagrada, 

supradidum pro redemptione animarum nostrarum , Se prop- 
ter tremendum diem judiciL , ut numquam nos , nec pos- 
teritas nostra vadat contra ipsum Monasterium , nec ad ip- 
sos Monachos qui ibi habitaverint , ñeque demandent ibi 
nullam rem propter hereditarios , ñeque habeant nullum 
vasallum in totos suos Captos , sed totos nomines , qui ibi 
habitaverint , sint suos vasallos de ipso Monasterio. 

4 Si vero in posterum aliquis ex nostro vel alieno ge- 
nere hoc nostrum fadúm perrumpere voiuerit, sit á Deo 
maledidus , 6c cum Juda traditore in inferno poenas luat, 
& catea* lumine oculorum suorum in vita sua , & non vi- 
deat quac bona sunt in Jerusalem Caelestem , & quantum 
calupniaverit , ad ipsum Monasterium reddat duplatum , & 
pectet Regia? parti mille morabetinos, & hoc fadum nos- 
trum semper sit firmum. 

5 Fada Carta in Palentia per mandatum Dñi Impera- 
toris Era I. C. LXXX. VIIII. anno quo Imperator pugnavit 
cum lilis Muzmitis super Cordubam , & devicit eos , impe- 
rante ipso Adefonso Imperatore in Toleto , & Legione, 
ín Gallecia , & Castella , in Navarra , & Saragocia, in Bea- 
tia , & Almaria. Comes Barchilonensis , & Sancius Rex 
Navarra? , tune temporis Vasalli Imperatoris. Nos suprano- 
minatos qui hanc Cartam jussimus faceré per mandatum 
Dni Imperatoris proprias manus nostras roboramus atque 
confirmamus. Ego Adefonsus Hispanix Imperator hanc Car- 
tam quam fieri jussi t propría manu roboro & confirmo. 
Didacus * Compostellanx Sedis Archiepiscopus conf. Mar- 
tinus Auriensis. Df. Peiagius Tudensis Df. Comes Poncius 
Majordomus Imperatoris Df. Hermegaudus Comes Urgeli a£ 
Comes Renemirus Df. Nunus Petriz Alferiz Imperatoris Df. 
Joannes Fernandiz oí. Bernaldus Segontinus Epüs Df. Rey- 

mun- 

(*) Post captam Almeriam anno 1 147. Carta signata (ibi enim imperare Re- 
gem Adefonsum affirmat) Imo post. an, 1148. uti ex subscriptione Joannis Se- 
goviensis evincitur , qui Petro post Hitan annum successit. ítem aliquanto post: 
nam pugna cum Muzmitis super Cordubam , W viftorix hic relata , parta fiuí 
anno 11 50. ut ex altera constat Scripturg Segoviensi apud Colmenares» Tune 
autem nullus CompostelU pr&údebat Didacus nomine, Prims* . ego vocis liter* 
( qua sola forte nomen signatum ) tnale a transcriptore inteliefia. 



Apéndice XII, tj$ 

mundos Paléntínus Eps. oí. Joannes Sccovíensis Epus. oí. 
Gundisalvus Fernandi Gaüecia; oí. Didacus Nuniz de Salda- 
tiia oí. Pelagius Curvus oí. Joannes Tirante oí. Suerius Me- 
tiendi oí. Arias Savarici oí. Oduarius Savarici oí. Fernan- 
dus Savarici oí. Joannes Fernandi Canonicus Ecclesix B. 
Jacobi , & Scríptor Imperatoris , scripsit ij ids. Martiu 

XIII. 

!Bona Tudensis EcclesU , al medictatem dfoisa Episcopo 

<? Canoniás , ^egia auftoritate firmmtur , Era 

1 1 94. [ann. 11 $6.) 

(Confirmara Era 13 17. ann. X279.) 

SEpam quantos este Privilegio vierem & oyerem , como Nos 
Dom Alfonso por la gracia de Dios Rey de Castiella , de 
Toledo y de Leom , de Gallizia , de Sevilla , de Córdoba , de 
Murcia , de J aben , & del Algarve , diemos Privilegio con sig- 
no Ó* fui seello que Dom Alfonso Emperador de España ovo 
dado d la Eglesia de Tuy , & pidiónos merced Dom Ferrando 
Obispo desse mismo logar , que ge lo mandassemos confirmar ', 
& seelar con nuestro seelo de plomo. Et Nos por facer bien 
& merced a la Eglesia sobredicha , toviemos por bien de h 
facer 9 & el Privilegio era fecho en esta guisa. 

1 Imperatoriam decet majestatem , Ecclesiarum Christi 
Constitutiones firmare , ipsasque amplissimis ditare muneri- 
bus ,. & eas sub protectione sua recipere : protectione ve- 
ro ipsam privilegio ac scripto in perpetuum valituro fir- 
mare. Ea propter Ego Aldefonsus Dei gratia totius Hispa- 
nise Imperator , una cum filiis meis Sancio , & Ferrando Regi^ 
bus , & cum uxore mea Imperatrice Dña. Rica ex consen- 
su Dñi Aldefonsi Regís Portugaliae fació scriptum confirmatio- 
nis , donationis, & protectionis vobis Dño I. (*) Tudensi Epis- 

co- 

(*) I. htdorum n$n Joannem legtt ex iili'u sub ana. 1156.- 

Tom.XXII. S 



274 España Sagrada. 

copo, &Ecclesias vestras in perpetuum valíturum. Conñrmo 
siquidem divisionem inter vos & Canónicos vestros fadam, 
& concedo vobis habenda semper omnia infrascripta , 8c 
in mea recipio protedione , & omnium Regum succesorum 
meorum : videlicet ut medietas totius Episcopatus Tudensfé 
vobis & cundis successoribus vestris Episcopis servetur , & 
alia medietas ómnibus Canonicis vestris impendatur. 

2 Divisio siquidem Ecclesiarum Episcopi hasc est. In 
Tudensi Ecclesia S. Johannis de Portu , endeforis paratas óc 
prandia ad ipsam Sedem spedantia : in suburbio intra cau- 
£um Ecclesia: , S. Marinas de Arenis Ecclesias , S. Vincentii de 
Soutelo. , medietas in térra de Mineore , Ecclesia S. Salva- 
toris de Parada cum cauto suo , Ecclesia S. Christinas de 
Mine ore integra , Ecclesia S. Christophori integra , S. An- 
dreas de Nandi medietas , Ecclesia S. Andreas de Saraes in- 
tegra : in térra de Fragoso Ecclesia S. Andreas de Comesana 
medietas , S. Stephani de Biadi tres partes cum cauto suo, 
S. Jacobi de Benevivere integra cum cauto suo , S. Jacob! 
de Vigo integra. In térra de Louriñea S. Nicolai integra : in 
térra de Manola S. Petri de Cersantes medietas , S. Marias de 
Gincam integra : in térra de ripa Teñe S. Martini de Fra- 
tribus integra cum cauto suo , odava de monte Calucio, 
S. Cosme integra , S. Laurentii de Uluveyra integra cum 
medietate ipsius cauti , S. Felicis de Cellaris medietas , S. 
Mathei integra cum cauto suo., S. Michaelis Iuliadí 
medietas. In térra de Salceta Monasterium S. Marias de Sal- 
ceta integrum ? in térra S. Martini de Latronibus Monaste- 
rii de Elvenis medietas. In Auriensi Dicecesi Monasterii S. 
Antonini de Veiga tenia pars ; ultra Mineum in Valle de 
Vice S. Marias de Alvar integra , Monasterium de Azar in- 
tegrum cum cauto, & Ecclesiis atque adjundionibus suis: 
in ripa Limias Ecclesia S. Marinas de Arroselo integra : in 
térra de Coyra S. Marias de Colina medietas : in ripa Mi- 
nei Ecclesiarum S. Petri & S. Marthaí de Seixas medietas. 
Ecclesia S. Eulalias de Villar de Mauris integra cum cauto, 
& adjundionibus suis ; S. Saivatoris de Gandera integra. 
Citra Mineum Ecclesiarum S. Marias de Amorin cum cauto 
& adjundionibus suis , & Monasterium de Persecario cum 

cau- 



Apéndice XIII. z 7 j 

cauto, & Ecclesüs, & hereditatibus suís, & Ecclesiam S. 
María; de Vinea cum cauto & pertinentiis suis i & cautum 
de Tuda & de Peramiis habeant Episcopus , & Canonicí 
per médium. Ecclesiam S. Mariae de Rabadi in Lucensi Dioe- 
cesi similiter habeant per médium. 

3 Divisio vero Archidiaconatuum ad Episcopum speo 
tantium, hace est. Terra deNovoa , & de Avión , térra 
S. Martini de latronibus , térra de Longares , térra; de ripa 
Tenae medietas, térra de Montibus , térra de Louriña er 
cauto Tuda; usque ad Anta de Manióla , térra de Taraes, 
térra de Mineore , térra de Valle de vice , térra de Coyra. 

4 Divisio vero Ecclesiarum Canonicorum hax est. In 
Tudensi urbe omnes décimas , mortuorum oblationes tam 
Civitatis , quam totius cauti á ilumine Lauri usque ad por- 
tellam Fredenandi. Praeterea Ecclesiam S. Johannis de Portu, 
in cauto de Tuda Ecclesia S. Johannis de Peramiis , Ecclesia 
S. Eulalia;, & S. Martini de Arenis : in térra de Mineore 
Ecclesia S. Mariae de Vilaza cum cauto & pertinentiis suis, 
Ecclesia S. Vincentii integra , Ecclesia S. Mariae de Morgada- ' 
nes integra , Ecclesia S. Pantaleonis integra , Ecclesia S. 
Petri deFelgueyra medietas , in térra de Fragoso Ecclesia 
S. Mariae de Vigo integra , & S. Marina; , & S. Michaelis de 
Cabria! integra , & S. Cosme de Castinaria 5 in ripa Tena; 
S. Jacobi , & S. Crucis de Uluvaria , S. Adriani de Me- 
deir integra : in Montibus , Ecclesia S. Georgii de Vilar in- 
tegra , in Salceta S. Pelagii integra : in térra S. Martini de 
Latronibus Monasterium S. Christophori integrum : in térra 
de Novoa Ecclesia S. Maria; de Francelis. Ultra Mineum in 
¡Valadares Monasterium S. Pelagii de Paterni cum ómnibus 
Ecclesüs & pertinentiis suis Monasterium, Labrugiae cum cau- 
to & Ecclesüs & pertinentiis suis. In marítima medietas 
Ecclesia; S. Maria; de Vinea cum medietate ipsius cauti , S. 
Mariae de Anchora quarta pars , S. Mariae de Villar de 
Anchora , quarta pars , S. Mariae de Lulelli medietas. 

f Divisio autem Archidiaconatuum ad Canónicos spe&an- 
tium haec est : Terra de Fragoso , térra de Manióla , térra de 
Salceda , térra de ripa Tena; medietas, térra de Valadares, ter- 
ca de Peña de Regina , térra de Cerveyra , térra de Marítima, 

S 2 ter- 



i7¿ • España, Sagrada. 

térra de ripa Límiae medietas. Omnes vero héredítatés quas- 
.cumque Tudensis Ecclesia adquisierit , supradidi Episcopus, 
6c Capitulum dividant per médium. Dominium Civitatis Tu- 
densis & voces, & calumpnias iidem Episcopus & Capitu* 
lum dividant per médium. Castellum S. Hellenae cum ómni- 
bus terminis & diredis suis Episcopus habeat integrum, 
& custodiat illud bene ad servitium Legionensis R.egis , & 
utilitatem Regni. 

6 Hax omnia supradicla dono & confirmo vobis supra- 
dido Episcopo Dono , J. & cundís successoribus , & Ca- 
nonicis vestris in perpetuum ego suprascriptus Imperator 
Dñus Aldefonsus. Prasterea concedo vobis quod tam cives 
Tudenses , quam omnes homines de ómnibus cautis ves- 
tris sint semper vassali vestri , & nullus eorum vendat, 
vel donet domos , nec hereditates suas alus Sanduariis , seu 
militibus , aut alus hominibus majoribus se , ut non pos- 
sint male parare direduras vestras. Hoc autem fació pro re- 
medio animas meae , & parentum meórum , & ad removen- 
dam dissensionem a vobis & Canonicis vestris , atque ad 
stabilitatem Regni & imperii mei : & ut vos Episcope Dñe 
J. & cundi successores vestri , tam Episcopi , quam Ca- 
nonici Tudenses , sitis fideles subditi mei , & cundorum 
successorum meorum tam de Civitate Tudensi , quam de 
Castello prasdido. 

7 Si quis vero contra hanc nostrae confirmationis , do- 
nationis , & protedionis paginam ausu temerario venire 
temptaverit, vel eam in aliquo diminuere voluerit , male- 
didus sit, & excommunicatus -, & cum Datam & Abiron, 
quos térra vivos absorbuit , in perpetuum damnatus : & in- 
super paret Regias Potestad mille libras auri , & quidquid 
inquietaverit de suprascriptis Episcopo , & Canonicis Tu- 
densibus , qui pro tempore fuerint , duplatum reddat : ad- 
que hoc fadum semper maneat firmum. Fada Carta Paten- 
cias Era M. C. LXXXX. IIII. & quodum Kalendarum De- 
cembrium. Imperante eodem ínclito Imperatore Aldefonso, 
Toleto , Legione , Gallecia , Castella , Nagera , Cassarau- 
gusta , Beatia , Almaria , & Andiuger. Vassali Imperato- 
iis , Comes Barchilonensis , Rex Navarras , & Rex Murcia:. 

Ego 



Apéndice XI 77. 177 

Ego A. Impcrator Hispaniarum hoc scrípwm quod fieri Jussí 
roboro & confirmo. 

E Nos el sobredicho Rey Dom Alfonso otorgamos , f¡p con- 
firmamos este Privilegio , & mandamos que valla asi como 
valió en tiempo del Rey Dom Alfonso nuestro Avuelo , & del 
Rey Dom Ferrando nuestro Padre , & en el nuestro fasta aqui 
salvo ende em aquellas cosas que pertenescen al Señorío de la 
Villa de Tuy , que mandamos que seam gar dadas asi como dí- 
te en los Privilegios del Rey D. Ferrando nuestro Padre , ó 4 
en los nuestros , que fueron dados en esta razón. E porque 
sea firme , Ó* estable , mandárnoslo sellar con nuestro Se ello de 
plomo. Fecho el Privilegio en Sevilla , Sábado , cinco dias an- 
dados del mes de Agosto , en Era de mili & trecientos , Ó*, diez 
y siete años. 

El Infante D. 
Manuel her- 
mano del Rey 
y su Mayor- 
domo, d. 
Don Ferrando Don Remondo Don Gonzal- 
ele&o de To- Arzobispo de vo Arzobis- 
ledo. Df. Sevilla. d£ po de Santia- 
Don Gonzalvo Don Alfonso go. Df. 
Obispo de la fijo del Infan- Don Martino Don Alfonso 
Cibdat de te. Df. Obispo de Ferrandez fi- 
Castilla. Df. DonJohanAl- Leom Df. jo del Rey, 
D. Johan Al- fonso de Ha- Don Fredoio & Señor de 
fonso Obispo ro. oí. Obispo de Molina. Df. 
de Palen— Don Roy Gon- Oviedo. Df. Don Estevan 
cia. Df. zalvez de Cis- Don Suero Ferrandez. Df. 
La Iglesia de ñeros. Df. Obispo de 
Segovia vaga. D. Gutier Sua- Zamora, oí. D. Manrique 
Don Gonzalvo rez de Mene- La Iglesia de Gil Merino 
Obispo de Si- ses. Df. Salamanca Mayor en 
guenza. Df. D. Diego Gar- vaga. tierra de Le- 
Don Agostin cia de Villa- Don Melendo om, & en As- 
Obispo de Os- mayor. dF. Obispo de tunas. Df. 
ma. Df. D. Johan Al- Astorga. Df. D. Johan Fer- 
Don fon-. S 3 Don ran- 



zjS España Sagrada. 

Don Diego fonso de Vi- Don Pedro randez Batís- 
Obispo de llamayor. of. Obispo de sela. of. 
Cuenca, of. Don Ferrando Cibdat. of. D. Ruy Gil de 
La Eglesia de Pérez de Guz- La Iglesia de Vilalobos.of. 
Abila vaga. man. of. Lugo vaga. D. Johan Fer- 
Don Estevan D. Gómez Gil La Eglesia de randez Sobrí- 
ObispodeCa- de Villalo- Ourens va- nodelRey.o. 
lahorra. of. bos. of. ga. Don Ferrando 
Don Pasqual D. Johan Diaz D. Ferrando Ferrandezof. 
Obispo de de Frinoro- Obispo de Don Alvar 
Córdoba, of. sa. of. Tuy. of. Días. of. 
D. Pedro Obis- D. Roy Diaz Don Muño 
po de Placen- de Finojo- Obispo de 
cia. of. sa. of. Mendoñe— 
Don Martin Don Henrique do. of. 
Obispo de Ja- Peres, Repos- D. Frey Sue- Don Arias 
hen. of. tero mayor ro Ele&o de Dias. of. 
La Eglesia de de elRey.of. Coria. of. 
Carthagena D. Pedro Diaz D. Frey Bar- 
vaga, de Castanne- tholomeObis- 
La Eglesia de da. of. pode Silve.of. 
Cádiz vaga. D. Frey Lau- 
D. Johan Gon- Don Martino renzo Obispo 
zalvez Maes- Diaz. of. de Bada— 
tre de la Or- Don Yenego loz. of. 
den de Cala- López de Don Gonzal- 
trava. of. Mendoza, of. voRoyzMe- 
D. Pedro Mal- estre de la 
rique. of. Ordem de 
Don Rodrigo Santiago, of. 
Rodríguez Don Garci 
Malrique.of. Ferrandez Me 
D. Diago Lo- estre de la 
pez de Salce- Orden dalcan- 
do , Adelan- tara. of. 
tado en Ala- D. Garci Fer- 
va , & en Gui- randez Maes- 
puzocia. of. tre de la 
Don Or- 






Apéndice XI II 279 

D. Gonzalo Obispo de la Cib- Orden del 
dad de Castiella , Notario Temple, of. 
del Rey en Castiella. Df. La Notaria de 

La Notaría del Leom vaga. 
Andaiucia va- Joan Pérez de 
ga. Salamanca. 

Yo Millan Pérez de Aellon lo nz escribir por mandado de l 
Rey en veynt & ocho años que el Rey sobredicho regnó. 

Johan Rodríguez test. Pedro Domínguez test. 

Este é o traslado do sobredíto Privilegio que dito Rey 
deu a a disa Eglesia de Tuy , ó qual Previlegio era seella- 
do do piumbo colgado do dito Señor Rey segund appare- 
cia , & ó qual Previlegio non era raso , nen cancellado, 
nen em nenhuna manera dei si suspeyto , & ó qual pre- 
vilegio , eu Pedro de Lagea público Jurado da Ciudade & 
do Obispado de Tuy , de mandado & de a&oridade dos 
honrados varones Dom Maest. Celestino Taya de Tuy , 8c 
Arias Peres Coego desse lugar , Vigarios generales de no- 
so Señor D. Frey Simón Obispo desse lugar, & de Domin- 
go Domínguez sobre Jurados en Toroño por noso Señor el 
Rey D. Alfonso de León , & de Castella , & de Alfonso Pe- 
res , & de Oeyro menistros Justicias de Tuy , ó dito Pre- 
vilegio en mía presencia de verbo á verbo con os Nota- 
rios en fondo escriptos , a que fis trasladar , & en aqueste 
traslado meum nome , & meu sinal puge , que tai he ^ 
Feyto ó traslado en Tuy 16. dias de Decembre , Era de mil 
& ccc. sesenta & tres años. Testigos que fueron presentes 
Ferrando Rayo. Lorenzo Martines , Johan Eañs de tras la 
Obra. Miguel Martines de Ce ves. Gómez Lourenzo da Pres- 
sa , vesinos de Tuy $ Johan Domínguez , Johan Pérez Es- 
Críbanos, & outros. 

De las quatro Colunas las dos primeras son de los Obispos, 
y Señores de Castilla : las otras , de León, 

s 4 xr. 



280 España Sagrada, 

XIV. 

Ferdinandus II. Legionis ^ex Tudensem GYttatem in 

tutiorem transferí locum , fundo Ecclesix proprio, 

quod donationc EcclesU íkBarrariis ,0* redin- 

tegratione aliarum compensat y Era 1208. 

í Anno 1 1 70.) 

1N nominé Dominí nostri Jesu Chrístí.|Amen. Plerumque 
oblivionis incommoda sentimus cum per negligentiam 
ea quae facimus Scripturae non commendamus : hujus si- 
quidem rationis intuitu Ego Domns. Fernandus Dei gratia 
Hispaniarum Rex una cum conjuge mea Regina Doña Ur- 
raca , per scriptum firmissimum in perpetuum valiturum, 
do Ecclesiae Tudensi , & vobis Joanni ejusdem loci Episcopo, 
& ómnibus successoribus vestris , necnon Priori Fernando, 
& ómnibus Canonicis , tam praesentibus quam futuris , Eo 
clesiam S. Martini de Borraris(i) totam ab integro , cum 
ómnibus dire&is , & pertinentiis suis , Se cum omni jure, 
& voce regali , sicut determinatur per términos , & divi- 
siones inferius subscriptas , videlicet per outarium de Sar- 
noso , & inde per Civitatem antiquam , & dividit de oliva- 
riis per murum veterem , & inde per furnum Tegularum, 
& inde ad Portum Espinarii , & dividit de Lausado per 
marcum de Barcena , & ascendit ad outarium de super 
Lausato , & dividit de Vaer per viam veterem , & ferit 
in fontem de inter Guntin & Vaer , & intrat in rivulum 
Ulbaria: , & inde ad pontem Ulbarias , & inde per rivulum 
de Ansaldi , & dividit per portum de Cabalariis , & redit ad 
Sarnosum unde incepit. Praedi&am itaque hereditatem cum 
suo cauto jure hereditario in perpetuum vobis concedo, 
pro pretio rundi quem de vobis comparavi , qui siquidem 

ruó- 

|i) Barrares dicitur in seq» Scriftura, pag. 183, 



JpendiceXlV. 281 

fiíndus jacet ínter Ecclesiam Sedis vestra , & fiumén Mineí, 
quómodo incipit á Muro qui clauditVineam Episcopi , us- 
que dum terminatur in Muro qui claudit Vineam Magistri 
Reimondi ; in quo siquidem fundo Civitatcm construere ope- 
ra pretium duximus , cujus Civitatis dominium vobis & 
Ecclesiae vestrae jure hereditario concedimus , retenta ta- 
men nobis , & posteris nostris reverenda & ñdelitate qux 
dominio Regis debetur. Restituimus etiam vobis , & Eccle- 
siae vestrae hereditates vestras subscriptas , pravorum homi- 
num malitiosa cupiditate alienatas , scilicet U/bariam , quó- 
modo eam vobis dedit Fernandus Joannis , unum Casalem, 
& médium cum quarta Ecclesia: Indomaii , cautum de Vi- 
laza y quomodo habuistis in diebus Comitis G. Quartam de 
Causo , & alias multas hereditates qi\x injuste & violen- 
ter vobis ablatae sunt. Et in robor^tionem hujus scriptí 
datis mihi CC.os morabitinos. Si quisigitur tam de meo ge- 
nere quam de alieno , prxdidum Cautum irrumpere , & 
contra hoc scriptum venire pra?su$hpserit , quod fieri non 
credimus , iram Dei Omnipotentis , & Regiam indignationem 
incurrat, & cum JudaDomini traditore , & cum Datan <5c 
Abiron , quos vivos térra absorbuit , in infernum sit damna- 
tus , & pro temerario ausu parti Regias , & voci vestras 
tria millia morabitinorum persolvat , & quod invaserit , in 
quadruplum reddat : & hoc scriptum semper maneat firmum. 
Fa&a Carta in prattaxata Civitate , mense Martii Era M.a 
CCa VIII. eo anno quo idem famosissimus Rex Fernandus 
vi£toriosissime cepit Regem Portugalensem in Badalocio, . 
regnante eodem serenissimo Rege F. Legione , Extrematu- 
ra , Gallarda , & Asturiis. Ego Fernandus Dei gratia Hispa- 
niarum Rex , una cum conjuge mea Regina U. hoc scrip- 
tum quod fieri jussi propria manu , & robore confirmo. 
Petrus Dei gratia Compostellanus Archiepiscopus Donf. Adam 
Auriensis Eps. conf. Joannes Lucensis Eps. Donf. Joannes 
Mindoniensis Eps. conf. Fernandus Astoricensis Eps. conf. 
Gundisalvus Ovetensis Eps. conf. Petrus Salamantinus Eps. 
conf. Stephanus Zamorensis Eps. conf. Joannes Legionensis 
Eps. conf. Petrus Cauriensis Eps. conf. Dominicus Caliabrien- 
sis Eps. conf. Comes Urgelensis Aula? Regia: Majordomus 

conf. 



2,82, Esparta Sagrada. 

conf. Comes Petrus de Asmáis conf. Comes Gómez de 
Trastamar conf. Comes Rodericus de Sarria conf. Velas- 
cus Menendiz Majordomus Regís per manum Comitis Urge- 
lensis. García Ramírez Signifcr Regís. Ego Petrus de Ponte 
Domini Regís Notarius feci scribi , & conf. 

XV 

Alterum ejusdem tftggis Ferdinandi diploma área idem 9 

eodem auno 1 170» quod films %ex Adefonsus ratum 

habu.lt Era iz66. (ann. 1218.) 

QUoniam cera res est tam fragilis quam putribilis , id- 
circo Ego Adefonsus Dei grafía Rex Legionis , & Galle- 
ada instrumentum restitutionis & cautationis VilU de 
Ulbaria , necnon cautationfs Villa qua dicitur Sala , donatio- 
nis etiam Ecclesia S. Martini , & cautationis ejusdem Villa, 
necnon cautationis Ecclesia S. Alaria de Vico : instrumentum 
etiam quarumiam hereditatum de Fornelis de Minar , de Bur- 
gueira & de Tomiño , olim D>o , Episcopo , Priori , & Con- 
ventui Tudensi d bona memoria paire meo Rege Domo Fernan- 
do concessum innovans , Ó" confi^mans ad perpetuam reí me- 
moriam > Ó* ut r?stitut ; o , donatio , Ó 4 cautatio ipsa robur 
obtineat perpetua firmitatis , <& confirmationis , sub Bulla plúm- 
bea de verbo ad vsrbxm jussi pr asentí bus annotari. "tenor au- 
tem ipsius instramenü est iste. Regias Majestatis est loca 
san&a & religiosa muneribus ditare , & largis possessioni- 
bus ampliñeare , & quod san&itatis est ab ea nuilitenus 
alienare. £go siquidem Fernandus Dei gratia Hispaniarum 
Rex , meo Regno providens bonorum hominum consilio, 
Pontificum, miiitum , burgensium , Civitatem Tudensem, 
cui hostium frequentissime parabantur insidias , in loco tu- 
tiori montuoso circumvalato compensavi transmutare , ubi 
fuerant vineee Episcopi , & Canonicorum ipsius Civitatis, 
quas , ut ibi Civitatem fundaremus , funditus eradicavi- 
mus > & quia nobis nec licet , nec volumus loca san&a & 

re- 



Apéndice XK 283 

religiosa exhereditare , pro ipsis vineis quas eradicavimus, 
& pro jure fundi , quod á tempore avoruin meorum quie- 
te & pacifice possederatis , reintegramus vobis Episcopo 
Donno Joanni , & Priori Fernando , omnique Canonicorum 
conventui Ulbariam sub Castello de Suberoso adjacentem 
cum ómnibus suis possessionibus , quam á Domno Fernando 
Joannis quondam pro testamento habueratis : reintegramus 
vobis ipsam Villam , & reintegratam per loca assignata 
cautamus ex una parte per locum quo eadem Villa dividí- 
tur á Villa de Cellariis , & a Villa S. Martini de Pórtela, 
& S. Stephani de Cumeal. Villam etiam nomine Salam cir- 
ca fiuvium Tenas sub Castello de Suberoso adjacentem per 
suos términos in circuitu per vallum veterem vobis cauta- 
mus. Damus etiam vobis in térra de Miñor Ecclesiam S. 
Martini de Burreiros cum omi jure suo , quod nos hucus- 
que in ea habuimus. Cautamus etiam vobis ipsam Villam 
S. Martini sub Castello de Morgadanes inter faucem fiuvii 
de Miñor , & montem Zerasii adjancentem , scilicet per 
murum qui est inter olivares , & S. Martinum , & inde 
per portum de Espinado , inde per marcos qui sunt inter 
Lausadum 6c S. Martinum, inde ad fontem inter Baeirum & 
Guntin , inde ad fluvium montis TJlbaria: & ad aquam de 
Ansaldi , inde ad montem qui est inter Arteman & S. 
Martinum , inde per locum qui vocatur Qivitas antiqua, 
inde ad murum quo inchoavimus. Ecclesiam etiam S. Ma- 
rise de Vico , quam á tempore avorum meorum pacifice 
possedistis circa faucem de Anceu adjacentem , per loca 
assignata vobis cautamus , scilicet per fontem S. Eugenia? , in- 
de per locum quem vocant viam veterem , inde per Val- 
lum ad piscariam descendentem. Praedictas Villas pro here- 
ditate vestra , qua Civitatem fundavimus , & pro ducen- 
tis aureis , quos á vobis recepimus , vobis damus ac con- 
cedimus , & quidquid juris in eis nos hucusque habuimus, 
ut modo possideatis presentí scripto roboramus & confir- 
mamus. Superaddimus etiam ut omnes hereditates quasali- 
qua violentia in regno meo á tempore patris mei perdi- 
distis , meo Portario & prxsenti scripto reintegratas ha- 
beatis , scilicet hereditates de Fornelis de Miñor , & de 

Bur- 



2,84. España Sagrada* 

Burgueira , & de Tomiño. Si quis fa&um nostrum Irrumpiré 
prxsumpserit sex mille solidos Ecclesias Tudensi persolvat, 
& insuper sit excommunicatus , & summo judíelo ad sinis- 
tram judicis stet periturus in aeternum. Era M. a CC. a VíIL 
Comité Urgeiensi Principe in Torronio, Petro Compostella^ 
nx Ecclesix Archiepiscopo & Regio Cancelario. Qui pra:- 
sentes fuerunt. Fernandus Testis , Joannes Testis. Suerius 
Testis. Petrus de Ponte qui notavit. 

Nulli igitur omn'mo bominum liceat banc me<t imiovatio- 
nis & confirmationis Cartam infringere , vel ti ausu ternera.-» 
rio contraire. Quod qui prxsumpserit iram De i Omnipotentis¿ 
& Regiam indignationem incurrat , & quantum invaserit du- 
plo componat , Ó 4 pro ausu temerario R?gi<e partí in posnam 
mille morab. exolvat. Facía K. apud Vaniesam IX. die An- 
gustí Era M. CC. LXVI. Bernaldo existente CompostelU Ar? 
chiep. Joanne Obeten. Epo. Roderico Legión. Epo. Nunone As- 
toricen. Epo. Lauren. Aurien. Epo. Mkbaele Lucen. Epo. Ste- 
phano Tuden. Epo. Martino Minduni. Epo. Infant Dono Petra 
existente Mayordomo Dni Regís tenente Legionem , Taurum y 
Zamoram , Strematuram , Transerram , & Limiam. Domno Ro- 
derico Fernandez. Signífero Dni Regís tenente Ovetum , As- 
toricam , Majoricam , Ó* Venaventum. Dno Roderico Gómez: 
tenente Mmtem rosum , Mmtem nigrum , Trattamar. Dña 
Fernando Gutcrriz. tenente perticam S. Jacobs. Dño Petro Pe- 
tri Magistro Scbolarum Aurien. Canónico Compostel. existen- 
te Cancelario Dni Regís, Martinas Verñ* Dni Regís scripton. 
scripsit. 

XVI. 

(prima Luc¿e Tudensi s Episcopi mentid , ex Carta Mq-{ 
nasterii S. MarU de Ojia. Anno iz$9* 

IN Del nomine Amen. Notum sit ómnibus homínibus,- 
tam prxsentibus , quam futuris , quod Ego Petrus Pelagií 
una cum uxore mea Ouzenda , & cum filia mea Elvira Pe- 
tri , & cum omni voce mea , vobis Domno Martino Abba- 
ú S. Marix de Oya , & Conventui ejusdem loci , & omnt 

vo- 



Apéndice XVll. 185 

voci ejus vestras , vendo quantam heredítatem habco in 
Villa qua; vocatur Burgueira , tam in rriontibus quam in 
fontibus , quam emi de Joanne Nuniz , & de Majore Nu- 
niz , pro pretio nominato , quod de vobis recepi , videjicet 
CC. & L. XXX. Solidos Legionis Moneta* , & in robora- 
tione I. quartale de milio tantúm michi & vobis bene 
complacuit , & de pretio nec de' rebora nichil remansit in 
debito pro daré. Si quis tam de mea parte , quam de alie- 
na, venditionem istam irrumpere voluerit , sit maledi&us, 
& quantum calupniaverit tantum duplicatum vel triplica- 
tum pe&et : & insuper Domino térras D. Solidos persolvat, 
& calupnia sua nichil valeat , & venditio mea firma sem- 
per & stabilis perseveret. Facta Carta sub Era M.CC.L. 
XXVII. mense Decembri. Rege nostro Fernando in Cas- 
tella & in Legione regnante. Electo Tudensi L. Magis- 
tro Scholarum. Meuryno , J. Fernandi. Maiordomo, 
F. Johannis. Petrus n 

Johannes > Testis. 

Pelagius J 
F. Al s . qui >J( notult. 

XVII. 

Luc<t (Didconi Legionensis y postea Tudensis Episcopi i 

fragmenta 5 ex lib. 3 . de Altera Vita , fideique con- 

troversiis adversus Albigensium errores Cap. IX, 

circa annum 1135. 

POST decessum reverendi Patris Roderlci Legíonensís 
Episeopi , * super ele&ione futuri Pastoris' discordante 
voto , & studio Clericorum 5 inimici veritatis hseretici, qui 
«emper sitiunt discordiam Clericorum , ut reperiant aditum, 
quo Christi oves ma&ent & perdant , ad hanc confluxerunt 

Ci- 

*(*) Obt'tt 8; id, Martií , Era 1170. id est , ofiava die Martii , Antm \%\%^ta. 
íx ejut in Ectlisia Legionemi Epitapbio apfartU 



¿8 ¿ Espafia Sagrada, 

Civitatcm , tune temporis carentem custodia pastoral! : & 
quod m loco sordidissimo , ubi multi egrediebantur ad ex- 
quisita natura, fieri miracula confinxerunt. Fuerat ibi se- 
pultus quídam hsreticus , & quidam alius homicida , quí 
exigente justicia vivus fuerat missus in foveam a judicibus 
civitatis , eo quod proditione patruum . suum interfecerat, 
Est ibi pmerea quidam fons , quem hxretici sanguino 
polluerunt , ut ipsa aqua versa in sanguinem crederetur. 
Confluebant e diversis partibus populi , ut aspicerent mi- 
racula , qu£ fieri videbantur : veniebant plures , qui eranc 
oceulte muneribus subornati , alii fingentes se esse caceos, 
alií claudos , alii demoniacos , alii asgritudinibus vexatos , & 
hausta fontis illius aqua , se mentiebantur recipere sanita- 
tem. Extumulantes etiam ossa hxretici supradidi , quí Ar- 
ríatelas vocatus fuerat, & ante sedecim anuos sepultus in 
loco, Martyrem sandissimum fatebantur. Plures Clericorum 
simplicitate dudi , laicos in fado sacrilego sedulo adjuva- 
bant : & super fontem domum fortissimam construxerunt: 
parabant ossa didi proditoris & homicidas, communi con- 
silio elevare, quia hunc quondam fuisse Abbatem sandis- 
simum fatebantur. 

2 Quid plura? quod callide fecerant , quibusdam de- 
te^entes hxretici , deridebant fidem catholicam : & simia" 
artificio fieri miracula in Ecclesia coram sandorum cor- 
poribus afñrmabant. Non defuerunt aliqui , qui crederent 
illis , quibus profana consilia revelaverant , ut in hxresim 
laberentur. Pervenit tándem consilii denudado ad fratres 
santo prcdicationis , qui verbum Dei populis proponen- 
tes hortabantur ab hoc fado nefario peenitere. Instabant 
fratres Minores , & Clerici , ne populi vota sacrilega in 
loco sórdido immundis ossibús exhiberent : & magis ac- 
cendebantur animi laicorum ad cultum diabolicum pera- 
gendum , & fratres Prxdicatores , & Minores , ac Clericos 
universos quia erant contradi suls operibus, heréticos con- 
clamabant. Gaudebant inimici vetitatis , & publice asse- 
rebant , plus esse sanditatis , & miracuü in luto , & in 
ossibus illis , quam in ómnibus Ecclesiis Chxisti : & in 
ómnibus Sandorum corporibus , quos fides catholica vene- 
ra- 



Apéndice XVllh 287 

ratur. Circumadjacentes autera Episcopí cxcommunicabant 
omnes venientes ad illam venerationem nefariam : & fere 
nihil profkiebant , quia multorum mentes invaserat diabo- 
lus , & inobedientia: filios colligaverat. 

3 Quídam vero Diaconus , qui fervore fidei flagrans ha:- 
reticam pra: cundís prsecipitiis oderat pravitatem , cum esset 
in sanda urbe Romana, & é narrantibus disceret , qua: fie- 
bant in civitate Legionensi , turba tus est valde : & repeda- 
re ad patriam festinavit , ut se tantas opponeret pravitati. 
Hic cum venisset Legionem , & plenius cognovisset de fac- 
to , quasi in insaniam versus , coepit manifesté civibus ex- 
probrare , & eos quasi haereticorum fautores redarguere : ira 
enim motus prsnimia , quia videbantur cives recedere a 
lege Dei , cum se non posset cohibere, prohibentibus ami- 
cis , qui de illius interitu formidabant , accésit ad Conci- 
lium , & ccepit proponere quod infamia hujus facti Hispa- 
niam totam polluerat : & unde consueverant oriri leges 
justitia: , eo quod esset Civitas caput regni , inde ha:resis 
pullulabat. Addidit etiam , quod non daret Dominus plu- 
viam super terram , usque düm fanum destrueretur , quod 
construxerant , & qua: venerabantur cssa projicerent : si- 
quidem a tempore quo nefarium cultum incceperant , & 
per decem menses anni non pluerat , & arescebant omnia 
siccitate. 

4 Tune judex ínterrogavit didum Diaconum in cunc- 
torum praesentia dicens : Si domum evertimus , dabit Domi- 
nus pluviam super terram? Diaconus plenus fide respondens 
dixit : Conferatur mihi potestas a vobis domum libere des- 
truendi , & evertendi omnia quae sunt in ea , & in nomi- 
ne Domini nostri Jesu Christi spondeo , sub periculo cor- 
poris , & omnium rerum mearum , qued usque ad odo dies 
Dominus cor.feret abundantiam piuviarum. Dedit Dominus 
gratiam sermonibus ejus in conspedu Concilii : & accepta 
sponsione ab ipso , ei destruendi fanum , & omnia quae in 
ipso erant , posse liberum tradiderunt. Sed cum die sequen- 
ti in manu hominum plurima, fanum destrueret, & dida ossa 
confringeret minutatim , & inter humana stercora sparge- 
iet , cum jam post eversionem omnium vellet quiescere, 

qui- 



28 8 España Sagrada, 

quídam sonus quasí tuba; valide perstrepentís , ínter lígna 
destrudionis insonuit , ut in ipso sonitu relinquere invite 
locum ilium diaboius crederetur. Sequenti vero dic , pars 
Civitatis non mínima succensa est : & ignis cum vento va- 
lido mixtus piurímas domos consumpsit. Quajrebatur a mul- 
tís didus Diaconus , ut interficeretur : quia cum promiserit 
piuviam, domus eorum incendio perierunt. Insultabant hac- 
retici Clericis , & Diaconum dignum morte damnabant : Se 
quod non plueret eciam post multum temporis , procaciter 
affirmabant. Dominus autem omnipotens misertus populo 
suo, odava die a fani destrudione , piuviarum abundantia 
térras superficiem irrigavit : & qui jam erant sine spe fru- 
gum & fruduum ipso anno percipiendi , eorundem copiam 
Dei misericordia perceperunt. Concitavit post haíc didus 
Diaconus persecutionem magnam contra heréticos , & re- 
líela Civitate se fuga; miserabiiiter contulerunt. 

Ejusdem ex lib. 5. cap. 18. 

5: In sólita nequitia hereticis persístentibus , novo decí- 
piendi genere schedulas conscripserunt , & per devia mon- 
tium projecerunt, ut invenientes eas pastores pecudum, Cle- 
ricis deferrent legendas. Continebatur in lilis chartis , quod 
á filio Dei fuerint scriptae , & per Sandorum Angelorum 
manus transmisse hominibus. Videbatur hoc testari quídam 
suavis odor , eo quod musco fuerant delinita;. Ínter alia 
quoque catholica que scripta erant in illis , quedam he- 
rética latenti dolo erant inserta in eis , ut per dulcedinem 
catholicorum verborum , amarissimum virus subreperet he- 
rética; pravitatis. Non est enim aliqua falsa dodrina , que 
non preferat imaginem veritatis. Quia nisi preveniat ve- 
ritas , non habet locum falsitas subintrandi. Accipiebant & 
legebant didas chartas cum veneratione magna simplices 
Sacerdotes, & non intelligebant se mortem populis propina- 
re. Porro intelligebant heretici , & de verbis ignorantium 
Sacerdotum occasionem sumentes suis proselytis testimonia 
proferebant. Tali fraude decepti plurimi contemnebant pee- 
cata sua Saccrdotibus confiten, & spernebant traditiones 

Eccle- 



Apéndice XV1U 18* 

Ecclesíast'cas & jejunia custodire. Etenim diabólica illa Scríp. 
tura omnium peccatorum indulgentiam cundís eam scri- 
bentibus , sive devote legentibus promittebat. Quapropter 
summum erat scriptorum studium in eis scribendis , sed 
non erat minor devotio eis legendis populis simplicium Cle- 
xicorum. 

6 Pervenerunt hxc ad notitíam cujusdam Diaconí , cu- 
jus mentem flamma divinas legis vehementissime perurebat. 
Hic accepto mandato á venerabili patre Arnaldo Legionen- 
si Episcopo ccepit studiose perquirere , quis esset hujus 
venenati seminis nequissimus seminator. Eunte igitur eo 
Cum sociis ad quasrendum ; gemitus in quodam nemore so- 
nuerunt hominis ante horam unam graviter a serpente per- 
cussi. Accedentibus autem iliis eumdem non hominem , sed 
hxreticum onustum Chartis diabolicis repererunt. Qui li- 
gantes eum , detuierunt ad didum Episcopum. A quo mó- 
nita salutis percipiens effedus catholicus , hsreticorum la- 
tibula , simul & versutissimas calliditates detexit nobis , dí- 
vinam laudans potentiam , qui suscitavit serpentem ad ejus 
nequitiam repellendam. 

In eodem libro 3. cap. 7. pramiserat 

ítem haeretici vesanias suas fabulam proponunt dicen- 
tes : Quídam mulier candelam accensam ad quoddam alta- 
re beata: Maria: detulit , & ea coram altari dimissa reces- 
sit. Venit autem Presbyter quídam qui Ecclesiae serviebat, 
& candelam ipsam tulit , & suis usibus reservavit. Sequen- 
ti vero node Dei Genitrix didac mulieri apparuit , & can- 
dentem ceram in oculis illius projecit , dicens : Accipe mer- 
cedem obsequii tui. Nam Presbyter statim ut egressa es 
ab altari meo , quam posuisti candelam abstulit sibi : & un- 
de debueras prsmium obtinere , si coram altari meo ar- 
dens consumeretur candela , inde nunc sustines poenam, quia 
ad' momentum mihi lumen pra:buisti , quod propter tuam 
incuriam statim amovit Presbyter. 

Hace hajretici dicunt , non ut curam gerant de iliumi- 

natione altaris , sed ut simplices concitent contra Clerum, 

fom. XXII. T. & 



zyo España Sagrada. f 

& devotionis sux . consueta Ecclesise Chrístí non deferant 
luminaria. Ha:c diabólica fábula cum tempesta tibus nostris 
hanc nostram attigit urbem , ita exasperavit" ánimos cunc- 
torum simplieium , ut nulius more sólito ad Ecclesiam de- 
ferret candelam. Út autem hoc comperit venerabilis pater 
Legíonensis Episcopus Rodericus , & per quemdam adoles- 
centem , qui super malum monis harreticam execrabatur 
insaniam certificaretur de fado , audores hujus sceleris he- 
réticos quosdam , multos aífedos malis a Civitate expulit, 
& vix potuit ad devotionem solitam reducere Civitatem, & 
errorem delere quem diaboli satellites seminarunt. Haec & 
illis similia , quamvis parva videantur , aut fere nulla , non 
sunt negligenter prsetereunda , quia scandalizantur in eis 
simplices, & pereunt pro quibus Christus mortuus est : etiam 
dum negli<ñmus minima , inde máxima damna consurgunt, 
& cadunt in errorem muiti ex illis qui stare solide in fi- 
de Catholica videbantur. Proinde in Sacra Scriptura Vulpi- 
bus parvulis demolientibus vine as haretici comparantur , quia 
quasi parvis fraudibus , & occultis anfradibus vineam po- 
puli Dei corrodunt continué & in errorem inducunt. 

XVIII. 

Privilegios de la S. Iglesia de Tuy , y Fueros , dados 

a la Ciudad por el ( B¿y ©. Fernando II. confirmados 

por el Santo (Rey ©. Fernando III. en la Era 

iz8 8. an. 1150. 

1 T7N la Cibdad de Tuy á dos días del mes de Enero 
Fj año del nacimiento de nuestro Salvador Jesu-Chris- 
to de mili & quinientos & diez & siete años , ante los Re- 
verendos Señores D. Johan de Montes Dean en la Iglesia 
Cathedral de la dicha Cibdad , & Gonzalo Afonso Canó- 
nigo en la dicha Iglesia , Oficiales & Vicarios generales en 
lo espiritual & temporal en la dicha Cibdad & Obispado 
de Tuy , Sede vacante , & en presencia de mi Sanjuan de 

Cas- 



Apéndice XVlIL 291 

Castro Escribano & Notario publico jurado de la dicha 
Cibdad & Obispado de Tuy por la au&oridad ordinaria, 
& de los testigos de yuso escriptos , parecieron el Bachi- 
ller Bugarin & García de Cantos Regidores de la dicha 
Cibdad , & Gregorio Parceyro Procurador Sindico de la 
dicha Cibdad , por si & por todos los otros vecinos de 
la dicha Cibdad , & mostraron , & presentaron , & leer fi- 
cieron por mi el dicho Escribano un scripto de pedimen- 
to que su tenor & forma es este que se sigue. 

2 Reverendos Señores , los Regidores & Procurador de 
esta Cibdad hacemos saber a vuestras mds. que a nuestra 
noticia vino que en el Archivo publico desta Iglesia está 
una Sentencia & Privilegio que en el muy alto Consejo 
de sus Altezas se trató & dio entre los vecinos desta di- 
cha Cibdad & el Cabildo desta dicha Iglesia : E porque 
aquel pertenesce a los Vecinos de esta Cibdad , & á nos 
en su nombre , & es común asi afc dicho Cabildo , como á 
la dicha Cibdad j a vuestras mercedes pedimos & suplica- 
mos , que ante todas cosas manden exhibir en juicio la di- 
cha Sentencia & Privilegio , & ansi exhibida fallando ha- 
ber sido dada entre partes & común , & pertenecer á la 
dicha Cibdad & vecinos della , nos manden dar un tresla- 
do concertado con la parte del dicho Cabildo , & firmado 
& autorizado de manera que faga fe en juicio & fuera 
del , para lo qual su noble oficio imploramos , & pedimos 
complimiento de justicia , & juramos que non lo pedimos 
maliciosamente las costas. 

3 % E asi presentado el dicho escripto & leido por 
mi el dicho Escribano , luego los dichos Regidores & Pro- 
curador Sindico de la dicha Cibdad digeron que asi lo 
pedian por testimonio , & juraron en mano de mi el di- 
cho Escribano sobre una señal de Cruz en forma de de- 
recho , quel dicho pedimento no lo hacian maliciosamen- 
te , salvo por ser cosa que pertenecía a ellos & a los 
.Vecinos de la dicha Cibdad : Los dichos Señores Vica- 
rios digeron que lo oían, & que mandaban a mi el dicho 
Escribano notificase a. Alfonso Rodríguez de Bugarin , & 
á Fernán Gs. Canónigos de la dicha Iglesia , en cuyo po- 

T 2* der 



1 y 1 España Sagrada. 

der está el dicho Archivo publico , que busquen & escu- 
driñen en él el dicho Privilegio & Sentencia , & hallándo- 
lo en el lo presenten ante ellos para mañana a hora de 
Audiencia , para que visto el dicho Privilegio & Senten- 
cia , provean & manden lo que fuere justicia : lo qual dí- 
geron que les mandaban asi fagan y cumplan so pena -de 
excomunión , estando presentes por testigos Pero Dalen par- 
te , & Alonso de Cueliar Notario , vecinos desta dicha Cib- 
dad. 

4 % Después de lo susodicho en la dicha Cibdad de 
Tuy este dicho dia mes & año suso dichos , yo el di- 
cho Sanjuan de Castro Escribano notifique el dicho man- 
damiento de los dichos Señores Vicarios a Alfonso Ro- 
dríguez de Bugarin , Canónigo , en su persona , el qual 
dijo que obedecia el dicho mandamiento , & quel busca- 
ría & escudriñada el dicho Archivo publico , donde esta- 
ban las Escripturas de los Señores Dean & Cabildo desta 
dicha Iglesia , & fallándolo el dicho Privilegio & Senten- 
cia , estaba presto de complir lo contenido en el dicho 
Mandamiento , estando presentes por testigos Juan Collazo, 
& Pedro de Saa , Canónigos en la dicha Iglesia. 

5 % Después de lo suso dicho en la dicha Cibdad de 
Tuy a tres dias del dicho mes de Enero & año susodi- 
cho , ante los dichos Señores Vicarios & en presencia de 
mi el dicho Escribano & testigos yuso scriptos , pareció 
Ruy García Canónigo en la dicha Iglesia , Procurador de 
los dichos Señores Dean & Cabildo , & dijo , que Cum- 
pliendo el mandamiento por parte de sus mercedes fecho 
á Alfonso Rodrigues de Bugarin Canónigo , quel como 
Procurador del dicho Cabildo presentaba el dicho Previ- 
lejo & Sentencia originalmente ante sus mercedes , & que 
lo pedia por testimonio. E luego los dichos Señores Vica- 
rios tomaron el dicho Previlejo en sus manos , & visto 
& mirado digeron , que atento en como el dicho Previle- 
gio & Sentencia era pertenecente a ellos & a los Vecinos 
de la dicha Cibdad , por ser dada entre común ; que man- 
daban & mandaron á mi el dicho Escribano sacase del 
dicho Previlejo & Sentencia un treslado, ó dos, ó mas, 

•_ qua- 



Apéndice HVlll, 19$ 

qualcs & quantos el Concejo de la dicha Cibdad quisiese, 
& por bien toviese , sacándolo & concertando los dichos 
treslados presente el Procurador del dicho Cabildo : & así 
sacados los diese '& entregase en publica forma, & signa- 
dos de mi signo al dicho Procurador Sindico , & que en 
el treslado ó treslados que asi yo el dicho Esctibano sa- 
case del dicho Previlejo & Sentencia , & sinase de mi sig- 
no , que ellos interponían , siendo necesatio , su autoridad 
& decreto judicial , paraque mejor valga & faga fe en 
juicio & fuera del , como si fuese el mismo proprio Ori- 
ginal , estando por testigos Bartholome de Montes , & 
Alfonso de Cuchar , Notarios , Vecinos desta dicha Cib- 
dad. El tenor & forma del dicho Previlejo & Sentencia 
Original que yo el dicho Escribano saque de verbo ad ver- 
bum bien & fielmente por mandado de los dichos Seño- 
res Vicarios , es este que se sigue. 

Privilegio de S. Fernando en 4. de Junio del año 1150. 

6 Conoscida cosa sea a quantos esta Carta vieren , co- 
mo sobre pleyto que havie Don Luchas Obispo de Tuy, 
& su Cabildo con el Concejo de Tuy, vinieron ante mí 
D. Fernando por la gracia de Dios Rey de Castilla & de 
Toledo , de León & de Galicia , de Sevilla , de Córdoba, 
de Murcia , & de Jahen , el Obispo por si , & Canónigos 
de la Eglesia por el Cabildo , & ornes buenos por el Con- 
cejo , & yo oí las querellas de amas las partes , & fizlas 
escrebir en una Carta, & oidas las razones de la una & 
4e la otra parte , tove por derecho de lo facer pesquisir, 
& aviniéronse amas las partes que lo pesquiriesen Pelay 
Días , Juis que era de León , & Pedro Alguis de Astor- 
ga : & yo mandé que pesquiriesen sobre aquellas quere- 
llas que me ficieron la una & la otra parte , si era así 
como dicien los unos & los otros , ó non : & envides la 
Carta de las querellas encerrada dentro en la mi carta 
porque les mande facer la pesquisa , & ellos ficieron lá 
pesquisa , & enviaronmela , & las partes fueron emplazadas 
que veniesen ante mi al dia de Cinquesma , que fue en el 

Tvm. XXII. j 3 Era 



2 94 España Sagrada, 

Era desta Carta , pora oir la pesquisa : & á este plazo 
vino el Obispo D. Gilí, & Fernán Yañez Arcediano , & 
Arias Paz Canónigo de Tuy por el Cabildo , & Martin 
Fernandez Boguero , Justicia de la Villa por el Concejo, 
con Carta del Concejo que estarie el Concejo por quan- 
to el ficiese ante mi. 

7 Et Yo vi la pesquisa , & de si mándela veer al Ar- 
zobispo de Santiago , & al Obispo de Palencia , & al Obis- 
po de Segovia , & a Pelay Diaz mió Alcalde : & ante que 
la pesquisa judgasemos , aviniéronse el Obispo & los per- 
soneros del Cabildo , & el personero del Concejo , de me- 
ter el pleyto todo en mi mano , & que estuviesen por 
quanto yo mandase , quier por judicio , quier por ave* 
nencia , quier por otra manera qualquier que yo toviese 
por bien. E Yo ove mió consejo con el Infant Don Alfoñ 
mió fijo , & con el Arzobispo de Santiago , & con los 
Obispos , & con los Ricos-ornes , que eran conmigo , & 
tove por bien & mandé quel Concejo de Tuy pechasen 
mili maravedís al Obispo & al Cabildo , por los denues- 
tos que digieran al Obispo D. Lucas , & á las personas, 
& a los Canónigos de la Iglesia , & porque entraron el 
Iglesia con armas , & encerraron los hombres tras el altar, 
& vertieron las lamparas , & por otras cosas malas & de- 
saguisadas que ficieron al Obispo , & á la Eglesia , que 
non debian facer. E mando que Pedro Melendez la justi- 
cia , & Ferrando Suarez , & Pedro Palombo , que fueron 
mayorales en este fecho, que a un dia de fiesta general, 
que anden en paños de lino , & descalzos , con sendas so- 
gas a las gargantas , & que vengan a la Iglesia mayor á 
que ficieron el yerro , & que se paren ante el altar , & el 
Obispo que les dé aquella penitencia , que les debiere dar: 
& yo diera mayor pena a los del Concejo de Tuy , si non 
porque entendi que el Obispo & el Cabildo ficieran algu- 
nas cosas malas & desaguisadas contra el Concejo , que 
non debieran facer* 

8 Otrosi sobre la contienda que habien el Obispo & 
el Cabildo de Tuy con el Concejo en razón del Señorío, 
que decien el Obispo & el Cabildo que les debie facer el 

Con- 



Apéndice XVlll. 29$ 

Concejo , & el Concejo decien que non les debien reco- 
noscer Señorio > mandé á los unos & á los otros , que me 
mostrasen suas Cartas , & sus Previlegios quantos haber po- 
diesen cada unos'dellos sobrestá razón : & los del Conce- 
jo de Tuy mostráronme una Carta del Rey D. Ferrando, 
mió avueío , de Costumbres & de Fueros que dio a los po- 
bladores de Tuy , quando mudó la puebla de un logar o 
estaba , á otro lugar mas fuerte , o agora esti ; & non fa- 
llé que en aquella Carta diese nin tolliese Señorio al Obis- 
po & á la Iglesia de Tuy : & di cié en un lugar , que si 
el ladrón de otra parte adugiese furto á la Villa , que fue- 
se dado el ladrón al Vicario del Obispo , porque semeja 
que allí se afirmaba mas el Señorio del Obispo & de la 
Iglesia. Demás esta Carta fállela emendada & entreliniada 
en lugares sospechosos , & de dos manos , porque semeja 
que non debie valer. 

9 Et el Obispo & el Cabildo mostráronme sus Pre- 
vilegios , & primeramente mostráronme Previlegio del 
Emperador , & leyemos hy muchas franquezas & muchas 
mercedes , que fizo el Emperador al Obispo & á la 
Iglesia de Tuy , & de como estremó las Eglesias del 
Obispo de las del Cabildo , & las del Cabildo de las del 
Obispo , porque non ovlesen contienda el Obispo con el 
Cabildo de los Canónigos , ni ellos con el Obispo , & fa- 
llamos hy como mandó que los de Tuy fuesen vasallos 
siempre del Obispo , & de la Eglesia de Tuy. E mostrá- 
ronme otro Previlegio del Rey D. Ferrando mió avuelo, 
que confirmaba las franquezas & los donadíos que diera el 
Emperador ai Obispo & a la Iglesia de Tuy : & mandaba 
quel Concejo de Tuy reconosciesen Señorio al Obispo & á 
la Iglesia de Tuy. Et mostráronme otra Carta de mío Pa- 
dre de como otorgaba & confirmaba el Previlegio del Rey 
D. Ferrando mió avuelo , & nombraba toda la Carta del 
Rey D. Ferrando mió avuelo en la suya , & como otor- 
gaba todas las franquezas & los donadios que dio el Rey 
D. Ferrando mío avuelo también del Señorio , como de to- 
das las otras cosas que diera al Obispo & a la Iglesia de 
Tuy : & este Previlegio fue dado dos años antes de su 

T 4 muer- 



2 96 España Sagrada, 

muerte , porque entendiemos que se tovo él Previlegío: 
pues que tan prieto fue dado de su muerte. Et mostrá- 
ronme otra Carta de mió Padre seeliada de seello de cera, 
de como les otorgaba el Relego , & el Detallo , (i) Selle- 
ño poder en la Villa. 

i o Et los del Concejo mostráronme otra Carta de mío 
Padre de como mandó a ornes señalados de la Villa , & 
les dio poder que ficiesen justicia , & de como les ayu- 
dasen chicos & grandes quantos fuesen en la Villa á fa- 
cer justicia , & que si algún pariente de los ornes pode- 
rosos de la Villa ficiese algún tuerto , que el su parien- 
te mas cercano , si fuese en la Villa , quel priese 5 & si este 
pariente non fuese en la Villa , que estos ornes sobredi- 
chos a quien mandó mió Padre facer la justicia , quel pri- 
siese : & por esto temeben ellos & razoáua-, que pues que 
mió Padre metiera el poder de recabdar & de prender 
ornes , & de facer justicia en la Villa en ornes señalados 
del lugar 5 que por aqui se tornaba el Señorío del Obis- 
po & de la Iglesia al Rey & al Concejo : & nos veyendo 
esta Carta , & acatándola afincadamente con D. Alfonso 
mió fijo , & con el Arzobispo de Santiago , & con los 
Obispos de Palencia , & de Segovia , & de Coria , & con 
los otros ornes , & con los alliados que conmigo eran, 
toviemos por bien que por mió Padre dar poder de facer 
justicia a ornes señalados de la Villa , entendiendo que la 
Villa era mal parada , ó por que el Obispo non podie , ó 
non querie , ó non sabie , ó non se atrevie á facer justi- 
cia ante ornes poderosos de la Villa , teniendo el Rey que 
para qui se le parie mal la Villa , & non nombrando en 
la Carta de toller Señorío a la Iglesia, maguer que el Rey 
diese poder a ornes señalados & conoscidos por facer jus- 
ticia : por aqui no se entiende que tuelle Señorio ni po- 
der al Obispo , ni a la Iglesia. 

11 Et yo visto los Previlegios & la,s Cartas de la 
una & de la parte ove mió acuerdo y mió consejo con 
el Infante D. Alfonso mió hijo , & con el Arzobispo , & con 
los Obispos sobredichos , & con los ricos ornes & con los 

allia- 

(1 ) Abajo num% 1 9. 



Jpendice 'KVlIL i$y 

allíados que Conmigo eran, quales Previlegíos , & quales 
Cartas destas deben valer , ó quales non : & catadas las 
fuerzas de los unos Previlegios & délos otros > Alando é do 
por judicio que los Previlegios del Obispo & de la Iglesia de 
Tuy que vallan : & yo confirmólos & otorgólos que valan por 
Siempre : & mando al Concejo de Tuy que reconoscan Señorío 
& que fagan omenage al Obispo , & á la Eglesia de Tuy, 
& sean sus vasallos i & el Obispo es mi Vasallo por la Cib- 
dad de Tuy , & fizóme pleyto & omenage , & puso sus 
manos entre las mias ante mi Corte , & ha de facerme 
guerra & paz , & darme Moneda & conducho , & como 
lo dieron en tiempo de mió Padre , & el Concejo me de- 
be facer hueste > & darme conducho como en tiempo de 
mió Padre 

Fueros de Tuy. 

12 Et el Obispo ha de guardar á los de Tuy aque- 
llos Fueros que son scriptos en aquella Carta que a mí 
mostraron , que mandé escribir en esta mia , que dicen 
asi como manda el Rey D. Ferrando , que qualquier mo- 
rador que sea de la Cibdad de Buenaventura , que dicen 
agora Tuy , que non dé portadgo de sal a aquel Puerto, 
del qual portadgo solie haber la meatat el Castillo de An- 
feza , & la otra mietad el Obispo , & los Canónigos : que 
de las Viñas fechas de que daban el diezmo al Obispo & 
á los Canónigos por fuero , que deaqui adelante no den 
otro diezmo sino aquel que deben dar por Dios. 

13 Et manda , que ningún Merino non sea osado de 
prendar ningún morador desta Villa por alguna caloña que 
non fuere dada a Palacio , si non por homicidio , & por 
rauso, & por furto conoscido , ó por traición conoscida, 
ó por stiercol puesto en la boca , & délas otras cosas : sí 
la colona fuere dada á Palacio , si aquel que la colona 
ficiere , ó oviere casa en la Villa , dé fiador en einquenta 
sóidos , & Sayón no sea osado de entrar en su casa por 
prendar : & si no oviere casa en la Villa , dé fiador en 
einquenta sóidos, & manlevador en sesaenta : & si la ca- 
loña fuere de cosas muebles , 6 de heredamiento , aquel 

qu§ 



zjZ España Sagrada, 

que la cosa ficícre suya por derecho , hayala en paz , & 
el Merino reciba la pena del mal fecho según la quantia 
de la cal5na : & si fuere de ferida del cuerpo , haya la mi- 
tad de la pena el Merino , & la otra mitad el que recibió 
el daño : & ningún Merino non sea osado de venir con- 
tra estas costumbres, & si lo ficiere, ningún de los mo- 
radores de la Villa que defendiendo a si & a sus cosas le 
ficiere algún daño , que non reciba por ent pena ninguna, 
en cuerpo , ni en haber , 5c que ninguno non sea osado 
de defender al Merino lo que pertenesce a su derecho , & 
el que lo ficiere , que reciba la pena de su yerro. 

14 Et si Nave alguna crebare de la garganta del Mi- 
ño tata la Barcela , que ninguno de los de la Villa 
non pierda ninguna cosa de lo que hy oviere por el Se- 
ñor , ó por el Merino de la tierra , ó por algún poderoso; 
& si en otra parte del Regno crebase , quel morador de 
la Villa , dé la quarta parte de quanto hy oviere a la voz 
del Rey , & que torne seguro con todo lo al a su Villa, 
& con su Nave , si haberla podiere : óc que de pan 6 vi- 
no que plantaren en los montes 6 en los logares non la- 
brados , ó en sus heredades proprias , que non den diezmo, 
si non á Dios. E como los encoten sus heredades , & los 
amos de sus fijos & de sus fijas , los que ovieren con 
consentimiento del Señor de la tierra , que hayan tal coto 
qual han las heredades & los amos de los nobles -Caballe- 
ros , si herederos fueren. 

15 Et que los Mercaderes de Tuy que vayan & ven- 
gan seguros por todo el Regno, & que ninguno non sea 
pendrado , si no fuere debdor ó fiador , & si alguno fue- 
re preso , que aquel que le prisiere que le suelte sin da- 
ño , & que peche quinientos sueldos por quel preso : & 
si alguno tollere alMercador de Tuy su haber por fuerza, 
tornegelo doblado , & peche al Rey quinientos sueldos : & 
ruello a todos los moradores de Tuy luytosa & mamadgo, 
& otorgóles libre poder de mandar , & de dejar sus cosas, 
& de facer testamento dellas a quien quisieren á su muer- 
te : & que ninguno non sea osad® de tollerle sus pastos, 
& su lenna para quemar , 6 para facer casas , ó otros 

edi- 



Apéndice XF1IL 199 

edificios , ó navios , si no en los lugares labrados , & de- 
fendidos. 

1 6 Et si alguno viniere 'de otra parte a la Villa de 
Tuy , quier sea fidalgo , quier non , & ficiere hi furto, 
que por la justicia que del ficieren que non pechen na- 
da , ni respondan a parientes , ni a Señores del ladrón por 
iazon de omezillo : & si alguno también de los de la Vi- 
lla , como de los defuera de la Villa , los acaloniare por 
tal omezillo , que peche al Rey quinientos sueldos , & que 
sea hechado del Regno como mal fechor , ca yo non quie- 
ro sofrir los defendedores de los ladrones. E que si algún 
ladrón tragiere furto de otra parte á la Villa , que sea da- 
do el ladrón al Vicario del Obispo , & el furto que lo den 
á cuyo era. 

17 E qualquier que sea de libre poder , & viniere 
poblar a la Villa de Tuy , que venga sin damno : & quel 
ficiere tuerto , que haya la pena que es dicha de suso : & 
como los otorga con todos estos fueros & estas costumbres, 
que son dichas de suso , todos los buenos fueros & las buenas 
costumbres que ovieron del tiempo antiguo & dése tiempo 
en que eran entonce : & que se algún orne fidalgo po- 
blase con ellos , que non oviese mejor fuero que qualquier 
otro de los que hy morasen , & si oviese Señor fuera del 
Regno , oviese su heredad en la Villa , mas que non fue- 
se osado de en la Villa entrar. 

18 Et si el Obispo menguase de facer justicia en la Vi- 
lla , quel debiese facer , ó non guardase a los de la Villa 
los fueros & sus derechos , aquellos que scriptos son en 
esta Carta , que yo que los tenga a fuero & a derecho & 
á justicia , & si por aventura el Obispo ó el Cabildo me 
quisiesen meter el derecho & el Señorio que yo he sobre 
ellos , & sobre la Villa de Tuy , por judicio de Roma , ó 
por otra parte por o yo perdiese alguna cosa del mió 
derecho & del mió Señorio de Tuy , & sabiéndolo Rey por 
verdat , & probándolo , & juzgándolo por corte de Clé- 
rigos & de legos 5 que Yo ni los que regnaren después, 
de mi en León , que non seamos tenudos de guardarles las 
cosas , ni de tenergelas , ni el Concejo lie facerles Seño- 



río: 



3oo España Sagrada. 

rio : & sí este yerro viniese por el Obispo , que! mío Se- 
ñorío & el mió derecho me metiese por Roma , 6 por 
otro juicio , & pesase al Cabildo , & me lo mostrasen que 
les pesaba j quel Obispo perdiese el Señorio , & el Cabildo 
no : & otro si , si el yerro viniese por el Cabildo , & 
pesase al Obispo , & me lo mostrase quel pesaba ; que lo 
pierda el Cabildo , & el Obispo no : & si por el Obispo 
& por el Cabildo comunalmente se me menoscabase mió 
Señorio en la manera que de suso dicho es , probándolo 
yo por verdad , ó qui regnare después de mí en León, 
& juzgándolo por Corte de Clérigos & de legos , que lo 
pierdan todos. 

19 Et aquello que mandamos sobre el Relego , & el De- 
tallo , (1) mandamos que asi sea tenido , quel Obispo ha- 
ya el Detallo cada anno ocho dias en la Feria de Pasco a, 
<§¿ otros ocho dias en la Feria de Sanóla Maria de Agosto : & 
mando que este Detallo non sea tenido sino en pannos: 
& otro si mando quel Obispo haya Relego del dia de San 
Juan Baptista de Junio fasta quince dias , de guisa quel vino 
quel Obispo vendiere en su Relego , que lo pueda vender por 
mas por un dinero á la quarta que se vendía lo mas ca- 
ro al tiempo que se comienza el Relego : & mando que 
en todo el tiempo deste Relego , que ninguno non sea osa- 
do de vender vino en la Villa de Tuy , si no el Obispo de 
Tuy : & quien quier que este Relego quebrantare & non 
guardare , pierda la Cuba con el vino que comenzare a 
vender , & cient sueldos : pero si en tiempo del Relego ve-^ 
niesen Barcas á la Villa , mando que los de la Villa que 
puedan vender sus Cubas de vino á estrangeros para levan 
en las Barcas. 

20 E yo D. Gil [Obispo de Tuy fago omenage a Vos 
Sennor Don Fernando Rey de Castilla , de Toledo , de León, 
de Galizia , de Sevilla , de Córdoba , de Murcia & de 
Jahen , & á todos los que regnaren en León depues de 
vos , por mi & por todos los que fueren depues de mí 

Obis- 

(1) Arriba num.y.al fin. Relego es derecho de vender privativamente e^ 
vino en meses mayores» Detallo , peder vender ¡>or menor. 



Jpendice "XVlll. 301 

Obispos en la Iglesia de Tuy , que vos guarde & que vos 
tenga todas estas cosas que son scriptas en esta Carta leal- 
mente , & verdaderamente como Vasallo a Señor. E yo Fer- 
rant Yanes Arcediano , é yo Arias Paz Canónigo de la Igle- 
sia de Tuy , Procuradores de todo el Cabildo , por nos & 
por el Cabildo de Tuy , que agora es , & por todos los 
otros que vernan después de nos , facemos vos pleyto & 
omenage a vos Señor sobredicho Rey D. Ferrando , & á 
los otros que vernan después de vos que regnaren en León, 
que vos guardaremos & que tengamos todas estas cosas 
que sobredichas son en esta Carta lealmente & verdadera- 
mente como vasallos a Señor. 

21 E yo Martin Frnandez Boguero Justicia de la Villa 
de Tuy , & persoñero del Concejo de Tuy , fago pleyto 
& omenage a vos Señor D. Gil Obispo de Tuy, por mi & 
por todo el Concejo de Tuy , por los que son ¿c por los 
que vernan , que vos guardemos vuestro Señorío & vues- 
tros derechos lealmente & verdaderamente a vos & a los 
que fueren depues de vos Obispos de Tuy , & al Cabildo 
que agora es , & que fuere siempre en la Eglesia de Tuy, 
como vasallos a Señor en todas aquellas cosas que vos de- 
biéremos guardar vuestro Señorio & vuestros derechos. 

22 Et porque esta cosa non venga en dubda , & sea 
mas firme & valla por siempre , Yo sobredicho Rey D. 
Ferrando mandé poner mió Sello de plomo en esta Carta/ 
E yo Maestro Martin que escribi esta Carta. 

23 Fa&a Carta apud Sibillam anno secundo quandovíc- 
toriosissimus Rex Fernandus cepit Sibillam , eodem regnante 
& Xpto , Regis expensis , IIII.o die Julii Era M.a CCa octo- 
gésima octava. Et ego pramominatus Rex Ferrandus reg- 
nans in Castella , & Toleto , Legione , Gallarda , Sibilla, 
Corduba , Murcia & Jahenno , Badallotio , & Baecia , hanc 
Cartam quam fieri jussi manu propria roboro & confirmo. 
Guterius Toletanar Sedis Archiepiscopus Hispaniarum Primas, 
confirmat. Infans Domnus Alfonsus frater Dñi Regis confir- 
mat. Johannes Compostellanae Sedis Archiepiscopus d£ 
Aparicius Burgensis Episcopus of. Nunio Legionensis Eps. 
Df. Rodericus Palentinus Eps. af. Ecclesia Ovetensis vacat, 

Ray- 



3 o a España Sagrada. 

Raymundus Segoviensis Eps. oí Petrus Zamorensís Epísco- 
pus o?. Fernandas Segontiensis Eps. oí Petrus Salamanti- 
censis Eps. oí Egidius Oxomensis Eps. oí Petrus Astorí- 
censis Eps. oí Mathaeus Conchensis Eps. oí Leonardas Ci- 
vitatensls Eps. oí Benedi&us Abulensis Eps. oí Michaet 
Lucensis Eps. oí Aznarius Calagurritanus Eps. oí Johan- 
nes Auriensis Eps. oí Ecclesia Gienensis vacat. Egidius 
Tudens : s Eps. oí Adamus Placentinus Eps. oí Johannes 
Mundomensis Eps. oí Petrus Cordubensís Eps. oí Sancius 
Cauriensis Eps. oí Alfonsus Lupi oí Rodericus Gómez 
Dfirmat. Alfonsus Tellii oí Rodericus Eróles oí Nunius 
Gunsalvi oí Gonsalvus Remirez oí Simón Roderici oí 
Petrus Poncii oí Aivarus Egidii oí Ferrandus Joannis oí 
Ferrandus Roderici oí Rodericus Roderici oí Joannes 
Garsiae oí Aivarus Didaci oí Rodericus Gonsalvi oí Pe- 
lagius Petri oí Gomecius Roderici oí Fernandus Gonsalvi 
maior Merinas in Castella oí Petrus Guterri maior Meri- 
nus in Legione oí Ego Magister Martini Segoviensis jussu 
Magistri Reymundi SegóViensis Epi. Dñi Regis Notarii hanc 
Cartam scripsi. Nimio Frrñdi maior Merinus in Gallarda 
Dfirmat. Aquí está dibujado el Sello Real , en figura redonda, 
con dos circuios : en el centro , una Cruz, de quatro brazos 
iguales , al modo de la que usan los V adres trinitarios calza- 
dos. Cada brazo tims dos colores , blanco , y rojo , contra" 

puestos : la mitad del brazo blanca , opuesta d la mitad del 

otro , roja. El primer circulo dice : SIGNV. FERRADI. 
REGÍS. CASTELL.e ToLLe : LEGIOIS. GALL.e SIBI- 
LLe CORD.u M. I : ( Murcie , Uenni ) En el de afuerai 
Didacus Lupi de Faro Alferiz Dni Regis confírmat. Rode- 
ricus Gundisalvi Maior domus Curias Regis confirmat. T 
luego lo siguiente. 

24 Fue concertado este dicho treslado que de suso va 
encorporado con el dicho J?revillegio oreginal en la dicha 
Cibdad de Tuy a diez 2 ocho días del mes de Abrill 
del dicho año de mili 2 quinientos 2 diez 2 siete años, 
estando presente Ruy García Canónigo , Procurador de los 
Señores del Cabildo desta dicha Iglesia , é asi mismo el Ba- 
chiller Bugarin Regidor de la dicha Cibdad , a los quales 

doy 



Apéndice XVlIL 303 . 

'doy fee que conosco , y estando presentes por testigos al 
ver concertar , cotejar 2 colacionar este dicho treslado con 
el dicho Previlegio oreginal Pero Diz , 2 Alfonso de Cue- 
llar, Notarios, 2 )Pero Fernandez de Jun.co vecinos de la 
dicha Cibdad. E yo el dicho Escribano doy fee que el di- 
cho Previllegio oreginal tenia un Sello de plomo pendien- 
te coa tres filos de color blanco y colorado y amarillo y 
de la una parte di Sello estaba un Castillo , 2 de la otra 
parte un León. 

E yo el dicho Sanjuan de Castro Escribano y Nota- 
rio Publico jurado suso dicho presente fui en uno con los 
dichos testigos a todos los avios suso dichos. E asi mesmo 
al concertar el dicho treslado de suso encorporado di di- 
cho Previllegio oreginal , 2 va cierro e concertado según 
& de la manera que en el dicho oreginal se contiene : 2 
doy fee que al concertar estuvo presente el Procurador del 
dicho Cabildo , & asi mismo el dicho Bachiller Bugarin, 
Regidor de la dicha Cibdad , 2 de mandamiento de los 
dichos Señores Vicarios , 2 de pedimento 2 requerimiento 
de los dichos Regidores , 2 Procurador Sindico de la dicha 
Cibdad , este dicho treslado fiz escribir por mano de otro 
según e de la manera que en el dicho Previllegio oregi- 
nal estaba, letra por letra , & verbo por verbo : & doy, 
fee que conosco al dicho Procurador del dicho Cabildo , 2 
á los dichos Regidores & Procurador de la dicha Cibdad, 
& va firmado de los dichos Señores Vicarios , & sellado 
con el Sello de su Audiencia : e por verdad fiz aqui es- 
te mi signo & firma acostumbrados zi Sanjuan de Castro 
Notarios 

Jo. Decanus Tudensís atque Vícarius -sa 

G. Canonicus atque Vicarius s 



XIX. 



. 3°4 España Sagrada; 

XIX. 

Clemens Papa V. Fr. Simonem , Ordinis Minorum* 
ad Episcopatum promoltct Pacensem auno 
(D. 1308. 

LVENERABILI FRATRI SIMONI EPISCOPO PACEN. 

REgimíní uníversalís Ecclesía: , dísponente Domino , lí- 
cet immeriti , presidentes , circa curam ipsius soler- 
tia reddimur indefessa solliciti , ut juxta pastoralis officií 
debitum commissi nobis Dominici gregis custodiara utiliter 
gerere divina operante clementia studeamus. Et quamquam 
assidue circa singularum Ecclesiarum commoda vigilemus, 
tamen erga illas , que deplorant viduitatis incommoda, 
propensiori sollicitudine ac majori excitamur instantia , ut 
eis preficiamus viros idóneos in Pastores. 

2 Olim siquidem Ecclesia Pacensis per obitum bonae 
memorias Bernardi Episcopi Pacensis , Pastoris solado desti- 
tuta , dile&i filii Capitulum ejusdem Ecclesia primó quon- 
dam Petrum Decanum ejusdem Ecclesiae , & demum eodem 
Decano , antequam sua fuisset elettio confirmata viam uni- 
versa; carnis ingresso, Garsiam Cantorem ejusdem Ecclesia? 
in Pacensem Episcopum elegerunt , quamquam Alphonsus 
Cantor Ecclesie Hispalensis ab uno ejusdem Ecclesix Pacen- 
si Canónico fuisset in Pacensem Episcopum , ut asseritur, 
nominatus. 

3 Hujusmodi autem ele£Honís & nomínationis negotio 
per apellationes partim ad Sedem Apostolicam legitime de- 
voluto , ac eodem Garsia & Alphonso propterea ad Se- 
dem accedentibus supradi&am , tándem idem Alphonsus in 
nostris, di&usque Garsias in dile&i filii nostri Lucas S» 
Mariae in Vialata Diaconi Cardinalis manibus resignatíonem 
hujusmodi de mandato nostro recipientis , omnia vota quas 
dUko Garsi* ex eleftione , praefato vero Alphonso ex no- 



Apéndice ICllC 30 $ 

mínatíoné pratfatís , quomodolibet competebant , sponte ac 
libere resignarunt. 

4 Nos itaque resignationes hujusmodí ratas habentes^ 
ac de ipsius EcclesiasPacensi ordinatione sollicite cogitan- 
tes , ne prolixioris vacationis expósita incommodis rema- 
neret , post dilige.ntem , quam ad pracficiendum eidem Pa- 
censi Ecclesias idoneam ac approbatam personam adhibui- 
mus , * vígílanter in te Ordinem Fratrum Minorum professo , & 
in Sacerdotio constituto , quem litterarum scientia prardi- 
tum , virum quoque vitas laudabilis , conversadoras placi- 
das 9 ac morum honéstate decorum , discretionis & consilií 
maturitate conspicuum , ac in spiritualibus & temporalibus 
circumspectum novimus, noster animus requievit. 

5 Proinde igitur tam gregi Dominico , quam dictas Pa- 
censi Ecclesias intendentes salubriter providere , te de Fra- 
trum nostrorum consilio , & Apostólica: plenitudine potes- 
tatis y ipsi Pacensi Ecclesias in Episcopum prasficimus , & 
Pastorem , curam & administrationem ipsius Pacensis Ecle- 
sias tibi in spiritualibus & temporalibus committendo. Et 
subsequenter tibi fecimus per Venerabilem Fratrem nos- 
trum jLeonardum Episcopum Albanensem muñas consecra- 
tionis impendí : in illo , qui dat gratias , & largitur pras- 
mia , confidentes , quod prasfata Pacensis Ecclesia per tuaí 
industriam providentias a noxiis prasservabitur & adversis, 
optatas quoque prosperitatis spiritualiter & temporaliter 
proficiet incrementis. 

6 Quo circa fraternitatí tuas per Apostólica scripta 
mandamus , quatenus impositum tibi onus a Domino sup- 
portans humiliter , curam & administrationem prasdi&as 
sic diligenter geras , & sollicite prosequaris , quod ipsa 
gubernatori circunspecto ac fructuoso administratori gau- 
deat se commissam, & bonas famas tuas odor ex laudabili- 
bus tuis actibus latius diffundatur , ac praster benedictionis 
asterna: prasmium benevolentias nostras gratiam exinde ple- 
nius merearis. Datum Avinione Idibus Julii anuo quarto. 

* Deest curam. 

Tom. XXII. V XX. 



^06 España Sagrada; 

xx. 

Joannes Tapa X2QT. e'tdem Simoni (Pacensi Episcopo, 

ai Tudensem Ecclesiam translato > ut testamentum 

condere possit facultatem tribuit > die 3. 

(Decembr, armo 1324. 

VENERABILI FR. SIMONI EPISCOPO TUDENSI. 

QUia presentís vitae conditio statum habet instabilem, 
& ea , quae visibikm habent essentiam , tendunt in- 
• visibiliter ad non esse , tu hoc salubri meditatione 
prsemeditans , diem tuas peregrinationis extremum disposi- 
tione testamentaria desideras pra*venire. Nos itaque tuis 
supplicationibus inclinad , ut de bonis mobilibus Ecclesiae 
Pacensis , quam nunc habes , & de iis , quae tibi debentur 
pro fructibus anni praesentis Ecclesiae praelibatae , reservara 
de illis successori tuo Pacensi Episcopo congrua portione, 
libere disponere valeas , debita tua solvendo , familiam re- 
munerando , & pro animx tuae salute eleemosynas , & pro 
exequiis opportuna distribuendo , non obstante quod Ordinis 
Minorum professor existís , auftoritate praesentium tibi con- 
cedimus facultatem , proviso quod prxfatam Ecclesiam non 
dimitías debitis obligatam. Datum Avinione. 3. Nonas De- 
cembris anno nono. 



XXI. 



Apéndice XXI. 307 

XXI. 

Sulla Martini V. anno 1413. pro recuperatione fDice- 

cesis Tudensis in parte ^egni Tortugalix tempore 

schismatis segregáis. 

ILlustríssímís &SereníssimisPríncípibus & Dominis Dominis 
divina favente clementia Castellae & Legionis, ac Portuga- 
lias & Algarbii Regibus, vestrorum Regnorum felicis prosperí- 
tatís augmentum : necnon Reverendis in Christo Patribus 
& Dominis Dominis Dei & Apostólicas Sedis gratia Com- 
postellano , Bracarensi , Archiepiscopis , ac Salamantino, Au- 
riensi , Zamorensi , necnon Portugalensi , Colimbriensi, VI- 
sensi , Elborensi , Lamacensí , omnibusque aliis & singulis 
di&orum Regnorum Castellaa & Legionis , necnon Portu- 
galiae & Algarbii Archiepiscopis , & Episcopis , eorumque 
& cujuslibet ipsorum in spiritualibus & temporalibus Vi- 
cariis & ofñcialibus , necnon universis & singulis Dñis 
Abbatibus , Prioribus , Praspositis , Decanis , Archidiaconis, 
Scholasticis , Cantoribus , Thesaurariis , Sacristis , tam Ca- 
thedralium quam Collegiatarum Canonicis , Parochialium- 
que Re&oribus Ecclesiarum & loca tenentium eorundem, 
Monasteriorum quorumcumque & Religiosorum virorum 
Ministris , Generalibus , Provincialibus , Vicariis , Custodi- 
bus, Guardianis , & S. Joannis Jerosolimitani , & S. Jacob! 
de Spata Magistris , Prioribus , Comendatoribus , praecepto- 
ribus , & ipsorum domorum fratribus , & Conventualibus, 
Praedicatorum , Minorum , Eremitarum S. Augustini , & B. 
Marix Carmelitarum , ac quorumcumque aliorum Ordinum 
fratribus , ceterisque Presbyteris , curatis & non curatis , Vi- 
cariis perpetuas , Cappellanis , & Altaristís : tam R.egularibus 
quam sascularibus , exemptis & non exemptis , Clericis , No- 
tariis & Tabellionibus publicis , quibuscumque praedi&orum 
Archiepiscoporum & Episcoporum , per Civitates & Dioe- 
ceses , ac alias ubilibet constitutis , necnon illustribus Prin- 

V 2 ci- 



■3 o £ España Sagrada. 

cipibus Duardo , Petro , Enrico , Joanni & Fernando Por-» 
tugalia; & ceteris Infantibus , ac Alfonso Comiti de Bar- 
celis , ceterisque Ducibus , Marchionibus , Comitibus , Ba- 
ronibus , Commestabilis , Senescallis , Bavilis , Bailivis, 
officiariis , Militibus , nobilibus , justitiariis , Judicibus eo- 
rumque officialibus quibuscumque curiarum & locorum sae- 
cularia terrarum , civitatum , oppidorum , Castrorum, Uni- 
versitatum , Communitatum, & Villarum, majoribus , necnon 
Redoribus , Advocatis , Capitaneis , Magistris Civium Mi- 
nistratoribus , Scultetis , Proconsulibus , Consulibus , Stabí- 
nis Civibus, oppidanis incolis servientibus -.Notariis , Scribis 
& procuratoribus , ac ómnibus alus & singulis armigeris 
Christi fidelibus, tam in spiritualibus , quam in tempora- 
Hbus ab Ecclesia seu audoritate regia civilem vel tempora- 
lem jurisdidionem mediate vel immediate recipientibus, 
vel habentibus , conjundim vel divisim , quibuscumque no- 
minibus censeantur , & specialiter Joanni Alfonsi Pro-Can- 
tore Portugalensi , 6¿ administratori Tudensi in parte Reg- 
ni Portugalia! Ecclesiarum , necnon Gundisalvo Martini, 
joanni Roderici de Felgueyra pro Canonicis , & generali- 
bus Vicariis Ecciesire Tudensis in dida parte Regni Por- 
tugalia: , Alvaro Alfonsi pro de Cerveyra , Roderico Joa- 
nis , pro de Alabruia Archidiaconis , Roderico Stephani, 
joanni Dominici , Gomecio Martini , Dominico Stephani, 
Laurentio Corrigia , Gundisalvo Velasci , Martino Alfonsi, 
Joanni Dominici , Joanni Fernandi , Joanni Alfonsi , Gundi- 
salvo Velasci , Alfonso Gundisalvi , Joanni Stephani , Do- 
minico Alvari , Garsix Gomecii , Clericis pro Canonicis, 
ac ceteris alus pro perpetuis Beneficiatis sive Porcionariis 
in Ecclesia S. Stephani de Valentía Tudensis Dicecesis se ge- 
rentibus , ac universis & singulis Monasteriorum Abbati- 
bus , Prioribus , Abbatisis , Priorisis , Conventibus , Parochia- 
liumque Ecclesiarum Redoribus , ac Clero & populo in dic- 
ta parte Regni Portugaliae , Reverendo in Christo Patri & 
diledo Joanni moderno Episcopo Tudensi, & ejus succes- 
soribus , ac Decano & Capitulo ejusdem Ecclesia? Tudensis 
Dicccesana lege subjedis , quorumcumque fruduum , reddi- 
tuum , proventuum , jurium , obvenuonum & emolumento- 

rum 



Apéndice XX7. 309 

rum ad ípsos Dominmn Episcopum Decanum & Capitulum 
Ecclesia; Tudensis communiter vel divisim pertinentium 
occupatoribus , detentoribus , omnibusque alus & singulis 
in administratione' Archidiaconatibus , Canonicatibus , Pre- 
bendis , & Beneficiis creatis & ereótis , ut profertur , necnon 
fructibus , redditibus , proventibus , juribus & obventioni- 
bus hujusmodi jam ¿brean intrusis , vel imposterum intru- 
dendis , ac aliis quorum interest , vel intererít , & quos 
infrascriptum tangit negotium , seu tangere poterit , quomo- 
dolibet in futurum quibuscumque nominibus censeantur , & 
quacumque prxfulgeant dignitate 5 PETRUS eadem gratia 
Episcopus Eledensis executor ad infrascripta, una cum in- 
frascriptis nostris in hac parte Collegis cum illa clausula 
quatinus vos , vel dúo aut unus Vestrum, per vos vel alium 
seu aiios , et &c. a Sede Apostólica specialiter deputatus, 
saiutem in Domino , & praesentibus fidem indubiam adhibe- 
re , & mandatis nostris hujusmodi , imó verius Apostolicis, 
firmiter obedire. 

2 Duplices literas executorias, unam videlicet in forma 
Petitio , & aliam in forma Exhibita , nuncupatas , Domini 
?iostri Papa; Martini Quinti unius sententix difnnitivae per 
Reverendissimum in Christo Patrem & Dñm Dñum Lu- 
cidum Sandae Mariae in Cosmedim sacrosanto Romana; 
Ecclesix Diaconum Cardinalem Judicem & Comissarium á 
Sede Apostólica specialiter deputatum de & super restitu- 
tione & reintegratione nonnullorum membrorum , Castro- 
rum, Villarum , & aliorum locorum ac bonorum , fruduum- 
que, reddituum, proventuum , jurium , & emolumentorum 
ad ipsam Ecclesiam Tudensem spedantium pro tempore 
pestiferi schismatis dudum in Ecclesiam didam , & de anno 
Dñi millesimo trecentesimo oduagesimo primo incoepti, & 
nuper in sacro Constantiensi Concilio extirpati , segrega- 
torum sive separatorum , & eorum occasione pro dictis 
Dñis Episcopo , Decano , & Capitulo Ecclesias Tudensis con- 
tra didos Redores , Abbates , Priores , Abbatisas , Priori- 
sas , Conventus Clericorum , & populum didx Dioecesis 
Tudensis in parte Regni Portugalise per didam constitu- 
tionem latas , veris builis plumbeis ipsius Dñi ñri Papa?, 

Tom. XXII. V 3 more 



3 1 o España Sagrada. 

more Romana! Curias impendentibus , & bullatís , sanas & 
integras , non vitiatas , non cancellatas , nec in aliqua suí 
parte suspedas , sed omni prorsus vitio & suspicione caren- 
tes , nobis per venerabilem virum Magistrum Stephanum 
Enricí , * in Romana Curia & didorum Dominorum Joannis 
Episcopi , Decani & Capituli Ecclesia: Tudensis procurato- 
rem , de cujus procurationis mandato nobis legitime cons- 
tabat , coram Notario publico & testibus infrascriptis prse- 
sentatas > Nos cum ea qua decuit reverenda recepisse no- 
veritis , quarum literarum executoriarum , unius videlicet 
informa Petitio , tenor sic incipit. 

2 MARTINUS Episcopus servus servorum Deí. Vene- 
rabiübus fratribus Eledensi , & Mindoniensi Episcopis , ac 
diledo filio Officiali Auriensi , salutem & Apostolicam 
benedidionem. Petitio Venerabilis fratris nostri Joannis 
Episcopi Tudensis , & diledorum filiorum Decani & Capi- 
tuli Ecclesia? Tudensis , nobis exhibita continebat , quod 
licet ab olim didam Ecclesiam infra Regnum Portugalise 
nonnulla , Ecclesias , Monasteria, Prioratus , Capellas , & alia 
beneficia Ecclesiastica , satcularia , & regularia , necnon 
oppida , Villas , Castra , Villagia , & alia diversa loca in 
suis distridibus appendentiis membrorum , & possessionibus, 
juribus & pertinentiis universis Dicecesana lege sibi subjec- 
ta , necnon Episcopus Tudensis , & Decanus didx Eccle- 
sias pro tempore existentes & Capitulum praedidum etiam 
nonnulla , frudus , redditus proventus , & jura , in dida 
parte Dicecesis infra Regnum pra*didum consistentia , com- 
muniter , & divisim habere consueverint , tamen postmo- 
dum , videlicet de ánno Domini millesimo trecentesimo 
oduagesimo primó ,* dum pestiferum schisma nuper in sa- 
cro generali Concilio Constantiensi extirpatum , oriri in- 
cceperat , Clerus & populus partis didx Dicecesis infra 

hujusmodi Regnum, consistentes., a subjedione , juris- 

didione , & obedientía Episcopi tune existentis , & Eccle- 
sia; Tudensis se indebite subtraxerunt , necnon quemdam 

(*) Infra d'tchur Stephanus Tritici , eratque Scholastlcus Ecclesi<£ Tudensis , »/ 
* Urgo ejuidem Bulla Origmalis iegitúr» VidejupraCap. IX,n» 85. pag, Z20, 



Apéndice XXL 311 

Turibium Clerícüm in administratorem earumdem Eccle- Turí- 
síarum , Monasteriorum , Prioratuum , Capellarum , ac ^ ius * 
Ecclesiasticorum sa:cularium & regularium , ac oppidorum, 
Villarum , Castrorüm , Villagiorum , & aliorum locorum, 
necnon fruduum , reddituum , proventum & jurium ad prae- 
fatam Ecclesiam & ejus fabricam , necnon Episcopum , & 
Decanum pro tempore existentes , & Capitulum prsfatos, 
communiter & divisim spedantium , intruserunt : illumquc 
pro adminístratore sea Episcopo Tudensi in dicta parte 
Dioecesis habuerunt , sibique jura Episcopalia , necnon 
frudus , redditus , & proventus ad ipsos Episcopum , De- 
canum , & Capitulum , & Ecclesiam spedantia , tradide- 
runt , & etiam persolverunt. 

4 Et subsequenti post didi Turibii obitum hujusmodí 
schismate adhuc vigente , quidam jfoannes Archiepiscopus T oan- 
Compostellanus ipsi Turibio in dida administratione in vi- nes , 
carium succedens , in Ecclesia S. Stephani de Valentia didse 
Dioecesis , unum de Cerveyra , & alium de Alabruja , Ar- 
chidiaconatus , ac nonnulla , Canonicatus , & Pra:bendas , & 

alia Beneficia Ecclesiastica , de fado erexit , instituit , & 
creavit , illisque nonnulla , frudus , redditus , & proven- 
tus , & jura ad didos Ecclesiam Tudensem ac Decanum, 
& Capitulum , spedantia , applicavit , necnon Archidiaco- 
natus , Canon. & Prasben. & Beneficia hujusmodi diversis 
personis contulit , & assignavit similiter de fado. 

5 Postmodum vero dido Joanne Archiepiscopo de- 
fundo, quidam Antonius frater Ordinis Eremitarum S. Au- 
gustini , ipsi Joanni Archiepiscopo in eadem administratio- * . nto " 
ne similiter in Vicarium succesit , & Episcopum Tudensem; 

ac ipsos Clericos pro Archidiaconis , Canonicis , & Bene- 
ficiatis in dida Ecclesia S. Stephani se gerentibus , Archi- 
diáconos , Canónicos & Beneficiatos Ecclesia: Tudensis 
appellari voluit & mandavit : necnon ipse cum alus Cleri- 
cis supradidis frudus , redditus , proventus & jura ad Epis- 
copum , Decanum , & Capitulum praífatos spedantia occu- 
pavit , detinuit , & usurpavit etiam de fado. Et cum nuper 
in eodem Concilio fuisset provide ordinatum , quod si ab 
aliquibus Ecclesiis , Pradaturis , Dignitatibus, vel alus Bene- 

y 4 fi. 



312 España Sagrada, 

ficiis ecclesiasticis quibuscumque durante hujusmodi schis- 
mate aliqua membra , & Castra , Villas seu alia bona , fruc- 
tus , redditus , & jura quaxumque , de quibus forsan alus 
provisum foret , vel fada collatio seu ¡afeudado segregata 
sive separata forent ; hujusmodi membra , Castra , Villar vel 
alia bona , frudus , redditus , emolumenta, & jura ipsis Eccle- 
sis , Prazlaturis , Dignitatibus , vel alus Beneficiis prasfatis 
tamquam Capiti restitui deberent pariter & reintegran. 
_6 Et successive Gundisaivus Martini , Joannes Roderici 
de Felgueyra Clerici , pro generalibus Vicariis in dida par- 
te dioecesis hujusmodi post obitum didi Antonii , & sub- 
sequentis Joannis Alfonsi , Clericus pro Cantore Ecclesix 
¿° s> " Portugalensis , qui postmodum ipsi Antonio in administra- 
Alfon tione hujusmodi in Vicarium successerit ; necnon Alvarus 
Alfonsi pro de Cerveyra , & Rodericus Joannis pro de 
Alabruia Archidiaconus , Rodericus Stephani , Joannis Do- 
minici , Gomecius Martini , Dominicus Stephani , Lauren- 
tius Corrigia, Gundisaivus Velasci, Martinus Alfonsi, Joan- 
nes Dominici , Joannes Eernandi , Joannes Alfonsi , Gundi- 
saivus Velasci , Alfonsus Gundisalvi , Joannes Stephani, 
Dominicus Alvari , Garsias Gomecii , clerici pro Canoni- 
cis , ac ceteri alii pro perpetuis Beneficiatis sive Porcio- 
nariis in eadem Ecclesia S. Stephani se gerentibus , necnon 
singuli Redores Parochialinm Ecclesiarum , ac Abbates, 
Priores , Abbatissa; , Priorissa; ac conventus Monasterio- 
rum , Prioratuum , & aliorum locorum Ecclesiasticorum , ac 
alii universi Clerus & populus in eadem parte Dioecesis 
degentes , pro parte Episcopi , Decani , & Capituli praxüc- 
torum , fuissent debite requisiti , ut ad obedientiam , uni- 
tatem , & reintegrationem didae Ecclesia; Tudensis cum 
humilitate redirent , & per eos occupata cum suis juribus 
universis eidem Ecclesia; Tudensi restituerent , ac obedien- 
tiam , reverentiam , & honorem débitos eidem Joanni Epis- 
copo exhíberent , juxta ordinationem & decretum Concilií 
memorati, ac frudibus , redditibus & proventibus Episco- 
po , Decano, & Capitulo prxfatis communiter & divisim de- 
bitis responderent ; tamen ipsi Clerici , Redores , Abbates, 
Priores, Abbatissse , Priorissa; , Conventus, Clerus & popu- 
lus 



Apéndice 1ZX1. 313 

lus id faceré neglexerunt , recusarunt , & contradixerunt: 
necnon prsfati Clerici fruttus , redditus , proventns, jura, 
obventiones , & emolumenta ad eosdem Episcopum , De- 
canum, & Capituíum , communiter vel divisim in dicta par- 
te Dicecesis spe£tantia , occuparunt, detinuerunt , ac usibus 
suis applicuerunt. 

7 Prarterea inter ipsum Decanum & Capituíum ex una, 
necnon Clericos, Redores, Abbates, Priores, Abbatissas, 
Priorissas , Conventus , Clerum & Populum prarfatos parti- 
bus ex altera , super prasmissis & eorum occasione materia 

qusestionis &c. & sic finit. Nos Episcopi , De- 

cani , & Capituli supplicationibus inclinati , quas super iis 
ab eodem Lucido Cardinali provide facta sunt , rata ha- 
bentes & grata , dictamque sententiam auctoritate Apostó- 
lica confirmantes , discretioni vestra: per Apostólica scrip- 
ta mandamus , quatinus vos vel dúo , aut unus vestrum , per 
vos , vel alium , seu alios p restitutioni debite de- 
mandan. Episcopum, Decanum , & Capituíum prarfatos, vel 
procuratores suos , ipsorum & cujuslibet eorum nomine 
quantum ipsum contingit , ad corporalem possessionem , vel 
quasi jurisdiCtionis obedientia: jurium , fru&uum , reddituum, 
& proventuum ad ipsos communiter vel divisim , & mensas 
Episcopalem & Capitularem hujusmodi pertinentium , amo-» 
tis exinde dictis Clericis , restituatis , & reintegretis : ipsos- 

que restitutores exigentiam defendat facien- 

tes per Clericos , Rectores , Abbates , Priores , Abbatissas, 
Priorissas, Conventus , Clerum & populum praífatos , Joanni 
Episcopo & successoribus suis Tudensibus Episcopis pro 
tempore , ac Decano & Capitulo prsedictis , communiter 
vel divisim, quantum quemlibet ipsorum contingit, obedien- 
tiam , reverentiam , & honorem sibi. débitos exhiberi , & 
de pr<edi&is perceptis fructibus , & florenorum siimma pro 

dedu&is expensis juxta nistri earumdem condepna- 

tionis 6c taxationis tenorem , plenam & debitam satisfac- 
tionem impendi , contradictores per censuram Ecclesiasti- 
cam appellatione postposita , compescendo. Datum Romas 
apud Santtam Mariam majorem XVI. Kal. Januarias , Pon» 
tificatus nostri anno sexto. 

'AU 



3 1 4. España Sagrada. 

8 Alteríus vero literas executoriae videlícet in forma Ex- 
hibita nuncupata , tenor de verbo ad verbum sequitur , & 
est talis. MARTINUS Episcopus servus servorum Dei. Ve- 
nerabilibas fratribus Eledensi , & Mindoniensi Episcopis , ac 
diledis filio officiali Auriensi , salutem & Apostolicam be- 
nedidionem. Exhibita nobis pro parte venerabilis fratris 
nostri Joannis Episcopi Tudensis , & diledorum filiorum De- 
cani & Capituli Ecclesiae Tudensis , petitio continebat , quod 
olim ipsi in causa per eos contra dilectos filios Joannem Al- 
fonsi pro Cantore Portugalensi & Administratore Tudensi 
in Parte Regni Portugalias Ecclesiarum , necnon Gundisal- 
vum Martini , Joannem Roderici de Felgueyra pro Canoni- 
cis & generaiibus Vicariis Ecclesia; Tudensis in parte Reg- 
ni hujusmodi , Alvarum Alfonsi pro de Cerveyra , Rode- 
ricum Joannis pro de Alabruia Archidiaconis , Rodericum 
Stephani , Joannem Dominici , Gomecium Martini , Domi- 
nicum Stephani , Laurentium Corrigia , Gundisalvum Ve- 
lascí , Martinum Alfonsi , Joannem Dominici , Joannem Fer- 
nandi , Joannem Alfonsi , Gundisalvum Velasci , Alfonsum 
Gundisalvi , Joannem Stephani , Dominicum Alvari , Gar- 
siam Gomecii , clericos pro Canonicis , ac cereros alios pro 
perpetuis beneficiatis , sive portionariis , in Ecclesia S. Ste- 
phani de Valentía Tudensis Dioecesis se gerentibus , nec- 
non universos Monasteriorum Abbates , Priores , Abbatissas, 
Priorissas , Conventus , Parochialium quoque Ecclesiarum 
Redores , ac Clerum & populum in dida parte Regni su- 
per jurisdidione , subjedione , & obedientia Ecclesiarum, 
Monasteriorum , Prioratuum , Cappellarum , & aliorum Be- 
neficiorum Ecclesiasticorum , sascularium , & regularium, 
necnon oppidorum , Villarum , Castrorum , Viilagiorum , & 
aliorum diversorum locorum cum suis distrittibus , appen- 
dentiis, membris , possessionibas , juribus & pertinentiis 
eisdem Episcopo Decano & Capitulo Dioecesana lege sub- 
jedorum , ac super frudibus , redditibus , proventibus , ju- 
ribus , obventionibus , & emolumentis , ad ipsos Episcopum 
Decanum & Capitulum communiter vel divisim spe¿tantibus, 
quac ipsi Clerici , Abbates , Priores , Abbatissa; , Prioríssac, 
Conventus , Redores , Clerus , & populus } etiam communi- 
ter 



jipen di ce XXL ¿ i ^ 

ter vel divisim óccupaverant , & detinuerant , prout deti- 
nebant indebite occupata , frudus percipiendo etiam ex eis- 
dem amota , & in Romana Curia coram dilecto filio nos- 
tro Lucido Sandx Maris in Cosmedim Diácono Cardinal! 
diutius ventilata , unam pro se & contra ipsos Clericos, 
Abbates , Priores , Abbatissas , Priorissas , Conventus , Cle- 
rum, & populum^ per quam inter cetera ipsi Clerici, Abbates, 
Priores, Abbatissa: , Priorissx, Conventus, Redores , Clerus & 
populus , & quilibet eorum quantum ipsum contingit in fruc- 
tibus ex administratione , Archidiaconatibus , Canonicati- 
bus , Praebendis , & Beneficiis hujusmodi , necnon alus bo- 
nis ad Ecclesiam Tudensem , ac Episcopalem & Capitula- 
rem mensas prxfatas communiter vel divisim quomodolibet 
spedantibus , á tempore motas litis hujusmodi citra percep- 
ta & in expensis coram eo in hujusmodi causa legitime 
fadis condepnati extiterant , diffinitivam sententiam repor- 
tarunt , & super executione dito sententise quae etiam nul- 
la provocatione suspensa in rem transivit judicatam , nec- 
non restitutione fruduum , & satisfadione expensarum hu=r 
jusmodi : ( qua: quidem expensas ad centum florenorum au- 
ri summam taxatas fuerunt ) nostras ad vos subscripta for- 
ma literas impetrarunt. Cum autem sicut eadem petitio sub- 
jungebat , Episcopus , Decanus , & Capitulum prasfati du- 
bitetur ne etiam aliqua alii in administratione , Archidia- 
conatibus , Canonicatibus , prasbendis & beneficis curatis & 
eredis in didaEcclesia Sandi Stephani, necnon frudibus, 
redditibus , proventibus , juribus , & obventionibus ad Eccle- 
siam Tudensem & mensas prxfatas communiter vel divisim 
spedantibus , lite hujusmodi sic indecisa pendenti , aut inte- 
rim , se intruserint , vel imposterum intrudant , quidquid 
etiam prasdida: literae & processus earum vigore per vos 
habendi , eisdem Clericis , Abbatibus , Prioribus , Abbatis- 
sis , Priorissis , Conventibus , Redoribus , Clero , & popu- 
lo , tute publicare non possint , pro parte Episcopi , De- 
cani , & Capituli prasdidorum fuit nobis humiliter supplí- 
catum, ut providere sibi super hoc de opportuno reme- 
dio de benignitate Apostólica dignaremur. 
9 Nos igitur hujusmodi supplicationibus inclínatl dís- 

ere- 



3 1 6 Esparía Sagrada* 

cretioni vestra; per Apostólica scripta mandamus, quatínus 
vos , vei dúo , aut unus vestrum per vos , vel alium , seu 
alios ad executionem did# sententiae perinde etiam contra 
hujusmodi in eisdem etiam Administratione , Archidiacona- 
tibus , Canonicatibus , Prarbendis , & Beneficiis curatis & 
eredis , ut pracfertur , necnon frudibus , redditibus , pro- 
ventibus , juribus , & obventionibus hujusmodi jam forsan 
intrusos , vel imposterum intrudendos , quoad possessio- 
nem Administrationis , Archidiaconatuum , Canonicatuum, 
Prxbendarum , & Beneficiorum curatorum , & eredorum, 
ut praefertur , necnon fruduum , reddituum , proventuum, 
jurium, & obventionum hujusmodi , eisdem Episcopo, De- 
cano , & Capitulo , quantum quemlibet eorum contingit 
dumtaxat tradendum , audoritate nostra procedatis, ac si sen- 
tentia ipsa contra eos lata foret. Et nihilominus legiti- 
mis super iis per vos habendis servatis pirocessibus , etiam 
quotiens expedierit aggravare curetis contradidores per cen- 
suram ecclesiasticam appeliatione postposita compescendo. 
invocato ad hoc si opus fuerit auxilio brachii ssecularis. 
Ceterum si eorumdem Clericorum , Abbatum , Priorum, 
Abbatissarum , Priorissarum , Conventuum , Redorum , Cle- 
ri & populi , & aliorum quos hujusmodi processus conti- 
nent pñtia pro monitionibus & citationibus de ipsis facien- 
dis haberi secure nequiret ; Nos vobis processus & moni- 
tionis hujusmodi , ac citationes quaslibet , per edida publi- 
ca in locis afñgenda publicis , & vicinis , de quibus sit 
verisimilis conjectura quod ad notitiam citatorum & mo- 
nitorum hujusmodi pervenire valeat , faciendi plenam & 
liberam concedimus renore prassentium facuitatem : & vo- 
lumus quod processus , monitiones , & citationes ipsos per- 
inde didos monitos & citatos ardent , ac si eis intimatas 
& insinúate personaliter & praesentialiter extitissent , non 
obstantibus Constitutionibus Apostolicis , & alus contrariis 
quibuscumque. Aut si eisdem Abbatibus , Prioribus , Ab- 
batissis , Priorissis , Conventibus , Redoribus , Clero , & 
Populo , vel quibusvis alus communiter vel divisim á prsdic- 
ta Sede indultum exístat quod interdici , suspendí , vel 
excommunicari non possint per literas Apostólicas non fa- 

cien- 



Apéndice %X7. 317 

cíentes plenam & expressam ac de verbo ad vefbum de in- 
dulto hujusmodi mentionem. Datum Roma: apud San&um 
Petrum XI. Kal. ]anuar. Pontificatus nostri anno sexto. 

10 POST QÜARUM QU1DEM literarum Apostolicarum 
executoriarum praesentationem & receptionem productis co- 
ram nobis certis testibus fidedignis ad informandum ani- 
mum nostrum de & super in dictis literis executoriis , m 
forma Exhibita nuncupatis , contentis , ipsisque testibus per 
nos in forma juris rite receptis , juratis , & diligenter exami- 
natis , fuimus per pra:fatum Magistrum Stephanum Enricí 
procuratorem procuratorio nomine quo supra coram nobis 
constitutum cum instantia debita requisiti , quatinus ad exe- 
cutionem dictarum literarum Apostolicarum & contentorum 
in eisdem procederé dignaremur juxta traditam seu direc- 
tam a Sede Apostólica nobis formam. Nos igitur Petrus 
Episcopus , & executor praefatus volentes mandatum Apos- 
tolicum nobis in hac parte directum reverenter exequi ut 
tenemur 5 ideirco auctoritate Apostólica nobis in hac parte 
commissa prxfatos Joannem Alfonsi pro Cantore Portugalensí 
& Administratore Tudensi in parte Regni Portugalia: Eccle- 
siarum , necnon Gundisalvum Martini , Joannem Rodericí 
de Felgueyra pro Canonicis & generalibus Vicariis Ecclesia? 
Tudensis in dicla parte Regni Portugalia; , Alvarum Alfon- 
si pro de Cerveyra, Rodericum Joannis pro de Alabruia 
Archidíacoris , Rodericum Stephani , Joannem Dominici, 
Gometium Martini , Dcminicum Stephani , Laurentium Cor- 
rigia , Gundisalvum Velasci , Martinum Alfonsi , Joannem 
Dominici , Joannem Fernandi , Joannem Alfonsi , Gundi- 
salvum Velasci , Alfonsum Gundisalvi , Joannem Stephani, 
Dominicum Alvar! , Garsiam Gomecii Clericos pro Cano- 
nicis , ac cereros alios se perpetuos Beneficiatos sive Por- 
eionarios in Ecclesia S. Stephani de Valentia Tudensis Dice- 
cesis gerentes , necnon universos ex singulos Mcnasterio- 
rum Abbates , Priores , Abbatissas , Priorissas > Conventus, 
Parochialiumque Ecclesiarum Rectores , ac Clerum & po- 
pulum dicta parte Regni Portugalia: , quorumeumque fruc- 
tuum , reddituum , proventuum , jurium , obventionum & 
emolumentorum in di&a parte Regni Portugalia? existentium, 

a.c; 



3 1 8 España Sagrada, 

ac ad prxfatos Dños Episcopum , Decanum , 8c Capítulum 
Ecclesix Tudensis communiter vei divisim pertinentium occu- 
patores & detentores , ac etiam in eisdem Administratio- 
ne , Archidiaconatibus , Canonicatibus , Prxbendis , & Bene- 
ficiis creatis & eredis , ut prxfertur , necnon frudibus, 
redditibus, proventibus, juribus , & obventionibus hujus- 
modi jam forsan intrusos vel imposterum intrudendos, 
omnesque alios & singulos quorum interest vel intererit, 
communiter vel divisim , ab occupatione & detentione hu- 
jusmodi amovimus , ac tenore prxsentium denuntiamus 
amotos. 

ii Et nihilomínus- eadem audorítate prxfatos Dóminos 
Joannem modernum Episcopum Tudensem , ac Decanum , 8c 
Capitulam Ecclesix Tudensis in & ad corporalem posses- 
sionem vel quasi jurisdidionis obedientix, jurium , fruduum, 
reddituum , proventuum , obventionum & emolumentorum 
hujusmodi restituí mus & reintegramus 5 ac tenore prxsen- 
tium restituimus & reintegramus, investiendo prxfatumMa- 
gistrum Stephanum Tritici procuratorem nomine quo su- 
pra , In personam didorum Dominorum Joannis Episcopi, 
ac Decani & Capituli Ecclesix Tudensis , per anuli nostri 
traditionem & digiti sui impositionem prxsentialiter de eis- 
dem. Et insuper quia ex informatione didorum tesitum per 
nos , ut prxmittitur , receptorum & examinatorum , inve- 
nimus contenta in didis literis Apostolicis veritate fulciri, 
didosque Joannem Alfonsi & alios Clericos , Redores, 
Abbates , Priores , Abbatissas , Priorissas , Conventus , Cle- 
rumque & populum didx Dicecesis in dicta parte Regní 
Portugalix existentes , & alios supradidos jam forsan in- 
trusos vei imposterum intrudendos in Administratione , Archi- 
diaconatibus , Canonicatibus , Prxbendis , Beneficiis , frudi- 
bus & alus supradidis , ut prxdicitur , pro publicatione & 
insinuatione hujusmodi nostrorum processuum in eorum prx- 
sentia aut in eorum Parochiis facienda tute adiri non pos- 
se ;. id circo auctoritate Apostólica, qua supra , prxfatas 
literas Apostólicas executorias ,"'■& hunc nostrum proces- 
süm ac omnia & singula in eis contenta , prxfatis Joan- 
ni Alfonsi , & alus Clericis , Redoribus , Abbatibus , Prio- 

ri- 



Apéndice XXL 319 

ribus , Abbatlssis , Priorissis , Cleroque & populo in di da 
parte Regni Portugalix constitutis superius nominatis , ac 
alus in Administratione , Archidiaconatibus , Canonicatibus, 
Prasbendis , & Beneficiis creatis & eredis , ut prarfertur, 
necnon frudibus , redditibus, proventibus, juribus , & ob- 
ventionibus hujusmodi jam forsan intrusis , vel imposterum 
intrudendis , per' hoc praesens publicum edidum , & in au- 
dientia publica literarum contraditarum more Remana? cu- 
riae legendi , ac Palacii causarum Apostolici , & Basilicae Prin- 
cipis Apostolorum de Urbe , necnon Ecclesia; Cathedralis 
Tudensis , & de Salvaterra , & Guardia , Villarum Parochia- 
lium didae Tudensis Dioecesis in partibus in locis circum- 
vicinis Ecclesiarum valvis, seu portis, affigendi & publicandi: 
vobis vero ómnibus & singulis supradidis legitime intimamus, 
insinuamus , & notificamus , ac ad eorum & vestrum ac 
cujuslibet eorum , & vestrum notitiam deducimus , & de- 
duci volumus per praesentes. Et nihilominus per hoc ídem 
edidum modo & forma praemissis publicandum ckexequendum 
prasfatos Joannem Alfonsi & alios Clericos , Redores , Abba- 
tes, Priores , Abbatissas , Priorissas , Conventus , Clerum , & 
populum didas Dicecesis Tudensis superius nominatos, etiam 
intrusos , vel imposterum intrudendos hujusmodi in Adminis- 
tratione , Archidiaconatibus , Canonicatibus , Prarbendis , Be- 
neficiis , redditibus , & alus supradidis , ut praedicitur , & 
alios quorum interest , vel intererit , communiter vel divi- 
sim requirimus , & monemus primó , secundó , tertio , & 
peremptorié , eisque & eorum cuilibet in virtute sandas 
obedientia? , & sub infrascriptis sententiarum pcenis distride 
pra:cipiendo mandamus , quatenus infra sex dierum spatium 
post publicationem & executionem praesentium in valvis, 
seu portis ante didis modo praemisso fadas immediate se- 
quentes , quorum sex dierum dúos pro primo , dúos pro 
secundo , & reliquos dúos dies, eis & eorum cuilibet pro 
tertio & peremptorio termino ac monitione canónica as- 
signamus , praefato Domino Joanni Episcopo & successori- 
bus suis Tudensibus Episcopis pro tempore , ac Decano & 
Capitulo praedidis communiter & divisim , quantum quem- 
libet ipsorum concernit 3 obedientiam , reverentiam , de no- 
no- 



3io España Sagrada» 

norem débitos cxhibeant realiter & cum éffedu , ac eo- 
rum monitionibus & mandatis pareant & intendant. 

12 MONEMUS insuper modo & forma praemissís, per 
hoc ídem edidum prasfatos joannem Alfonsi <St alios Clerí- 
cos , Redores , Abbates , Priores , Abbatissas , Priorissas, 
Conventus , Clerum & Populum didse Dioecesis Tudensis 
superius nominaros , ac alios quoscumque in Administra- 
tione , Archidiaconatibus , Canonicatibus , Praebendis , & 
Beneficiis creatís & eredis , ut prasfertur , necnon frudí- 
bus , redditibus , juribus , proventibas & obventionibus hu- 
jusmodi jam forsan intrusos vel imposterum intrudendos> 
quatinus mfra sexaginta dierum spatium post publicatio- 
nem & affixionem prassentium in valvis didarum Ecclesia- 
rum fadas immediate sequentes , quorum sexaginta dierum 
viginti pro primo , vigínti pro secundo , & singulos vigin- 
ti dies eis & eorum cuiiibet pro tertio & peremptorio ter- 
mino ac monitione canónica assignamus , praefatis Dñis Joan- 
ni Epo. Tudensi , ac Decano & Capitulo dida: Ecclesix Tu- 
densis communiter 5c divisim , quantum etiam quemlibet ip- 
sorum contingit de didís frudlbus , redditibus , provcnti- 
bus , juribus & obventionibus , necnon alus bonis ai ip- 
sosDñospro tempore Episcopum Tudensem , ac Decanuá 
& Capitulum Ecclesiae Tudensis communiter & divisim , ac 
mensas Episcopalem & Capitularem dida: Ecclesia: Tuden- 
sis pertínentibus , <3c in dida parte Regni Portugalias exis- 
tentibus perceptis , necnon de sexaginta fiorenis auri de 
Camera , boni & justi ponderis , ratione expensarum per 
ipsos Dños Joannem modernum Episcopum Tudensem , ac 
Decanum £¿ Capitulum Ecclesia: Tudensis , seu nomine eo- 
rum in hujusmodi lite & causa fadarum , & in quibus 
ut praífertur , ipsi Joannes Alfonsi & alii Clerici , Redo- 
res , Abbates , Priores , Abhatlssae , Priorissas , Conventus, 
Cierus , &: populus didx partis Dioecesis Tudensis per 
pr&fatumDñm Lucidutn Cardinalem scntentiaüter condep- 
nati existunt , necnon de quadraginta similibus florenis ra- 
tione expensarum pro didis literis executoriis & prxsenti- 
bus nostris processibus fadarum , ad quos quidem quadra- 
ginta florenos expensas hujusmodi provida moderauon. pra:- 

via 



Ápeendice XX7. 521 

vía taxavimus & taxamus per presentes , ipsius Magistrí 
Srephani procuratoris nomine quo supra , super expensis 
ipsis juramento subsecuto; debitam , plenam , & integram 
satisfadionem & absolutionem impendant , & impenderé 
procurent realiter & cum effedu. 

13 QUOD SI FORTE ipsi Joannes Alfonsí , & alii 
Clerici , necnon Hedores , Abbates , Priores , Abbatissse, 
Priorissse , Conventus , Clerus , & populus dida? Dioecesis 
Tudensis superius nominan , necnon quicumque alii intru- 
si vel imposterum intrudendi in Administratione , Archi- 
diaconatibus , Canonicatibus , Prsebendis , Beneficiis , red- 
ditibus , & alus supradidis hujusmodi prxdidis nostris, 
imó verius Apostolicis , monitionibus & mandatis , non pa- 
merint realiter & cum efíedu 5 Nos in eos & eorum quem- 
libet lapsis terminis in didis nostris processibus contentis, 
ex nunc prout ex tune excommunicationis sententiam dida 
canónica monitione prasmissa ferimus in his scriptis , 5c 
etiam promulgamus. Si vero prxfati Joannes Alfonsí , & 
alii Clerici , Redores , Abbates , Priores , Abbatissx , Prio- 
ilssx y Conventus , Clerus , & populus dida: Dioecesis Tu- 
densis supranominati , ac alii quicumque oceupatores & de- 
tentores didorum fruduum , reddituum , proventuum , ju- 
rium , obventionum , necnon alii contradictores & rebelles 
prxmissis nostris , imó verius Apostolicis , monitionibus <Se 
mandatis non paruerit , excommunicationis sententiam temeré 
incurrendo , vos omnes & singulos Dños Abbates, Priores , & 
alias personas Ecclesiasticas supradidas , quibus presentes nos- 
tri processus diriguntur, communiter & divisim requirimus &- 
monemus , vobisque & vestrum cuilibet in virtute sanda; 
obedientiae , & sub poenis infrascriptis , stride prsecipiendo 
mandamus , quatenus singulis diebus Dominicis <5c festivis 
in vestris Monasteriis , Ecclesiis & Cappellis quotiens , de 
quando vobis visum fuerit expediré , & pro parte didorum 
dominorum Joannis Episcopi Tudensis , ac Decani & Capi- 
tuii áittx Ecclesiaj Tudensis , fueritis requisiti , seu alter 
vestrum fuerit requisitus , infra Missarum solemnia dum ibi- 
dem populi multitudo ad divina audienda convenerit , pra> 
fatos Joannem Aifonsi , & alios Clericos , necnon Redores, 
Tam. XXlL X Abba- 



?u Esparta Sagrada. 

Abbates , Priores , Abbatissas , Priorissas , Conventus , Cle- 
rum , & Populum dictas Dioecesis Tudensis , superius no- 
minatos , ac alios quoscumque intrusos jam forsan , vel 
imposterum intrudendos in Administratione , Archidiaco- 
natibus , Canonicatibus , Beneficiis , & alus supradidis , ut 
didum est , sic excommunicatos públicos nuntietis , & ab 
alus ita nuntiari , & ab ómnibus Christi fidelibus ardius 
evitari faciatis , doñee & quousque absolutionis beneficium 
desuper á nobis meruerint obtinere , aut doñee aliud á 
nobis acceperitis in mandatis. 

14 Si vero prxfati Joannes Alfonsi , & alii Clerici, Rec- 
tores , Abbates , Priores , Abbatissac , Priorissx , Conventus, 
Clerus , & Populus dida: Dioecesis Tudensis , superius no- 
minan , ac alii quicumque jam forsan intrusi vel impos- 
terum intrudendi , in Administratione , & alus supradidis 
ut prasmittitur , hujusmodi denunriationem non curaverint, 
sed per quindecim dies post publicationem & affixionem 
prsesentium modo & forma prxmisso fachas immediate se- 
quentes , pertinaciter insorduerint 5 ex tune processus nos- 
tros hujusmodi continuando & aggravando , attendentes 
quod tanto graviora sunt peccata , quanto diutius infelices 
ánimos detinent alligatos , quodque crescente contumacia, 
crescere debeat & pcena , rie facilitas venia; audaciam tri- 
buat deiinquendi , audoritate prasdida qua fungimur in 
hac parte , vos Dños Abbates , Priores , Prepósitos , Deca- 
nos , & alias personas ecclesiasticas requirimus & mone- 
mus , modo quo supra , vobis & vestrum cuilibet sub eis- 
dem infrascriptis pcenis & sententiis distride praxipiendo 
mandamus , quatenus singulis diebus Dominicis & festivis 
quotiens & quando pro parte didorum Dominorum Joan- 
nis Episcopi Tudensis ac Decani & Capituli áidx Éccle- 
slx Tudensis communiter & divisim fueritis requisiti , seu 
aliquis vestrum fuerit requisitus, infra Missarum solemnia, 
dum ibidem populi multitudo ad divina audienda conve- 
nerit , praedictam denuntiationem innovando , prasfatos Joan- . 
nem Alfonsi , & alios clericos , Redores , Abbates , Priores, 
Abbatissas, Priorissas , Conventus , Clerum & Populum didae 
Dioecesis Tudensis superius nominatos , ac quoscumque jam 

for- 



A penJi ce XX/. 3 2, 3 

forsan intrusos vel imposterum intrudendos in Administra- 
tione , Archidiaconatibus , & alus supradidis hujusmodi , sic 
excommunicatos , pulsatis campanis & candelis accensis 3c de- 
mum ad terram projedis , cruce erecta , & Rcligione in- 
duta , aquarn^ benedidam asperge ndo ad fiigandos dasmo- 
nes , qui sic eos detinent ligaros , ac suis laqueis carcera- 
tos , orando quod Dominus noster Jesús Christus ipsos ad 
catholicam fidem & S. Matris Ecclesia: gremium reduccre 
dignetur , nc eos in tali duritia & pervcrsitate permittat 
dies corum finiré , cuna decantatione Responsorii , Revela- 
bunt del i iniquitatem Judie , & cetera , ac Psalmum : Deus 
laudem meam ne tacueris , 6c cetera , cum Antiphona media 
vita , ac hujusmodi Psalmo totaliter finito, ad januas Eccle- 
siarum vesurarum una cum Clericis & Parochianis acceden- 
tes , & ad terrorem , ut ipsi Joannes Alfonsi , & alii Cle- 
rici Redores , Abbates , Priores , Abbatissx , & Priorissas 
Conventus, Clerus , & populus dida; Dicccesis Tudensis su- 
perius nominad , & alii jam forsan intrusi vel imposterum 
intrudendi , in Administratione , Archidiaconatibus , Cano- 
nicatibus , Beneficiis & alus supradidis , ut prxfertur , eo 
citius ad obedientiam redeant , tres lapides adversus domos 
habitationum suarum projiciendo in signum maledidionis 
asternaí quam Deus dedit Datan & Abiron , quos térra vi- 
vos absorbuit , etiam post Missam & in Vesperis , & alus 
quibuscumque horis canonicis , & prsedicationibus , publi- 
cetis : ac supradidas denuntiationes innovando , denuntietis,. 
& ab alus ita denuntiari & publican faciatis , & mande- 
tis , quousque aliud a nobis vel superiori nostro habueritis 
in mandatis. 

15 Si vero prxfati Joannes Alfonsi, & alii Clerici , Rec- 
tores , Abbates , Priores , Abbatissx , Priorissa: , Conventus, 
Clerus, & Populus didx Dicecesis Tudensis, superius no- 
minati , & alii intrusi vel imposterum intrudendi in Ad- 
ministratione , Archidiaconatibus , Canonicatibus , Benefi- 
ciis , & alus supradidis , ut prarfertur , denuntiationem 6c 
innovationem hujusmodi per alios quindecim dies immediate 
sequentes, animo , quod absit, sustinuerint indurato ; ex tune 
processus nostros hujusmodi reaggravando requiratis, & 

X 2 mo- 



3 2. 4 España Sagrada* 

moneatis , auctoritate prxdi&a modo & forma pramíssís, 
omnes & singuios Christi fideles utriusque sexus , quos nos 
etiam tenore pracsentium sic requirimus & monemus , eis- 
que & eorum cuilibet in virtute Santo Obedientiae & sub 
cxcommunicationis poena, quam in quemlibet contra facien- 
tem ferimus in his scriptis, districtius injungatis , prout nos 
etiam tenore prsesentium injungimús , sic eisdem & prarser- 
tim familiaribus & servientibus praefatorum denuntiatorum, 
quatinus infrá sex dierum spatium post monitionem & re- 
quisitionem vestras hujusinodi, ut pracfertur, fa&as, immedia- 
te sequentes , quorum sex dierum dúos piro primo , dúos pro 
secundo,& reliquos dúos dies ipsis familiaribus & servientibus, 
ac universis & singulis Christi fidelibus utriusque sexus pro 
tertio & peremptorio termino, ac monitione canónica, assig- 
netis , quos & nos sic assignamus eisdem , ut ipsi fami- 
liares servientes 7 a familiaritate & scrvitio , ceterique 
Christi fideles omnes utriusque sexus a participatione 8c 
communione ipsorum denuntiatorum , & aggravatorum , pe- 
nitus & omnino desistant , & quilibet eorum desistat , nec 
cum eisdem denuntiatis & aggravatis serviendo , loquendo, 
sedendo , assurgendo , stando , ambulando , salutando , hospi- 
tando , comedendo , bibendo , molendo , cibum, potum, ig- 
nem, aquam , vel alia qusecumque vitas seu usus necessa- 
ria quomodolibet ministrando , aut alio quovis humanitatis 
solado ullo modo amplius participare pracsumant , seu eo- 
rum alter prsesumat. Quod si contrarium fecerint , seu al- 
ter eorum fecerit , Nos in eos & eorum quemlibet contra 
facientem ex nunc prout ex tune, & ex tune prout ex nunc, 
in his scriptis dictam sex dierum canónica monitione prae- 
missa excommunicationis sententiam ferimus , & etiam pro- 

mulgamus. Et nihiiominus omnes & singuios supradic- 

tos , & prajsertim ecclesiasticas personas, modo & forma prse- 
míssis auctoritate qua supra requirimus & monemus, qua- 
tinus singulis diebus Dominicis & festivis , quotiens & 
quando pro parte di&orum dominorum Joannis Episcopi Tu- 
densis , ac Decani & Capituli dito Ecclesia? Tudensis, 
fueritis requisiti , seu alter vestrum fuerit requisitus , pra> 
fatos fanaüiares & servientes di&orum denuntiatorum & 

aggra- 



Apéndice XX7. 325 

aggravatorum, cum eisdem modo pra»misso participantes , 111 
vestrís Monasteriis , & Cappellis infra Missarum solemnia, 
dum ibidem populi multitudo convenerit ad divina audien- 
da , per nos ut prarmittitur exc5municatos publice nuntic- 
. tis , & ab alus denuntiari , & ab ómnibus Christi fidelibus 
ardías evitari faciatis , doñee & quousque absolutionis be- 
neficium meruerint obtinere , & aliud a nobis vel superiorí 
nostro habueritis in mandatis. Volumus autem & dieta auc- 
toritate ómnibus Christi fidelibus prscipimus , ac modo <5c 
forma prxmissis mandamus , sub poenis & sententiis infras- 
criptis, ne aliquís eorum didis denuntiatis,aut alter eorumdem 
quamdiu in hujusmodi rebellione perstiterint vel perstiterit 
& obedire non curaverint, sive non curaverit, super debitis & 
alus negotiis in foro ecclesiastico & saeculari responderé 
prajsumat , sed eis ut praemittitur rebeliibus omnis judicií 
ordo & adus judiciaiis pracludatur penitus & negetur : nec 
eorum testimoniis fides adhibeatur : ipsi tamen aiiis omni- 
no responderé teneantur. 

16 Si vero pr&fati Joannes Alfonsi , & alii Clericí, Rec- 
tores , Abbates , Priores , Abbatissx , Priorissa; , Conventus, 
Clerus & popuius dicta: Dicecesis Tudensis , superius nomi- 
nad , & alii jam forsan intrusi , vel imposterum intruden- 
di in Administratione , Archidiaconatibus , Canonicatibus, 
Beneficiis , & aiiis supradidis , ut pratfertur , sic denuntia- 
ti , aggravati & reaggravati , per alios quindecim dies post 
didos triginta dies immediate sequentes prarmissa omnia & 
singula sustinuerint , animis induratis Pharaonis duritiam 
imitando , ad modum aspidum surdarum aures suas obtu- 
rantium , ne vocem audiant incantantium ; Nos enim ex 
nunc prout ex tune didis quindecim diebus elapsis , quem 
terminum eis & eorum cuilibet super hoc pro primo , se- 
cundo , tertio, & perempeorio termino ac monitione canóni- 
ca assignamus ; omnes & singulas Civitates , Oppida , Tér- 
ras, Castra , Villas, suburbia , quarumeumque Ecclesiarum, 
tam Cathedralium quam Coliegiatarum, Collegia , Parochias, 
& generaliter quxcumque loca in & sub quibus didi de- 
nuntiati , aggravati , & reaggravati fuerint , aut ipsos morari, 
& ad quas & qua: eosdem declinare contigerit , quamdiu 

tom. XXII. X 3 ibi- 



326 Esparta Sagrad a, 

ibidem fuerint , in his scriptis ecclesiastico supponímus ín- 
terdido , mandando vobis ómnibus , & singulis , modo & 
forma quibus supra , sub infrascriptis sententiis & poenis, 
quatenus ex tune quamdiu prajfati Joannes Alfonsi , & alií 
Clerici , Redores , Abbates , Priores , Abbatissze , Priorissac, 
Conventrus , Cierus 3c popuius dicte Dioecesis Tudensis su- 
pranominati , & quicumque alií jam forsan intrusi vel im- 
posterum intrudendi in Administratione, Archidiaconatibus, 
Canonicatibus , Beneficiis , & alus supradidis , ut prxmitti- 
tur , in locis praedidis fuerint , cessetis & ab alus cessarí 
faciatis , apertis januis & in praesentia populi , á divinis. 
Quam quidem cessationem per tres dies, dúos continuos post 
ipsorum seu alteráis eorumdem recessum , continuetis & 
observetis , & ab alus continuad & observad faciatis , & 
permittatis , ita & taliter quod hujusmodi stante Interdic- 
to , nulla sacramenta ecclesiastica in & sub eisdem locis, 
in & sub quibus praedidi denuntiati , aggravati , & reag- 
gravati fuerint , penitus ministrentur , nisi pcenitentia & 
Baptismus ómnibus indiferenter , & Eucharistia infirmis tan- 
tum, ac matrimonium sine ecclesiastica solemnitate contra- 
hatur , in quibus & sub eisdem locis decedentibus ecclesias- 
tica sepultura denegetur. 

17 Si vero prsenominati denuntiati, aggravati & reaggra- 
vati , infra alios quindecim dies didos términos immediate 
sequentes , processibus hujusmodi & mandatis nostris supra- 
didis non paruerint cum eíFedu ( quod Deus avertat ) Nos 
attendentes quod mucrone non proficiente ecclesiastico tem- 
poralis gladius non immerito suftragatur , ut quos timor 
Dei a malo non revocat , temporalis saltem coerceat se- 
veritas disciplinas * HINC est quod vos illustrissimos Prin- 
cipes & Dños Dños Castellaa & Legionis ac Portugaliae & 
Algarbii Reges, justitiae zelatores in Dño exhortamur , nec- 
non Vos Dnos Duces, Comités , Barones , Conestabiks , Ba- 
vilos , Bailivos , justitiarios , Officiarios , Advocatos , Capi- 
taneos , & alios ab ecclesiastica vel audoritate Regia tem- 
poralem jurisdidionem exercentes , quibus presentes nostrí 
processus diriguntur , audoritate Apostólica qua supra te- 
norc praesentium requirimus .& monemus , primo, secundo, 



ter- 



Apéndice XXI. 327 

tertio & peremptorie , comumniter & divisim , vobisquc ní- 
hilominus & vestrum cuilibet in virtute sandas obedientiae 
& sub infrascriptis sententiarum poenis distride praecipien- 
do mandarrias , quatenus infra sex dierum terminum elapsum 
omnium & singulorum terminorum praedidorum , & post- 
quam hujusmodi nostri processus vobis aut vestrum alicuí 
in jurisdidionibus & distridibus vestris fuerint publicad, 
immediate sequentes , quorum sex dierum dúos pro primo, 
dúos pro secundo , & reliquos dúos dies vobis & vestrum 
cuilibet pro tertio & peremptorio termino ac monitionc 
canónica assignamus 5 vos omnes & singuli Dñi Reges, Du- 

ees, Comités , Ofriciales, justitiari & alia; saculares 

& vestrum quilibet , quorum omnium super hoc brachii sav 
cularis invocamus auxilium , quotiens & quando pro parte 
didorum dominorum Joannis Episcopi , ac Decani & Ca- 
pituli dictas Ecclesia: Tudensis pro tempore existentium vi- 
gore prssentium fueritis requisiti , seu alter vestrum fuerit 
requisitus , in juris subsidium contra prasfatos denuntiatos, 
aggravatos, & reaggravatos , audoritate qua supra per cap- 
tionem , invasionem , incarcerationem , & detentionem per- 
sonarum , corporum , & rerum didorum denuntiatorum, 
aggravatorum , & reaggravatorum , insurgatis , & alios in- 
surgere faciatis , ac personas , corpora , & res eorumdem ca- 
piatis , invadatis , incarceretis, & in custodia teneatis, arres- 
tetis , oceupetis per vos vcl alium seu alios , & quilibet 
vestrum qui super hoc requisitus fuerit , capiat , invadat, 
incarceret , & custodiat , detineat , oceupet , ac arrestet li- 
bere & licite, super quibus ómnibus & singulis vobis iici........ 

s ctem per presentes concedimus : didosque denuntia- 

tos , aggravatos , & reaggravatos, ita & taliter astringatis & 
compellatis, potcnter oí manu forti , absque tamen graví 
lesione corporum eorumdem , usque ad integram satisfac- 
tionem omnium & singulorum pramissorum didis Domi- 
nis Joanni Episcopo , Decano , & Capitulo Ecclesix Tuden- 
sis impendentes , ac doñee & quousque didi Joannes Ai- 
fonsi , & alii Clerici , necnon Redores , Abbates , Priores, 
Abbatissae , Priorisss, Conventus , Clerus , & populus dida; 
Dioecesis Tudensis , superáis nominad , necnon alii quicum- 

X 4 que 



328 España Sagrada. 

que jam forsan íntrusí , vel imposterum íntrudendi ín Ad- 
ministratione , Archidiaconatibus , Canonicatibus , Beneficiis, 
& alus supradidis , ut prsefertur , de diclis frudibus , redditi- 
bus , proventibus , juribus , & obventionibus , necnon aliis 
bonis ad ipsos Dóminos pro tempore Episcopum Tudensem 
ac Decanum & Capitulum Ecclesia* Tudensls communiter & 

divisim,ac mensas Episcopalem & Capkularem ejusdem 

supradida parte Regni Portugalia» pertinentibus perceptis, 
necnon de fiorenorum summis pro expensis praxlictis satis- 
fecerint competenter , ac doñee & quousque iidem Joannes 
Alfonsi , & .alii Clerici , necnon Redores , Abbates, Prio- 
res , Abbatissx , Priorissx , Convcntus , Clerus & populus 
áldix Dicecesis Tadensis , superius nominati , & alii intrusi 
vel imposterum intrudendi in Administratione , Archidia- 
conatibus , Canonicatibus , Beneficiis , «Se aliis supradidis, 
ut didum est , denunt i at i aggravati & r^^gravati , a pre- 
didis? rebellione & impedimentis destiterint , & ad gre- 
mium Sandse Matris Ecclesia: redierint , beneficiumque ab- 
solutionis a praxüdis sententiis meruerint obtinere , aut 
aliud a Nobis , vel superior; nostro receperitis in manda- 
tis. 

1 8 INHIBEMUS praeterea vobis ómnibus & singulis su- 
pradidis , tam Ecclesiasticis quam saecularibus personis cu- 
juscumque dignitatis , status , gradus , ordinis , aut prasemi- 

nentia: extiterit , ne prxnominatis Joanni Alfonsi 

Reóloribus , Abbatibus , Prioribus , Abbatissis , Priorissis, 
Conventibus , Clero & populo didas Dicecesis Tudensis , su- 
perius nominatis , necnon aliis jam forsan intrusis , vel im- 
posterum intrudendis in Administratione , Archidiaconati- 
bus , Canonicatibus , Beneficiis , & aliis supradidis , ut prse- 
dicitur , vel procuratoribus eorum nomine , quominus pre- 
sentís nostri processus , & in eis contenta , debite execu- 
tioni demandentur , ac omnia & singula supradida suum 
debitum sortiantur erTedum , impedimentum aliquod prass- 

tetis , seu praestet, nec impedientibus de 

auxilium , consilium , vel favorem , publice vel oceulte, di- 
rede vel indirede , quovis qussito colore. Quod si forte 
vos Illustrissimi & Serenissimi Principes , & Dñi Dñi Re- 
ges 



J pendí ce X3SF. 329 

ges cxécutorés justitias presentís nostri processus & maneta- 
torum nostrorum , imó verius Apostolicorum , transgresso- 
res , contradictores , vel neglectores fueritis , quod tamen 
vestrarum Serenitatum prarfulgidarum in obedientia suspica- 
ri non sinit 5 proculdubio etiam judicium justi judicis ofTen- 

deretis , & p , executione hujusmodi jusritiae á 

Deo paratum nihilominus amitteretis. Et licet vos hujusmo- 
di nostris sententiis infrascriptis prout feruntur & promul- 
gantur , sic ligari nolumus, vobis ob reverentiam vestrarum 
Regalium Majestatum non immerito deferentes intuitu ta- 
men justitia: , & ob sedis Apostólica: & reverentiam ves- 
trarum Serenitatum ad prsefatam executionem efficaciter 
administrandam prout ad ipsas Serenitates vestras spectat 

& pertinet , exhortamur. Si vero vos Reverendis 

Archiepiscopi , Episcopi , Duces , Comités , Barones , Judi- 
ces , Officiales , Justitiarii , & alii prasnominati , tam eccle- 
siastica?, quam saculares personan , supradictis mandatis non 
parueritis , seu alter vestrum non paruerit cum erfe&u , aut 
aliquid in contrarium feceritis , seu alter vestrum fecerit; 
Nos in vos omnes & singulos supradi&os , tam ecclesias- 
ticas , quam saculares personas , si in prasmissis aliquo mo- 
do culpabiles fueritis , aut praedi&is Dnis Joanni Episcopo 

Tudensi, ac Decano & Capitulo impedimentum ali- 

quod prajstiteritis , quominus omnia & singula supradióta 
suum debitum sortiantur effe&um aut impedien. eos dan- 
te auxilium consilium vel favorem , & generaliter in 

singulos contradictores in hac parte & rebelles , excomu- 

nicationis In Capitula vero sive Conventus quorumeum- 

que rebellium , suspensionis a Divinis , necnon in Cas- 
tra , Universitates , Villas , & distri&us ac Monasteria , & 
alia loca quorumeumque inobedientium & rebellium inter- 
dice ex nunc prout ex tune, & ex tune prout 

ex nunc supradictis canonicis monitionibus pramiissis in his 
scriptis ferimus , & etiam promulgamus. Vobis vero Reve- 
rendis Patribus Dfiis Archiepiscopis , & Episcopis , ob re- 
verentiam vestrarum Pontificaiium dignitatum deferendum 
duximus in hac parte , si contra praemissa vel aliquod pra% 
missorum feceritis per vos vel submissam personam > vos 



3 3 o España Sagrada. 

dictis canonicis monitionibus pmnissis ex nunc prout ex 

tune ingressum Ecclesiac & si hujusmodi inter- 

dictum per sex dies postquam ad vestram notitiam perve- 
nerit immediate sequentes , sustinueritis , vos in his scrip- 
tis ex nunc prout ex tune suspendimus á divinis. Si vero 
przefatas interdi&i & suspensionis sententias per alios sex 
dies immediate sequentes sustinueritis animis ( quod absit ) 
induratis ; vos simili canónica monitione prsmissa ex tune 
prout ex nunc , & ex nunc prout ex tune in his scriptis, 
eadem excommunicationis sententia innodamus. 

1 9 CETERUM cum ad executionem ulteriorem hujus- 
modi negotii faciendam nequeamus quoad prxsens pluri- 
bus aliis arduis negotiis in Romana Curia prspediti , per- 
sonaliter interesse , Universis & singulis Dñis Abbatibus, 
Prioribus , Prsepositis , Decanis , Archidiaconis , Scholasti- 
cis , Cantoribus , Sacristis , Succentoribus , tam Cathedra- 
lium , quam Collegiatarum Canonicis , Parochialiumquc 
Re&oribus Ecclesiarum , ac loca tenentibus eorumdem ple- 
banis , vice plebanis , Capellanis curatis , & non curatis, 
Vicariis perpetuis , ceterisque Presbyteris , Ciericis , No- 
tariis , & Tabellionibus publicis quibuscumque per civita- 
tes & Diceceses praedidas , & aliis ubilibet constitutis , te- 
nore prxsentium plenarie committimus literas nostras , do- 
ñee eas ad nos duxerimus revocandas , quosque & eorum 
quemiibet requirimus & monemus , primo , secundo , tertio 
de peremptorie , ipsisque & eorum cuilibet in virtute sanc- 
ta: obedientix & sub excommunicationis poena , quam in 
eos & eorum quemiibet , si ea qus eis in hac parte com- 
mittimus & mandamus , negiexerint contumaciter adimple- 
re; ex nunc prout ex tune ferimus in his scriptis , dis- 
tri&e praxipiendo mandamus , quatenus infra sex dies post 
publicationem & notificationem praesentium ipsis scu eo- 
rum alteri fa&as immediate sequentes , quem terminurn 
eis & eorum cuilibet pro primo , secundo ,tertio & peremp- 
torio termino ac monitione canónica assignamus , prxfatas 
literas Apostólicas executorias , & presentes nosteos proces- 
sus , ac in eis contenta , valvis dictarum & aliarum Civi- 
tatum , ac iocorum vicinorum , ui>i tute fieri poterit , ubi 

quan- 



Apéndice XXL ¿31 

quando & quotíens requisiti uerint, aut alter eorum fue- 
rit requisitus , communiter vel divisim intiment , leganr, 
affigant , publicent, & insinuent , & ad vestrorum & allo- 
rum quorumcumque Christi fidelium in materna lingua & 
alias prout melius poterunt , exponant , & alia praemissa 
cxecutioni debite demande nt. 

20 ET NICHILOMINUS omnia alia & singula nobis 
in hac parte commissa plenarie exequantur juxta traditam 
seu directam a Sede Apostólica nobis formam : ita tamen 
quod ipsi subdelegati nostri , vel alter eorum , aut quicum- 
que alius , nichil in prajjudicium di&orum Dominorum Epis- 
copi , Decani , & Capituli , valeant attemptare : nec in 
processibus nostris hujusmodi & sententiis per nos latís absol- 
vendo vel suspendendo aliquid immutare. Et si forte con- 
tingat , nos in aliquo super praemissis procederé , de quo 
nobis potestatem omnimodam reservamus , non intendimus 
propter hoc commissionem nostram hujusmodi in aliquos 
revocare , nisi de revocatione ipsa specialem & expressam 
in nostris fecerimus literis mentionem. Per hunc autem nos- 
trum processum nolumus , nec intendimus , nostris in aliquo 
praejudicium Collegis , quominus ipsi vel eorum alter , ser- 
vato tamen hoc nostro precessu , possint & valeant in hu- 
jusmodi negotio procederé , prout ipsis vel eorum alteri 
vissum fuerit expediré. Praefatas quoque literas Apostólicas, 
& hunc nostrum processum volumus penes Dños Episco- 
pum Tudensem , Decanum & Capitulum dictas Ecclesias Tu- 
densis pro tempore , vel eorum procuratores , remanere : & 
non per vos, aut quemvis alium , contra ipsorum volun- 
tatem quomodolibet detineri , aut de locis quibus hujus- 
medi processus afhgantur , quomodolibet detineri. Manda- 
mus tamen vobis , & aliis quorum interest , copiam fieri 
de pra;missis ipsam petentibus , & habere debenribus , pe- 
tentium quidem sumptibus & expensis. Contrarium vero fa- 
cientes , prxfatis nostris sententiis , prout in scriptis lata; 
sunt , ipso fado volumus subjacere. Absolutionem vero ora- 
nium & singulorum prasmissorum , qui praefatas riostras sen- 
tentias vel earum aliquam incurrerint , seü incurrerit , quo- 
quomodo nobis , vel superiori nostro tantummodo reser- 
vamus. J-O- 



3 3 i España Sagrada. 

21 LOCA vero audientia? publicas , ac valvarum , & 
locorum praedidorum , tamquam publica & idónea ad pro- 
cessus nostros hujusmodi publicandos , duximus eiigenda. 
ad instar cdidorum publicorum , quae olim in Albo Procu- 
ratorum scribebantur , ut per ipsorum inspedíonem & lec- 
turam cundis fiant manifesta. Volentes igitur & dida auc- 
toritate Apostólica decernentes , quod didi nostri proces- 
sus modo & forma quibus supra publicati praenominatos 
Joannem Alfonsi , & alios Clericos , Redores , Abbates, 
Priores , Abbatissas , Priorissas , Conventos , Clerum 2c 
popuium dida: Dícecesis Tudensis , ac alios quoscumquc 
jam forsan intrusos , vel imposterum intrudendos in Admi- 
nistratione, Archidiaconatibus , Canonicatibus , Benéficas, 
& alus supradidis , ut prxfertur , denuntiatos , aggra va- 
tos , reaggravatos , & eorum quemlibet sic arceat & as- 
tringat , acsi in ipsorum presentía iidem processus lectí 
fuissent & publicati , cum non sic verisimile apud ipsos 
sic denuntiatos , aggravatos & reaggravatos , remanere in- 
cognitum , quod tam patenter & notorie ómnibus extitit 
publicatum. 

22 IN QUORUM omnium & singulorum fidem & tcs^ 
timonium prxmissorum , presentes literas , & hunc nos- 
trum processum ex inde fieri , & per Notarium publicum 
infrascriptum subscribi mandavimus , nostrique sigilli jus- 
simus appensione communiri. Datum & adum Romas in 
domo habitationis nostra: sub anno a Nativitate Domini mille- 
simo quadringentesimo vicésimo tertio. Indidione prima , die 
vero vicésima tertia mensis Januarii , Pontificatus pra:fatí 
Dñi nostri Papse Martini Quinti anno sexto. Prcesentibus 
ibidem Reverendís Patribus Dominis Joanne de Fabreca, 
eledo confirmato Ecclesise Lascurrensis , Sacri Palatii cau- 
sarum Apostolici auditore , fratre Bernardo de Ruppe Or- 
dinis Minorum in Sacra Theología Magistro , & Joanne de 
Campo , Clerico Leodiensts Dioecesis , famiiiari nostro , Tes- 
tibus ad praemissa vocatis specialiter, & rogatis. 

( Signo, ble fa&a d Notario. ) 

Et 



Afi 



bendice XXI. 33$ 

23 Et ego Ugerius Luppi de Galgones , Clerícns Iler- 
densis Dioecesis , publicus Apostólica audoritatc Notarius, 
prxmissis ómnibus sie peradis , & dum ut prcemititur per 
Reverendum in Christo Patrem DominumPetrumEle&ensem 
Episcopum Judicem & executorem praefatum , & coram eo 
agérentur , dicerentur , & fierent , una cum pramomina- 
tis Testibus prxsens interfui , eaque omnia & síngala su- 
pradida sic fieri vidi , & audivi , ac in notam recepi, 
indeque hoc prxsens publicum instrumentum extraxi , sig- 
noque meo consueto simul cum appensione sigiili memo- 
rati Domini Executoris signaví , in fidem & testimoniuru 
omnium & singulorum prsemissorum rogatus & requisitus. 

24 Sigillum ble Carta appensum ex cera rubra , cum ima- 
gine Episcopi , ad cujus pedes stemmata gentilitia : litera qua 
circum , detrita. Ex aversa parte Sigillum , non cera rubri 
colorís, sed nativi. 

25 A tergo Bulla originalis constat , leBam publice a Ma- 
gistro Alphonso de Camporegali , literarum contraditarum Lee- 
tore , ad instantiam Dñi Stepbani Tritici , Scholastici Tuden- 
sis , pradi5li Episcopi & Capituli Tudensis procuratoris : pau- 
loque post Valvis Sacri Palatii instrumentum ipsum affixum y 
demum inde remotum , testatur Notarius publicus bis verbis: 
Ego Henricus Alphusensis , Clericus Osmalgensis Dioecesis, 
publicus Notarius. . . ac Curiae prxdi&x Scriba. . . & aliis 
praemissis interfui , ac affixiones & remotiones prsdi&as 
feci > ideo. . . publicum instrumentum signo & nomine nos- 
tris solitis signaví rogatus. 



FIN DE LA PRIMERA PARTE. 



ÍN- 



334- 



ÍNDICE 

DE LAS COSAS NOTABLES 

DE ESTE TOMO XXII. 



ABobríca , y Adobrica, 
pueblo, Pag. 15. 
Afife , Iglesia. 149- 
S. Agustín. Su Regla en la 
Cathedral de Tuy. 82. 
Dia de su Conversión fes- 
tivo en Tuy. 240. 

Albeos , Monasterio de S. 
Payo. 22. 

Alcabre (Sta. Baya de ) 232. 

Alcañizas. 158. 

Alfaro. 156. 

Alfonso VI. con jurisdicion 
en Galicia. 66. 

— VIL pag. 77. Coronado 
Emperador. 83. Dilatación 
de su Imperio. 84. Reyes 
sus Vasallos. Alli. Año de 
su muerte. 91. 

Algarve , Reyno. 158. 

Alhoya , monte. 4. 68. y 93. 

Anales de Sevilla. Su Autor 
elogiado. 148. 

Ancora , Villar de. 76. 

S. Andrés. Su Capilla en Tuy 
192. al fin. 



Angoares , Monasterio. 22. 
215. 

Anillo pontifical. 188. 

Fr. Antonio de Lisboa Obis- 
po de Valencia del Mi- 
ño. 196. 

Aquas fl avías , Obispado an- 
tiguo. 10. 

Aragonta , Reyna. 22. 

Arcos. 184. 

Arcucelos , Iglesia. 76. 

Arnaido, Herege. 115. 

Arnaldo , Obispo de León. 
118. 120. 

Aunona , pueblo. 20. 

Aura Bellide. 86. 

Aurega , Iglesia. 77. 152. 

Azar , Coco. 77. 



B 



lAdajoz. Su Obispo D. Fr. 
Simón. Pag. 167. 
Balganon , lugar. 235. 
Barcena, Monasterio. 24. 
Barrantes , Monasterio. 21. 
82. 87. 181. 215. 261. 270. 
S. Bartholome , Monasterio. 

21. 



Índice cíelas cosas notables 33 r 

21. 64. Cresconio su Abad. Cedofeyta , Castillo. 93. 

69. Varios Obispos allí. Cemans , Castillo. 157. 

74- 215. Ceponio, Obispo. 27. 

Sta. Baya das Donas , Monas- Cervantes , Cardenal , Obis- 

terio. 22. 102. podeTuy. 213. 

Bayona, pueblo. 15. 24. 102. Cerveyra, apellido. 145. 
—de Francia. 83.' — Arcedianato. 195. 

Beade, Coto. 98. Chanciller de la Revna. 157. 

Benvibre. 85. 93. 98. 267. y sig. 
Berenguela Emperatriz. Año Chantre 

Chaves , 



de su muerte. 86. 

— Madre de San Fernando 
mandó escribir a D. Lucas 
Diácono de León la Histo- 
ria de España. 122. 

Beyro, Iglesia. 128. 

Boso, Cardenal. 75. 

Budiño, Monasterio. 22. 215. 

Buenaventura , barrio. 6. 8. 

Burgo novo. 101. 

Burgos, sus Cortes. 184. 190. 

Burgueyra , Villa. 126. 



de Sevilla. 168. 
Ciudad antigua. 14. 
S. Ciprian , Castro. 24. 
Cisma de la Iglesia. 193. 
S.Claudio deLimia. 102. 
Clavos de la Cruz de Christo 
^fueron quatro. 114. 
Coclear, medida. 99. 
Colina , Iglesia en Coira. 76. 
Comesaña, Iglesia. 98. 
Concilio de Florencia. 221. 
— Lugdunense. 151. 
— Vienense. 1 60. 
— Constanciense. 309. 311. 
Confesor. Que significa esta 

voz ? 46. 
Contador de Argote equivo- 
lAbeza de Baca. 102. cadosobreVespasiano.il. 

Cabral , Iglesia. 222. Contos, Iglesia. 99. 

Caldelas. 159. 161. Contrato del Rey de Portu- 

Camiña (Conde de) 235. y gal, y el Obispo de Tuy. 

sig- 159. 

Canales, Monasterio. 25. Convento. V. Dominicos. 

Candelas incombustibles. 13 7. S. Cosme y S. Damián , jun- 
CapituLres primeros que to á Tuy. 23. 77. 81. 85. 

constan en Tuy. 88. Coya, su Coto. 183. 

Castro, lugar. 235. S. Crispulo y Restituto. 26. 

S. Cathalina de Sena. 240. 
Cazanocos , Villa. 60. 

De- 



336 



D 



DEtallo , que significa? 
Pag. 300. 
Deva ( casal de ) 74. 
Diomedes , Rey de Etolía. 1. 
Dominicos , ü Orden de Pre- 
dicadores. Su entrada en 
Tuy. 149. 173. 
Dragón espantoso, I43. 
Durancia Pérez. 174. 



de este Tomo XXít, 

Sta. Eulalia. 98. Véase Sta,; 

Baya. 
Examen canónico. 79. 
Ezcari, lugar. 235. 



E 



EGiala , muger de Dio- 
medes. 2. 
Egica , partió el Reyno de 

los Godos. 35. 
S. Elena , Castillo. 85. 98. 

267. 
Fr. Elias , compañero de San 

Francisco. 109. 
Elvenos , Monasterio. 21. 
Entienza. 84. 183. 
Entredicho en Tuy. 211. 
S. Epitacio. 26. 
Erizana, pueblo. 18.79. 85. 

264. 
Ermesenda Menendez. 67. 
Ermitaños de Bayona. 23. 
— de Osa. 185. 
Estas , lugar. 237. 
Estebania Añez. 173. 
Estriana, Villa. 101. 
S. Evasio. 26. 



S.T"7 Ara. Véase Sta. Pba^ 
i 1 ra. 

D. Fernando II. de León me- 
joró el sitio de Tuy. 93. 
Prendió al Rey de Portu- 
gal. 95. Establécese el año. 
96. Venció ai Rey D. San- 
cho de Portugal. 99. 

Filgueras. 182. 

Flavia , dictado de varías 
Ciudades. 1 1 . 



G 



GAderanes , Villa. Pag.' 
60. 

Gándara , Iglesia. 76. 237. 

Gandera , Iglesia. 99. 

Genico, monte. S3. 

Gerez , monte , y Via Gey- 
ra. 10. 

Giraido , Abad. 24. 

Gondariz , Iglesia de S. Ba- 
ya. 127. 

Guadalajara, sus Cortes. 189. 

Guarda , Villa. 180. 183. 
192. 

Guido ( Fr. Bernardo ) Obis- 
po de Tuy hasta hoy no 

co- 



de este Tomo XXHj 



conocido* 163. 

D. Guillen , Cardenal , Arce- 
diano de Tuy. 184. i8d. 
col. 2. 

Guillerey. 181. 

Guimiraens , su Libro de Es- 
critura^. 55. 



3*7 



H 



H Enrique Guillermo , Car- 
denal. 208. 
Hermenegildo , Monge de 

Salceda. 54. 
—Conde de Tuy. 39. 
Hermoigio , Obispo de Tuy. 
41. y sig. Hecho prisione- 
ro por los Moros. 43. 
Hoya. Véase Oya. 



1 



Dacío , Obispo. Pag. 13. 
Islas de Bayona. 19. 



L Figurada como 2. Pag. 
» 55. y ei2. Por et. 302. 
Labrugia , Arcedianato. 183. 

195. 
-^Monasterio de S. Christo- 
val. 42. 47. 50. 76. y 127. 
Lagias (Casal de } 128. 
Lambríaca , pueblo. 15 
Tom.XXII. 



Lara. 1 ffi 

Laurezo. 83/ 

Lazoiro. 77. %f¿ 

Leodemanos , ó Leodemo* 
níos , Pag. 6z. 

León , Ciudad perseguida de 
Hereges. 115. Recibe á S. 
Fernando. 143. 

S. Liberata. 17. 

Loboreyro. 159. 

Longovares , Monasterio^ 
127. 

Loreza. 180. 

Lorina , Valle. 1 84. 

Lucas Tudense natural de 
León , y Canónigo de S- 
Isidro. 108. Escribió los 
Milagros de S. Isidoro. 
109. Pasó a Jerusalen. 113. 
Mantúvose en estado de 
Diácono mientras escribió. 
114. Escribió contra los 
Hereges Albigenses. 115. 
132. SuChronicon de Es- 
paña. 122. y 130. Maes- 
trescuela en Tuy , y su 
Obispo. 126. Estuvo en 
la Conquista de Sevilla. 
128. Movióle pleyto la 
Ciudad de Tuy. Alli. Es- 

' cribió Vida y Traslacioa 

de S. Isidoro. 132. 
Luchas en Tuy. 7. 
Lucio, lugar, ióo. 



MA- 



35 3 



Índice de las cosas notahles 



M 



XVXAacedo. Pag. 178. y síg, 
Macedo, Iglesia. 99. 
Madrid ,. sus Cortes. 189. 
S. Mamed de Laurezo. 23, 

83. 86. 263. y 269, 
Manteigada. 227. 
Martin , Abad dei S, Isidro 

de León, no, 
S. Martin , Canónigo de S. 

Isidro de León. 141. 142. 
Meadela. 159. 
Melón , Monasterio. 24. 227, 

y 228. 
Mentrestido, 160, 
Merida , Ciudad, 143. 
Milagros falsos de Hereges. 

en León. 115. 
Milagros de S. Isidoro, 109, 

139. 
Moimenta , Iglesia de, 159. 
Monzón. 159. 
Moreyra, 159. 
Morgadans, Iglesia, 26. 94. 

158, 
Mosende , Casal, 102, 
Mougas, 226. 
Muros , Apellido , común á 

varios Obispos. 234. 
Musco?, olor. 118. 
JMiuzmitas vencidos por D. 

Alfonso VIL pag, 87, 



Nicolás Antonio , citado* 
Pag. 131. y 139. o ; 
Nigran, Coto, io<5, 127. i 2o. 

152. 
Normanos. 61. y sig. 
Notaría mayor, 155. y sig. 



O 



* 



OBispos de Galicia, Quan* 
do se sugetaron á San-* 
tiago? 226. 

Obispos: de Tuy por orden de 
Qbronologia. 

Añila. 27. 

Neufila. 29. 

Gardingo. 30. 

Anastasio. AlU.. 

Adimiro^ ji¿ 

Beato., Allí, 

Genetivo. $2. 

Oppa. AlU. 

Adelfio. 34. 

Diego, 38- 

Branderico., 40. 

Hermoigio. 41. 

Naustio, 49, 

Oveco. 52, 

¡Vimara , oBímarasío. AUL 

Baltario. 54. 

S.yiüulfo. y y. 



59 



Pelagío. 58. 

Alfonso I. pag 

Georgio. 63. 

Aderico. 67. 

Alfonso II. pag. 69. 

Pelayo Meiendez. 79. 

Isidoro. 88. 

Juan I. pag. 92. 

Bertrando , ó Beltran. 97. 

Pedro I. pag. 101. 

Suario. 103. 

Juan Pérez. 104. 

Esteban Egea. 105". 

Lucas. 108. 

Gil Pérez de Cerveyra. 145. 

Ñuño Pérez. 1 jp. 

Fernando Arias. 152. 

Juan Fernandez de Sotoraa- 

yor el I. pag. 154. 
Fr. Bernardo Guido. 163. 
Fr. Simón. 166, 
Rodrigo I. pag. 172. 
Garcial. pag. 177. 
Gómez Prego, ifco. 
Juan de Castro. 181. 
Diego Anaya y Maldonado. 

187. 
Juan Ramírez de Guzman. 

189. 
Juan Fernandez de Sotoma- 

yor II. de estos apellidos. 

191. 
Diego Rapado. 205. 
Rodrigo II. de Torres. 208. 
Juan de Cervantes, Cardenal. 
- 213. 
Garcia II. Martínez de Ba- 

amonde. 220. 



319 



de este TomóXXlL 

Luis de Pímentel. 223. 
Rodrigo de Bergara. 230. 
Diego de Muros. 233. 



Obispos por orden alpbabctic*. 

Adelfio. 34. 

Aderico. 67. 

Adimiro. 3 1. 

Alfonso I. pag. jp. 

— II. pag. 69. 

Anastasio. 30. 

Añila. 27. 

Baltario. 54. 

Beato. 31. 

Fr. Bernardo Guido. 163. 

Bertrando , ó Beltran. 97. 

Branderico. 40. 

Diego. 38. 

—-Anaya y Maldonado. 187. 

— Rapado. 205". 

— de Muros. 233. 

Egidio , Vide Gil. 

Esteban Egea. 105. 

Fernando Arias. 152. 

Garcia I. pag. 177. 

—II. Martínez de Baamonde. 

220. 
Gardingo. 30. 
Genetivo. 32. 
Georgio. 63. 

Gil Pérez de Cerveyra. 147. 
Gómez Prego. 180. 
Hermoigio. 41. 
Isidoro. 88. 
Jorge. 63. 
Juan I. pag. 92. 
—de Castro. 181. 

Y 2 de 



34° 

— de Cervantes 

21.3. 
«— Fernandez de Sotomayor, 

el I. pag. 154. 
*— Fernandez de Sotomayor II. 

de estos apellidos. 191. 
—Pérez. 104. 

—Ramírez de Guzman. 189. 
Lucas. 108. 
Luis de Pimentel. 223. 
Naustio. 49. 
Neufila. 29. 
Ñuño Pérez. 150. 
Oppa. 32. 
Oveco. 52. 
Pedro I. pag. 101. 
Pelagio. 58. 
Pelayo Melendez. 79. 
Rodrigo I. pag. 172. 
-r-II. de Torres. 208. 
— deBergara. 230. 
Fr. Simón. 166» 
Suario. 103. 
S. Viliulfo. 55. 
tVimara , ó Bimarasio. 52. 
Oppa , Obispo de Tuy , no 

lo fue de Ilici. 33. 
Orden de Predicadores. V. 

Dominicos. 
Osa , Sierra. 184. 
Outeiro , Casal. 128. 
Oya Monasterio. 23. 83. 264. 



índice de cosas notables 
Cardenal. 



P Ademe , Iglesia. 74. Con-- 
sagrada. 148. 174. 
Paderni , y Palatini ,, Monas- 
terios. 21. y 6. 80. 
Palacios ( Sta. Maria de ) 76. 
Papebroquio , equivocado. 

48. 

Sobre D. Lucas de Tuy. 
125.133. 
Paramo , Iglesia. ^S. 104. 
Parroquias que perdió Tuy 

en el tiempo del Cisma, 

199. y 226. 
Paterna , Condesa. 80. 
Pazos de Rey. 6. 
Pedro Inicio , Abad de Oya. 

23. 86. 265. 
—IV. Arzobispo de Santiago. 

ni. 
S. Pelayo Mártir. 44. 
Peña de la Rey na. 159. 
Pensó , Iglesia profanada. 74. 
Pesegueyro , y Pesecario. 21» 

164. 
Sta. Phara. 25. 
Pila de fuente notable. 7. 
Pontellas. 232. 
Portella. 159. 
Porto , en contienda con Tuy* 

211. 
Prada de Val de Vez. 1 59. 
Prisión de un Obispo en Por* 

tugal. 238. 
Puente del Miño. 201. 

fU*- 



R 



R 



de este Tomo XXII. 341 

Saxamonde. 98. B. 103. i8j, 
226. 

Setados , Iglesia. 1 04. 126. 
127. 
Amallosa , Iglesia. 127. Sevilla , año de su Conquista. 

147. Autor de sus Aaalca, 
148. 

Silva ( S. Juan de ) 160. 

— ( Fr. Pedro de) no fue Obis- 
po de Tuy. 22 9. 

Fr. Simón , Obispo de Tuy. 
\66. 



. 158. 
Rapado ( Diego ) Obispo de 

Tuy. 205. • 
Rebordechan. 158. 
Receptores de los bienes del 

Obispado. 177. 
Redondela. 183. 

Relego , que significa? 30a Sínodo en Tuy. 240, 
Rial, Villa. 102. Soberoso ^Castillo. 94. 

Rodrigo , Arzobispo de To- Sobrada. 237. 

ledo, quando escribió? 123. Sousa ( Gaetano de) 92. 
Rodrigo, Obispo de León, Soutelo, lugar. 104. 10& 



quando murió? 115. 120. 
Rosal, territorio. 80. 
Rosvvita , Monja de Saxonia, 

48. 
Rumpecilla , Iglesia. 127. 



Fr. Suero Gómez , primer 
Provincial del Ordea 4$ 
Predicadores. 109. 



T 



Ameyga. Pag. 227. • 
/Teans , Iglesia. 1 27. 
Teís , Iglesia. 105. 128. 
Teodomiro Rey de los Sue- 
vos* 75. y 76. coL 2. 
S. Teotonio. 69. 
53. E>. Teresa de Portugal dotó 
la Iglesia de Tuy. 75. 77* 
y sig. 
Tideo, Padre de Diomedes.i. 
Tomiño. 237. 
Santiago. Su Arzobispo Go- Toribio , Obispo de Valencia 
bernadpj: de Tuy. 189. y del Miño. 194. 
9Í¿. Toro , sus Corees. }2¿t 



O A , Iglesia. Pag. 149. 
Sala, Villa. 49. 
Saldaña , Villa. 141. 
Salceda , Monasterio* 22* 

99. 104. 156. y 222. 
Salcidos. 180. 
D. Sancho el Bravo. 152,. 
Santella , Castillo. 157 



3 4- * índice de las 

Torre ( S. Pedro de ) 77. 

Tortóreos. 237. 

Traslación de S. Isidoro , es- 
crita por varios. 134. 

Trigo, Apellido. 220. 

Truite , lugar. 77. 

Turonio, territorio. 79. 84. 
157. 264. Su sitio. 183. 

,Tuy. Etimología de su nom- 
bre. 3. Capital de los Gra- 
vios. Alli, Su sitio primi- 
tivo. 5. y 8. Su amenidad. 
6. Su Diócesi en tiempo 
de los Suevos. 29. Vivió 
aquí el Rey Witiza. 35-, 
Restaurada por el Rey D. 
Ordoñp I. 36. Su Obispo 
refugiado á Iria. 37. Con 
Congrua en Oviedo. 40. 
¡Vacante de la Iglesia de 
Tuy. 61. Tuy agregada 
á Santiago. 63. Restableci- 
da. Alli. Su Cathedral con 
advocación de la Virgen. 
64. y jó. Señorío de la Ciu- 
dad en el Obispo. 68. y jó.. 
Pertenecía á la Metrópoli 
de Braga. 71. Aplicóse á 
Santiago. 226. Hospedó á 
la Reyna D. Urraca. 72. Y 
á otros Reyes. 91. Yáal- 

. gunos Obispos en Concilio. 
74. 179. Restauración de 
su Cathedral en la fabrica. 
75.86.269. Privilegios de 
la Iglesia. 77. 85. 266. 
Partición de Mesas Capitu- 
lar , y Obispal. 90. Fueros 



cosas notables 

de Tuy. 94. 297. Fabrica 
del Templo concluida , y 
consagrada. 107. Sedición 
contra el Obispo. 128. y 
146. 

V u w 

VAlcagia , pueblo , na 
mencionado en los anti- 
guos. 17. 

Valencia del Mino , Colegia- 
ta. 193. Sus Obispos titu- 
lares. Toribio. 194. D. 
Juan , Arzobispo de San- 
tiago. 195. Fr. Antonio de 
Lisboa. 195. Juan Alfon- 
so. 201. 225. 

Valladares , Iglesia. 74. i%$. 

Valladolid , sus Cortes. 18 1. 

Valle de Ornia. 101. 

— de Vice. 65. 76. 

Varedo , lugar. 79. 85. 

Vayna , Rio. 81. 

Veduego , monte. 24. 

Veiga de Limia. 2 1 . 

Velasquita , Reyna. 21. 65. 

Verdoejo , Iglesia. 182. 

Viana , 159. 

S. Vicente , Iglesia. 74. jó. 

Vitorino , Presbytero de 
Tuy. 31. 

Vigo, Puerto. 25.183. 

Vilanova. 192. 

Vilate. 72. 

Viliati , Villa. 67. 

Villacova. 98. 

Vi- 



Villavíeja, 183. 

Villaza. 155. 

Villelasola. 65. 

Vinea, Villa, 50. 59. 72. 81. 

149. 
Violante } hija del Rey D. 
Sancho. 161. 



de este TomoXXfl. 34$ 

Votos de Santiago. 85. 102. 
.Urraca , Infanta , hija de D. 

Fernando I. restableció 4 

Tuy. 63. 
— Reyna : estuvo en Tuy. 72. 
Witiza , gobernó el Rey no 

de los Suevos viviendo su 

Padre. 35. 



Ulbaria , Villa. 94. 

Vosio , impugnado , sobre Uxa, lugar. 235 
Lambriaca. 15. 



FIN. 



*4to. ^ 



BX 

1583 

F¿6 

"t «22 



Florez, Enrique 
España sagrada 



PLEASE DO NOT REMOVE 
CARDS OR SLIPS FROM THIS POCKET 



UNIVERSITY OF TORONTO LIBRARY 



M 














t^míi^ 





•,;*<, 









I 






£g 






i 












4-V